Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Glaucoma

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es el glaucoma?

También conocida como presión intraocular o ceguera por glaucoma, es una de las principales causas que producen ceguera a nivel mundial, presentándose sobre todo en personas mayores de 40 años. Es una patología de carácter grave.
El principal factor desencadenante del glaucoma es la rotura o daño del nervio óptico por un incremento de la tensión ocular.

Tipos de glaucoma

Existen diferentes tipos de glaucoma según las características de cada paciente y el motivo por el que surge la enfermedad. Los dos tipos de glaucoma más comunes son:

  • Glaucoma de ángulo abierto: Se produce cuando el ángulo existente entre la córnea y el iris, aunque esté abierto y sea amplio, no permite que los conductos drenen de forma correcta el humor acuoso al exterior, por lo que los canales se van obstruyendo poco a poco provocando un aumento de la presión ocular interna del ojo y al mismo tiempo se va dañando el nervio óptico.  El aumento de la presión ocular ocurre de forma lenta, a veces imperceptible.
  • Glaucoma de ángulo cerrado: en este caso el iris y la córnea si se encuentran juntos y son los que impiden que se drene el humor acuoso y por tanto se produce incremento de la presión intraocular. Puede producirse de forma súbita o gradual.

Causas del glaucoma

El glaucoma se produce al dañarse el nervio óptico del ojo del paciente debido a un incremento de la presión interna del ojo, lo que provoca que de manera gradual o súbita el campo visual del paciente se ve dañado y cada vez es más reducido.

Debido a la acumulación de líquido en el interior del ojo, llamado humor acuoso, se produce un incremento de la presión intraocular. Esta acumulación de humor acuoso se produce porque se crea un exceso de líquido que el ojo no puede drenar a la velocidad normal y por tanto se queda acumulado dentro del ojo provocando el aumento de la presión ocular.

Síntomas de glaucoma

Los síntomas de glaucoma no solo varían según el tipo de paciente sino de la gravedad y el tipo de glaucoma que presente el paciente.

Los síntomas genéricos del glaucoma son:

  • Pérdida de visión, gradual o súbita.
  • Dolor ocular.
  • Pérdida de la visión periférica.
  • Visión borrosa.
  • Halos de luz.
  • Náuseas y/o vómitos.
  • Rojez ocular.
  • Dolor de cabeza.

Tratamiento para el glaucoma

El daño ocular causado por el glaucoma no se puede revertir, sin embargo se puede contribuir a una mejoría con un correcto tratamiento, el cual suele basarse en:

  • Gotas oculares: se emplean para reducir la presión intraocular, produciéndose menos humor acuoso y mejorar su drenaje.  
  • Medicamentos por vía oral: se suelen indicar en caso de que la presión ocular no se disminuya solo con las gotas.
  • Cirugía:  en algunos casos se recurre a la cirugía como tratamiento para el glaucoma, de forma que mediante diferentes técnicas se trata, generalmente, la malla trabecular para mejorar el drenaje ocular.

Pruebas complementarias del tratamiento de glaucoma

Para diagnosticar un glaucoma en el paciente el médico realizará diferentes pruebas mediante las cuales deberá medir la presión intraocular, una paquimetría para evaluar espesor de la córnea, la presencia de lesiones en el nervio óptico; una gonioscopia para analizar el ángulo de drenaje ocular, así como hacer pruebas para medir el campo visual.

Factores desencadenantes del glaucoma

El principal factor desencadenante del glaucoma es la rotura o daño del nervio óptico por un incremento de la tensión ocular.

Por tanto, cualquier acción que produzca ese incremento de la presión ocular puede ser un factor desencadenante del glaucoma, como por ejemplo una subida de azúcar o por antecedentes familiares o enfermedades crónicas del paciente.

Factores de riesgo del glaucoma

El glaucoma puede aparecer de golpe como presentar síntomas progresivos, por ello es importante conocer si perteneces a uno de los pacientes con factores de riesgo para acudir a revisiones médicas:

  • Edad:  es más frecuente que se de en pacientes a partir de los 40 años.
  • Historia clínica: si el paciente padece presión intraocular o anomalías en la vista como miopía o lesiones. También si padece enfermedades como la diabetes, anemia o problemas cardiacos y de tensión.
  • Antecedentes médicos familiares: si algún familiar del paciente sufre o ha sufrido glaucoma debe acudir al médico a las revisiones correspondientes ya que el riesgo de padecerlo es mayor.

Complicaciones del glaucoma

  • Ceguera.
  • Irritación ocular.
  • Dolores de cabeza.
  • Dolor ocular.

Prevención del glaucoma

  • Revisión periódica ocular.
  • Conocer los antecedentes médicos familiares.
  • Realizar deporte para reducir la presión ocular.
  • Proteger los ojos en actividades con riesgo.
  • Seguir la indicaciones y tratamientos preventivos de su médico.

Especialidades a las que pertenece el glaucoma

El especialista médico encargado del tratamiento del glaucoma es el oftalmólogo, cuya detección temprana contribuye a una mejor recuperación.

Preguntas frecuentes:

¿Cómo es la cirugía del glaucoma?

Existen diferentes tipos de cirugía. La más común es la cirugía láser por la cual se intentan abrir las obstrucciones de la malla trabecular.

¿Qué gotas se utilizan para el glaucoma?

Se emplean gotas oculares que bien reduzcan la presión intraocular, aumenten la función de drenaje de líquido o reduzcan la producción de humor acuoso.

Las más comunes son prostaglandina, betabloqueantes e inhibidoras de anhidrasa carbónica.

¿Cuál es la presión normal del ojo?

La presión normal del ojo debe estar entre los 12 y los 22 mm Hg.

¿Es lo mismo el glaucoma y las cataratas?

No. Las cataratas afectan a la opacidad del cristalino el cual se “araña” y provoca dificultades a la hora de refractar la luz lo que produce problemas de borrosidad a la hora de ver. Por el contrario, el glaucoma lo que produce es un incremento de la presión ocular que daña el nervio óptico y reduce la capacidad de ver.

¿Cuándo aparece el glaucoma?

Según los factores de riesgo de cada paciente aparecerá antes o después, sin embargo, suele aparecer en las edades comprendidas entre los 40 y los 60 años.