Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Faringitis

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la faringitis?

También conocida como dolor de garganta o amigdalitis. Es una enfermedad vírica o bacteriana que se transmite por el aire y el contacto directo por lo que las personas cercanas a quien la padece suele contagiarse. Es una enfermedad tratada por otorrinolaringología y es de tipo leve.
Los factores de riesgo que pueden influenciar a la hora de que un paciente sufra faringitis son sobre todo la edad y la estación del año.

Tipos de faringitis

Se diferencia dos tipos principales de faringitis:

  • Faringitis aguda: Este tipo de faringitis es la más común. Es ocasionada de forma brusca por un virus o una bacteria. Puede aparecer sola o como síntoma de otra enfermedad  como en el  constipado o catarro.
  • Faringitis crónica: En este caso el paciente sufre la faringitis durante varias semanas e incluso meses. Su origen se debe a malos hábitos del paciente, como el consumo de tabaco y/o alcohol, o se deriva de otras enfermedades que padece. Este tipo de faringitis debe ser controlada en el tiempo ya que puede desencadenar en un carcinoma laríngeo (cáncer de laringe).

Causas de la faringitis

La faringitis es un tipo de enfermedad causada por dos tipos de gérmenes:

  • Virus: es la causa más frecuente y a la vez la menos grave.
  • Bacterias: en este caso suelen ser ocasionadas por estreptococos del grupo A. Es menos frecuente y más contagiosa.

Síntomas de la faringitis

La faringitis es una infección en la zona de la garganta por la cual el paciente sufre molestias y dolor en ella. Los principales síntomas que presenta esta enfermedad son:

  • Irritación en la garganta (color rojizo).
  • Puntos blancos en la garganta debido a la infección.
  • Ganglios linfáticos del cuello inflamados (pequeños bultitos que aparecen en el cuello en la zona de las amígdalas).
  • Inflamación de la garganta, doliendo al tragar.  
  • Dolor de garganta.
  • Fiebre.
  • Malestar general.

Tratamiento para la faringitis

La faringitis se desencadena como foco de una infección en la garganta por tanto el tratamiento se basa en la indicación de la toma de antibióticos, mediante ingesta oral principalmente. A las 48 horas posteriores al inicio de la toma de los medicamentos se debe empezar a notar los primeros síntomas de mejoría.

Por otro lado, para reducir el dolor e irritación de garganta y la fiebre el paciente debe tomar analgésicos cada 8 horas aparte del antibiótico.

Para mejorar y agilizar la recuperación el paciente deberá tomar muchos líquidos, preferiblemente agua.

Pruebas complementarias del tratamiento de faringitis

El médico realizará un examen físico al paciente. Primero examinará la garganta para comprobar la presencia de puntos blancos y el nivel de irritación. También analizará los oídos, fosas nasales, ritmo cardiaco y respiratorio para ver si la infección se ha extendido a otras partes del cuerpo.

En caso de considerarlo necesario puede solicitar un exudado de garganta (consiste en tomar una muestra de la infección de la garganta con un palito esterilizado) para analizar el origen y tipo de la infección.

Factores desencadenantes de la faringitis

Según el tipo de faringitis que presente el paciente, así serán los factores que la hayan desencadenado. En caso de ser una faringitis aguda los factores desencadenantes serán virus y bacterias. Por el contrario, si se trata de una faringitis crónica los factores que la desencadenan son malos hábitos u otras enfermedades que tiene el paciente.

Factores de riesgo de la faringitis

Los factores de riesgo que pueden influenciar a la hora de que un paciente sufra faringitis son sobre todo la edad y la estación del año.

Este tipo de enfermedades es más frecuente en niños y jóvenes y en las épocas de cambio de estación, debido a las variaciones radicales de temperatura.

Complicaciones de la faringitis

  • Infección en otras zonas del cuerpo: oído, nariz, piel, amígdalas, etc.
  • Fiebre reumática.
  • Escarlatina.
  • Inflamación de órganos.

Prevención de la faringitis

  • Lavarse la manos con frecuencia, sobre todo antes de ingerir alimentos.
  • Evitar el uso compartido de objetos personales.
  • Al estornudar o toser taparse la boca con la mano o un pañuelo.
  • No fumar.
  • Evitar tomar alimentos demasiado fríos o demasiado calientes.

Especialidades a las que pertenece la faringitis

La faringitis es una enfermedad tratada por especialistas de Otorrinolaringología. Para ser otorrino es necesario cursar el grado en medicina, examen MIR y la formación en hospital como médico residente en otorrinolaringología durante 4 años.

Preguntas frecuentes:

¿Qué se debe tomar para una faringitis?

Antes de tomar ningún medicamento debe acudir al médico. Generalmente si es una faringitis vírica le recetarán analgésicos para el dolor, inflamación y fiebre. Si es bacteriana se añade  un antibiótico.

¿Cómo se transmite el estreptococo?

El estreptococo es una bacteria que se transmite por el contacto directo a secreciones nasales, de la garganta o heridas en la piel.

¿Cuánto tiempo dura una faringitis?

Una vez que se inicia el tratamiento para la faringitis el paciente debe sentirse mejor a las 48 horas y a los cuatro o cinco días deberá estar recuperado.

¿Qué es una faringitis vírica?

La faringitis vírica es la que está ocasionada por un virus, por tanto no puede ser tratada con antibióticos.

¿Qué es una faringitis aguda?

La faringitis aguda es la ocasionada por virus y/o bacterias de forma brusca. Sus síntomas e infección duran entre 4 y 5 días.