ETS

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es una ETS?

Las ETS, enfermedades de transmisión sexual, son el conjunto de enfermedades que se contagian de una persona a otra mediante el contacto sexual. También se conocen como enfermedades venéreas, enfermedades sexuales o infecciones de transmisión sexual (ITS). Las enfermedades de transmisión sexual son causadas por el contagio de virus, bacterias y parásitos, pudiéndose contraer por cualquiera persona que realice prácticas sexuales sin protección, tanto hombres como mujeres. Pertenecen a la especialidad de enfermedades infecciosas y son consideradas enfermedades de tipo grave.
Las enfermedades de transmisión sexual, ETS, suelen ser tratadas con antivirales y antibióticos.

Tipos de ETS

Las ETS pueden estar causadas por virus, bacterias, parásitos u hongos, diferenciándose 20 tipos diferentes, de las cuales las más comunes son:

  • VIH: virus de la inmunodeficiencia humana, es una de las ETS más graves. Recibe el nombre de SIDA, síndrome de inmunodeficiencia adquirida, en su fase terminal.
  • Gonorrea: no siempre presenta síntomas, pero puede llegar a ser una enfermedad muy grave. Provoca la inflamación de las vías urinarias y de los genitales y aumenta en exceso el flujo genital.
  • Sífilis: producida por una bacteria y que provoca alteraciones cutáneas al producirse úlceras.
  • Herpes genital: se producen llagas y úlceras en la zona de los genitales, provocando  irritación, ardor e inflamación de la zona. Se puede transmitir antes de presentar síntomas.  

Causas de las ETS

Las principales causas de las ETS se deben a la presencia, en el organismo, de bacterias, virus, parásitos u hongos, infectado tras la práctica de relaciones sexuales.

Síntomas de una ETS

Según el tipo de ETS que presente el paciente así serán los síntomas. No obstante, algunos de los síntomas son comunes en distintas enfermedades:

  • Llagas o úlceras en la zona bucal o genital.
  • Dolor o ardor genital.
  • Anomalías en el flujo vaginal.
  • Sangrado vaginal fuera del ciclo menstrual.
  • Fiebre y malestar.
  • Erupciones cutáneas.

Tratamiento para las ETS

Las enfermedades de transmisión sexual suelen ser tratadas con antivirales y antibióticos. En los casos en los que la enfermedad está muy desarrollada y los pacientes presentan gravedad, además del tratamiento con medicamentos, se realizan terapias psicológicas para que el paciente lo afronte de la mejor manera posible.

Pruebas complementarias del tratamiento de ETS

Para determinar si un paciente sufre o no una ETS se realizan las siguientes pruebas:

  • Análisis sanguíneo: se extrae una muestra de sangre del paciente para analizarla y evaluar si existen parámetros indicadores de ETS.
  • Análisis de orina: al igual que en el análisis de sangre, se toma una muestra de orina para determinar si existen patógenos causantes de la enfermedad.
  • Muestras de la zona: en caso de que se manifiesten síntomas externos como úlceras, llagas, eczemas o flujo genital extraño, se tomará también una muestra para analizar.

Factores desencadenantes de una ETS

El factor desencadenante de una enfermedad de transmisión sexual (ETS) es la práctica de relaciones sexuales sin el uso de protección y sin haberse realizado ambas partes las pruebas específicas para cerciorarse de que no padecen ni son portadores de ninguna ETS.

Factores de riesgo de una ETS

El factor de riesgo a la hora de adquirir una ETS es principalmente la práctica de relaciones sexuales, sobre todo sin protección. Además, mantener relaciones sexuales con diferentes personas incrementa el riesgo de contraerlas, a la vez que mantener relaciones sexuales con aquellas personas que padecen o están infectadas de alguna ETS, y aún más si no se usa protección.

Complicaciones de las ETS

  • Infertilidad.
  • Virus del papiloma humano (VPH)
  • Anomalías cardiacas.
  • Cáncer rectal.
  • Riesgos durante el embarazado.

Prevención de las ETS

  • Usar protección sexual en tus relaciones.
  • Cumplir la cartilla de vacunación.
  • Realizarse análisis para detectar las infecciones.
  • Conocer si la persona con la que mantienes relaciones sexuales es portador o padece alguna ETS para tomar las precauciones necesarias.

Especialidades a las que pertenecen las ETS

La especialidad médica encargada de tratar las ETS es enfermedades infecciosas.

Preguntas frecuentes:

¿Qué es la tricomona vaginal?

La tricomona vaginal, también conocida como tricomoniasis, es un tipo de ETS producida por un protozoo, el Trichomonas vaginalis. Es una de las enfermedades de transmisión más comunes y a la vez de las más fáciles de curar. Los síntomas son variados y muchas veces ni siquiera se manifiestan. Generalmente estos síntomas son picor e inflamación de las zonas sexuales.

¿Qué es la clamidia?

Es un tipo de ETS causado por una bacteria llamada Chlamydia trachomatis. Afecta al cuello del útero, la garganta y el recto.

¿Qué causa la sífilis?

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual causada por la bacteria Treponema pallidum, que infecta al organismo a través de las membranas mucosas de los genitales.

¿Cuánto tarda en manifestarse una ETS?

El tiempo en el que se manifiesta una ETS varía según el tipo, pueden ir desde 7 hasta 28 días o incluso no presentar síntomas.

¿Cómo puedo saber si tengo una ETS?

En primer lugar debes observar si padeces síntomas anómalos y acudir al médico a realizarte las pruebas correspondientes al diagnóstico de ETS, las cuales suelen ser: análisis de sangre, análisis de orina, examen pélvico y extracción de una muestra de tejido del cuerpo.