Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Esquistosomiasis

Esquistosomiasis

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la esquistosomiasis?

La esquistosomiasis es una enfermedad parasitaria producida por un gusano conocido como Schistosoma, que se transmite por trabajar o bañarse en aguas infectadas. Está presente en 78 países y de estos, en 52 se considera enfermedad endémica. Hay unos 200 millones de personas infectadas en todo el mundo. Se da en zonas tropicales y subtropicales, y un 92% de las personas que se encuentran enfermas pertenecen a África. Los niños y las mujeres embarazadas son los más sensibles a la infección. Es una enfermedad con una alta tasa de morbilidad, aunque su mortalidad no es muy alta, si bien no es muy conocida, ya que hay mortalidad que se produce por causas relacionadas con la esquistosomiasis.  Es una enfermedad considerada de tipo grave.
La esquistosomiasis debe ser tratada por un médico de medicina interna especialista en enfermedades tropicales.

Tipos de esquistosomiasis

Los tipos de esquistosomiasis son:

  • Esquistosomiasis intestinal: Schistosoma japonicum, Mekongi e Intercalatum, son los tipos de esquistosomas que lo producen. Afecta al sistema digestivo, donde se queda el esquistosoma.
  • Esquistosomiasis urogenital: afecta a la vejiga, los uréteres, los riñones y el aparto genital, y es producido por el Schistosoma haematobium.

Causas de la esquistosomiasis

Las causa es el contacto con aguas dulces infectadas por los parásitos que van a penetrar a través de la piel.

Síntomas de la esquistosomiasis

  • Síntomas de la esquistosomiasis intestinal: diarrea, dolor abdominal, sangre en las heces, aumento del tamaño del hígado y ascitis (presencia de líquido en la cavidad abdominal), hipertensión portal y aumento de tamaño del bazo.
  • Síntomas de la esquistosomiasis urogenital: incluye presencia de sangre en la orina, suele producirse fibrosis de la vejiga y de los uréteres acompañada de daño renal, y puede llegar a producir un cáncer de vejiga. En las mujeres puede dar lugar a alteraciones genitales con sangrado vaginal, dolor durante las relaciones sexuales y nódulos vulvares. En los hombres puede dañar las vesículas seminales y la próstata, así como puede producir infertilidad.

Tratamiento para la esquistosomiasis

El tratamiento de la esquistosomiasis es con Praziquantel contra los Schistosomas haemoliticum, mansoni e intercalatum. Se dará un día de tratamiento a dosis de 20mg/kg de peso dos veces al día un solo dia. En los sitios con prevalencia de Schistosomas japonicum y mekongi se da tres veces al día en una dosis de 20 mg/kg de peso también un solo dia. En los viajeros se deberá hacer el tratamiento pasadas de 6 a 8 semanas de la exposición. Se deberá reexaminar a los pacientes a los 6-8 meses para ver si quedan huevos del parásito y repetir el tratamiento si fuera necesario.

Pruebas complementarias del tratamiento de la esquistosomiasis

Las pruebas complementarias serán analíticas, con búsqueda de anticuerpos y búsqueda de huevos en las heces o en la orina. Cuando hay alta sospecha de esquistosomiasis y no se consiguen observar huevos, se puede necesitar una biopsia de la mucosa intestinal o mucosa vesical.

Factores desencadenantes de la esquistosomiasis

La exposición a los Schistosomas por contacto con aguas contaminadas.

Factores de riesgo de la esquistosomiasis

Exposición a agua dulce que puede tener los gusanos.

Complicaciones de la esquistosomiasis

  • Anemia.
  • Hepatomegalia: aumento patológico del tamaño del hígado.
  • Esplenomegalia: agrandamiento patológico del bazo o estructura esplénica más allá de sus dimensiones normales (11 cm).
  • Ascitis: acumulación de líquido seroso en la cavidad peritoneal.
  • Infertilidad.
  • Cáncer de vejiga.
  • Alteraciones renales.

Prevención de la esquistosomiasis

  • Hervir el agua del baño durante un minuto  y dejar enfriar antes de bañarse.
  • Almacenar el agua de baño durante al menos dos días antes de usarla
  • Ante caídas accidentales a zonas que pueden estar infectadas, proceder a secarse de forma intensa con una toalla y frotar con alcohol de 70 grados.

Especialidades a las que pertenece la esquistosomiasis

La esquistosomiasis debe ser tratada por un médico de medicina interna especialista en enfermedades tropicales.

Preguntas frecuentes:

¿En qué países es más probable que contraiga la esquistosomiasis?

  • S. haematobium: ampliamente distribuido en todo el continente africano con focos menores en Medio Oriente, Turquía e India.
  • S. mansoni: ampliamente distribuido en África, con focos en Medio Oriente y la única especie presente en el hemisferio occidental en zonas de Sudamérica y algunas islas del Caribe
  • S. japonicum: Asia, sobre todo en China, Filipinas, Tailandia e Indonesia
  • S. mekongi: sudeste de Asia
  • S. intercalatum: África Central y Occidental

Voy a viajar a un país subdesarrollado, ¿hay alguna vacuna contra la esquistosomiasis?

No existe ninguna vacuna contra el esquistosoma. El paciente no debe bañarse en ríos o aguas dulces que puedan estar contaminadas. Otros consejos son calentar el agua del baño o hervirla si fuera necesario para después dejarla enfriar antes de bañarse, y secarse con una toalla enérgicamente si se tiene contacto con agua contaminada, así como frotar con alcohol de 70 grados. Con estos consejos se evita el paso se los esquistosomas a través de la piel.

¿Cómo se contagia la esquistosomiasis?

Al bañarse en zonas donde hay caracoles con cercarias, que salen al agua dulce, entran en la piel de la persona, donde se convierten en esquistosomas, que penetran en los vasos sanguíneos y, a través de ellos, llegan al hígado, donde se transforman en adultos.