1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Esquistosomiasis

Esquistosomiasis

Atención presencial cuando la necesites
Videoconsulta para resolver tus dudas
Un médico te llama en menos de una hora
Chat médico 24 horas los 365 días del año
Regístrate

¿Qué es la esquistosomiasis?

La esquistosomiasis es una enfermedad parasitaria producida por un gusano conocido como Schistosoma, que se transmite por trabajar o bañarse en aguas infectadas. Está presente en 78 países y de estos, en 52 se considera enfermedad endémica. Hay unos 200 millones de personas infectadas en todo el mundo. Se da en zonas tropicales y subtropicales, y un 92% de las personas que se encuentran enfermas pertenecen a África. Los niños y las mujeres embarazadas son los más sensibles a la infección. Es una enfermedad con una alta tasa de morbilidad, aunque su mortalidad no es muy alta, si bien no es muy conocida, ya que hay mortalidad que se produce por causas relacionadas con la esquistosomiasis.  Es una enfermedad considerada de tipo grave.
La esquistosomiasis debe ser tratada por un médico de medicina interna especialista en enfermedades tropicales.

Tipos de esquistosomiasis

Los tipos de esquistosomiasis son:

  • Esquistosomiasis intestinal: Schistosoma japonicum, Mekongi e Intercalatum, son los tipos de esquistosomas que lo producen. Afecta al sistema digestivo, donde se queda el esquistosoma.
  • Esquistosomiasis urogenital: afecta a la vejiga, los uréteres, los riñones y el aparto genital, y es producido por el Schistosoma haematobium.

Causas de la esquistosomiasis

Las causa es el contacto con aguas dulces infectadas por los parásitos que van a penetrar a través de la piel.

Síntomas de la esquistosomiasis

  • Síntomas de la esquistosomiasis intestinal: diarrea, dolor abdominal, sangre en las heces, aumento del tamaño del hígado y ascitis (presencia de líquido en la cavidad abdominal), hipertensión portal y aumento de tamaño del bazo.
  • Síntomas de la esquistosomiasis urogenital: incluye presencia de sangre en la orina, suele producirse fibrosis de la vejiga y de los uréteres acompañada de daño renal, y puede llegar a producir un cáncer de vejiga. En las mujeres puede dar lugar a alteraciones genitales con sangrado vaginal, dolor durante las relaciones sexuales y nódulos vulvares. En los hombres puede dañar las vesículas seminales y la próstata, así como puede producir infertilidad.

Tratamiento para la esquistosomiasis

El tratamiento de la esquistosomiasis es con Praziquantel contra los Schistosomas haemoliticum, mansoni e intercalatum. Se dará un día de tratamiento a dosis de 20mg/kg de peso dos veces al día un solo dia. En los sitios con prevalencia de Schistosomas japonicum y mekongi se da tres veces al día en una dosis de 20 mg/kg de peso también un solo dia. En los viajeros se deberá hacer el tratamiento pasadas de 6 a 8 semanas de la exposición. Se deberá reexaminar a los pacientes a los 6-8 meses para ver si quedan huevos del parásito y repetir el tratamiento si fuera necesario.

Pruebas complementarias del tratamiento de la esquistosomiasis

Las pruebas complementarias serán analíticas, con búsqueda de anticuerpos y búsqueda de huevos en las heces o en la orina. Cuando hay alta sospecha de esquistosomiasis y no se consiguen observar huevos, se puede necesitar una biopsia de la mucosa intestinal o mucosa vesical.

Factores desencadenantes de la esquistosomiasis

La exposición a los Schistosomas por contacto con aguas contaminadas.

Factores de riesgo de la esquistosomiasis

Exposición a agua dulce que puede tener los gusanos.

Complicaciones de la esquistosomiasis

  • Anemia.
  • Hepatomegalia: aumento patológico del tamaño del hígado.
  • Esplenomegalia: agrandamiento patológico del bazo o estructura esplénica más allá de sus dimensiones normales (11 cm).
  • Ascitis: acumulación de líquido seroso en la cavidad peritoneal.
  • Infertilidad.
  • Cáncer de vejiga.
  • Alteraciones renales.

Prevención de la esquistosomiasis

  • Hervir el agua del baño durante un minuto  y dejar enfriar antes de bañarse.
  • Almacenar el agua de baño durante al menos dos días antes de usarla
  • Ante caídas accidentales a zonas que pueden estar infectadas, proceder a secarse de forma intensa con una toalla y frotar con alcohol de 70 grados.

Especialidades a las que pertenece la esquistosomiasis

La esquistosomiasis debe ser tratada por un médico de medicina interna especialista en enfermedades tropicales.

Preguntas frecuentes:

¿En qué países es más probable que contraiga la esquistosomiasis?

  • S. haematobium: ampliamente distribuido en todo el continente africano con focos menores en Medio Oriente, Turquía e India.
  • S. mansoni: ampliamente distribuido en África, con focos en Medio Oriente y la única especie presente en el hemisferio occidental en zonas de Sudamérica y algunas islas del Caribe
  • S. japonicum: Asia, sobre todo en China, Filipinas, Tailandia e Indonesia
  • S. mekongi: sudeste de Asia
  • S. intercalatum: África Central y Occidental

Voy a viajar a un país subdesarrollado, ¿hay alguna vacuna contra la esquistosomiasis?

No existe ninguna vacuna contra el esquistosoma. El paciente no debe bañarse en ríos o aguas dulces que puedan estar contaminadas. Otros consejos son calentar el agua del baño o hervirla si fuera necesario para después dejarla enfriar antes de bañarse, y secarse con una toalla enérgicamente si se tiene contacto con agua contaminada, así como frotar con alcohol de 70 grados. Con estos consejos se evita el paso se los esquistosomas a través de la piel.

¿Cómo se contagia la esquistosomiasis?

Al bañarse en zonas donde hay caracoles con cercarias, que salen al agua dulce, entran en la piel de la persona, donde se convierten en esquistosomas, que penetran en los vasos sanguíneos y, a través de ellos, llegan al hígado, donde se transforman en adultos.

Artículos relacionados Ver todos
Hemartrosis
Artículo especializado

Hemartrosis

¿Qué es la hemartrosis? La hemartrosis o hemartros hace referencia a la presencia de sangre dentro de una cavidad articular producida por una hemorragia o derrame, que suele aparecer en grandes articulaciones como la rodilla. Síntomas de hemartrosis La hemartrosis produce un aumento de líquido dentro de la articulación y, con ello, un aumento de la presión intraarticular, lo que conlleva la aparición de dolor, inflamación, enrojecimiento, deformidad y disminución de la movilidad de la articulación afectada. Esta movilidad reducida, si persiste a largo plazo, puede desencadenar alteraciones musculares de aquellos músculos que movilizan la articulación. Causas de hemartrosis Una de las causas más frecuentes de la aparición de una hemartrosis es el padecimiento de hemofilia, ya que, debido a las alteraciones en la coagulación de la sangre que sufren estos pacientes, tienen mayor predisposición a alteraciones con sangrado espontáneo. Igualmente, puede aparecer en otras alteraciones o déficit de la coagulación de la sangre, así como en aquellos pacientes que deben tomar anticoagulantes orales.  Otra de las posibles causas es que el paciente deba ser sometido a un tratamiento trombolítico , por ejemplo, tras padecer un infarto, que precipite una hemorragia intraarticular. Enfermedades graves como neoplasias del aparato locomotor que puedan afectar a estructuras articulares (condrosarcomas, osteosarcomas, etc) u otro tipo de enfermedades que pueden producir hemartros son la sinovitis vellonodular pigmentada. Traumatismos que afecten a las estructura de la articulación también pueden producir una hemartrosis, por ejemplo, aquellos que puedan producir lesiones de algunos ligamentos, fracturas óseas, lesión de la membrana sinovial o de los meniscos en la articulación de la rodilla, etc. También pueden desencadenarlo aquellas enfermedades que producen inflamación articular ya sea por infecciones como la artritis séptica o por afecciones reumáticas o vasculares, como la osteocondritis disecante. Además, se puede producir una hemartrosis en aquellos procesos quirúrgicos o exploratorios de cualquier articulación como en las artroscopias o tras cirugías abiertas. Tratamiento de la hemartrosis Como tratamiento no farmacológico inicial para la disminución de la inflamación se puede aplicar frío local, además de la inmovilización transitoria de la articulación para que permanezca en reposo con vendaje compresivo. Además, debe controlarse el dolor con fármacos analgésicos y antiinflamatorios. En pacientes hemofílicos también suele ser preciso la administración de factores de la coagulación.  Si el derrame es severo, puede ser necesaria la evacuación del líquido acumulado en la articulación mediante una artrocentesis. En pacientes que padecen hemofilia, en ocasiones se precisa un tratamiento diferente para eliminar el sangrado de la membrana sinovia l de la articulación mediante la acción de una sustancia radioactiva , técnica llamada sinoviortesis, con lo que se consigue su destrucción. Otra alternativa es proceder a la eliminación quirúrgica de la membrana sinovial mediante una sinovectomía. En el proceso de recuperación tardía, la fisioterapia y rehabilitación es una terapia fundamental para poder recuperar de forma progresiva la movilidad de la articulación con la estimulación de la función muscular que moviliza la misma. Pruebas complementarias realizadas en caso de hemartrosis Para el diagnóstico de la hemartrosis, el médico realiza un interrogatorio al paciente sobre sus antecedentes personales, si padece una patología de la sangre, si toma algún medicamento que interfiere en la coagulación sanguínea, si ha tenido algún traumatismo, etc. Tras ello, procede a la exploración física de la articulación para objetivar los signos inflamatorios y la disminución de la capacidad funcional de la articulación. Después, se pueden realizar pruebas de imagen como una radiografía o una resonancia magnética nuclear. Pero, habitualmente, lo que determina el diagnóstico es la punción con aspiración intrarticular del líquido que ha derivado en la tumefacción de la articulación. Con ello, se analiza en el laboratorio el líquido extraído corroborando el diagnóstico con la detección de sangre dentro del líquido intraarticular, algo que puede observarse en la mayoría de las ocasiones a nivel macroscópico cuando se realiza la extracción del líquido. Factores desencadenantes de la hemartrosis El factor desencadenante es la rotura de un vaso sanguíneo con producción de una hemorragia a nivel intraarticular, provocado por un traumatismo, enfermedad inflamatoria o hematológica, o por una técnica diagnóstica o quirúrgica en la articulación. Complicaciones de la hemartrosis Dependiendo de la evolución de la hemartrosis y el tiempo de inmovilización de la articulación, así como de si los episodios se repiten o son causados por enfermedades graves de base, pueden aparecer complicaciones como la pérdida de masa muscular y fuerza de la musculatura que moviliza esa articulación, alteraciones de la estructura de la articulación (cartílago articular, etc.), deformidad de la articulación y dolor crónico de la misma, entre las complicaciones más frecuentes.  Prevención de la hemartrosis La prevención puede basarse, sobre todo, en los pacientes que padecen hemofilia, en evitar el estrés de actividades deportivas que impliquen impactos de alta energía como la carrera, fútbol, etc. Así como evitar situaciones en las que sea más fácil poder sufrir un accidente espontáneo (tropiezos, resbalones, caídas en escaleras, etc.). Además, estos pacientes, por las características de su patología, deben evitar determinados fármacos que favorecen el sangrado como el ácido acetilsalicílico, por ejemplo. Igualmente, deben tener precauciones de estas características aquellos pacientes que tomen fármacos anticoagulantes.  Preguntas frecuentes ¿Qué es la hemartrosis post artroscopia? Se trata de la presencia de una hemorragia intraarticular producida tras la realización de una artroscopia (técnica utilizada para la realización de un diagnóstico o un tratamiento en una articulación mediante la cual se introduce una cámara pequeña dentro de la articulación por medio de pequeñas punciones). Puede ser uno de los riesgos que se produzcan al realizar la técnica debido a la lesión de alguna estructura que sangre hacia la articulación. ¿Qué relación existe entre la hemartrosis y la hidrartrosis? Ambos términos determinan un aumento de líquido dentro de la articulación. En el caso de la hemartrosis, el aumento de líquido viene provocado mayoritariamente por un sagrado y, en la hidrartrosis, se establece un aumento de líquido sinovial, el líquido que encontramos de forma fisiológica en las articulaciones.
Verrugas: qué son y cómo tratarlas
Artículo especializado

Verrugas: qué son y cómo tratarlas

Prácticamente todas las personas, en algún momento de nuestra vida, sufriremos una o más verrugas. Se trata de las verrugas vulgares o víricas, que crecen en la piel como resultado de la infección por un tipo de papilomavirus humano (HPV), un virus que afecta a los seres humanos y se transmite de persona a persona, o a través de superficies húmedas, como duchas, suelo de los vestuarios o gimnasios, o cuartos de baño. Es muy frecuente, y suele afectarnos a todos en algún momento, especialmente en los niños. ¿Cómo se producen las verrugas? El papilomavirus infecta la piel y provoca la aparición de las verrugas, que pueden ser de diferentes tipos: vulgares, planas, plantares, o en mosaico, principalmente. Si no se tratan es posible que vayan creciendo y extendiéndose por contacto a zonas vecinas. Por otra parte, si se dejan sin tratamiento, en la mayoría de los casos desaparecerán espontáneamente cuando el sistema inmunológico de la persona las elimina. Síntomas  En general, todos sabemos qué es una verruga, aunque las verdaderas verrugas víricas deben ser distinguidas de otros crecimientos de la piel, como otros tipos de verrugas que no son contagiosas , o incluso otras infecciones de la piel y tumores benignos o malignos. Por ello, es conveniente que cualquier crecimiento sobre la piel sea valorado por el dermatólogo, pues somos los especialista que podremos descartar otras posibilidades diagnósticas. Las verrugas vulgares se manifiestan como pequeñas protuberancias en la piel, de superficie rugosa o espiculada. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque es más frecuente que lo hagan en las manos, sobre todo en los dedos y alrededor de las uñas, o en los pies. También en la cara o incluso en los labios o el interior de la boca o la nariz (en este caso los llamamos papilomas). Las verrugas plantares aparecen sobre la piel de las plantas de los pies. Como se trata de una zona con una piel muy gruesa, es común que crezcan hacia adentro presionando la fascia plantar, lo que ocasiona dolor y mal apoyo del pie al caminar. De hecho, las verrugas plantares son las más molestas por el dolor que producen, Las verrugas planas juveniles aparecen como pequeños crecimientos planos, muchas veces imperceptibles, ya que pueden tener el color de la piel normal. Son comunes en niños y adolescentes, en la frente o el dorso de las manos.  Diagnóstico  Habitualmente el diagnóstico es clínico, es decir, con la exploración visual el dermatólogo puede saber qué se trata de verrugas víricas. Sólo en casos de duda es posible que se tenga que hacer una biopsia para descartar otros crecimientos o tumores de la piel. El dermatólogo es el único especialista capaz de diagnosticar correctamente una verruga. En el caso de las verrugas plantares , es común su confusión con los helomas por presión, también llamados “ojos de gallo” o “clavos”, que se forman en la planta o en las superficies de contacto entre dos dedos del pie, por presión ocasionada por zapatos o por un pie con mala pisada. Habitualmente estos problemas los conoce el podólogo, que derivará al paciente a un dermatólogo si sospecha verrugas plantares. La forma más sencilla de diferenciar las dos cosas es que las verrugas plantares tienen “puntitos negros” en su interior, a diferencia de los helomas o clavos, que suelen ser más homogéneos, de color blanco amarillento. Tratamiento  No existe un tratamiento eficaz para eliminar el virus del papiloma, ya que estos virus no tienen “antivirales” eficaces todavía. En cuanto a las vacunas, existe una vacuna para papilomavirus pero no es eficaz para todos los tipos del virus, sólo para los que afectan a las zonas genitales (en este caso la verruga se llama condiloma o verruga genital), por lo que no es útil para prevenir las verrugas vulgares. Habitualmente, el tratamiento de las verrugas se basa en métodos destructivos, como diferentes preparados que las destruyen porque contienen diferentes ácidos o cáusticos: son los clásicos “líquidos antiverrugas” que suelen aplicarse en forma de una gota cada noche hasta la resolución de la verruga. Asimismo, un tratamiento muy habitual es la crioterapia con nitrógeno líquido, una forma de destruir las verrugas congelándolas con un aparato que debe manejar el dermatólogo. Los dispositivos de crioterapia que se venden en las farmacias para que se las aplique el propio paciente son poco eficaces, ya que no alcanzan la temperatura suficientemente fría para destruir las verrugas.  En algunas verrugas resistentes se requiere incluso tratamiento por destrucción con un electrobisturí o un láser, aunque no son más eficaces que la crioterapia. Sólo en algunos casos puede ser necesario el tratamiento intralesional , inyectando dentro de las verrugas sustancias más potentes como la bleomicina o el metotrexate.  Por último, en casos contados puede recurrirse a la cirugía, que es un método poco empleado, ya que requiere anestesia y se acompaña de cicatrices permanentes, que pueden resultar molestas y dolorosas en la planta del pie. En cualquier caso, el tratamiento de las verrugas no debe ser agresivo, y hay que valorar en cada caso la opción, recordando que en la mayoría de los casos el propio sistema inmunológico de la persona las eliminará de forma espontánea. Existen medicamentos que supuestamente “estimulan las defensas”, pero no hay estudios que avalen su eficacia. Medidas preventivas  Las medidas preventivas son sobre todo aplicables a las verrugas plantares, que se contraen por ducharse o caminar descalzo en lugares públicos, duchas, piscinas o vestuarios. En estos lugares debe de extremarse la precaución y utilizar chancletas o peúcos protectores.
Enfermedad de hemocromatosis
Contenido de salud

Enfermedad de hemocromatosis

¿Qué es la enfermedad de hemocromatosis? La enfermedad de hemocromatosis es una patología que se produce por alteraciones en el metabolismo del hierro , de forma que, el organismo almacena esta sustancia en exceso, lo que provoca un daño hepático. Además de en el hígado, se acumula en el corazón y páncreas y, por lo que también pueden ser dañados estos órganos. Causas de la hemocromatosis La hemocromatosis primaria es la más frecuente, es una enfermedad genética, es decir, se hereda. Existen cuatro tipos diferentes de hemocromatosis, estas se inician a edades diferentes; el tipo 1 (es la más común) y el tipo 4 se presentan en hombres a partir de los 40 años , en las mujeres suelen darse síntomas tras la menopausia. La hemocromatosis tipo 2 es una enfermedad que se inicia en la edad juvenil, el acúmulo de hierro comienza en la infancia y es evidente con 20 años. En el caso de la hemocromatosis tipo 3, la edad de inicio es intermedia entre la tipo 1 y tipo 2, en general, los síntomas son evidentes a los 30 años. La hemocromatosis tipo 1, 2 y 3 , se heredan con carácter autosómico recesivo, es decir, ambos genes. El heredado por parte del padre y el heredado por parte de la madre deben estar alterados para sufrir la enfermedad. El tipo 4 se hereda con carácter autosómico dominante, esto hace que un solo gen alterado exprese la enfermedad. Hay casos raros de hemocromatosis secundaria, esta se produce en los casos de numerosas transfusiones de sangre y de aportes de hierro en mayor cantidad de la necesaria para el paciente, pero es poco habitual esta presentación hoy en día. Síntomas de la enfermedad de hemocromatosis Los síntomas, en inicio, son similares a otras enfermedades, es normal sentir cansancio, dolor articular, las mujeres pueden tener períodos irregulares y ambos sexos pueden sufrir alteración de la libido. En los casos de enfermedad tipo 2, puede aparecer falta del desarrollo sexual por alteración en la producción de hormonas sexuales, la piel puede presentar un color alterado de aspecto grisáceo o bronceado y, por último, puede haber alteraciones cardiacas, cirrosis hepáticas y diabetes. En las analíticas se observa un aumento de la ferritina de forma importante, esta marca los depósitos de hierro en el organismo, de ahí que se encuentre alterada en esta enfermedad. Tratamiento de la enfermedad de hemocromatosis El tratamiento de la hemocromatosis se realiza mediante flebotomías (sangrías terapéuticas) con extracción de sangre, que da lugar a una disminución de los glóbulos rojos y, a su vez, en una disminución de los acúmulos de hierro en el organismo. La periodicidad de la extracción de sangre es regulada por el hematólogo; en un inicio puede ser hasta 2 veces a la semana, consiguiendo un nivel normal de hierro y, tras ello, cada quince días o un mes, después, suele ser suficiente para regular el nivel de hierro. Pruebas complementarias de la enfermedad de hemocromatosis La prueba complementaria para diagnosticar la hemocromatosis se inicia con una analítica de sangre, en ella, se analizan parámetros como la ferritina y el hierro. Si estos niveles están elevados, nos darán la sospecha de un hemocromatosis. Para dar un diagnóstico de certeza, es necesario un análisis genético que permite conocer si el paciente es portador del gen de hemocromatosis o si padece esa enfermedad. Las personas con familiares de primer grado con enfermedad de hemocromatosis, deben comunicar esta circunstancia a su médico , quien pedirá las pruebas diagnósticas necesarias. Factores desencadenantes de la enfermedad de hemocromatosis La hemocromatosis es una enfermedad genética, su desencadenante es la herencia de un gen anómalo. Puede ser un gen recesivo, en cuyo caso será necesario que tanto el padre como la madre del individuo sean portadores de este gen, o bien, puede ser dominante y, en este caso, con un gen anómalo del padre o de la madre será suficiente para presentar la enfermedad. Factores de riesgo de la enfermedad de hemocromatosis Las personas que presentan el gen de la hemocromatosis tienen como factores favorecedores de la enfermedad el consumo de exceso de hierro, de alcohol, de carnes rojas y de vitamina C. Estos factores favorecen el acúmulo de hierro por un exceso de aporte del mismo al organismo. Complicaciones de la enfermedad de hemocromatosis Las complicaciones de la hemocromatosis son producidas por el acúmulo de hierro en ciertos órganos. Los depósitos hepáticos pueden evolucionar hacia una cirrosis, pueden producir artritis por acúmulo de hierro articular, en el páncreas favorece la diabetes, en la piel hace que esta cambie su coloración, en el corazón puede dar lugar a insuficiencia cardiaca, se puede alterar el ciclo menstrual en la mujer y producir un descenso de libido en el hombre al acumularse en los órganos sexuales y, en el tiroides, puede causar hipotiroidismo. Prevención de la enfermedad de hemocromatosis La prevención de la hemocromatosis, al ser una enfermedad hereditaria, se basa en el estudio genético de los portadores, pudiendo de esta forma conocer la probabilidad de tener un hijo con dicha enfermedad. Para tratar de disminuir su gravedad en las personas que genéticamente presenten la enfermedad, se puede realizar un mínimo aporte de hierro, no dando suplementos de este, disminuyendo el consumo de alcohol y carnes rojas y evitando la ingesta de vitamina C, ya que favorece la absorción de hierro en el intestino. Concepción Sebastián Fernández Licenciada en medicina y cirugía. Especialista en medicina familiar y comunitaria
Técnica Fue
Contenido de salud

Técnica Fue

Definición Un trasplante de cabello se realiza para tratar casos de calvicie y alopecia, habitualmente de origen hereditario. La calvicie es una de las principales preocupaciones estéticas de los varones. La técnica FUE es una de las técnicas más avanzadas y de las más utilizadas en España. Generalmente, un trasplante capilar se lleva a cabo a partir de los 25 años, antes puedes no ser aconsejado ya que la caída del pelo aún no se ha detenido. En estos casos es preferible utilizar algún método más conservador. ¿Qué es la técnica FUE de implante capilar? La técnica FUE es un procedimiento de microinjerto capilar que consiste en extraer, con un microbisturí y bajo anestesia local, los folículos de la zona donante (parte posterior y lateral de la cabeza), uno a uno, para introducirlos en zonas receptoras alopécicas . Se realiza mediante microincisiones que no dejan cicatrices visibles. El trasplante de pelo puede realizarse, por ejemplo, de la cabeza a las cejas, a la barba, etc. ¿Para quién está indicado? Puede realizarse este tratamiento cualquier persona que sufra caída de cabello limitada y controlada, es decir, alopecia leve, o, también, quien desee disimular cicatrices de otros trasplantes anteriores . Esta técnica está especialmente indicada para personas que tengan zonas a repoblar pequeñas y con una buena densidad capilar en la zona donante.   ¿Por qué se realiza? La técnica FUE de implante capilar se realiza, principalmente, porque se obtienen muy buenos resultados con una recuperación corta y sin dejar cicatrices apreciables. Riesgos de la intervención Los riesgos de un injerto capilar son mínimos , estos pueden ser: Edema frontal, ocasionada por la anestesia Prurito en las costras Pérdida de sensibilidad, por la lesión de algún nervio en la zona intervenida Dolor, aunque es poco frecuente Foliculitis (infección de un folículo) Caída del cabello de las zonas circundantes Hemorragia Reacción alérgica a la anestesia No se presentan riesgos de rechazo debido a que el pelo trasplantado es del propio paciente. Preparación Antes de la intervención, se realiza un estudio completo del caso. Conviene examinar el grosor del pelo (cuanto más fino, más complejo es), su tipología (es más difícil si es rizado), si está próximo a tejidos con cicatrices, etc. Tras ello, se planifica la intervención; se prevé la cantidad de folículos a trasplantar, el número de sesiones, se diseña un mapa con la distribución, etc. Y, se realizan diferentes fotografías de la cabeza para poder comparar con el resultado final. Posteriormente, se afeita el cuero cabelludo en el área donante y en la receptora, anestesiando de forma local al paciente, y se procede con la técnica.   Resultados Los resultados del trasplante son naturales y definitivos. Si no hay complicaciones, el paciente puede regresar a su domicilio el mismo día del injerto. La recuperación es rápida, pudiendo aparecer dolor en la zona donante, esta puede ser tratada con analgésicos habituales. Tras 24 h, puede aparecer un edema de la frente por la bajada de la anestesia, cederá en 1 o 2 días. En las zonas receptoras, los microinjertos se perciben al principio como pequeñas costras enrojecidas que irán desprendiéndose con el paso de los días. A partir del 5º día, el paciente puede reincorporarse a su actividad sociolaboral. El paciente debe seguir en su casa algunos cuidados como tomar antinflamatorios, seguir unas recomendaciones específicas de lavado del cabello, procurar no rascarse en exceso, hacer reposo relativo durante 24h y evitar el ejercicio físico al menos durante los siguientes 15 días. Tras 15 días, el paciente puede volver a la completa normalidad. Preguntas frecuentes ¿Qué otras técnicas de injerto capilar existen? Las técnicas de injerto capilar más utilizadas son: La técnica FUE ( Follicular Unit Extraction ), en ella se extraen los folículos y sus estructuras de forma individual y se trasplantan sin dejar cicatrices visibles. Se utiliza anestesia local y la recuperación es rápida. Esta técnica es más laboriosa que la FUSS, por lo que el tiempo de ejecución es mayor. El problema que presenta para algunas personas, es que requiere raparse el pelo, tanto de la zona donante como de la receptora. La técnica FUSS ( Follicular Unit Strip Surgery ), también conocida como la técnica de la tira, en ella se extrae una banda fina de piel con cabello, de unos 15 cm de longitud, y después se sutura, dejando una cicatriz casi invisible, siempre que el pelo de alrededor tenga al menos 0,5 cm. Puede requerir utilizar anestesia local y sedación, y la recuperación es más lenta que con la técnica FUE. En esta técnica solo se rasura el pelo de la parte de la tira que se extrae. ¿Cuánto dura la técnica FUE? La duración de la técnica FUE depende del tamaño de la zona a tratar, generalmente suele durar entre 4 y 8 horas . ¿Qué especialista puede realizar esta intervención? Esta intervención la debe realizar un cirujano estético y, debido a la complicación de esta técnica, resulta conveniente que sea realizada por un especialista en injerto capilar con una amplia y reconocida experiencia en la técnica FUE.
Test de Alteraciones del Sueño
Contenido de salud

Test de Alteraciones del Sueño

Definición El test de alteraciones del sueño es una prueba no invasiva que permite identificar si el insomnio que padecen ciertos pacientes obedece a un trastorno en la producción de la melatonina. La melatonina es una hormona que induce el sueño y participa en procesos fisiológicos cardiovasculares, antienvejecimiento y protectores inmunitarios. Tipos de test de alteraciones del sueño Un tipo de test de alteraciones del sueño es la medición de bio-ritmo de melatonina en saliva . En esta prueba se toman muestras de saliva del paciente en horarios fijos mientras permanece inmóvil y en la oscuridad, y se analizan los niveles de melatonina en ellos para determinar su ritmo circadiano y si existe alguna alteración en su secreción. Si sólo se miden una o dos muestras, no se puede calcular el ritmo circadiano ni la desviación de la curva con respecto a la curva normal de secreción de melatonina, de ahí la importancia de la toma de las 4 muestras. Existen otro tipo de pruebas diagnósticas como la polisomnografía nocturna cuya utilidad es analizar la actividad cerebral y su influencia en el sueño pero no estudia la situación hormonal. Preparación El test de alteraciones del sueño no necesita una preparación previa, por lo que es fácil, rápido y sencillo de realizar. Cómo se realiza el test de alteraciones del sueño El test es una prueba no invasiva en el que, por medio de saliva, se determinan las concentraciones de melatonina. Solo se le pide al paciente que no coma, beba o cepille sus dientes una hora previa a la toma de la muestra.  Se le entregan 4 tubos con torundas, previamente identificados, que después de la toma de muestras deben conservarse al frío. El momento de la toma de muestras será a las 22 horas, 2 horas, 4 horas y 8 horas, para obtener el biorritmo del paciente y poder compararlo con los patrones normales con el fin de detectar cualquier desviación.   Se le solicita al paciente que la torunda se la coloque debajo de la lengua durante unos minutos, hasta que la misma se encuentre empapada de saliva, para luego colocarla en el tubo bien tapada y refrigerar hasta entregarla al día siguiente al laboratorio. Es importante destacar que, por cada hora de muestra, es una torunda diferente y debe estar muy bien identificada con la hora de la muestra. Complicaciones del test de alteraciones del sueño Este test de alteraciones del sueño, al ser un método no invasivo, no presenta ningún tipo de complicación para el paciente. Las complicaciones que se pueden presentar son al momento de la toma de muestra, en la que el tubo puede estar mal identificado con una hora de muestra no correcta o, la torunda, al momento de colocarse bajo la lengua, no estar bien impregnada de saliva y la muestra no ser significativa para ser procesada. Resultados Los resultados se entregan normalmente en un plazo de una semana , a modo de informe en el que se especifica el biorritmo de melatonina del paciente y si existen diferencias con lo considerado biorritmo normal de secreción de melatonina, así como recomendaciones individualizadas para reducir los problemas de sueño, según los resultados para alcanzar mejoría de la calidad y cantidad de las horas de sueño. Preguntas frecuentes ¿Qué ventajas tiene esta prueba? Las ventajas del test de alteraciones del sueño son: Método no invasivo de detección de melatonina en la que no se necesitan muestras de sangre, solo muestras de saliva, por lo que se hace fácil su recolección. Al realizar la prueba en casa, se evitan los errores de otras pruebas generadas cuando se hace dormir al paciente en otras estancias diferentes a la habitual, generando “falsos insomnios” al desconocer el sitio donde va a dormir. Puede realizarse en niños, sobre todo, es una prueba que se realiza en niños con trastorno del espectro autista. No necesita preparación previa como algunos exámenes que estudian el sueño que requieren que el paciente no duerma durante la noche previa. Este test también puede relacionarse con otras enfermedades como: disfunción cognitiva, Alzheimer, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, depresión severa, autismo y trastorno del espectro autista. ¿A quién está dirigido el test de alteraciones del sueño? El test de alteraciones del sueño está dirigido a: Toda persona sana mayor de 40 años que desee realizarse preventivamente una valoración de salud y tenga dudas sobre su descanso nocturno. Personas que viajan frecuentemente con jet lag. Personas que sufren alteraciones de sueño. Personas con enfermedades relacionadas con estrés crónico, depresión o síndrome de agotamiento profesional. Niños en quienes se sospeche trastornos del espectro autista. Personas que trabajan en turnos rotativos que incluyen turnos nocturnos, o que solo incluyan turnos nocturnos tales como vigilantes, personal de salud y tele operadores entre otros. ¿Qué indicios existen para sospechar que puedo tener alteraciones del sueño? Los indicios que nos pueden hacer sospechar que no dormimos lo suficiente son: Irritabilidad Mal humor Somnolencia diurna Bajo rendimiento laboral Dificultad de concentración Cansancio, fatiga Despertares nocturnos frecuentes Dolor de cabeza Dificultad para conciliar el sueño
Psoriasis Tratamiento
Contenido de salud

Psoriasis Tratamiento

Definición El tratamiento de la Psoriasis son un conjunto de técnicas y medicamentos indicados en los pacientes que padecen esta patología, de forma individualizada en función de la edad, la forma de expresión de la enfermedad en el paciente, los tratamientos realizados previamente, etc. La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica, con gran variabilidad en presentación en el organismo, cuya causa es incierta, aunque se sabe que la predisposición genética, combinada con otros factores desencadenantes (agentes físicos, infecciones, fármacos, factores psíquicos,etc.) ejercen un papel fundamental en su aparición. Habitualmente afecta a la piel en mayor o menor extensión, aunque también puede alterar las uñas y las articulaciones.  La lesión típica en la piel es una placa de coloración roja bien delimitada, sobre la que aparece una descamación blanquecina, con tamaño variable.  ¿Cómo es el tratamiento para la psoriasis? La batería de fármacos y técnicas que se pueden utilizar en el tratamiento de la psoriasis son: Tratamientos tópicos:   aplicados de forma directa sobre la piel. Cremas hidratantes y queratolíticos (sustancias que ayudan a regular la descamación de la piel). Como tratamiento complementario para aumentar la hidratación y la elasticidad de la piel Corticoides tópicos: en crema, pomada o loción dependiendo de la localización de la lesión. Son fármacos que tienen actividad antiinflamatoria. El uso de corticoides más o menos potentes varía dependiendo del tipo de lesión y su localización. No deben aplicarse de forma continuada. Los alquitranes, breas, antralina son fármacos efectivos que no se usan mucho por intolerancia de los pacientes (coloración de la ropa, irritación de la piel,etc.). Se presentan en forma de champús, cremas, lociones y ungüentos.  Fármacos análogos de la vitamina D (calcipotriol, clcitriol, tacalcitol): actuan inhibiendo la proliferación de los queratinocitos (células superficiales de la piel que producen la descamación). Si se usan asociados a corticoides, aumentan su actividad. Retinoides tópicos (Taratozeno), considerados análogos de la vitamina A. Fármacos con amplio espectro de acción (modulan el sistema de defensa, el crecimiento y la diferenciación de las células, etc.), que se emplean en forma de gel aplicado a las placas de psoriasis leve-moderada, cuya acción se incrementa si se asocia al tratamiento con corticoides tópicos. Fototerapia: la exposición a las radiaciones ultravioletas (UV) en cabinas cerradas o la exposición en baños de sol, mejoran las lesiones. En la actualidad la terapia más utilizada es el llamado PUVA, aplicación de fármacos de forma tópica o por vía oral llamados psoralenos, que hacen que la piel sea más receptiva a la acción de las rayos UV aplicados posteriormente. Es una terapia utilizada en lesiones psoriásicas extensas, aplicada en el hospital. Tratamiento sistémico: administración de fármacos por vía oral. Se utilizan en pacientes con más del 10% de la superficie corporal afectada o con enfermedad grave, independientemente del porcentaje de afectación. Habitualmente indicados por el dermatólogo: Retinoides como la Acitretina. Son moléculas derivadas de la vitamina A. Se toma de forma diaria durante 3-4 meses. Es eficaz en todas las formas de psoriasis. Fármacos inmunosupresores como el Metrotexato y la Ciclosporina A, con acción en el sistema inmune del paciente, están indicados en casos de psoriasis moderada a severa. Otros tratamientos biológicos: igualmente regulan la respuesta inmune (de defensa) del paciente (anticuerpos monoclonales como adalimumab, etanercept, infliximab; Inhibidores de la interleuquina, etc.) Todos ellos son fármacos de uso exclusivamente hospitalario y su acción y uso se basa en los nuevos conocimientos sobre los mecanismos del organismo que generan la aparición de las lesiones. ¿Por qué se realiza? El tratamiento de la Psoriasis se realiza con el fin de aliviar los síntomas que presenta el paciente, para disminuir las lesiones e incluso hacerlas desaparecer, prevenir el empeoramiento y vigilar la aparición de nuevas lesiones a los largo del tiempo. La psoriasis es una enfermedad crónica que no tiene un tratamiento curativo para eliminar esta patología de forma definitiva. Se puede presentar de forma fluctuante, con épocas de mejoría y otras épocas en los que las manifestaciones y molestias sean más evidentes .   Riesgos del tratamiento de la psoriasis Los riesgos del tratamiento para la Psoriasis van asociados a los posibles efectos secundarios que pueden derivar de la utilización de los fármacos utilizados según el caso. Por ejemplo, en el caso de los corticoides tópicos su uso prolongado puede desencadenar aparición de estrías en la piel, alteración de su pigmentación, infecciones, atrofia (desectructuración) de la piel, etc . En el uso de la fototerapia hay que hacer una vigilancia estrecha y control para evitar efectos indeseables producidos por la radiación ultravioleta como aparición de tumores cutáneos (melanomas, etc). En el caso de los fármacos administrados por vía oral, se debe llevar habitualmente un control analítico para valorar posibles alteraciones en la sangre, la función renal o la hepática. Además, son fármacos teratogénicos, es decir, pueden producir malformaciones en el feto si la paciente está embarazada, con lo que es habitual asociarlos a la toma de anticonceptivos orales para prevenir situaciones de embarazo durante el tratamiento. Preparación Habitualmente no es necesario ningún tipo de preparación, salvo la realización de alguna analítica de sangre para verificar el adecuado funcionamiento de los riñones, el hígado, etc, antes de tomar los fármacos por vía oral . En general, se recomienda a los pacientes seguir normas básicas de higiene personal: no usar agentes agresivos (cepillos, guantes, jabones,etc), usar jabones de ph ácido (bajo), realizar baños con agua caliente y productos emolientes (que ablandan), lociones y cremas hidratantes tras el baño. Cómo es la recuperación del tratamiento de la psoriasis Habitualmente, la aplicación de los distintos tratamientos para la Psoriasis no requiere de una recuperación importante o específica, más allá de la recuperación propia del organismo ante la agresividad de la enfermedad con la ayuda de los tratamientos. Sí que puede repercutir en la recuperación global del paciente , la aparición de efectos secundarios tras la aplicación de los tratamientos, que son específicos dependiendo de los fármacos o técnicas utilizadas. Resultados La psoriasis es una enfermedad crónica y recidivante , es decir, no se cura y a lo largo de la vida desde el diagnóstico, pueden aparecer lesiones de forma intermitente, por brotes. La efectividad del tratamiento depende mucho de cómo se manifieste la enfermedad, de su extensión y la intensidad de las lesiones. El resultado del tratamiento puede variar de ser exitoso en la mayoría de los brotes de la enfermedad leve. Con aplicación, por ejemplo, de un sólo tratamiento tópico de corticoides o derivados de la vitamina D, que hacen remitir la lesión. A la dificultad de la desaparición de las lesiones que se mantienen casi de por vida, aun aplicando distintas estrategias terapéuticas y asociaciones de fármacos ( fototerapia con ultravioleta, fármacos inmunosupresores clásicos o fármacos biológicos , etc.).  Igualmente, dependiendo de la severidad de la expresión de la psoriasis, el seguimiento del paciente ha de hacerse por el dermatólogo,  o cuando hay manifestaciones más leves, el médico de familia puede hacer el tratamiento y seguimiento de la enfermedad. Preguntas frecuentes ¿Cuál es la principal causa de la psoriasis? La causa última de la psoriasis es desconocida. Se sabe que hay distintos factores que influyen en su aparición: un factor muy importante es la herencia familiar (hasta un tercio de los pacientes tienen antecedentes familiares), asociados a la acción de otros factores desencadenantes: factores físicos (traumatismo repetidos en la piel,  etc.), infecciones, algunos fármacos, el clima, el estrés, factores hormonales, el alcohol o el tabaco, factores inmunológicos, etc. Todos ellos pueden favorecer la aparición de la enfermedad. ¿Cuántos tipos hay de psoriasis? Existen distintas formas clínicas de psoriasis: Psoriasis vulgar o psoriasis en placas: forma más frecuente (90%). Aparecen placas rojizas con descamación blanquecina de tamaño variable y simétricas, más frecuentemente en extremidades, codos, rodillas, cuero cabelludo y región lumbosacra, que no producen habitualmente ningún síntoma. Psoriasis en gotas: pequeñas lesiones parecidas a gotas, rojizas con algo de descamación, que aparecen por todo el tronco y extremidades. Psoriasis invertida: aparecen lesiones de color rojo vivo, brillantes, que no se descaman y que aparecen sobre todo en grandes pliegues (región inframamaria, axilas, ingles, región genital).  Psoriasis pustulosa: aparición de pústulas (pequeñas lesiones en la piel parecidas a ampollas rellenas de material blanquecino) que pueden presentarse de forma localizada o de forma generalizada por todo el cuerpo. La forma generalizada, es la variante más severa y puede acompañarse de afectación de todo el organismo con fiebre, malestar, diarrea, aumento de glóbulos blancos (células de defensa) y disminución del calcio en la sangre. Psoriasis palmoplantar: se caracteriza por la aparición de enrojecimiento, descamación  en palmas de las manos y plantas de los pies, que pueden tener fisuras (heridas lineales superficiales), que aparece en combinación con la afectación de otras zonas del cuerpo o de forma aislada. Psoriasis ungueal: en una o varias uñas aparecen lesiones como pequeños puntitos deprimidos y surcos, despegamiento de la uña en la parte distal con aparición de una coloración pardo-amarillenta y uñas quebradizas. Psoriasis eritrodérmica: es una variante poco frecuente. Se presenta como un enrojecimiento generalizado, con descamación, que afecta a todo el cuerpo, habitualmente acompañado de infecciones, hipotermia (disminución de la temperatura corporal) y deshidratación secundaria. Artropatía psoriásica: en un 5-30% de los casos de psoriasis puede aparecer una afectación de las articulaciones, habitualmente de los dedos de las manos o pies, con aparición de deformidad y dolor, aunque pueden surgir otras formas que afectan también a la columna, sobre todo a nivel lumbosacro.  ¿Cuáles son los síntomas de la psoriasis? La lesión típica en la piel es la aparición de una o varias placas de color rojo o rosado, con bordes bien definidos, habitualmente ovaladas o redondeadas y en ocasiones algo elevadas, que están recubiertas por escamas secas de color blanco nacarado y cuyo tamaño es variable. Otros tipos de lesiones de la piel producidas en las distintas variedades de psoriasis, pueden asociarse a la aparición de pequeñas heridas (fisuras), dolor, sobreinfección por bacterias de la piel, o picor. Si afecta a las uñas, a parte de la alteración de su estructura, en ocasiones se puede desencadenar la pérdida de la uña.  Cuando hay afectación de las articulaciones, sobre todo de las manos, hay inflamación, dolor y deformidad de las mismas. ¿Es muy dolorosa la psoriasis? La forma de manifestación más frecuente de la psoriasis, la psoriasis vulgar, no produce habitualmente dolor. En otras formas de manifestación puede haber dolor según la afectación de la piel (si aparecen fisuras, etc.). ¿Qué es la psoriasis del cuero cabelludo? La psoriasis del cuero cabelludo es la manifestación de esta enfermedad en esa localización, pudiendo aparecer una afectación difusa en forma de descamación generalizada de la piel del cuero cabelludo, o manifestarse como placas redondeadas rojizas cubiertas de una descamación blanquecina. Estas placas a veces confluyen y se unen pudiendo formar una especie de caparazón más extenso. No producen pérdida del pelo (alopecia), pudiendo atravesar éste las lesiones. Es más frecuente que produzca picor.
Embolización
Contenido de salud

Embolización

Definición La embolización es un procedimiento mínimamente invasivo, mediante el cual se produce una interrupción por oclusión del flujo de sangre por un vaso sanguíneo, arteria o vena, por la acción de fármacos o de materiales sintéticos introducidos en el organismo .   Se utiliza habitualmente para la prevención de roturas de aneurismas (dilataciones anormales de la pared de una arteria) o el tratamiento de otras malformaciones u  otras alteraciones vasculares arteriales o venosas. Tipos de embolización  Los tipos de embolización dependen de: Vaso sanguíneo que se ocluye : si se trata de embolización arterial (más frecuente) o venosa. La patología de base que se quiere tratar con ella : una malformación vascular, una hemorragia, un tumor... etc. El tipo de material que su usa para producir el taponamiento del vaso sanguíneo :   partículas hechas de esponja o perlas de gelatina minúsculas , coágulos autólogos (coágulos de sangre propios), colis (pequeñas espirales), sustancias esclerosantes (producen trombos en los vasos y esclerosis o endurecimiento de la pared de los vasos sanguíneos), o cianoacrilatos (pegamentos). El tiempo que van a permanecer en el organismo : por lo que se dividen en temporales o definitivas. Preparación Antes de la intervención, el paciente se realizará una analítica de sangre . Si va a precisar la aplicación de anestesia general se complementará con la realización de una radiografía de tórax y un electrocardiograma, más una valoración por parte del médico anestesista. El paciente debe firmar un documento de consentimiento informado en el que se recoge la explicación del procedimiento que se le va a realizar, sus riesgos y alternativas. El paciente debe informar al médico de las posibles enfermedades que pueda padecer, así como de los tratamientos habituales que haga. Además debe comunicarle si es alérgico a algún fármaco. El médico puede indicarle que no tome algún tipo de fármaco que altere la coagulación de la sangre como Aspirina , Ibuprofeno , Sintrom … etc. Le dará indicaciones precisas al paciente al respecto. Además, antes del procedimiento, se suelen realizar pruebas de imagen como TAC o angio-TAC para la localización y valoración precisa de la lesión vascular que se quiere embolizar. Cómo se realiza una embolización La embolización puede realizarse bajo los efectos de la anestesia general o mediante sedación. Habitualmente el método de introducción de los materiales de embolización es mediante la realización de una incisión (corte) a nivel de la ingle, para acceder a la arteria femoral. Se introduce en dicha arteria posteriormente, un catéter (pequeño tubo flexible) y se administra un contraste (colorante) para que sea visible el vaso sanguíneo mediante imágenes obtenidas con rayos X. De forma progresiva se va introduciendo el catéter por los vasos sanguíneos hasta llegar a la zona donde se debe realizar el taponamiento de la luz del vaso.  En ese momento, a través del catéter, se realiza la introducción de la arteria o vena del material embolizador (colis, espuma, microperlas, pegamento... etc.) Tras ello y comprobando mediante las imágenes de rayos X que el flujo se ha quedado interrumpido en ese vaso sanguíneo, se extrae el catéter y se sutura la herida a nivel de la ingle. Complicaciones de una embolización Las posibles complicaciones que pueden aparecer por una embolización comprenden: Sangrado por el sitio de la punción (hematoma).  Reacción alérgica al medio de contraste utilizado. Nefropatía por el medio de contraste (alteración del riñón), sobre todo en pacientes que tengan alguna patología de base (diabetes mellitus... etc.) Trombosis. Hemorragia. Pseudoaneurisma (hematoma pulsátil repermeabilizado y encapsulado, en comunicación con la luz de un vaso dañado ). Síndrome postembolización (reacción del organismo al procedimiento donde se produce fiebre, dolor y aumento de las defensas). Embolización de zonas no deseadas. Infecciones o abscesos ( infecciones e inflamaciones del tejido del organismo ) que requieren tratamiento antibiótico. Pueden existir riesgos específicos dependiendo de la indicación o motivo por el que se realiza la embolización, así como la localización del vaso sanguíneo embolizado. Resultados En la mayoría de los casos y siempre que no existan complicaciones, la embolización es un procedimiento efectivo, aunque los resultados y la recuperación dependenmucho de la patología que se quiera tratar con ello y del daño que haya producido antes del tratamiento. Preguntas frecuentes ¿Qué es una embolización arterial? La embolización arterial es la oclusión de su luz con introducción de un material o medicamento a través de su interior utilizando un pequeño catéter (tubito flexible), que se dirige hasta el punto exacto donde se debe producir ese taponamiento con la ayuda de imágenes obtenidas por rayos X. ¿Qué es una embolización cerebral? La embolización cerebral es un tratamiento endovascular en el que se ocluyen de forma total o parcial malformaciones de vasos sanguíneos a nivel del cerebro (como aneurismas cerebrales), mediante  introducción de materiales o fármacos de forma externa, a través de los vasos sanguíneos localizados en la ingle, guiándose por imágenes obtenidas por rayos X. Con ello se intenta prevenir la ruptura de la malformación y sus consecuencias secundarias. ¿Qué es un coli? Un coli es un utensilio utilizado por los médicos neuro-radiólogos intervencionistas para realizar una embolización de aneurismas u otras malformaciones vasculares en el cerebro. Tiene forma de muelle blando con un espesor menor a un cabello y puede estar hecho de tres materiales diferentes: platino, otros revestidos de platino y los llamados biológicos. Los colis se introducen por medio de un catéter por una arteria de la pierna hasta que se colocan dentro del aneurisma. Sobre ellos se produce una coagulación de la sangre que hace la pared del aneurisma se refuerce y no tenga peligro de ruptura. ¿Qué es una embolización de varices pélvicas? La embolización de las varices pélvicas es un procedimiento mediante el cual, por medio de la introducción de un catéter y una guía con una punción en una vena del brazo o de la ingle, se llega hasta las venas de la pelvis (el suelo del abdomen), localizando dónde existen dilataciones de estas venas o varices mediante la administración de un contraste y la visualización de las venas por imágenes producidas por rayos X. Cuando estas varices están localizadas se procede a la introducción de colis (espirales) o fármacos (microespuma esclerosante) en esos vasos sanguíneos dilatados que obstruyen el paso de retorno de la sangre a través de ellos. La sangre circulará entonces por vasos venosos no dilatados alternativos.  Con este procedimiento se trata  el llamado síndrome de congestión pélvica, producido por la aparición de esas dilataciones o varices en las venas de esa región, sobre todo en mujeres jóvenes tras haber tenido uno o más embarazos, lo que puede provocar síntomas como dolor, sensación de pesadez en la zona pélvica o en las piernas, edema o hinchazón, aparición de varices en las piernas… etc. ¿Cuál es la causa de los aneurismas? Los aneurismas pueden ser congénitos (se nace con ellos), o adquiridos. La causa más frecuente de un aneurisma depende de su localización. Pueden ir asociados al padecimiento de otras enfermedades o circunstancias que actúan de factores de riesgo (por ejemplo, el Síndrome de Marfan, el embarazo, la hipertensión, la aterosclerosis, infecciones bacterianas, enfermedades autoinmunes o traumatismos).
Velocidad de Sedimentación
Contenido de salud

Velocidad de Sedimentación

Definición La Velocidad de Sedimentación Globular o VSG, es un prueba de laboratorio, simple, rápida y de bajo coste, realizada mediante el análisis de una muestra de sangre.  Tipos de test para ver alteraciones de la sangre   Las determinaciones analíticas específicas que se pueden alterar en patologías de la sangre, son pruebas de laboratorio donde se valoran: Alteraciones de los glóbulos rojos o hematíes: (recuento de hematíes, hemoglobina, hematocrito, volumen corpuscular medio, hemoglobina corpuscular media, concentración media de hemoglobina corpuscular.) Todos  ellos aportan información para distinguir los tipos de anemia. Además, el estudio de la sangre en un frotis de sangre periférica (visión al microscopio de la sangre), permite evaluar la morfología de los glóbulos rojos, lo que da pistas también, sobre el tipo de anemia que padece el paciente. Alteraciones de los leucocitos o glóbulos blancos: (neutrófilos, linfocitos, monocitos, eosinófilos). Sus variaciones con respecto a la normalidad, son muy amplias. Dan datos específicos sobre enfermedades que afectan a la sangre como Linfomas o Leucemias (tumores de la sangre), etc. Hemostasia (sistema de coagulación de la sangre): para su evaluación existen métodos clínicos, por ejemplo, para medir el tiempo de hemorragia, se valora la interacción entre las plaquetas (células que producen el taponamiento de una herida) y la pared de los vasos sanguíneos (endotelio). Otras pruebas se realizan en laboratorio, como el recuento plaquetario, cuando es alto, pueden existir tumores que afectan a la médula ósea por ejemplo, y cuando está bajo puede haber una insuficiencia de la función de la médula ósea, que es el lugar donde se producen. O puede haber un aumento de su destrucción, en enfermedades donde se altera el sistema de defensa inmunológico del organismo.  También se realizan otras pruebas de laboratorio, que valoran las diferentes etapas del mecanismo de la coagulación sanguínea: prueba y porcentaje de protrombina, prueba de la trombina...etc. La alteración de este tipo de valores, puede estar determinada por enfermedades como la insuficiencia hepática, la malabsorción de vitamina K, la coagulación intravascular , la hemofilia, la enfermedad de von Willebrand… etc. Estudio de la médula ósea: mediante la aspiración de un fragmento de tejido medular con una jeringa y agujas especiales, para su posterior visualización en el microscopio. Se obtienen del esternón o de la cresta ilíaca (hueso que hay en la cadera). Se detectan alteraciones el proceso de formación de las células de la sangre.  Preparación El paciente debe informar al médico de si padece alguna enfermedad o si toma algún medicamento. Si únicamente se va a analizar en la muestra de sangre extraída la VSG, no es preciso estar en ayunas. Si además de la velocidad de sedimentación globular, se van a realizar otras determinaciones, el paciente debe preguntar al médico si es preciso el ayuno (por ejemplo, si se va a determinar la glucosa, el colesterol, la hormonas tiroideas, etc.) Cómo se realiza la prueba de velocidad de sedimentación globular Para la determinación de la velocidad de sedimentación globular en la sangre, se precisa hacer una extracción de sangre del paciente para su análisis. Dicha extracción se realiza en un centro médico. El paciente en la sala de extracciones, se sienta en una silla apoyando un brazo descubierto con la palma de la mano hacia arriba sobre una mesa. El profesional de enfermería le limpiará la piel de la zona de la flexura del codo con una sustancia antiséptica. Posteriormente, colocará sobre la región superior del brazo una goma anudada que realizará una ligera presión sobre el brazo. En ese momento, se dispondrá a realizar una punción con una aguja en la región donde se localiza un vaso sanguíneo (vena) en la flexura del codo y desatará el nudo de la goma colocada en la región superior del brazo. Una vez hecha la punción, extraerá una pequeña cantidad de sangre que quedará almacenada en un pequeño tubito. Esa es la muestra que se enviará al laboratorio para su análisis. Al finalizar la extracción, el profesional de enfermería le colocará un pequeño apósito en la zona de la punción y le pedirá que durante unos minutos presione con los dedos la zona. En el laboratorio, la técnica para determinar la VSG consiste en medir la altura en milímetros de la capa de hematíes o glóbulos rojos, que se deposita en el fondo de un tubo estándar con sangre anticoagulada, por una unidad de tiempo, habitualmente una hora. Complicaciones de la prueba de velocidad de sedimentación globular Las complicaciones y riesgos de la determinación en sangre de la velocidad de sedimentación glomerular,  son las asociadas a la extracción de la muestra de sangre:  Dolor en la zona de la punción en el momento de su realización, que suele ser pasajero y desaparece cuando termina de realizarse la extracción. Aparecer en la región de la punción, en las horas posteriores, un hematoma y una pequeña inflamación que desaparecerán a los largo de los siguientes días.  Producción de infecciones o flebitis en la zona de la punción. Sangrado excesivo por el punto de punción. Hay pacientes que tienen “miedo a las agujas” que pueden presentar intenso nerviosismo o ansiedad ante la realización de la extracción. En ocasiones sufren mareos y pérdidas de conocimiento (reacciones vasovagales). Resultados Los límites superiores de normalidad de la VSG según edad y sexo son: Hombres: menores de 50 años: 15 mm/h.                                 mayores de 50 años: 20 mm/h. Mujeres: menores de 50 años: 20 mm/h.                                mayores de 50 años: 30 mm/h. Los resultados obtenidos, deben siempre estar asociados a la valoración de la sintomatología del paciente , la exploración física y otras pruebas complementarias para relacionarlo a la posible presencia de una enfermedad. De esta forma, se determina que no debe iniciarse un estudio diagnóstico en base sólamente, a una VSG aumentada de manera leve o moderada (por debajo de 50-60 mm/h), si no existen otros hallazgos clínicos. En esos casos, el médico indicará la repetición del análisis  pasado un tiempo, a no ser que aparezcan otros hallazgos. Acompañado de unos síntomas y signos definidos, su elevación sobre todo por encima de 100 mm/h, sí que puede asociarse al padecimiento de enfermedades como: Infecciones agudas o crónicas (sobre todo si están producidas por bacterias). Enfermedades inflamatorias crónicas, reumatológicas y del tejido conjuntivo (fiebre reumática, polimialgia reumática, enfermedad inflamatoria intestinal, artritis reumatoide, etc). En estos casos existe un mayor aumento cuando hay un empeoramiento de la enfermedad. Neoplasias (tumores). Anemia Otras enfermedades como insuficiencia renal, mieloma múltiple, macrocitosis, obesidad...etc. Preguntas frecuentes ¿Qué es la sedimentación globular de la sangre? La sedimentación globular de la sangre es una prueba analítica de la sangre en la que se produce un depósito de componentes sólidos de la sangre, los glóbulos rojos (eritrocitos o hematíes) en el fondo del tubo donde está contenida, mientras que la parte líquida permanece por encima. La velocidad con la que ese proceso se efectúa puede estar alterada en determinados procesos patológicos por influencia de la presencia de proteínas y otras sustancias generadas en procesos inflamatorios, infecciosos, autoinmunes o tumorales entre otros. ¿Qué es el examen de eritrosedimentación? El examen de eritrosedimentación es otra forma de denominar la prueba de la velocidad de sedimentación globular o VSG. ¿Qué es VSG en la sangre? La VSG o velocidad de sedimentación globular es una prueba de laboratorio que se lleva a cabo con el análisis de una muestra de sangre que, junto a la presencia de otras alteraciones analíticas y clínicas, ofrece información sobre la presencia de posibles alteraciones inflamatorias, infecciones, tumores o procesos autoinmunes ¿Qué significa la eritrosedimentación alta? La eritrosedimentación, VSG o velocidad de sedimentación alta, determina que puede existir en el organismo algún tipo de inflamación o infección sobre todo . Es un parámetro inespecífico por lo que siempre debe valorarse el resultado alto dependiendo de su rango de elevación y de si se acompaña de signos y síntomas en el paciente que presenta la eritrosedimentación alta.
Vitíligo Tratamiento
Contenido de salud

Vitíligo Tratamiento

Definición El tratamiento del vitíligo son aquellas acciones médicas basadas en la administración de fármacos por vía tópica (directamente en la piel) o sistémica (oral o intravenosa), o técnicas quirúrgicas con el fin de paliar los síntomas que produce la enfermedad. El vitíligo es una enfermedad de la piel en la que existe una despigmentación de esta, apareciendo manchas blancas, bien delimitadas, de contorno irregular, con cierta simetría y evolución irregular. El principal objetivo del tratamiento es el de detener la despigmentación y estimular los melanocitos residuales de la piel vecina a las lesiones para conseguir la repigmentación. ¿Cómo es el tratamiento del vitíligo? Los tratamientos utilizados en cada paciente dependen del tipo de vitíligo, su extensión, su actividad y del impacto psicológico que produzcan en el paciente. La primera medida que se le indica a un paciente con vitiligo es la fotoprotección para evitar quemaduras solares, que en las áreas despigmentadas de la piel pueden ser graves. Se pueden aplicar técnicas estéticas de camuflaje de las manchas mediante autobronceadores o maquillajes. Como tratamientos médicos principales están: Tópicos: aplicados directamente a la piel sobre todo en áreas con reciente aparición de despigmentación y localizadas. Se aplican sobre todo pomadas potentes de corticoides  (en tronco y extremidades), o de mediana potencia (en cara, cuello, pliegues y en niños), en ciclos cortos. También se utilizan fármacos tópicos llamados inhibidores de la calcineurina (tacrólimus, pimecrólimus) indicados especialmente para cara, cuello y pliegues. Y en general en niños, por no producir efectos secundarios. Pueden usarse otro tipo de fármacos ( khellina, fenilalanina, etc.), aunque no está probada su efectividad, pueden resultar útiles de manera aislada. La fototerapia (exposición a rayos UVA o UVB)  puede estar indicada en formas extensas y progresivas de vitiligo y tienen una buena efectividad en la repigmentación. Se utiliza de manera habitual la fotoquimioterapia con psoralénicos (sustancias capaces de aumentar la sensibilidad de la piel a los rayos ultravioletas) y posterior exposición a la radiación UVA (comúnmente denominado PUVA). Sistémicos: se utiliza la administración de corticoides vía oral generalmente. Su fin es estabilizar las lesiones y que no progresen, no para repigmentar. Se utiliza normalmente combinado con el tratamiento de fototerapia. Tratamientos quirúrgicos: aplicados en vitíligos estables y localizados. Se realizan trasplantes de melanocitos del propio paciente desde otras zonas cutáneas, consiguiéndolos mediante la producción de ampollas de succión, injertos delgados o miniinfertos en sacabocados. Y trasplantándolos directamente o cultivándolos (haciendo que se multipliquen) y después trasplantándolos. Existen otros tipos de tratamientos que se pueden utilizar cuando los anteriores no funcionan o de forma complementaria como antioxidantes e inmunomoduladores (combinados con fototerapia), fármacos biológicos tópicos, despigmentantes, etc. Además, algunos paciente precisan tratamiento psicológico y ansiolítico. ¿Para quién está indicado? La indicación del tratamiento viene determinado por la preferencia del paciente. Hay pacientes para los que es una opción el no tratamiento, ya que no les afecta las lesiones hipopigmentadas de su piel. Sin embargo, para otras personas el padecimiento del vitíligo produce un importante impacto psicológico con afectación de la calidad de vida, sobre todo en pacientes con piel oscura donde las lesiones son más llamativas. En esos casos sobre todo es cuando se indica el tratamiento. ¿Por qué se realiza? El fin del tratamiento es la estabilización de las lesiones para que no se amplíen, su repigmentación y mantenimiento.  Riesgos del tratamiento del vitíligo Los riesgos del tratamiento del vitíligo van asociados al uso de los distintos fármacos o técnicas. Por ejemplo los tratamientos tópicos con corticoides aplicados de forma repetida pueden producir atrofia de la piel, aparición de estrías, etc. En la aplicación de la fototerapia se puede producir enrojecimiento, aparición de ampollas, etc. La toma de tacrólimus puede producir diarrea, vómitos, dolor de cabeza, etc. En las técnicas quirúrgicas se pueden producir infecciones de la herida quirúrgica, dolor,etc. Preparación Se debe tener la piel limpia para la aplicación de los tratamientos tópicos. En el caso de los trasplantes de melanocitos es habitual se que se realice un tratamiento previo con antibiótico para evitar infecciones en la piel posteriormente.  Cuando se realizan los tratamientos quirúrgicos el paciente debe firmar un consentimiento informado donde se explica la técnica a realizar, sus riesgos y alternativas. El paciente debe informar siempre al dermatólogo si padece alguna enfermedad o tiene alergia a algún medicamento antes de iniciar cualquier tratamiento para el vitíligo. Cómo es la recuperación del tratamiento del vitíligo Habitualmente el tratamiento tópico del vitíligo no comporta una recuperación específica.   En las técnicas quirúrgicas puede precisarse mantener la región cubierta despues de realización del trasplante. En general los tratamientos son bien tolerados y el paciente presenta mejoría de su estado anímico si progresivamente va objetivando una disminución de las lesiones hipopigmentadas, con lo que se consigue uno de los objetivos fundamentales del tratamiento. Resultados Un tratamiento se considera eficaz si repigmenta más del 80% de las lesiones, manteniéndose al menos el 80% de la misma tras 6 meses. La repigmentación debe evaluarse periódicamente. Preguntas frecuentes ¿Cuál es la causa del vitíligo? El vitíligo se produce por la ausencia de las células que dan color a la piel llamadas melanocitos. La causa de esta desaparición de los melanocitos no es bien conocida y se establecen tres teorías: mecanismo autoinmune, basado en la asociación con otras enfermedades autoinmunes y por la presencia de anticuerpos antimelanocitos (proteínas producidas por el sistema inmune que “atacan” a estas células); un mecanismo neurológicos por medio de producción de sustancias (mediadores) que interfieren en la producción de los melanocitos; y un mecanismo autodestructivo por diversos mecanismos bioquímicos.  ¿Cuál es la enfermedad de la melancolía? Se utilizaba esta denominación, la enfermedad de la melancolía, para referirse al vitíligo, debido a la afectación psicológica que produce a algunos paciente su padecimiento. ¿Me puede dar el sol si tengo vitíligo? Si un paciente tiene vitíligo tiene que protegerse siempre del sol con la aplicación de fotoprotección extrema, evitando exposiciones prolongadas al sol y pudiendo utilizar medidas físicas de protección como sombreros, etc.. ¿Se puede llegar a curar del todo el vitíligo? El vitíligo es una enfermedad crónica, es decir, no tiene cura. Su curso dependiendo del tipo, puede ser impredecible. Con los tratamientos pueden conseguirse repigmentaciones de las lesiones en un porcentaje muy alto en algunos casos, pero pueden aparecer nuevas lesiones o volverse a despigmentar las existentes.  ¿Es contagioso el vitíligo? No, el vitíligo no se contagia. Como en este artículo hemos expuesto, no se sabe con exactitud la causa última de su orígen, pero se relaciona con alteraciones que se producen en el propio paciente, se piensa que tiene un origen multifactorial.
Baciloscopia
Contenido de salud

Baciloscopia

Definición La baciloscopia es una prueba diagnóstica mediante la cual se identifican y observan mediante un microscopio, bacterias con forma cilíndrica llamadas bacilos . Habitualmente la bacteria que produce la enfermedad de la tuberculosis llamada Mycobacterium tuberculosis   o bacilo de Koch, en una muestra de material orgánico, generalmente en un esputo.  Específicamente es la demostración de bacilos ácido alcohol resistentes [BAAR] (es decir con unas determinadas características en su pared celular) en preparaciones teñidas (coloreadas) mediante una técnica específica de tinción llamada de  Ziehl-Neelsen. Tipos de Baciloscopia La técnica de visualización por el microscopio óptico en el laboratorio de microbiología es la misma, lo que puede variar es la zona de donde se obtienen las muestras, que pueden ser: esputo, orina, jugo gástrico, lavado bronquial, líquido cefalorraquídeo, pus, etc.  Preparación La baciloscopia no requiere una preparación específica, salvo un lavado o enjuague de la boca sólo con agua antes de obtener la muestra. Requiere tener un bote estéril con tapa, que es suministrado en el centro médico donde se le solicita al paciente la prueba, para la recogida del esputo. Cómo se realiza la baciloscopia La obtención de la muestra de esputo se debe recoger por la mañana preferiblemente, ya que después del descanso nocturno, habitualmente se tiene mayor cantidad de flemas acumuladas en el árbol bronquial. El paciente debe coger aire inspirando profundamente y seguidamente toser con fuerza a fin de arrancar esas flemas del interior del pulmón. Debe notar cómo “arranca” ese esputo o expectoración, que habitualmente es de consistencia espesa y blanca o amarillento-verdosa. Entonces la deposita escupiéndola en el interior del bote administrado. Para obtener una cantidad de material suficiente para que pueda ser estudiado, puede realizar la misma operación en tres ocasiones (se precisan unos 3 mililitros), evitando en lo posible depositar saliva que pueda contaminar la muestra. Habitualmente se recogen tres muestras distintas en días consecutivos. El paciente debe mantener las muestras refrigeradas a una temperatura de entre 2 y 8 grados centígrados si no se llevan inmediatamente al centro médico donde se recogen. Una vez obtenidas las muestras de esputo, en el laboratorio de microbiología, los médicos microbiólogos hacen una observación directa de la muestra. Mediante su visualización en un microscopio óptico, habiendo realizado una tinción especial (habitualmente tinción de Ziehl-Neelsen) de la muestra (aplicación de un colorante) para identificar el bacilo (bacteria) que produce la infección de la tuberculosis pulmonar. Complicaciones de la baciloscopia La realización de la técnica en el laboratorio no supone ningún riesgo para el paciente. A la hora de tomar la muestra, el paciente puede notar una ligera molestia en la faringe si realiza mucho esfuerzo para expulsar el esputo. Resultados Habitualmente los resultados de la baciloscopia se intentan obtener en el menor espacio de tiempo posible, intentando siempre que sea dentro de las primeras 24 horas tras la entrega de la muestra, ya que de ello puede depender el que se instaure el tratamiento lo más rápidamente posible si el resultado es positivo. El resultado de la baciloscopia se informa como positivo cuando se encuentran bacterias en la muestra, o negativo si no se detectan. El que sea negativo no descarta que exista enfermedad, ya que a veces no se encuentran bacterias en la muestra pero la enfermedad existe. Si se sospecha que puede estar enfermo por la presencia de otros síntomas o por otras pruebas adicionales realizadas, debe continuarse el estudio e incluso repetir la baciloscopia para confirmar si existe la infección. Cuando una baciloscopia es positiva, seguidamente en el laboratorio se aislan las bacterias encontradas y se hacen cultivos de ellas para confirmar el diagnóstico. El médico que da el resultado al paciente es el encargado de explicarle los resultados e indicar los tratamientos precisos, o solicitarle el resto de pruebas diagnósticas que se precisen realizar. Preguntas frecuentes ¿Qué es prueba de BK? La prueba de BK hace referencia a la determinación de la presencia del Bacilo de Koch o Mycobacterium tuberculosis , que es el germen que produce la tuberculosis. Habitualmente esta determinación se realiza mediante el estudio de una muestra de esputo en el laboratorio de microbiología, analizando por microscopio la presencia del bacilo. ¿Qué es el examen de esputo? El examen de esputo es un estudio de la expectoración que se expulsa con la tos de un paciente. En él se puede observar de forma directa l a presencia de gérmenes mediante su observación al microscopio o realizar cultivos para determinar si hay presencia de microorganismos. ¿Qué detecta la baciloscopia? La baciloscopia detecta la presencia de bacterias con forma de bacilo (cilíndricas), en una muestra de fluidos o tejidos del organismo, visualizando su presencia mediante el microscopio óptico con la ayuda de determinadas tinciones (colorantes). Habitualmente se utiliza este método para detectar la bacteria que produce la tuberculosis. ¿Qué significa baciloscopia positiva y baciloscopia negativa? Se dice que una baciloscopia es positiva cuando se detecta la presencia de bacilos (bacterias) en su estudio. Una baciloscopia es negativa cuando hay ausencia de bacilos en la muestra estudiada. ¿Cuándo se hace una baciloscopia? La baciloscopia se realiza cuando se sospecha por los síntomas que presenta el paciente, que puede existir una enfermedad, habitualmente la tuberculosis pulmonar causada por una bacteria que se detecta en el esputo mediante su estudio por dicha prueba.