Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Espolón Calcáneo

Espolón Calcáneo

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es el espolón calcáneo?

El espolón calcáneo es una prominencia ósea o exostosis que puede aparecer en la parte anterior del talón (calcáneo) como consecuencia de estiramientos excesivos y continuados de la fascia plantar (banda de tejido conjuntivo que recubre los músculos de la zona). Esto puede derivar en una inflamación del tejido circundante que provoca dolor y que puede provocar la aparición del espolón calcáneo. Es más frecuente en personas de edad media entre 35-60 años. Las mujeres tienen mayor predisposición que en los hombres a padecerlo. Es una lesión muy común, de carácter leve y que tiene un alto porcentaje de recuperación.
En los casos que el espolón calcáneo presente algún síntoma se manifiesta con dolor punzante en las zonas donde se insertan los tendones en el talón.

Tipos de espolones

Los tipos de espolón calcáneo son:

  • Espolón calcáneo plantar: está localizado en la parte inferior del calcáneo. Es un crecimiento anormal del hueso en el área donde la fascia plantar se une con el talón, en forma de pincho o espina triangular. Se origina a consecuencia del desgaste por el estrés y la sobrecarga (sobrepeso) y al estar de pie mucho tiempo. La inflamación de los tejidos blandos que rodean al espolón causan dolor a las personas que lo padecen.
  • La deformidad de Haglund o exostosis de Haglund: es una protuberancia ósea en el borde lateral del calcáneo, en el punto de anclaje del talón de Aquiles. Se trata de un crecimiento congénito y no necesariamente asociado a molestias. Suele aparecer por el uso de calzado inadecuado, al someter al talón a un esfuerzo incorrecto o excesivo. Así, este estímulo puede provocar inflamaciones o dolores plantares.

Causas del espolón calcáneo

Las causas del espolón calcáneo son diversas:

  • Estiramiento excesivo: la fascia puede calcificarse, formándose el espolón, que es bastante doloroso y dificulta el apoyo normal del talón, ocasionando a veces una inflamación en la zona que lo rodea.
  • Presión y tracción: ocasionadas por un sobreesfuerzo y por el uso inadecuado del calzado. La sobrecarga puede someter a la aponeurosis de la planta del pie (fascia plantar) en su punto de inserción del talón, lo que produce pequeños desgarros e irrita el tejido circundante.
  • Sobrecarga sobre tejidos lesionados: en vez de cicatrizar con tejido normal, comienza a depositar sales de calcio o ácido úrico en las zonas afectadas y el acúmulo de estas sustancias lleva a la formación de espolones calcáneos.
  • La práctica deportiva: es común si no se está acostumbrado a entrenar y se realiza una actividad muy intensa y con un calzado inadecuado.
  • El sobrepeso y la obesidad, así como las posturas inadecuadas durante la marcha o al pasar muchas horas de pie, también pueden propiciar la formación de un espolón calcáneo.

Síntomas del espolón calcáneo

En los casos que el espolón calcáneo presente algún síntoma se manifiesta con dolor punzante (como pisar un clavo), en las zonas donde se insertan los tendones en el talón. El dolor se localiza en el área de carga de peso del talón, y es más severo durante los primeros pasos al levantarse de la cama, disminuyendo parcialmente con la actividad y reapareciendo de nuevo tras un periodo de descanso.

Tratamiento para el espolón calcáneo

Esta lesión suele mejorar con la reducción de sobrecarga mediante el uso de plantillas ortopédicas que alivian la tensión sobre la zona, haciendo que los movimientos sean menos dolorosos. Las férulas nocturnas y los ejercicios de estiramiento, así como los masajes también son efectivos para disminuir o eliminar el dolor.

La terapia física incluye la aplicación de calor o de frío, así como un tratamiento local con ultrasonidos.

En cuanto al tratamiento farmacológico a seguir, son muy efectivas las pomadas compuestas por cortisona y analgésicos, así como los anestésicos locales y antiinflamatorios, que se aplican en la zona afectada de la inserción muscular.

También se pueden realizar infiltraciones, inyectando en dicha zona una mezcla de corticoides y anestésicos locales.

Los tratamientos con ondas de choque (ondas de ultrasonidos de alta energía) estimulan el crecimiento de los vasos sanguíneos, disminuyen la inflamación y disuelven las calcificaciones, aliviando los síntomas.

Si estos tratamientos no son efectivos se deberá recurrir a la cirugía, aunque no es muy común. Para corregir el espolón calcáneo se hace una intervención quirúrgica donde se hace una resección o eliminación del espolón con una mínima incisión de dos a tres milímetros en la piel hasta llegar a la prominencia ósea.

Pruebas complementarias del tratamiento del espolón calcáneo

El diagnóstico para el tratamiento del espolón calcáneo debe empezar con un examen físico para detectar signos y síntomas, que suele efectuarse en base a las molestias que indican la presencia de inflamación de la aponeurosis de la planta del pie.

Entre las pruebas complementarias para detectar el crecimiento del hueso está la radiografía. Otras pruebas pueden ser la ecografía o resonancia magnética, que suponen estudios más profundos, debido a que muestran los edemas, la inflamación y el engrosamiento de la zona.

Factores desencadenantes del espolón calcáneo

No existen factores desencadenantes para el espolón calcáneo.

Factores de riesgo del espolón calcáneo

Los factores de riesgo del espolón calcáneo son:

  • La edad: suele aparecer en personas de edad media de entre 35-60 años.
  • El sobrepeso: debido al exceso de sobrecarga en el talón.
  • El sexo: más frecuente en mujeres.
  • En deportistas que no realizan un entrenamiento adecuado.
  • El uso de calzado inadecuado.
  • Los pies que tienen exceso de puente (cavos) y los pies valgos que provocan estiramientos de la fascia plantar y provocan dolor, son más propensos a esta afección.

Complicaciones del espolón calcáneo

Las complicaciones del espolón calcáneo son:

  • Aumento del dolor y limitación por la sobrecarga.
  • Fractura del calcáneo causada por uso excesivo o tensión repetitiva sobre el hueso del talón y sobrecarga.

 Prevención del espolón calcáneo

 La aparición de un espolón calcáneo se puede prevenir de la siguiente manera:

  • Cuidando los tejidos aponeuróticos de la planta del pie.
  • Utilizando zapatos adecuados.
  • Evitando estar mucho tiempo de pie.
  • Cambiando las posturas en los puestos de trabajo.
  • Reduciendo o evitando el sobrepeso.
  • Realizando actividad física de forma moderada.
  • Calentando y estirando lo suficiente antes de realizar ejercicio.

Especialidades a las que pertenece el espolón calcáneo

La especialidades a las que pertenece el espolón calcáneo son la traumatología y la ortopedia, que se dedican al estudio del aparato locomotor.

Preguntas frecuentes:

¿Cuál es el hueso calcáneo?

El hueso calcáneo, también llamado hueso del talón, es un hueso grande que forma el cimiento para la parte trasera del pie, de aspecto esponjoso y muy vascularizado. El calcáneo se conecta con los huesos astrágalo y cuboide. Estos forman una articulación muy importante para el funcionamiento del pie.

¿Qué es la bursitis en el talón?

La bursitis en el talón también conocida con el nombre de bursitis retrocalcánea, es una inflamación del saco lleno de líquido (bursa) en la parte posterior del talón (calcáneo).

¿Qué es la fascitis plantar?

La fascitis plantar es una inflamación de la aponeurosis (fascia plantar) que recubre la musculatura de la planta del pie y de su zona de inserción en el talón.

¿Puedo hacer deporte con espolón calcáneo?

Sí, se puede hacer deporte con un espolón calcáneo, pero se deben evitar los deportes de alto impacto.

¿Se trata de una lesión crónica?

La lesión de un espolón calcáneo es una lesión crónica, ya que hay una calcificación de la fascia plantar y de los tendones de los músculos plantares que se insertan en el calcáneo. Esto ocurre a consecuencia de una lesión crónica de los tejidos.