Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Esguince de Rodilla

Esguince de Rodilla

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es un esguince de rodilla?

Un esguince de rodilla ocurre cuando uno o más ligamentos de su rodilla se estiran o desgarran súbitamente, que puede ser parcial o totalmente. Los ligamentos son tejidos cuya función es mantener unidos los huesos, sostener la rodilla y mantener alineada la articulación.

Es una lesión muy frecuente en jóvenes y adultos que practican deportes de contacto, como el fútbol, baloncesto, balonmano, rugby, hockey, etc. Es una de las lesiones traumatológicas más comunes en urgencias. Puede ser una lesión leve que podría derivar en grave si no se trata correctamente. Esto va depender del grado de la lesión, la causa del esguince, el tratamiento y el tiempo de recuperación.
Un esguince de rodilla provoca mucho dolor y limitación funcional, pero no siempre significa que hay una rotura completa.

Tipos de esguince de rodilla

El esguince de rodilla se clasifica según la gravedad de la lesión en los ligamentos, estos son:

  • Esguince de rodilla grado 1: estos tipos de esguinces implican solo una pequeña cantidad de estiramiento o desgaste de las fibras del ligamento. La persona puede experimentar leve hinchazón, dolor, o derrames, pero todavía puede poner peso sobre la pierna afectada.
  • Esguince de rodilla grado 2: estos tipos de esguinces significan que el ligamento lesionado se rasga parcialmente. Si se coloca peso sobre la pierna afectada, la rodilla puede sentirse inestable y dolorosa.
  • Esguince de rodilla grado 3: estos tipos de esguinces son los más graves, implica un desgarro completo de un ligamento. En algunos casos, el ligamento se puede separar del hueso. La hinchazón y los derrames pueden ser severos y puede ser difícil o imposible poner peso sobre la pierna afectada.

Causas del esguince de rodilla

Los esguinces de rodilla se producen cuando uno de los 4 ligamentos que ayudan a sujetar la articulación sufre un estiramiento o desgarro súbito, que puede ser parcial o total.

Los ligamentos conectan los huesos entre sí. Los que están por fuera de la articulación de la rodilla se denominan:

  • Ligamento lateral interno
  • Ligamento lateral externo

Estos sustentan la rodilla, proporcionando estabilidad y limitando el movimiento lateral.

Los ligamentos que están en el interior de la articulación de la rodilla se denominan:

  • Ligamento cruzado anterior
  • Ligamento cruzado posterior

Se denominan cruzados porque están en forma de cruz. El ligamento cruzado anterior cruza por delante del ligamento cruzado posterior. Estos ligamentos proporcionan estabilidad a la rodilla en diferentes posiciones, especialmente cuando la articulación de la rodilla se mueve hacia adelante y hacia atrás.

Estas lesiones pueden ocurrir al hacer movimientos que no son normales en la rodilla, estos incluyen deportes donde se apoya el pie y gira rápidamente la rodilla. Son aquellos en los que se corre y se detiene de forma repentina cambiando rápido de dirección, y en los que se salta y se aterriza.

También torcedura forzada de la rodilla, cambiar el peso de la pierna mientras se corre, se realizan ciertas actividades donde se tiene que hacer giros rápidos o inesperados de las rodillas, que causan una extensión anormal de la misma y pueden causar un esguince.

Los esguinces pueden ser causados por golpes o choques en la parte frontal, en los lados,(externo y interno) o en la parte trasera de las rodillas (posterior), también al tropezar y caer sobre las rodillas cuando están dobladas y el pie está firme sobre el suelo.

Síntomas del esguince de rodilla

Los signos y síntomas del esguince de la rodilla incluyen, entre otros síntomas:

  • Rigidez o disminución en movimiento.
  • Dificultad para caminar.
  • Dolor o inflamación.
  • Sentir o escuchar un chasquido en la articulación.
  • Rodilla que se traba al caminar.
  • Inflamación o hematomas (moretones).
  • Enrojecimiento de la zona afectada.
  • Incapacidad para soportar peso.

Tratamiento para el esguince de rodilla

El tratamiento dependerá de tres factores: el grado del l tipo de lesión; el ligamento afectado y la gravedad del esguince de rodilla.

  • Grado I: se debe realiza un tratamiento conservador basado la aplicación de hielo, la toma de antiinflamatorios y el uso de una rodillera articulada que mantendrá el ligamento en su sitio y controlará los movimientos de la rodilla.
  • Grado II: es necesario mantener la rodilla inmovilizada con el fin de que el ligamento pueda cicatrizar convenientemente. Será necesario el uso de muletas y un periodo de fisioterapia después de retirada la escayola.
  • Grado III: implica la necesidad de recurrir a la cirugía para restablecer su integridad y evitar la inestabilidad de la articulación. También será necesario realizar rehabilitación.

Pruebas complementarias del tratamiento de esguince de rodilla

Para el diagnóstico y tratamiento del esguince de rodilla es necesario realizar pruebas complementarias como: radiografías (rayos X) o imágenes con resonancia magnética (RM)

Factores desencadenantes del esguince de rodilla

Cuando uno de los cuatro ligamentos que sujetan la articulación sufre un súbito estiramiento o se desgarra parcial o totalmente, podría desencadenar en un esguince de rodilla.

En Savia, compra una resonancia magnética de rodilla o una radiografía de rodilla sin esperas y en los mejores centros

Factores de riesgo del esguince de rodilla

Los factores de riesgo del esguince de rodilla incluyen, entre otros factores:

  • Jóvenes deportistas.
  • Calzado inadecuado.
  • Lesión previa: si previamente se ha lesionado un ligamento de la rodilla aumenta la posibilidad de una nueva lesión.
  • Esfuerzo excesivo.
  • Deportes de contacto, como por ejemplo: fútbol, rugby, baloncesto o hockey.

Complicaciones del esguince de rodilla

Las complicaciones del esguince de rodilla incluyen:

  • Dolor de rodilla crónico.
  • Artritis en la articulación de la rodilla.
  • Inestabilidad crónica de la articulación de la rodilla.
  • Lesión en el menisco de la rodilla (cartílago en forma de media luna que funciona como amortiguador de la rodilla).

Prevención del esguince de rodilla

Para prevenir el esguince de rodilla es necesario:

  • Realizar ejercicios con frecuencia para mantenerse en buena forma.
  • Utilizar el equipo adecuado para hacer deportes.
  • Realizar un precalentamiento antes de hacer ejercicio o practicar deportes.
  • Adherirse a un programa de entrenamiento adecuado en función al estado físico de cada uno.

Especialidades a las que pertenece el esguince de rodilla

El esguince de rodilla pertenece a las especialidades de ortopedia y traumatología. Es la especialidad médica que se dedica al diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y prevención de lesiones y enfermedades del sistema musculoesquelético del cuerpo humano y del aparato locomotor. La traumatología también se especializa en los traumatismos y en sus consecuencias y en el estudio de patologías congénitas.

Preguntas frecuentes:

¿Cómo saber si hay un esguince de rodilla o una rotura de ligamentos?

Un esguince de rodilla provoca mucho dolor y limitación funcional, pero no siempre significa que hay una rotura completa. La única forma de asegurarnos de si hay o no una rotura completa de ligamentos es a través de una resonancia magnética.

¿Cuánto dura la recuperación de ligamento cruzado anterior?

La duración de la recuperación del ligamento cruzado anterior va a depender de si la rotura es parcial o completa. La rotura del ligamento cruzado anterior es una de las lesiones más graves de la rodilla. Para que el paciente pueda volver a integrarse en sus actividades, especialmente si se trata de deporte, necesitará un tiempo de recuperación de entre 12 y 16 semanas.

¿Qué lesiones puede sufrir la rodilla?

Las lesiones más comunes que pueden sufrir las rodillas, son las de los tejidos blandos, lesiones de los ligamentos y tendones, aunque también pueden dañarse los huesos provocando: esguinces; desgarros de un tendón, músculos que se estiran demasiado o daño del cartílago de la rodillas, el cual se desgasta gradualmente y provoca dolor e inflamación.

¿Qué es una entorsis en la rodilla?

Una entorsis en la rodilla es una lesión cerrada de la articulación de la rodilla debido a un giro brusco, que origina una subluxación breve con reposición inmediata y desgarro o distensión de los ligamentos con la hemorragia subsiguiente. Puede complicarse con la rotura del cartílago o la interposición de las partes blandas.

¿Qué hacer con la rodilla inflamada?

Hay que aplicar hielo de forma inmediata, ya que este provoca que los vasos sanguíneos se estrechen ayudando a disminuir la inflamación, el dolor, y el enrojecimiento. También hay que elevar la extremidad. Además. el médico puede indicar ciertos medicamentos para ayudar a reducir la inflamación.