Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Esguince Cervical

Esguince Cervical

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es un esguince cervical?

También conocida como latigazo cervical o hiperextensión cervical, es una lesión de cuello provocada por la extensión-flexión brusca de los tejidos blandos que conforman la columna cervical. Es una lesión frecuente en accidentes automovilísticos y, en menor medida, en deportivos. No es una lesión grave.
Para diagnosticar si el paciente sufre un esguince cervical el médico realizará una exploración física del cuello comprobando la alineación y simetría del cuello.

Tipos de esguince cervical

El esguince cervical se clasifica en tres tipos:

  • Tipo 1: esguince de tipo leve que se produce por el estiramiento suave de los tejidos finos del cuello.
  • Tipo 2: se produce una rotura parcial de los tejidos, pero sin llegar a una separación de los mismos. Es una elongación moderada de los tejidos blandos y óseos.
  • Tipo 3: estiramiento extremo de los tejidos del cuello que provocan la rotura y la separación de los mismos. Es el tipo más grave y su recuperación puede durar de 3 a 6 meses.

Causas del esguince cervical

El esguince cervical se produce por un extensión-flexión brusca que provoca que el tejido óseo y blando de la columna vertebral se vea dañado.

El impacto por el cual se produce esa aceleración-deceleración de energía que fluye por las cervicales puede ser de diferentes grados. Lo que genera una diferencia del cuadro de síntomas pudiendo ser asintomático o grave, en ambos casos se produce una pérdida de fuerza y sensibilidad.

Síntomas de esguince cervical

La zona cervical es una parte muy frágil del organismo humano, por tanto los síntomas suelen ser variados. Entre ellos los más frecuentes son:

  • Dolor en el cuello.
  • Dolor en las escápulas y parte baja de la espalda.
  • Limitaciones en el movimiento del cuello.
  • Rigidez muscular.
  • Mareos.
  • Vértigo.
  • Insomnio.
  • Cefalea.

Tratamiento para el esguince cervical

Según el grado del esguince cervical y la sintomatología de cada paciente así será el tratamiento.

En un primer momento se suele colocar un collarín en el cuello para inmovilizarlo a la vez que se le libera de tensión. Después lo más importante es que el paciente realice rehabilitación para recuperar la fuerza muscular y los tejidos blandos.

Hay diferentes técnicas terapéuticas que pueden mejorar la recuperación como la punción seca y la terapia manual.

Pruebas complementarias del tratamiento de esguince cervical

Para diagnosticar si el paciente sufre un esguince cervical el médico realizará una exploración física del cuello comprobando la alineación y simetría del cuello.

Evaluará los movimientos de flexión y rotación a 45º, la fuerza muscular del cuello y los músculos paravertebrales.

También se realizarán pruebas de diagnóstico por imagen para determinar el grado de la lesión, como radiografía o resonancia magnética.

Factores desencadenantes del esguince cervical

El factor desencadenante de un esguince cervical es la extensión-flexión de los tejidos blandos que componen los huesos de las vértebras. Por tanto, cualquier accidente o movimiento brusco puede ser el factor desencadenante de dicha lesión.

Factores de riesgo de un esguince cervical

Existen ciertos factores de riesgo que aumentan la probabilidad de que una persona sufra un esguince cervical. Estos factores son:

  • Sexo: tiene mayor probabilidad de sufrirlo una mujer que un hombre.
  • Edad: los jóvenes y adolescentes son los principales que lo sufren.
  • Antecedentes clínicos: un paciente con un historial clínico que recoja dolor cervical incrementa el riesgo de sufrir un esguince en las mismas circunstancias que uno que no padece de dolores.
  • Accidente de automóvil: un alcance en un medio automovilístico suele provocar el esguince cervical.

Complicaciones de un esguince cervical

  • Lesión neurológica.
  • Cefalea.
  • Cervicalgia.
  • Mareo.
  • Parestesias.
  • Alteración del movimiento normal de la columna.

Prevención del esguince cervical

  • Estiramientos y extensiones de cuello.
  • Evitar deportes con movimientos bruscos.
  • Conducir con precaución para evitar accidentes.  
  • No coger peso excesivo.
  • Evitar malas posiciones al dormir.
  • No mantener posiciones inadecuadas demasiado tiempo.

Especialidades a las que pertenece el esguince cervical

Las especialidades médicas encargadas de tratar el esguince cervical son Traumatología y Fisioterapia.

Preguntas frecuentes:

¿Cuáles son las lesiones cervicales?

Las lesiones cervicales son aquellas que se dan por las molestias y alteraciones del cuello como las vértebras, músculos, tejidos, nervios, articulaciones y discos intervertebrales.

Las más comunes son: latigazo cervical, cervicalgia, hernia de disco cervical, rigidez de nuca, etc.

¿Qué hacer para aliviar el dolor de cervicales?

Para aliviar los dolores cervicales lo más importante es realizar estiramientos del cuello y hombros y acudir a terapias manuales de fisioterapeutas.

¿Qué es un esguince cervical grado 1?

Es la lesión de esguince cervical más leve, puede ser incluso asintomática.

Se produce un estiramiento de los tejidos finos del cuello, mostrando dolor a los días y con una recuperación rápida.

¿Cuánto tiempo de recuperación requiere un esguince cervical?

Dependiendo del tipo y de la gravedad del esguince cervical el tiempo de recuperación puede variar de 2 semanas a 6 meses.

¿Cuáles son las secuelas de un esguince cervical?

Las principales secuelas que puede dejar un esguince cervical son mareos, vértigos, dolor en el cuello y rigidez muscula