Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Escarlatina

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la escarlatina?

La escarlatina es una enfermedad producida por una bacteria cuando un paciente sufre amigdalitis estreptocócica, lo que provoca en el paciente una erupción en la piel de color rojo brillante, la cual se presenta en todo el cuerpo. Es también conocida por el nombre de fiebre escarlata, y es más frecuente en niños que en adultos. Se da en pacientes con amigdalitis estreptocócica. Se trata de una enfermedad de tipo leve que pertenece a la especialidad de enfermedades infecciosas.
La escarlatina se produce a raíz de una amigdalitis bacteriana que suele ser más frecuente en niños, y en personas que padecen amigdalitis frecuentes.

Tipos de escarlatina

La escarlatina no se divide en diferentes tipos, ya que siempre es provocada por la bacteria Streptococcus del grupo A, conocida comúnmente como bacteria estreptococo.

Causas de la escarlatina

La causa principal por la cual se produce la escarlatina es debido a una infección bacteriana que expulsa una toxina, que a su vez provoca una erupción cutánea de tono rojizo generalizada por todo el cuerpo, así como otros síntomas.

Esta bacteria es la misma que provoca la amigdalitis estreptocócica.

Síntomas de la escarlatina

El principal síntoma de la escarlatina es la erupción de color rojo que se manifiesta por todo el cuerpo del paciente, teniendo un aspecto similar a una quemadura por el sol.

Otros síntomas son la llamada lengua de fresa, que provoca que se vea de color rojo e hinchada, con partes blancas. También se producen manchas en la cara marcando la zona de los labios con un anillo blanco.

El resto de síntomas destacados son fiebre, dolor de garganta, ganglios inflamados o dolores de cabeza, entre otros.

Tratamiento para la escarlatina

Al tratarse de una enfermedad bacteriana, el paciente será tratado con antibióticos para eliminar la infección, siendo muy importante completar el periodo indicado de toma del antibiótico para evitar que haya complicaciones por no eliminarse correctamente la bacteria.

También pueden recetarse al paciente cremas o medicamentos concretos para aplicar sobre las erupciones cutáneas y aliviar los síntomas, así como analgésicos para la fiebre y los dolores.

Pruebas complementarias del tratamiento de escarlatina

Para determinar si el paciente sufre escarlatina lo primero es realizar un examen físico, donde se le visualiza la garganta y las amígdalas.

Después, se evalúa si existe inflamación en los ganglios de la zona de la garganta, y por último se analizan las manchas rojizas de la piel por la erupción cutánea.

En algunos casos, el médico puede extraer una muestra de la parte de la faringe para realizar una analítica y ver si existe la presencia de las bacterias estreptocócicas.

Factores desencadenantes de la escarlatina

El principal factor desencadenante de la escarlatina o fiebre escarlata es la amigdalitis estreptocócica.

Factores de riesgo de la escarlatina

Esta enfermedad es más frecuente en niños que en adultos, sobre todo en edades comprendidas entre los 5 y los 15 años.

Al transmitirse por fluidos como la saliva, hay más riesgo de contagio entre familiares y amigos.

Complicaciones de la escarlatina

  • Fiebre reumática.
  • Infección de la bacteria en la piel, sangre, riñones… etc.
  • Anomalías en el sistema nervioso y articulaciones.

Prevención de la escarlatina

  • Mantener una correcta higiene, sobre todo lavando las manos antes de ingerir alimentos.
  • Evitar el uso compartido de cubiertos y/o alimentos.
  • Al toser o estornudar taparse la nariz y la boca.
  • Esterilizar los juguetes infantiles.

Especialidades a las que pertenece la escarlatina

La escarlatina es tratada por médicos de medicina general y los especialistas en enfermedades infecciosas.

Preguntas frecuentes

¿Es contagiosa la escarlatina?

Sí, se contagia a través de la saliva. Cuando entra en contacto la saliva de un paciente infectado con otra persona.

Desde los primeros síntomas ya se puede contagiar, y no es hasta las 48 horas siguientes de iniciar el tratamiento antibiótico cuando deja de ser una enfermedad infecciosa.

¿Qué personas tienen más riesgo de sufrir escarlatina?

La escarlatina se produce a raíz de una amigdalitis bacteriana que suele ser más frecuente en niños, y en personas que padecen amigdalitis frecuentes.

¿Cuánto tiempo dura la escarlatina?

Desde el contagio hasta que se supera la enfermedad, la escarlatina tiene una duración de entre 15 y 20 días.

¿Cuál es el periodo de incubación de la escarlatina?

El periodo de incubación se da entre los 2 y los 5 días previos a que aparezcan los primeros síntomas.

¿Puede haber escarlatina sin fiebre?

Sí. Aunque la fiebre es un síntoma característico del estreptococo que produce la escarlatina, en algunos casos puede no manifestarse.