Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Enfermedad de Lyme

Enfermedad de Lyme

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la enfermedad de Lyme?

La enfermedad de Lyme es una infección bacteriana producida por la picadura de una garrapata que transmite la bacteria, es también conocida como borreliosis de Lyme o borreliosis. Se transmite por la picadura de una garrapata, sobre todo en países de Europa y Norteamérica, siendo más frecuentes de marzo a noviembre y en zonas boscosas. Pertenece a la especialidad de infectología, y es una enfermedad considerada de tipo leve.
El principal tratamiento para hacer frente a la enfermedad de Lyme está basado en antibióticos.

Tipos de enfermedad de Lyme

No existen diferentes tipos de enfermedad de Lyme, pero sí se diferencian 4 tipos de garrapatas que pueden transmitir la enfermedad:

  • Borrelia afzelii.
  • Borrelia garinii.
  • Borrelia burgdorferi.
  • Borrelia mayonii.

Siendo las dos primeras las que afectan a Europa.

Causas de la enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme tiene su origen en la picadura de una garrapata portadora de la bacteria Borrelia burgdorferi y Borrelia mayoni.

Estas bacterias entran en el organismo de las personas mediante la picadura de una garrapata, infectando su organismo al llegar la bacteria a la sangre del paciente.

Para que se transmita la bacteria, la garrapata debe estar en el cuerpo del paciente entre uno y dos días.

Síntomas de la enfermedad de Lyme

Tras la picadura de una garrapata es normal que la zona este inflamada y con un bulto rojo. Sin embargo, si días después aparecen estos síntomas el paciente debe acudir al médico:

  • Eritema migratorio: una erupción cutánea roja que en el centro está de un tono más claro o incluso blanco. Este puede aparecer en más partes del cuerpo.
  • Fiebre y/o escalofríos.
  • Malestar general.
  • Dolor de cabeza y fatiga.
  • Dolores en las articulaciones.
  • Alteraciones neurológicas.

Los dos últimos síntomas se dan en situaciones más graves, cuando la enfermedad está más avanzada y puede provocar mayores daños en la salud del paciente. Por ello es importante acudir al médico ante la presencia de los primeros síntomas.

Tratamiento para la enfermedad de Lyme

El principal tratamiento para hacer frente a la enfermedad de Lyme está basado en antibióticos, bien por vía oral durante unos 15 días aproximadamente, bien por vía intravenosa si la enfermedad afecta a la parte del sistema nervioso central.

Pruebas complementarias del tratamiento de la enfermedad de Lyme

Para detectar la enfermedad de Lyme se realiza primeramente una exploración física del paciente, observando si existe la presencia de eritemas migratorios, ya que estos son muy distintivos.

Otras dos pruebas a realizar son la enzimoinmunoanálisis de adsorción, por la cual se detecta si existen anticuerpos para la bacteria. En caso de dar positivo se realiza una segunda prueba para confirmar, llamada inmunotransferencia, y que detecta en este caso la existencia de proteínas contra la bacteria.

Factores desencadenantes de la enfermedad de Lyme

El principal factor desencadenante de esta enfermedad es la picadura de una garrapata.

No obstante, el no protegerse con la ropa adecuada en zonas donde estos insectos son abundantes o revisar a nuestras mascotas y jardines ante la búsqueda de su presencia, también pueden provocar que la contraigamos. Por lo que la prevención es muy importante en este caso.

Factores de riesgo de la enfermedad de Lyme

Existen diversos factores por los cuales puede incrementar el riesgo de contraer la enfermedad de Lyme:

  • Ir descalzo por zonas de pastos altos.
  • No revisar que las mascotas tengan garrapatas.
  • Estar al aire libre en zonas de jardín donde hayan garrapatas sin protección.

Complicaciones de la enfermedad de Lyme

  • Problemas cardíacos.
  • Alteraciones de los procesos cognitivos.
  • Parálisis.
  • Hinchazón de por vida de las articulaciones del cuerpo.
  • Neuropatías.

Prevención de la enfermedad de Lyme

  • Retirar cuanto antes la garrapata del cuerpo.
  • Revisar a las mascotas por si tienen alguna y, en caso de ser así, retirarlas.
  • Emplear repelentes en ropa y cuerpo.
  • Usar la ropa adecuada si se va a zonas de montaña o bosques para cubrir el cuerpo.
  • Mantener el jardín libre de garrapatas con insecticidas.

Especialidades a las que pertenece la enfermedad de Lyme

Es una enfermedad tratada por la medicina general y la especialidad de infectología.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es el riesgo de contraer la enfermedad de Lyme?

El riesgo de contraer la enfermedad de Lyme tras una picadura de garrapata es de entre un 1% y un 3%, por lo que es un nivel de riesgo muy bajo.

¿Tiene cura la enfermedad de Lyme?

Si se diagnostica en las primeras etapas la enfermedad de Lyme es curable, y si los síntomas son más graves como dolores articulares, del sistema nervioso o el corazón, estos pueden quedarse crónicos, aunque en pocos casos sucede.

¿En qué parte del cuerpo es más probable que me pique una garrapata?

Suelen picar en las orejas, axilas, piernas y brazos.

¿Qué médico trata la enfermedad de Lyme?

El especialista en infectología y los médicos de medicina general o especialistas según el avance de la enfermedad.

¿Cuáles son las consecuencias de tener la enfermedad de Lyme?

Si padeces la enfermedad de Lyme deberás mantener un tratamiento a base de antibióticos durante 15 ó 20 días para eliminar la bacteria que la provoca del organismo.

Si no se trata la enfermedad, las consecuencias se agravarán, pudiendo provocar síntomas más graves como dolores articulares crónicos o problemas neurológicos.