Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Embarazo Ectópico

Embarazo Ectópico

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es el embarazo ectópico?

El embarazo ectópico o ectociesis, hace referencia a todo aquel embarazo que anida fuera de la cavidad uterina. La incidencia de los embarazos ectópicos es del 1-2% de todas las gestaciones, observándose un incremento en las últimas décadas debido a la influencia sobre todo, de las técnicas de reproducción asistida y al uso de DIUs (Dispositivo Intra Uterino, que es un método anticonceptivo). Es una alteración grave, ya que puede comportar riesgos para la paciente y complicaciones importantes si no es diagnosticado y tratado a tiempo.
Si se sospecha de embarazo ectópico, se ingresa a la paciente en el hospital para el control de su situación y evolución.

Tipos de embarazos

Según la localización pueden aparecer:

  • Embarazo ectópico en la trompa de Falopio (lo más frecuente).
  • Embarazo ectópico en el ovario.
  • Embarazo ectópico en el cuello del útero.
  • Embarazo ectópico en el abdomen.

Causas del embarazo ectópico

En ocasiones no se aprecia una causa aparente previa que haya desencadenado la anidación anómala del óvulo fecundado. En otras muchas circunstancias, la causa es una alteración en el funcionamiento de las trompas de Falopio debida a enfermedades inflamatorias, intervenciones quirúrgicas previas, por influencia de alteraciones congénitas en el funcionamiento de las trompas de falopio o la presencia de alteraciones producidas por tumores.

Síntomas del embarazo ectópico

En la fase inicial del embarazo la paciente se encuentra asintomática. Posteriormente son típicas otras manifestaciones como dolor abdominal en la parte inferior del abdomen, sobre todo del lado en donde se haya anidado el embrión. Cuando hay salida abundante de sangre hacia el peritoneo (membrana abdominal que envuelve los órganos), se produce un dolor intenso. Según la cantidad de sangre que se pierda hacia el peritoneo, se notará mareo, habrá hipotensión arterial e incluso la paciente puede entrar en shock.

La paciente percibe que tiene una falta en la menstruación que puede ser de más o menos duración. Aparece también una hemorragia vaginal que es irregular y no muy abundante. Otros síntomas que se pueden presentar son los propios de una gestación normal: náuseas vómitos, dolor en las mamas... En un 50% de los casos a la exploración se palpa una masa en el abdomen.

Tratamiento para el embarazo ectópico

Si se sospecha de embarazo ectópico, se ingresa a la paciente en el hospital para el control de su situación y evolución.

En ocasiones los embarazos ectópicos se resuelven espontáneamente, por eso existen circunstancias en las que se mantiene una actitud expectante si la paciente está asintomática, sin alteraciones de las constantes vitales, y se observa que las trompas de Falopio están íntegras con controles ecográficos y análisis de sangre frecuentes.

El tratamiento médico se realiza administrando por vía oral, intramuscular o inyectando directamente en el saco de gestación bajo control ecográfico, un fármaco quimioterápico llamado Metotrexato que impide el crecimiento del embrión y su destrucción, todo ello bajo control hospitalario con la paciente ingresada.

Si no hay éxito con el tratamiento médico, se realiza un tratamiento quirúrgico, siempre que sea posible, por medio de laparoscopia o por laparotomía (cirugía abierta del abdomen).

Pruebas complementarias del tratamiento del embarazo ectópico

  • Test de embarazo: si existen dudas, se determina analíticamente en sangre la presencia de un aumento de B- HCG (hormona gonadotropina coriónica humana).
  • Analítica de sangre con determinación de hemograma, coagulación, grupo sanguíneo y Rh.
  • Ecografía: preferentemente se realiza una ecografía transvaginal (introducción de un utensilio en forma de cono a través de la vagina que tiene una sonda para obtener las imágenes).
  • Laparoscopia diagnóstica: se realiza en casos de test de embarazo positivo con dudas diagnósticas por no visualizar ninguna imagen patológica en la ecografía. Se trata de la introducción, por medio de pequeñas incisiones en el abdomen, de un dispositivo fino con una cámara en su extremo con luz que sirve para visualizar de forma directa el abdomen y así localizar la masa gestacional.

Factores de riesgo y desencadenantes del embarazo ectópico

  • Padecer una enfermedad inflamatoria pélvica.
  • Simeterse a fecundación in vitro: se puede favorecer el embarazo ectópico por la transferencia del embrión con la introducción excesiva del catéter en la luz de la trompa de falopio y por la alteración de la disposición anatómica de esta, debido al sobrecrecimiento del ovárico, ocasionado por la estimulación hormonal previa que padece.
  • Antecedentes previos de cirugía pélvica de la trompa de falopio.
  • Tener adherencias (uniones anómalas) de la cicatrización de una cirugía pélvica previa.
  • Padecer endometriosis.
  • Utilizar como método anticonceptivo un DIU (dispositivo intrauterino).
  • Tener alguna alteración anatómica de las trompas de Falopio.
  • Haber padecido anteriormente un embarazo ectópico.
  • Elevada edad materna (mayor de 35 años).
  • El tabaquismo.

Complicaciones del embarazo ectópico

  • Rotura de la trompa de Falopio.
  • Evolución (excepcional) a un embarazo abdominal (si la placenta consigue un lugar de implantación), lo que conlleva en la mayoría de los casos aparición de malformaciones en el feto en desarrollo.
  • Si se produce un sangrado activo interno, la paciente puede llegar a tener un shock hipovolémico (con fallo multiorgánico y riesgo de muerte).
  • Infertilidad posterior.

Prevención del embarazo ectópico

  • En muchas ocasiones no hay manera de prevenir un embarazo ectópico. La prevención va destinada a evitar aquellos factores que pueden alterar el funcionamiento de la trompa de Falopio, como evitar los riesgos de padecer una enfermedad inflamatoria pélvica y las enfermedades de transmisión sexual: múltiples parejas sexuales, relaciones sin protección, etc.
  • Otro factor fundamental es acudir regularmente a revisiones de ginecología para así poder detectar a tiempo cualquier anormalidad o enfermedad que pueda desencadenar un embarazo ectópico (endometriosis, adherencias tras cirugías...etc.)

Especialidades a las que pertenece el embarazo ectópico

El especialista que diagnostica y trata el embarazo ectópico es el ginecólogo-obstetra.

Preguntas frecuentes

¿Cómo es de peligroso un embarazo ectópico?

Un embarazo ectópico puede llegar a ser causa de complicaciones muy graves para la paciente, incluso su muerte, aunque esto es algo poco frecuente. Depende de la localización del embarazo puede tener mayor o menor riesgo, pero siempre es una alteración que se debe tratar para evitar complicaciones muy graves.

¿Qué posibilidades hay de sufrir un embarazo ectópico?

La incidencia total de los embarazos ectópicos es del 1-2% de todas las gestaciones. Hay mayor posibilidad de sufrir un embarazo ectópico si se padecen factores de riesgo que puedan desencadenarlo.

¿Hay mujeres con más riesgo que otras de sufrir un embarazo ectópico?

Sí, aquellas que padecen factores de riesgo arriba detallados pueden padecer con mayor probabilidad un embarazo ectópico.

Tras un embarazo ectópico… ¿Podré tener otro embarazo normal?

Sí, todo depende de dónde se haya alojado el embarazo ectópico sufrido y del tratamiento que se haya tenido que llevar a cabo, siendo fundamental que las trompas de Falopio o al menos una de ellas, tenga un funcionamiento adecuado.

Si quieres conocer cuánto sabes sobre el embarazo, realiza nuestro test de embarazo. Con él descubrirás todos los consejos y cuidados que han de tener las mujeres embarazadas.