Edema Pulmonar

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es un edema pulmonar?

El edema pulmonar, edema agudo de pulmón o congestión del pulmón, es una enfermedad producida por la acumulación de líquido en los pulmones afectando al sistema respiratorio y disminuyendo la capacidad de respiración. El líquido se acumula en los sacos de aire de los pulmones (alvéolos).

El edema pulmonar puede aparecer de repente. Es una urgencia médica que precisa de atención rápida porque puede llegar a ser mortal si no recibe tratamiento.
La especialidad médica para tratar el edema pulmonar son los neumólogos y cardiólogos.

Tipos de edemas

Los tipos de edema son:

  • Edema pulmonar cardiogénico: el corazón recibe sangre del sistema respiratorio por el ventrículo derecho y de ahí pasa a los pulmones. Cuando existen problemas aparece la insuficiencia cardiaca, donde el corazón no consigue evacuar de manera eficaz la sangre que recibe del sistema sanguíneo. Esto provoca un aumento de presión en los pulmones haciendo que el líquido pase de los vasos sanguíneos a los alvéolos.
  • Edema pulmonar no cardiogénico: cuando el causante no es el mal funcionamiento del corazón sino del sistema sanguíneo. La sangre no es capaz de mantenerse dentro de los vasos sanguíneos invadiendo el interior de los alvéolos de líquido.

Causas del edema pulmonar

La causa del edema pulmonar es cualquier situación que eleve la presión capilar de los pulmones.También puede ser entre otras por:

  • Infarto agudo de miocardio.
  • Arritmia cardiaca.
  • Aumento de la presión arterial.
  • Hipoxemia (disminución de oxígeno en sangre) por altura.
  • Sobrecarga de líquidos administrados necesidades terapéuticas unidas a un mal funcionamiento renal.
  • Traumatismos graves.
  • Problemas cardiacos.
  • Tabaco y drogas.
  • Altitudes superiores a 2500 m.

Síntomas del edema pulmonar

El síntoma principal es la disnea, dificultad para respirar sensación de asfixia bien en reposo o al realizar alguna actividad física. Otros síntomas son:

  • Dificultades para hablar.
  • Sensación de sangre o espuma con sangre en la boca.
  • Ruido de tipo ronquera al respirar.
  • Sudoración.
  • Ansiedad.
  • Palidez en la piel o coloración azulada.
  • Inflamación de piernas y abdomen.
  • Respiración rápida.
  • Taquicardia.
  • No tolerar estar tumbado
  • Disminución de orina.
  • Malestar general.
  • Molestias en el pecho.
  • Fiebre.

Tratamiento del edema pulmonar

El tratamiento depende de la gravedad, pero en cualquier caso tiene tres objetivos fundamentales que son:

  • Administración de oxígeno para mejorar la función pulmonar con una mascarilla o con un respirador en casos más graves.
  • Administración de diuréticos que permiten eliminar líquidos a través de la orina para disminuir la presión pulmonar (venocapilar).
  • Medicación para dilatar las venas y por tanto disminuir la cantidad de sangre que llega al corazón.

Si la causa es por alguna enfermedad el tratamiento será específico de esa patología.

Pruebas complementarias del edema pulmonar

Las principales pruebas complementarias del edema pulmonar son:

  • Exploración física, auscultación pulmonar, saturación de oxígeno, toma de tensión arterial y frecuencia cardiaca.
  • Radiografía de tórax.
  • Electrocardiograma.
  • Ecocardiograma.
  • Análisis de orina y sangre.

Factores desencadenantes del edema pulmonar

Cuando el corazón no es capaz de bombear la sangre de los pulmones al resto del organismo. Esto produce un aumento de la presión de los vasos sanguíneos haciendo que el líquido pase a los sacos de aire (alvéolos) en los pulmones. Por lo tanto, el intercambio de oxígeno entre los vasos sanguíneos y los alvéolos se reduce y causa dificultad para respirar. El factor desencadenante se debe a cualquier situación que eleve la presión pulmonar.

Factores de riesgo del edema pulmonar

Entre los principales factores de riesgo destacamos:

  • Tensión arterial elevada.
  • Fumar en exceso.
  • Consumo de drogas.
  • Dieta rica en grasa y exceso de sal.
  • Estrés.
  • Antecedentes familiares de cardiopatías.
  • Padecer enfermedades que comprometan las funciones respiratorias, cardiacas y renales.
  • Abandono de medicación habitual de determinadas patologías que puedan provocar edema pulmonar.
  • Sobrecarga de líquidos administrados de manera terapéutica.
  • Anemias graves.
  • Deportes de altitud.
  • Enfermedades de las válvulas del corazón.

Complicaciones del edema pulmonar

La complicación del edema pulmonar es la muerte por paro cardiorrespiratorio.

Prevención del edema pulmonar

  • Hacer una dieta cardiosaludable, baja en grasa y sal.
  • Tomar la medicación adecuadamente en caso de padecer alguna enfermedad con riesgo de provocar un edema pulmonar o problemas cardiacos. Hacer ejercicio físico regularmente.

Especialidades a las que pertenece

La especialidad médica para tratar el edema pulmonar son los neumólogos y cardiólogos.

Preguntas frecuentes

¿Qué puede producir un edema pulmonar?

El edema pulmonar lo puede producir cualquier enfermedad o situación que produzca un aumento de la presión pulmonar. Los vasos sanguíneos y los alvéolos no hacen de manera eficaz el intercambio de oxígeno, llenándose, estos últimos, de líquido.

¿Qué es tener líquido en los pulmones?

Tener líquido en los pulmones significa que los alvéolos están llenos de líquido.

¿Qué es la trombosis pulmonar?

La trombosis pulmonar es la obstrucción, de manera súbita, de una arteria de los pulmones. Generalmente es causado por un coágulo de la pierna que emigra y circula por el torrente sanguíneo hasta el pulmón. Provoca bajos niveles de oxígeno en sangre y por tanto lesiones en algunos los órganos por falta de oxígeno. También puede causar daños permanentes en el pulmón afectado.

¿Qué es un enfisema pulmonar?

El enfisema pulmonar es una enfermedad pulmonar obstructiva donde los alvéolos están dañados y no pueden coger el oxígeno necesario. Esto hace que sea más difícil recuperar la respiración tras el ejercicio y que se tenga tos crónica. El causante principal es el tabaco.

¿Qué es un infarto pulmonar?

El infarto pulmonar llamada también embolia pulmonar, es la obstrucción de uno o más vasos grandes pulmonares que impide que la zona afectada tenga riego sanguíneo. Puede manifestarse con sensación de ahogo, dolor torácico, mareo, coloración azulada de la piel, tos con esputos de sangre, fiebre. Es una enfermedad grave que puede provocar la muerte súbita del paciente.