Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Dengue

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es el dengue?

El dengue es una enfermedad viral aguda de tipo infeccioso, que se transmite al humano por la picadura de un mosquito infectado, principalmente el Aedes aegypti, que pertenece al género de Flavivirus de la familia Flaviviridae. Se crían en aguas acumuladas, en recipientes y objetos que no se usan. Se caracteriza por una fiebre de aparición súbita que dura 3 a 7 días, acompañada de dolor de cabeza, articulaciones y músculos. Ocurre en zonas tropicales y subtropicales del mundo, como, Asia, África, Australia, América Latina y el Caribe.  

El dengue no se transmite de persona a persona y es común en áreas cálidas y húmedas del mundo.  Los brotes suelen ocurrir en las épocas de lluvia. Millones de casos de infección por dengue ocurren anualmente en todo el mundo, es más común en los niños, adolescentes y personas mayores. Es una enfermedad que, dependiendo de las complicaciones y su evolución, es grave y puede causar la muerte.
No existe una vacuna para prevenir el dengue. Los investigadores están trabajando en vacunas contra dicha enfermedad, pero aún no se tienen resultados concretos.

Tipos de dengue

Existen dos tipos de dengue:

  • Dengue clásico o fiebre por dengue:  no suele presentar muchas complicaciones, ya que el organismo tiende a recuperarse por completo con los cuidados adecuados. Ocasiona fiebre alta, erupción cutánea y dolor muscular y articular. También se sufre dolor en los ojos y erupción. El cuadro del dengue clásico dura de 5 a 7 días y desaparece espontáneamente, el paciente normalmente se recupera sin secuelas.
  • Dengue hemorrágico o fiebre hemorrágica por dengue: es la manifestación más grave de la enfermedad que, además de presentar los mismos síntomas del dengue clásico, se caracteriza por cambios en la coagulación de la sangre y por inflamación difusa de los vasos sanguíneos, especialmente de los capilares (vasos más pequeños del cuerpo). Como resultado, tenemos las siguientes alteraciones:
    • Aumento de la permeabilidad de los vasos sanguíneos: la inflamación de los capilares (capilaritis) causa la extravasación de líquido para los tejidos, pudiendo causar derrame pleural (agua en la pleura del pulmón) y ascitis (agua dentro de la cavidad abdominal). La extravasación puede ser tan intensa que el enfermo puede evolucionar hacia un shock circulatorio.
    • Trombocitopenia: se trata de la caída del número de plaquetas. Estas son células que forman parte del sistema de coagulación. Son la primera línea de defensa contra sangrados.
    • Un síntoma muy común del dengue hemorrágico es el dolor abdominal, y es más común en pacientes que presentan un segundo episodio de dengue, causado por un serotipo diferente al primer caso.
    • Existe un cuadro más grave en el dengue hemorrágico, que es el síndrome de choque por dengue, que se puede producir a los 2-6 días de la enfermedad y cuyos síntomas son: pulso débil y acelerado, dificultad respiratoria, disminución de la presión del pulso, desvanecimientos, extremidades húmedas y frías, palidez, dolor de estómago intenso y sangrados que no cesan espontáneamente. En este caso el paciente se ve muy comprometido y puede llegar a morir.

Causas del dengue

El dengue se produce a causa de cualquiera de los cuatro seotipos del virus que son Den-1, Den 2, Den-3 y Den-4 del dengue, transmitidos por mosquitos que proliferan dentro de las viviendas humanas y en sus alrededores. Cuando un mosquito pica a una persona infectada con un virus del dengue, este ingresa al insecto. Cuando el mosquito infectado pica a otra persona, el virus entra en el torrente sanguíneo de esta.

Se transmite por la picadura de la hembra de un mosquito hematófago (que se alimenta de sangre), conocido popularmente como mosquito de patas blancas, y cuyo nombre científico es Aedes aegypti. Este mosquito vive principalmente en zonas urbanas y cumple parte de su ciclo vital en reservorios de agua artificiales como floreros, tanques, neumáticos abandonados, etc.

Existen otros tipos de mosquitos Aedes capaces de transmitir el virus aunque de forma menos eficiente. El más importante de ellos proviene de Asia y se llama Aedes albopictus, también conocido como mosquito tigre. Este mosquito se ha adaptado a vivir en climas más fríos que el Aedes aegypti, por lo que se puede encontrar fuera del trópico en muchos países europeos.

Síntomas del dengue

Los síntomas del dengue se inician después de un período de incubación que puede variar de cinco a ocho días tras la picadura. Los síntomas del dengue clásico  incluyen: dolor de cabeza, fiebre alta, dolor en los músculos, los huesos y las articulaciones, náuseas, dolor detrás de los ojos, vómitos, glándulas inflamadas, decaimiento e inapetencia, entre otros síntomas.

Los signos y síntomas de la fiebre hemorrágica del dengue o dengue hemorrágico, que representa una urgencia que puede poner en riesgo la vida, incluyen: dolor abdominal intenso, sangrado de encías o nariz, sangre en la orina, las heces o el vómito, fiebre alta,  (40 °C), sangrado debajo de la piel que podría tener el aspecto de un moratón, piel fría o húmeda, fatiga, irritabilidad o desasosiego, dificultad para respirar o respiración rápida, tensión arterial baja y recuento de plaquetas bajo (trombocitopenia).

Tratamiento para el dengue

No existe un tratamiento específico para el dengue. El médico puede recomendar que se beba mucho líquido para evitar la deshidratación por vómitos y fiebre alta. El Paracetamol (acetaminofén) puede aliviar el dolor y bajar la fiebre. También se recomienda evitar los analgésicos que puedan aumentar complicaciones de sangrado, como la Aspirina o el Ibuprofeno.

Si el paciente tiene manifestaciones de dengue hemorrágico debe acudir a un centro hospitalario rápidamente, ya que probablemente necesite fluidos por vía intravenosa e incluso podría requerir la administración de concentrado de plaquetas o de transfusiones de sangre si existen pérdidas importantes de la misma.

Pruebas complementarias del tratamiento del dengue

Existen varias pruebas que se pueden hacer para diagnosticar esta afección, como una prueba de laboratorio para medir el nivel de anticuerpos a través de una muestra de sangre, que es la prueba conocida como Igm Elisa para diagnóstico serológico. Además, se harán un hemograma completo o pruebas de la función hepática.

Existen otras pruebas, de realización más reciente. Son unas pruebas rápidas para el dengue conocidas como la Assure IgA o test rápido. Esta nueva técnica de serología investiga los anticuerpos IgA que ya están presentes en la sangre en el primer día de los síntomas del dengue, puede identificar los cuatro serotipos y tiene una sensibilidad de un 90%, ya que con las de Igm se suele tardar en obtener los resultados de 3 a 5 días.

Factores desencadenantes del dengue

El factor desencadenante principal del dengue es la picadura del mosquito Aedes aegypti.

Factores de riesgo del dengue

Los factores que aumentan el riesgo de contraer el dengue o una forma más grave de la enfermedad incluyen: vivir o viajar en regiones tropicales; estar en estas regiones tropicales y subtropicales aumenta el riesgo de exposición al virus que causa el dengue. Una infección anterior por un virus del dengue puede también aumentar el riesgo de padecer síntomas graves si el paciente se vuelve a infectar. En cuanto a lo que se refiere a la edad, el dengue es más frecuente en niños, adolescentes y en personas mayores.

Complicaciones del dengue  

Las complicaciones del dengue incluyen:

  • Choque por dengue (causa directa de la muerte).
  • Hemorragias masivas.
  • Fallo múltiple de órganos (pulmones, corazón o hígado).
  • La presión arterial puede descender a niveles peligrosos.
  • Muerte.

Prevención del dengue

Para prevenir el dengue es necesario:

  • Eliminar aguas estancadas.
  • Limpiar y vaciar cada semana los recipientes en los que se almacena agua para el uso doméstico. Además, aplicar insecticidas adecuados, como el cloro, a los depósitos en los que guarda agua a la intemperie (por ejemplo piscinas o lagos ornamentales).
  • Cambiar el agua de los floreros y bebederos de los animales diariamente.
  • Eliminar los criaderos de mosquitos.
  • Utilizar mosquiteros en las ventanas, usar ropa de manga larga y materiales tratados con insecticidas y vaporizadores.
  • Usar repelentes para insectos que tengan DEET (N,N-dietil meta toluamida).

Especialidades a las que pertenece el dengue

El dengue pertenece a las especialidades de medicina familar o infectología. La infectología es una área de la medicina que tiene por objeto el estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades por agentes infecciosos (virus, bacterias, parásitos, hongos...etc), como por ejemplo, patologías relacionadas con el VIH, síndromes febriles, enfermedades virales de carácter crónico, enfermedades tropicales, así como brotes de epidemias.

La medicina familiar y comunitaria es una especialidad médica que abarca el cuidado total de la salud de las personas y las familias, integrando áreas biológicas, clínicas y conductuales.

Preguntas frecuentes:

¿En qué países es más probable que contraiga el dengue?

El dengue es más frecuente en el sudeste asiático y las islas del Pacífico occidental, pero la enfermedad ha aumentado rápidamente en zonas de América Latina y el Caribe.

¿Cuánto tiempo dura el virus del dengue dentro del cuerpo?

Los síntomas pueden aparecer en cualquier momento entre 4 días y dos semanas después de la picadura de un mosquito portador del virus del dengue, y suelen durar de 2 a 7 días.

¿Qué es la Chikungunya?

Chikungunya es una enfermedad viral que es transmitido por los mismos mosquitos que transmiten el Dengue y el Zika. Los síntomas suelen comenzar de tres a siete días después de la picadura de un mosquito infectado y los más comunes son fiebre y dolor en las articulaciones. Otros síntomas pueden incluir dolor de cabeza, dolor muscular, hinchazón de las articulaciones y erupción cutánea.

¿Qué es la malaria?

La malaria o paludismo es una enfermedad causada por un parásito y se transmite a los humanos mediante la picadura de mosquitos anofeles hembra infectados. La malaria produce ataques recurrentes de escalofríos y fiebre.

¿Hay alguna vacuna para prevenir el dengue?

No existe una vacuna para prevenir el dengue. Los investigadores están trabajando en vacunas contra dicha enfermedad, pero aún no se tienen resultados concretos.