Criptorquidia

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la criptorquidia?

La criptorquidia o testículo no descendido, es un testículo que no se trasladó a la posición adecuada en la bolsa de tejido que cuelga debajo del pene o escroto antes del nacimiento. Por lo general, solo uno de los testículos se ve afectado, pero en aproximadamente el 10% de los casos afecta a los dos testículos. Un testículo que no descendió es poco frecuente en general, pero puede pasar en los bebés prematuros, aunque no es doloroso para los neonatos. Es una enfermedad poco común, pero sí que puede dar lugar a problemas importantes a largo plazo, como infertilidad y/o mayor riesgo de tumor testicular, si no se trata correctamente.
La criptorquidia suele corregirse con una cirugía. El cirujano lleva con cuidado el testículo al escroto y lo cose en su lugar.

Tipos de criptorquidia

Existen diferentes tipos de criptorquidia, estas son:

  • Testículos no descendidos congénitos o criptorquidia verdadera: ausencia del testículo en la bolsa escrotal. Puede palparse en el canal inguinal, pero no es posible que descienda manualmente hacia el escroto.
  • Testículo realmente ausente: también denominado anorquia, puede ser unilateral o bilateral. En este caso el testículo realmente no está presente en ningún punto, ni en el escroto ni en el canal, ni incluso en el abdomen.
  • Testículo ectópico: si se encuentra en una localización distinta al trayecto habitual del canal inguinal.
  • Testículos no descendidos adquiridos: son aquellos que han descendido durante el
    primer año de la vida y posteriormente han trascendido.

Causas de la criptorquidia

No se conoce la causa exacta del testículo no descendido. Una combinación de la genética, la salud materna y otros factores ambientales podría alterar las hormonas, los cambios físicos y la actividad en los nervios que influyen en el desarrollo de los testículos. Estos se forman en el abdomen durante el desarrollo fetal y, durante los últimos dos meses de dicho desarrollo, si este es normal, los testículos descienden de forma gradual a través de un pasaje en la ingle (canal inguinal), desde el abdomen hasta el escroto. Con un testículo no descendido, ese proceso se detiene o se demora.

Síntomas de criptorquidia

La mayoría de veces, no hay síntomas distintos a la ausencia de testículo en el escroto (esto se denomina escroto vacío), aunque dependiendo de la localización y la edad, puede existir la posibilidad de torcerse y/o causar dolor o molestias.

Tratamiento para la criptorquidia

El objetivo del tratamiento es mover el testículo que no descendió a su ubicación correcta en el escroto. El tratamiento antes del año de edad puede reducir el riesgo de complicaciones de la criptorquidia, como son por ejemplo la esterilidad y el cáncer de testículo.

La criptorquidia suele corregirse con una cirugía. El cirujano lleva con cuidado el testículo al escroto y lo cose en su lugar. A este procedimiento se llama orquidopexia. Este procedimiento se puede realizar con un laparoscopio o con cirugía abierta. El cirujano probablemente recomendará llevar a cabo la cirugía cuando el niño tenga alrededor de 6 meses y antes de que cumpla el año. Aparentemente una cirugía temprana reduce el riesgo de complicaciones futuras.

El tratamiento con hormonas incluye la inyección de Coriogonadotropina humana. Esta hormona puede provocar que el testículo del niño descienda al escroto. Este tipo de tratamiento no suele recomendarse debido a que es mucho menos eficaz que una cirugía.

Pruebas complementarias del tratamiento de criptorquidia

Para el diagnóstico y tratamiento de la criptorquidia es necesario una exploración clínica palpando la bolsa escrotal. Si ésta está vacía, se recorre con el dedo índice el canal inguinal en sentido caudal (de arriba hacia abajo) suavemente, para ver si el testículo se encuentra en el trayecto.

Factores de riesgo de la criptorquidia

Existen factores que pueden incrementar el riesgo de padecer criptorquidia, estos son: bajo peso del bebé al nacer, nacimiento prematuro, historial familiar de criptorquidia y abuso del alcohol o fumar durante el embarazo, entre otros factores.

Complicaciones de la criptorquidia

Las complicaciones de la criptorquidia incluyen:

  • Cáncer testicular.
  • Infertilidad.
  • Torsión testicular.
  • Hernia inguinal.

Prevención de la criptorquidia

No es posible prevenir la criptorquidia, porque se trata de una irregularidad del desarrollo en la que no puede intervenir. Puede provocar efectos nocivos a largo plazo como la esterilidad o el cáncer testicular. Estos efectos sí pueden prevenirse si se controla, en el plazo de los primeros 6 meses de vida, la posición de los testículos de los varones neonatos y se interviene precozmente. La mejor prevención es la revisión constante tanto por parte del médico como por la de los padres.

Especialidades a las que pertenece la criptorquidia

La criptorquidia pertenece a la especialidad de urología que es la especialidad médico-quirúrgica que se ocupa del estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del aparato urinario y el aparato reproductor masculino, y cirugía pediátrica, ya que se trata de una operación en niños generalmente muy pequeños.

Preguntas frecuentes:

¿Cuáles son las consecuencias de la criptorquidia?

La criptorquidia podría tener consecuencias como: cáncer testicular, infertilidad, o torsión testicular.

¿Cómo afecta la criptorquidia a la fertilidad?

Los hombres que han tenido un testículo descendido tienen más posibilidades de tener números bajos de espermatozoides, esperma de mala calidad y fecundidad reducida. Esto se puede deber a un desarrollo anormal del testículo, y puede empeorar si la afección no se trata durante un período prolongado.

¿Cuánto tiempo de recuperación requiere la operación para la criptorquidia?

El tiempo de recuperación es de aproximadamente 2 semanas después de realizarse el procedimiento. En algunos casos puede tardar hasta un mes en recuperarse completamente.

¿Cuáles son los cuidados necesarios después de una operación de criptorquidia?

Después de la operación es necesario:

  • Aliviar el dolor del niño: es probable que el niño sienta dolor en la ingle los primeros días después de la operación.
  • Limpiar el sitio de la incisión dos veces por dia.
  • Cambiar los pañales cuando estén mojados, no dejar que se acumulen muchos líquidos.
  • Dejar al niño sin pañal durante aproximadamente media hora todos los días.