Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Cólico Lactante

Cólico Lactante

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es el cólico del lactante?

El cólico del lactante es un síndrome conductual que afecta a lactantes sanos, independientemente del tipo de lactancia. Se caracterizan por largos episodios de llanto inconsolable de predominio vespertino (puede variar), e irritabilidad, que se producen durante los primeros meses de vida del bebé. Son episodios de llanto durante más de tres horas al día, y durante más de tres días a la semana, durante por lo menos tres semanas.  El cólico del lactante no suele tener importancia médica y acaba desapareciendo por sí solo. Suele empezar entre la tercera y la sexta semana de vida del niño y acaban cuando el bebé tiene entre tres y cuatro meses de edad. Su prevalencia varía entre el 10-40% de los niños, y va a depender de los distintos criterios empleados para el diagnóstico y de la subjetividad de las familias en la observación del llanto prolongado. Es una enfermedad muy común en los primeros meses del bebé y es de carácter leve.
Entre los factores que pueden aumentar el riesgo de que el bebé padezca el cólico lactante están: la edad, ya que aparece las primeras semanas de vida y desaparece a los 4 meses aproximadamente.

Causas del cólico del lactante

Las causas del cólico del lactante son desconocidas. Se han sugerido múltiples teorías que probablemente se relacionan entre sí, como son:

  • Causas gastrointestinales: como consecuencia de la inmadurez intestinal para el bebé, poder absorber completamente la lactosa de la dieta, donde se produce gas por las bacterias colónicas, lo que lleva a el recién nacido tener dolor y distensión abdominal.
  • Aumento de la motilidad intestinal: esta incrementa el vaciamiento gástrico, la alteración de la microflora intestinal, la intolerancia a la  lactosa, el desequilibrio de las hormonas intestinales, la inflamación de la mucosa intestinal, el meteorismo(aire intraintestinal, es decir, gases), y el estreñimiento.
  • Causas dietéticas: alergias o intolerancias a la proteína de la leche de vaca (PLV), al consumirla a través del pecho de la madre.
  • Causas psicosociales: hipersensibilidad de la respuesta del niño al dolor y ante los estímulos externos, como el estrés familiar, la alteración post parto y las alteraciones en la dinámica familiar.
  • Otras causas: podría estar relacionada con una una obstrucción intestinal, con el reflujo gastroesofágico, con alguna alteración en la succión, en bebés prematuros, con el tabaquismo materno, o con la depresión materna (pre y post parto).

Síntomas del cólico del lactante  

La manifestación principal de los cólicos del lactante es el llanto del bebé, que es de predominio súbito, sin causas aparentes e irritabilidad, y que puede persistir durante varias horas. También pueden presentarse síntomas acompañando al llanto como: el bebé suele llevarse las rodillas cerca del abdomen (flexión de los muslos sobre el abdomen), enrojecimiento de la cara en el que su piel adquiere un color rojo, casi morado, cabeza elevada, contractura abdominal, disminución de las horas de sueño, gases y flatulencias, y, en ocasiones, estreñimiento.

Tratamiento para el cólico del lactante

No existe ningún tratamiento que, aplicado de forma aislada, haya demostrado que haga remitir los cólicos o que sea efectiva. Pero sí existen algunos tratamientos terapéuticos y farmacológicos que ayudan aliviar los mismos. El objetivo terapéutico es aliviar los síntomas del lactante.

  • Intervenciones conductuales: consisten en tranquilizar y educar a los padres sobre la situación, con seguridad y tranquilidad, haciéndoles saber que el niño está sano y que es una condición benigna y autolimitada, es decir, que va a pasar en un tiempo determinado (unos cuatro meses). También sirven para ayudar al bebé a establecer un ritmo estable de sueño-vigilia, reduciendo la angustia de los padres y mejorando la relación familiar.
  • Modificaciones de la dieta del bebé: hacer un tratamiento materno hipoalergénico, si el posible origen es alérgico, eliminando la leche de vaca (PLV)  o proteína de soja, huevos, frutos secos y pescado, suprimir fórmulas con lactosa...etc.
  • Realizar masajes para los cólicos: existen algunos masajes que ayudan al bebé a relajarse, como poner la mano sobre su abdomen, ya que facilitan la expulsión de pequeñas cantidades de gas intestinal. También el masaje en la zona de la columna vertebral se ha comprobado que reduce la duración del llanto de manera significativa.
  • En cuanto a los tratamientos farmacológicos que existen para tratar los cólicos podemos mencionar los que actúan como agentes anticolinérgicos y/o agentes tensoactivos, reduciendo la superficie de tensión de las burbujas del tracto intestinal, lo cual permite que el gas sea expulsado con mayor facilidad, así como probióticos para reforzar su flora intestinal.

Pruebas complementarias del tratamiento del cólico del lactante

No existen pruebas complementarias ni estudios analíticos que nos puedan dar el diagnóstico de cólico del lactante. Para el tratamiento de este se pueden realizar pruebas en función de la observación clínica. Se suele aplicar la forma clínica diagnóstica de Wessel, es decir, si el llanto es prolongado, y este aparece a partir de la tercera semana del nacimiento, perdura al menos tres horas al día, tres días a la semana, durante tres semanas, posiblemente el recién nacido tenga un cólico.

Factores de riesgo del cólico del lactante  

Entre los factores que pueden aumentar el riesgo de que el bebé padezca el cólico lactante están: la edad, ya que aparece las primeras semanas de vida y desaparece a los 4 meses aproximadamente, intolerancia a la lactosa, inmadurez intestinal basada en la inmadurez del recién nacido para absorber completamente la lactosa de la dieta, las técnicas de alimentación, el estrés familiar, el uso del alcohol y el tabaco durante el embarazo, la depresión materna y la prematuridad del bebé.

Complicaciones del cólico del lactante

Esta afección no suele ser grave y tiende a desaparecer por sí sola, por lo que no suele presentar complicaciones para la vida del bebé.  

Prevención del cólico del lactante  

Para evitar el cólico lactante es necesario:

  • Sacarle los gases al niño después de las comidas.
  • No alimentar al bebé más veces de las que sean necesarias.
  • La madre (si está amamantando al bebé), debe eliminar de su dieta alimentos como el café o el té, y excluir alérgenos alimentarios como huevos y pescado.
  • Realizar masajes relajantes en la barriga del bebé que lo ayuden a la expulsión de los gases.

Especialidades a las que pertenece el cólico del lactante

El cólico del lactante pertenece a la especialidad de pediatría. La pediatría  es la parte de la medicina que se ocupa del estudio del crecimiento y el desarrollo de los niños hasta la adolescencia, así como del tratamiento de sus enfermedades.

Preguntas frecuentes:

¿A qué edad empiezan los cólicos del lactante?

Los cólicos suelen manifestarse alrededor de la segunda o tercera semana de vida del bebé aproximadamente.

¿Qué es la fisioterapia para el cólico del lactante?

La fisioterapia en el cólico del lactante ayuda a tratar esta condición, valorando los distintos aspectos que pueden estar influyendo en los intensos llantos, y aplicando las técnicas manuales oportunas que alivian el malestar del bebé, mediante un protocolo de masaje infantil, que es una técnica sencilla que favorece al sistema digestivo, circulatorio e inmunológico, previniendo así la aparición de cólicos del lactante y favoreciendo a la relajación y el desarrollo del bebé.

¿Hay remedios caseros efectivos para el cólico del lactante?

Existen muchos remedios caseros que refieren son efectivos para el cólico del lactante como son, las infusiones de té de manzanilla que calman al bebé, o algunas hierbas como el hinojo para los gases y los espasmos intestinales. También propiciar un ambiente relajante con música, acunar al bebé y aplicarle masajes. No obstante, se recomienda que si el bebé empieza con síntomas de cólicos se acuda al pediatra para valoración y orientación adecuada.

¿Tiene que ver que mi bebé trague aire con que tenga un cólico?

Algunos bebés con cólico del lactante también tienen gases, pero no está claro si los gases causan el cólico o si el bebé tiene gases porque traga demasiado aire mientras llora.

¿Desaparecerá el cólico del lactante con el tiempo?

Sí, el cólico lactante no suele ser grave y tiende a desaparecer por sí solo entre los tres o cuatro meses de vida del bebé.