Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Cataratas

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué son las cataratas?

Se denomina catarata a cualquier opacificación de alguna zona del cristalino (estructura transparente en la zona central del ojo que actúa como lente), que produce una disminución de la visión cuando esa opacidad se sitúa en el centro del mismo, impidiendo el paso de la luz, y con ello la correcta visión. Las cataratas son las responsables del 47% de los casos de ceguera en el mundo, siendo la catarata senil (la que aparece con la edad), la más frecuente. La catarata congénita supone un 20% de casos de ceguera infantil. La urgencia en el diagnóstico y tratamiento de las cataratas se da sobre todo en la población infantil, ya que si no se detecta a tiempo puede producir alteraciones de la visión importantes y permanentes.
En las cataratas congénitas puede haber un déficit de visión desde el nacimiento o rápidamente progresivo.

Tipos de cataratas

  • Cataratas congénitas: el bebé nace con la catarata o aparece en los primeros tres meses de vida.
  • Cataratas seniles: aparecen con la edad. El 100% de la población acabaría teniendo cataratas si viviera lo suficiente.
  • Cataratas secundarias: aparecen como consecuencia de alteraciones oculares o sistémicas.

Causas y factores desencadenantes de las cataratas

  • Las cataratas congénitas pueden ser:
    • Hereditarias: a veces asociadas a otras malformaciones oculares o sistémicas. Generalmente bilaterales (en ambos ojos).
    • Producidas por infecciones intrauterinas en el embarazo: como rubéola, toxoplasmosis (enfermedad parasitaria) o infección por Citomegalovirus.
    • Metabólicas: por alteraciones enzimáticas como la galactosemia (enfermedad hereditaria por deficiencia enzimática), o por alteraciones hormonales como el hipoparatiroidismo.
    • Tóxicas: por la acción de fármacos como los corticoides o la Clorpromacina, o por un exceso de vitamina D.
    • Carenciales: por déficit de vitamina A, ácido fólico o vitamina B12.
    • Debido a cromosomopatías: como el síndrome de Down, el síndrome de Turner, etc.
    • Por la acción de radiaciones ionizantes en dosis bajas.
  • Las cataratas secundarias pueden aparecer debidas a:
    • Alteraciones oculares: patologías inflamatorias, tumorales, traumatismos o enfermedades degenerativas oculares.
    • Alteraciones sistémicas: metabólicas (diabetes, hipertiroidismo, galactosemia, etc), enfermedades dermatológicas (como la esclerodermia, el eczema atópico o la poiquilodermia), por la acción de tóxicos como metales (mercurio, hierro, cobre u otros), o fármacos (corticoides, ergotamina, antimitóticos…etc.)

Síntomas de las cataratas

En las cataratas congénitas puede haber un déficit de visión desde el nacimiento o rápidamente progresivo. En la catarata senil los pacientes pierden la visión de manera progresiva, sin dolor ni inflamación, con una mejora en ambientes poco iluminados, apareciendo a veces fotofobia (molestia ocular con la luz), con deslumbramientos, visión de halos coloreados, visión amarillenta o aparición diplopía monocular (visión doble en un ojo). Las personas con miopía pueden notar la necesidad de cambiar frecuentemente de gafas.

Tratamiento para las cataratas

El tratamiento de las cataratas es exclusivamente quirúrgico. La cirugía consiste en quitar el cristalino opacificado y reemplazarlo por una lente artificial. Para ello existen dos tipos de cirugías:

  • Facoemulsificación: se realiza una pequeña incisión de unos 2-3mm en la córnea, por la que se introduce una sonda que emite ondas (ultrasónicas) para ablandar el cristalino. Después, se aspira este y en su lugar se introduce una lente intraocular plegable, que se despliega sustituyendo al cristalino retirado y enfermo.
  • Cirugía extracapsular manual:  se extrae el centro opaco del cristalino en una pieza. Las microincisiones y la fragmentación del cristalino se realizan mediante bisturí. Es una técnica más antigua que se realiza menos por sus mayores complicaciones.

 Diagnóstico y pruebas complementarias para la detección de las cataratas

El diagnóstico de las cataratas se realiza mediante la exploración ocular, administrando una gota a nivel tópico de un fármaco midriático que produce la dilatación de la pupila. Así, con la observación a simple vista, puede detectarse en estados avanzados de la catarata un reflejo o mancha blanca en la región pupilar (leucocoria), o bien mediante una oftalmoscopia directa, el médico aprecia manchas oscuras sobre el reflejo rojo del fondo de ojo o impidiendo la visión de este. También se puede realizar una exploración con la llamada lámpara de hendidura, que permite estudiar el cristalino afectado localizando la opacidad.

Además, el oftalmólogo puede realizar una exploración de la agudeza visual, de la motilidad del ojo, la tensión ocular, etc.

Factores de riesgo de las cataratas

El envejecimiento es el mayor factor de riesgo del padecimiento de la catarata senil. El padecimiento de otras enfermedades como la diabetes mellitus, la hipertensión arterial, la obesidad, el tabaquismo o el consumo excesivo de alcohol, pueden favorecer el desarrollo de las cataratas.

Otros factores de riesgo son la exposición excesiva y continuada a la luz del sol o el consumo continuado de fármacos que favorecen su aparición, como los corticoides.

Por último, el haber padecido lesiones o inflamaciones previas en los ojos o haber sido intervenido quirúrgicamente a nivel ocular, puede desencadenar en ocasiones el desarrollo de cataratas.

Complicaciones de las cataratas

  • En la población pediátrica puede aparecer ambliopía (ojo vago) y ceguera.
  • En adultos, disminución progresiva de la agudeza visual que no se recupera si la catarata progresa y no se realiza un tratamiento quirúrgico.
  • Aparición de otras patologías oculares secundarias a la catarata: iridociclitis (inflamación del iris y del cuerpo ciliar), glaucoma facomórfico (un tipo de glaucoma asociado al cristalino) o facolítico (obstrucción de la malla trabecular del ojo) y luxación del cristalino.

Prevención de las cataratas

  • Abandonar el tabaco si se es fumador.
  • Buscar fármacos alternativos que no tengan efectos facilitadores de la formación de cataratas si el paciente los está tomando.
  • Los pacientes diabéticos deben procurar mantener sus niveles de glucemia estables y controlados. Así mismo, los pacientes hipertensos deben tener las cifras de tensión arterial dentro de la normalidad como factor protector.
  • Existen estudios no aceptados por toda la comunidad científica sobre efectos protectores de suplementos vitamínicos o antioxidantes. También sobre el beneficio de la realización de ejercicio físico.
  • Se aconseja el uso de gafas de sol.

Especialidades a las que pertenecen las cataratas

Las cataratas se diagnostican y tratan por el médico especialista en oftalmología.

Preguntas frecuentes:

  • ¿Cuánto cuesta una cirugía de cataratas?

En el sistema nacional de salud español esta cirugía es gratuita. A nivel de la medicina privada variará según la clínica donde se realice la intervención. De forma general el precio puede oscilar entre 1.500-2.000 euros.

  • ¿Qué es la facoemulsificación?

Es el tipo de cirugía de cataratas que se aplica más frecuentemente. Consiste en realizar una pequeña incisión en la córnea por la que se introduce una sonda que emite ondas ultrasónicas que ablandan el cristalino, para, posteriormente, aspirar e introducir en su lugar una lente intraocular.

  • ¿Qué es la afaquia?

La afaquia es la ausencia del cristalino en el ojo.

  • ¿Qué es la pseudofaquia?

La pseudofaquia es la ausencia de cristalino en el ojo que ha sido sustituido quirúrgicamente por una lente intraocular que hace sus funciones.

  • ¿Qué es la capsulotomía con láser?

La capsulotomía con láser es la realización mediante el uso de un láser, de una pequeña incisión en la cápsula posterior del cristalino. Esta cápsula o membrana que sujeta el cristalino se puede opacificar después de realizarse anteriormente una cirugía de catarata, con lo que esa incisión permite que la luz incida de nuevo correctamente en el ojo y el paciente vea correctamente.