Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Alergia al Frío

Alergia al Frío

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Introducción

El frío es la sensación que se puede expresar ante las bajas temperaturas. Hay personas que tienen lesiones cutáneas importantes al estar en contacto con objetos fríos, bajas temperaturas o vientos fríos y desaparece al aumentar la temperatura. Aunque es un trastorno poco frecuente, puede repercutir de manera importante en aquellas personas que lo padecen. Si quieres saber más sobre la alergia al frío, qué es, qué lo causa, síntomas y su tratamiento, continúa leyendo.

El frío es la sensación que se puede expresar ante las bajas temperaturas. Hay personas que tienen lesiones cutáneas importantes al estar en contacto con objetos fríos, bajas temperaturas o vientos fríos y desaparece al aumentar la temperatura.

¿Qué es una alergia al frío?

La alergia al frío o urticaria a frigore es una forma de urticaria crónica que se caracteriza porque el paciente presenta lesiones en la piel tipo habones, enrojecimiento, prurito y edemas ante las bajas temperaturas o cambios bruscos en el termostato, el lavado o inmersión en agua, o la ingestión de bebidas o alimentos fríos. También, en ocasiones, puede ir acompañado de síntomas constitucionales como mareos, dolor abdominal o desvanecimiento.

Tipos de alergias al frío

Existen diferentes tipos de alergia al frío o de urticaria a frigore:

  • Refleja: la urticaria aparece de forma generalizada en todo el cuerpo.
  • Localizada: se produce en la zona de la piel que entra en contacto con el frío.
  • Localizada refleja: la urticaria aparece alrededor de la zona expuesta al frío, pero no en ella.
  • Retardada: la urticaria aparece transcurridas entre 3 y 24 horas después de la exposición al frío.

Causas de una alergia al frío

Hasta ahora, es poco conocida la causa directa de este tipo de alergia. Varios estudios incluyen rasgos hereditarios hasta tal punto que existe una enfermedad descrita como urticaria a frigore familiar, en la cual, el frío desencadena la liberación de histamina y de anticuerpos tipo IgE como los presentes en cualquier tipo de alergia que reaccionan ante los antígenos de la piel que dependen del frío. Esta enfermedad se transmite de forma dominante y se inicia desde la infancia.

También, en algunos casos, se ha asociado a procesos infecciosos previos, sobretodo infecciones víricas de vías respiratorias superiores, rubéola y mononucleosis infecciosa, picadura de insectos, enfermedades tiroideas y medicamentos. Este tipo de urticaria es autolimitada y desaparece varios meses después de mejorar la causa que lo produce.

Síntomas de una alergia al frío

Las manifestaciones clínicas dependen del factor precipitante (viento frío, ingestión de líquidos, inmersión, contacto con objetos fríos, ...). El paciente puede presentar prurito, enrojecimiento (eritema) o ronchas, en aquellas zonas expuestas a las bajas temperaturas. Estas lesiones pueden aparecer entre 5 y 30 minutos después del primer contacto y pueden remitir después de 2 horas.

También se puede presentar edema en los labios, orofaringe y angioedema, sobre todo en aquellas personas que tienen contacto con alimentos y bebidas frías o exposiciones intensas como baños de inmersión.

En aquellos casos graves, pueden producirse reacciones anafilácticas severas con hipotensión y síncope, dolor abdominal y disnea severa que puede ocasionar la muerte del paciente.

Tratamiento de una alergia al frío

El tratamiento consiste principalmente en adoptar medidas contra el frío como llevar ropa adecuadamente abrigada, evitar la ingesta de bebidas frías, para controlarlo, se pueden utilizar termómetros para líquidos que previamente se colocan en las bebidas.

En algunos casos, se puede tener respuesta a antialérgicos de uso común como la cetirizina y desloratadina, pero en dosis de 3 a 4 veces superior a la de una simple urticaria aguda. Es importante destacar que, si la alergia al frío es de carácter familiar, se va a presentar poca respuesta a los antialérgicos. En casos graves que no responden a este tipo de fármacos puede indicarse prednisona o ciclosporina.

Pruebas complementarias de una alergia al frío

El diagnóstico de una alergia al frío es difícil, ya que no existe ningún alérgeno que pueda causar la sensibilidad. No obstante, pueden realizarse pruebas en casa como la del cubo de hielo, esta consiste en la aplicación de hielo envuelto en plástico en la piel del antebrazo durante 5 minutos. A partir de ese tiempo, se puede observar la aparición de un habón o roncha en el área de contacto con el hielo. Si aparece antes de este tiempo, se considera más grave la alergia. En ocasiones, este test es negativo a la primera realización, por lo que se aconseja repetirlo, pero exponiendo el antebrazo al cubo de hielo durante 15 minutos.

Existe un dispositivo llamado Tempest que, además de poder realizar el diagnóstico de la alergia al frío, permite probar con diferentes temperaturas para detectar la temperatura umbral crítica para el paciente, a partir de la cual comenzarán a aparecer las lesiones alérgicas.

Factores desencadenantes de una alergia al frío

El principal factor desencadenante es el frío. Es importante reconocer el umbral crítico del paciente a partir del cual se inician las lesiones cutáneas, o si presenta síntomas constitucionales como mareos, hipotensión, angioedema o síncope.

Factores de riesgo de una alergia al frío

Los factores de riesgo de la alergia al frio son:

  • Personas jóvenes.
  • Sexo femenino.
  • Antecedentes familiares de este tipo de alergia.
  • Piel sensible.
  • Antecedentes de alergias severas.
  • En casos raros, puede ser la expresión de alguna enfermedad como infecciones respiratorias, hepatitis o algún tipo de cáncer.

Complicaciones de una alergia al frío

Las complicaciones pueden ir desde leves con la aparición de lesiones en la piel tipo habones que pueden producir escozor, malestar general y edema (las complicaciones son mayores según sea la zona expuesta), hasta reacciones anafilácticas, mareos, síncope y muerte súbita.

Prevención de una alergia al frío

Para prevenir una alergia al frío conviene tomar una serie de medidas cautelares como:

  • Si el médico ha pautado al paciente alguna medicación antes de la exposición, como antihistamínicos, debe llevarla consigo y avisar a su entorno, también es útil alguna placa identificativa.
  • Si el paciente va a ser sometido a alguna intervención quirúrgica o transfusiones de hemoderivados, se debe advertir de la urticaria para tomar las medidas necesarias para tal fin.
  • Evitar estar durante mucho tiempo en lugares muy fríos.
  • No exponer las manos al contacto con hielo.
  • Evitar los alimentos y bebidas demasiado frías.

Especialidades a las que pertenece

El estudio de la alergia frío es considerado multidisciplinario, ya que involucra al médico de cabecera, quien tiene el primer contacto con el paciente, al dermatólogo, que estudia e identifica las lesiones de la piel, cardiólogo y especialistas de medicina interna, quienes realizan los diagnósticos diferenciales con otras enfermedades.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la sensibilidad al frío?

La sensibilidad al frío es una reacción normal del organismo ante una temperatura baja, puede estar relacionado con un bajo porcentaje de grasa corporal o, en ocasiones, con enfermedades crónicas como el hipotiroidismo. No existen lesiones en la piel, a diferencia de en la urticaria.

¿Qué es el sudor frío?

El sudor frío es una reacción fisiológica normal del organismo ante una disminución de oxígeno en la sangre, como puede suceder cuando se está expuesto a un peligro, hipotensión o ansiedad.

¿Qué es el síndrome de Raynaud?

El síndrome de Raynaud puede presentarse solo o acompañando a algunas enfermedades reumatológicas, se caracteriza por el estrechamiento de los vasos sanguíneos con la típica coloración azulada de pulpejo en dedos de las manos y los pies por la exposición al frío.

¿Cuál es la temperatura normal de una persona?

La temperatura normal de una persona se encuentra entre 35 y 37 grados centígrados.

¿Qué es el síndrome de Brugada?

El síndrome de Brugada está caracterizado por síncope y, en ocasiones, por muerte súbita, originado por arritmias ventriculares. Entre los factores de riesgo para la aparición de estas arritmias está el descenso de la temperatura.