Contenido Enfermedades Alergia a la Humedad

¿Qué es una alergia a la humedad?

Es un subtipo de alergia respiratoria superior e inferior producida por la inhalación de esporas de hongos presentes en el aire y que necesitan altos niveles de humedad para subsistir y multiplicarse. Todas las personas están expuestas al moho, pero en algunas se produce una respuesta desproporcionada de su sistema inmunológico, expresándose en síntomas respiratorios.

La alergia a la humedad es causante de muchísimos problemas respiratorios que afectan a principalmente a niños y ancianos. Son la tercera causa más frecuente de patología alérgica respiratoria, y la mayoría de las personas presentan alergia perenne.

La alergia a la humedad es causante de muchísimos problemas respiratorios que afectan a principalmente a niños y ancianos. Son la tercera causa más frecuente de patología alérgica respiratoria, y la mayoría de las personas presentan alergia perenne.

Tipos de alergias a la humedad

Aunque los síntomas son los mismos, se puede dividir la alergia a los hongos o humedad, dependiendo de los sitios donde se encuentren:

Exterior de las viviendas:

  • Hojas en descomposición de bosques o invernaderos
  • Trabajos como cortar el césped, cosechar, graneros, molinos y panaderías por el pasto, césped, heno, paja, granos y harinas
  • Tormentas de aire que levanten polvo y esporas

Interior de las viviendas:

  • Casas cerradas gran parte del año
  • Sótanos o bodegas con alto grado de humedad
  • Cuartos de baños mal ventilados
  • Marcos de ventanas con condensación importante
  • Alimentos y textiles almacenados
  • Humidificadores y aires acondicionados sin el debido mantenimiento

Causas de una alergia a la humedad

Los principales hongos que en condiciones de humedad tienen importancia clínica como productores de enfermedades alérgicas son Alternaria y Cladosporium, cuya presencia es predominante en el exterior, y Penicillium y Aspergillus en el interior de las viviendas.

Al inhalar las esporas del moho que se encuentran en el aire, el sistema inmunológico del cuerpo las reconoce como no propias, por lo que se generan anticuerpos para combatirlas y estos crean memoria para los agentes invasores, de modo que cualquier contacto posterior desencadena una nueva reacción alérgica mediada por histamina, que produce los síntomas típicos de la alergia.

Para que estos hongos proliferen y se multipliquen rápidamente, necesitan ambientes húmedos y climas soleados y ventosos para la diseminación de esporas.

Síntomas de una alergia a la humedad

Los síntomas no son estacionales, ya que la presencia de las esporas en el aire se extiende a lo largo del año. Pero, en general, comparte los mismos síntomas que otros tipos de alergia, como son:

  • Estornudos
  • Mucosidad nasal anterior y posterior, obstrucción nasal
  • Disnea o dificultad para respirar
  • Asma
  • Dolor de garganta
  • Piel seca
  • Opresión en el pecho
  • Eritema conjuntival
  • Neumonitis broncopulmonar alérgica

En ocasiones, los síntomas aparecen inmediatamente a la exposición, pero en otras ocasiones, pueden aparecer horas después del contacto con el moho. En casos de pacientes previamente asmáticos o cualquier patología pulmonar, se puede exacerbar con la exposición al moho, a pesar de que previamente no tenían exposición.

Tratamiento de una alergia a la humedad

Lo importante es la prevención, y para que suceda, el personal sanitario debe explicar al paciente sobre el origen de su enfermedad y aplicar todas las medidas posibles para prevenir.

En relación al tratamiento farmacológico, se pueden destacar los siguientes medicamentos:

  • Antihistamínicos: disminuyen los niveles de histamina que es la sustancia química que produce estornudos, prurito y congestión nasal. Algunos antihistamínicos pueden producir somnolencia como efectos secundarios.
  • Aerosoles nasales: los corticoides tópicos nasales ayudan a disminuir la inflamación de las vías respiratorias superiores. Su efecto secundario principal es la sequedad nasal. El uso de otro tipo de aerosoles está contraindicado.
  • Inhibidores de los leucotrienos: medicamentos como el montelukast, son inhibidores de una sustancia llamada leucotrienos que causa síntomas como la mucosidad. Este tipo de medicamento es para tratamiento crónico.
  • Lavados nasales: lavados nasales con agua salada o solución fisiológica pueden ayudar a reducir los síntomas irritantes nasales. En ocasiones, puede alternarse con corticoides nasales.
  • Inmunoterapia: se utilizan vacunas contra diferentes alérgenos al moho. Es eficaz contra ciertos tipos de rinitis.

Pruebas complementarias de una alergia a la humedadLas pruebas complementarias que se pueden realizar son:

Analítica: se pueden medir los niveles de IgE, si se encuentran elevados, significa que hay un componente alérgico importante, pero no se indica a cuál. Existen otras pruebas en las que se colocan muestras de sangre en incubadoras con agentes alergénicos para observar su reacción.

Pruebas intradérmicas: pruebas cutáneas en las que se introducen agentes alérgenos en la piel mediante punción subdérmica, para comprobar las distintas reacciones a los alérgenos.

Factores desencadenantes de una alergia a la humedad

El clima húmedo favorece el crecimiento y la proliferación del moho y el viento la diseminación de las esporas. En países con estaciones, se encuentran en mayor proporción las esporas a finales de verano y, en climas tropicales, los mohos se encuentran todo el año.

Las esporas aparecen en mayor proporción en el exterior de las casas, pero al penetrar al interior, se depositan en aires acondicionados y humidificadores, multiplicándose y diseminándose por toda la casa.

Factores de riesgo de una alergia a la humedad

Existen algunos factores de riesgo como:

  • Antecedentes familiares de alergia y asma.
  • Exposición laboral al moho, por ejemplo, trabajos con aires acondicionados sin la debida limpieza de filtros, granjas, molinos, invernaderos, y restauradores de muebles.
  • Sitios húmedos con humedad superior al 50%, así como lugares con escasa ventilación.

Complicaciones de una alergia a la humedad

La alergia a la humedad puede conllevar algunas complicaciones como tener problemas respiratorios superiores, como sinusitis o rinitis inflamatoria, por hongos de carácter crónico, o problemas respiratorios inferiores, como asma y neumonitis, por hongos que ocasionan episodios agudos complicados.

Prevención de una alergia a la humedad

Para prevenir una alergia a la humedad conviene:

  • Eliminar cualquier fuente de humedad en libros o textiles y filtraciones de tuberías.
  • Drenar aguas subterráneas y eliminar cualquier obstáculo como ramas.
  • Ventilar bien las áreas de la casa, sobre todo aquellas que tengan acceso al agua, como cocinas y baños.
  • Limpiar los filtros de calefacción y aire acondicionado con regularidad.
  • Usar un deshumidificador para mantener los niveles de humedad inferiores al 50%.

Especialidades a las que pertenece

La especialidad médica a la que pertenece es la alergología, también a medicina interna, otorrinolaringología y neumología.

Preguntas frecuentes

¿Cómo tratar a una persona con hipotermia?

Lo primero es aislar a la persona con hipotermia de todo aquello que le pueda disminuir la temperatura, como suelo frío y ropa húmeda, colocar mantas térmicas y ofrecerle bebidas calientes.

¿Qué pasa si la temperatura del cuerpo baja?

Al disminuir la temperatura corporal, la mayoría de los órganos importantes, como el corazón y el sistema nervioso, no funcionan correctamente. Y, si se prolonga en el tiempo, puede producir parada cardiorrespiratoria.

¿Qué problemas de salud causa el salitre?

La humedad que trae consigo el salitre, puede tener como consecuencia rinitis y asma por la presencia de moho.

¿Qué es la hipotermia y la hipertermia?

Se considera hipotermia a la temperatura corporal menor a 35 grados centígrados, y la hipertermia, a la temperatura mayor a 37,5 grados centígrados.

¿Qué quiere decir intolerancia al calor?

Es la sensación de calor en exceso cuando aumenta la temperatura del ambiente, presentando síntomas como sudoración excesiva, enrojecimiento de la piel, palpitaciones o mareos.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas?

Cuéntanos lo que necesitas e intentaremos ayudarte lo más rápido posible

¿Tienes dudas?