1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Absceso Periamigdalino

Absceso Periamigdalino

Atención presencial cuando la necesites
Videoconsulta para resolver tus dudas
Un médico te llama en menos de una hora
Chat médico 24 horas los 365 días del año
Regístrate

¿Qué es un absceso periamigdalino?

El absceso periamigdalino es una acumulación de pus y bacterias, que se produce como consecuencia de una amigdalitis complicada. En general se produce por el estreptococo pyogenes tipo A, en niños, adolescentes y adultos jóvenes. Su aparición suele ser unilateral, solo el 3 % es bilateral y se da más en el polo superior de la amígdala. Se dan unos 30 casos por cada 100.000 habitantes /año y la propagación de la infección hacia las zonas posteriores de la garganta es una urgencia médica. Se trata de una enfermedad leve salvo complicaciones.
No existen factores de riesgo para el absceso amigdalino en niños y adolescentes, en adultos el fumar puede aumentar el riesgo de sufrir esta enfermedad.

Tipos de abscesos

Los tipos de abscesos se pueden clasificar en función de la bacterias que los producen:

  • Abscesos por anaerobios, como los fusobacterium o bacteroides.
  • Abscesos por aerobios son streptococcus pyogenes el más común, haemophilus, neisseria y estafilococo.

Los tipos de absceso según afecten una o dos amígdalas.

  • Absceso unilateral, afecta una de las dos amígdalas, no siendo más común en una que en otra.
  • Absceso bilateral, se da tan solo en el 3 por ciento de los casos

Causas de un absceso periamigdalino

Las causas del absceso amigdalino es una amigdalitis que se complica, puede ser por flora multibacteriana aunque la más frecuente es por el streptococo pyogenes

Síntomas de un absceso periamigdalino

Los síntomas son fiebre elevada de más de 38, escalofríos, dolor intenso garganta, dificultad para tragar, dolor en la zona del cuello y oído donde se encuentra el absceso, adenopatías cervicales importantes y dolorosas.

Tratamiento de un absceso periamigdalino

El tratamiento será el tratamiento del dolor de modo adecuado; antitérmicos, se procederá al drenaje del absceso por medio quirúrgico, también se puede realizar un drenaje con aguja guiada por ecografía.

Tras el drenaje era necesario el tratamiento con antibióticos entre ellos la amoxicilina con clavulánico será la más eficaz.  En casos de alergia deberá de ser sustituido por eritromicina.

En los casos que se sospeche o por el cultivo se vea la presencia de gérmenes anaerobios se van usar metronidazol como antibiótico, además de la amoxicilina o la penicilina.

Pruebas complementarias de un absceso periamigdalino

Las pruebas complementarias serán: analítica de sangre para contaje de los glóbulos blancos, pruebas de imagen como TAC y ecografía que permitirán conocer la extensión y tamaño del absceso, en algunos casos se puede realizar endoscopia para valorar si está obstruida la vía aérea, y por último, la punción del absceso para extraer material para cultivo y antibiograma que permita un mejor tratamiento del proceso.

Factores desencadenantes de un absceso periamigdalino

El factor desencadenante es la extensión de una amigdalitis no tratada, o tratada de forma incorrecta.

Factores de riesgo de un absceso periamigdalino

No existen factores de riesgo para el absceso amigdalino en niños y adolescentes, en adultos el fumar puede aumentar el riesgo de sufrir esta enfermedad.

Complicaciones de un absceso periamigdalino

  • Obstrucción de las vías aéreas.
  • Celulitis en cuello y mandíbula.
  • Pericarditis.
  • Endocarditis.
  • Pleuritis.
  • Neumonía.
  • Sepsis.

Prevención de un absceso periamigdalino

Tratamiento adecuado con antibiótico de los procesos amigdalinos infecciosos y no fumar.

Especialidades a las que pertenece

El absceso amigdalino va a ser tratado por el otorrinolaringólogo

Preguntas frecuentes:

¿Qué es un absceso en la garganta?

Los abscesos en la garganta o abscesos retrofaríngeos se producen por la acumulación de pus tras infección en la zona de la faringe, ya sea en amígdalas, adenoides o senos nasales. Esa infección se va a diseminar hacia la zona ganglionar donde las células encargadas de la defensa del organismo intentarán mantenerla y evitar su diseminación. Esto formará una bolsa de pus, en cuyo interior se encuentran las bacterias rodeadas de los glóbulos blancos.

¿Qué es un flemón periamigdalino?

El flemón periamigdalino o absceso periamigdalino es una bolsa llena de pus, que se puede visualizar en la zona de alrededor de las amígdalas, entre la zona del pilar posterior amigdalino y la angina. Su apariencia es abultada y enrojecida y causa fiebre y obstrucción de la vía respiratoria del paciente.

¿Cómo son las amígdalas inflamadas?

Las amígdalas inflamadas son cuando en las amígdalas se encuentran aumentadas de tamaño respecto a lo normal. El material de las amígdalas está formado por tejido que se encarga de la defensa del organismo evitando que los gérmenes lleguen a lugares más profundos.

Es por ello que, en ocasiones por procesos víricos o bacterianos, las amígdalas se inflaman, aumentan su tamaño y se muestran rojas, esto se traduce en dolor local y en algunas ocasiones en fiebre

¿Qué es el pus en la garganta?

El pus está formado por glóbulos blancos muertos, que rodean a las bacterias que han invadido el organismo. Cuando hablamos de pus en la garganta, nos referimos a una colección de aspecto amarillo que se encuentra pegada en las amígdalas y que suele presentar mal olor. Se puede despegar de las amígdalas con dificultad.

¿Cómo se ven las placas en la garganta?

Las placas en la garganta se ven con inflamación en la zona amigdalar, que se encuentra enrojecida y se ve un punteado blanco amarillento adherido a las mismas y difícil de despegar. Este material purulento suele tener mal olor y da un aspecto aframbuesado a las amígdalas.