Concepción Sebastián Fernández

Licenciada en medicina y cirugía. Especialista en medicina familiar y comunitaria

¿Qué son y para qué sirven los triglicéridos?

Los triglicéridos son grasa del organismo que se obtienen de ciertos alimentos, pero también es un producto que el organismo usa para guardar el exceso de energía que se adquiere por la alimentación. Cuando se comen muchos hidratos de carbono, estos se transforman en triglicéridos y esta grasa se almacena en el organismo para que, en situaciones de carencia alimentaria, se extraiga para transformala en la energía necesaria para continuar con las funciones del organismo.
Se considera un nivel normal de triglicéridos hasta un valor de 150 miligramos por decilitro, niveles de entre 150 y 199, se considera en el límite alto, por encima de 200 y hasta 499 se considera elevado-alto y, por encima de 500 mg/dl, muy alto.

Es un mecanismo natural para mantener la vida en situaciones de carencia alimentaria, es por ello que se debe controlar la ingesta calórica que realizamos.

¿De dónde obtenemos los triglicéridos?

Los triglicéridos se obtienen principalmente de las grasas saturadas, en especial, lácteos grasos, mantequilla, margarina, carnes con mucha grasa, embutidos y aceites saturados como el de palma o cacahuete.

También se obtiene de la transformación en el organismo del exceso de calorías, es un método que usa el organismo para guardar energía, especialmente se obtiene del consumo excesivo de azúcares refinados e hidratos de carbono.

¿Por qué es importante mantener un nivel adecuado de triglicéridos?

Los triglicéridos, al ser una grasa, aumentan el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, en especial infarto de miocardio, anginas de pecho, claudicación intermitente y accidentes isquémicos cerebrales. Si desciende su nivel de triglicéridos, se reduce de forma significativa su riesgo cardiovascular, esto es especialmente importante si tiene además otros factores de riesgo como diabetes mellitus o hipertensión arterial.

Niveles muy altos de triglicéridos, por encima de 500 miligramos por decilitro pueden dar lugar también a pancreatitis. Y la inflamación del páncreas es una enfermedad potencialmente grave.

¿Cuál es el nivel de triglicéridos adecuado?

Se considera un nivel normal de triglicéridos hasta un valor de 150 miligramos por decilitro, niveles de entre 150 y 199, se considera en el límite alto, por encima de 200 y hasta 499 se considera elevado-alto y, por encima de 500 mg/dl, muy alto.

Hasta niveles de 199 miligramos por decilitro se suelen recomendar cambios en los hábitos de vida como parte del tratamiento, en niveles por encima de esta cifra puede ser necesario el tratamiento con fármacos para tratar de que desciendan y conseguir una mejora en el perfil lipídico y, por tanto, una disminución del riesgo cardiovascular.

En pacientes con enfermedades concomitantes como la diabetes o las alteraciones de tiroides, la mejoría en el control de estas enfermedades se puede traducir en una mejoría en el nivel de triglicéridos.

¿Qué podemos hacer si tenemos altos los triglicéridos?

Para descender los triglicéridos es necesario establecer unos hábitos de vida y alimentación saludables.

Realizar ejercicio físico de forma regular, vigoroso y al menos durante 30 minutos unas 5 veces a la semana. La incorporación del ejercicio como parte de nuestra vida es importante, procure subir y bajar las escaleras en vez de usar el ascensor, si va a su trabajo o se mueve normalmente en transporte público, baje una parada antes de la que corresponde para caminar, y procure caminar a paso vivo siempre que sea posible.

Los triglicéridos aumentan por el exceso de consumo de calorías. Una persona normal debe consumir entre 1500 y 2000 calorías diarias, dependiendo de su actividad física. El exceso en el consumo de calorías hace aumentar los triglicéridos. El consumo de calorías debe ser solo una cuarta parte de hidratos de carbono y, de estos, la cantidad de azúcares y harinas refinadas debe estar controlada.

Si tiene sobrepeso, trate de bajar de peso, eso le ayudará a reducir los triglicéridos.

Consuma más pescado y menos carne, dentro de los pescados, los llamados pescados azules son ricos en omega 3 y ayudan a mantener el nivel de triglicéridos bajo control.

Las grasas para cocinar deben ser insaturadas, como el aceite de oliva o el de girasol, evite las grasas animales como la manteca de cerdo o la mantequilla.

No tome alimentos ultraprocesados, lea cuidadosamente las etiquetas de los alimentos que compre y evite aquellos que llevan grasas insaturadas.

No consuma alcohol, el alcohol es una fuente importante de calorías e hidratos de carbono, lo que contribuye de forma muy especial a elevar el nivel de triglicéridos en la sangre.

No consuma bebidas azucaradas, tipo refrescos ni zumos, ya que la concentración de azúcares es más elevada que en una pieza de fruta entera.

Los complementos alimenticios con omega-3 pueden mejorar también el nivel de colesterol.

Por último, si su nivel es muy elevado, el médico puede recomendarle ciertos medicamentos como los fibratos o las estatinas. No consuma estos fármacos sin una recomendación médica, los cambios en sus hábitos de vida van a ser necesarios aun cuando usted esté recibiendo medicamentos para normalizar su nivel de triglicéridos.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas?

Cuéntanos lo que necesitas e intentaremos ayudarte lo más rápido posible

¿Tienes dudas?