Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Tratamiento, Beneficios y Contraindicaciones de la Cavitación Médica

Tratamiento, Beneficios y Contraindicaciones de la Cavitación Médica

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

La cavitación es una de las mejores técnicas para eliminar la celulitis y mejorar la piel de naranja que no logra resultados sólo con el ejercicio físico. Este procedimiento acaba con la grasa localizada, difícil de eliminar, propia de la zona de muslos, abdomen y flancos. Es un procedimiento que debe realizarse por un profesional en el centro correspondiente.

La cavitación es una de las mejores técnicas para eliminar la celulitis y mejorar la piel de naranja que no logra resultados sólo con el ejercicio físico. Este procedimiento acaba con la grasa localizada.

¿Cómo funciona?

La cavitación médica es un procedimiento nuevo, desarrollado para reducir las áreas grasas del cuerpo de forma no invasiva. Se lleva a cabo aplicando ultrasonidos de baja frecuencia que permiten reducir la grasa localizada mediante la formación de burbujas, y darle mayor definición del contorno al cuerpo, sin necesidad de pasar por el quirófano. Funciona mediante ondas de ultrasonidos localizados, que concentran energía en un determinado tejido corporal, rompiendo las células grasas, sin dañar las estructuras adyacentes. La grasa se transforma en líquido, que se elimina naturalmente del organismo. Los efectos son bien tolerados, y se mantienen a largo plazo, dando tonicidad a las zonas que carecían de ella.

¿Qué máquinas se utilizan?

Al ser un procedimiento no quirúrgico, utiliza máquinas de ultrasonidos que emiten pulsos localizados hacia los tejidos, pasando una sola vez por cada punto. Según la cantidad de grasa corporal presente en cada área marcada a tratar, se emitirá un tipo de onda sonora especifico, lo cual varia de paciente a paciente, ya que es un tratamiento que debe individualizarse. Se deben realizar mínimo 8 a 12 sesiones, espaciadas un mínimo de cuatro días y un máximo de un mes. Es importante que la persona esté bien hidratada antes de realizar la sesión, y también que realice masajes de drenaje linfático posteriores para potenciar el efecto de la misma. Se aconseja que, durante todo el tratamiento, se continúe con un estilo de vida saludable, donde no haya grandes cambios en el peso corporal.

Es un tratamiento sencillo e indoloro, y que permite obtener una reducción de 2 a 3 cm cada tres sesiones. Se considera un tratamiento confortable, ya que las sondas están diseñadas para no recalentarse y generar aumento de temperatura en las zonas tratadas.

Efectos, riesgos y contraindicaciones

El proceso se produce por cuatro tipos de efectos.

  • En primer lugar, se producen efectos micro-mecánicos, a nivel de las macropartículas de grasa, en las que se genera una destrucción.
  • En segundo lugar, se generan efectos térmicos, aumentando parcialmente la temperatura de la zona a tratar por el paso de los rayos de ultrasonido.
  • En tercer lugar, se produce un efecto químico, que estimula la aceleración de la modificación química de los tejidos.
  • Finalmente, un efecto de cavitación, donde las microburbujas que produce, al entrar en contacto con las ondas sonoras, estimulan la muerte celular de las células grasas.

Aunque no es un procedimiento invasivo, pueden aparecer complicaciones a nivel de la piel, como quemaduras y ampollas, o pequeñas acumulaciones liquidas como los seromas. Debe realizarse en pacientes sanos. Antes, se debe hacer una historia exhaustiva del paciente, descartando embarazos, enfermedades cardiacas, vértigo o alteraciones auditivas, así como también epilepsia, esquizofrenia o fobias.

Cavitación facial / radiofrecuencia

La cavitación facial permite obtener una mejoría de la piel, otorgando mayor firmeza y tensión a nivel de la dermis, y consiguiendo que las fibras de colágeno se acorten y tensen la piel, y se atenúe la flacidez. Actúa en las arrugas locales, tanto en rostro, como en párpados y zona la “papada” y, al ser un método no invasivo, la recuperación es rápida y sólo se deberá proteger de los rayos solares, con cremas de alta protección.

Las pacientes en las que se ven los mejores resultados es en las que tienen de 35 a 65 años. Asimismo, se debe evitar realizar estos procedimientos en personas que hayan sufrido recientemente parálisis faciales, peeling químico, implantes dentales, hilos de oro o tatuajes.