Contenido Artículos especializados Tenosivitis de Quervain

Antonio es peluquero, viene a consulta porque tiene un fuerte dolor en la muñeca derecha. Nos cuenta que el pasado fin de semana, estuvo montando y desmontando muebles en su casa y dos días después de intenso trabajo en la peluquería siente un fuerte dolor en la muñeca cuando coge algún objeto.
Es necesario que sus escapulas, hombros y su cabeza tengan una buena posición para poder realizar movimientos necesarios con los brazos y las manos sin riesgo de lesión.

En la exploración observamos:

  • Inflamación y crepitación en la zona de la muñeca, concretamente en el pulgar.
  • Dolor en la muñeca cuando mueve el dedo pulgar o agarra un objeto.
  • Aumento de tensión en la musculatura del antebrazo.
  • Desequilibrio muscular en la zona de hombro, escápula y zona cervical.
  • Cuando realizamos la prueba de FINKELSTEIN nos da positivo, esto verifica que los tendones del pulgar y sus tejidos adyacentes sufren un proceso inflamatorio.

Teniendo en cuenta los síntomas descritos y el resultado de la prueba diagnóstica, determinamos que Antonio tiene una Tenosinovitis  de Quervain, este tipo de lesión es muy común en personas que trabajan directamente con las manos y realizan movimientos repetidos durante largos periodos de tiempo. La tenosinovitis de Quervain, afecta a las vainas de dos tendones del pulgar (tejido que recubre el tendón) originado por la excesiva fricción que se produce en el deslizamiento de los tendones y sus vainas.

TRATAMIENTO

CORRECCIÓN POSTURAL EN EL TRABAJO

Antes de empezar con el tratamiento manual, explicamos a Antonio como debe ser su postura cuando trabaja en la peluquería:

  • Deberá regular la altura del asiento donde peina a sus clientes de forma que sus hombros estén relajados.
  • Es necesario que sus escapulas, hombros y su cabeza tengan una buena posición para poder realizar movimientos necesarios con los brazos y las manos sin riesgo de lesión.

TRATAMIENTO MANUAL

En el tratamiento manual:

  • Tratamos las articulaciones de la zona cervical y del hombro con técnicas articulatorias.
  • Recuperamos el equilibrio de los músculos del brazo y del antebrazo afectados con técnicas de masaje y estiramiento.
  • Realizamos un tratamiento de descarga muscular en la zona de dolor y movilizamos la articulación de la muñeca y del dedo pulgar.

Cuando terminamos la sesión recomendamos a Antonio, guardar reposo durante unos días evitando utilizar la mano afectada. De esta forma reducimos el deslizamiento de los tendones y ayudamos a disminuir la inflamación. Pero en este caso, como en muchos otros, Antonio tiene mucha carga de trabajo y no pude dejar de utilizar la mano.

Recomendamos que utilice una muñequera para proteger la articulación y disminuir el proceso de fricción entre sus tendones, además, enseñamos ejercicios de estiramiento para relajar la musculatura afectada e intentar aliviar los síntomas.

Siguiendo estas premisas, realizaremos 3 sesiones cuyo objetivo principal será disminuir la inflamación y recuperar el equilibrio muscular de todo el brazo.

TRABAJO MUSCULAR

Una vez reducida la inflamación y el dolor, comenzaremos a trabajar la musculatura de la mano para evitar posibles recaídas.

Ejercicios para la tenosinovitis de Quervain:

  • Utilizamos una pelota de goma y apretamos  hasta cerrar por completo la mano. Realizamos 15-20 repeticiones.
  • Agarramos una pelota con toda la mano y realizamos presiones con el pulgar hacia el centro de la pelota.
  • Unimos el dedo pulgar con el meñique formando entre los dos dedos una “O”, presionamos y mantenemos 5 segundos, después realizamos el mismo ejercicio entre el pulgar y el resto de los dedos.
  • Con una goma elástica colocada entre el dedo pulgar y los demás dedos realizamos un movimiento de separación. Después, realizamos el mismo ejercicio colocando la goma elástica entre el pulgar y cada uno de los dedos por separado.
  • Estiramos la musculatura del antebrazo:

Colocamos el brazo estirado por delante de nuestro tronco de forma que la palma de la mano quede mirando hacia el suelo. En esta posición flexionamos la muñeca hacia el suelo y nos ayudamos con la otra mano hasta que notemos tensión en la parte superior del antebrazo. Con la misma posición doblamos la muñeca hacia el techo y nos ayudamos con la otra mano hasta que notamos tensión en la zona inferior del antebrazo. Con las palmas de las manos en una mesa y los dedos mirando hacia nosotros estiramos los codos hasta que notamos tensión en la zona inferior del antebrazo.

 

¿Tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas?

Cuéntanos lo que necesitas e intentaremos ayudarte lo más rápido posible

¿Tienes dudas?