Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Teletricología: consultas médicas telemáticas sobre alopecia

Teletricología: consultas médicas telemáticas sobre alopecia

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Tratamiento próximamente disponible en Savia.

¿Sabías que la alopecia es la principal preocupación estética de los hombres? Aunque las mujeres tampoco están exentas de sufrir una caída del cabello severa con su consiguiente impacto emocional, la incidencia en el sexo femenino es menor. La calvicie supone una imagen de envejecimiento prematuro, por lo que las personas que la padecen suelen ver mermada su autoestima y calidad de vida. La disciplina médica que nos permite realizar diagnósticos sobre patologías capilares y determinar sus posibles tratamientos es la tricología. Un tricólogo es un dermatólogo especializado en los problemas del cuero cabelludo y alopecias.

La calvicie común o alopecia androgenética es una de las más frecuentes. De hecho las cifras hablan por sí solas, el 20% de los varones de 20 años se ven afectados por este problema. Cifra que se incrementándose en un 10% por cada década que cumplen. Estos datos suponen que la mitad de los hombres que superan los 50 años se ven afectados por esta pérdida pronunciada de cabello.

Se han realizado diferentes estudios en esta materia. Hamilton estableció una primera clasificación que, posteriormente, fue modificada por Norwood y establece un patrón claro sobre el desarrollo de este tipo de alopecia. En primer lugar, se ven afectadas las entradas y la coronilla. Finalmente, esta patología elimina todo el pelo de la parte superior de la cabeza. Habitualmente, queda una franja de pelo en forma de herradura que va desde una oreja a la otra, pasando por la nuca.

En el caso de las mujeres, hasta un 30% de las mismas puede verse afectada por esta pérdida severa de pelo. Esta ausencia también se produce en la parte superior de la cabeza, aunque en estos casos se suele mantener la línea de implantación frontal. Además, las alteraciones hormonales agravan esta patología capilar.

Otros tipos de alopecia

  • Pérdida en una o varias zonas tanto en la cabeza como en otras partes del cuerpo (cejas, barba, etc.). Se considera que es consecuencia de un proceso en el que influyen varias causas: predisposición genética, factores psicológicos y/o alteraciones autoinmunes.
  • Efluvio telógeno. Se trata de una pérdida temporal, generalmente el pelo vuelve a crecer. Puede aparecer en periodos de estrés, después del parto, por la ingesta de anticonceptivos, por problemas de salud como un déficit de hierro, etc.
  • Alopecias cicatriciales. Son las que aparecen como consecuencia de un traumatismo, quemaduras, etc. Acciones que producen la destrucción del folículo piloso.

¿En qué consiste la teletricología?

El tricólogo estudiará cada caso en concreto, estableciendo el problema que genera la ausencia de cabellos y anticipándose a la evolución de la patología. También establece el mejor tratamiento para cada paciente en función de los datos y la información recopilada. Ahora bien, como en otras áreas de la dermatología, la imagen es la principal herramienta para realizar el diagnóstico o para evaluar la evolución de un determinado tratamiento. Es aquí donde ponemos en valor el papel de la teletricología para realizar consultas telemáticas por videoconferencia, correo electrónico o el envío de imágenes y conversación telefónica con el doctor.

¿En qué casos se debe acudir presencialmente a consulta?

Cuando sea necesaria la realización de pruebas complementarias para realizar un estudio más en profundidad o para analizar mejor la evolución de un determinado tratamiento. Entre las principales pruebas relacionadas con el cuero cabelludo, podemos establecer las siguientes:

  1. Tricograma. Es una prueba que permite analizar el estado de salud del cabello. Para realizarla, el doctor extraerá un mechón de pelo desde la base. Generalmente, se obtiene la muestra de la parte superior de la cabeza y de los laterales. La muestra se analiza al microscopio para determinar qué problema capilar padece el paciente o la evaluación del tratamiento aplicado.
  2. Tricoscopia. Es menos invasiva, ya que se vale de tecnología para generar imágenes del cuero cabelludo y los folículos sin necesidad de arrancar ningún cabello. El aparato permite conseguir un gran aumento, mediante una lente polarizada. Su éxito reside en que es cómodo para el paciente y permite realizar un diagnóstico preciso sobre el tipo de alopecia o la evolución de un determinado tratamiento.

En definitiva, la teletricología permite reducir los tiempos de espera para recibir un diagnóstico o determinar un tratamiento. Minimizando los desplazamientos y los tiempos de espera en la clínica. Este tipo de consultas se han popularizado mucho con la crisis sanitaria por el COVID-19, aunque en este campo dermatológico ya se venían desarrollando con una elevada tasa de conformidad por parte de los pacientes. De todas formas, en algunos casos, el médico especializado en este tipo de patologías puede requerir la presencia del paciente en consulta para realizar diferentes pruebas que le permita asegurar el diagnóstico o evaluar en profundidad la evolución del tratamiento en el tiempo.

En Clínica IMEMA somos expertos en tricología y alopecia. Sólo utilizamos productos y tecnología de la más alta calidad. Con nosotros tendrás la tranquilidad de estar en manos de profesionales de contrastada experiencia y reputación, a la altura de una de las clínicas capilares más prestigiosas de Europa.