Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Remedios para Combatir un Quiste en la Encía

Remedios para Combatir un Quiste en la Encía

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Cuándo piensas ir a visitarte al odontólogo para que valore esa pequeña sobreelevación que te tocas con la punta de la lengua desde hace unas semanas? Quizás es un quiste gingival, una patología benigna. Entonces, ¿merece la pena dedicarle todo un texto? Pues sí, porque lo importante no es el quiste gingival en sí sino un posible error de diagnóstico que podría tener consecuencias fatales.

El quiste gingival del adulto es una lesión poco frecuente. Puede confundirse fácilmente con otras lesiones de aspecto similar. Se trata de una patología benigna, normalmente asintomática, que suele verse por casualidad durante una revisión periódica. Clínicamente suele presentarse en forma de lesión sobreelevada o nódulo en el espesor del tejido gingival. Suele tener un tamaño aproximado de 0’5 cm de diámetro, está bien circunscrito y recubierto de mucosa gingival normal. Por tanto, puede pasar desapercibido con facilidad. En ocasiones puede tener un color azulado por la transparencia de su contenido venoso. Si bien es cierto que puede ocasionar dolor local no es lo más frecuente en la mayoría de casos. Con el tiempo puede generar una reacción inflamatoria ósea local que podría traducirse en una pequeña depresión ósea apreciable en la radiografía. La afectación ósea local dificultaría su extirpación por su adherencia a planos más profundos.
Suele recomendarse la extirpación quirúrgica y el estudio anatomopatológico del quiste gingival para confirmar el diagnóstico.

¿Dónde se localiza?

Esta lesión tiene especial predilección por determinadas localizaciones (sobre todo junto al canino inferior y el área premolar en el 75% de los casos). Es mucho más frecuente en la quinta y sexta décadas de la vida. Una vez hallado, suele recomendarse su extirpación quirúrgica y el estudio anatomopatológico para confirmar el diagnóstico. En definitiva, si realmente se trataba de un simple quiste, con la extracción ya hemos realizado el tratamiento correcto. Sin embargo, si tras el análisis se confirma que no era un simple quiste tenemos que considerar que ha sido una gran suerte haberlo extirpado para analizarlo.

MENSAJE IMPORTANTE

Como odontólogos, nuestro mensaje es que no minimices la importancia de una lesión bucal. Si un día durante el cepillado notas un nódulo único, pequeño (menor de 1 cm de diámetro) y al palparlo no duele es muy probable que sea un quiste pero, recuerda mi consejo, no lo dudes y acude a la consulta del odontólogo.

Qué puede pasar

Si el quiste ocasiona problemas locales (sobre todo por afectación ósea) puede poner en peligro la vitalidad de la pieza dental adyacente. Asimismo, por tratarse de una lesión de partes blandas es muy probable que la realización de una radiografía no nos aporte información adicional, sin embargo, descartaría la afectación de estructuras adyacentes (como puede ser la tabla ósea donde están insertados los dientes).

¿Está indicada, entonces, su extirpación si es una lesión benigna que no provoca dolor? Sin duda alguna, sí. El tratamiento de los quistes gingivales en adultos se realiza mediante la extracción quirúrgica realizada bajo anestesia local y en condiciones de máxima asepsia. Suele extirparse el quiste y su tejido superficial. Normalmente se precisa la colocación de unos puntos de sutura en la zona de la extracción para la correcta cicatrización local. Esta sutura debe ser retirada una semana después. Tras la cirugía suele recomendarse cobertura antibiótica y maximizar la higiene bucal. Se recomienda el uso de colutorio antiséptico durante el procedimiento.