1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Qué es una Pieloplastia

Qué es una Pieloplastia

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis
La unión pieloureteral es la zona donde los diferentes conductos que salen del riñón y recogen la orina se unen y conforman el uréter, que desciende hasta la vejiga y transporta la orina. Esta zona es la localización donde con mayor frecuencia se producen las obstrucciones de la vía urinaria por encima de la vejiga.
Si se tiene usted que someter a una pieloplastia por un problema renal confíe en su urólogo y plantéele todas las dudas que pueda tener.

¿Cuáles son sus causas?

Son varias las causas que pueden originar esta alteración pero todas ellas provocan un trastorno en el tránsito normal de la orina. Las principales causas de la estenosis de la unión pieloureteral son:

  • congénita
  • presencia de válvulas ureterales
  • alteraciones de la inserción del uréter
  • adherencias
  • fibrosis
  • compresión por alteraciones vasculares
Sea cual sea la causa, la compresión produce una hidronefrosis, es decir, una dilatación de los tejidos del riñón y consecuentemente un fallo progresivo de la función renal. La mayoría de los casos la alteración se inicia en el estado fetal y va progresando hasta la vida adulta. Sin embargo, no se suele diagnosticar hasta la tercera década de la vida porque, en general, no da síntomas hasta que no existe una alteración marcada o bien se diagnostica casualmente durante la realización de otra prueba complementaria.

¿Dónde se produce?

Lo más frecuente es que la alteración se dé en el lado derecho y sobre todo en varones; no obstante, en un 10-20% de los casos la alteración puede ser bilateral. Puede asociarse a otras alteraciones renales congénitas, como el riñón en herradura. Cuando se manifiesta suele hacerlo en forma de un dolor en la zona lumbar que recuerda al de un cólico nefrítico pero de características más sordas, menos intenso. Es frecuente que, a causa de la dificultad para drenar la orina, estos pacientes presenten también litiasis renales. También es frecuente que los pacientes refieran la presencia de sangre en la orina o bien infecciones de orina de repetición.

¿Cuál es su tratamiento?

El tratamiento de esta estenosis se basará en su corrección quirúrgica, que es lo que se llama una pieloplastia. A lo largo de los años las diferentes técnicas para realizar una pieloplastia han ido evolucionando para ser cada vez menos cruentas, siendo las opciones endoscópicas las menos agresivas para el paciente y con una mejor posoperatorio. La pieloplastia tiene dos objetivos fundamentales: detener el deterioro progresivo de la función renal y aliviar los síntomas que la obstrucción produce.

¿Cuáles son sus tipos?

Los tipos de pieloplastia pueden ser:

  • mediante cirugía abierta
  • mediante cirugía laparoscópica
  • mediante endoscopia

¿Qué técnicas se utilizan para su tratamiento?

La pieloplastia mediante cirugía abierta es la técnica más agresiva, se hace bajo anestesia general, se accede a la unión de la pelvis renal y el uréter y se secciona la zona para vencer la estenosis. Esta técnica tiene una tasa de éxito a largo plazo que oscila entre el 65% y el 100%.

La pieloplastia laparoscópica consigue unas tasas de éxito similares a las de la cirugía abierta y su ventaja es que se trata de una intervención menos agresiva para el paciente, de manera que se reduce la morbilidad que conlleva la cirugía abierta, así como el tiempo de hospitalización y las posibles complicaciones de la cirugía. Durante la cirugía se distiende el abdomen con gas y se accede al interior de la cavidad con una cámara. Se identifica el uréter, se secciona la parte estrechada y se vuelven a unir las partes sanas. La tasa de éxito de esta técnica oscila entre el 80% y el 100% y su principal desventaja es que el tiempo de la intervención es más largo dada su complejidad técnica y, en general, pueden darse más complicaciones que en las técnicas endoscópicas, aunque con un menor riesgo de sangrado.

La pieloplastia endoscópica consiste en acceder a la unión pieloureteral a través del conducto de la orina. Se accede por la uretra mediante una cámara, se llega a la vejiga y se asciende por el uréter hasta llegar a la zona estrechada, que se secciona mediante una cuchilla, un electrodo o bien mediante láser. Asimismo, se puede realizar una dilatación de la zona estrechada mediante un balón que se hincha a presión y que suele precisar que se realice también un pequeño corte en la zona estenosada. La gran ventaja de la pieloplastia endoscópica es la escasa morbilidad asociada que conlleva y un posoperatorio más breve; de hecho, esta intervención puede incluso hacerse de manera ambulatoria o con ingreso de solamente una noche. Sin embargo, el principal inconveniente de esta técnica es que presenta un mayor riesgo de sangrado. Con todo, la tasa de éxito global de esta técnica oscila entre el 70% y el 100%.

¿Cómo es su recuperación?

Tras cualquiera de estas técnicas se procederá a dejar puesto un catéter de drenaje. Este catéter puede ser del tipo llamado doble jota o pig-tail para ayudar al vaciado del riñón mientras cicatriza la nueva unión que se ha realizado. El catéter se coloca por vía endoscópica y se ancla a la parte alta del uréter y a la vejiga. Este catéter se deja aproximadamente unas 6 semanas y se retira de forma ambulatoria en la consulta del urólogo. En caso de que no pueda colocarse este catéter otra opción es dejar un drenaje externo, una nefrostomía, opción que es la más habitual cuando se realiza una pieloplastia abierta.

Si se tiene usted que someter a una pieloplastia por un problema renal confíe en su urólogo y plantéele todas las dudas que pueda tener.

Artículos relacionados Ver todos
Problemas urogenitales en tiempos de coronavirus
Artículo especializado

Problemas urogenitales en tiempos de coronavirus

La primera ola de infecciones de la pandemia por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 se asoció a una suspensión masiva de la actividad de los servicios de urología , tanto en las consultas como en los quirófanos. La mayoría de los recursos de estos servicios se centraron en la lucha contra la COVID-19 . Tras esta primera crisis sanitaria, el retorno a la actividad normal supone un gran reto para los urólogos pues es necesario que se priorice la atención de los pacientes más graves. Además, los especialistas tienen que gestionar un volumen de pacientes muy incrementado. Es previsible que la situación no se normalice hasta varios meses después la primera fase de la pandemia. ¿Necesitas hacerte una revisión urológica? Encuentra un urólogo cerca de ti. Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat  con uno de nuestros médicos. A continuación se comentan algunas dudas que pueden surgir en el paciente con problema urológicos en relación con el confinamiento o con la pandemia por coronavirus.  Lo más importante es conocer que hay patologías que no pueden esperar , y que los servicios de urología están priorizando su atención. Nos referimos principalmente a patologías malignas en fases avanzadas como cáncer de vejiga , renal , testicular, o de próstata en las que la cirugía no se puede demorar. El retraso en el tratamiento de estas patologías puede tener un impacto en la progresión de la enfermedad y desgraciadamente en la supervivencia a largo plazo. Hay algunos tipos de patologías malignas en una fase no tan avanzada en la que no es tan apremiante una cirugía inmediata, especialmente algunas fase iniciales de cáncer de próstata . Igualmente, es posible que durante el confinamiento se hayan dejado pasar revisiones de problemas urológicos crónicos . Algunas de estas patologías, como los problemas prostáticos, pueden llegar a ser importantes, por lo que es necesario acudir a las revisiones que le haya pautado su médico, o al menos consultar con un especialista si se puede demorar la consulta algunas semanas. En muchos de estos casos, una teleconsulta con un especialista puede resolver rápidamente estas dudas. Se puede consultar el tiempo que se puede demorar una revisión, o preguntar si las revisiones se pueden hacer de manera no presencial . También se puede discutir la necesidad de cirugía de alguna patología concreta en un plazo más o menos largo. En algunos casos, el médico también le puede sugerir algún tratamiento no invasivo que pueda reemplazar alguna cirugía o intervención. ¿Necesitas hacerte una revisión urológica? Encuentra un urólogo cerca de ti. Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat  con uno de nuestros médicos. Asimismo, hay muchas patologías benignas que, aunque importantes, probablemente reciban una atención menos prioritaria, por ejemplo la cirugía de incontinencia, la cirugía de una hiperplasia benigna de próstata, el prolapso genital, o algunas reconstrucciones del área urogenital. En estos casos, también puede ser útil una consulta, que puede ser no presencial, para valorar junto con el especialista la posibilidad de opciones conservadoras de tratamiento a la espera de una intervención definitiva. Además de patologías crónicas, hay patologías urológicas agudas que requieren una atención urgente . Se pueden destacar las siguientes: La presencia de sangre en la orina , lo que conocemos como hematuria , especialmente si la persona está en tratamiento con medicamentos anticoagulantes. La imposibilidad para orinar , que puede deberse a un problema de las vías urinarias, o con menos frecuencia del riñón. Un cólico nefrítico , que se debe a la obstrucción de las vías urinarias habitualmente por un cálculo. Suele dar dolor lumbar irradiado a la zona genital. Un dolor agudo en el escroto, pues puede ser una complicación muy grave como la torsión testicular . Estas son algunas patologías agudas que requieren en muchos casos un atención urgente , por lo que es necesario ser evaluado sin demora en un Servicio de Urgencias , siempre tomando las debidas medidas de prevención para disminuir una potencial exposición al virus durante la visita.    Por otra parte, muchas personas con problemas urológicos se preguntan si el nuevo coronavirus puede transmitirse por orina . El coronavirus es un virus eminentemente respiratorio , y se encuentra principalmente en las secreciones respiratorias . Por ello, el contagio se produce de manera mayoritaria a través de la tos, el estornudo o al hablar con una persona con la infección dentro de un radio inferior a dos metros de distancia. Sin embargo, sí se ha encontrado el virus en otras muestras biológicas como la sangre , las heces , o la orina de algunos pacientes con COVID-19. Respecto a la orina , se ha descrito la presencia de coronavirus en menos del 4% de las personas con la infección , siendo la cantidad de virus muy pequeña en comparación con las muestras respiratorias. Según el conocimiento científico actual, no se puede descartar del todo que el contacto con orina infectada pueda transmitir la infección, sin embargo, el riesgo de adquirir la infección por esta vía sería muy bajo . En cualquier caso, conviene seguir las medidas higiénicas habituales para minimizar posibilidad de un contagio a través de la orina infectada, especialmente el lavado de manos frecuente y la limpieza y desinfección de todos los objetos y superficies que se toquen a menudo. También es importante no tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos sin lavar, y mantenerse a una distancia mínima de 2 metros de cualquier persona que tenga síntomas respiratorios, como tos o estornudos. Los profesionales sanitarios también extreman las precauciones cuando pueden tener contacto con orina de pacientes infectados con coronavirus,  como en intervenciones urológicas o en el sondaje de la vejiga. En resumen, la epidemia de coronavirus ha supuesto un retraso en numerosas intervenciones y en las revisiones habituales de muchas personas con problemas urológicos. Los especialistas en urología le pueden ayudar a resolver sus dudas sobre la urgencia de las mismas u ofrecerle la mejor alternativa de tratamiento. Para resolver las dudas, se puede considerar la posibilidad de solicitar una teleconsulta . Estas consultas no presenciales con un especialista en urología pueden desahogar los hospitales y los centros sanitarios, y evitan el riesgo de exposición al virus. Por otra parte, aunque el riesgo parece mínimo, actualmente no se puede descartar que pueda existir infección a través del contacto con orina infectada. Por ello, es necesario extremar las precauciones de higiene , como el lavado de manos y la limpieza de superficies que se toquen con frecuencia. ¿Necesitas hacerte una revisión urológica? Encuentra un urólogo cerca de ti. Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat  con uno de nuestros médicos.
Hemicolectomía
Contenido de salud

Hemicolectomía

Definición La hemicolectomía es la técnica quirúrgica por la cual se produce la exéresis (extirpación de una zona del colon). En la hemicolectomía se extirpa la mitad del colon, ya sea la zona derecha o la izquierda . ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. ¿Cómo es la hemicolectomía? La hemicolectomía es una cirugía que se realiza con anestesia general. Hemicolectomía derecha: tras hacer incisión en el abdomen se extirpa la parte derecha del colon, formado por colon ascendente, ángulo hepático del colon y colon transverso, y se procede a realizar una anastomosis (unión) entre el íleon y el final del colon transverso. Hemicolectomía izquierda: abierta se va a extirpar el colon izquierdo y el sigma y se procede a conectar el colon transverso con el recto . Este procedimiento también se puede hacer con cirugía laparoscópica, en ella en vez de una única incisión grande, se realizan cuatro o cinco pequeñas incisiones, a través de las cuales se introduce el laparoscopio (tubo flexible que presenta en su punta una cámara por la cual se visualiza el interior del abdomen), por el resto de incisiones se va a introducir el material quirúrgico necesario,  bisturí, tijeras, pinzas. A través de estas incisiones se extrae el colon y se produce la anastomosis, como en la cirugía abierta. ¿Para quién está indicada? La hemicolectomía está indicado en diferentes afecciones crónicas como son: Cáncer de colon Lesiones intestinales producidas por heridas incisas Enfermedades intestinales inflamatoria, con gravedad importante, que no remiten con tratamiento médico. Diverticulitis. Necrosis por falta de aporte sanguíneo. ¿Por qué se realiza? La hemicolectomía se realiza para intentar eliminar o mejorar la enfermedad del paciente. En el cáncer de colon, se retira el tumor, aunque tras ello el paciente en la mayoría de los casos se tendrá que someter a quimioterapia y radioterapia. En la enfermedad inflamatoria intestinal, puede que la enfermedad se extienda fuera de los márgenes quirúrgicos posteriormente. Las heridas incisas o diverticulitis son cirugías en principio curativas.  ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Riesgos de la hemicolectomía Los riesgos de la hemicolectomía son los riesgos de una cirugía mayor. Reacción alérgica a los anestésicos. Sangrado. Infecciones. Diarrea o estreñimiento que pueden mantenerse y precisar medicación. Raramente se puede producir un estrechamiento a nivel del tejido cicatricial del colon que puede dar lugar a una obstrucción intestinal, si tras la cirugía el paciente presenta mucho dolor deberá de acudir al médico para ser valorado.   Preparación La preparación de la hemicolectomía incluye:  Analtica de sangre , electrocardiograma, radiologia de torax y consulta con el anestesista. No debe de tomar antiinflamatorios al menos los cinco días previos a la cirugía. Se debe abstener de tomar alcohol y fumar al menos cinco días antes de la cirugía. Si el paciente toma fármacos anticoagulantes deberá ponerlo en conocimiento del médico, quien le indicará la pauta a seguir en estos casos. Siempre que la cirugía no sea de urgencia, es posible que le indiquen laxantes, para vaciar el intestino, y de esta forma que la cirugía tenga menos complicaciones.  Cómo es la recuperación de la hemicolectomía La recuperación de la hemicolectomía será progresiva, en las primeras 24 horas tras la cirugía comenzarán a darle líquidos claros e infusiones, para ver si los tolera bien, tras ello a las 48 horas procederán a darle una dieta blanda, y a partir de las 72 horas, procederán a pasarle a su alimentación normal . El paciente permanecerá en el hospital unos cinco días, que pueden acortarse a tres si se hace una laparoscopia en vez de cirugía abierta. En los siguientes 7-15 días el paciente notará una disminución de las molestias, si no es asi debería consultar con el médico. A partir de dos semanas podrá ir realizando las actividades de la vida normal, pero para incorporarse a su trabajo deberá esperar entre seis y ocho semanas, dependiendo de su actividad laboral. Resultados Los resultados de la hemicolectomía pueden variar dependiendo de la enfermedad de base que lo haya producido, pero en general son satisfactorios. Tras la cirugía lo más normal es que el paciente, pasadas unas dos tres semanas tenga una vida absolutamente normal . En algunos casos el paciente tras la cirugía puede tener estreñimiento, si es así debe de realizar una dieta rica en fibra. Preguntas frecuentes ¿Cómo es la hemicolectomía por laparoscopia? En la hemicolectomía por laparoscopia se procede a hacer cuatro o cinco incisiones en el abdomen de pequeño tamaño. A través de una de las incisiones se va a introducir el laparoscopio, que es un instrumento en forma de tubo flexible en cuya punta hay una cámara que permite visualizar el abdomen. Por las demás incisiones se introduce el resto del material quirúrgico, bisturí, pinzas y tijeras . Tras localizar el colon se procede a cortarlo y extraerlo realizando una anastomosis entre sus dos extremos.  Presenta la ventaja frente a una hemicolectomía abierta el tener mejor recuperación postoperatoria. ¿Qué es una anastomosis ileocólica? La anastomosis ileocólica es la que tiene lugar cuando se extirpa el colon derecho. En ella se une el íleon, que es la parte final del intestino delgado, con el colon transverso. Con ello  se permite una recuperación de la normalidad anatómica, y con ello un mejor funcionamiento del colon . ¿Qué es la hemicolectomía derecha ampliada? La hemicolectomía derecha ampliada, es la que se usa cuando se trata de extirpar un cáncer del ángulo hepático del colon. En ella se realiza la extirpación no solo del colon derecho, si no también de una parte del colon transverso o incluso la totalidad de este, para dejar márgenes libres de tumoración. También se extraen ganglios linfáticos para su estudio y valoración de presencia tumoral en los mismos .  ¿Cuáles son las consecuencias de una hemicolectomía derecha? La hemicolectomía derecha en principio tras la recuperación quirúrgica no tiene que dar síntomas, en todo caso es posible tener heces más compactas o por el contrario más sólidas, esto se puede regular mediante una dieta rica en fibra y en líquidos. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Esplenectomía
Contenido de salud

Esplenectomía

Definición La esplenectomía es la técnica quirúrgica de cirugía mayor por la cual se procede a extirpar el bazo por diferentes razones como pueden ser traumatismo, lesiones tumorales o alteración de plaquetas o glóbulos rojos . ¿Cómo es la esplenectomía? La esplenectomía puede ser abierta o laparoscópica, en ambos caso se pone anestesia general al paciente: Esplenectomía abierta : se realiza una incisión en la parte alta del abdomen, en el lado izquierdo, bajo las costillas. Se visualiza el bazo y se procede a su extirpación, si es por motivo de un cáncer, se visualizan las zonas adyacentes, se procede a la sutura de los planos musculares y se cierra la piel con grapas. Esplenectomía endoscópica : se realizan cuatro pequeñas incisiones en el abdomen, por una de ellas se va a introducir el laparoscopio (instrumental quirúrgico con una cámara en su punta), y por el resto de las incisiones se introduce el resto de instrumental quirúrgico como son bisturí, pinzas y tijeras. Se introduce también gas inocuo en el abdomen, esto permite una mejor visualización de todas las estructuras. Tras extirpar el bazo se procede a cerrar las incisiones con grapas. ¿Para quién está indicada? Esta indicada para diversas afecciones y tumores: Linfoma Hodgkin o leucemia. Abscesos o quistes en el bazo. Anemia drepanocitica (anemia genética en la que se destruyen los glóbulos rojos). Enfermedades donde se destruyen células sanguíneas como son la púrpura trombocitopénica idiopática (se destruyen plaquetas), o esferocitosis hereditaria (se destruyen glóbulos rojos). Aneurisma de arteria esplénica. Traumatismo en el bazo. ¿Por qué se realiza? La esplenectomía se puede realizar:  Por enfermedades del propio bazo, como es el caso de los tumores. Por aneurismas de la arteria esplénica. En niños frecuentemente por traumatismos.  También se realiza por enfermedades de la sangre como son los linfomas o leucemias y en casos de alteraciones sanguíneas como la anemia drepanocítica y trombocitopenia idiopática. Riesgos de la esplenectomía Los riesgos de la esplenectomía son: Riesgos por alergia a la anestesia que no se conocen previamente. Sangrado. Infecciones. Atelectasia pulmonar (se produce el colapso de una pequeña parte del pulmón). Lesiones en órganos cercanos. Tras la esplenectomía es posible tener más infecciones, ya que el bazo actúa controlando dichos procesos. Preparación La preparación para una esplenectomía, por tratarse de una intervención con anestesia general, consiste en hacer una radiografía de tórax, un electorcardiograma y analitíca de sangre con coagulación: Pruebas de imagen que suelen ser una ecografía o un TAC para valorar la lesión del bazo. El paciente no debe de tomar fármacos antiinflamatorios al menos cinco días antes de la cirugía. Si toma anticoagulantes debe poner esta información en conocimiento del médico. Si es posible debe vacunarse de gripe, neumonía, meningitis y haemophilus (en casos de traumatismos estas vacunas serán puestas con posterioridad si el paciente no las ha recibido).  Cómo es la recuperación de la esplenectomía La recuperación de la esplenectomía es buena, sin complicaciones en la mayoría de los casos,  mas rápida si se trata de una cirugía endoscópica, que si se trata de cirugía abierta. Lo normal es una recuperación completa en unas cuatro semanas, aunque el tiempo necesario puede ser variable dependiendo de la enfermedad de base. Resultados Los resultados son satisfactorios, pero pueden depender de la enfermedad de base , que en muchos casos va a necesitar de terapias adicionales. Tras la extirpación del bazo el paciente tendrá más propensión a coger infecciones, por lo que es importante que realice la vacunación según se le indique por parte del médico. Preguntas frecuentes ¿Cuáles son las consecuencias de una esplenectomía? Las consecuencias de una esplenectomía vienen derivadas del papel que realiza el bazo en el organismo. El bazo ejerce funciones inmunológicas, esto es de defensa de las infecciones, sobre todo bacterianas, y su ausencia predispone a sufrir más, y da lugar a que estas sean más graves, por ello tras la extirpación del bazo indicarán ponerse una serie de vacunas al paciente. Es muy importante seguir estas recomendaciones médicas. También actúa como filtro sanguíneo evitando que ciertas células sanguíneas alteradas circulen por arterias y venas, por eso se retira este órgano en casos de anemias drepanocítica (anemia causada por un tipo de hemoglobina anormal, la hemoglobina S), esferocitosis (otro tipo de anemia pero esta vez de carácter hereditario), o trombocitopenia idiopática ( trastorno hemorrágico en el cual el sistema inmunitario destruye las plaquetas ) . ¿Qué es una esplenectomía laparoscópica? La esplenectomía laparoscópica es la que se realiza a través de cuatro o cinco mínimas incisiones en el abdomen. A través de una de ellas se introduce el laparoscopio que permite ver el interior del abdomen, y a través del resto se va a introducir el instrumental quirúrgico necesario para la extirpación del bazo. Este tipo de cirugía mínimamente invasiva permite una mejor recuperación y deja cicatrices más estéticas. ¿Qué es una esplenectomía abierta? La esplenectomía abierta es la que se realiza según la cirugía convencional. En esta cirugía se realiza una incisión única en la zona abdominal superior izquierda, bajo la zona costal. Esta incisión es de unos 10 a 15 cm. y permite llegar hasta el bazo y extraerlo . Frente a la cirugía laparoscópica tiene una recuperación más lenta y deja una cicatriz menos estética. ¿Cuánto dura una esplenectomía? El tiempo de la esplenectomía es variable, dependiendo de las complicaciones que se presente durante la cirugía, pero, en general, podemos decir que es una técnica que tarda entre una y dos horas en realizarse. ¿Qué es la extirpación del bazo por plaquetas bajas? La extirpación del bazo por plaquetas bajas es una de principales causas por las cuales se retira el bazo, esto se debe  a que el bazo actúa como filtro sanguíneo. La función de filtro hace que el bazo acumule células sanguíneas anómalas como pueden ser las plaquetas, al extirpar el bazo esta función deja de realizarse y se vuelve a un número normal de plaquetas en el torrente sanguíneo.
Colectomía
Contenido de salud

Colectomía

Definición La colectomía es la extirpación del colon. Si se realiza desde el íleon hasta el recto se trata de una colectomía total y si se realiza de sólo una parte del colon hablamos de colectomía parcial. ¿Cómo es la colectomía? La colectomía se realiza bajo anestesia general y puede ser: Colectomía abierta total. Se realiza una incisión en el abdomen por la cual se accede al colon para cortar desde el íleon hasta el recto, extrayendo el órgano y procediendo a suturar el colon al recto. En algunos casos esta sutura no es posible y entonces se procede a comunicar con el exterior mediante una ileostomía.  Colostomía abierta parcial. Se realiza una incisión en el abdomen, se procede a retirar la parte del intestino grueso dañado, en este caso se sutura un extremo del colon con otro y  no suele ser necesario poner una colostomía. Colectomia laparoscopica. En esta cirugía se introduce una laparoscopio, (instrumental quirúrgico con una cámara en su extremo), que permite visualizar el interior del abdomen. A través de pequeñas incisuras se introduce el resto del instrumental quirúrgico, y se procede a retirar la totalidad del colon o una parte del mismo, esta técnica permite tener una recuperación más rápida y mejor que la cirugía abierta. ¿Para quién está indicada? Este tipo de cirugía se va a realizar en diferentes enfermedades del colon entre ellas: Tumores malignos colónicos. Enfermedad de Crohn. Diverticulitis graves o de repetición. Isquemias intestinales. Obstrucción intestinal. ¿Por qué se realiza? En los casos de: Tumores malignos: se realiza para retirar la tumoración y continuar con el tratamiento quimioterápico y radioterápico pertinente. La enfermedad de Crohn que da lugar a úlceras persistentes, con sangrado continuo, que de no responder a tratamiento médico puede necesitar cirugía para retirar la zona dañada. Las perforaciones que se producen por la diverticulitis pueden dar lugar a infecciones graves en el intestino y en el abdomen, que pueden poner en peligro la vida del paciente. Suele hacerse un colectomía parcial retirando la zona lesionada. En la isquemia intestinal se va a retirar todo el tejido muerto por la falta de riego sanguíneo.  En los casos de obstrucción intestinal se va a retirar la causa de la posible obstrucción o el tejido dañado por la misma. Riesgos de la colectomía En los riesgos de la colectomía podemos encontrar: Reacciones alérgicas a la anestesia. Hemorragias. Infecciones. Lesiones en órganos cercanos. Adherencias postoperatorias que producen estrechamiento o dolor en intestino delgado. Salida de heces en la zona de sutura entre el intestino delgado y el recto. Preparación La preparación para una colectomía será: Analitica de sangre con coagulación, electrocardiograma y radiología de tórax y consulta con anestesista. No deberá de tomar fármacos antiinflamatorios como el ibuprofeno, la semana previa a la cirugía. Si el paciente está tomando anticoagulantes deberá de ponerlo en conocimiento del médico quien le dará las instrucciones y pautas a seguir en su caso. Debe de realizar una dieta pobre en residuos 72 horas antes de la intervención pudiendo comer carne, pescado, caldos desgrasados y zumos colados. Las 24 horas previas no podrá tomar más que líquidos. Es posible que le indiquen que el día previo a la cirugía tome alguna solucion evacuante o se administre un enema.  Cómo es la recuperación de la colectomía La colectomía tiene en general una recuperación satisfactoria, algo más rápida cuando se hace por vía endoscópica. Es normal tener molestias abdominales en las primera 24 horas, el médico  indicará al paciente los analgésicos necesarios para evitarlas. Pasadas está primeras 24 horas comenzarán a darle a comer, primero líquidos y más tarde una  dieta blanda, y pasadas 72 horas comenzará con una dieta normal si ha tenido buena tolerancia. Deberá de retirarse los puntos o grapas de la incisión exterior pasados unos diez días de la cirugía. Es normal tener deposiciones más numerosa hasta cinco o seis veces al dia. Si le hicieron una ileostomía el personal de enfermería le entrenará para cambiar la bolsa y limpiar la misma de forma adecuada. La mayoría de las persona que se someten a esta cirugía puede incorporarse a su trabajo habitual pasados unos tres o cuatro meses. Resultados Los resultados de la colectomía difieren en función de la enfermedad de base y de tener que hacer una ileostomía o no.  En casos de cáncer de colon tras la exéresis del colon, va a ser necesario continuar con el tratmiento quimioterapico y radioterapico. En las exéresis por diverticulitis, si se retira solo una parte del colon se realiza una anastomosis terminal, el paciente se encontrará recuperado y libre de enfermedad en unas 6 semanas. En caso de extirpación por enfermedad de Crohn (enfermedad inflamatoria intestinal) el paciente deberá de seguir controles periódicos con el especialista de digestivo para controlar posibles recidivas. En los casos que se realiza una ileostomía, el paciente tendrá una bolsa para la recogida de heces, esto llevará asociado un periodo de aprendizaje para sus cuidados Preguntas frecuentes ¿Qué es una resección intestinal? La resección intestinal es la exéresis (extirpación) de una parte del intestino delgado o grueso, también puede expresar la exéresis de todo el intestino delgado o todo el intestino grueso. Se puede realizar mediante cirugía endoscópica o cirugía abierta, teniendo una mejor recuperación la cirugía endoscópica.  ¿Cómo es la operación de cáncer de colon? La operación de cáncer de colon consiste en extirpar la zona que se encuentra dañada por esta enfermedad. Dependiendo de la zona que se necesite extirpar se intenta hacer una anastomosis (unión de dos zonas) de ambos extremos del colon para evitar tener una colostomía (bolsa al exterior para recoger la heces). Esto no siempre es posible como cuando la extirpación es en zonas muy próximas al ano, o cuando se produce una extirpación importante que  impide la anastomosis entre los dos extremos. ¿Cuáles son las consecuencias de una colectomía total? La consecuencia más importante de una colectomía total va a ser que la emisión de las heces va a ser mucho más frecuente, ya que se pierde la capacidad que tiene el colon de retirar cierta cantidad de líquido de las heces dándoles mayor consistencia y regulando su emisión al exterior. Si se tiene que realizar una ileostomia o colostomia, las heces no siguen su camino natural, sino que van a ser eliminadas por una bolsa en el abdomen, esto puede dar problemas al paciente a nivel psicológico . ¿Cuál es la dieta después de una colectomía total? La dieta después de una colectomía total debe ser una dieta sana y variada, no se debe de beber alcohol ni bebidas gasificadas de forma habitual. Hay que evitar los alimentos flatulentos que pueden dar molestias abdominales y consumir proteínas pobres en grasa de forma habitual. ¿Qué es colectomía subtotal? La colectomía subtotal es un sinónimo de la colectomía parcial , en ella se extirpa parte del intestino grueso y se procede a realizar una anastomosis entre sus dos extremos. Esto permite mantener la función del intestino gruesos sin alteraciones.
Bypass Gástrico
Contenido de salud

Bypass Gástrico

Definición El bypass gástrico es una cirugía mayor endoscópica, que se realiza para tratar la obesidad mórbida (sobrepeso por encima del 50-100% de su peso ideal). Consiste en disminuir el tamaño del estómago y conectarlo de nuevo a una parte del intestino más alejada, de manera que la absorción de los nutrientes es menor. Es un tipo de cirugía bariátrica, es decir, una cirugía para adelgazar. ¿Cómo es el bypass gástrico? En la cirugía de bypass gástrico el paciente precisa de una anestesia general. Se procede a seccionar el estómago, dejando una pequeña cavidad gástrica de unos 50 c.c. en la parte alta del mismo, el resto del estómago no se extirpa sino que queda en su lugar para secretar jugos gástricos. La cavidad gástrica pequeña se va a unir al yeyuno, que es la segunda parte del intestino delgado, esto hace que los nutrientes se absorban en menos cantidad, de ahi que tambien se la conoce como cirugía malabsortiva. ¿Para quién está indicado el bypass gástrico? El  bypass gástrico está indicado en aquellas personas en las que: Han fracasado los tratamientos de adelgazamiento tradicionales como dieta, ejercicio y medicamentos. Para aquellas personas que tienen un IMC (índice de masa corporal)  superior al 50% de su peso ideal. Pacientes con alteraciones metabólicas, diabetes insulino dependientes e hipertensos en la que los tratamientos tradicionales han fracasado. ¿Por qué se realiza el bypass gástrico? El bypass gástrico se realiza para producir una malabsorción, es decir, que parte del alimento que se ingiere no va a ser procesado por el organismo sino que pasará de largo a una porción del  intestino casi sin digerir . Por otro lado, al tener un estomago de pequeño tamaño, el paciente tiene una sensación de saciedad mucho mas rapida, y esto hace que ingiera una menor cantidad de comida. Riesgos del bypass gástrico Los riesgos de bypass gástrico son los de una cirugía mayor: Reacción alérgica a la anestesia desconocida previamente. Hemorragias. Infecciones. Trombosis venosa profunda. Déficit de nutrientes a más largo plazo. Mortalidad reconocida en diferentes estudios de 1 de cada 100 pacientes. Preparación La preparación de bypass gástrico es: Es importante realizar una dieta sana en las semanas previas al bypass gástrico con frutas y verduras abundantes, si pierde algo de peso esto será beneficioso para su recuperación. Analitica de sangre, electrocardiograma, radiologia de torax y visita al anestesista. No se debe de tomar alcohol, ni fumar los cinco días previos a la cirugía. Al menos cuatro días antes no deberá consumir fármacos tipo antiinflamatorios. Si el paciente se encuentra anticoagulado deberá de ponerlo en conocimiento del médico. En algunos casos se recomienda una valoración psicológica para valorar su posterior adherencia al tratamiento, ya que deberá seguir unos hábitos saludables a largo plazo. Cómo es la recuperación del bypass gástrico La recuperación de un bypass gástrico laparoscópico es relativamente buena, solo serán necesarios e ntre 3 y 5 días de hospitalización. El paciente podrá pasar un dia en la unidad de reanimación. Es posible tener molestias en las primeras horas, que serán tratadas de modo eficaz con analgésicos. Los pacientes tendrán drenajes abdominales, esto permitirá controlar que la evolución sea buena y que no se presenten infecciones. La alimentación comenzará a las 24 horas con una dieta líquida, que sí es bien tolerada pasará a una dieta blanda y en tres días a su dieta normal. Es posible que los alimentos muy dulces o muy grasos le pueden provocar diarrea. Entre 4 y 6 semanas tras la cirugía se podrá incorporar a su actividad laboral. Resultados Los resultados son satisfactorios, el paciente puede perder entre un 60 y un 70 por ciento de su peso. La mayor pérdida de peso se produce en los primeros seis meses tras la cirugía. No obstante, para que el peso permanezca estable, es necesario que el paciente mantenga unos hábitos saludables con ejercicio y dieta. Preguntas frecuentes ¿Cuánto cuesta un bypass? El precio de bypass gástrico puede variar de 8.000 a 15.000 euros dependiendo de la clínica y de los días necesarios de hospitalización, si esta se alarga es posible que suba el precio. Por ello es muy importante que el paciente tenga un a amplia información. ¿Qué es bypass gástrico por laparoscopia? El bypass gástrico por laparoscopia, es la que se suele realizar en el momento actual, esto se debe a que l a recuperación es mucho más rápida y con menos complicaciones que la cirugía abierta. En ella se realizan cinco pequeñas incisiones en el abdomen. Por una de ellas se introduce un laparoscopio, que es un tubo flexible con cámara, que permitirá al cirujano ver las imágenes en una pantalla. Por el resto de incisiones se va a introducir el material quirúrgico necesario bisturí, tijeras, pinzas, etc. Al ser las incisiones más pequeñas la recuperación quirúrgica es mucho mas rapida. ¿Cuáles son los efectos secundarios del bypass gástrico? Los efectos secundarios del bypass gástrico, son los derivados de la malnutrición que produce, en muchos casos será necesario tomar suplementos vitamínicos con hierro, vitamina b12, ácido fólico y vitamina D. El síndrome de dumping se produce porque el estómago se vacía rápidamente en el intestino, produce dolor abdominal, taquicardia, náuseas y vómitos. Se produce una media hora después de comer. Para evitar este síndrome lo importante es seguir las indicaciones dietéticas que se recomienda a cada paciente. ¿Quién puede hacerse un bypass gástrico? El bypass gástrico se puede realizar: En pacientes con índice de masa corporal superior a 50% Que hayan realizado dietas sin tener una pérdida de peso adecuado. Pacientes con IMC superior a 35 con enfermedades concomitantes como diabetes mellitus tipo 2, o hipertensión arterial ¿Qué se debe comer después de un bypass gástrico? La dieta del bypass gástrico tiene diferentes fases: Fase primera: se tomarán líquidos, principalmente caldos desgrasados, gelatinas y leche descremada. Durará una semana tras la cirugía. Fase segunda: se tomarán purés y batidos de proteínas. Esto será a partir de la segunda semana y será importante comer lentamente. El paciente debe evitar el consumo de alimentos ricos en grasa y azúcares, así como las bebida excitante y gaseosas. Fase tres: el paciente podrá comenzar a comer alimentos con más textura. Dura unas tres semanas. Fase cuatro: el paciente comenzará a comer alimentos sólidos, se pueden ir añadiendo alimentos de forma paulatina, un alimento cada día y no tomar alimentos ricos en grasas, ni con azúcares refinados en gran cantidad. 
Drenaje Redon
Contenido de salud

Drenaje Redon

Definición El drenaje tipo Redón es uno de los más usados habitualmente tras la cirugía. Consiste en un tubo rígido multiperforado en un extremo que se coloca en la zona de la intervención y que se encuentra conectado a un frasco de vacío lo que produce la succión de restos hemáticos, líquido seroso o posibles infecciones de la herida quirúrgica. Se trata de un drenaje mediante sistema cerrado. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. ¿Cómo es el drenaje de redón? El drenaje Redón es un tubo rígido multiperforado en el extremo que se mantiene dentro de una cavidad intervenida. Para evitar que se mueva se procederá a cerrar con puntos de sutura los extremos de la incisión donde se queda situado. El otro extremo del tubo se conecta a un frasco de vacío, esto hace que se produzca el drenaje hacia este . El vacío debe ser comprobado de forma periódica por la enfermera, ya que al perder el vacio deja de funcionar. ¿Para quién está indicado? El drenaje Redón está indicado en diferentes cirugías, en especial en aquellas muy sangrantes, como pueden ser las cirugías de cadera. También están indicadas en cirugías que pueden presentar complicaciones infecciosas como son las de cavidad abdominal. Es el sistema que se usa habitualmente en los casos de derrame pleural. ¿Por qué se realiza? El drenaje de Redón se realiza porque es un buen sistema para evitar el acumulo de líquido hemático (con sangre), infecciones, pus, etc. que pueden dificultar la cicatrización normal, o dar lugar a una infección grave que ponga en peligro el éxito de la cirugía. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Riesgos del drenaje de redón El drenaje Redón no presenta riesgos en su uso, solo hay que tener cuidado que no se mueva de su situación ya que en muchos casos los pacientes, al moverse tiran del drenaje y este se mueve del lugar donde debería realizar su función. En otros casos puede llegar a arrancarse y precisa ser colocado de nuevo. Es importante comprobar que el sistema mantiene el vacío, esto es comprobado de forma periódica por la enfermera que volverá a crear el vacío si hiciera falta. También existe el riesgo de que al intentar retirar el drenaje este se rompa y quede dentro de la herida teniendo que hacer una incisión mayor para extraerlo. Preparación El drenaje de Redón no necesita una preparación especial, ya que se realiza en el mismo momento quirúrgico, antes de proceder a coser y tapar la herida quirúrgica del paciente. Cómo es la recuperación del drenaje de redón La recuperación tras la extracción del drenaje de Redón es muy buena. En dos o tres días la herida que queda tras su extracción habrá cerrado sin problemas. La extracción se suele realizar a las 48 o 72 horas, cuando deja de drenar sustancia a través de ella. Para su extracción es mejor retirar el vacío previamente, ya que esto produce un menor dolor al hacerlo. Resultados Los resultados son satisfactorios ya que  la permanencia del drenaje de Redón hace que las heridas se compliquen en menos ocasiones, mejorando la cicatrización. Preguntas frecuentes ¿Cómo se retira un drenaje de Redón? Para retirar un drenaje de Redón, primero se retiran los puntos que le sujetan, tras ello se procede a retirar el vacío del sistema para evitar que haga succión y se tira de la sonda poco a poco hasta su retirada completa. Este procedimiento hace que se produzca menos dolor que si se hace con succión. ¿Cómo se cambia un drenaje de redón? El drenaje de Redón no se cambia, lo único que puede ocurrir es que por algún movimiento del paciente se salga de su sitio. En estos casos se procede a soltar los puntos que le sujetaban y se mete otro tubo Redón en la incisura que llega hacia la zona quirúrgica, volviendo a dar dos puntos de sutura para sujetar el drenaje en su sitio. ¿Cómo vaciar el drenaje? Los drenajes se vacían hacia el exterior, en el caso de Redón se vacía hacia un frasco que se cambia cuando se encuentra lleno poniendo otro vacío. Los drenajes que no están conectados a un sistema de vacío lo harán hacia otros elementos exteriores de recogida (como bolsas, etc.) que deben ser cambiados con tanta frecuencia como fuera necesario. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Orquiectomía
Contenido de salud

Orquiectomía

Definición  La orquiectomía consiste en la extirpación total o parcial del testículo , que es la glándula responsable de producir la hormona de testosterona en los hombre. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.   Si la orquiectomía es total, también se extirpará el epidídimo (tubo estrecho situado en la parte posterior del testículo donde maduran y se almacenan los espermatozoides) y parte del cordón testicular (cordón espermático). Si la orquiectomía es sólo parcial,  se extirpa únicamente la parte funcional del testículo dejando el resto de las estructuras . ¿Cómo es una orquiectomía?  Una orquiectomía es un procedimiento que se realiza bajo anestesia general o local, según la condición del paciente. Se realiza mediante una incisión pequeña en el escroto (saco que contiene los testículos).  El cirujano libera los testículos cortando los vasos sanguíneos y los conductos deferentes a los que están unidos para extraer los testículos . Se hace una incisión en el cordón espermático que une el testículo al abdomen. El cirujano conecta los vasos sanguíneos y linfáticos en el cordón espermático. El médico tomará otras precauciones especiales para evitar la propagación de las células cancerosas dentro de la herida o la transferencia de estas células del tumor al torrente sanguíneo. ¿Para quién está indicada?   La orquiectomía total está indicada para:  Procesos tumorales. Cáncer de testículo. Infecciones que destruyeron el testículo. Atrofia testicular, donde se puede colocar posteriormente una prótesis. Lesión traumática. Terapia de reasignación de género.  La orquiectomía parcial está indicada para: Aquellos procesos en los cuales interesa provocar una disminución en los niveles de la testosterona (hormona masculina) en la  sangre.  Cáncer de próstata. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. ¿Por qué se realiza?   La orquiectomía se realiza para:  Ayudar a aliviar los síntomas, prevenir las complicaciones y prolongar la supervivencia para el cáncer de próstata avanzado. Cuando el paciente tiene cáncer de próstata, la testosterona alimenta el cáncer y le ayuda a crecer.  La orquiectomía reduce la cantidad de testosterona en su cuerpo.  Al reducir la cantidad de testosterona que se encuentra en el cuerpo puede hacer que su cáncer se encoja o crezca más despacio. Riesgos de una orquiectomía   Entre los riesgos de una orquiectomía están:  No conseguir la extirpación del testículo. Esterilidad. Pérdida de interés en el sexo. Persistencia de la síntomas previos, total o parcialmente Hemorragia, tanto durante el acto quirúrgico como en el postoperatorio. Inflamación o infección de los elementos no extirpados. Infección en sus diferentes grados de gravedad. Apertura de la herida que puede necesitar una intervención secundaria.  Daño en los nervios, vasos sanguíneos, tejidos blandos y órganos de la zona. Cambios en los niveles de hormonas. Reacción con la anestesia o medicamentos Preparación  La preparación de una orquiectomía, antes del procedimiento es necesario: El médico hará un examen médico completo para valorar el estado de salud del paciente, acompañado de análisis de sangre, electrocardiograma y los estudios que este considere necesario. El paciente le tiene que informar a su médico qué tipo de medicamentos toma o si es alérgico. No debe tomar medicamentos anticoagulantes o antiinflamatorios como las aspirina, para evitar sangrado excesivo. El paciente debe estar en ayunas ocho horas antes de realizarse el procedimiento.  Cómo es la recuperación de una orquiectomía  La recuperación de una orquiectomía suele durar entre 1 a 3 días, dependiendo de la condición del paciente. Para obtener una mejor recuperación debe: Para ayudar a reducir la hinchazón, el paciente debe aplicar hielo o una compresa fría sobre el escroto, tal como se lo hayan indicado. No debe  hacerlo más de 15 minutos cada vez. El paciente debe mantener la herida de la operación limpia y seca. Puede que sienta dolor después de la cirugía, deberá tomar los analgésicos recetados por el médico. El paciente debe evitar levantar objetos pesados y realizar actividad física fuerte como  correr, nadar o montar en bicicleta las primeras dos semanas posteriores a la cirugía. Se recomienda al paciente no tener relaciones sexuales durante cuatro semanas. El paciente puede volver a sus actividades cotidianas y al trabajo en las 2-3 semana después de la intervención. Resultados  El resultado de una orquiectomía es muy efectivo para ayudar a reducir considerablemente la testosterona en la sangre y consigo también las células cancerosas. Con el propósito de eliminar todo el tejido canceroso determinado según sea necesario . Preguntas frecuentes ¿Cuánto se tarda en hacer una orquiectomía?  Es un procedimiento que tarda una hora normalmente, dependiendo la condición del paciente . ¿Es dolorosa una orquiectomía?   No es un procedimiento doloroso, se realiza bajo anestesia local o general por lo que el paciente no siente absolutamente nada .  ¿Qué es una orquiectomía inguinal?  Una orquiectomía inguinal es el procedimiento que se realiza a través de una pequeña incisión en la ingle, en el que se extirpa el testículo y todo el cordón espermático .  ¿Qué es una orquiectomía unilateral? Una orquiectomía unilateral es una cirugía en el cual se extirpan los dos testículos. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Nefrostomía
Contenido de salud

Nefrostomía

Definición  La nefrostomía es un procedimiento que se realiza para drenar la orina del riñón. Consiste en realizar una derivación urinaria que comunica el riñón con el exterior mediante un catéter (tubo de pequeño calibre cuya función es permitir la salida de la orina al exterior desde el riñón) . ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Es necesario realizarla cuando la orina no puede salir a través del uréter, la vejiga y la uretra como lo hace normalmente. ¿Cómo es una nefrostomía? La nefrostomía es un procedimiento ambulatorio, por lo que no requiere hospitalización. Se realiza bajo anestesia local para adormecer la piel de la zona lumbar. Se le pide al paciente que se recueste sobre una camilla especial para radiografías. Se le coloca una vía intravenosa para administrarle medicamentos que van ayudarle a  relajarse. Tumbado de lado o boca abajo, se lava la zona lumbar con un antiséptico. Luego, se inyecta la anestesia en la misma zona.  Las imágenes de la ecografía o la radiografía permiten ubicar el riñón y orientar al médico . Se inserta una aguja a través de la piel, que llega hasta el riñón. El médico inyecta un medio de contraste a través de la aguja para ver mejor el riñón en la radiografía. Luego se coloca el catéter en el riñón usando la aguja como guía. El catéter sale de la piel y se fija a una bolsa de drenaje para recoger la orina. Se colocan varios apósitos de fijación para que el catéter no se mueva y evitar que se moje, y si es necesario se coloca una venda en el lugar de la inserción. ¿Para quién está indicada?  La nefrostomía está indicada para pacientes que tengan los uréteres obstruidos. Los uréteres son tubos largos y estrechos que transportan la orina desde los riñones hasta la vejiga. El uréter puede llegar a obstruirse debido a condiciones tales como: Litiasis (piedras renales). Fístula urinaria. Coágulos de sangre.  Enfermedad tumoral pélvica. Cáncer cervicouterino. Masas adenopáticas. Cáncer de próstata. ¿Por qué se realiza?  La nefrostomía se realiza porque: El flujo de la orina está bloqueado, por lo que es necesario drenar la orina del riñón. El paciente está experimentando mucho dolor, incluso después de haber sido tratado de un cálculo renal. La orina del paciente se está filtrando dentro de su cuerpo. También es posible utilizar una nefrostomía para ver los riñones y los uréteres antes de realizar otros procedimientos, como la eliminación de cálculos renales.  Para servir de acceso de colocación de catéter y stents uretrales (dilatadores de la uretra). ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Riesgos de una nefrostomía   Entre los riegos de la nefrostomía están:  Daño en los órganos y  tejidos cercanos. Infección. Sangrado. Coágulos sanguíneos. Pérdida de la función renal. Reacción a la anestesia como: sensación de mareo leve, bajada de la tensión arterial, dificultades para respirar... etc. Preparación   La preparación previa de una nefrostomía requiere: Generalmente un análisis de sangre para determinar si los riñones están funcionando bien y si la coagulación sanguínea es normal.  En algunos casos es necesario realizar estudios, como una tomografía computarizada o una ecografía.  El paciente debe evitar comer y  beber durante ocho horas antes de realizarse el procedimiento.  El paciente no debe tomar medicamentos que alteren la coagulación de la sangre, como antiinflamatorios y anticoagulantes (aspirina o ibuprofeno, por ejemplo), para evitar un sangrado excesivo. Cómo es la recuperación de una nefrostomía  La recuperación óptima de una nefrostomía exige cumplir con las indicaciones médicas como son: Después del procedimiento, se  colocará al paciente en observación entre 8 y 12 horas para asegurarse que el catéter esté drenando la orina correctamente.  Es posible que el paciente sienta dolor en el lugar de la inserción durante varios días después de la nefrostomía. El médico le indicará al paciente medicamentos que ayuden a aliviar el dolor. Se le mostrará al paciente cómo cuidar el catéter. Se le dará el alta con bolsas de drenaje adicionales y suministros para el vendaje. Es importante que el paciente mantenga el lugar de la inserción y la venda secos. Deberá  protegerla para que no se moje mientras se ducha. Puede utilizar un envoltorio de plástico para cubrirla. El paciente debe cambiar la venda cada 2 ó 3 días y no permitir que la bolsa de drenaje se llene demasiado de orina antes de vaciarla. Resultados Los resultados de una nefrostomía son muy eficaces y seguros , ya que permiten la observación directa del catéter y control en tiempo real de la punción. Esta técnica reemplaza en muchas casos la intervención quirúrgica, y en ocasiones es el tratamiento definitivo una obstrucción renoureteral. Preguntas frecuentes ¿Qué es una nefrostomía percutánea?  Una nefrostomía percutánea es la colocación de una pequeña sonda flexible de caucho a través de la piel en el riñón para drenar la orina. Esta sonda se inserta a través de la espalda o el costado. ¿Cómo se retira una nefrostomía? Una nefrostomía se retira verificando primero la correcta posición y funcionamiento del uréter mediante una pielografía directa (examen radiográfico de las vías urinarias), de estar todo correcto, se introduce a través de la nefrostomía un alambre guía hasta la pelvis renal y sobre ella se retirara la nefrostomía.  ¿Qué es una nefrostomía obstruida? Una nefrostomía obstruida es la que se produce cuando el catéter que se ha colocado en el riñón para drenar la orina se bloquea, lo que impide que esta salga de forma continua. ¿Qué es una sonda de nefrostomía?  Una sonda de nefrostomía es un catéter o tubo delgado de plástico que se inserta por la piel y hacia el riñón. La sonda de nefrostomía sirve para drenar la orina del  riñón a una bolsa recolectora fuera del cuerpo. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Lavado Vesical
Contenido de salud

Lavado Vesical

Definición El lavado vesical es una técnica de tratamiento en la que se introduce un líquido en la vejiga del paciente , frecuentemente suero fisiológico, a través de una sonda vesical (tubo flexible de silicona o látex de pequeño diámetro) que se mete por la uretra hasta llegar a la vejiga. Posteriormente, se realiza la extracción de este líquido de forma contínua o intermitente. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. ¿Cómo es un lavado vesical? El paciente se sitúa boca arriba en la camilla de exploración. Si el paciente no está sondado, lo primero que se realiza es la colocación de la sonda urológica. El personal de enfermería inicia el procedimiento haciendo un lavado cuidadoso y concienzudo de los genitales externos. Se realiza la lubricación de la entrada de la uretra con la aplicación de un lubricante urológico de forma abundante. Se introduce entonces de forma progresiva y cuidadosa, la sonda por el meato urinario, dirigiendola de forma ascendente por la uretra hasta la vejiga. En ese momento, la persona que realiza la técnica examina la salida de orina por la sonda. Además, procederá a insuflar (meter aire) un globo que la sonda presenta en su extremo para que quede inflado dentro de la vejiga y no se salga la sonda. En el otro lado, se coloca una bolsa colectora de la orina. Si el paciente ha presentado una retención de orina (obstrucción e impedimento para la salida de orina), el profesional realizará un pinzamiento de la sonda para que la orina salga de forma progresiva e intermitente, evitando así problemas derivados del vaciado y descompresión vesical brusca. Cuando se va a realizar un lavado vesical puede hacerse de dos formas: Continuo: la sonda colocada al paciente tiene en su trayecto exterior tres vías de acceso y salida. De esta manera, el personal de enfermería conecta una bolsa de suero fisiológico que progresa hacia el interior de la vejiga para realizar el lavado y por otra de las vías, se produce la salida del producto del lavado que va hacia una bolsa colectora. Este es un sistema de lavado cerrado, en el que se evita la entrada de microorganismos (bacterias) en el sistema urinario y se previene la obstrucción de la sonda por un coágulo de sangre. Intermitente: ésta manera de lavado vesical se puede realizar de dos formas: Mediante un sistema de lavado cerrado: la sonda vesical tiene en su trayecto exterior dos vías de acceso, en uno se conecta la bolsa colectora de orina y en la otra el equipo de irrigación del suero. Así, se alterna la introducción del suero y el vaciado de la vejiga. Este método se utiliza si no existen coágulos de sangre y el lavado vesical es necesario con menor frecuencia. Mediante un sistema de lavado abierto: en él la bolsa colectora de la orina se desconecta de la sonda y se introduce en su lugar la boca de una jeringa cargada con suero fisiológico, que se introduce manualmente por el profesional para realizar el lavado. Posteriormente, se vuelve a conectar la bolsa colectora. Se utiliza cuando hay que desobstruir una sonda que está taponada por un coágulo de sangre o por mucosidad. ¿Para quién está indicado? La aplicación de lavados vesicales está indicada en pacientes que presentan : Hematuria moderada - severa (salida de sangre por la orina): puede producirse tras una cirugía genitourinaria, un traumatismo renal, contusión vesical (en la vejiga), cirugía de trasplante renal...etc. Presencia de una obstrucción de una sonda urinaria previamente colocada, por la presencia de coágulos de sangre, secreciones purulentas, etc.  ¿Por qué se realiza? El lavado vesical tiene como objetivo el mantener o restablecer la permeabilidad de una sonda vesical utilizada en el paciente como tratamiento de alguna patología, siempre que se sospeche que puede obstruirse.  También se realiza con el objetivo de introducir algún tipo de fármaco de forma directa en el interior de la vejiga . ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Riesgos de un lavado vesical Los principales riesgos del lavado vesical son: En pacientes con lavado continuo, si no se produce una salida adecuada del suero introducido, puede conllevar una grave distensión vesical, e incluso, romper la pared de la misma. Se pueden producir espasmos vesicales, es decir, contracciones incontroladas de la vejiga. Puede aparecer dolor en la zona inferior del abdomen. Si hay pérdida del suero irrigado por la vejiga (por ejemplo en cirugías, etc.), puede haber un aumento del tamaño de los genitales externos del paciente y/o abdomen del mismo, por la salida del suero hacia el tejido celular subcutáneo (debajo de la piel). Pueden desencadenarse infecciones del tracto urinario al manipular e introducir elementos extraños al organismo, favoreciendo la entrada de microorganismos. Preparación Antes de la realización de la técnica, el paciente es sometido a una limpieza exhaustiva de los genitales externos y se lleva a cabo la aplicación en la zona de un agente antiséptico (para retirar los gérmenes) como el Betadine. El paciente debe informar si es alérgico a algún tipo de material como el látex, etc . Aunque los lavados se realizan en muchas ocasiones en situaciones en las que el paciente puede presentar dolor, por obstrucción urinaria, infecciones u otros procesos, es aconsejable que a la hora de la introducción de la sonda urinaria por la uretra, intente estar lo más relajado posible porque eso ayuda al profesional de enfermería a realizar la técnica. Cómo es la recuperación de un lavado vesical Una vez finalizado el lavado vesical el paciente, según la patología que padezca, puede precisar permanecer con la sonda vesical o por el contrario, se puede proceder a su retirada. Durante el tiempo posterior a la retirada de la sonda , tanto el paciente como los profesionales de enfermería y lo médicos que atienden al paciente, vigilarán posibles efectos posteriores que pueden aparecer tras el sondaje y lavado, el más importante es la aparición de una infección urinaria. También, la posible aparición de retenciones de orina, salida de sangre en la orina o nuevas obstrucciones por coágulos. Resultados El personal sanitario valora la efectividad del lavado vesical cuando objetiva una salida adecuada de líquido en la bolsa colectora, en cuanto a cantidad y coloración. Se debe comprobar que el sistema fluya sin inconvenientes y que se han resuelto las posibles obstrucciones que se hubieran podido presentar . Además, cuando existe hematuria (sangre en la orina), el objetivo es conseguir que con el lavado existe una resolución del proceso o al menos una mejora, con la salida de una orina y líquido de lavado con una leve tinción roja producida por la salida de pequeñas cantidades de sangre. Preguntas frecuentes ¿Qué es la irrigación vesical? La irrigación vesical es lo mismo que el lavado vesical, mediante el cual se introduce un líquido en la vejiga (habitualmente suero fisiológico) y su posterior extracción, para limpiar la vejiga, desobstruir la sonda urinaria o aplicar algún tratamiento directamente en la vejiga. ¿Qué es la cistoclisis? El término cistoclisis hace referencia a la técnica de lavado o irrigación vesical , aunque es una palabra que no viene recogida en los diccionarios terminológicos de ciencias médicas. ¿Qué es la cisto irrigación? La cisto irrigación es otra manera de denominar el lavado o irrigación vesical . El prefijo cisto proviene del griego y hace referencia, en este caso, a la vejiga. ¿Cómo se destapa una sonda urinaria? Cuando la sonda urinaria no va conectada en su extremo distal a una bolsa colectora de orina , se puede introducir en dicho extremo, un tapón que el paciente deberá retirar como mínimo cada dos horas para vaciar la vejiga. La retirada de ese tapón debe hacerse con unas medidas de higiene importantes (lavado correcto de manos, etc.) para evitar la entrada de microorganismos al manipular la sonda. ¿Es doloroso el lavado vesical? En los casos en los que el paciente no esté previamente sondado, puede sentir una molestia e incluso dolor cuando se produce la introducción de la sonda por la uretra . Después, al introducir el líquido de lavado, el paciente en ocasiones puede presentar molestias en la zona abdominal inferior (región suprapúbica). ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Hemiorrafia
Contenido de salud

Hemiorrafia

Definición La herniorrafía, también conocida como reparación de hernia inguinal, es una cirugía para reparar una hernia en la pared abdominal de la ingle. Una hernia es un tejido que protruye por un punto débil en la pared abdomina l. Durante la reparación de la hernia, este tejido que protruye se empuja de nuevo hacia adentro. La pared abdominal se fortalece y se sostiene con suturas. ¿Cómo es una herniorrafía?  La herniorrafía es un procedimiento que se realiza bajo anestesia general, si la hernia es pequeña , le pueden aplicar anestesia local. Una vez el paciente está anestesiado, el cirujano hace una pequeña incisión cerca de la hernia.  Si la hernia sobresale de la pared abdominal se empuja el bulto de vuelta a su lugar.  Una vez el cirujano encuentre la hernia, la separará de los tejidos a su alrededor. Luego, extirpará el saco de la hernia o reintroducirá los intestinos dentro del abdomen.  El cirujano cerrará los músculos abdominales debilitados con puntos de sutura. Con frecuencia, también se cose un parche de malla en el lugar para fortalecer la pared abdominal. Actualmente se suelen utilizar parches de malla hechos de material sintético para reparar las hernias.  Esto se hace especialmente para grandes hernias y para hernias que vuelven a ocurrir. El parche disminuye la tensión en la pared abdominal, reduciendo el riesgo de recurrencia de la hernia. ¿Para quién está indicada?  La herniorrafía está indicada para la reparación quirúrgica de hernias inguinales que causan dolor u otros síntomas, y para las hernias que están encarceladas o estranguladas. ¿Por qué se realiza?  La herniorrafia se realiza porque: El paciente tiene dolor o la hernia le molesta durante sus actividades cotidianas. Estas hernias casi siempre no desaparecen por sí solas y pueden volverse más grandes. Se puede practicar cuando hay grandes protrusiones a través de un pequeño orificio, lo cual interfiere con el flujo sanguíneo o causa una obstrucción intestinal. Algunas veces, los intestinos pueden resultar atrapados en el interior, lo cual es potencialmente mortal. Si esto sucede, el paciente necesitaría una cirugía urgente de inmediato. Riesgos de una herniorrafía  Entre los riesgos de la herniorrafía están:  Reacciones a los medicamentos. Infección y sangrado en el sitio de la incisión. Problemas respiratorios, como neumonía, por la anestesia. Daño a otros vasos sanguíneos u órganos y nervios. Afección o daño a los testículos si un vaso sanguíneo conectado a ellos resulta lesionado. Reaparición de la hernia. Dolor prolongado en el área de la incisión. Sangrado. Infección. Daño a la arteria o la vena femoral. Entumecimiento en la piel. Pérdida de irrigación sanguínea en el escroto o en los testículos. Preparación  En la preparación de una herniorrafía antes del procedimiento es necesario que: Algunos días antes de la operación, el paciente debe evitar tomar medicamentos anticoagulantes y antiinflamatorios (la aspirina, ibuprofeno) para evitar sangrados excesivo. El paciente debe informar si se encuentra en estado de embarazo. El paciente debe informar si está tomando fármacos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta, también si es alérgico a algún medicamento. No beber ni comer nada entre las 6 y las 8 horas antes del procedimiento.  Si el médico indica algún medicamento, el paciente debe tomarlo con un pequeño sorbo de agua. Cómo es la recuperación de una herniorrafia   La recuperación de una herniorrafia, en la mayoría de los pacientes que se hacen una cirugía abierta de reparación de hernia, pueden volver a casa el mismo día. Algunos hombres pueden tener problemas para eliminar la orina después de la cirugía de la hernia.  Si el paciente tiene problemas para orinar, puede necesitar un catéter en su vejiga durante un corto periodo de tiempo. El tiempo de recuperación es de aproximadamente 3 semanas. El paciente debe evitar el ejercicio intenso hasta que se hayan cumplido 6 semanas de recuperación.  Resultados  Los resultados de una herniorrafía son muy satisfactorios para el paciente. Es un procedimiento totalmente seguro. La tasa de recurrencia es baja cuando los cirujanos hacen la reparación abierta de hernia usando parches de malla. Preguntas frecuentes ¿Qué es una hernia?  Una hernia es la que  se presenta cuando hay una debilidad o un agujero en la pared muscular que usualmente mantiene los órganos abdominales en su lugar, este defecto permite a los órganos y tejidos salirse o herniarse, produciendo una protuberancia. ¿Qué tipo de anestesia se usa para una cirugía de hernia umbilical? El tipo de anestesia que se usa para una cirugía umbilical es anestesia general. Si la hernia es pequeña se puede aplicar anestesia raquídea o de bloqueo epidural.  ¿Qué es una hernia epigástrica?  Una hernia epigástrica es un tipo de hernia abdominal que aparece en la línea media, es decir, entre la parte más baja del esternón y el ombligo. ¿Qué es una hernia de Spiegel?  La hernia de Spiegel es una rara variedad de defecto herniario de la pared abdominal. Estas hernias aparecen a través de la línea semilunar de Spiegel, zona de transición entre la fascia del músculo recto anterior y las vainas de los músculos anchos del abdomen. Se extienden desde el reborde costal hasta el pubis, si bien el lugar más frecuente de su aparición es por debajo del ombligo.