Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. ¿Qué es la micropigmentación capilar o tricopigmentación?

¿Qué es la micropigmentación capilar o tricopigmentación?

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Tratamiento próximamente disponible en Savia.

Hablamos de una técnica avanzada, mínimamente invasiva, que consiste en la aplicación de pigmentos en el cuero cabelludo. Con este tratamiento se genera una apariencia de densidad en el cabello y también sirve para disimular cicatrices. La tricopigmentación permite realizar diferentes acciones en busca de diversos resultados. Es el caso de adelantar la línea de cabello en la zona de las entradas o cubrir espacios con calvas del cuero cabelludo. Además, esta técnica también puede aplicarse en otras áreas capilares con zonas de alopecia como las cejas o la barba. Su aplicación puede ser complementaria a otros tratamientos como, por ejemplo, un injerto capilar.

Para la pigmentación pueden utilizarse varios tonos de color diferentes. Por otra parte, los ángulos de la penetración de la aguja también se pueden utilizar para crear una apariencia de profundidad y textura. En definitiva, se consigue un resultado natural, disimulando problemas de alopecia o cicatrices. Esta técnica genera una apariencia de densidad capilar en zonas con calvicie. Aunque no es un procedimiento quirúrgico, es importante ponerse en manos de un tricólogo, dermatólogo especializado en problemas del cuero cabelludo. Este punto resulta fundamental para conseguir el resultado esperado, evitando complicaciones, cicatrices o manchas en la piel.

¿Cómo es el procedimiento?

Para la aplicación de los pigmentos se emplea una técnica de alta precisión con una tecnología de vanguardia. Como ya hemos comentado, se juega con diferentes tonalidades debidamente estudiadas que permiten alcanzar esa apariencia natural deseada. Con el tono propio del cabello del paciente se consigue un efecto de volumen capilar, el resto de tonalidades utilizadas serán más oscuros y se emplearán para generar mayor profundidad y textura en la zona tratada. Solo así se consigue una apariencia más realista de cabellos, evitando que se note la pigmentación como una simple coloración.

Es una técnica sencilla y rápida que permite resultados inmediatos. Sin embargo, será esencial realizar una planificación adecuada y elegir a un equipo profesional con experiencia y debidamente cualificado. El procedimiento se dividirá en diferentes fases: diagnóstico, aplicación y recuperación.

Antes de proceder a la micropigmentación, el dermatólogo estudiará el caso concreto de cada paciente, solo de esta forma podrá hacer un diagnóstico adecuado del problema de alopecia, tipo de patología, coloración, tipo de piel y evolución de la calvicie original en el futuro. Con todos estos datos, se puede determinar cuál será el tratamiento o conjunto de técnicas más adecuadas para alcanzar los objetivos del paciente.

El doctor deberá explicar las opciones y procedimientos a ejecutar, así como ayudar al paciente a tener unas expectativas realistas, lo más ajustadas posibles al resultado que se podrá conseguir. Durante esta sesión y con este objetivo, se realiza un proceso llamado visagismo, que consiste en generar un esbozo que permita al paciente hacerse una idea de cómo será su apariencia tras la micropigmentación.

El primer paso será planificar el tratamiento, determinando el número necesario de sesiones y la duración de las mismas. Este criterio va a depender del área de piel que se desea cubrir. Con frecuencia se emplean dos sesiones, la primera para definir el área de trabajo y comenzar con la aplicación del color base, utilizando la segunda para desarrollar los colores de contraste y afinar los efectos que ayudarán a naturalizar y mejorar los resultados. Cuando la zona de trabajo es más extensa pueden ser necesarias más sesiones.

¿Tiene efectos secundarios?

La tinta se aplica mediante pequeños pinchazos por lo que el paciente puede experimentar ligeras molestias durante el procedimiento. Es poco frecuente, pero tras la sesión puede aparecer enrojecimiento de la piel y/o una ligera hinchazón en la zona tratada. Sin embargo, todas estas cuestiones pueden controlarse con fármacos y remiten por sí solas en unos pocos días. Una vez concluido el tratamiento, será importante atender los consejos del dermatólogo para optimizar el resultado final durante los tres días siguientes a su aplicación.

  1. Evitar usar champús o jabones irritantes.
  2. No realizar deporte o actividades que favorezcan la sudoración excesiva.
  3. Evitar los rayos del sol sobre la zona tratada.
  4. No sumergir el cuero cabelludo en el agua.

Normalmente, transcurridas entre 3 y 4 semanas el paciente vuelve a consulta para valorar el resultado y es habitual realizar una nueva sesión que permita matizar y crear un efecto más realista y mejorado. Es una acción bastante frecuente ya que la dermis absorbe los colores y muestra un aspecto más opaco, que puede corregirse con una nueva sesión.

En definitiva, se trata de una técnica muy adecuada en casos concretos de alopecia. Permite conseguir grandes resultados, sobre todo cuando se trabaja en zonas pequeñas como las cejas o la barba. Con la micropigmentación podemos mejorar la armonía del rostro o adelantar la línea de cabello, reduciendo las entradas. En muchas ocasiones, se aplica como técnica complementaria a otros tratamientos de restauración capilar.

En Clínica IMEMA somos expertos en micropigmentación capilar. Sólo utilizamos productos y tecnología de la más alta calidad. Con nosotros tendrás la tranquilidad de estar en manos de profesionales de contrastada experiencia y reputación, a la altura de una de las clínicas más prestigiosas de Europa.