Qué es la dieta alcalina

Concepción Sebastián Fernández

Licenciada en medicina y cirugía. Especialista en medicina familiar y comunitaria

¿Por qué es tan famosa la dieta alcalina?

La dieta alcalina se ha hecho tan famosa al publicitarse como una forma de prevenir el cáncer. Esta dieta se basa en que los alimentos ácidos se convierten en grasas y promueve el uso de alimentos alcalinos. Estos alimentos deben ser consumidos en hasta un 80 %, con un 20 % de consumo de alimentos ácidos o pobremente alcalinos, estos serían las proteínas y los productos lácteos. Con esta dieta, se promueve también el consumo de sustancias como colágeno, magnesio, calcio, bicarbonato y sistemas para el consumo de agua alcalinizada.
Con esta dieta, se promueve también el consumo de sustancias como colágeno, magnesio, calcio, bicarbonato y sistemas para el consumo de agua alcalinizada.

La dieta alcalina tiene su base en que, alcalinizar el organismo, puede ser beneficioso evitando la progresión del cáncer. Pero esto es una teoría falsa, ya que, el PH del organismo puede ser básico o ácido, siendo diferente en los distintos órganos y regulado de forma natural por el propio organismo. No hay una base científica que apoye que tener un organismo alcalino disminuye la incidencia de cáncer. No obstante, puede tener beneficio al eliminar de la dieta azúcares refinados, grasas y alcohol, ya que estas sustancias perjudican la salud del individuo, pero no en la alcalinización del organismo como tal.

Además, no está muy clara la razón por la cual se elijen que unas sustancias son ácidas para el organismo y otras alcalinas.

¿Beneficios de la dieta alcalina?

En el momento actual no se puede demostrar por estudios científicos la menor asociación entre una dieta alcalina y la ausencia de cáncer. No existe pues prueba concluyente a favor de que las personas que consumen esta dieta tienen menos cáncer que quien sigue una dieta normal.

Tampoco existen estudios a largo plazo que puedan estimar si esta dieta puede ser perjudicial a largo plazo para las personas que la consumen.

Sin embargo, sí parece que su uso puede dar lugar a un descenso de peso, ya que se ingiere una menor cantidad de carnes y proteínas animales, aumentando el consumo de frutas y verduras, así como nueces, semillas y legumbres, además de promover una abstinencia en el consumo de alcohol.

No obstante, el eliminar un grupo de alimentos como serían los lácteos, puede dar lugar a situaciones carenciales que precisen de aportes de elementos que de otra forma se adquieren de forma natural.

Alimentos permitidos en la dieta alcalina

Se consideran alimentos alcalinizantes a consumir en una proporción del 80 % de la dieta verduras como pepino, espinacas, soja, brócoli, col, coliflor, coles de Bruselas, remolacha, berenjena, apio, ajo, jengibre, judías verdes, lechuga, cebolla, rábano, tomate, alcachofa, espárragos, zanahoria, calabacín, patata, guisantes, trigo sarraceno, quinoa, lentejas, almendras, aceite de oliva, frutas como el limón, pomelo y aguacate.

Son alimentos a consumir en un 20 % de esta dieta, las legumbres como garbanzos y judías pintas, y frutas como melón, nectarina, ciruela, sandía, manzana, albaricoque, plátano, arándanos, uvas, naranja, mango, melocotón, frutos secos como anacardos, nueces y avellanas, así como arroz y pasta integral.

Y se bebe agua alcalinizada.

Alimentos prohibidos en la dieta alcalina

Se consideran alimentos acidificantes y, por tanto, a eliminar de la dieta alcalina; la carne roja, de pollo, de cerdo, huevos, pescado, marisco, lácteos, setas, chocolate, café, té y alcohol. Y, en general, todo tipo de bebidas azucaradas y productos con azúcares refinados.

Contraindicaciones de la dieta alcalina

La dieta alcalina no debe realizarse en pacientes que sufran diabetes, insuficiencia renal, en niños en crecimiento que precisan de aporte de lácteos ni en mujeres embarazadas, en las cuales, la carencia de ciertas sustancias como hierro y calcio pueden afectar a su salud y a la de su hijo.

Es una dieta que tiene que estar bien controlada, esto se debe a que, al eliminar de la dieta algunos alimentos, se puede producir una situación carencial que precise del aporte de determinados nutrientes a través de fármacos o complementos alimentarios.

Siendo una dieta basada en el consumo de frutas y verduras, y, al reducirse el consumo de grasas y sustancias como el alcohol y los azúcares refinados, que dan lugar a un mayor aporte de calorías en nuestra dieta; la dieta alcalina da lugar, en la mayoría de los casos, una pérdida de peso importante.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas?

Cuéntanos lo que necesitas e intentaremos ayudarte lo más rápido posible

¿Tienes dudas?