Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. ¿Qué es el melasma y cómo podemos eliminarlo?

¿Qué es el melasma y cómo podemos eliminarlo?

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Tratamiento próximamente disponible en Savia.

¿Proteges tu piel de los rayos nocivos del sol durante todo el año? Solemos cometer el error de usar cremas de protección solar únicamente durante el verano. Sin embargo, aunque nos parezca que la incidencia de los rayos ultravioleta es menor en invierno, sigue estando presente y deteriorando nuestra piel. La contaminación y otros malos hábitos, como el tabaquismo, también terminan por pasar factura a nuestro cutis, provocando un envejecimiento prematuro de la piel. La aparición de manchas también se asocia al paso del tiempo. Aunque muchas mujeres se ven afectadas por este problema ante un desajuste hormonal.

La aparición de manchas cutáneas está relacionada con una distribución desigual de la melanina en la piel y de las células que generan esta sustancia de manera natural, los melanocitos. Por su parte, la melanina es una sustancia que se genera de forma natural en la dermis y que determina la coloración de la misma. Su principal finalidad es proteger nuestra piel de la radiación ultravioleta de la luz solar. Ante las exposiciones solares, nuestra piel produce más melanina para evitar quemaduras, dando lugar al bronceado. Entre las principales manchas cutáneas podemos destacar las siguientes:

  1. Pecas. Suelen aparecer en personas con una tez muy blanca, generalmente en zonas que suelen exponerse al sol como la cara o los brazos. De hecho, su incidencia puede verse incrementada en el período estival. Son acumulaciones de pigmento parduzco que se distribuyen de manera irregular.
  2. Lunares. Son el resultado de una acumulación de melanocitos. Pueden aparecer en cualquier punto de nuestra anatomía y habrá que acudir al dermatólogo para revisarlos si cambian de coloración, tienen bordes irregulares o aumentan de tamaño.
  3. Lentigos. Al igual que las pecas son manchas parduzcas, pero no cambian su color, tamaño o cantidad ante la exposición solar. Permanecen de forma permanente y se relacionan con el envejecimiento de la piel.
  4. Melasma. Hablamos de las manchas cutáneas que suelen aparecer superada la barrera de los 30 años y están relacionadas con las alteraciones hormonales. De hecho, a menudo se relacionan con la ingesta de anticonceptivos, el embarazo o la menopausia.

Sin embargo, muchos expertos coinciden en señalar que el factor hormonal es solo un detonante más para la aparición del melasma. Estas manchas con bordes irregulares, que suelen aparecer en el rostro, son más frecuentes tras el verano y tienden a producirse en personas que se exponen habitualmente al sol. Al contrario de los que pueda parecer, suelen surgir en fototipos altos entre el IV y el V. Es decir, en personas de tez morena.

Peeling químico despigmentante

Generalmente, el melasma es una lesión cutánea que se localiza en las capas más superficiales de la piel. En este sentido el peeling despigmentante puede ser la solución, ya que acelera el proceso natural de exfoliación de la piel. Contribuye a la regeneración celular, fomentando la creación de colágeno por parte de la dermis. Todos estos factores mejoran su tersura y luminosidad.

El tratamiento consiste en la aplicación de una o varias sustancias químicas sobre la piel que fomentan la renovación de sus capas más superficiales. De este modo, se eliminan las lesiones y el deterioro de la epidermis, consiguiendo un rejuvenecimiento del cutis y minimizando las manchas. Es recomendable no someterse a esta técnica durante el verano, ya que habrá que tener especial cuidado con los rayos ultravioleta del sol. En cualquier caso, conviene destacar que esta técnica es más efectiva con el melasma epidérmico, situado en las capas más superficiales de la piel.

Láser Pixel

Hablamos del láser de Erbio fraccionado, que también es recomendable para la eliminación del melasma, principalmente el ubicado en las capas más profundas de la dermis. Esta tecnología permite tratar un área concreta de la piel, sin alterar los tejidos sanos adyacentes. Es decir, el láser solo actúa sobre las zonas dañadas. Por su parte, la piel sana situada alrededor de la lesión genera más colágeno y elastina contribuyendo a su eliminación. La energía que produce el aparato láser genera calor, favoreciendo la renovación epidérmica.

Ante la aparición de cualquier mancha cutánea es recomendable visitar al dermatólogo para que la analice y realice un diagnóstico adecuado. Además, el doctor definirá cuál será el mejor tratamiento para eliminar los excesos de pigmentación de la piel que provocan las manchas. Los tratamientos mencionados deben ejecutarse por un médico especializado que, en función del tipo de piel del paciente y del alcance de la lesión, aplicarán la técnica más acertada con las sustancias más efectivas y en la medida justa. ¡Ponte en buenas manos!

En Clínica IMEMA somos expertos en tratamientos contra el melasma. Sólo utilizamos productos y tecnología de la más alta calidad. Con nosotros tendrás la tranquilidad de estar en manos de profesionales de contrastada experiencia y reputación, a la altura de una de las clínicas más prestigiosas de Europa.