1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Por Qué los Hombres Temen a la Vasectomía

Por Qué los Hombres Temen a la Vasectomía

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Los hombres tienen serias dudas antes de someterse a la vasectomía, y es normal, dado que se trata de una intervención quirúrgica y una decisión en principio irreversible. Sin embargo, algunas de las dudas ante esta intervención pueden ser infundadas. Vamos a tratar de disiparlas.
La vasectomía se considera un método anticonceptivo definitivo. Sin embargo, la intervención se podría revertir quirúrgicamente en ciertos casos.

En qué consiste

Existen diferentes métodos anticonceptivos que permiten disfrutar del placer que se obtiene cuando se mantienen relaciones sexuales sin tener que preocuparse por el riesgo de un embarazo no deseado. Son diversas las opciones de las que se disponen para evitar el embarazo, como los métodos barrera (preservativo, DIU, diafragma), los anticonceptivos orales y los quirúrgicos, que son los más definitivos. Estos métodos son la ligadura de trompas en el caso de la mujer y la vasectomía en el caso del hombre.

El método quirúrgico anticonceptivo masculino por excelencia es la vasectomía. Esta intervención quirúrgica consiste en cortar y sellar los conductos deferentes del hombre. El hombre tiene dos conductos deferentes, uno para cada testículo, y estos tubos son los encargados de transportar los espermatozoides desde los testículos hasta los conductos de la eyaculación.

Intervención sencilla y rápida

La intervención quirúrgica es muy sencilla y se lleva a cabo de manera ambulatoria bajo anestesia local. La intervención suele durar una media hora, si no se produce ninguna complicación. La técnica consiste en realizar una única incisión, muy pequeña, en la zona central del escroto, la bolsa de piel donde están alojados los testículos. A través de esta mínima abertura se accede al conducto deferente de cada lado. Cuando se ha localizado se secciona el conducto, se atan los extremos y se sellan mediante el bisturí eléctrico. De esta manera se bloquea el paso de los espermatozoides, que se producirán en los testículos pero que no llegaran a los conductos eyaculadores porque se habrá cerrado el paso.

Qué pasa después…

El postoperatorio es muy rápido, cuestión de horas, y los pacientes se van de alta el mismo día de la intervención. Se colocan unas gasas sobre la herida y se aconseja llevar un suspensorio o un calzoncillo ajustado para que haga compresión y evitar que se produzca un hematoma. Los hematomas son las complicaciones más habituales de esta intervención, dado que la piel del escroto es muy laxa y apenas hay musculatura que haga compresión para contener el hematoma si se produce. En general, los hematomas se reabsorben por sí mismos y con compresión y analgesia es suficiente.

Es importante para el éxito de la vasectomía que, tras la intervención, se tengan varias eyaculaciones para vaciar el contenido de espermatozoides remanentes que ya estén en los conductos eyaculadores. Durante dos meses todavía se deberán emplear otros métodos anticonceptivos para evitar el embarazo. Tras estos dos meses se realizará un seminograma (prueba para evaluar la calidad del semen) para asegurarnos del éxito de la intervención quirúrgica. En el seminograma el recuento de los espermatozoides en el eyaculado debe ser de cero.

Desterrar ideas falsas

  • La vasectomía en ningún momento afecta a la eyaculación, es decir, tras la intervención quirúrgica la persona intervenida seguirá teniendo eyaculado cuando mantenga relaciones sexuales o se masturbe. El principal componente líquido del esperma procede las secreciones de la próstata y las vesículas seminales. Es decir, en la eyaculación habrá esperma, pero en ningún momento habrá espermatozoides pues habremos cortado el acceso de estas células al semen.
  • La vasectomía tampoco afecta a los niveles de testosterona, que está producida por las células de Leydig ubicadas en los testículos y esta producción hormonal se vierte en la sangre, no en el esperma, de manera que los niveles de hormonas sexuales no disminuyen. Para que esto ocurriese, debería realizarse una castración, quirúrgica o química.

Se ha de ser muy consciente de que, a pesar de ser un método anticonceptivo, la vasectomía es solamente eso, un método para evitar el embarazo, pero se sigue siendo igual de vulnerable a contraer enfermedades de transmisión sexual si no se toman las medidas de protección adecuadas, como el preservativo.

Definitivo pero reversible

La vasectomía se considera un método anticonceptivo definitivo. Sin embargo, la intervención se podría revertir quirúrgicamente en ciertos casos. La intervención contraria a la vasectomía se denomina vasovasostomía y consiste en volver a abrir, localizar ambos extremos de cada conducto deferente, recanalizarlos (volver a hacerlos permeables) y volver a unirlos. A diferencia de la vasectomía, que es muy sencilla y barata, la vasovasostomía es una técnica de microcirugía muy compleja y costosa y, pese a todo, no se puede asegurar que vaya a haber concepción tras ella. La tasa de éxito de esta intervención es de un 55% si se lleva a cabo en menos de 10 años desde la vasectomía, mientras que si la intervención se realiza tras más de 10 años después de la intervención las posibilidades de éxito caen a un 25%.

Pasar por un quirófano siempre supone un riesgo y someterse a esta intervención, pese a la vasovasostomía, es un principio un paso irreversible, por lo que se tiene que estar muy seguro antes de someterse a ella. Si te lo estás planteando lo mejor es ponerse en contacto con un urólogo para que despeje las dudas que puedas tener.

Artículos relacionados Ver todos
Problemas urogenitales en tiempos de coronavirus
Artículo especializado

Problemas urogenitales en tiempos de coronavirus

La primera ola de infecciones de la pandemia por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 se asoció a una suspensión masiva de la actividad de los servicios de urología , tanto en las consultas como en los quirófanos. La mayoría de los recursos de estos servicios se centraron en la lucha contra la COVID-19 . Tras esta primera crisis sanitaria, el retorno a la actividad normal supone un gran reto para los urólogos pues es necesario que se priorice la atención de los pacientes más graves. Además, los especialistas tienen que gestionar un volumen de pacientes muy incrementado. Es previsible que la situación no se normalice hasta varios meses después la primera fase de la pandemia. ¿Necesitas hacerte una revisión urológica? Encuentra un urólogo cerca de ti. Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat  con uno de nuestros médicos. A continuación se comentan algunas dudas que pueden surgir en el paciente con problema urológicos en relación con el confinamiento o con la pandemia por coronavirus.  Lo más importante es conocer que hay patologías que no pueden esperar , y que los servicios de urología están priorizando su atención. Nos referimos principalmente a patologías malignas en fases avanzadas como cáncer de vejiga , renal , testicular, o de próstata en las que la cirugía no se puede demorar. El retraso en el tratamiento de estas patologías puede tener un impacto en la progresión de la enfermedad y desgraciadamente en la supervivencia a largo plazo. Hay algunos tipos de patologías malignas en una fase no tan avanzada en la que no es tan apremiante una cirugía inmediata, especialmente algunas fase iniciales de cáncer de próstata . Igualmente, es posible que durante el confinamiento se hayan dejado pasar revisiones de problemas urológicos crónicos . Algunas de estas patologías, como los problemas prostáticos, pueden llegar a ser importantes, por lo que es necesario acudir a las revisiones que le haya pautado su médico, o al menos consultar con un especialista si se puede demorar la consulta algunas semanas. En muchos de estos casos, una teleconsulta con un especialista puede resolver rápidamente estas dudas. Se puede consultar el tiempo que se puede demorar una revisión, o preguntar si las revisiones se pueden hacer de manera no presencial . También se puede discutir la necesidad de cirugía de alguna patología concreta en un plazo más o menos largo. En algunos casos, el médico también le puede sugerir algún tratamiento no invasivo que pueda reemplazar alguna cirugía o intervención. ¿Necesitas hacerte una revisión urológica? Encuentra un urólogo cerca de ti. Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat  con uno de nuestros médicos. Asimismo, hay muchas patologías benignas que, aunque importantes, probablemente reciban una atención menos prioritaria, por ejemplo la cirugía de incontinencia, la cirugía de una hiperplasia benigna de próstata, el prolapso genital, o algunas reconstrucciones del área urogenital. En estos casos, también puede ser útil una consulta, que puede ser no presencial, para valorar junto con el especialista la posibilidad de opciones conservadoras de tratamiento a la espera de una intervención definitiva. Además de patologías crónicas, hay patologías urológicas agudas que requieren una atención urgente . Se pueden destacar las siguientes: La presencia de sangre en la orina , lo que conocemos como hematuria , especialmente si la persona está en tratamiento con medicamentos anticoagulantes. La imposibilidad para orinar , que puede deberse a un problema de las vías urinarias, o con menos frecuencia del riñón. Un cólico nefrítico , que se debe a la obstrucción de las vías urinarias habitualmente por un cálculo. Suele dar dolor lumbar irradiado a la zona genital. Un dolor agudo en el escroto, pues puede ser una complicación muy grave como la torsión testicular . Estas son algunas patologías agudas que requieren en muchos casos un atención urgente , por lo que es necesario ser evaluado sin demora en un Servicio de Urgencias , siempre tomando las debidas medidas de prevención para disminuir una potencial exposición al virus durante la visita.    Por otra parte, muchas personas con problemas urológicos se preguntan si el nuevo coronavirus puede transmitirse por orina . El coronavirus es un virus eminentemente respiratorio , y se encuentra principalmente en las secreciones respiratorias . Por ello, el contagio se produce de manera mayoritaria a través de la tos, el estornudo o al hablar con una persona con la infección dentro de un radio inferior a dos metros de distancia. Sin embargo, sí se ha encontrado el virus en otras muestras biológicas como la sangre , las heces , o la orina de algunos pacientes con COVID-19. Respecto a la orina , se ha descrito la presencia de coronavirus en menos del 4% de las personas con la infección , siendo la cantidad de virus muy pequeña en comparación con las muestras respiratorias. Según el conocimiento científico actual, no se puede descartar del todo que el contacto con orina infectada pueda transmitir la infección, sin embargo, el riesgo de adquirir la infección por esta vía sería muy bajo . En cualquier caso, conviene seguir las medidas higiénicas habituales para minimizar posibilidad de un contagio a través de la orina infectada, especialmente el lavado de manos frecuente y la limpieza y desinfección de todos los objetos y superficies que se toquen a menudo. También es importante no tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos sin lavar, y mantenerse a una distancia mínima de 2 metros de cualquier persona que tenga síntomas respiratorios, como tos o estornudos. Los profesionales sanitarios también extreman las precauciones cuando pueden tener contacto con orina de pacientes infectados con coronavirus,  como en intervenciones urológicas o en el sondaje de la vejiga. En resumen, la epidemia de coronavirus ha supuesto un retraso en numerosas intervenciones y en las revisiones habituales de muchas personas con problemas urológicos. Los especialistas en urología le pueden ayudar a resolver sus dudas sobre la urgencia de las mismas u ofrecerle la mejor alternativa de tratamiento. Para resolver las dudas, se puede considerar la posibilidad de solicitar una teleconsulta . Estas consultas no presenciales con un especialista en urología pueden desahogar los hospitales y los centros sanitarios, y evitan el riesgo de exposición al virus. Por otra parte, aunque el riesgo parece mínimo, actualmente no se puede descartar que pueda existir infección a través del contacto con orina infectada. Por ello, es necesario extremar las precauciones de higiene , como el lavado de manos y la limpieza de superficies que se toquen con frecuencia. ¿Necesitas hacerte una revisión urológica? Encuentra un urólogo cerca de ti. Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat  con uno de nuestros médicos.
Orquiectomía
Contenido de salud

Orquiectomía

Definición  La orquiectomía consiste en la extirpación total o parcial del testículo , que es la glándula responsable de producir la hormona de testosterona en los hombre. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.   Si la orquiectomía es total, también se extirpará el epidídimo (tubo estrecho situado en la parte posterior del testículo donde maduran y se almacenan los espermatozoides) y parte del cordón testicular (cordón espermático). Si la orquiectomía es sólo parcial,  se extirpa únicamente la parte funcional del testículo dejando el resto de las estructuras . ¿Cómo es una orquiectomía?  Una orquiectomía es un procedimiento que se realiza bajo anestesia general o local, según la condición del paciente. Se realiza mediante una incisión pequeña en el escroto (saco que contiene los testículos).  El cirujano libera los testículos cortando los vasos sanguíneos y los conductos deferentes a los que están unidos para extraer los testículos . Se hace una incisión en el cordón espermático que une el testículo al abdomen. El cirujano conecta los vasos sanguíneos y linfáticos en el cordón espermático. El médico tomará otras precauciones especiales para evitar la propagación de las células cancerosas dentro de la herida o la transferencia de estas células del tumor al torrente sanguíneo. ¿Para quién está indicada?   La orquiectomía total está indicada para:  Procesos tumorales. Cáncer de testículo. Infecciones que destruyeron el testículo. Atrofia testicular, donde se puede colocar posteriormente una prótesis. Lesión traumática. Terapia de reasignación de género.  La orquiectomía parcial está indicada para: Aquellos procesos en los cuales interesa provocar una disminución en los niveles de la testosterona (hormona masculina) en la  sangre.  Cáncer de próstata. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. ¿Por qué se realiza?   La orquiectomía se realiza para:  Ayudar a aliviar los síntomas, prevenir las complicaciones y prolongar la supervivencia para el cáncer de próstata avanzado. Cuando el paciente tiene cáncer de próstata, la testosterona alimenta el cáncer y le ayuda a crecer.  La orquiectomía reduce la cantidad de testosterona en su cuerpo.  Al reducir la cantidad de testosterona que se encuentra en el cuerpo puede hacer que su cáncer se encoja o crezca más despacio. Riesgos de una orquiectomía   Entre los riesgos de una orquiectomía están:  No conseguir la extirpación del testículo. Esterilidad. Pérdida de interés en el sexo. Persistencia de la síntomas previos, total o parcialmente Hemorragia, tanto durante el acto quirúrgico como en el postoperatorio. Inflamación o infección de los elementos no extirpados. Infección en sus diferentes grados de gravedad. Apertura de la herida que puede necesitar una intervención secundaria.  Daño en los nervios, vasos sanguíneos, tejidos blandos y órganos de la zona. Cambios en los niveles de hormonas. Reacción con la anestesia o medicamentos Preparación  La preparación de una orquiectomía, antes del procedimiento es necesario: El médico hará un examen médico completo para valorar el estado de salud del paciente, acompañado de análisis de sangre, electrocardiograma y los estudios que este considere necesario. El paciente le tiene que informar a su médico qué tipo de medicamentos toma o si es alérgico. No debe tomar medicamentos anticoagulantes o antiinflamatorios como las aspirina, para evitar sangrado excesivo. El paciente debe estar en ayunas ocho horas antes de realizarse el procedimiento.  Cómo es la recuperación de una orquiectomía  La recuperación de una orquiectomía suele durar entre 1 a 3 días, dependiendo de la condición del paciente. Para obtener una mejor recuperación debe: Para ayudar a reducir la hinchazón, el paciente debe aplicar hielo o una compresa fría sobre el escroto, tal como se lo hayan indicado. No debe  hacerlo más de 15 minutos cada vez. El paciente debe mantener la herida de la operación limpia y seca. Puede que sienta dolor después de la cirugía, deberá tomar los analgésicos recetados por el médico. El paciente debe evitar levantar objetos pesados y realizar actividad física fuerte como  correr, nadar o montar en bicicleta las primeras dos semanas posteriores a la cirugía. Se recomienda al paciente no tener relaciones sexuales durante cuatro semanas. El paciente puede volver a sus actividades cotidianas y al trabajo en las 2-3 semana después de la intervención. Resultados  El resultado de una orquiectomía es muy efectivo para ayudar a reducir considerablemente la testosterona en la sangre y consigo también las células cancerosas. Con el propósito de eliminar todo el tejido canceroso determinado según sea necesario . Preguntas frecuentes ¿Cuánto se tarda en hacer una orquiectomía?  Es un procedimiento que tarda una hora normalmente, dependiendo la condición del paciente . ¿Es dolorosa una orquiectomía?   No es un procedimiento doloroso, se realiza bajo anestesia local o general por lo que el paciente no siente absolutamente nada .  ¿Qué es una orquiectomía inguinal?  Una orquiectomía inguinal es el procedimiento que se realiza a través de una pequeña incisión en la ingle, en el que se extirpa el testículo y todo el cordón espermático .  ¿Qué es una orquiectomía unilateral? Una orquiectomía unilateral es una cirugía en el cual se extirpan los dos testículos. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Nefrostomía
Contenido de salud

Nefrostomía

Definición  La nefrostomía es un procedimiento que se realiza para drenar la orina del riñón. Consiste en realizar una derivación urinaria que comunica el riñón con el exterior mediante un catéter (tubo de pequeño calibre cuya función es permitir la salida de la orina al exterior desde el riñón) . ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Es necesario realizarla cuando la orina no puede salir a través del uréter, la vejiga y la uretra como lo hace normalmente. ¿Cómo es una nefrostomía? La nefrostomía es un procedimiento ambulatorio, por lo que no requiere hospitalización. Se realiza bajo anestesia local para adormecer la piel de la zona lumbar. Se le pide al paciente que se recueste sobre una camilla especial para radiografías. Se le coloca una vía intravenosa para administrarle medicamentos que van ayudarle a  relajarse. Tumbado de lado o boca abajo, se lava la zona lumbar con un antiséptico. Luego, se inyecta la anestesia en la misma zona.  Las imágenes de la ecografía o la radiografía permiten ubicar el riñón y orientar al médico . Se inserta una aguja a través de la piel, que llega hasta el riñón. El médico inyecta un medio de contraste a través de la aguja para ver mejor el riñón en la radiografía. Luego se coloca el catéter en el riñón usando la aguja como guía. El catéter sale de la piel y se fija a una bolsa de drenaje para recoger la orina. Se colocan varios apósitos de fijación para que el catéter no se mueva y evitar que se moje, y si es necesario se coloca una venda en el lugar de la inserción. ¿Para quién está indicada?  La nefrostomía está indicada para pacientes que tengan los uréteres obstruidos. Los uréteres son tubos largos y estrechos que transportan la orina desde los riñones hasta la vejiga. El uréter puede llegar a obstruirse debido a condiciones tales como: Litiasis (piedras renales). Fístula urinaria. Coágulos de sangre.  Enfermedad tumoral pélvica. Cáncer cervicouterino. Masas adenopáticas. Cáncer de próstata. ¿Por qué se realiza?  La nefrostomía se realiza porque: El flujo de la orina está bloqueado, por lo que es necesario drenar la orina del riñón. El paciente está experimentando mucho dolor, incluso después de haber sido tratado de un cálculo renal. La orina del paciente se está filtrando dentro de su cuerpo. También es posible utilizar una nefrostomía para ver los riñones y los uréteres antes de realizar otros procedimientos, como la eliminación de cálculos renales.  Para servir de acceso de colocación de catéter y stents uretrales (dilatadores de la uretra). ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Riesgos de una nefrostomía   Entre los riegos de la nefrostomía están:  Daño en los órganos y  tejidos cercanos. Infección. Sangrado. Coágulos sanguíneos. Pérdida de la función renal. Reacción a la anestesia como: sensación de mareo leve, bajada de la tensión arterial, dificultades para respirar... etc. Preparación   La preparación previa de una nefrostomía requiere: Generalmente un análisis de sangre para determinar si los riñones están funcionando bien y si la coagulación sanguínea es normal.  En algunos casos es necesario realizar estudios, como una tomografía computarizada o una ecografía.  El paciente debe evitar comer y  beber durante ocho horas antes de realizarse el procedimiento.  El paciente no debe tomar medicamentos que alteren la coagulación de la sangre, como antiinflamatorios y anticoagulantes (aspirina o ibuprofeno, por ejemplo), para evitar un sangrado excesivo. Cómo es la recuperación de una nefrostomía  La recuperación óptima de una nefrostomía exige cumplir con las indicaciones médicas como son: Después del procedimiento, se  colocará al paciente en observación entre 8 y 12 horas para asegurarse que el catéter esté drenando la orina correctamente.  Es posible que el paciente sienta dolor en el lugar de la inserción durante varios días después de la nefrostomía. El médico le indicará al paciente medicamentos que ayuden a aliviar el dolor. Se le mostrará al paciente cómo cuidar el catéter. Se le dará el alta con bolsas de drenaje adicionales y suministros para el vendaje. Es importante que el paciente mantenga el lugar de la inserción y la venda secos. Deberá  protegerla para que no se moje mientras se ducha. Puede utilizar un envoltorio de plástico para cubrirla. El paciente debe cambiar la venda cada 2 ó 3 días y no permitir que la bolsa de drenaje se llene demasiado de orina antes de vaciarla. Resultados Los resultados de una nefrostomía son muy eficaces y seguros , ya que permiten la observación directa del catéter y control en tiempo real de la punción. Esta técnica reemplaza en muchas casos la intervención quirúrgica, y en ocasiones es el tratamiento definitivo una obstrucción renoureteral. Preguntas frecuentes ¿Qué es una nefrostomía percutánea?  Una nefrostomía percutánea es la colocación de una pequeña sonda flexible de caucho a través de la piel en el riñón para drenar la orina. Esta sonda se inserta a través de la espalda o el costado. ¿Cómo se retira una nefrostomía? Una nefrostomía se retira verificando primero la correcta posición y funcionamiento del uréter mediante una pielografía directa (examen radiográfico de las vías urinarias), de estar todo correcto, se introduce a través de la nefrostomía un alambre guía hasta la pelvis renal y sobre ella se retirara la nefrostomía.  ¿Qué es una nefrostomía obstruida? Una nefrostomía obstruida es la que se produce cuando el catéter que se ha colocado en el riñón para drenar la orina se bloquea, lo que impide que esta salga de forma continua. ¿Qué es una sonda de nefrostomía?  Una sonda de nefrostomía es un catéter o tubo delgado de plástico que se inserta por la piel y hacia el riñón. La sonda de nefrostomía sirve para drenar la orina del  riñón a una bolsa recolectora fuera del cuerpo. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Lavado Vesical
Contenido de salud

Lavado Vesical

Definición El lavado vesical es una técnica de tratamiento en la que se introduce un líquido en la vejiga del paciente , frecuentemente suero fisiológico, a través de una sonda vesical (tubo flexible de silicona o látex de pequeño diámetro) que se mete por la uretra hasta llegar a la vejiga. Posteriormente, se realiza la extracción de este líquido de forma contínua o intermitente. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. ¿Cómo es un lavado vesical? El paciente se sitúa boca arriba en la camilla de exploración. Si el paciente no está sondado, lo primero que se realiza es la colocación de la sonda urológica. El personal de enfermería inicia el procedimiento haciendo un lavado cuidadoso y concienzudo de los genitales externos. Se realiza la lubricación de la entrada de la uretra con la aplicación de un lubricante urológico de forma abundante. Se introduce entonces de forma progresiva y cuidadosa, la sonda por el meato urinario, dirigiendola de forma ascendente por la uretra hasta la vejiga. En ese momento, la persona que realiza la técnica examina la salida de orina por la sonda. Además, procederá a insuflar (meter aire) un globo que la sonda presenta en su extremo para que quede inflado dentro de la vejiga y no se salga la sonda. En el otro lado, se coloca una bolsa colectora de la orina. Si el paciente ha presentado una retención de orina (obstrucción e impedimento para la salida de orina), el profesional realizará un pinzamiento de la sonda para que la orina salga de forma progresiva e intermitente, evitando así problemas derivados del vaciado y descompresión vesical brusca. Cuando se va a realizar un lavado vesical puede hacerse de dos formas: Continuo: la sonda colocada al paciente tiene en su trayecto exterior tres vías de acceso y salida. De esta manera, el personal de enfermería conecta una bolsa de suero fisiológico que progresa hacia el interior de la vejiga para realizar el lavado y por otra de las vías, se produce la salida del producto del lavado que va hacia una bolsa colectora. Este es un sistema de lavado cerrado, en el que se evita la entrada de microorganismos (bacterias) en el sistema urinario y se previene la obstrucción de la sonda por un coágulo de sangre. Intermitente: ésta manera de lavado vesical se puede realizar de dos formas: Mediante un sistema de lavado cerrado: la sonda vesical tiene en su trayecto exterior dos vías de acceso, en uno se conecta la bolsa colectora de orina y en la otra el equipo de irrigación del suero. Así, se alterna la introducción del suero y el vaciado de la vejiga. Este método se utiliza si no existen coágulos de sangre y el lavado vesical es necesario con menor frecuencia. Mediante un sistema de lavado abierto: en él la bolsa colectora de la orina se desconecta de la sonda y se introduce en su lugar la boca de una jeringa cargada con suero fisiológico, que se introduce manualmente por el profesional para realizar el lavado. Posteriormente, se vuelve a conectar la bolsa colectora. Se utiliza cuando hay que desobstruir una sonda que está taponada por un coágulo de sangre o por mucosidad. ¿Para quién está indicado? La aplicación de lavados vesicales está indicada en pacientes que presentan : Hematuria moderada - severa (salida de sangre por la orina): puede producirse tras una cirugía genitourinaria, un traumatismo renal, contusión vesical (en la vejiga), cirugía de trasplante renal...etc. Presencia de una obstrucción de una sonda urinaria previamente colocada, por la presencia de coágulos de sangre, secreciones purulentas, etc.  ¿Por qué se realiza? El lavado vesical tiene como objetivo el mantener o restablecer la permeabilidad de una sonda vesical utilizada en el paciente como tratamiento de alguna patología, siempre que se sospeche que puede obstruirse.  También se realiza con el objetivo de introducir algún tipo de fármaco de forma directa en el interior de la vejiga . ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Riesgos de un lavado vesical Los principales riesgos del lavado vesical son: En pacientes con lavado continuo, si no se produce una salida adecuada del suero introducido, puede conllevar una grave distensión vesical, e incluso, romper la pared de la misma. Se pueden producir espasmos vesicales, es decir, contracciones incontroladas de la vejiga. Puede aparecer dolor en la zona inferior del abdomen. Si hay pérdida del suero irrigado por la vejiga (por ejemplo en cirugías, etc.), puede haber un aumento del tamaño de los genitales externos del paciente y/o abdomen del mismo, por la salida del suero hacia el tejido celular subcutáneo (debajo de la piel). Pueden desencadenarse infecciones del tracto urinario al manipular e introducir elementos extraños al organismo, favoreciendo la entrada de microorganismos. Preparación Antes de la realización de la técnica, el paciente es sometido a una limpieza exhaustiva de los genitales externos y se lleva a cabo la aplicación en la zona de un agente antiséptico (para retirar los gérmenes) como el Betadine. El paciente debe informar si es alérgico a algún tipo de material como el látex, etc . Aunque los lavados se realizan en muchas ocasiones en situaciones en las que el paciente puede presentar dolor, por obstrucción urinaria, infecciones u otros procesos, es aconsejable que a la hora de la introducción de la sonda urinaria por la uretra, intente estar lo más relajado posible porque eso ayuda al profesional de enfermería a realizar la técnica. Cómo es la recuperación de un lavado vesical Una vez finalizado el lavado vesical el paciente, según la patología que padezca, puede precisar permanecer con la sonda vesical o por el contrario, se puede proceder a su retirada. Durante el tiempo posterior a la retirada de la sonda , tanto el paciente como los profesionales de enfermería y lo médicos que atienden al paciente, vigilarán posibles efectos posteriores que pueden aparecer tras el sondaje y lavado, el más importante es la aparición de una infección urinaria. También, la posible aparición de retenciones de orina, salida de sangre en la orina o nuevas obstrucciones por coágulos. Resultados El personal sanitario valora la efectividad del lavado vesical cuando objetiva una salida adecuada de líquido en la bolsa colectora, en cuanto a cantidad y coloración. Se debe comprobar que el sistema fluya sin inconvenientes y que se han resuelto las posibles obstrucciones que se hubieran podido presentar . Además, cuando existe hematuria (sangre en la orina), el objetivo es conseguir que con el lavado existe una resolución del proceso o al menos una mejora, con la salida de una orina y líquido de lavado con una leve tinción roja producida por la salida de pequeñas cantidades de sangre. Preguntas frecuentes ¿Qué es la irrigación vesical? La irrigación vesical es lo mismo que el lavado vesical, mediante el cual se introduce un líquido en la vejiga (habitualmente suero fisiológico) y su posterior extracción, para limpiar la vejiga, desobstruir la sonda urinaria o aplicar algún tratamiento directamente en la vejiga. ¿Qué es la cistoclisis? El término cistoclisis hace referencia a la técnica de lavado o irrigación vesical , aunque es una palabra que no viene recogida en los diccionarios terminológicos de ciencias médicas. ¿Qué es la cisto irrigación? La cisto irrigación es otra manera de denominar el lavado o irrigación vesical . El prefijo cisto proviene del griego y hace referencia, en este caso, a la vejiga. ¿Cómo se destapa una sonda urinaria? Cuando la sonda urinaria no va conectada en su extremo distal a una bolsa colectora de orina , se puede introducir en dicho extremo, un tapón que el paciente deberá retirar como mínimo cada dos horas para vaciar la vejiga. La retirada de ese tapón debe hacerse con unas medidas de higiene importantes (lavado correcto de manos, etc.) para evitar la entrada de microorganismos al manipular la sonda. ¿Es doloroso el lavado vesical? En los casos en los que el paciente no esté previamente sondado, puede sentir una molestia e incluso dolor cuando se produce la introducción de la sonda por la uretra . Después, al introducir el líquido de lavado, el paciente en ocasiones puede presentar molestias en la zona abdominal inferior (región suprapúbica). ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Tacto Rectal
Contenido de salud

Tacto Rectal

Definición El tacto rectal es una prueba médica, basada en una exploración física que realiza directamente el médico sin el uso de utensilios, introduciendo un dedo de la mano por el ano del paciente para palpar la zona. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. El médico usará guantes y lubricante para facilitar la penetración. Esta prueba se emplea como un examen DRE físico previo, ante la posibilidad de que el paciente tenga algún tipo de enfermedad como: Fecaloma : acumulación excesiva de heces en el recto, que el paciente no puede expulsar. Mediante el tacto rectal se puede afirmar esta patología e incluso movilizar las heces. Cáncer de próstata: este tipo de cáncer no tiene una sintomatología externa, por lo que la única forma de diagnóstico precoz es mediante el tacto rectal, valorando ni existen nódulos rígidos o no.  Prostatitis : es la infección de la próstata al padecer alguna infección de la orina. Si se produce dolor en el tacto rectal, puede ser debido a la infección.  Hemorroides : mediante el tacto rectal se valoran la existencia de hemorroides internas y el tamaño de las externas.  Fisura anal: el tacto rectal permite evaluar si existen o no fisuras, y en caso de que existan determinar su gravedad para aplicar un tratamiento.  Rectorragia : patología en la cual se expulsa sangre por el ano, bien con las heces o sola. Mediante el tacto rectal se observa el color de la sangre, para ver de qué zona proviene el sangrado.  Enfermedad de Crohn : con esta enfermedad se producen fístulas anales, que son canales que se forman entre el recto interno y el ano.  Preparación El tacto rectal se realiza de forma ambulatoria en un momento determinado durante una consulta con el médico, de manera que no requiere ningún tipo de preparación. Bien es importante, indicarle al médico si toma algún medicamento de forma constante y los últimos alimentos ingeridos por si el color de las heces no es el habitual. Cómo se realiza un tacto rectal Previamente al inicio de la prueba el médico te indicará en qué consiste el proceso, y si estás de acuerdo en realizarlo. El paciente deberá quitarse la parte inferior de la ropa y colocarse en la camilla tumbado en forma fetal, con las rodillas dobladas al pecho y rodeandolas con los brazos, o bien tumbado bocarriba con las piernas en alto. El médico se pondrá un guante en cada mano, y en el dedo índice que vaya a usar para el tacto rectal aplicará lubricante. Antes de iniciar el tacto, observará la parte exterior el ano para ver si existe alguna alteración importante. Después, te avisará e introducirá el dedo índice lubricado por el ano lentamente, tocando el recto en la zona interior para ver si hay masas que dificulten el acceso. Además, palpará la próstata o pared vaginal, según sea hombre o mujer el paciente. Por último, girará el dedo para examinar la pared trasera del recto, y a continuación sacará el dedo lentamente. Una vez fuera, en caso de que se haya manchado por las heces, observará el color de éstas, por si no fuera el habitual o tuvieran sangre. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Complicaciones de un tacto rectal El tacto rectal es una prueba sencilla, que se basa en una exploración física. La única complicación que se puede producir durante su realización es la posibilidad de rasgar la mucosa rectal. Si es cierto, que el tacto rectal no debe realizarse en pacientes que tengan enfermedades anales graves, como hemorragia intensa o un trombo de hemorroide, sobre todo para no producir un mayor dolor en el paciente. Resultados Los resultados del tacto rectal se obtienen en el momento, el médico redactará un informe en el que se detalla la exploración, indicando lo observado en el ano, próstata o pared vaginal, y a lo largo del recto. Generalmente, esta prueba se realiza para descartar posibles enfermedades o como prueba previa para indicar la realización de otras, como una sigmoidoscopia o biopsia. Preguntas frecuentes ¿Duele un tacto rectal? El tacto rectal es un procedimiento molesto, y en caso de molestia excesiva se debe a que estará inflamada alguna zona. El médico intentará que sea lo menos molesta posible con la lubricación del dedo índice a introducir, además la palpación no supera los 25 segundos. ¿Se suele realizar el tacto rectal en mujeres? Si. Ante cualquier anomalía que pueda presentar por sus síntomas. La exploración es igual que la del hombre, pero en vez de palpar la próstata el médico analiza la pared vaginal. Además, es un proceso que también se aplica en la consulta del ginecólogo para palpar los órganos sexuales de la mujer. ¿Pueden realizarme un tacto rectal si tengo hemorroides? Ante la presencia de hemorroides en el paciente, y sobre todo si están muy inflamadas, se suele evitar realizar un tacto rectal ya que puede agravar el dolor en el paciente. ¿Cuánto dura un tacto rectal? Aunque al detallar el proceso del tacto rectal parezca que la prueba es larga, la palpación interna que realiza el médico en la prueba dura apenas unos 25 segundos. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Escozor al Orinar
Síntoma

Escozor al Orinar

¿En qué consiste el escozor al orinar? El escozor al orinar es la sensación de ardor o picor que se produce cuando se emite orina a través de la uretra . Algunos pacientes también lo describen como una sensación de escalofríos con la micción. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Posibles causas del escozor al orinar El escozor al orinar se produce por la inflamación e irritación de la uretra . Las causa más frecuente de ello es la infección de orina y la segunda causa son los cálculos renales o la presencia de cristales en esta. Diagnóstico del escozor al orinar ¿Qué puede ser? Cuando hablamos de escozor al orinar se debe sospechar de un proceso infeccioso . En mujeres se puede tratar de una cistitis. La cistitis es la infección de orina o infección de vías bajas , en ella hay una colonización de bacterias en la orina, además de por procesos bacterianos, se puede producir también por infecciones por hongos. Las infecciones de transmisión sexual pueden dar lugar a uretritis , que produce también escozor al orinar. Otra causa de escozor en la orina es la presencia de arenilla o cálculos en la orina que al pasar a través de la uretra presentan molestias a dicho nivel. En hombres las causas de las infecciones de orina pueden ser las uretritis gonocócicas o no gonocócicas , además de estas enfermedades, puede haber otras de transmisión sexual como son las clamidias. Las infecciones de orina pueden dar lugar a estos síntomas, ya sean bacterianas o por hongos, y también los cálculos en la orina al igual que en la mujer, pueden dar lugar a esta sintomatología. Las pruebas a realizar para llegar a un diagnóstico de certeza  serán una tira de orina, en la cual se puede ver el Ph de la orina, también si hay nitritos, leucocitos y eritrocitos que pueden ser señas de infección de orina, aunque lo normal es hacer un cultivo y un antibiograma de la orina . En muchos casos en los que los pacientes están muy molestos, se puede comenzar a poner tratamiento de forma empírica. El cultivo de orina permite conocer qué germen produce la infección, entre ellos estarán las bacterias y entre estas la más común es la Escherichia coli , aunque también las Pseudomonas y Klebsiellas pueden ser frecuentes. Cuando realizamos un cultivo podemos tener un antibiograma que nos permite conocer qué antibiótico será el más eficaz o conocer qué hongo lo produce. Para descartar la arenilla o bien el cálculo se realizará un sedimento con resultado anormal , pudiendo ver los cristales en la orina. Ante la sospecha de un cólico renal será necesario realizar una ecografía o una urografía intravenosa para tratar de localizar el cálculo , valorando si está produciendo una obstrucción de orina. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Tratamiento del escozor al orinar ¿Qué hacer? Cuando un paciente presenta escozor al orinar debe acudir a su médico , quien le pondrá el tratamiento más acorde al proceso que presente. El paciente antes de acudir al médico puede comenzar a aumentar la cantidad de agua a beber, esto hace que se produzca mayor orina y que esté más diluida, por lo que el escozor será menor. Cuando realizamos un antibiograma y localizamos una infección de orina se deberá poner un antibiótico. Son muchos los antibióticos a usar pero algunos de los más comunes son la Fosfomicina , que se da en dosis de 2 ó 3 gramos cuando el proceso infeccioso es único y no se repite con frecuencia, el Sulfametoxazol , la Amoxicilina con clavulánico o las Quinolonas son otros de los fármacos a usar. En el caso de hongos este será tratado con Fluconazol durante 7 días. Cuando hay presencia de arenilla sin tener infeccion de orina , se va a indicar al paciente que beba más líquido, lo cual va a ayudar a diluir los cristales y evitará la formación de los mismos. Las litiasis uretrales se van a extraer por medio de cistoscopia, al igual que las litiasis (piedras), que puedan estar en la vejiga. Cuando las litiasis están en el uréter se puede realizar litotricia o bien la extracción de las piedras por endoscopia. En los casos de litiasis renal será necesaria la litotricia o bien la cirugía mayor renal . Preguntas frecuentes ¿Qué es la cistitis? La cistitis o infección de orina de vías bajas se da cuando se produce una infección en la orina que se localiza en la vejiga. Suele asociar escozor al orinar y disuria, con tenesmo (ganas continuas de orinar) e incontinencia urinaria. Todos estos síntomas se dan por la irritación que se produce sobre la pared de la vejiga por la infección . ¿Por qué me duele al orinar? El dolor al orinar se da por la irritación y la inflamación que se produce en la vía urinaria, tanto a nivel de vejiga como a nivel de la uretra. En las mujeres la irritación vulvar puede dar lugar también a dolor al orinar a nivel de esta zona. ¿Qué es la disuria? La disuria es el dolor que se produce al orinar y que se debe a la irritación en las paredes de la vejiga o bien a nivel de la uretra. ¿Qué es la uretritis? La uretritis es la inflamación de la uretra, que es el conducto que pone en contacto la vejiga con el exterior. Los síntomas de la uretritis son dolor al orinar y la secreción a través de la uretra de un material que puede ser purulento. La uretritis puede ser de transmisión sexual , causando principalmente por el germen del Gonococo y la clamidia, o por infecciones de enterobacterias como Escherichia coli. ¿Qué es el flujo uretral? El flujo uretral es la presencia de líquido purulento que sale a través de la uretra , y la causa más común es la gonococia. La uretritis precisa de tratamiento adecuado tras cultivar el flujo para proceder a un tratamiento eficaz acorde con el germen presente. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Molestias al Orinar
Síntoma

Molestias al Orinar

¿En qué consisten las molestias al orinar? Las molestias al orinar es una dolencia que implica la sensación de dolor, ardor o incomodidad que sentimos al orinar y se llama disuria. Generalmente está localizado en el tracto de la uretra (conducto por donde se expulsa la orina al exterior), o en el perineo (zona que rodea a los genitales). Afecta tanto a hombres como a mujeres, aunque a estas con mayor frecuencia, y a todas las edades. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Tipos de molestias al orinar Se pueden clasificar en: Disuria inicial o micción retardada : aparece cuando la vejiga está muy llena provocando que el inicio de la micción sea más dificultoso y tengamos que esperar un poco para poder orinar. Es muy común cuando retenemos mucho tiempo la orina o en pacientes con problemas de próstata. Disuria tota l: se produce durante toda  la micción. Puede ser debida tumores, estrechamientos de uretra o problemas de vejiga. Diuresis terminal : cuando por cualquier causa, como los cálculos de las vías urinarias, se obstaculiza la uretra interrumpiendo el paso de la orina. Posibles causas de las molestias al orinar   Se pueden dividir las causas según el sexo. Causas femeninas :    Infecciones vaginales : como el  herpes genital, candidiasis, gonorrea o cualquier otra infeccion de transmision sexual. Algunos anticonceptivos como diafragmas o espermicida y los hongos pueden provocarla. Infección de orina :  llamada cistitis, generalmente causada por Escherichia coli ( bacteria de tubo digestivo). Uretritis : por contaminación de cualquier bacteria del tubo digestivo, ya que, las mujeres, debido a su anatomía, tienen el orificio urinario muy cerca del ano y de la vajina.   Cáncer de vejiga y/o uretra . Postparto : si el parto ha sido vaginal pueden aparecer los síntomas por alguna infección  bacteriana. Infecciones renales : como la pielonefritis. Menopausia : por cambios en el tejido de la mucosa. Irritación vaginal : provocada por lociones, jabones y/o duchas vaginales. Piedras en el tracto urinario . causas masculinas : Cáncer de próstata. Hiperplasia de próstata. Infección o inflamación de uretra. Infección o inflamación de vejiga. Infecciones por transmisión sexual como gonorrea,candidiasis, Escherichia coli (sobre todo en relaciones sexuales anales) y hongos. Cistitis por radioterapia o quimioterapia. Piedras en  el tracto urinario. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Diagnóstico de las molestias al orinar ¿Qué puede ser? Las molestias al orinar pueden ser significado de una enfermedad grave que debe ser diagnosticada a tiempo . Para ello se hará: Análisis de orina : en la que se determinan la cantidad de glóbulos blancos que hay para determinar si hay infección, presencia de glóbulos rojos que darán señal de sangre en orina. También se realiza un estudio para saber qué bacteria está originando la infección y así poder determinar el tipo de antibiótico que se debe recetar. Exploración de próstata : a través del tacto rectal (en los hombres). Radiografías : para el estudio vaginal y uretral Ecografía : para detectar presencia de cálculos. Detectar otras enfermedades : como la diabetes o enfermedades inmunes. Historial de actividad sexual . Saber si a sido portador de una sonda vesical (tubo de látex o silicona en la uretra para la salida de orina) Tratamiento de las molestias al orinar ¿Qué hacer? El tratamiento irá dirigido a las causas que lo provocan . Antibióticos : si la causa es bacteriana como la Amoxicilina o Cotrimoxazol , por ejemplo. Analgésicos : para el dolor Beber abundante agua : para la limpieza del tracto urinario. Buena higiene personal íntima . Extremar la medidas de higiene durante la menstruación . Mantener relaciones sexuales seguras . Evitar sustancias irritantes . Preguntas frecuentes ¿Qué causa el ardor al orinar? Las causas que pueden producir ardor al orinar son muchas , como por ejemplo infecciones de orina, infecciones vaginales o uretrales, y/o eliminación de alguna sustancia irritante por la orina. ¿Qué pasa cuando te duele la vejiga? El dolor de vejiga suele aparecer al orinar y es una sensación de peso y de ardor en la zona púbica . Puede ser un síntoma de alguna enfermedad, infección o inflamación. También la presencia de piedras renales causan dolor de vejiga. ¿Qué tipo de dolor provoca una infección urinaria? La infección urinaria produce ardor, escozor e incluso incapacidad para poder expulsar la orina al exteri or. ¿Qué es la cistitis? La cistitis es  la inflamación de vejiga generalmente causada por una infección bacteriana , como efecto secundario a quimioterapia o radioterapia o a cualquier sustancia irritante en la zona vaginal. También puede estar causado después de haber tenido durante un tiempo,una sonda vesical. Puede ser grave si no se trata a tiempo y se disemina por los riñones. ¿Qué pasa cuando hay sangre en la orina? La sangre en orina, conocida como hematuria, da el color rojizo a la orina. A veces no es detectada por el ojo, solo a través de un análisis. Muchas veces es causada por medicamentos e incluso alimentos como la remolacha o colorantes artificiales. Otras veces es causa de infección de orina, problemas renales como tener cálculos, o problemas de próstata u otras enfermedades. También se ha detectado en deportistas tras un esfuerzo físico debido a los posibles golpecitos que pueda sufrir el riñón o vejiga durante el ejercicio. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Los Beneficios de Caminar
Artículo especializado

Los Beneficios de Caminar

Los beneficios que proporciona una actividad tan sencilla y fácil de realizar como caminar son múltiples. Caminar es una actividad que no tiene limitaciones en cuanto a edad y desde los más pequeños hasta los más mayores pueden salir a pasear por una ciudad, por la playa, por el campo o por la montaña. No es necesario disponer de una gran equipación, ya que unas zapatillas adecuadas y ropa que sea cómoda que permita moverse sin problemas y adaptada a la climatología es suficiente. Los motivos que llevan a alguien a plantearse caminar como un hábito más en la rutina diaria son diversos. Pueden ser tanto a nivel de salud como social o incluso psicológico , pero sea por la razón que sea la que “mentaliza” al individuo para recorrer kilómetros, será bienvenida porque todo serán beneficios. Objetivos de caminar Perder peso: para muchas personas andar es el inicio de un programa para perder peso y es que, al caminar, el impacto que reciben nuestras articulaciones es menor que el que puede suponer correr o actividades y deportes de mayor exigencia, en los que hay que desplazarse con los pies. No hay que olvidar que el sobrepeso exige a nuestro cuerpo un mayor esfuerzo y desgaste, y ello repercute en nuestras articulaciones que pueden verse afectadas de manera negativa, por eso iniciarse andando está recomendado cuando el sobrepeso es un problema para la salud. Además, y como eje de un programa para perder peso, al andar se queman calorías . Evidentemente, dependerá del ritmo al que corramos, pero siempre será mejor andar lento que quedarse sentado en el sofá de casa delante de la televisión. No hay que olvidar que no solo la velocidad a la que se ande ayuda a aumentar el consumo de calorías, sino que la pendiente del recorrido también va a tener una influencia importante. No es lo mismo andar en plano que cuando existen cuestas y desniveles que obligaran al organismo a un mayor esfuerzo. Mejorar la salud cardiaca: es, sin lugar a dudas, uno de los focos en los que los facultativos se centran en el momento en que se aconseja realizar actividad física. Ser personas activas además de seguir una dieta equilibrada y variada , son factores que mejoran la salud cardiovascular de la población general El corazón y las patologías relacionadas con éste se encuentran en todas las listas de morbimortalidad del mundo occidental, y conseguir reducir estas cifras está en las manos de cada quien, son decisiones individuales las que van a permitir tener una mejor salud cardiovascular. Nuestro corazón late a diario de media unas 100.000 veces y para que ello sea así debe estar “en forma”. Este órgano no deja de ser un músculo, un músculo con una extrema importancia para la vida, pero un músculo que necesita estar en condiciones óptimas para responder ante circunstancias tan diferentes como salir corriendo tras un autobús o subir escaleras. Ganar fuerza en brazos o piernas: los ejercicios que se realizan van dirigidos a potenciar la musculatura situada en esas localizaciones. Lo mismo debería ocurrir cuando la meta es ganar “fuerza” en el corazón, pero en este caso en lugar de levantar peso lo que se recomienda es realizar ejercicio de tipo aeróbico y caminar lo es. Para evitar sentirse fatigado el sistema cardiovascular debe de estar en condiciones favorables para ofrecer la respuesta adecuada. Si lo entrenamos se conseguirá disminuir esa fatiga y a su vez se estará preparado para situaciones más exigentes que puede ser simplemente pasar del sedentarismo a levantarse para realizar las tareas diarias. Los vasos sanguíneos también notarán estos efectos y, al estar en mejores condiciones, se previene también la aparición de la temida hipertensión arterial . Andar a una frecuencia cardiaca de entre 45-55% de la Frecuencia Cardiaca Máxima (calcula la con la siguiente formula 220-edad) es un buen consejo para empezar a andar y obtener beneficios, dedicarle 30 minutos al día es suficiente. Por otro lado, calzarse unas zapatillas y desconectar es otro de los beneficios que aporta andar. Son momentos en los que uno le puede dedicar minutos a sus pensamientos, ideas o simplemente deleitarse con el paisaje del lugar escogido para andar. Son minutos u horas en las que la mente se evade o pone en orden pensamientos que en otro momento no le es permitido. Además de los beneficios más orgánicos, no debemos olvidar aquellos en los que salir a caminar se convierte en una actividad social . Cada vez hay más clubes y grupos en los que gente conocida o no quedan para dedicarse un rato a “sumar salud”. Unirse a un grupo será una manera de abrir el abanico de amistades y conocidos que genera complicidades y permite realizar actividades que de otro modo siendo un único individuo quizá nunca se hubiera hecho.
Gonorrea, ¿Qué Debes Saber?
Artículo especializado

Gonorrea, ¿Qué Debes Saber?

Seguro que sabes que la gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual , pero poco más. Para empezar, te diremos que afecta sobre todo a personas jóvenes, entre los 15 y los 25 años, y que está provocada por la bacteria Neisseria Gonorrhoeae , un germen que existe en todos los países del mundo. El principal problema para su tratamiento está siendo el desarrollo de resistencias a los antibióticos. ¿Cómo se contrae? En contagio se produce por relaciones homo o heterosexuales, genitales, orales o anales. Puede afectar a los genitales masculinos y femeninos, y también al ano o la cavidad oral. Una mujer embarazada que la padezca puede transmitírsela a su bebé durante el parto. La única manera de evitar la transmisión es limitar la promiscuidad sexual, y tener sexo protegido con preservativo. Además, para evitar la diseminación de la infección, cada vez que se diagnostica un caso hay que localizar a las parejas sexuales previas (teóricamente, a las personas con las que se han tenido relaciones durante los 60 días previos), explorarlas y tratarlas. ¿Qué síntomas produce? En el hombre, el síntoma fundamental es el dolor o picor al orinar , que es la traducción de la inflamación de la uretra. Además, es frecuente observar una gota de pus blanco, verde o amarillo al final de la micción. Puede haber otros síntomas más raros, como el dolor en los testículos. En la mujer, la gonorrea puede pasar inadvertida, o puede simular los síntomas de una irritación vulvar, una vaginitis o una infección de orina . Puede notarse ardor al orinar, aumento del flujo vaginal, o sangrado Independientemente del sexo, la infección en el ano o el recto puede no causar síntomas, o manifestarse como flujo, picor en el ano o dolor al ir de vientre. En el caso de afectar la cavidad oral, la enfermedad provoca una faringitis que se manifiesta por dolor de garganta, secreciones, fiebre , aumento de los ganglios linfáticos, o dolor de cabeza. Se ha de tener en cuenta que existen otras uretritis y vaginitis no gonocócicas, que no están causadas por la bacteria de la gonorrea, sino por otros microbios, fundamentalmente la clamidia. Su diagnóstico se basa en pruebas microbiológicas, de la muestra tomada. Como son difíciles de distinguir de la gonorrea, muchas pautas de tratamiento incluyen antibióticos que sean efectivos para los dos gérmenes. ¿Cómo se diagnostica? Se puede utilizar una muestra de orina para detectar la gonorrea. Sin embargo, si ha habido relaciones sexuales orales o anales, hay que usar un hisopo (bastoncillo) para obtener muestras de la garganta o del recto. Lo mismo se puede emplear para tomar muestras de la uretra del hombre o la vagina de la mujer. ¿Qué pasa si no se trata? No tratada, esta infección puede curar por sí sola u ocasionar problemas muy graves. En la mujer puede ser responsable de una enfermedad inflamatoria pélvica , una infección interna de la pelvis que puede causar fiebre, dolor abdominal crónico, o infertilidad. En el hombre, puede ser responsable de infección de los testículos o la próstata , y causar también infertilidad . En casos graves, la infección puede pasar a la sangre y afectar a las articulaciones u otros órganos, y puede ser incluso mortal. ¿Cómo se trata? Es una infección que se trata con antibióticos como los macrólidos y las cefalosporinas. Las resistencias del germen han ido aumentando a muchos antibióticos, por lo que no puede tratarse con penicilina u otros antibióticos más antiguos. En algunos casos, es necesario practicar una prueba llamada antibiograma para conocer la sensibilidad del germen a los distintos antibióticos y administrar el más adecuado. ¿Y la prevención? Es evidente que el sexo seguro es la mejor prevención, con la utilización del preservativo para cualquier relación genital, oral o anal. También es importantísimo detectar y tratar a posibles parejas que puedan seguir transmitiendo la enfermedad a otras personas.
Condiloma o Verrugas Genitales
Enfermedad

Condiloma o Verrugas Genitales

¿Qué es el condiloma o verruga genital? Los condilomas acuminados, verrugas genitales o anogenitales, son pequeñas proliferaciones dérmicas , generalmente benignas, que aparecen en la región genital o genito-anal, causadas por la infección del virus del papiloma humano (VPH). Se consideran una de las infecciones de transmisión sexual (ITS ) más frecuentes y afectan hasta el 1,7% de la población general, y hasta el 25% de los pacientes VIH positivos. La incidencia máxima de los condilomas acuminados se observa entre los 20 y 29 años. Su gravedad va a depender del serotipo de virus que produzca la lesión, ya que algunos de ellos producen condilomas que pueden llegar a degenerar en lesiones cancerígenas. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Tipos de condilomas o verrugas genitales Los tipos de condilomas o verrugas genitales son: Condiloma acuminado : propiamente dicho con forma parecida a una "coliflor". Verrugas papulares : lesiones sobreelevadas más pequeñas (1-4 mm), suaves, generalmente de color de la piel o mucosa. Verrugas queratósicas : (duras, callosas) con una cubierta gruesa que semeja a las verrugas vulgares. Verrugas planas: que pueden ser pápulas sin sobreelevación o mínimamente sobreelevadas (bolitas o granitos) de centro plano. Causas del condiloma o verruga genital La causa es la infección por parte de el virus del papiloma humano (VPH ), en un 90% de los casos debidos a los serotipos 6 y 11, que desarrollan lesiones con menor riesgo de malignización. En otras ocasiones, sobre todo en pacientes inmunodeprimidos , pueden producirse por los serotipos 16, 18, 31, 33 y 35, que sí están asociados con el desarrollo de lesiones cancerosas. La infección se produce por contagio a través de relaciones sexuales , aunque también puede adquirirse por transmisión en el canal del parto de una madre infectada. Síntomas del condiloma o verruga genital Se caracterizan por presentarse como pequeñas pápulas o lesiones que confluyen y crecen formando masas similares a la forma de una coliflor. Aparecen en el pene, sobre todo en el glande y la cara interna de la piel del prepucio. En la mujer aparecen en la vulva, los labios menores y en el introito vaginal. En estos casos es frecuente que también existan lesiones en el cuello uterino. En ambos sexos puede aparecer en la región perianal, junto con lesiones en ano y recto. Habitualmente no producen síntomas, aunque en ocasiones pueden producir molestias o dolor, picor o sangrado. A veces se maceran y producen mal olor. En los pacientes inmunodeprimidos las lesiones suelen ser de mayor extensión, y en las mujeres embarazadas adquieren mucho mayor tamaño. Tratamiento del condiloma o verruga genital Hoy en día existen diferentes opciones de tratamiento sin que haya, hasta el momento, evidencias suficientes que demuestren que alguna de ellas es superior a las demás. En un 20-30% de los casos, en los 3-6 primeros meses, se produce una curación espontánea, por lo que en ocasiones la actitud de observación sin tratamiento es una opción elegida por los médicos según las características del paciente. Tratamientos con fármacos tópicos: Tratamiento local con ciclos de crema con Podofilotoxina al 0,5% aplicada por el propio paciente. Aplicación de Sinecatequinas en pomada al 10% a nivel local, evitando las mucosas. La crioterapia con nitrógeno líquido, que destruye las lesiones mediante una quemadura controlada por el médico. Aplicación por parte del médico en la consulta de pomadas con ácidos Tricloroacético o Bicloroacético al 80-90%. Aplicación en casos seleccionados de interferón intralesional , que actúa como antivirico, antiproliferativo e inmunomodulador. Tratamiento quirúrgico : se utiliza sobre todo en pacientes con gran número de lesiones y/o un área extensa afecta, o en el caso de verrugas intrauretrales, mediante exéresis (extirpación de la lesión) con bisturí, bisturí eléctrico, o láser de dióxido de carbono. Menos los tratamiento quirúrgicos, en las demás terapias pueden surgir recurrencias de la enfermedad. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Pruebas complementarias del condiloma o verruga genital Habitualmente la exploración física y el interrogatorio clínico son suficientes para determinar el diagnóstico de las lesiones. Se realiza una exploración física extensa mediante un examen vaginal con espéculo (una especie de pico de pato que ayuda a la apertura de la vagina para poder inspeccionar con una lámpara), colposcopia, anoscopia y proctoscopia (exploraciones en las que se utiliza una pequeña cámara con luz para visualizar el cuello uterino, el ano y el recto). Solo en casos de duda diagnóstica se realizará una biopsia (extracción de una pequeña parte de lesión), para el análisis en el laboratorio de anatomía patológica. Cuando se diagnostican este tipo de lesiones en el paciente, es recomendable que su pareja se someta a una exploración física para descartar la posible presencia de lesiones. Además, es aconsejable que tanto al paciente como a su pareja, se les realice un estudio serológico para descartar otras enfermedades de transmisión sexual (analítica de sangre con determinación de sífilis, VIH, y virus de la hepatitis B y C). Factores desencadenantes del condiloma o verruga genital El factor desencadenante de la posible aparición de las lesiones condilomatosas es adquirir la infección por el virus del papiloma humano. Factores de riesgo del condiloma o verruga genital Número elevado de parejas sexuales. Inicio temprano de las relaciones sexuales. No usar preservativo. Contactos sexuales con varones no circuncidados. Coexistencia de otras enfermedades de transmisión sexual. Consumo de tabaco. Bajo nivel educativo. Inmunodepresión. Complicaciones del condiloma o verruga genital Maceración y sobreinfección de las lesiones por bacterias. Sangrado y supuración. Recurrencia tras tratamiento. La mayor complicación es el desarrollo a partir de un condiloma, de una malignización de la lesión que dé lugar a la aparición de un tumor en el cuello uterino, ano y, en menor medida, vagina, vulva y pene. Prevención del condiloma o verruga genital La vacunación con vacunas que contienen los genotipos del virus del papiloma 6 y 11 son, por el momento, el método más eficaz para la prevención primaria de los condilomas acuminados, obteniéndose la máxima efectividad si se administran antes de la primera relación sexual. Usar preservativo en todas las relaciones sexuales. Realización de cesárea a las madres embarazadas que presenten condilomas. Especialidades a las que pertenece el condiloma o verruga genital Esta patología puede ser tratada por el especialista en dermatología, muchas veces con participación del médico especialista en ginecología y el médico de familia. Preguntas frecuentes: ¿Qué es un condiloma perianal? Un condiloma perianal es la aparición de una lesión dérmica sobreelevada con forma de coliflor producida por el virus del papiloma humano en las proximidades del ano . ¿Qué es el condiloma acuminado? El condiloma acuminado es una lesión dérmica de coloración rosada o blanco-grisácea, que puede ser plana o pediculada, con proyecciones ramificadas y morfología similar a una coliflor. ¿Cómo se transmite un condiloma? La vía de transmisión es a través de las relaciones sexuales y por contagio materno-fetal. ¿Qué es el molusco contagioso? El molusco contagioso es una afectación dermatológica benigna y autolimitada que se produce por la infección de un virus poxvirus ( Molluscipox virus ), que origina la aparición de pequeñas lesiones sobreelevadas (pápulas) con el centro deprimido (umbilicadas). ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.