Nutrición enteral y parenteral: ¿Para qué sirven?

Arlenys Karina Batista Urbaez

Licenciada en medicina y cirugía.

Especialista en medicina familiar y comunitaria.

Introducción

La nutrición en un paciente es un punto importante en su recuperación, en algunos casos, esta nutrición debe ser indicada de forma “artificial”, dependiendo de la enfermedad del paciente, a través de fórmulas nutricionales personalizadas que faciliten el proceso de curación. En ciertos casos se puede utilizar la vía digestiva, pero, en otros, se recurre a la endovenosa. Si quieres saber más acerca de la nutrición enteral y parenteral, continúa leyendo. 
Se entiende por nutrición artificial la administración de los nutrientes y demás agentes terapéuticos adjuntos, ya sea por vía digestiva o por vía endovenosa.

Definición 

Se entiende por nutrición artificial la administración de los nutrientes y demás agentes terapéuticos adjuntos, ya sea por vía digestiva o por vía endovenosa, con la finalidad de mejorar o mantener el estado de nutrición de un paciente.

Para ello, el especialista, basado en los requerimientos calóricos y nutricionales del paciente, realizada cálculos con el fin de obtener en consumo calórico y vitamínico real del paciente y realizar preparados con el aporte exacto necesario para evitar la desnutrición.

¿Para quién está indicada?

La nutrición artificial está indicada para todos aquellos casos que, de forma temporal o definitiva, no se pueda utilizar la vía digestiva como método de absorción de los nutrientes o no es suficiente para mantener un estado de salud adecuado. 

Ejemplos de ello son los enfermos pulmonares que gasten mucha energía al tener que respirar rápido o personas tras cirugías digestivas en las que, para favorecer la cicatrización, se recomienda no ingerir comida por un largo periodo de tiempo.

También está indicada en pacientes con problemas de apetito o en casos de desnutrición severa.

¿Qué son las técnicas de soporte nutricional?

Las técnicas de soporte nutricional son los cálculos del aporte de calorías, proteínas, electrolitos, vitaminas, oligoelementos y líquidos necesarios para cumplir con las necesidades metabólicas de un paciente que no puede nutrirse suficientemente por la boca. 

Estas necesidades varían con las fases de la enfermedad. La fase de enfermedad crítica aguda es principalmente catabólica con movilización de grasa alterada, por lo cual, los carbohidratos, son la principal fuente de energía. En la fase de recuperación, que es principalmente anabólica, se recuperan las pérdidas proteicas y los depósitos de nutrientes.

¿Que es la nutrición enteral?

La nutrición enteral es una técnica de nutrición artificial de soporte mediante la que se introduce al organismo nutrientes utilizando una sonda que, generalmente, se dirige al intestino o al estómago, evitándose la necesidad de que la comida pase por la boca y por el esófago, no precisando los movimientos voluntarios para adquirir los nutrientes, pero siendo necesario que el sistema digestivo se encuentre en correcto funcionamiento para absorber los nutrientes administrados y evitar el consumo de nuestras propias proteínas.  

Se indica la nutrición enteral en todos aquellos casos en que exista desnutrición o cuando la ingestión no se vaya a poder establecer en los próximos 7 días con un intestino capaz de tolerar este tipo de alimentación.

¿Que es la nutrición parenteral?

La nutrición parenteral es una técnica de nutrición artificial de soporte en la que el aporte de nutrientes al organismo se realiza por vía extradigestiva, aportando nutrientes directamente al torrente circulatorio sin el proceso digestivo y sin filtro hepático; se obvian los mecanismos de regulación de la ingestión y absorción de nutrientes, por lo que se debe evitar desequilibrios en la administración y existe una mayor predisposición a las infecciones y diseminación de las mismas por la propia desnutrición y la afectación del sistema inmune.

¿Cómo se utilizan ambas técnicas?

  • En la nutrición enteral se puede utilizar:

Vía oral: en sujetos con reflejos de deglución conservados y colaboración del paciente se utilizan preparados como suplementos nutricionales.

Por sonda: Las sondas nasogástricas son el primer eslabón en la cadena de alimentación, son unos tubos finos, largos y flexibles que se colocan a través de la nariz hasta el estómago o intestino. Este tipo de sonda no precisa la posterior colaboración del paciente para comer y es independiente de la capacidad de comer o de su deglución.

También se puede realizar una gastrostomía o yeyunostomía si es permanente la causa de la derivación de la sonda, como puede ser un déficit neurológico.

  • En la nutrición parenteral: 

La vía de acceso de este tipo de nutrición puede realizarse de forma central o periférica, pero, va a depender de la duración prevista, ya que, si la misma se prevé inferior a 15 días, se puede utilizar un catéter introducido por vía periférica que se hace avanzar hasta la vena cava superior. Si el lapso de tiempo es mayor, se utilizan catéteres tunelizados mínimamente invasivos.

Ejemplos de un plan diario

Ejemplos de dietas enterales: dietas para pacientes nefrópatas bajas en proteínas, suplementos dietéticos: aminoácidos, proteínas, hierro; dietas modulares: exclusiva de hidratos de carbono, exclusiva de proteínas o grasas.

Ejemplos dietas parenterales:  se basa en el cálculo por peso y requerimientos por persona de macro y micronutrientes, como taurina, vitaminas, oligoelementos, glucosa, fosfato y glicerofosfato, entre otros.

Preguntas frecuentes 

 ¿Qué técnica es más recomendable?

La técnica va a depender del paciente, ya que, si queremos colocar el aparato digestivo en reposo, la digestión parenteral es la técnica decisiva para lograrlo. Siempre que se puede, se debe utilizar la nutrición enteral, porque tiene menos complicaciones y es la que se asemeja al proceso digestivo normal.

¿Estas técnicas son intensivas o pueden llegar a doler?

La colocación de la sonda es una técnica mínimamente invasiva no dolorosa. La realización de una gastrostomía y yeyunostomía se realiza en quirófano bajo anestesia, por lo que no debería producir dolor. Si alguna de ellas duele, debe estar sucediendo algo que no está bien, al igual que en la nutrición parenteral.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas?

Cuéntanos lo que necesitas e intentaremos ayudarte lo más rápido posible

¿Tienes dudas?