1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Nuevo Fármaco para la Migraña

Nuevo Fármaco para la Migraña

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

La migraña no es una enfermedad que comprometa la vida, pero sí compromete seriamente la calidad de vida de quien la sufre, por eso los especialistas en neurología no se cansan de investigar para dar con nuevos tratamientos que consigan mejorarla.
El salto más espectacular en el tratamiento de la migraña lo representará el tratamiento genético personalizado, pues por primera vez se dispone de la tecnología necesaria.

La migraña es más frecuente en mujeres (suele empezar cuando llega la menstruación) y tiene un fuerte componente familiar (genético). Para el diagnóstico de migraña, además, se han de cumplir unos criterios clínicos:

  • Los episodios de dolor de cabeza han de durar de cuatro horas a tres días, máximo.
  • El dolor de cabeza es pulsátil, “a martillazos”, predomina en medio lado de la cabeza (migraña es una palabra griega que significa dolor en medio lado de la cabeza).
  • Ha de interferir o incapacitar las actividades habituales, empeorar con cualquier esfuerzo, la luz y los ruidos, y acompañarse de náuseas o vómitos.

Medidas no farmacológicas

  • Buena calidad de sueño (dormir regularmente y un mínimo de siete horas seguidas)
  • Horario de comida regular así como evitar desencadenantes de tipo alimentario (antes citados).
  • Práctica de ejercicio (te ayudará a disminuir el estrés).
  • Buen control del estrés.
  • Otras medidas pueden ser la acupuntura, las técnicas de relajación (yoga y taichí) y el tratamiento físico no invasivo (manipulación espinal y campos electromagnéticos pulsátiles) aunque no poseen respaldo científico suficiente para ser protocolizado.

Medidas farmacológicas

Comprenden el uso de analgésicos (contra el dolor) de forma totalmente sintomática. Deben iniciarse al comenzar la crisis de dolor. Los fármacos más frecuentemente utilizados son: antinflamatorios, analgésicos y opiáceos (paracetamol, metamizol, ibuprofeno, tramadol…), relajantes musculares y los fármacos de la familia de los triptanes.

Como novedad en el tratamiento de la migraña haremos especial énfasis en la familia de los triptanes (son antagonistas de los receptores de serotonina) por tratarse de unos fármacos que bloquean la liberación de ciertas sustancias que ocasionan el dolor y las náuseas durante las crisis. Si se toman muy al inicio de la crisis consiguen disminuir drásticamente su intensidad. Existen muchos fármacos comercializados de esta familia: sumatriptán, zolmitriptán, naratriptán, rizatriptán, almotriptán…). Inicialmente sólo existía la vía de administración subcutánea (mediante una inyección de muy pequeño calibre). Sin embargo, en la actualidad, disponemos de otras presentaciones comerciales mucho más cómodas para el paciente: aerosol nasal y comprimidos (vía oral o Flash, que se disuelven en la boca sin necesidad de ser ingeridos). Como el resto de fármacos precisan prescripción y supervisión médica.

¿Hay un tratamiento eficaz para prevenir las crisis migrañosas?

Existen unos fármacos empleados con tal fin: beta bloqueantes, antiepilépticos y antidepresivos. Seguir un tratamiento preventivo es la única manera de reducir el número de episodios de migraña con o sin aura. Se deberá valorar la necesidad de iniciar el tratamiento preventivo (en función de la frecuencia de crisis que tengas y de su intensidad, duración y control del dolor).

¿En qué casos indicamos un tratamiento preventivo?

  • Frecuencia de crisis mayor de tres al mes.
  • Ataques de intensidad grave con limitación muy importante de la vida ordinaria y rebeldes al tratamiento.
  • Migraña con aura incapacitante.
  • Personas polimedicadas que no pueden tomar medicación antiinflamatoria, por ejemplo.

Lo que se pretende con la instauración de un tratamiento preventivo es:

  • Reducir la frecuencia de las crisis en al menos un 50%
  • Atenuar la intensidad del dolor de las crisis para reducir el consumo de fármacos de fase aguda.
  • Mejorar la calidad de vida del paciente migrañoso.

El futuro

Hace pocos años se ha demostrado que el CGRP es la molécula más implicada en los dolores de cabeza del tipo migraña. En uno o dos años tendremos en el mercado los primeros fármacos dirigidos específicamente frente a esta molécula. Los resultados disponibles hasta el momento hablan de eficacia para al menos la mitad de los pacientes sin prácticamente efectos secundarios. Aunque su coste es elevado, es cierto que abren la esperanza para aquellos pacientes con migraña crónica que han sido resistentes a las opciones actuales.

Pero probablemente el salto más espectacular lo representará el tratamiento genético personalizado, pues por primera vez se dispone de la tecnología necesaria para modificar los genes de los individuos y la migraña ha de tener una base genética.