Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. La importancia del deporte para preservar la salud

La importancia del deporte para preservar la salud

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Beneficios de hacer deporte

El ser humano como el resto de animales precisan mantener un cierto nivel de actividad física a lo largo de su vida y reconocer esta necesidad como parte de una vida sana ya que el sedentarismo puede ser perjudicial .
  Las recomendaciones de actividad física pautadas por la OMS, se clasifican en función de los siguientes grupos de edad: de 5 a 17, de 18 a 64 y de más de 64 años.

Mantener una vida activa deportiva permite una mejora en el sistema cardiovascular, un mejor control glucémico en pacientes que tienen diabetes y una mejora en la movilidad, evitando dolores musculares por contracturas o por falta de uso de una determinada musculatura.

También favorece un envejecimiento activo con una mejora tanto de la salud física como de la salud mental del individuo.

Siempre hay que pensar que no todas las personas pueden realizar el mismo ejercicio físico, este debe variar en función de la edad, de las características físicas del paciente y de las enfermedades que pueda tener. 

Recomendaciones deportivas por edades

Las recomendaciones de actividad física pautadas por la OMS, se clasifican en función de los siguientes grupos de edad: de 5 a 17, de 18 a 64 y de más de 64 años.

  • Jóvenes (5 a 17 años):

Para los niños y jóvenes de este grupo de edades, las actividades físicas deben incluir juegos en familia y en el colegio, actividades físicas al aire libre y clases de gimnasia en los colegios, todo ello para mejorar la salud muscular y ósea.

Los niños y jóvenes de entre 5 y 17 años realizarán como mínimo 60 minutos al día de actividad física vigorosa, como correr, saltar o jugar a deportes de equipo. Esta actividad deberá ser en su mayoría aeróbica y, al menos tres veces a la semana, realizando ejercicio físico que refuerce los músculos y los huesos.

Es evidente que, en este grupo de edad, la actividad física de más de 60 minutos mejora el estado físico del niño o joven.

  • Adultos (18 a 64 años):

Para los adultos comprendidos en este grupo de edades, la actividad física consiste en actividades recreativas o de ocio, desplazamientos (por ejemplo, paseos a pie o en bicicleta), juegos, deportes o ejercicios programados en el contexto de las actividades diarias, familiares y comunitarias.

Mantener un nivel de ejercicios adecuado mejora el estado de músculos y huesos, y reduce las enfermedades crónicas no transmisibles.

Los adultos de 18 a 64 años realizarán como mínimo 150 minutos semanales de práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien, una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas. La actividad aeróbica se practicará en sesiones de 10 minutos de duración, como mínimo.

Los adultos de entre 18 y 64 años que realicen como mínimo 300 minutos semanales de actividad física aeróbica tendrán un mejor estado de salud.

Es importante hacer al menos 75 minutos diarios de actividad física para reforzar los músculos y huesos.

  • Adultos mayores (de 65 años en adelante):

Para los adultos de este grupo de edades, la actividad física también consiste en actividades recreativas o de ocio, desplazamientos tales como pasear caminando o en bicicleta, actividades ocupacionales que ayudan a mantener la mente despierta, evitando la pérdida de habilidades con la edad, juegos, deportes o ejercicios programados en el contexto de las actividades diarias, familiares y comunitarias.

Se debe realizar ejercicio que ayude a mantener la actividad física y mental, así como evitar el deterioro cognitivo en la medida de lo posible, manteniendo actividades lúdicas.

Los adultos de 65 años en adelante, deben dedicar 150 minutos semanales a realizar actividades físicas moderadas aeróbicas, algún tipo de actividad física vigorosa aeróbica durante 75 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas e intensas. La actividad se practicará en sesiones de 10 minutos, como mínimo. Prolongar la actividad física hasta 300 minutos, aumenta los beneficios de la actividad física.

Las personas de más edad que presentan problemas en el equilibrio, deberán realizar ejercicios físicos destinados a mantener los mismos, con el fin de evitar caídas.

Es necesario estimular toda la musculatura, esto impide la pérdida de masa muscular relacionada con la inmovilidad y previene la osteoporosis.

¿Cuánto deporte es necesario realizar?

Según la OMS, el deporte a realizar está relacionado con la edad; entre los 5 y los 17 años se considera necesario realizar al menos 1 hora de deporte diario, encontrándose un mayor beneficio cuando este se incrementa hasta 2 horas diarias, entre los 18 y los 64 años, realizar unos 300 minutos semanales de ejercicio es suficiente y, en personas mayores de 65 años, será suficiente con unos 150 minutos de ejercicio al día.

¿Qué deportes son los más recomendables?

El deporte recomendado depende de la edad de la persona, pero también de su estado físico. Es recomendable que los niños hagan deporte diariamente, en general, anaeróbico, pero también es importante realizar juegos en los cuales el niño corra y salte como parte del ejercicio. Pueden ser muy interesantes los deportes de equipo, ya que le ayudarán a desarrollarse no solo mentalmente sino también psicológicamente y aprender a lo que es el trabajo en equipo. Los niños asmáticos que tienen menor tolerancia al ejercicio de correr, pueden realizar natación, ya que toleran mejor permanecer en ambientes húmedos.

Las personas entre 18 y 64 pueden realizar carrera, natación, pilates y aerobic, además de deportes de equipo. Una persona que nunca corre, debe comenzar el deporte de forma moderada y progresiva, no se puede empezar a correr 10 km sin un entrenamiento previo. Si el paciente tiene más de 40 años, puede ser necesario que se realice una revisión médica previa antes de comenzar esta práctica deportiva.

Las personas de mayor edad no precisan realizar deporte como tal, una actividad física adecuada para estas personases practicar la natación, el taichi o la gimnasia adaptada para la tercera edad. Debiendo caminar todos los días al menos 1 hora para mantener su forma física y muscular.

¿Cómo afecta la actividad deportiva a otros aspectos de tu vida?

La actividad deportiva tiene como resultado el desarrollo de endorfinas, estas sustancias, a nivel cerebral, ayudan a mejorar el estado mental y colaboran al equilibrio emocional, por otra parte, las personas que en su situación laboral o personal tienen un alto nivel de estrés, se benefician de la descarga de adrenalina que le supone el ejercicio físico, mejorando su estabilidad personal.