1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Incontinencia Urinaria
Incontinencia Urinaria
Atención presencial cuando la necesites
Videoconsulta para resolver tus dudas
Un médico te llama en menos de una hora
Chat médico 24 horas los 365 días del año
Regístrate

¿Qué es la incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria o insuficiencia urinaria, es la patología en la cual se producen pérdidas involuntarias de orina. Se presenta con una prevalencia del 20-30% de personas, con un aumento hasta del 40% de las personas en edad media de la vida, y hasta un 50% de los ancianos. Es por tanto un problema prevalente, y si bien es una enfermedad leve, es muy incómoda, ya que afecta directamente a la calidad de vida de los pacientes.
El factor desencadenante de la incontinencia urinaria suele ser la alteración en el músculo detrusor, o bien la alteración de los músculos del suelo pélvico.

Tipos de incontinencias

  • Incontinencia de esfuerzo: es la que se produce por un aumento de la presión abdominal. La típica que se produce por toser o por estornudar.
  • Incontinencia de urgencia: es la que se produce cuando aparece una necesidad de orinar que no puede ser contenida de ningún modo.
  • Incontinencia mixta: es la que asocia una incontinencia de esfuerzo con la incontinencia de urgencia, esto es, el mismo paciente presenta los dos tipos de incontinencia.
  • Incontinencia de orina continua: es la pérdida de orina de forma continuada, se produce en especial en mujeres que tienen fístulas vesico vaginales y es típica de problemas tras partos complicados.
  • Enuresis nocturna: es la pérdida de orina involuntaria durante la noche.
  • Incontinencia por rebosamiento: se presenta en pacientes que no tienen deseo miccional, y se da porque llega un momento en el que la vejiga no puede contener más orina. Es típica de los pacientes que  tienen adenomas de próstata que obstruyen el tracto urinario inferior.

Causas de la incontinencia urinaria

Las causas pueden variar dependiendo del tipo de incontinencia.

  • Incontinencia de esfuerzo: se debe a alteración o debilidad en los músculos del suelo pélvico.
  • Incontinencia de urgencia: las causas son las alteraciones o debilidad a nivel del músculo detrusor.
  • Incontinencia continua: suele producirse por fístulas vesico vaginales, que se dan por partos complicados. También puede darse por alteraciones anatómicas en la inserción de un uréter a nivel de la vulva.
  • Incontinencia por rebosamiento: es la que se produce por una obstrucción a la salida de la vejiga, suele darse por problemas de próstata en los varones.

Síntomas de la incontinencia urinaria

El síntoma de incontinencia urinaria puede ser, o bien pérdidas de orina de las que el paciente es consciente cuando se produce tos o se estornuda, o bien cuando al paciente no le da tiempo a llegar al baño. En otras ocasiones el paciente no es consciente de la pérdida de orina hasta que se encuentra mojado, que es lo que ocurre en las pérdidas continuas de orina.

Tratamiento de la incontinencia urinaria

El tratamiento de la incontinencia urinaria depende de su origen y será tanto rehabilitador como quirúrgico y/o farmacológico.

  • Tratamiento rehabilitador del suelo pélvico: se realiza a través de los ejercicios de Kegel. Para ello se deberán contraer los músculos del suelo pélvico. Para empezar a hacer los ejercicios, en el caso de las mujeres, si estas sitúan un dedo dentro de su vagina y tratan de apretar contra él y luego saltar, aprenderán a realizar el ejercicio que luego podrán realizar de forma libre, también se puede aprender a realizar comenzando a orinar e interrumpiendo la micción de forma repetida para luego seguir orinando. Los hombres pueden aprender introduciendo un dedo en el ano y produciendo también una fuerza contra él. Estos ejercicios se deberán repetir varias veces al día.
  • Cirugía de la incontinencia urinaria: se basa en la sujeción de la uretra. Para ello, se localiza una malla sintética que se sitúa reforzando el ligamento pubouretral. Es la técnica más eficaz en el momento actual. En los casos de fístulas vesico vaginales será necesario cerrar las mismas para evitar la pérdida de orina continua.
  • Tratamiento farmacológico: será utilizado en la incontinencia de esfuerzo. Se trata de fármacos anticolinérgicos que actúan sobre el esfínter elevando su acción. Su principal efecto secundario es la sequedad de boca que producen, que en ocasiones da lugar al abandono del tratamiento por el paciente.

Pruebas complementarias de la incontinencia urinaria

  • Entrevista clínica. se realiza mediante cuestionarios especializados que ayudan a orientar la causa y la alteración de la calidad de vida que produce la incontinencia urinaria en el paciente.
  • Analíticas de sangre: para valorar la función renal presente, con creatinina, urea, iones y filtrado glomerular.
  • Estudios urodinámicos: como la cistomanometría, que permite el conocimiento del llenado de la vejiga, y la flujometría, que permite saber cómo se comporta la vejiga al vaciado y si esta presenta algún tipo de obstrucción.
  • Pruebas de imagen: ecografía, que se debe realizar en varones con incontinencia, otras como la urografía, que solo se usará en casos muy concretos en los que se sospeche de daño renal. En muchos casos se realiza un TAC por esta misma razón.
  • Cistoscopia: se realiza cuando sospechamos de una lesión a nivel de la vejiga.

Factores desencadenantes de la incontinencia urinaria

El factor desencadenante de la incontinencia urinaria suele ser la alteración en el músculo detrusor, o bien la alteración de los músculos del suelo pélvico.

Factores de riesgo de la incontinencia urinaria

Los factores de riesgo para la incontinencia serán el número de partos, los partos complicados y la obstrucción de la uretra por adenomas de próstata.

Complicaciones de la incontinencia urinaria

La complicación principal de la incontinencia de orina es la posibilidad de contraer infecciones de orina de repetición.

Prevención de la incontinencia urinaria

La prevención de la incontinencia de orina será una buena atención obstétrica y el control de las adenomas de próstata, evitando que se obstruya la salida de orina a través de la uretra.

Especialidades a las que pertenece la incontinencia urinaria

La incontinencia de orina será tratada tanto por médicos urólogos como por ginecólogos en el caso de las mujeres.

Preguntas frecuentes:

¿Qué medicamento es bueno para la incontinencia urinaria?

Los medicamentos que se usan para la incontinencia de orina serán fármacos anticolinérgicos, cuyo mayor efecto secundario es la sequedad de boca. Estos actúan aumentando la acción del músculo detrusor. Por ello se usan sobre todo en los casos de incontinencia de urgencia.

¿Qué hacer ante un ataque de incontinencia urinaria?

Si entendemos un ataque de incontinencia urinaria como una situación aguda, se deberá pensar en la posibilidad de una infección de orina que será fácilmente tratable. Si se entiende como una situación crónica en la cual en ciertas situaciones el paciente no se puede contener la ganas de orinar, será importante hacer los ejercicios de Kegel para aumentar la acción de los músculos del suelo pélvico.

¿Qué puede provocar la incontinencia urinaria?

El motivo más común es el envejecimiento de la musculatura del suelo pélvico. También por las alteraciones producidas por los adenomas de próstata, y otras causas como las obstétricas, pero estas son menos comunes. En los casos agudos la causa más común es la infección de orina, que al ser tratadas hace desaparecer la sintomatología.

¿Qué es la incontinencia imperiosa?

La incontinencia imperiosa es la incontinencia de urgencia, que es aquella que se produce cuando el paciente siente ganas de orinar y no puede evitar que la orina se escape, no pudiendo controlar el deseo miccional, con lo cual el paciente lo describe como que no le da tiempo a llegar al baño.

¿Qué es la incontinencia urinaria por rebosamiento?

La incontinencia por rebosamiento es la que se produce cuando el paciente no tiene ganas de orinar, y suele ser secundaria a obstrucción en la uretra. En ella el paciente cuando tiene la vejiga llena y esta no puede contener más orina, tiene pérdidas imperceptibles de esta a través de la uretra sin sentir ganas de orinar.

 

Artículos relacionados Ver todos
Braquiterapia
Contenido de salud
Braquiterapia
Definición Es una modalidad de radioterapia que consiste en colocar implantes en la zona del tumor o en una zona muy próxima a él, con la ventaja de que la radiación solo afecta a dicha zona y no a los tejidos adyacentes. Es un tratamiento indoloro y está indicado principalmente en tumores ginecológicos, de mama, de próstata, melanoma de coroides, sarcoma, piel y determinados cánceres de cabeza y cuello. Se puede utilizar como un tratamiento único o combinado con otros tratamientos ginecológicos como la cirugía, la radioterapia externa y la quimioterapia. ¿Cómo es la braquiterapia? El tratamiento se realiza bajo anestesia local y con un control ecográfico que nos ayudará a colocar los implantes radioactivos de aproximadamente 2-3 mm de longitud y 1mm de diámetro. Cada semilla que se coloca tiene un efecto selectivo actuando solo sobre las células que son tumorales. Su principal ventaja será es que es un tratamiendo con muy pocos efectos secundarios y en la mayoría de los casos muy efectivo. ¿Para quién está indicada? Este procedimiento estará indicado en tumores ginecológicos del cuello uterino, útero y matriz, en cáncer de próstata y también se puede emplear en cánceres de piel y en menos frecuencia, en tumores de pulmón y de páncreas. ¿Por qué se realiza? Dentro de los tratamientos oncológicos la braquiterapia se utiliza porque permite destruir células cancerosas desde el centro del tumor gracias a la inserción del implante específicamente en la zona que se desea tratar. Esto permite aumentar la eficacia del tratamiento disminuyendo la probabilidad de que aparezcan en el mismo sitio o de que las células sobrevivan entre cada sesión de radioterapia. Así mismo al ser un tratamiento tan directo sobre la zona cancerígena se evitan los efectos secundarios de dañar tejido sano circundante, con el consiguiente beneficio para la calidad de vida del paciente. Riesgos de la braquiterapia Encontraremos los propios de la anestesia local, y en general no conlleva más riesgos ya que es una técnica sencilla de realizar. Preparación El paciente debe acudir en ayunas, antes de empezar el procedimiento se le aplicará anestesia local dependiendo de la zona que se desea tratar. En general se puede solicitar una preparación intestinal, exámenes de ultrasonido o resonancia magnética nuclear, electrocardiograma, análisis de sangre o radiografía de tórax, entre otros. Será el médico oncólogo el que determine qué pruebas son necesarias llevar a cabo antes de la intervención. Cómo es la recuperación de la braquiterapia Los principales síntomas que suelen aparecer tras la implantación de las semillas es hinchazón y sensibilidad en el área tratada, no obstante, los pacientes pueden volver a sus actividades al poco tiempo, días o semanas, de la intervención. Después de realizar el procedimiento, pese a que la radiactividad de las semillas es baja, se debe dar recomendaciones de evitar el contacto cercano con otras personas, en especial con niños y mujeres embarazadas. De la misma manera hasta después de semanas o meses puede que las semillas activen los sensores de metal, por lo que será recomendable llevar el informe del tratamiento médico. Finalmente es necesario realizar un seguimiento para determinar si la salud es estable o ha sufrido cambios, para poder conocer así sus efectos secundarios. Resultados Los resultados de la braquiterapia se obtienen tras una continua evaluación, ya que requieren de un largo periodo de seguimiento, en el cual se van tomando datos acerca del estado del paciente y dependiendo del tipo de tumor que se está tratando. Sin embargo en la mayoría de los casos tienen resultados positivos siendo incluso similares a los obtenidos en una cirugía para eliminar las células cancerígenas. Preguntas frecuentes ¿Qué es la braquiterapia intersticial? Es un tipo de braquiterapia, en el cual el implante se introduce de manera directa, es decir, que se introduce dentro del tejido o del tumor. Se utiliza para tratar tumores de próstata, mama o ginecológicos. Suele ser una técnica complementaria a la radiación externa para la administración de una dosis extra de radiación sobre el tumor o lecho tumoral. ¿Qué es la radiación interna? Es un tipo de radiación que se sitúa en la cavidad corporal y se retira cuando han alcanzado ciertas dosis. Puesto que durante el tratamiento el paciente emite constantemente radiación, las visitas son limitadas con una duración de 30 min. dentro de la zona de blindaje, y tanto menores de 18 años como mujeres embarazadas no podrán entrar. ¿Qué es la teleterapia? Variante de la radioterapia que consiste en la aplicación de de radiación desde el exterior del cuerpo mediante un equipo generador situado a cierta distancia de la zona a irradiar. ¿Qué efectos secundarios tiene la braquiterapia? Mientras se inserta el implante se administran fármacos que pueden producir adormecimiento, debilidad o malestar estomacal, pero estos efectos no suelen durar mucho tiempo. En algunas ocasiones el implante se encuentra dentro de un aplicador, lo que puede producir una leve molestia en la zona de inserción. Generalmente no suelen producirse más efectos secundarios aunque puede aparecer ardor, sudoración o mareos entre otros. ¿Qué es la braquiterapia endocavitaria? También denominada endoluminal, es aquella en la que se irradian las cavidades naturales del paciente.
Densitometría Ósea
Contenido de salud
Densitometría Ósea
Definición La densitometría ósea es una prueba diagnóstica que sirve para medir mineralización y densidad de calcio en los huesos, es una exploración que determina con precisión la densidad mineral de los huesos. Se aplica tanto en el diagnóstico precoz de la osteoporosis (osteoporosis significa "hueso poroso"). El hueso sano visto bajo un microscopio, parece un panal de abeja. La osteoporosis es una enfermedad crónica y progresiva que hace que los huesos se debiliten y se rompan con facilidad. Esta afección se presenta, sobre todo, en personas mayores, en su mayoría mujeres. El control de su evolución y la valoración son terapéuticas. Está indicada a mujeres postmenopáusicas (etapa posterior o después de la menopausia) y con poco consumo de estrógeno ( hormona sexual femenina). Tipos de densitometrías óseas Existen dos tipos básicos de densitometría ósea: La densitometría ósea central : se utiliza para medir densidad ósea en cadera y columna. Para evaluar la columna, las piernas del paciente se apoyan en una caja acolchada para aplanar la pelvis y la parte lumbar (inferior) de la columna. Para evaluar la cadera, el pie del paciente se coloca en una abrazadera que rota la cadera hacia adentro, así se obtienen imágenes más claras y resultados completos para un mejor diagnóstico. La densitometría ósea periférica : se utiliza para medir la densidad ósea en la muñeca, los dedos de la mano, la pierna o el talón.  Los exámenes periféricos son más simples. El dedo, la mano, el antebrazo o el pie se colocan en un pequeño dispositivo que obtiene una lectura de densidad ósea en pocos minutos, por lo que se requiere menos tiempo y mejores resultados. Preparación La densitometría ósea es una de las exploraciones médicas más sencillas y seguras. El día de la prueba el paciente  puede realizar una dieta normal excepto que no deberá ingerir suplementos con calcio en las 24 horas anteriores a la prueba, para evitar alteraciones en los resultados. Deberá quitarse los objetos metálicos, dispositivos móviles que lleve, o vestimenta que pueda interferir con las imágenes de rayos X. El paciente debe asistir con ropa cómoda. Si la paciente está embarazada o cree que puede estarlo, deberá avisar al equipo que le atiende. Muchos exámenes por imágenes no se realizan durante el embarazo ya que la radiación puede ser peligrosa para el feto. Cómo se realiza una densitometría ósea El paciente se deberá acostar en una mesa acolchada entre un generador de rayos X especial situado bajo él y un detector en la parte de arriba. Este detector pasará lentamente por el área que se quiera analizar y creará imágenes en un ordenador para su análisis posterior. Para que los resultados salgan sin ningún tipo de alteración, es necesario que el paciente permanezca totalmente inmóvil, en ocasiones se le puede solicitar al paciente que contenga la respiración por unos pocos segundos mientras se toma la imagen de rayos X para reducir la posibilidad de que esta resulte borrosa . También se le puede pedir que se ponga en diferentes posiciones, según la zona que se quiera medir. Complicaciones de una densitometría ósea Es una prueba relativamente rápida, sencilla e indolora de corta duración que no conlleva ningún riesgo para el paciente. Las complicaciones que pueden presentarse pueden ser debido a la radiación. Pero como en esta prueba la radiación es mínima, es muy raro que se obtengan complicaciones. En algunos casos, puede que se tenga que repetir la prueba debido a alteraciones o inconsistencias en los exámenes . Resultados Es una técnica con buenos resultados y fiabilidad, se obtienen en el mismo momento de realizarla pero las debe interpretar un médico especialista que es el radiólogo. La densitometría ósea permite diagnosticar si hay o no osteoporosis u osteopenia (pérdida ósea menos severa), predecir el riesgo de fractura, así como medir si ha comenzado a perderse densidad mineral ósea y, en algunos casos, requerirá el inicio de tratamiento, si baja la masa ósea para la edad, entre otros diagnósticos. Pueden ser necesarias evaluaciones rutinarias cada dos años para observar un cambio significativo, ya sea de disminución o de aumento en la densidad ósea. Preguntas frecuentes ¿Qué es el T Score?   Es el número de desviaciones estándar de la DMO (medida de la cantidad de minerales, en este caso de calcio y fósforo) con respecto al valor medio de la población de 20 a 39 años del mismo sexo. A medida que la edad del paciente va avanzado, la densidad mineral ósea va disminuyendo y la T-Score se va modificando. Un resultado mayor que -1 representa un hueso normal. Un resultado con un T-score entre -1 y -2.5 significa osteopenia, y un resultado menor a -2.5 es osteoporosis. ¿Cuánto tiempo se tarda en hacer una densitometría? La densitometría ósea es uno de los procedimientos médicos más rápidos, sencillos e indoloros. El estudio dura aproximadamente 30 min, e incluso en ocasiones puede tardar menos. ¿Qué es una densitometría ósea axial? Este examen evalúa la calidad de los huesos mayores, es decir, de las vértebras, del fémur y huesos de la pierna. Dado que estos son los huesos que mayor riesgo tienen de fracturarse.
¿En Qué Consiste la Inseminación Artificial?
Artículo especializado
¿En Qué Consiste la Inseminación Artificial?
Con los cambios de vida actuales en nuestro medio cada vez es más frecuente acceder a la maternidad a más edad, los factores ambientales de estrés, sobrepeso, hábitos tóxicos que influyen de manera negativa sobre la fertilidad, los nuevos modelos de familia: madres solas, parejas de mujeres… y los avances a nivel de conocimiento y tecnología para dar solución a más problemas de esterilidad hacen que cada vez haya más demanda de tratamientos de reproducción asistida. Un poco de historia… En 1978 nació el primer “ bebé probeta” de la historia, una niña sana que fue concebida en un laboratorio por primera vez, llenando portadas de revistas y periódicos. En estos 40 años los tratamientos han evolucionado desde todos los puntos de vista: medicaciones mucho más precisas y con menos efectos secundarios, mejores conocimientos de la biología y la genética , técnicas de laboratorio más eficientes, materiales de laboratorio más modernos. Todo ello ha permitido dejar embarazadas a pacientes que por su problema en concreto no lo hubiesen conseguido años atrás. Podemos tener mejores resultados sin correr tantos riesgos, se ha reducido en mucho la tasa de gestaciones múltiples y de efectos secundarios graves. Se pueden quedar embarazadas muchas mujeres de edad avanzada o con menopausia precoz gracias a los programas de donación de óvulos , mujeres solas o parejas femeninas con banco de semen … Las posibilidades son muchas, excepto la gestación subrogada (o “vientre de alquiler”), que en nuestro país es ilegal, el resto se puede realizar aquí con garantías y con un nivel de calidad altísimo, tanto de los profesionales como de los laboratorios, que hace que incluso personas de otros países de Europa vengan a hacerse su tratamiento de reproducción en España. Tratamientos de fertilidad Los tratamientos de fertilidad son múltiples, y será el profesional especialista quien decida, en función de los resultados de las pruebas realizadas en cada caso, el más adecuado. De más sencillo a más sofisticado, podemos distinguir tres distintos: inducción de la ovulación, Inseminación artificial y Fertilización in vitro. Inducción de la ovulación: es el tratamiento más sencillo, para casos muy concretos de parejas en los que la mujer presenta ciclos irregulares o amenorrea (no tiene la regla) y el varón presenta un seminograma normal. En estos casos, se puede administrar un tratamiento oral durante cinco días para forzar una ovulación cinco días más tarde y programar relaciones sexuales ese día, con una tasa de éxitos bastante mediocre pero útil en casos muy seleccionados. O un tratamiento más selectivo, que se administra inyectado subcutáneo para forzar el crecimiento y maduración de un óvulo que se va observando cada dos o tres días ecográficamente y cuando está en su momento óptimo se administra una medicación distinta que lo hará ovular con precisión en unas 36 horas, momento en que la pareja debe tener relaciones. Y para asegurar mejores resultados se reforzará las siguientes semanas con progesterona natural para mantener el embarazo si este se produce. Inseminación artificial: se puede realizar con semen de la pareja o con semen de donante. Se recurrirá a semen de donante cuando no hay pareja o no hay pareja masculina o cuando haya un resultado de azoospermia (ausencia de espermatozoides) en el resultado del seminograma de la pareja o que sea portador de alguna alteración genética que haga desaconsejable el embarazo. Con semen de la pareja está indicado en casos de alteraciones leves del seminograma, en esterilidad de causa desconocida y en casos de alteraciones del cuello del útero que dificulten el ascenso de los espermatozoides. En ambos casos el tratamiento es el mismo:  se administra diariamente un tratamiento por vía subcutánea para conseguir una estimulación suave de los ovarios y obtener uno o dos óvulos. Se va monitorizando ecográficamente su crecimiento y cuando están maduros se administra otra medicación para darles el último empujón como hemos descrito en el caso de la inducción de la ovulación y, a las 36 horas, se prepara una muestra de semen de la pareja o de banco y se purifica aislando los espermatozoides más sanos y rápidos del resto de componentes del semen y se deposita en el interior del útero con una cánula, acercándolos así a las trompas donde se producirá la fecundación de forma natural. El tratamiento hasta la inseminación dura 10-15 días. Reforzaremos igualmente la progesterona durante las primeras semanas. Fertilización in vitro: es el procedimiento más sofisticado , y se indica cuando ha habido fracasos con otros tratamientos, en casos de alteraciones severas del seminograma y cuando hay alteraciones de las trompas y en esterilidad de origen desconocido. Incluye distintas etapas: Estimulación ovárica: se trata de hacer un tratamiento similar al de estimulación de la ovulación de la inseminación in vitro, pero con la pretensión de conseguir el máximo de óvulos posibles. Punción folicular : cuando los óvulos están están maduros, bajo sedación, en quirófano, se realiza una punción ecoguiada por vía vaginal y se obtienen múltiples óvulos. Es una intervención ambulatoria sencilla. Fecundación en el laboratorio : los óvulos obtenidos se unen a una muestra seleccionada y preparada de semen para ser fecundados igual que lo harían en las trompas. En casos especiales en que no haya apenas disponibilidad de espermatozoides se puede realizar una técnica llamada ICSI en la que en el laboratorio se inyecta un espermatozoide al óvulo para fecundarlo. Cultivo embrionario en el laboratorio: los embriones conseguidos se mantienen en el laboratorio en unas condiciones muy sofisticadas de medio, temperatura, pH… y se van observando diariamente y supervisando su crecimiento.  A medida que crecen se van dividiendo, y según su forma y su manera de dividirse el biólogo informa de la calidad de cada uno de ellos. Transferencia del o los embriones: a los dos, tres o cinco días se escogen los embriones mejores y se depositan con una cánula muy fina en el fondo del útero. Criopreservación o congelación de los embriones sobrantes : si han quedado embriones se congelan para transferir en ciclos posteriores si no hay éxito o para un nuevo embarazo. Así pues, hay muchas opciones y actualmente se puede decir que casi cada caso tiene su solución.
Cirugía Laparoscópica
Contenido de salud
Cirugía Laparoscópica
Definición La cirugía laparoscópica es un proceso quirúrgico mínimamente invasivo que consiste en operar el interior del abdomen o de la cavidad pélvica sin tener que abrirlo. Se realiza mediante un aparato llamado torre laparoscópica. Este método quirúrgico disminuye los riesgos asociados a la cirugía y permite que el dolor postoperatorio y el tiempo de recuperación sean mucho menores. Es una técnica especializada que ha sustituido con éxito la cirugía abierta como tratamiento preferido para ciertas intervenciones. ¿Cómo es la cirugía laparoscópica? La cirugía laparoscópica se realiza bajo anestesia general. Consiste en hacer pequeñas incisiones de entre 2 y 3 centímetros en la pared abdominal y precisa de la insuflación en la cavidad abdominal de un gas  (anhídrido carbónico), para distender la misma. Por una de estas incisiones se introduce una luz para iluminar la cavidad abdominal o pélvica mientras se observan las imágenes del interior, gracias a una cámara conectada a la misma lente; por otra incisión se introducen los instrumentos quirúrgicos necesarios. De esta manera se pueden realizar actuaciones en los órganos internos sin tener la necesidad de abrir totalmente. ¿Para quién está indicada? La cirugía laparoscópica está indicada para personas que padezcan alguna patología abdominal en intestinos, estómago, apéndice y vesícula biliar, así como en el caso de mujeres en los órganos pélvicos, como los ovarios o el  útero. ¿Por qué se realiza? La cirugía laparoscópica es muy efectiva en aquellas operaciones que previamente precisaban grandes incisiones. Los pacientes sienten menos dolor, el periodo de recuperación es más corto y, al realizarse incisiones muy pequeñas, la cicatrización es rápida. Se realiza para tratar diferentes patologías abdominales tales como: Cirugía de colon, problemas de bazo o de las glándulas suprarrenales (ubicadas encima de los riñones), algunos tumores hepáticos, patología gástrica, hernias inguinales, colitis ulcerosa, apendicitis, cáncer y estreñimiento grave. Reflujo gastroesofágico: ocurre cuando un músculo al final del esófago no se cierra adecuadamente. Esto permite que el contenido del estómago regrese, o haga reflujo. Tumores retroperitoneales: tumores situados en la región visceral abdominopélvica, limitada superiormente por el músculo diafragma, inferiormente por el periné, anteriormente por el peritoneo parietal posterior, y posteriormente por la pared posterior del abdomen. Enfermedad de Crohn: proceso inflamatorio crónico del tracto intestinal principalmente. Aunque puede afectar a cualquier parte del tracto digestivo desde la boca hasta el ano, más comúnmente afecta la porción más baja del intestino delgado (íleon) o el intestino grueso (colon y recto). Diverticulitis: trastorno digestivo consecuencia de una diverticulosis, la cual implica la formación de vejigas o bolsas en la pared del intestino llamadas divertículos, cuya aparición es más común en el colon y especialmente en el sigmoides, pero también puede manifestarse en el intestino delgado. Prolapso rectal: afección que puede llevar a la incontinencia fecal (pérdida del control de gases y heces). Riesgos de la cirugía laparoscópica Toda cirugía intestinal implica un cierto riesgo, como complicaciones relacionadas con la anestesia y hemorragias o riesgo de infección. Se pueden presentar también daños en los vasos circulatorios (venas y arterias) intestinales y afectar a los demás órganos, con recuperación dolorosa. Preparación La cirugía laparoscópica no precisa ninguna preparación especial , fuera de los estudios preoperatorios obligados para la cirugía que se vaya a realizar como examen físico completo, analiticas de sangre y electrocardiogramas. Es importante no tomar medicamentos anticoagulantes como aspirinas antes del procedimiento, el paciente tampoco debe tomar alcohol y ha de dejar de fumar unos días antes de la cirugía. Se deben seguir todas las instrucciones de su médico. Si tiene alguna enfermedad como la diabetes, debe informar a su médico antes del procedimiento. ¿Cómo es la recuperación de una cirugía laparoscópica? Sí la cirugía laparoscópica se realiza con total éxito, permite que el paciente pueda empezar a caminar y beber a las 24 horas de la cirugía , incluso para las técnicas más complicadas. La intervención por laparoscopia permite dar el alta al paciente al día siguiente de la cirugía pasadas 24 horas de la intervención con muy poco dolor. Posiblemente el paciente pueda orinar con más frecuencia porque el gas ejerce presión sobre la vejiga urinaria. También es frecuente que pueda presentar dolor en los hombros debido a que el gas irrita el diafragma, que comparte nervios con esta zona. Resultados El resultado quirúrgico suele ser óptimo y satisfactorio para el paciente , que tendrá una recuperación rápida y muy poco dolor. Este podrá reincorporarse a sus actividades cotidianas casi de inmediato siguiendo las recomendaciones médicas. Preguntas frecuentes ¿Cómo es una cirugía de vesícula ? La cirugía de vesícula es un procedimiento que consiste en extirpar la vesícula biliar y los cálculos biliares mediante varios cortes en el abdomen . Después de la intervención, la bilis fluye desde el hígado, lugar donde se produce, a través del conducto colédoco (conducto biliar) y hasta el intestino delgado. ¿Qué es una laparoscopia exploratoria? La laparoscopia exploratoria es un proceso que se realiza bajo anestesia general y consiste en acceder a la cavidad abdominal, para realizar una exploración de la misma con objeto de intentar diagnosticar una enfermedad, permitiendo la realización de otros procedimientos quirúrgicos si la enfermedad lo requiere, como una biopsia. ¿Qué es una laparoscopia pélvica? La laparoscopia pélvica es un proceso quirúrgico que consiste en observar el interior de la pelvis sin necesidad de hacer grandes incisiones . Es un proceso que se utiliza para examinar los órganos pélvicos y diagnosticar y tratar enfermedades en dichos órganos. ¿Cómo es la cirugía laparoscópica por embarazo ectópico? Embarazo ectópico se produce cuando el embarazo se desarrolla fuera de la matriz o útero. Cuando el movimiento del óvulo a través de las trompas se bloquea o se retrasa, puede llevar a que se presente un embarazo ectópico. El mejor tratamiento para este tipo de embarazos es mediante cirugía laparoscópica. En este proceso se realiza una apertura en la trompa de Falopio afectada para extraer la masa que bloquea el paso del óvulo. Los resultados de esta técnica son buenos con datos exitosos en torno al 95%. ¿Cómo es la cirugía laparoscópica para hernia hiatal? El reflujo gastroesofágico (RGE) es el paso del contenido ácido del estómago hacia el esófago, y se debe a un fallo de la válvula que separa ambos órganos, llamada esfínter esofágico inferior. La laparoscopia para hernia hiatal consiste en reparar o sustituir el esfínter esofágico inferior rodeando al esófago con el estómago a modo de una corbata ; así, ajustamos el estómago para que ejerza presión en el esfínter esofágico inferior e impida que los ácidos gástricos suban al esófago.
Infertilidad: Causas, Pruebas y Tratamientos
Artículo especializado
Infertilidad: Causas, Pruebas y Tratamientos
En nuestro medio cada vez se está posponiendo más la edad en la que nos planteamos los embarazos. También nos encontramos con que el ritmo de vida actual favorece situaciones de estrés, hábitos tóxicos, sobrepeso, obesidad … que habitualmente juegan en contra de la fertilidad. Todos estos factores y el hecho de que cada vez tenemos más recursos para ofrecer soluciones hace que más parejas consulten por temas de infertilidad y esterilidad. ¿Fértil o estéril? Suele haber confusión con estos dos términos, que se usan por igual pero los médicos hacemos diferencia entre ellos: se califica como infértil a una pareja que no consigue llevar a término los embarazos y presenta abortos de repetición, y estéril a la pareja que no consigue embarazos en un plazo medio de 12 meses sin tener ninguna precaución anticonceptiva. Ambos pueden ser primarios si nunca ha habido un embarazo a término previo, o secundarios cuando esto ocurre después de haber tenido un hijo. ¿Cuándo consultar? La tasa de embarazos espontáneos en parejas que no tienen ningún problema de fertilidad es de media uno de cada cuatro ciclos que, en realidad, no es mucho, por este motivo se aconseja intentarlo durante un año antes de consultar al especialista, ya que tras este periodo el 85% de las parejas habrán conseguido gestación. El 15% restante quizás tengan algún factor que se lo dificulte y eso es lo que las pruebas que se realizarán intentarán descubrir. ¿En qué consiste el estudio? El estudio ha de ser de ambos miembros de la pareja ya que las causas pueden ser diversas y tanto de origen masculino, como femenino o mixto. El especialista valorará en la visita a través del interrogatorio y la historia clínica si existe algún factor ambiental que pueda estar incidiendo en la pareja, que la frecuencia de las relaciones sexuales sea suficiente, si hay algún antecedente de salud que pueda tener alguna repercusión en la esperada fertilidad y con la información de los ciclos menstruales y edad de la mujer si a priori hay que sospechar algún problema ovárico. A la mujer se le realizará una exploración ginecológica y ecografía transvaginal para valorar útero y ovarios. Después se solicitará una analítica a ambos miembros de la pareja para valorar su estado de salud, serologías de enfermedades infecciosas, y un estudio de sus cromosomas , llamado cariotipo, que confirme que no hay ninguna alteración cromosómica responsable de la esterilidad o infertilidad, y a la mujer un estudio hormonal que nos dará la información de qué pronóstico tienen los ovarios en cuanto a su capacidad de ovulación y qué respuesta podemos esperar en caso de iniciar un tratamiento de reproducción. Al varón le solicitaremos un análisis del semen , o seminograma, que nos informará sobre la concentración, morfología, motilidad y vitalidad de los espermatozoides. La siguiente prueba básica a realizar una vez hemos confirmado que hay óvulos y espermatozoides competentes es comprobar que el camino que han de recorrer está despejado y pueden encontrarse. Para ello se practican unas pruebas de imagen para ver la cavidad uterina y las trompas con un líquido de contraste simulando el trayecto que tienen que hacer espermatozoides y óvulos. Estas pruebas se llaman histerosalpingografía, la prueba clásica, que se realiza con un contraste radiológico y múltiples radiografías o histerosalpingosonografía, más moderna e inocua que utiliza un gel espumoso y ecografía transvaginal. En parejas infértiles, que han presentado dos o más abortos, a la mujer se le pedirá un estudio especial de factores específicos de la coagulación llamado estudio de trombofilia , pues algunas alteraciones a este nivel pueden ser responsables de fallos en la implantación de la placenta y provocar abortos. Estas pruebas básicas pueden detectar un problema al que se planteará el tratamiento oportuno, pero habrá un porcentaje, que se calcula de alrededor de un 20%, en las que no encontraremos ninguna patología, y son las que llamamos esterilidad de causa desconocida, que no significa que no haya causa, sino que las pruebas que actualmente tenemos no son capaces de diagnosticarlas. Tras el estudio básico… Después del estudio básico y en función del resultado de las pruebas podemos realizar otras más específicas o pasar directamente a un tratamiento de reproducción asistida. Como pruebas diagnósticas más específicas en algunos casos puede ser necesario realizar: Una histeroscopia , que es una técnica endoscópica que se realiza por vía vaginal para valorar el interior del útero y descartar malformaciones uterinas, tabiques, pólipos o miomas. O una laparoscopia en casos de sospecha de endometriosis o patología de los ovarios. Al varón también se le puede ampliar el estudio con un test de recuperación espermática o test de REM, que consiste en una selección de los espermatozoides más móviles y más rápidos para evaluar su calidad con un estudio de fragmentación del ADN espermático o un FISH. O un cultivo del semen si se sospechan cuadros infecciosos. O ecografía en casos de sospecha de patología testicular o prostática. Tratamientos Una vez interpretados los resultados, el especialista planteará el tratamiento más adecuado en cada caso. Simplificando mucho son dos: la inseminación artificial y la fertilización in vitro. La inseminación artificial consiste en planificar un ciclo ovárico con una medicación que nos mejorará la calidad del óvulo (a veces con ciclo espontáneo sin medicación) y el momento exacto de la ovulación recogemos una muestra de semen que se prepara en el laboratorio para potenciar los espermatozoides más rápidos y sanos y depositarlos con una cánula en el interior del útero para dejar menos pasos al azar y asegurarnos que se encuentran en el momento óptimo. La fertilización in vitro consiste en administrar una medicación durante la primera fase de un ciclo para obtener cuantos más óvulos mejor. Madurarlos y controlarlos ecográficamente mientras crecen, y en el momento en que están a punto de ovular extraerlos (se realiza una punción de los ovarios por vía vaginal mientras la mujer está sedada). En el laboratorio se unen a una muestra seleccionada de espermatozoides y se obtienen los embriones, de los cuales se seleccionarán los mejores y se depositarán cuidadosamente también mediante una cánula en el interior del útero al tercer o quinto día, o bien se congelarán para uso posterior. Todo este peregrinaje por las distintas consultas, pruebas y tratamientos tiene un importante desgaste para la pareja, pero por suerte cada vez más contamos con conocimientos y tecnología que nos hace cumplir el sueño de la gran mayoría de estas parejas… ¡ser padres!
Tratamientos Efectivos para la Cistitis
Artículo especializado
Tratamientos Efectivos para la Cistitis
Se define cistitis como una infección del tracto urinario de vías bajas . Provoca dolor al orinar (disuria), sensación de ir al baño, pero luego hacer poquita cantidad, ir muchas veces a orinar, dolor al iniciar la micción o al finalizar, y sensación de no haber vaciado bien la vejiga. A veces, incluso, hay presencia de un poquito de sangre en la orina. ¿Cuándo se consideran recurrentes? Las infecciones del tracto urinario recurrentes (ITUR) se consideran cuando hay tres o más episodios en un año o al menos dos en seis meses . Se sabe que un 5% de las mujeres tienen ITUR a lo largo de la vida, siendo más frecuente en las jóvenes sexualmente activas. REINFECCIÓN O RECIDIVA Hay que diferenciar entre reinfección y recidiva, aunque lo más frecuente son las reinfecciones . Estas suelen ocurrir pasadas dos semanas de la infección inicial, suelen ser por diferente germen, no está relacionada con alteraciones en el tracto urinario ni de riñón, es más frecuente en mujeres jóvenes sexualmente activas, en postmenopáusicas por el déficit estrogénico y en las que hay una patología de base como la incontinencia urinaria. Las mujeres con problemas uroginecológicos que tiene posibilidad de ser corregidos mediante cirugía como la incontinencia o los prolapsos, suelen mejorar tras la cirugía. En cambio, en aquellas en las que la corrección quirúrgica no es viable se deberá plantear el tratamiento con profilaxis antibiótica para evitar nuevas recurrencias. En caso de infección recurrente… En las mujeres jóvenes en las que la reaparición de la infección suele estar más relacionada con las relaciones sexuales, en las menopaúsicas sin patología urológica de riesgo en las que las infecciones se relacionan con la falta de estrógenos en la región vaginal y en las que tienen una patología no subsidiaria de intervención quirúrgica les recomendaremos estas medidas para las infecciones recurrentes : -Tratamiento preventivo con antibióticos tras la relación sexual . Se trata de tomar un antibiótico pautado después de las relaciones sexuales. Si la actividad sexual es intensa la pauta de antibiótico será de Fosfomicina 3 g cada siete a 10 días. Esta pauta se puede mantener entre seis y 12 meses además es cómoda y de fácil cumplimiento. -Tratamiento antibiótico en pauta continúa . Porque disminuye las bacterias a nivel fecal, esteriliza la orina o inhibe la unión bacteriana a los tejidos. Se administra una dosis baja de antibiótico cada noche durante seis a 12 meses. - Estrógenos tópicos . De primera elección cuando hay una importante atrofia vulvovaginal. Normalmente la pauta es de una aplicación diaria durante las dos o tres primeras semanas y luego dos aplicaciones por semana. - Toma de extracto de arándanos . Los arándanos contienen proantocianidinas, que son unas sustancias que previenen la colonización por bacterias en la vejiga. Se pueden consumir en forma de extracto o bien en zumos.  La cantidad diaria de proantocianidinas al día es de 36 mg. - Toma de D-Manosa . Es una sustancia pura que el cuerpo no puede metabolizar, se pega a las paredes de la vejiga evitando la adhesión de las bacterias a la mucosa y por medio de la orina es arrastrada junto con las bacterias. - Otras estrategias como Lactobacilos , que aplicados en vagina parecen tener un efecto preventivo transitorio, son otra posibilidad para evitar las reinfecciones. De todas formas, no está claro que la combinación de varias estrategias tenga más eficacia que una sola. Por tanto, se pueden elegir según sea la más cómoda para la mujer o la que resulte más efectiva.
Tratamiento del Cáncer de Colon
Contenido de salud
Tratamiento del Cáncer de Colon
Definición El tratamiento del cáncer de colon consiste en la aplicación de todos aquellos procedimientos destinados a conseguir la curación, disminuir los síntomas producidos por el tumor, y aumentar la calidad y esperanza de vida del paciente que lo padece. Para ello, intervienen varios especialistas médicos que, en conjunto, organizan el tratamiento integral del paciente (oncólogo, cirujano,  especialista en medicina digestiva, médico de familia, etc.). ¿Cómo es el tratamiento para el cáncer de colon? El tratamiento del cáncer de colon comprende las siguientes medidas:   Cirugía : puede realizarse por vía laparoscópica (mediante pequeñas incisiones en el abdomen y la introducción de un instrumental con una cámara y el material necesario para realizar la operación), o mediante cirugía abierta (realizar una incisión mayor en la pared abdominal).  Con ella se aborda la extirpación del tumor o de parte del intestino grueso donde esté localizado el tumor (colectomía o hemicolectomía), la extirpación de metástasis (crecimiento de lesiones tumorales en sitios diferentes del cuerpo, por ejemplo, en el hígado), o para solventar complicaciones derivadas de la progresión del tumor (por ejemplo, una obstrucción intestinal). Quimioterapia : aplicada como tratamiento adyuvante, es decir, para ayudar a conseguir mejores resultados de curación tras la cirugía, o de forma paliativa (no curativa), en pacientes que se pueden beneficiar con  un aumento de su calidad y esperanza de vida. Radioterapia : se utiliza antes de la cirugía en lesiones rectales grandes para disminuir el tamaño del tumor, o después de la cirugía para reducir la posibilidad de reaparición del tumor. También, como tratamiento paliativo en pacientes con metástasis óseas que tengan mal control del dolor. Inmunoterapia mediante administración de anticuerpos monoclonales: sustancias químicas que se unen selectivamente sobre las células del tumor para su destrucción. ¿Para quién está indicado? Según la extensión y características del tumor se realiza la indicación de uno u otro tratamiento. En general, para tumores con extensión local, se utiliza siempre la cirugía y, dependiendo de  la localización y del estadío concreto del tumor (clasificación de su extensión), se aplica quimioterapia y/o radioterapia. En la enfermedad avanzada, se utilizan los tratamientos de forma siempre paliativa: cirugía para resección de metástasis o solución de complicaciones derivadas del tumor, y quimioterapia o radioterapia, para mejorar o aumentar la calidad de vida del paciente y reducir los síntomas. ¿Por qué se realiza? El tratamiento del cáncer de colon se realiza con fines curativos (conseguir erradicar el tumor) y/o paliativos (mejorar de los sÍntomas que produce el tumor). Riesgos del tratamiento para el cáncer de colon: Los riesgos  del tratamiento para el cáncer de colon son los específicos de cada técnica o fármaco aplicado:  cirugía (colectomía o hemicolectomía, resección de metástasis, etc.), riesgo de infecciones o hematomas. quimioterapia, tolerancia a los fármacos y a los efectos adversos de los mismos. Preparación Según el tipo de tratamiento a aplicar, el médico le especificará al paciente si debe realizar algún tipo de preparación concreta. El paciente deberá firmar un consentimiento informado en el que se le explique el tratamiento, sus riesgos y alternativas. Igualmente, el paciente deberá informar al médico de las posibles enfermedades que padezca, alergias a medicamentos o tratamientos crónicos que tome. También de si es portador de marcapasos o de alguna prótesis. Antes de la cirugía, se le realizará un estudio preanestésico con radiografía de tórax, analítica de sangre y electrocardiograma, que será evaluado por el médico anestesista. Deberá mantener un ayuno de 8 horas antes de la intervención. No deberá portar elementos metálicos para la realización de la cirugía o aplicación de radioterapia. Antes de la administración de cada ciclo de quimioterapia, el médico evaluará cómo están las defensas del paciente y si tiene anemia (falta de glóbulos rojos). Determinará así, si se le puede administrar la siguiente dosis. Cómo es la recuperación del tratamiento para el cáncer de colon Después de cada tratamiento el paciente necesitará “recuperar fuerzas”. Los tratamientos son agresivos y no están exentos de efectos secundarios. Estos pueden presentarse en cualquier etapa del tratamiento y persistir incluso cuando ya se haya finalizado. Todos los efectos secundarios son valorados y tratados de forma específica por el médico oncólogo y el médico de familia.  Habitualmente, los efectos secundarios y la recuperación tras la quimioterapia y la radioterapia suelen estar acotados en el tiempo y desaparecer. La repercusión más importante y definitiva que puede presentarse se dará tras la cirugía, ya que, después de extraer el tumor y parte del intestino grueso, el paciente deberá usar una colostomía para el desecho de las heces (bolsa externa que lleva en el abdomen pegada para recoger las heces, que salen por un orificio en su pared realizado artificialmente por cirugía). A veces, durante todo el proceso y la recuperación, el paciente precisará de apoyo psicológico que le ayudará a gestionar la enfermedad y la repercusión de esta en su vida. Resultados El éxito del tratamiento se evaluará según el estado del paciente y los fines con los que se ha aplicado.  El médico oncólogo realizará controles con repetición de pruebas de imagen (escáner o TAC, ecografía...etc.) o control de marcadores tumorales (sustancias que aumentan en la sangre de forma más o menos específica cuando existen tumores), para ver el cambio del estado del tumor o su desaparición tras la aplicación de los tratamientos. Después de la cirugía, se recomendará realizar una colonoscopia al año y, posteriormente, cada 2 - 3 años. Los resultados de estos controles le serán explicados al paciente en las sucesivas consultas de revisión con el oncólogo . Preguntas frecuentes ¿Cuáles son las causas del cáncer de colon?  La causa de todos los tumores del cuerpo es una mutación, o alteración del material genético de una célula, que hace que empiece a multiplicarse sin control. Sin embargo, hay factores que pueden ayudar a que se desencadene. Factores ambientales y clínicos que pueden influir en su desarrollo: La dieta rica en grasas saturadas, pobre en fibras (fruta y verduras), donde abundan las carnes rojas, junto con un estilo de vida sedentario y el consumo de tabaco y alcohol. Un 20% de los tumores de colon tienen una predisposición genética: el riesgo de padecer cáncer colorrectal se multiplica por 2 o 3 cuando existe un familiar de primer grado diagnosticado de cáncer de colon. El padecer alguna enfermedad inflamatoria intestinal como colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, puede hacer que se desarrolle el tumor. En más del 90% de los cánceres de colon esporádicos existe una lesión precursora en el colon (un pólipo). ¿Cómo se detecta el cáncer de colon? La detección del cáncer de colon se realiza con el estudio de: Síntomas que el paciente puede presentar: sangrado con las heces, alteración del ritmo intestinal con diarrea y estreñimiento, dolor abdominal, pérdida de peso...etc. Exploración física: palpación de alguna masa en el abdomen o recto. Alteraciones en las pruebas diagnósticas: analítica de sangre (aparición de anemia, alteración de las enzimas hepáticas, elevación de marcadores tumorales...etc.), determinación de sangre oculta en heces (que obliga a hacer una prueba de imágen para concretar el diagnóstico), realización de una colonoscopia (permite localizar el tumor), realización de otras pruebas de imagen (TAC, resonancia... etc.) que sirven para ver la extensión del tumor. ¿Cómo es el marcador tumoral para el cáncer de colon? Los marcadores tumorales (sustancias que pueden ayudar al diagnóstico, seguimiento y control post-tratamiento del cáncer de colon), son el CEA y el CA 19.9 determinados en una analítica de sangre . ¿Cómo se puede prevenir el cáncer de colon? La prevención del cáncer de colon se puede realizar modificando los factores ambientales que pueden favorecer que se desencadene la enfermedad, por ejemplo con una adecuada alimentación.  En la población general se aconseja seguir una dieta normocalórica, baja en grasas saturadas, rica en fibras, frutas, verduras, legumbres y donde no abunde el consumo de carnes rojas. Evitar el consumo de tabaco y el alcohol. Puede ejercer un efecto protector la ingesta de vitaminas antioxidantes (vitamina A, C y E), betacarotenos, ácido fólico, calcio y selenio. Se debe hacer ejercicio físico evitando el sedentarismo. La influencia genética no se puede modificar. Las personas con antecedentes familiares de cáncer de colon, deben realizarse los controles preventivos de diagnóstico precoz establecidos (colonoscopias periódicas).  Los pacientes que padezcan enfermedades inflamatorias intestinales deben seguir, igualmente, un control médico y los tratamientos adecuados para prevenir la posible aparición de cáncer de colon.
Nefrectomía
Contenido de salud
Nefrectomía
Definición La nefrectomía es la cirugía mayor por la que se realiza la extracción o exéresis de un riñón de manera parcial o total. Se puede hacer mediante cirugía abierta o mediante cirugía endoscópica . ¿Cómo es una nefrectomía? La nefrectomía abierta se realiza sometiendo al paciente a una anestesia general para realizar una incisión en el abdomen o en el costado. A través de ella se extrae el riñón y sus estructuras adyacentes como la glándula suprarrenal y el uréter o solo una parte dañada del mismo para preservar su función. En la nefrectomía endoscópica , el cirujano hace pequeñas incisiones por la cuales introduce el endoscopio, para permitir una visualización de la zona, y por otras el instrumental necesario para realizar la extracción de todo el riñón o de una parte del mismo. ¿Para quién está indicada? La nefrectomía está indicada en personas con tumores de riñón, ya sean malignos o benignos . Se puede realizar esta cirugía cuando se producen traumatismos que lesionan el riñón y no se pueden reparar  o cuando hay procesos infecciosos graves o cálculos renales de gran tamaño. También se realiza nefrectomía en donantes vivos en los cuales se extrae un riñón que donan a otra persona. Para realizar este tipo de intervención es necesario comprobar el correcto funcionamiento de los riñones previamente. ¿Por qué se realiza? En casos de tumores malignos la nefrectomía se realiza para la extirpación del tumor, que en la mayoría de los casos suele ser suficiente para la curación del proceso. En casos de infecciones que no se pueden tratar con antibióticos o no responden a los mismos, la nefrectomía es la única opción curativa. Lo mismo ocurre en casos de obstrucciones severas por un cálculo o bien en procesos traumáticos con sangrado importante que no se pueden controlar mediante otras técnicas .  Riesgos de una nefrectomía Los riesgos de una nefrectomía son: Hemorragia.  Infecciones. Reacción alérgica a la anestesia. Insuficiencia renal (se produce cuando el riñón que queda no es capaz de compensar el función de filtrado que realizaba el otro riñón). Lesiones en órganos cercanos. Preparación La preparación de una nefrectomía conlleva una analítica de sangre y orina con coagulación y un estudio de filtrado glomerular, electrocardiograma, radiología de tórax y consulta con el anestesista. Además: El paciente deberá permanecer en ayunas al menos 8 horas previas a  la cirugía. No se deben consumir fármacos antiinflamatorios como el ibuprofeno, al menos la semana previa a la cirugía. Si el paciente toma anticoagulantes deberá poner esta información en conocimiento del médico, que será quien le dará las indicaciones oportunas. La abstinencia del tabaco en la semana previa a la cirugía ayudará a mejorar la cicatrización y a mejorar la recuperación. Cómo es la recuperación de una nefrectomía La recuperación de una nefrectomía es un proceso que puede ser doloroso a pesar de que se pauten fármacos analgésicos para controlar el dolor. La permanencia en el hospital suele ser de unos cinco días. Durante este tiempo se  permite al paciente caminar desde las primeras 24 horas e incluso se le anima a hacerlo. Tras 24 horas de ayuno se le comenzarán a dar líquidos al paciente y si este los tolera de forma correcta se pasa a alimentación normal pasadas 48 horas . Es posible que el paciente tenga que llevar durante los primeros días una sonda vesical y un drenaje implantados tras la cirugía, los cuales serán retirados antes del alta al domicilio. Entre uno y dos meses después de la cirugía, dependiendo de la actividad laboral del paciente, este se podrá incorporar a la misma. Resultados Los resultados de una nefrectomía suelen ser satisfactorios ya que se trata de una cirugía curativa. No obstante, siempre se tendrá que someter al paciente a vigilancia al ser necesario comprobar que el riñón mantiene su función correctamente y que no se presenta una insuficiencia renal (falta de función del riñón) a lo largo del tiempo. Preguntas frecuentes ¿Qué es una nefrectomía radical? La nefrectomía radical es la cirugía mayor en la cual, ya sea por método laparoscópico o por cirugía abierta, se procede a la extirpación de la totalidad del riñón, junto con el uréter y la glándula suprarrenal. Suele ser la cirugía que se usa en casos de tumores malignos de riñón. ¿Qué es una nefrectomía laparoscópica? La nefrectomía laparoscópica es la cirugía mayor, que se usa para extirpar un riñón, y se hace mediante mínimas incisiones realizadas en el abdomen. Estas incisiones suelen tener de entre dos y cuatro centímetros de longitud y a través de ellas se introduce el laparoscopio , instrumento que permite visualizar la zona a operar e introducir el instrumental quirúrgico (pinzas, bisturí, aspirador... etc.) Al ser una cirugía menos invasiva produce una recuperación más rápida y con menos dolor postoperatorio. ¿Qué es una nefrectomía parcial? La nefrectomía parcial es la cirugía mayor, ya sea abierta o por laparoscopia, en la que se procede a extirpar una parte de un riñón, conservando en su lugar la parte sana del mismo, y que permite mantener intactos el uréter y la glándula suprarrenal. ¿Cuánto tarda en hacerse una nefrectomía? La nefrectomía es una cirugía que puede durar entre 3 y 5 horas, dependiendo de las complicaciones que se puedan presentar durante la misma y de si es una nefrectomía parcial o radical, ya que la segunda es más compleja en su realización. ¿Es dolorosa una nefrectomía? La nefrectomía es una cirugía que puede ser dolorosa, sobre todo si es mediante cirugía abierta, debido a que la zona de la incisión es una zona de gran movilidad. La nefrectomía endoscópica es menos dolorosa y de una recuperación más rápida, ya que las incisiones son más pequeñas.
Orquidopexia
Contenido de salud
Orquidopexia
Definición  La orquidopexia es una intervención quirúrgica para hacer descender los testículos dentro del escroto. Un testículo descendido se produce antes de que nazca un bebé varón, uno o ambos testículos permanecen en la cavidad abdominal en lugar de desplazarse dentro del escroto. Esto se conoce como "testículos no descendidos" o criptorquidia, que significa testículo oculto. ¿Cómo es la orquidopexia? La orquidopexia generalmente se realiza de forma ambulatoria , por lo que el paciente puede regresar a casa el mismo dia de realizarse el procedimiento. Se aplicará anestesia general, o sea, que el paciente estará totalmente dormido.  El cirujano hará una pequeña incisión o corte en el área superior de la pierna del paciente, llamada ingle. Si es necesario hacer descender ambos testículos, habrá dos incisiones, una a cada lado de la ingle. Después de encontrar el cordón espermático que sostiene los testículos dentro del escroto, el cirujano lo desata del tejido circundante, de tal manera que se utilice el cordón en toda su longitud.  En algunos casos, el testículo no puede caer como resultado de una arteria espermática corta. Liberar la arteria de los tejidos circundantes asegura que se pueda estirar a su longitud completa. Se hace una pequeña incisión en el escroto y se crea una bolsa. Luego se estira cuidadosamente el testículo hacia el escroto y se fija en su lugar. Finalmente, las incisiones se cierran con puntos de sutura. En algunas ocasiones, el procedimiento se puede hacer de manera laparoscópica, lo cual implica hacer incisiones quirúrgicas más pequeñas. ¿Para quién está indicada?  La orquidopexia está indicada para: Niños mayores de 1 año de edad cuyos testículos no hayan descendido al escroto o criptorquidia.   También para hombre de 32 años o menos. que tengan la misma condición (testículos no descendidos). Por lo general no se realiza para hombres mayores de esa edad por el riesgo que pueden producir principalmente con la anestesia. Para pacientes con torsión testicular y si es posible fijar el testículo en su lugar. ¿Por qué se realiza?  La orquidopexia se realiza para corregir la criptorquidia, una afección en la que el testículo no desciende hacia el escroto. Si no se hace, puede provocar infertilidad, aumentar el riesgo de cáncer testicular y causar hernias en la ingle.  Riesgos de la orquidopexia  Entre los riesgos de este procedimiento están: No conseguir el descenso testicular, por lo que podrá ser necesaria una nueva intervención. Lesión de los vasos espermáticos. Atrofia testicular. Necesidad de realizar orquiectomía. Hemorragia incoercible, tanto durante el acto quirúrgico como en el postoperatorio. Aparición de hernia inguinal. Infección en sus diferentes grados de gravedad. Apertura de la herida que puede necesitar una intervención secundaria. Hiperestesias (aumento de la sensibilidad) o Hipoestesias (disminución de la sensibilidad). Preparación  La preparación de una orquidopexia, antes del procedimiento es necesario que: Si el procedimiento es realizado en un niño, que es lo más común. Los padres deberán firmar la autorización para la cirugía y estar conscientes de los riesgos. El paciente no debe comer ni beber nada entre las 6 y las 8 horas antes de realizarse el procedimiento. El paciente debe evitar tomar medicamentos anticoagulantes o antiinflamatorios, para evitar el riesgo de sangrado excesivo. El médico le indicará al paciente si necesita tomar algún tipo de medicamento antes de la cirugía, de lo contrario, el paciente no debe hacerlo.  Cómo es la recuperación de una orquidopexia  En la recuperación de una orquidopexia es necesario que los pacientes permanezcan en reposo de 2 a 3 días.  El paciente deberá abstenerse durante un mes de realizar actividades físicas que requieran de mucho esfuerzo.  Una vez retirado el vendaje, el paciente deberá limpiar el sitio de la incisión dos veces por día.  Los puntos se caerán solos, por lo que no hay necesidad de quitarlos.  Si el paciente todavía usa pañales, deben cambiarse cuando estén mojados. Dejarlo sin pañal durante aproximadamente media hora todos los días. Resultados  Los resultados de una orquidopexia tiene beneficios como:  Mejoría de la fertilidad del paciente. Descenso del testículo a la bolsa escrotal. Evitar la posible malignización del testículo intraabdominal. Preguntas frecuentes ¿Qué es una orquidopexia bilateral? Una orquidopexia bilateral es un procedimiento quirúrgico destinado a hacer descender los dos testículos en cada lado dentro del bolso escrotal. ¿Qué es una orquiectomía bilateral?   La orquiectomía bilateral es un procedimiento quirúrgico que  consiste en la extirpación total o parcial de ambos testículos. ¿Qué diferencia hay entre orquidopexia y orquiectomía? La diferencia que hay entre la orquidopexia y la orquiectomía es que, la orquidopexia consiste en hacer descender los testículos dentro del escroto. Mientras que la orquiectomía consiste en la extirpación total o parcial del testículo.  ¿Cuánto se tarda en realizar una orquidopexia? La orquidopexia puede tardar alrededor de una hora por testiculo. ¿Es dolorosa? La orquidopexia no es dolorosa, es un procedimiento que se realiza bajo anestesia general, por lo que el paciente estará dormido y no sentirá absolutamente nada.
Orquiectomía
Contenido de salud
Orquiectomía
Definición  La orquiectomía consiste en la extirpación total o parcial del testículo , que es la glándula responsable de producir la hormona de testosterona en los hombre.   Si la orquiectomía es total, también se extirpará el epidídimo (tubo estrecho situado en la parte posterior del testículo donde maduran y se almacenan los espermatozoides) y parte del cordón testicular (cordón espermático). Si la orquiectomía es sólo parcial,  se extirpa únicamente la parte funcional del testículo dejando el resto de las estructuras . ¿Cómo es una orquiectomía?  Una orquiectomía es un procedimiento que se realiza bajo anestesia general o local, según la condición del paciente. Se realiza mediante una incisión pequeña en el escroto (saco que contiene los testículos).  El cirujano libera los testículos cortando los vasos sanguíneos y los conductos deferentes a los que están unidos para extraer los testículos . Se hace una incisión en el cordón espermático que une el testículo al abdomen. El cirujano conecta los vasos sanguíneos y linfáticos en el cordón espermático. El médico tomará otras precauciones especiales para evitar la propagación de las células cancerosas dentro de la herida o la transferencia de estas células del tumor al torrente sanguíneo. ¿Para quién está indicada?   La orquiectomía total está indicada para:  Procesos tumorales. Cáncer de testículo. Infecciones que destruyeron el testículo. Atrofia testicular, donde se puede colocar posteriormente una prótesis. Lesión traumática. Terapia de reasignación de género.  La orquiectomía parcial está indicada para: Aquellos procesos en los cuales interesa provocar una disminución en los niveles de la testosterona (hormona masculina) en la  sangre.  Cáncer de próstata. ¿Por qué se realiza?   La orquiectomía se realiza para:  Ayudar a aliviar los síntomas, prevenir las complicaciones y prolongar la supervivencia para el cáncer de próstata avanzado. Cuando el paciente tiene cáncer de próstata, la testosterona alimenta el cáncer y le ayuda a crecer.  La orquiectomía reduce la cantidad de testosterona en su cuerpo.  Al reducir la cantidad de testosterona que se encuentra en el cuerpo puede hacer que su cáncer se encoja o crezca más despacio. Riesgos de una orquiectomía   Entre los riesgos de una orquiectomía están:  No conseguir la extirpación del testículo. Esterilidad. Pérdida de interés en el sexo. Persistencia de la síntomas previos, total o parcialmente Hemorragia, tanto durante el acto quirúrgico como en el postoperatorio. Inflamación o infección de los elementos no extirpados. Infección en sus diferentes grados de gravedad. Apertura de la herida que puede necesitar una intervención secundaria.  Daño en los nervios, vasos sanguíneos, tejidos blandos y órganos de la zona. Cambios en los niveles de hormonas. Reacción con la anestesia o medicamentos Preparación  La preparación de una orquiectomía, antes del procedimiento es necesario: El médico hará un examen médico completo para valorar el estado de salud del paciente, acompañado de análisis de sangre, electrocardiograma y los estudios que este considere necesario. El paciente le tiene que informar a su médico qué tipo de medicamentos toma o si es alérgico. No debe tomar medicamentos anticoagulantes o antiinflamatorios como las aspirina, para evitar sangrado excesivo. El paciente debe estar en ayunas ocho horas antes de realizarse el procedimiento.  Cómo es la recuperación de una orquiectomía  La recuperación de una orquiectomía suele durar entre 1 a 3 días, dependiendo de la condición del paciente. Para obtener una mejor recuperación debe: Para ayudar a reducir la hinchazón, el paciente debe aplicar hielo o una compresa fría sobre el escroto, tal como se lo hayan indicado. No debe  hacerlo más de 15 minutos cada vez. El paciente debe mantener la herida de la operación limpia y seca. Puede que sienta dolor después de la cirugía, deberá tomar los analgésicos recetados por el médico. El paciente debe evitar levantar objetos pesados y realizar actividad física fuerte como  correr, nadar o montar en bicicleta las primeras dos semanas posteriores a la cirugía. Se recomienda al paciente no tener relaciones sexuales durante cuatro semanas. El paciente puede volver a sus actividades cotidianas y al trabajo en las 2-3 semana después de la intervención. Resultados  El resultado de una orquiectomía es muy efectivo para ayudar a reducir considerablemente la testosterona en la sangre y consigo también las células cancerosas. Con el propósito de eliminar todo el tejido canceroso determinado según sea necesario . Preguntas frecuentes ¿Cuánto se tarda en hacer una orquiectomía?  Es un procedimiento que tarda una hora normalmente, dependiendo la condición del paciente . ¿Es dolorosa una orquiectomía?   No es un procedimiento doloroso, se realiza bajo anestesia local o general por lo que el paciente no siente absolutamente nada .  ¿Qué es una orquiectomía inguinal?  Una orquiectomía inguinal es el procedimiento que se realiza a través de una pequeña incisión en la ingle, en el que se extirpa el testículo y todo el cordón espermático .  ¿Qué es una orquiectomía unilateral? Una orquiectomía unilateral es una cirugía en el cual se extirpan los dos testículos.