1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Hábitos Saludables para Combatir la Cefalea

Hábitos Saludables para Combatir la Cefalea

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

La cefalea (dolor de cabeza) es una de las dolencias más frecuentes en la sociedad. ¿Quién no ha sufrido alguna vez un dolor de cabeza? Pero no por ello hay que dejar que nos atormente. Existen recomendaciones que te ayudarán a mitigarla.

El diagnóstico correcto y el adecuado tratamiento de la cefalea es uno de los desafíos más severos a los que se enfrenta la medicina.

En efecto, entre el 85 y 90% de la población ha vivido un episodio de cefalea en el último año, según estima la Sociedad Española de Neurología (SEN). Además, es el principal motivo de consulta en esta especialidad y afecta en mayor medida a las mujeres (en concreto, al 92% de la población femenina frente al 73% de la masculina). Además, padecen migraña o jaqueca, sobre todo, personas de entre 20 y 30 años, en plena edad laboral. Y si la padecen aproximadamente 3’5 millones de españoles, de éstos, más de 1 millón la sufren de forma crónica, es decir, tienen dolor de cabeza durante más de 15 días al mes.

¿Cuántos dolores de cabeza hay?

Existen numerosos tipos distintos de cefalea que conviene diferenciar. Las más destacables son:

  • Migraña. Es una enfermedad crónica de causa no claramente conocida, atribuida clásicamente a procesos de alteración de los vasos sanguíneos cerebrales, que se manifiesta por crisis o ataques repetitivos de cefalea, que suelen tener unas ciertas características en cuanto a su duración (entre 4 y 72 horas), tipo de dolor (pulsátil o “palpitante”) o existencia de molestias con la luz (fotofobia) o el ruido (sonofobia), entre otros aspectos. Suele tener una localización frontal o temporal (a ambos costados del cráneo), o retro-ocular (detrás de los ojos) y puede acompañarse de náuseas, vómitos, mareos de tipo vertiginoso… Las migrañas a su vez se subdividen en:
    • Migraña sin aura (80% de los casos).
    • Migraña con aura: el aura es un “aviso” que puede ocurrir desde varias horas a dos días antes del inicio del dolor de cabeza y dura menos de 60 minutos, dejando paso a la aparición del propio dolor de cabeza. Un ejemplo de “aura” sería la visión de una luz en forma de zig-zag que se va abriendo a medida que migra del centro del campo visual a la periferia del mismo para, finalmente, desaparecer. Destacar que el aura puede ser muy escandalosa, pero en la gran mayoría de las veces se trata de procesos de disfunción neural y vascular benignos.
  • Cefalea tensional. Este tipo de dolor de cabeza es causado por tensión muscular en los hombros, el cuello, el cuero cabelludo y la mandíbula. Puede estar relacionado con el estrés, la depresión, la ansiedad, un traumatismo craneal o por tener la cabeza y el cuello en una posición mantenida y poco adecuada. Tiende a darse en ambos lados de la cabeza, pero a menudo comienza en la parte posterior y se propaga hacia adelante, hacia la zona frontal. El dolor puede ser sordo u opresivo, como una banda apretada y es posible que vaya acompañado de dolor y rigidez en los hombros, cuello y/o mandíbula, con hipersensibilidad a la palpación en la exploración física.
  • Cefalea en racimos. Se caracteriza por dolores muy severos estrictamente unilaterales (sólo un costado facial) en región frontal y alrededor del ojo, con una duración de 15 minutos a tres horas, asociados a enrojecimiento ocular o cutáneo-facial, lagrimeo, congestión nasal, sensación de taponamiento de oídos, sudoración frontal o facial, inquietud o agitación…
  • Cefalea numular. Es un dolor continuo de leve a moderada intensidad, presente en una zona bien delimitada, de pequeño tamaño y forma circular o elíptica de la cabeza. El patrón temporal es variable, y se han descrito remisiones espontáneas y exacerbaciones dolorosas.
  • Otros. Puede ser una cefalea atribuida a traumatismos cráneoencefálicos, a trastornos intracraneales vasculares y no vasculares, cefaleas atribuidas a infección sinusal, a administración/supresión de una sustancia, cefalea secundaria a trastorno psiquiátrico… entre otros múltiples ejemplos.

¿Cuál es su causa?

No por su elevada frecuencia de aparición está más clara su causa. En la actualidad, el diagnóstico correcto y el adecuado tratamiento es uno de los desafíos más severos a los que se enfrenta la medicina.

En muchas ocasiones, el dolor de cabeza tiene una causa bastante simple, como por ejemplo el hecho de haber trasnochado demasiado, haber ingerido más cantidad de alcohol de la deseable, haber pasado excesivo tiempo expuesto al sol o el estrés ante un examen importante, pero en otras ocasiones es un problema más complejo. Conocer los factores que se considera que predisponen a sufrir una cefalea puede ayudar a evitarla:

  • Genética: muchas personas que sufren migraña cuentan con antecedentes familiares que también la padecen. Los niños también la pueden sufrir.
  • Cambios hormonales: esto explica que, en determinadas etapas de la vida, la migraña sea más común, como es el caso de la etapa de pubertad-adolescencia o durante el periodo menstrual. También puede estar influenciado por la toma de medicación anticonceptiva.
  • Determinados alimentos: alimentos excitantes como el chocolate; alimentos con tiramina como el vino tinto, quesos curados, pescados ahumados o ciertas legumbres; carnes con nitratos o lácteos son algunos ejemplos.
  • Cambios en el ciclo del sueño.
  • Estrés: se pueden producir dolores de cabeza durante la crisis de estrés o, incluso, cuando éste ya ha pasado, apareciendo dolores de cabeza post-estrés.
  • Otros factores: cambios de altitud, de clima, oscilaciones bruscas de temperatura, exposición a luces u olores intensos, deshidratación corporal…

Decálogo de estrategias de vida saludable para combatir la cefalea

  • Óptimo descanso. las cefaleas pueden ser la consecuencia de un trastorno del sueño, que puede tratarse. Se trata de dormir las horas suficientes durante la noche (si es posible, ocho horas al día), pero también de garantizar que ese tiempo se invierta en un sueño de calidad. Descansa en una habitación tranquila y oscura y adopta hábitos para descansar bien.
  • Alimentación saludable.
  • Suficiente hidratación corporal, lo que implica beber agua frecuentemente a lo largo del día.
  • Practicar ejercicio físico regularmente. Es el mejor remedio contra el dolor. No sólo atenúa el estrés, sino que rebaja tensiones posturales y mejora la circulación. Además, las endorfinas que se liberan durante el ejercicio físico actúan como una anestesia natural, con un efecto similar al de la morfina.
  • Evadirse. Uno de los objetivos principales para dar carpetazo a la jaqueca es reducir el estrés, aunque sean 10 minutos tan sólo al día. Es posible buscar un momento para ti, meditar o realizar alguna actividad que te guste. Aprender a gestionar el tiempo te ayudará a elevar tu nivel de satisfacción personal.
  • Masajes y aceites esenciales. En las cefaleas provocadas por tensiones musculares o vasculares, los masajes pueden ser útiles para aliviar tensiones en una zona concreta. Los aceites esenciales de menta, albahaca o romero también ayudan a combatir el dolor, y esta propiedad los convierte en un complemento ideal tanto para un masaje como para una actividad de relajación.
  • Práctica de yoga. Algunas posturas de esta modalidad han sido descritas como beneficiosas para el tratamiento del dolor de cabeza. Cabe destacar también el taichí o el mindfulness.
  • Acupuntura e hipnosis. De entre las terapias alternativas, estas dos son las más utilizadas para combatir las cefaleas. No obstante, la SEN advierte de la dificultad para determinar la efectividad real de estas técnicas.
  • Uso del jenjibre. Este producto, al cual se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, puede ser útil en el tratamiento de las cefaleas causadas por el estrés. Se puede tomar en forma de infusión, a la que puedes añadirle miel y/o limón.
  • Fármacos. Analgésicos como el paracetamol, el ibuprofeno o el metamizol se usan de forma recurrente para calmar el dolor de cabeza. No obstante, se aconseja que se consulte al médico para que indique la opción más adecuada en cada caso, pues la automedicación puede comportar problemas sobreañadidos.  Existen otros grupos específicos de medicamentos para el tratamiento de la migraña (siempre bajo supervisión médica) como son los “triptantes”, los antidepresivos, los anticonvulsivos o los antihipertensivos, entre otros. Una medida no farmacológica que puede ayudarte, puede ser, por ejemplo, la aplicación de paños fríos sobre la cabeza durante las crisis.
Artículos relacionados Ver todos
Migraña Tratamiento
Contenido de salud

Migraña Tratamiento

Definición La migraña es un dolor intenso de cabeza, que muchas veces se manifiesta más intensamente en un lateral de la cabeza. Se producen por cambios que afectan al flujo sanguíneo del cerebro, siendo aún desconocido su origen .  Al padecerlas se pueden derivar en más síntomas como arcadas, vómitos, sensibilidad a la luz y a los ruidos. Las migrañas pueden manifestarse por herencia genética y son más frecuentes en las mujeres que en los hombres.  ¿Cómo es el tratamiento para la migraña? Las migrañas generalmente son tratadas con medicamentos específicos recetados por un médico, no obstante hay algunos medicamentos genéricos que pueden mitigar sus síntomas en un momento dado.  El tratamiento de las migrañas se puede dividir en dos grupos de productos: Medicamentos para la prevención: se establece una toma periódica y habitualmente diaria, para reducir el riesgo de que el paciente sufra nuevos episodios. Se aplica como tratamiento a aquellos pacientes que tienen ataques de migrañas muy fuertes y habituales. Paliativos :  son analgésicos fuertes que se recetan a los pacientes que sufren migrañas para que lo tomen durante un episodio y así eliminar los síntomas y las dolencias en el momento. En función de las necesidades del paciente se elaborará un tratamiento personalizado según el grado de dolor, la frecuencia y las incapacidades que le produzcan, valorando también otros factores.  ¿Para quién está indicado? Para aquellas personas que padecen migrañas por diferentes síntomas, bien sea por herencia genética, derivadas de la ansiedad o estrés, cambios en las horas de sueño, ingesta de alcohol o tabaco o por realizar deporte, entre otros ámbitos a determinar por el médico.  ¿Por qué se realiza? La finalidad por la cual se aplica un tratamiento a las migrañas es para eliminar o reducir los síntomas y prevenir futuros episodios.  Riesgos del tratamiento contra la migraña Generalmente el tratamiento de la migraña no lleva ningún riesgo asociado ya que no es invasivo , pero si tiene efectos secundarios y contraindicaciones. Está contraindicado para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, para niños menores de 10 años, si padecen enfermedades cardiacas, y en algunas personas mayores o si padecen alergia a algún componente.  Por otro lado, en relación a los efectos secundarios, hay algunos medicamentos muy potentes que pueden provocar somnolencia y cansancio en el paciente, y el consumo excesivo de ellos puede provocar úlceras y alteraciones intestinales.  Preparación Antes de la cita con el médico para establecer el tratamiento es importante que el paciente tome nota de todas las dudas sobre los dolores que padece , los  síntomas, y los alimentos que consume con mayor frecuencia cuando sufre los ataques.  Además, si está tomando alguna medicación concreta o suplementos alimenticios también es importante que se lo haga saber al médico.  Cómo es la recuperación del tratamiento contra la migraña El tratamiento contra las migrañas puede ser puntual o diario, en cada caso se seguirá un correcto seguimiento del paciente para evaluar si existe una mejoría, y por tanto hace efecto la medicación.  En caso de que no sea así deberán evaluarse otras opciones de medicación, o si por el contrario hay una mejoría se probará a reducir la medicación.  Resultados Si la medicación es la adecuada se busca obtener resultados positivos ante el tratamiento de manera que los síntomas desaparezcan o se reduzcan y que los ataques de migraña no se repitan en un futuro.  Preguntas frecuentes ¿Cuánto puede durar una migraña? Frecuentemente la duración de una migraña está entre media hora y 7 horas . No obstante, en algunos casos se pueden alargar hasta dos días.  ¿Qué es una migraña con aura? Es una migraña que se caracteriza porque antes de manifestarse el dolor de cabeza el paciente sufre otros síntomas de carácter visual (destellos luminosos), sensitivo (adormecimiento u hormigueo en diferentes partes del cuerpo) o del lenguaje (problemas de lenguaje o entendimiento), entre otros.  En algunos casos estos síntomas pueden aparecer después.   ¿Qué es una migraña tensional? Una migraña tensional es aquella en la que el paciente que la sufre tiene síntomas adheridos al dolor de cabeza en cuanto a la tensión muscular.  Sufre rigidez o tensión en los músculos de la cabeza y sus alrededores tales como el cuello, el cuero cabelludo y en la cabeza en sí .  ¿Qué diferencia hay entre una cefalea normal y una migraña? Una cefalea normal hace alusión a un dolor de cabeza común por una dilatación de las arterias del cráneo, y que generalmente se debe a una exposición a algún estímulo que afecta al paciente, o por un tema postural.  Por el contrario la migraña es un dolor de cabeza muy fuerte que suele darse en un lado de la cabeza o en ambos. Es más intenso y persistente, y además suele ir acompañado de otros síntomas como vómitos, náuseas o alteraciones visuales, entre otros que pueden darse.
Estimulación Magnética Transcraneal
Contenido de salud

Estimulación Magnética Transcraneal

Definición La estimulación magnética transcraneal, es un tratamiento eficaz para los trastornos depresivos, los trastornos obsesivos compulsivos y el stress postraumático, que se realiza a través de ondas magnéticas. ¿Cómo es la estimulación magnética transcraneal? La estimulación magnética transcraneal se realiza mediante el siguiente procedimiento: Se sentará al paciente en un sillón reclinable. Se ponen tapones para los oídos. Hay un condensador eléctrico que se encuentra unido a una bobina electromagnética. Esta bobina electromagnética se sitúa sobre el cuero cabelludo y da lugar a un campo magnético.  Este campo magnético se transmite a través del cuero cabelludo y el cráneo hasta la corteza cerebral produciendo una estimulación de las neuronas. La cantidad de emisión magnética se irá aumentando hasta que se produzcan movimientos en los dedos de las manos, esto se conoce como umbral motor, es necesario para determinar la cantidad de energía que se necesita para estimular las regiones cerebrales. Tras esto, la bobina se situará en la zona frontal, y se comenzará a emitir el campo magnético. El paciente puede tener sensación de pulsaciones en la zona de la bobina. ¿Para quién está indicada? La estimulación magnética transcraneal está indicada en tratamientos como la depresión resistente a fármacos, los trastornos obsesivos compulsivos y los síntomas de esquizofrenia. También se utiliza para lograr el diagnóstico de enfermedades con déficit agudos de movilidad, esclerosis múltiple, Parkinson o Esclerosis Lateral Amiotrófica. ¿Por qué se realiza? La estimulación magnética transcraneal, se realiza porque s e ha comprobado que la estimulación magnética produce un aumento o disminución de la excitación de diferentes neuronas, además actúa produciendo cambios en los neurotransmisores como son el triptófano y serotonina. Esta terapia permite a los psiquiatras enviar el estímulo a zonas muy concretas del cerebro, dejando otras zonas sin estimular. Riesgos de la estimulación magnética transcraneal Los riesgo de la estimulación magnética transcraneal son cuadros de epilepsia (muy poco frecuente), movimiento de implantes metálicos intracraneales por el campo magnético. También hay que tener especial precaución en niños con implantes cocleares en el oído, ya que el campo magnético puede afectarles y hacer que pierdan audición. Preparación La preparación de la estimulación magnética transcraneal es sencilla: Puede ser necesario una analitica para comprobar que se puede realizar el procedimiento sin riesgo para el paciente. No se debe realizar si los pacientes llevan implantes metálicos como marcapasos, stent, clics de cirugías craneales, implantes cocleares o restos de bala. Debe de poner en conocimiento del médico si el paciente sufre convulsiones, dolores de cabeza frecuentes, si tiene lesiones cerebrales conocidas. Cómo es la recuperación de la estimulación magnética transcraneal La r ecuperación tras la sesión es inmediata , el paciente se podrá incorporar a sus actividades diarias tras ella. En algunos casos se puede notar dolor de cabeza ligero tras la sesión, que desaparece rápidamente. Resultados Los resultados del uso de la estimulación magnética transcraneal son positivos hasta en el 40 por ciento de los paciente que se someten a ella y que eran resistentes a los medicamentos para la depresión. Se han obtenido resultados esperanzadores en el uso de esta terapia tras un accidente cerebral agudo, mejorando los resultados cuanto más precoz es su uso.  Preguntas frecuentes ¿Cuál es el precio de una estimulación magnética transcraneal? El precio de un tratamiento terapéutico puede ser de uno 2.000 euros por tratamiento, teniendo en cuenta que lo normal es hacer sesiones diarias durante un periodo de 2 a 4 semanas. ¿Qué médico realiza la estimulación magnética transcraneal? El especialista que realiza la indicación y realización del tratamiento con estimulación magnética transcraneal por motivos de depresión será el psiquiatra . En los casos de enfermedades neurológicas como el parkinson o los accidentes cerebrovasculares será por parte del neurólogo. ¿Cuánto tiempo lleva un procedimiento de estimulación magnética transcraneal? Cada sesión de la terapia magnética transcraneal dura entre 30 y 60 minutos. No todo el tiempo se estará recibiendo los campos magnéticos, suele haber periodos de estimulación seguidos de periodos de reposo, que se van alternando a lo largo de la sesión, el tiempo mínimo será de dos semanas.  ¿Tengo que ser hospitalizado para un tratamiento de estimulación magnética transcraneal? La estimulación magnética transcraneal es un tratamiento ambulatorio, que no requiere hospitalización , el paciente vuelve a su casa tras acabar la sesión. El paciente podrá seguir con sus actividades habituales, incluido conducir tras concluir la misma. ¿Cuáles son los efectos secundario de la estimulación magnética transcraneal? Los efectos secundarios de la estimulación magnética transcraneal serán mínimos: En la mitad de los pacientes puede producirse ligero dolor de cabeza al acabar la sesión. Un tercio de los pacientes pueden mostrar molestias en el cuero cabelludo, esto suele desaparecer con la continuidad del tratamiento. Se pueden tener alteraciones auditivas, por ello se suministran tapones a los pacientes para que esta molestia sea mínima, suele desaparecer unas horas después de la sesión Se han descrito casos de convulsiones razón por la cual, si el paciente las presenta previamente no podrá recibir esta terapia.
Nefrectomía
Contenido de salud

Nefrectomía

Definición La nefrectomía es la cirugía mayor por la que se realiza la extracción o exéresis de un riñón de manera parcial o total. Se puede hacer mediante cirugía abierta o mediante cirugía endoscópica . ¿Cómo es una nefrectomía? La nefrectomía abierta se realiza sometiendo al paciente a una anestesia general para realizar una incisión en el abdomen o en el costado. A través de ella se extrae el riñón y sus estructuras adyacentes como la glándula suprarrenal y el uréter o solo una parte dañada del mismo para preservar su función. En la nefrectomía endoscópica , el cirujano hace pequeñas incisiones por la cuales introduce el endoscopio, para permitir una visualización de la zona, y por otras el instrumental necesario para realizar la extracción de todo el riñón o de una parte del mismo. ¿Para quién está indicada? La nefrectomía está indicada en personas con tumores de riñón, ya sean malignos o benignos . Se puede realizar esta cirugía cuando se producen traumatismos que lesionan el riñón y no se pueden reparar  o cuando hay procesos infecciosos graves o cálculos renales de gran tamaño. También se realiza nefrectomía en donantes vivos en los cuales se extrae un riñón que donan a otra persona. Para realizar este tipo de intervención es necesario comprobar el correcto funcionamiento de los riñones previamente. ¿Por qué se realiza? En casos de tumores malignos la nefrectomía se realiza para la extirpación del tumor, que en la mayoría de los casos suele ser suficiente para la curación del proceso. En casos de infecciones que no se pueden tratar con antibióticos o no responden a los mismos, la nefrectomía es la única opción curativa. Lo mismo ocurre en casos de obstrucciones severas por un cálculo o bien en procesos traumáticos con sangrado importante que no se pueden controlar mediante otras técnicas .  Riesgos de una nefrectomía Los riesgos de una nefrectomía son: Hemorragia.  Infecciones. Reacción alérgica a la anestesia. Insuficiencia renal (se produce cuando el riñón que queda no es capaz de compensar el función de filtrado que realizaba el otro riñón). Lesiones en órganos cercanos. Preparación La preparación de una nefrectomía conlleva una analítica de sangre y orina con coagulación y un estudio de filtrado glomerular, electrocardiograma, radiología de tórax y consulta con el anestesista. Además: El paciente deberá permanecer en ayunas al menos 8 horas previas a  la cirugía. No se deben consumir fármacos antiinflamatorios como el ibuprofeno, al menos la semana previa a la cirugía. Si el paciente toma anticoagulantes deberá poner esta información en conocimiento del médico, que será quien le dará las indicaciones oportunas. La abstinencia del tabaco en la semana previa a la cirugía ayudará a mejorar la cicatrización y a mejorar la recuperación. Cómo es la recuperación de una nefrectomía La recuperación de una nefrectomía es un proceso que puede ser doloroso a pesar de que se pauten fármacos analgésicos para controlar el dolor. La permanencia en el hospital suele ser de unos cinco días. Durante este tiempo se  permite al paciente caminar desde las primeras 24 horas e incluso se le anima a hacerlo. Tras 24 horas de ayuno se le comenzarán a dar líquidos al paciente y si este los tolera de forma correcta se pasa a alimentación normal pasadas 48 horas . Es posible que el paciente tenga que llevar durante los primeros días una sonda vesical y un drenaje implantados tras la cirugía, los cuales serán retirados antes del alta al domicilio. Entre uno y dos meses después de la cirugía, dependiendo de la actividad laboral del paciente, este se podrá incorporar a la misma. Resultados Los resultados de una nefrectomía suelen ser satisfactorios ya que se trata de una cirugía curativa. No obstante, siempre se tendrá que someter al paciente a vigilancia al ser necesario comprobar que el riñón mantiene su función correctamente y que no se presenta una insuficiencia renal (falta de función del riñón) a lo largo del tiempo. Preguntas frecuentes ¿Qué es una nefrectomía radical? La nefrectomía radical es la cirugía mayor en la cual, ya sea por método laparoscópico o por cirugía abierta, se procede a la extirpación de la totalidad del riñón, junto con el uréter y la glándula suprarrenal. Suele ser la cirugía que se usa en casos de tumores malignos de riñón. ¿Qué es una nefrectomía laparoscópica? La nefrectomía laparoscópica es la cirugía mayor, que se usa para extirpar un riñón, y se hace mediante mínimas incisiones realizadas en el abdomen. Estas incisiones suelen tener de entre dos y cuatro centímetros de longitud y a través de ellas se introduce el laparoscopio , instrumento que permite visualizar la zona a operar e introducir el instrumental quirúrgico (pinzas, bisturí, aspirador... etc.) Al ser una cirugía menos invasiva produce una recuperación más rápida y con menos dolor postoperatorio. ¿Qué es una nefrectomía parcial? La nefrectomía parcial es la cirugía mayor, ya sea abierta o por laparoscopia, en la que se procede a extirpar una parte de un riñón, conservando en su lugar la parte sana del mismo, y que permite mantener intactos el uréter y la glándula suprarrenal. ¿Cuánto tarda en hacerse una nefrectomía? La nefrectomía es una cirugía que puede durar entre 3 y 5 horas, dependiendo de las complicaciones que se puedan presentar durante la misma y de si es una nefrectomía parcial o radical, ya que la segunda es más compleja en su realización. ¿Es dolorosa una nefrectomía? La nefrectomía es una cirugía que puede ser dolorosa, sobre todo si es mediante cirugía abierta, debido a que la zona de la incisión es una zona de gran movilidad. La nefrectomía endoscópica es menos dolorosa y de una recuperación más rápida, ya que las incisiones son más pequeñas.
Orquidopexia
Contenido de salud

Orquidopexia

Definición  La orquidopexia es una intervención quirúrgica para hacer descender los testículos dentro del escroto. Un testículo descendido se produce antes de que nazca un bebé varón, uno o ambos testículos permanecen en la cavidad abdominal en lugar de desplazarse dentro del escroto. Esto se conoce como "testículos no descendidos" o criptorquidia, que significa testículo oculto. ¿Cómo es la orquidopexia? La orquidopexia generalmente se realiza de forma ambulatoria , por lo que el paciente puede regresar a casa el mismo dia de realizarse el procedimiento. Se aplicará anestesia general, o sea, que el paciente estará totalmente dormido.  El cirujano hará una pequeña incisión o corte en el área superior de la pierna del paciente, llamada ingle. Si es necesario hacer descender ambos testículos, habrá dos incisiones, una a cada lado de la ingle. Después de encontrar el cordón espermático que sostiene los testículos dentro del escroto, el cirujano lo desata del tejido circundante, de tal manera que se utilice el cordón en toda su longitud.  En algunos casos, el testículo no puede caer como resultado de una arteria espermática corta. Liberar la arteria de los tejidos circundantes asegura que se pueda estirar a su longitud completa. Se hace una pequeña incisión en el escroto y se crea una bolsa. Luego se estira cuidadosamente el testículo hacia el escroto y se fija en su lugar. Finalmente, las incisiones se cierran con puntos de sutura. En algunas ocasiones, el procedimiento se puede hacer de manera laparoscópica, lo cual implica hacer incisiones quirúrgicas más pequeñas. ¿Para quién está indicada?  La orquidopexia está indicada para: Niños mayores de 1 año de edad cuyos testículos no hayan descendido al escroto o criptorquidia.   También para hombre de 32 años o menos. que tengan la misma condición (testículos no descendidos). Por lo general no se realiza para hombres mayores de esa edad por el riesgo que pueden producir principalmente con la anestesia. Para pacientes con torsión testicular y si es posible fijar el testículo en su lugar. ¿Por qué se realiza?  La orquidopexia se realiza para corregir la criptorquidia, una afección en la que el testículo no desciende hacia el escroto. Si no se hace, puede provocar infertilidad, aumentar el riesgo de cáncer testicular y causar hernias en la ingle.  Riesgos de la orquidopexia  Entre los riesgos de este procedimiento están: No conseguir el descenso testicular, por lo que podrá ser necesaria una nueva intervención. Lesión de los vasos espermáticos. Atrofia testicular. Necesidad de realizar orquiectomía. Hemorragia incoercible, tanto durante el acto quirúrgico como en el postoperatorio. Aparición de hernia inguinal. Infección en sus diferentes grados de gravedad. Apertura de la herida que puede necesitar una intervención secundaria. Hiperestesias (aumento de la sensibilidad) o Hipoestesias (disminución de la sensibilidad). Preparación  La preparación de una orquidopexia, antes del procedimiento es necesario que: Si el procedimiento es realizado en un niño, que es lo más común. Los padres deberán firmar la autorización para la cirugía y estar conscientes de los riesgos. El paciente no debe comer ni beber nada entre las 6 y las 8 horas antes de realizarse el procedimiento. El paciente debe evitar tomar medicamentos anticoagulantes o antiinflamatorios, para evitar el riesgo de sangrado excesivo. El médico le indicará al paciente si necesita tomar algún tipo de medicamento antes de la cirugía, de lo contrario, el paciente no debe hacerlo.  Cómo es la recuperación de una orquidopexia  En la recuperación de una orquidopexia es necesario que los pacientes permanezcan en reposo de 2 a 3 días.  El paciente deberá abstenerse durante un mes de realizar actividades físicas que requieran de mucho esfuerzo.  Una vez retirado el vendaje, el paciente deberá limpiar el sitio de la incisión dos veces por día.  Los puntos se caerán solos, por lo que no hay necesidad de quitarlos.  Si el paciente todavía usa pañales, deben cambiarse cuando estén mojados. Dejarlo sin pañal durante aproximadamente media hora todos los días. Resultados  Los resultados de una orquidopexia tiene beneficios como:  Mejoría de la fertilidad del paciente. Descenso del testículo a la bolsa escrotal. Evitar la posible malignización del testículo intraabdominal. Preguntas frecuentes ¿Qué es una orquidopexia bilateral? Una orquidopexia bilateral es un procedimiento quirúrgico destinado a hacer descender los dos testículos en cada lado dentro del bolso escrotal. ¿Qué es una orquiectomía bilateral?   La orquiectomía bilateral es un procedimiento quirúrgico que  consiste en la extirpación total o parcial de ambos testículos. ¿Qué diferencia hay entre orquidopexia y orquiectomía? La diferencia que hay entre la orquidopexia y la orquiectomía es que, la orquidopexia consiste en hacer descender los testículos dentro del escroto. Mientras que la orquiectomía consiste en la extirpación total o parcial del testículo.  ¿Cuánto se tarda en realizar una orquidopexia? La orquidopexia puede tardar alrededor de una hora por testiculo. ¿Es dolorosa? La orquidopexia no es dolorosa, es un procedimiento que se realiza bajo anestesia general, por lo que el paciente estará dormido y no sentirá absolutamente nada.
Ureterorrenoscopia
Contenido de salud

Ureterorrenoscopia

Definición  La ureterorrenoscopia es un exploración endoscópica del uréter y a veces de la pelvis renal, que consiste en introducir por la uretra un endoscopio (instrumento largo y muy fino de fibra óptica y adaptado a una cámara). Mediante el cual es posible explorar el uréter y el riñón sin realizar ninguna herida. El endoscopio llega a la vejiga, se localiza el orificio uretral por donde se introduce el ureteroscopio. Esto permite explorar diferentes lesiones que se localizan en uréter o pelvis renal.  ¿Cómo es una ureterorrenoscopia? La ureterorrenoscopia se realiza según la condición del paciente con sedo-anestesia, anestesia local (intrauretral) o anestesia general . Una vez el paciente esté anestesiado, el médico procede a  introducir el endoscopio en la vejiga del paciente a través de la uretra sin realizar ninguna incisión en su cuerpo. Esta técnica se realiza con rayos X. Se coloca el paciente en posición de litotomía (boca arriba y con las piernas levantadas y apoyadas sobre los complementos de la mesa quirúrgica). El médico accede a la vejiga a través de un cistoscopio (tubo que tiene una cámara de vídeo de reducido tamaño con una potente luz para visualizar el interior de la uretra y la vejiga), localiza el orificio ureteral del lado de la litiasis (cálculos o piedras en vía urinaria) y luego introduce un catéter uretral (sonda de fino calibre que se coloca dentro de la uretra).  Este proceso se llama una ureteropielografía retrógrada, se dibuja la vía con contraste que se ve con rayos X, para así introducir un alambre guía hasta la pelvis renal sobrepasando la litiasis. También puede dilatar el meato ureteral para facilitar la entrada posterior . Dependiendo de la localización del cálculo, se utiliza un ureteroscopio rígido o flexible, que le permite al médico llegar prácticamente a cualquier punto dentro del riñón.  Cuando se identifica el cálculo, puede extraerse utilizando una “cesta” especial. Si el cálculo es demasiado grande para extraerlo completamente, puede ser fragmentado por medio de láser o ultrasonidos. Puede que el médico tenga que colocar un catéter “doble J” (sonda flexible de pequeño calibre con curvatura en ambos extremos multiperforados) en el uréter para que la orina pueda fluir a través del sistema urinario. El catéter se retirará cuando el flujo de orina vuelva a ser normal. Esto puede durar entre varios días o algunas semanas, dependiendo la recuperación del paciente.  ¿Para quién está indicada?  Una ureterorrenoscopia está indicada para:  El tratamiento de la litiasis ureteral (cálculos urinario de uréter y riñón). Para el estudio de alteraciones uréter-pelvis, no aclaradas por métodos convencionales radiológicos. Estenosis (estrechamiento) del tracto urinario superior. Tumores vesicales. Para el diagnóstico de citología selectiva. Terapia alternativa de algunos procesos. ¿Por qué se realiza?  Una ureterorrenoscopia se realiza para: Extraer o fragmentar los cálculos por vía endoscópica.  Se realiza también para llegar a un diagnóstico preciso pieloureteral.  Para realizar al paciente biopsia intrauretral. Riesgos de una ureterorrenoscopia  Entre los riegos de la ureterorrenoscopia están: Hemorragia de cualquier parte del aparato urinario afectada por la exploración.  Perforación ureteral. Rotura de instrumentos o de catéteres quedando restos en el interior de la vía y que precisan de otras intervenciones para su extracción. Cólicos renales, por fragmentos litiásicos y/o coágulos, además de mucosa. Rotura del uréter de vejiga, total o parcial. Preparación  La preparación de una ureterorrenoscopia consiste en:  El paciente debe realizarse  todos los exámenes y estudios indicados por su médico. Tiene que estar en ayunas de 6 a 8 horas antes de realizarse el procedimiento. Debe dejar de fumar y tomar alcohol los días previos a la cirugía. El paciente debe indicar si es alérgico a algún medicamento antes de realizarse la intervención.  Debe evitar tomar medicamentos anticoagulantes o antiinflamatorios (aspirina o  ibuprofeno, por ejemplo), antes del procedimiento para evitar el riesgo de sangrados.  Cómo es la recuperación de una ureterorrenoscopia  La recuperación de la ureterorrenoscopia es bastante rápida para la mayoría de los pacientes: El paciente puede dejar el hospital 2 días después de realizarse el  procedimiento. La orina del paciente  puede contener algo de sangre durante un par de días. Si se colocó un catéter “doble J” durante el procedimiento, el médico lo retirará cuando el flujo de orina vuelva a ser normal. El paciente puede volver a sus actividades cotidianas después de 2 a 3 días de haberse realizado el procedimiento. Resultados Los resultados de una ureterorrenoscopia suelen ser muy efectivos para el paciente, es una técnica de alta operatividad y perfecta visión. El mayor beneficio es para pacientes con litiasis ureteral, ya que esta se puede arreglar evitando una cirugía abierta. Preguntas frecuentes ¿Cuánto dura una ureterorrenoscopia?  Una ureterorrenoscopia, dependiendo de la causa por la que se haya indicado el procedimiento, el ureteroscopio y la anatomía del paciente, puede durar desde 30 min a 1 hora . ¿Es dolorosa? La ureterorrenoscopia no es dolorosa, es un procedimiento que se realiza bajo anestesia general o local. Si se realiza bajo anestesia local, es posible que el paciente sienta algunas molestias.  ¿Debo ir acompañado a una ureterorrenoscopia?  Sí, se recomienda que el paciente vaya acompañado a una ureterorrenoscopia si lo desea. Aunque este no se irá a casa hasta que su médico se asegure de que todo con sistema urinario está en orden.
Operación de Próstata
Contenido de salud

Operación de Próstata

Definición La operación de próstata es la cirugía que se realiza para retirar parte o la totalidad de la próstata, ya sea por su gran tamaño o por estar afectada de un tumor maligno . ¿Cómo es una operación de próstata? La operación de próstata por adenoma (aumento de tamaño) es diferente de la cirugía de cáncer de próstata, vamos a describir ambas. Cirugía de adenoma de próstata : el paciente se encuentra  anestesiado con anestesia general  general o raquídea, (se pone anestesia en el canal medular para insensibilizar la parte inferior del cuerpo). A través de la uretra (canal interior del pene por donde sale la orina) se introduce una fibra óptica para, mediante un sistema láser, actuar en la próstata con tres técnicas diferentes según el tamaño prostático: Fotovaporización : en la que el láser produce un aumento de temperatura en la próstata dando lugar a su conversión en vapor de agua. Se usa cuando la próstata tiene un tamaño inferior a 60 cc. Fotorresección : que consiste en recortar la próstata en pequeños fragmentos que luego son extraídos a través de la uretra y que se usa cuando la próstata tiene un tamaño de hasta 120 cc. Enucleación : consiste en recortar y extraer los lóbulos prostáticos de una sola pieza. Se usa en próstatas con tamaño mayor a 120 cc. La cirugía de cáncer de próstata: se puede realizar mediante técnicas a cielo abierto y mediante cirugía endoscópica o robótica: Cirugía a cielo abierto de cáncer de próstata : en esta cirugía se realiza un incisión a nivel suprapúbico (localizado por encima de la sínfisis del pubis). Desde aquí se llega a la próstata, haciendo una prostatectomía radical en la que se extrae la próstata y las vesículas seminales. El mayor riesgo es que se pueden afectar nervios del entorno que van a dificultar posteriormente la erección, y se puede producir también incontinencia urinaria.  Cirugía robótica o laparoscópica : se producen mínimas incisiones en el abdomen, por las cuales se introduce tanto el sistema endoscópico como el instrumental necesario para la extracción de la próstata. La recuperación es más rápida, se produce menos sangrado y menos dolor pero también se puede afectar la erección y puede haber incontinencia urinaria. ¿Para quién está indicada? La cirugía de próstata por adenoma está indicada para aquellas personas cuya próstata tiene un tamaño mayor de 60 cc., presentan síntomas urinarios de retención de orina y/o nicturia (emisión de orina nocturna), que afecta gravemente a su calidad de vida . Respecto al cáncer de próstata se operan en aquellos casos en los que no existe metástasis, esto es, casos en los que el cáncer se encuentra solo dentro de la próstata.  ¿Por qué se realiza? Es una cirugía que, en el caso del adenoma de próstata, se realiza para impedir que se produzca una obstrucción a nivel de la uretra que impida la salida de la orina, y que esta se acumule a nivel de la vejiga, obligando a tener que llevar una sonda de forma permanente. En los casos de cáncer de próstata no diseminados, la extracción de la próstata si no hay metástasis, se realiza porque mejora el pronóstico de la enfermedad y junto con quimioterapia o radioterapia puede ser curativa. Riesgos de una operación de próstata Los riesgos de una operación de próstata son: Hemorragias. Infecciones. Eyaculación retrógrada (la eyaculación va hacia atrás). Impotencia. Incontinencia urinaria. Estenosis (estrechez del conducto) de la uretra por la cicatriz.  Preparación La preparación para una cirugía de próstata conlleva una analititca de sangre con coagulación y orina, electrocardiograma y radiología de tórax así como una visita al anestesista. No se deberá fumar en la semana a la cirugía. No se deben tomar fármacos antiinflamatorios como el ibuprofeno, ya que esto puede dar lugar a un mayor sangrado. Si se tiene tratamiento con anticoagulantes el paciente debe de informar al cirujano, que le indicará cómo debe de proceder al respecto. Está indicado realizar un ayuno de al menos 8 horas previas a la cirugía. Cómo es la recuperación de una operación de próstata Tras la cirugía de próstata la recuperación será progresiva. Es normal quedarse en el hospital un día, si se trata de una resección transuretral de la próstata, o hasta cinco días si se trata de una resección radical por cáncer de próstata . Tras la cirugía el paciente llevará una sonda vesical por la cual es normal que salga una orina hematúrica (con sangre), que se irá aclarando poco a poco y en unos quince días debería ser una orina clara. La sonda se mantendrá una semana más o menos. La reincorporación del paciente a su vida normal suele realizarse a partir del mes siguiente a la cirugía. Resultados La cirugía de próstata es una cirugía que da resultados satisfactorios cuando se trata de una cirugía de adenoma de próstata, ya que produce una mejora en la calidad de vida del paciente, que no tendrá que llevar sonda, ni tendrá que levantarse continuamente para orinar. Los resultados de una cirugía de cáncer de próstata son algo más complejos. Aunque la retirada de la próstata disminuye la posibilidad de progresión de la enfermedad, pueden quedar secuelas como son la impotencia y/o la incontinencia urinaria, que puede persistir en el tiempo. Preguntas frecuentes ¿Qué genera la próstata? La próstata genera el líquido prostático, que es necesario para mantener a los espermatozoides vivos, así como para facilitar su movimiento dentro de la vagina y el útero para lograr la fertilización del óvulo. ¿Qué pasa cuando se agranda la próstata? Cuando se agranda la próstata se producen los síntomas de un adenoma de próstata: Dificultad para orinar.  Urgencia urinaria (ganas repentinas de orinar). Nicturia ( expulsión involuntaria de orina durante la noche ). Retención urinaria. Infecciones de orina (cistitis) de repetición. Goteo posterior a la micción. Disminución en la fuerza del chorro de orina. ¿Cuáles son los síntomas de próstata inflamada? Los síntomas de próstata inflamada son: Disuria (dolor al orinar). Escozor al orinar. Dolor suprapúbico o en el área perineal.  Sensación de pesadez en zona perineal. Polaquiuria (aumento del número de veces que se orina). Urgencia urinaria.   Hematuria (sangre en la orina). Eyaculación dolorosa.  Sangre en el semen. ¿Cuáles son los síntomas del cáncer de próstata? Los síntomas del cáncer próstata son escasos y no suelen aparecer hasta estadios avanzados del proceso, ya que el cáncer de próstata se desarrolla en la parte externa de la glándula, y esto no produce síntomas perceptibles por el paciente hasta que no invade órganos cercanos, como son el recto y la vejiga, dando lugar a síntomas derivados de estos órganos. Cuando se dan síntomas estos suelen ser: Problemas para orinar. Hematuria (sangre en la orina). Impotencia. Dolor en zona lumbar, costillas , caderas (se producen por la metástasis del cáncer). ¿Cómo se puede prevenir el cáncer de próstata? El cáncer de próstata tiene una serie de factores que no son previsibles como es la herencia. Los hombres con familiares de primer grado que han padecido cáncer de próstata tienen más posibilidades de tenerlo que aquellos que no lo presentan en su familia. Las personas de raza negra y la edad son otros factores no previsibles. No se ha demostrado que el uso de fármacos o vitaminas prevenga el cáncer de próstata. Los estudios no han probado una clara relación entre la alimentación y el sobrepeso con el cáncer, aunque parece que una alimentación correcta y el ejercicio pueden dificultar su aparición.
Filtrado Glumerular
Contenido de salud

Filtrado Glumerular

Definición El filtrado glomerular es una determinación analitica que permite conocer el funcionamiento de los riñones analizando una muestra de sangre venosa. Con esta muestra, y mediante la determinación de otros parámetros como la creatinina, y teniendo en cuenta la edad del paciente se calcula el valor de filtrado glomerular (el glomérulo es una parte del riñón en la cual se produce el filtrado de la sangre). Tipos de filtrados glomerulares El filtrado glomerular se realiza mediante una analitca de sangre, a la cual y teniendo en cuenta diferentes factores, se aplican unas fórmulas matemáticas diferentes que  nos dan valores estimativos del filtrado: Cockcroft-gault. Tiene en cuenta la creatinina, el peso, el sexo y años. Es un sistema que hoy no se usa más que para investigacion. MDRD. (Modification of diet in renal disease). Se usa la albúmina, la creatinina, la urea, la edad, la raza y el sexo. MDR. Estimación del filtrado glomerular en relación a creatinina, edad y sexo. De estas tres fórmulas las más usada a nivel clínico es la tercera por su fácil cálculo. Preparación No se necesita ninguna preparación previa para el análisis del filtrado glomerular. Será necesario no tomar antibióticos dos días antes de la analitica, ya que puede alterar el valor del filtrado glomerular. Cómo se realiza un filtrado glomerular La determinación del filtrado glomerular se realiza extrayendo sangre mediante la punción de una vena y su posterior análisis en el laboratorio. Teniendo en cuenta el valor de la creatinina que tiene esta sangre expresada en miligramos por mililitro, la edad del paciente, el sexo y la raza del paciente, se aplica la fórmula matemática que permite hallar el filtrado glomerular estimado . Complicaciones de un filtrado glomerular La complicación posible del filtrado glomerular puede ser el derivado de la extracción de sangre. El paciente puede presentar hematoma en la zona de la punción . En personas muy sensibles se puede producir un leve mareo por la extracción de sangre, la persona se recuperará rápidamente permaneciendo tumbada unos minutos. Resultados Los resultados del filtrado glomerular se tienen disponibles en 2-3 días. El valor normal está cuando los resultados son iguales o mayores a 60 ml/min (mililitros por minuto). Por debajo de este valor se considera que puede haber una insuficiencia renal (los riñones no funcionan bien), pero este resultado precisa de un nuevo control pasadas unas 8 semanas para confirmar su anormalidad. Preguntas frecuentes ¿Cuál es el valor normal del filtrado glomerular? El valor normal del filtrado glomerular es el que se halla por encima de 60 ml/min. Se considera óptimo entre 90 y 120 ml/min . Entre 45 y 59 se dice que hay una insuficiencia renal leve, siempre y cuando el valor se repita en comprobación analitica pasados unas 8 semanas. Se considerará insuficiencia renal moderada si está entre 30 y 44 ml/min, grave si está entre 15 y 29 ml/min y severa por debajo de 15 ml/min. ¿Qué es el filtrado glomerular estimado? El filtrado glomerular estimado es cuando se aplica la fórmula matemática que solo tiene en cuenta la creatinina sanguínea, la edad  y el sexo del paciente. Es un valor reproducible que permite conocer de forma muy aproximada como están funcionando los riñones. Es la prueba que se realiza en la  clínica habitual. ¿Qué es Mdrd? El MDRD es una ecuación matemática que permite estimar el valor del filtrado glomerular, esta ecuación matemática se desarrolla con estudios que relacionan a personas con ERC (enfermedad renal crónica) en diferentes grados. Esto da lugar a que sea más imprecisa que el filtrado glomerular estimado en valores superiores a 60 ml/min de filtrado. Estas imprecisiones pueden dar lugar a que se someta a personas no enfermas a pruebas diagnósticas innecesarias. También puede originar que ciertas pruebas potencialmente nefrotóxicas (dañan al riñón) no se hagan. Es una prueba que prácticamente no se utiliza en el momento actual. ¿Qué es el FG? El filtrado glomerular es la capacidad que tienen los glomérulos (vasos sanguíneos situados en el riñón que actúan como filtro) de limpiar la sangre de impurezas en el riñón, eliminando estas a través de la orina.  Se habla de filtrado glomerular normal cuando es de entre 90 y 120 ml/min. Hay que tener en cuenta que la sangre que filtrará los riñones a lo largo de un día es de unos 180 litros. ¿Por qué se da un aliento urémico? El aliento urémico se produce por que el riñón pierde su función de filtro y las sustancias ricas en amoniaco que deberían eliminarse por la orina no se eliminadas.  Produce un olor característico a amoniaco. Además de presentarse el aliento urémico en la analitica de sangre se observará un aumento de la urea y de la creatinina.
Tratamiento del Cáncer de Colon
Contenido de salud

Tratamiento del Cáncer de Colon

Definición El tratamiento del cáncer de colon consiste en la aplicación de todos aquellos procedimientos destinados a conseguir la curación, disminuir los síntomas producidos por el tumor, y aumentar la calidad y esperanza de vida del paciente que lo padece. Para ello, intervienen varios especialistas médicos que, en conjunto, organizan el tratamiento integral del paciente (oncólogo, cirujano,  especialista en medicina digestiva, médico de familia, etc.). ¿Cómo es el tratamiento para el cáncer de colon? El tratamiento del cáncer de colon comprende las siguientes medidas:   Cirugía : puede realizarse por vía laparoscópica (mediante pequeñas incisiones en el abdomen y la introducción de un instrumental con una cámara y el material necesario para realizar la operación), o mediante cirugía abierta (realizar una incisión mayor en la pared abdominal).  Con ella se aborda la extirpación del tumor o de parte del intestino grueso donde esté localizado el tumor (colectomía o hemicolectomía), la extirpación de metástasis (crecimiento de lesiones tumorales en sitios diferentes del cuerpo, por ejemplo, en el hígado), o para solventar complicaciones derivadas de la progresión del tumor (por ejemplo, una obstrucción intestinal). Quimioterapia : aplicada como tratamiento adyuvante, es decir, para ayudar a conseguir mejores resultados de curación tras la cirugía, o de forma paliativa (no curativa), en pacientes que se pueden beneficiar con  un aumento de su calidad y esperanza de vida. Radioterapia : se utiliza antes de la cirugía en lesiones rectales grandes para disminuir el tamaño del tumor, o después de la cirugía para reducir la posibilidad de reaparición del tumor. También, como tratamiento paliativo en pacientes con metástasis óseas que tengan mal control del dolor. Inmunoterapia mediante administración de anticuerpos monoclonales: sustancias químicas que se unen selectivamente sobre las células del tumor para su destrucción. ¿Para quién está indicado? Según la extensión y características del tumor se realiza la indicación de uno u otro tratamiento. En general, para tumores con extensión local, se utiliza siempre la cirugía y, dependiendo de  la localización y del estadío concreto del tumor (clasificación de su extensión), se aplica quimioterapia y/o radioterapia. En la enfermedad avanzada, se utilizan los tratamientos de forma siempre paliativa: cirugía para resección de metástasis o solución de complicaciones derivadas del tumor, y quimioterapia o radioterapia, para mejorar o aumentar la calidad de vida del paciente y reducir los síntomas. ¿Por qué se realiza? El tratamiento del cáncer de colon se realiza con fines curativos (conseguir erradicar el tumor) y/o paliativos (mejorar de los sÍntomas que produce el tumor). Riesgos del tratamiento para el cáncer de colon: Los riesgos  del tratamiento para el cáncer de colon son los específicos de cada técnica o fármaco aplicado:  cirugía (colectomía o hemicolectomía, resección de metástasis, etc.), riesgo de infecciones o hematomas. quimioterapia, tolerancia a los fármacos y a los efectos adversos de los mismos. Preparación Según el tipo de tratamiento a aplicar, el médico le especificará al paciente si debe realizar algún tipo de preparación concreta. El paciente deberá firmar un consentimiento informado en el que se le explique el tratamiento, sus riesgos y alternativas. Igualmente, el paciente deberá informar al médico de las posibles enfermedades que padezca, alergias a medicamentos o tratamientos crónicos que tome. También de si es portador de marcapasos o de alguna prótesis. Antes de la cirugía, se le realizará un estudio preanestésico con radiografía de tórax, analítica de sangre y electrocardiograma, que será evaluado por el médico anestesista. Deberá mantener un ayuno de 8 horas antes de la intervención. No deberá portar elementos metálicos para la realización de la cirugía o aplicación de radioterapia. Antes de la administración de cada ciclo de quimioterapia, el médico evaluará cómo están las defensas del paciente y si tiene anemia (falta de glóbulos rojos). Determinará así, si se le puede administrar la siguiente dosis. Cómo es la recuperación del tratamiento para el cáncer de colon Después de cada tratamiento el paciente necesitará “recuperar fuerzas”. Los tratamientos son agresivos y no están exentos de efectos secundarios. Estos pueden presentarse en cualquier etapa del tratamiento y persistir incluso cuando ya se haya finalizado. Todos los efectos secundarios son valorados y tratados de forma específica por el médico oncólogo y el médico de familia.  Habitualmente, los efectos secundarios y la recuperación tras la quimioterapia y la radioterapia suelen estar acotados en el tiempo y desaparecer. La repercusión más importante y definitiva que puede presentarse se dará tras la cirugía, ya que, después de extraer el tumor y parte del intestino grueso, el paciente deberá usar una colostomía para el desecho de las heces (bolsa externa que lleva en el abdomen pegada para recoger las heces, que salen por un orificio en su pared realizado artificialmente por cirugía). A veces, durante todo el proceso y la recuperación, el paciente precisará de apoyo psicológico que le ayudará a gestionar la enfermedad y la repercusión de esta en su vida. Resultados El éxito del tratamiento se evaluará según el estado del paciente y los fines con los que se ha aplicado.  El médico oncólogo realizará controles con repetición de pruebas de imagen (escáner o TAC, ecografía...etc.) o control de marcadores tumorales (sustancias que aumentan en la sangre de forma más o menos específica cuando existen tumores), para ver el cambio del estado del tumor o su desaparición tras la aplicación de los tratamientos. Después de la cirugía, se recomendará realizar una colonoscopia al año y, posteriormente, cada 2 - 3 años. Los resultados de estos controles le serán explicados al paciente en las sucesivas consultas de revisión con el oncólogo . Preguntas frecuentes ¿Cuáles son las causas del cáncer de colon?  La causa de todos los tumores del cuerpo es una mutación, o alteración del material genético de una célula, que hace que empiece a multiplicarse sin control. Sin embargo, hay factores que pueden ayudar a que se desencadene. Factores ambientales y clínicos que pueden influir en su desarrollo: La dieta rica en grasas saturadas, pobre en fibras (fruta y verduras), donde abundan las carnes rojas, junto con un estilo de vida sedentario y el consumo de tabaco y alcohol. Un 20% de los tumores de colon tienen una predisposición genética: el riesgo de padecer cáncer colorrectal se multiplica por 2 o 3 cuando existe un familiar de primer grado diagnosticado de cáncer de colon. El padecer alguna enfermedad inflamatoria intestinal como colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, puede hacer que se desarrolle el tumor. En más del 90% de los cánceres de colon esporádicos existe una lesión precursora en el colon (un pólipo). ¿Cómo se detecta el cáncer de colon? La detección del cáncer de colon se realiza con el estudio de: Síntomas que el paciente puede presentar: sangrado con las heces, alteración del ritmo intestinal con diarrea y estreñimiento, dolor abdominal, pérdida de peso...etc. Exploración física: palpación de alguna masa en el abdomen o recto. Alteraciones en las pruebas diagnósticas: analítica de sangre (aparición de anemia, alteración de las enzimas hepáticas, elevación de marcadores tumorales...etc.), determinación de sangre oculta en heces (que obliga a hacer una prueba de imágen para concretar el diagnóstico), realización de una colonoscopia (permite localizar el tumor), realización de otras pruebas de imagen (TAC, resonancia... etc.) que sirven para ver la extensión del tumor. ¿Cómo es el marcador tumoral para el cáncer de colon? Los marcadores tumorales (sustancias que pueden ayudar al diagnóstico, seguimiento y control post-tratamiento del cáncer de colon), son el CEA y el CA 19.9 determinados en una analítica de sangre . ¿Cómo se puede prevenir el cáncer de colon? La prevención del cáncer de colon se puede realizar modificando los factores ambientales que pueden favorecer que se desencadene la enfermedad, por ejemplo con una adecuada alimentación.  En la población general se aconseja seguir una dieta normocalórica, baja en grasas saturadas, rica en fibras, frutas, verduras, legumbres y donde no abunde el consumo de carnes rojas. Evitar el consumo de tabaco y el alcohol. Puede ejercer un efecto protector la ingesta de vitaminas antioxidantes (vitamina A, C y E), betacarotenos, ácido fólico, calcio y selenio. Se debe hacer ejercicio físico evitando el sedentarismo. La influencia genética no se puede modificar. Las personas con antecedentes familiares de cáncer de colon, deben realizarse los controles preventivos de diagnóstico precoz establecidos (colonoscopias periódicas).  Los pacientes que padezcan enfermedades inflamatorias intestinales deben seguir, igualmente, un control médico y los tratamientos adecuados para prevenir la posible aparición de cáncer de colon.
Cistectomía Radical
Contenido de salud

Cistectomía Radical

Definición Es una intervención que consiste en la extirpación de la vejiga. Se realiza para tratar un tumor maligno , y se hace principalmente con la intención de curar el cáncer. Este procedimiento también crea una nueva vía para que la orina salga del cuerpo. ¿Cómo es la cistectomía radical? En la cistectomía radical el cirujano realiza una extracción completa de la vejiga. En el caso del hombre también extirpa la próstata y las vesículas seminales. En la mujer implica extirpar junto con la vejiga el útero, los ovarios y parte de la vagina. El especialista le puede recomendar al paciente los siguientes tipos de cirugía: Cirugía abierta : este procedimiento requiere una sola incisión en el abdomen para acceder a la pelvis y la vejiga. Cirugía laparoscópica : es una cirugía mínimamente invasiva, donde el cirujano realiza varias incisiones pequeñas en el abdomen por las que se insertan herramientas para entrar a la cavidad abdominal y realizar la cirugía. Cirugía robótica : este tipo de cirugía es también mínimamente invasiva, el cirujano se sienta frente a una consola y opera las herramientas quirúrgicas en forma remota. El procedimiento de la cistectomía radical se realiza bajo anestesia general, por lo que el paciente estará completamente dormido. El cirujano hace una incisión en el abdomen, más grande para la cirugía abierta, o varias incisiones pequeñas para la cirugía robótica o mínimamente invasiva. Después se procede a extraer la vejiga junto con los ganglios linfáticos cercanos. Es posible que se deba extraer también otros órganos ubicados cerca de la vejiga, como la uretra, la próstata y las vesículas seminales en los hombres; y la uretra, el útero, los ovarios y parte de la vagina en las mujeres. Después de extraer la vejiga, se deben reconstruir las vías urinarias con el fin de permitir que se libere la orina del cuerpo. Existen varias opciones: El Conducto ileal: el cirujano utiliza un parte del intestino delgado para crear un tubo que se une a los uréteres, y conecta a los riñones dando salida a la pared abdominal (estoma). Reconstrucción de neovejiga:  el cirujano utiliza una porción más larga del intestino delgado para crear un reservorio con forma de esfera que se convierte en la nueva vejiga. Depósito urinario continente: el cirujano utiliza una parte del intestino para crear un pequeño depósito dentro de la pared abdominal. A medida que el paciente produce orina, el depósito se llena y se utiliza una sonda para vaciar el reservorio varias veces al dia. El objetivo de una derivación urinaria es facilitar el almacenamiento seguro y la eliminación oportuna de orina después de una extracción de vejiga. ¿Para quién está indicada? La cistectomía radical está indicada para: Pacientes con un cáncer que comienza en la vejiga, o lesiones circundantes, y crece hasta afectar a la misma. Pacientes con defectos de nacimiento que afectan al sistema urinario. Pacientes con trastornos neurológicos o inflamatorios que afectan el sistema urinario. ¿Por qué se realiza? La cistectomía se realiza para tratar el cáncer de vejiga invasivo o no invasivo . También se puede realizar para tratar otros tumores pélvicos, como cáncer de colon, de próstata o de endometrio avanzado, y algunas afecciones no cancerosas o benignas, como anomalías congénitas o cistitis intersticial. Riesgos de la cistectomía radical Entre los riesgos de la cistectomía radical están: Infección. Apertura de los puntos de sutura. Fístulas temporales o permanentes. Defectos estéticos derivados de algunas de las complicaciones anteriores o procesos cicatriciales anormales. Intolerancia a los materiales de sutura, que puede precisar reintervención para su extracción. No conseguir la extirpación de la vejiga o que persistan los síntomas previos total o parcialmente. Hemorragia, tanto durante el acto quirúrgico como en el postoperatorio, de intensidad y gravedad variables. Parálisis intestinal pasajera o persistente. Obstrucción y fístulas intestinales que pueden precisar una nueva intervención. Preparación En la preparación de la cistectomía radical el paciente debe seguir las indicaciones de su médico antes de la cirugía. El paciente será sometido a un examen físico completo para que así el médico se asegure de su estado de salud. El examen físico puede ir acompañado de analiticas de sangre, electrocardiogramas y algunas otras pruebas diagnósticas. Es importante que el paciente informe al médico si está tomando alguna medicación y si es alérgico. Ya que en ocasiones puede que le indique que debe dejar de tomar algunos medicamentos antes de la cirugía. El paciente no debe tomar medicación que pueda afectar la coagulación sanguínea como las aspirinas (medicamentos anticoagulantes), para evitar riesgos de sangrados excesivos. Se recomienda que el paciente deje de fumar y tomar alcohol días antes de la cirugía. El paciente debe estar en ayunas 8 horas antes del procedimiento. Cómo es la recuperación de la cistectomía radical En la recuperación de la cistectomía radical el postoperatorio normalmente es de tres semanas . Durante ese tiempo se irá retirando la alimentación por sueros,  las sondas o drenajes se retirarán cuando el médico considere oportuno. En ocasiones hay que utilizar una sonda, que puede ser molesta, a través de la nariz para aspirar los gases y los jugos gástricos, con el fin de permitir la mejor cicatrización de las suturas en el intestino. Los intestinos tienden a ser la última parte en volver a funcionar después de la cirugía, por lo que es posible que el paciente tenga que permanecer en el hospital hasta que los intestinos estén nuevamente listos para absorber líquidos y nutrientes. El tiempo estimado de esta recuperación es de cinco a seis días. En las primeras seis a ocho semanas después de la cirugía, es posible que el paciente deba limitar sus actividades cotidianas, como levantar objetos pesados, conducir, bañarse, y regresar al trabajo. Además, durante algunas semanas posteriores a la cirugía, el paciente podría presentar algún dolor o molestias alrededor de las incisiones. Resultados Como resultado de la cistectomía radical se consigue controlar el cáncer de vejiga en un buen número de pacientes. La calidad de vida después de la operación depende de la técnica de reconstrucción empleada. Si se ha podido reconstruir la vejiga (neovejiga) el paciente puede llegar hacer una vida completamente normal . En ocasiones cuesta adaptarse a las nuevas formas de conducción de la orina. Los resultados pueden ser mejorados añadiendo otros tratamientos como la quimioterapia, si fuese necesario. Preguntas frecuentes ¿Qué es una resección transuretral de vejiga? La resección transuretral de vejiga es una operación que se realiza tanto para el diagnóstico como para el manejo del cáncer de vejiga. Durante la cirugía, el urólogo inserta en la vejiga, a través de la uretra, un tubo delgado con luz llamado cistoscopio, para examinar el revestimiento de la vejiga. Después el urólogo toma muestras del tejido, puede extirpar una parte, o la totalidad del cáncer de  vejiga a través de este tubo. ¿Qué es una urostomía? Una urostomía es una abertura en la barriga o pared abdominal hecha mediante cirugía. Sirve para desviar la orina fuera de la vejiga que está enferma o que no funciona correctamente. ¿Qué es una bolsa de urostomía? Una bolsa de urostomía es una bolsa especial que se utiliza para recoger la orina después de una cirugía de vejiga . La bolsa se fija a la piel alrededor del estoma (el agujero desde donde sale la orina.). ¿Qué es el Bricker? El bricker es una de las técnicas para la derivación urinaria más comunes. Se logra mediante la conexión de los uréteres a un segmento aislado de intestino de aproximadamente 10 cm, en el cual uno de sus extremos se cierra y el otro se exterioriza a través de la piel para formar un estoma , el cual es conectado a un anillo de plástico que se adhiere a la piel mediante pegamento, y sobre el cual se inserta una bolsa de plástico que se cambia cada vez que se llena. ¿Qué es una ureterostomía? La ureterostomía consiste en la derivación de la orina que producen los riñones, uniendo el uréter a la piel del abdomen. Esta derivación puede hacerse de manera permanente o de forma provisional, hasta que se recupere la normalidad de la vía.
Urografía
Contenido de salud

Urografía

Definición La urografía es una prueba médica que emplea el uso de contraste para observar las vías urinarias a través de rayos X , así como todo el aparato urinario, al ser filtrado el contraste por los riñones. La radiación a la que se expone el cuerpo es bastante elevada en comparación con otras técnicas médicas que ofrecen imágenes de mayorurotac calidad. Principales usos de las urografías La urografía puede emplearse como una prueba diagnóstica o como medio para planificar una operación. Los principales tipos de enfermedades en los que se aplica esta prueba son: Observar si existe la presencia de tumores (benignos o malignos) en las vías urinarias. Si fuese así el contraste administrado al paciente aparecía muescado. Ante un sangrado en la orina continuo, para conocer su origen y causa. Si el paciente ha sufrido un cólico renal, para determinar si tiene piedras en los riñones. Para identificar, ante una perforación del uréter o la vejiga, dónde se encuentra concretamente la rotura. Si se va a someter al paciente a una operación de las vías urinarias, utilizando la urografía como guía durante la intervención. Preparación Esta prueba no requiere ingreso hospitalario, pero después el paciente deberá permanecer un tiempo en observación. No debe ingerir ningún alimento ni bebida en las 8 horas previas a las prueba, además, el médico  aconseja una dieta con fibra la semana previa a la prueba para mantener el colon limpio. El paciente tendrá que cambiarse de ropa y ponerse una bata hospitalaria, así como quitarse los objetos metálicos . Si sospecha que pueda estar embarazada debe comunicárselo al médico, ya que esta prueba está contraindicada. Cómo se realiza una urografía Una vez que el paciente esté preparado sin objetos metálicos y con la bata hospitalaria, entrará en la sala de rayos X donde se realiza la prueba. Allí, se recostara en la camilla boca arriba y le pondrán una vía intravenosa, un manguito para medir la presión arterial y varios parches en el cuerpo para controlar el ritmo cardiaco. A través de la vía le administran el contraste yodado, el cual puede provocar molestias en el momento que se le inyecta, como escozor, e incluso la boca puede darle un sabor metálico. Cuando ya esté el contraste inyectado, el paciente debe permanecer inmóvil, ya que inician las radiografías secuenciadas , para ver como va avanzado el contraste. Después de la prueba, el paciente pasará a la sala de observación, donde será supervisado. Deberá beber mucha agua para eliminar el contraste y no producir un daño en el sistema urinario. Antes de irse se le solicitará una prueba de orina para comprobar que es normal. Complicaciones de una urografía En caso de tener una infección en los riñones o que estén dañados, no es recomendable hacer la prueba para evitar complicaciones y riesgos en el paciente. Además, esta prueba está contraindicada en mujeres embarazadas, y si están en periodo de lactancia es recomendable esperar también para realizarla. En el caso de que durante su desarrollo se produzcan complicaciones, las más habituales son: Alergia ante el contraste administrado. Vómitos o náuseas. Pérdida de conocimiento. Desvanecimientos. Bajada o subida brusca de la presión arterial. También se pueden dar complicaciones de mayor riesgo como un fallo renal agudo, embolias o coágulos y variaciones en la glándula del tiroides. Resultados Los resultados de la urografía se obtienen a los pocos minutos de realizar las radiografías secuenciadas, sin embargo una mala interpretación de una muestra o pérdida de contraste puede dar un diagnóstico erróneo , por lo que el especialista debe evaluar tranquilamente los resultados. En los resultados de una urografía se observan por tanto varias secuencias antes, durante y después del contraste. Se evalúa el filtrado de los riñones, los riñones en sí, los uréteres, y la capacidad de retención de la uretra. Si no existen muescas y no hay pérdida de contraste todo se verá bien perfilado y será un resultado normal. Preguntas frecuentes ¿Qué es un contraste de riñón? Es una prueba médica, llamada urografía intravenosa, por la cual se inyecta contraste yodado en la vía intravenosa del paciente, y se realizan radiografías secuenciadas para ver el sistema urinario del paciente. ¿Qué es la Urotac? UROTAC, son las siglas de Urografía por Tomografía Computarizada. Consiste en realizar un estudio de las vías urinarias con contraste a través de una máquina TAC , en vez de una de rayos X tradicional, cuya radiación es menor y las imágenes se obtiene en distintos planos y cortes. ¿Qué es una urografía excretora? También conocida como pielograma intravenoso, se emplea para estudiar el aparato excretor del paciente. ¿Qué es la pielografía? La pielografía es otro nombre que recibe la urografía, ya el procedimiento es el mismo, obtener imágenes mediante rayos X para evaluar la vejiga, los uréteres y los riñones del paciente. ¿Qué es la pielografía retrógrada?¿Y la pielografía ascendente? Pielografía retrógrada : se administra el contraste mediante una sonda urinaria directamente a los uréteres, para evaluar el sistema colector de los riñones. Pielografía ascendente :  se inyecta el contraste por vía endoscópica en el uréter terminal, para evaluarlo.