Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Gonalgia

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la gonalgia?

La rodilla es una de las articulaciones más complejas del cuerpo humano, debido a la cantidad de estructuras que la componen. Tiene una importancia primordial en nuestra estabilidad y desplazamiento, sometiéndose a fuertes cargas y rápidos cambios de dirección. La gonalgia es un término general que usamos cuando nos referimos a dolor en las rodillas por causas traumáticas o no traumáticas.
Una lesión en la rodilla puede afectar a cualquiera de los ligamentos, tendones o bolsas sinoviales de la articulación.

Tipos de gonalgia

Una lesión en la rodilla puede afectar a cualquiera de los ligamentos, tendones o bolsas sinoviales de la articulación, entre los que más frecuentemente encontramos:

  • Artrosis: común en mujeres mayores de 50 años. El síntoma principal es el dolor que empeora con la actividad física. Es de evolución progresiva, alterando la alineación de las extremidades inferiores y produciendo derrames articulares.
  • Procesos inflamatorios articulares: la tumefacción es el signo característico, con maniobras al examen físico, se puede discernir si el proceso inflamatorio es extra articular o intra articular.
  • Bursitis y tendinitis: las bursitis son lesiones localizadas bien delimitadas en determinadas áreas de la rodilla como la zona anterior (bursitis pre rotuliana) o zona lateral (bursitis anserina o de la pata de ganso). Las tendinitis son producidas por traumatismos repetidos o alteraciones en la microcirculación del tendón.
  • Síndrome patelofemoral: pacientes con inestabilidad y dolor en la zona interna de la rodilla que se exacerba al subir y bajar escaleras y en cuclillas.
  • Enfermedad intraarticular: la mayoría con antecedentes traumáticos, pueden acompañarse de rotura de los ligamentos de la rodilla y originar derrame articular, lo cual se traduce en sensación de inestabilidad y bloqueo de rodilla en semiflexión. 

Síntomas de la gonalgia

Los síntomas de la gonalgia son:

  • Dolor, la ubicación e intensidad pueden variar según la causa del problema
  • Inflamación y rigidez
  • Enrojecimiento y aumento de la temperatura al tacto
  • Sonidos de chasquidos o crujidos
  • Incapacidad de realizar determinados movimientos con la articulación

Causas de la gonalgia

Las causas se pueden dividir en si tienen origen traumático o no traumático:

  • Traumático: el antecedente de traumatismo directo, torsión excesiva de rodilla con pie fijo en suelo o caída con golpe sobre las rodillas puede producir desde una simple contusión, lesión de ligamentos y meniscos, hasta una lesión ósea.
  • No traumático: dolor en rodilla por enfermedades que cursen con síntomas y signos articulares como los procesos degenerativos, reumáticos o infecciosos, entre los cuales destacan la artrosis con deterioro del cartílago debido al uso y edad, artritis reumatoide en la cual, por mecanismos autoinmunitarios hay destrucción de articulaciones, siendo la rodilla una de las más frecuentes, gota o acumulación de cristales de ácido úrico y pseudogota por cristales de calcio y artritis séptica por infección directa del espacio articular.

Tratamiento de la gonalgia

El tratamiento depende de la causa que la produce, en general, se basa en:

  • Tratamiento farmacológico: en este apartado encontramos aquellos medicamentos indicados propiamente para la enfermedad, como puede ser la gota o artritis reumatoidea y aquellos generales indicados para el dolor. Es importante no automedicarse ni exceder de la dosis recomendada por el médico especialista.
  • Fisioterapia: el médico puede sugerir realizar fisioterapia para fortalecer los músculos alrededor de la rodilla, para mejorar la flexibilidad o para corregir patrones de movimiento. Es importante colocarse en las manos de fisioterapeutas reconocidos y no realizar ejercicios a través de vídeos o recomendados por amigos o internet, ya que podemos hacernos un mayor daño. El fisioterapeuta, para determinadas situaciones, puede usar dispositivos de inmovilización que ayudan a proteger y dar soporte a la rodilla.
  • Inyecciones: este tipo de tratamiento solo debe ser realizado por un médico especialista, quien después de evaluar puede indicar colocar corticoides, ácido hialurónico o plasma rico en plaquetas directamente a la articulación para reducir la inflamación, el dolor, mejorar la movilidad y favorecer la cicatrización.
  • Cirugía: en algunas ocasiones, la cirugía es el único método para reparar el problema articular. Puede realizarse a través de artroscopia, en la cual, por fibra óptica y pequeñas incisiones se puede reparar cartílago y ligamento. También puede realizarse cirugía abierta en el caso de reemplazo de rodilla.

Pruebas complementarias realizadas en caso de gonalgia

Tras realizar el examen físico articular, el médico especialista puede indicar alguna de las siguientes pruebas diagnósticas:

  • Rayos X: con esta técnica se pueden descartar enfermedades degenerativas y fracturas.
  • Tomografía: con este método se realizan imágenes radiográficas desde diferentes ángulos, recreando imágenes en tercera dimensión que permiten diagnosticar tempranamente procesos degenerativos, gota y enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoidea.
  • Ecografía: produce imágenes en tiempo real de las estructuras de tejido blando del interior y alrededor de la rodilla. Además, se puede utilizar para la toma de biopsia y aspiración de líquido articular.
  • Resonancia Magnética: esta prueba es de utilidad para lesiones de ligamentos, cartílagos, músculos y tendones, por producir imágenes tridimensionales. 

Factores desencadenantes de gonalgia

Hay varios factores que pueden desencadenar una gonalgia:

  • Sobrepeso: al aumentar de peso, se incrementa la exigencia sobre las articulaciones de las rodillas, favoreciendo también el riesgo de artrosis al acelerar la ruptura del cartílago.
  • Disminución de fuerza muscular: la musculatura alrededor de la articulación la estabiliza y protege, así como su flexibilidad permite aportar amplitud completa de movimiento a la articulación.
  • Lesiones ocupacionales y deportivas: deportes con impacto repetido que absorben las rodillas producen mayor daño, así como también trabajos con movimientos repetitivos.
  • Lesiones previas en la articulación hacen ser susceptibles de nuevas lesiones.

Complicaciones de la gonalgia

Si una gonalgia no es tratada a tiempo puede ocasionar lesiones osteocondrales residuales y recidivantes con alteraciones en los mecanismos de extensión y flexión, lo que se traduce en importantes alteraciones de la movilidad y limitación funcional.

Prevención de la gonalgia

Aunque existen factores no modificables como las enfermedades autoinmunes, podemos poner en práctica los siguientes consejos para mejorar nuestra salud articular:

  • Mantener un peso adecuado.
  • Realizar deporte de forma regular asegurándonos de realizar patrones de movimiento y técnica correctos.
  • Elegir deporte según indicación de nuestro médico especialista. Por ejemplo, personas con artrosis severa se benefician de actividades de bajo impacto o bajo el agua para disminuir el dolor, fortalecer musculatura y no dañar la articulación.
  • Elegir adecuadamente el calzado para que proporcione la amortiguación necesaria para las actividades diarias.
  • Hacer pausas para movernos cuando realizamos desplazamientos largos o si estamos mucho tiempo sentados.

Preguntas frecuentes

¿Qué diferencia hay entre gonalgia y gonartrosis?

La gonalgia es el dolor en la articulación de la rodilla de forma general, en cambio, la gonartrosis, implica enfermedad articular crónica degenerativa y progresiva de la rodilla.

¿Se puede realizar ejercicio padeciendo gonalgia?

El ejercicio debe realizarse cuando no se presente dolor y solo si es indicado por el médico, ya que, si se realiza de forma brusca, puede originar complicaciones crónicas en la rodilla.

¿Son lo mismo coxalgia y gonalgia?

No son lo mismo, ya que coxalgia es el término empleado de forma general para el dolor originado en la cadera y gonalgia para el dolor en la rodilla.