Glioblastoma

Atención presencial cuando la necesites
Videoconsulta para resolver tus dudas
Un médico te llama en menos de una hora
Chat médico 24 horas los 365 días del año
Regístrate

¿Qué es glioblastoma?

Es un tipo de tumor maligno y agresivo que se desarrolla en el cerebro o en la médula espinal. Es una enfermedad grave difícil de curar, a veces incurable.
Los síntomas que desencadena un glioblastoma varían según el paciente, el tamaño del tumor y su localización.

Tipos de cáncer en el cerebro

Los principales tipos de cáncer cerebral son:

  • Glioblastoma: es el tipo de tumor cerebral más grave. Se produce en el cerebro al aparecer células cancerosas que desarrollan un tumor  en los astrocitos, que son los encargados de dar apoyo a las neuronas.
  • Ependimoma: Este tipo de cáncer se produce al formarse los tumores en los conductos que recubren el líquido cefalorraquídeo que conectan el cerebro con la médula espinal.
  • Oligodendroglioma: En este caso las células cancerosas se desarrollan en los oligodendrocitos, que son los encargados de producir una sustancia para proteger a las neuronas.

Causas del glioblastoma

Como en la mayoría de los tumores la causa que produce el desarrollo de un glioma no es conocida, sin embargo, cuando se produce un glioma metastásico o secundario se debe a la presencia de un tumor en otra parte del cuerpo.

Síntomas de glioblastoma

Los síntomas que desencadena un glioblastoma varían según el paciente, el tamaño del tumor y su localización.

Los principales síntomas son:

  • Dolor de cabeza.
  • Confusión.
  • Náuseas y/o vómitos.
  • Problemas de equilibrio, habla y vista.
  • Cambios del estado de ánimo bruscos.
  • Pérdida de la memoria.

Tratamiento para el glioblastoma

El tratamiento ante un glioblastoma se divide en diferentes fases:

  • Cirugía: mediante una intervención quirúrgica se procede a extraer la mayor parte del tumor cerebral, sin embargo al crecer sobre el tejido del cerebro no se puede extraer por completo y se deben aplicar tratamientos posteriores.
  • Radioterapia: se realiza tras la cirugía como medio para matar las células cancerosas que residen aún en el cerebro y evitar que vuelva a producirse un glioblastoma.
  • Quimioterapia: se emplea para eliminar células cancerosas, siendo un tratamiento más invasivo.
  • Cuidados paliativos: en casos en los que el tumor este muy avanzado el paciente recibirá cuidados paliativos cuyo principal fin es reducir los dolores y mejorar la calidad de vida del paciente.

Si el paciente no puede someterse a cirugía los principales tratamientos serán la radioterapia y la quimioterapia.

Pruebas complementarias del tratamiento de glioblastoma

Para determinar un diagnóstico fiable ante la presencia de un glioblastoma se realizan diferentes pruebas:

  • Análisis neurológico completo: se inicia mediante una entrevista médica entre el médico y el paciente sobre los síntomas y dolencias que padece, después se realizará un examen físico preliminar midiendo factores como la vista, coordinación, los reflejos, etc.  para valorar qué parámetros se encuentran alterados.
  • Diagnóstico por imágenes: son la resonancia magnética y la tomografía computarizada, mediante estas pruebas se valorarán las dimensiones del tumor así como la localización exacta del mismo.
  • Biopsia: La biopsia se puede realizar previamente a la cirugía o durante la misma para evaluar el tejido del que está compuesto el tumor.

Factores desencadenantes de glioblastoma

Los factores desencadenantes de un glioblastoma son desconocidos al igual que en la mayoría de tumores, cuyo origen se desconoce.

Factores de riesgo de glioblastoma

A pesar de que la causa de un glioblastoma suele ser desconocida hay una serie de factores de riesgo que pueden potenciar que un paciente lo desarrolle, son:

  • La edad: en este tipo de tumor cerebral la edad es un factor influyente ya que son más frecuentes en pacientes de entre 60 y 80 años. No obstante puede aparecer a cualquier edad.
  • Radiación ionizante:  las personas expuestas a este tipo de radiación tienen mayor probabilidad de sufrir un tumor cerebral.
  • Antecedentes familiares: A pesar de que el glioblastoma no se ha demostrado que sea hereditario es importante conocer el historial clínico de los familiares que lo hayan padecido para realizar revisiones médicas rutinarias como prevención.

Complicaciones de glioblastoma

  • Edema.
  • Daños cognitivos y psicológicos.
  • Trastornos neurológicos y visuales.
  • Hidrocefalia.
  • Fallecimiento.

Prevención de glioblastoma

Realizarse chequeos médicos periódicos para en caso de padecer un glioblastoma poder empezar a tratarlo a tiempo.

Especialidades a las que pertenece el glioblastoma

Los especialistas encargados de tratar el glioblastoma en pacientes son los neurólogos y oncólogos.

Preguntas frecuentes:

¿Cuál es la esperanza de vida de una persona con glioblastoma?

La esperanza de vida varía según el nivel de gravedad de la enfermedad, estando comprendida entre los 6 meses y los 5 años.

¿Cuáles son los cuidados para una persona con glioblastoma?

Una persona con glioblastoma deberá seguir las indicaciones médicas que le haya ordenado el especialista acudiendo a las sesiones de quimioterapia y radioterapia.

Además deberá tomar la medicación pertinente y evitar contraer enfermedades ya que su sistema inmunitario está debilitado y puede agravar su enfermedad.

Si el paciente lo necesita podrá recibir asistencia domiciliaria.

¿Cuáles son las fases de un tumor cerebral?

Una vez diagnosticado el tumor cerebral se valorará el mejor tratamiento para el paciente.

Si todavía no está demasiado extendido la primera fase será la intervención quirúrgica para extirpar la mayor parte del tumor, después el paciente será sometido a radioterapia y quimioterapia para reducir las células cancerosas.

En caso de que el paciente entre en fase terminal será derivado a cuidados paliativos para reducir en todo lo posible los dolores.

¿Qué es un glioma en el cerebro?

Los gliomas son tumores que se desarrollan en las células del tejido del cerebro. Pueden ser de origen primario si se han creado directamente en el tejido cerebral o de origen metastásico o secundario si se producen derivados de un tumor en otra parte del cuerpo.

¿Cuáles son las consecuencias de glioblastoma?

El glioblastoma es un tipo de tumor cerebral en el que las células cancerosas afectan a los astrocitos encargados de dar soporte a las neuronas. Por tanto las principales consecuencias son las alteraciones neuronales en el paciente, así como las cognitivas y motoras.

Artículos relacionados Ver todos
Mielitis
Enfermedad

Mielitis

¿Qué es la mielitis? La mielitis es el conjunto de enfermedades que dan lugar a una inflamación de la médula espina l, secundaria a la infección vírica o bacteriana o a otros procesos inflamatorios. Los casos suelen ser unos 6 a 14 casos por millón de habitantes año. Es una enfermedad grave que debe de ser tratada de forma rápida tras el diagnóstico para evitar secuelas. Tipos de mielitis  Los tipos pueden clasificarse en función de su duración en: Aguda: Tiene una aparición rápida y los síntomas se manifiestan de forma brusca es la más difícil de tratar. Subaguda: Los síntomas aparecen gradualmente. Crónica: Se puede dar en personas jóvenes con trastornos inmunitarios pero también en ancianos. Según la zona que afecta sera: Limitada: Afecta a un foco localizado en la médula espinal Difusa: Afecta a toda la médula espinal. Multifocal: Afecta a varias zonas. Mielitis transversa: Afecta a diversos segmentos que están uno junto a otro. Causas de la mielitis Las causas son variadas: Alteraciones del tejido conectivo como son la esclerosis múltiple, el lupus eritematoso sistémico, la neuromielitis óptica y el síndrome de Sjöegren, la esclerodermia o la sarcoidosis. Infecciones víricas como la varicela o el citomegalovirus, Infecciones bacterianas como la sífilis o la tuberculosis, hongos o toxoplasmosis. Síntomas de mielitis Los síntomas son fiebre alta, dolor de cabeza, parestesias, pérdida de control de esfínter urinario , dolor punzante a nivel de la espalda y las piernas, debilidad muscular, hormigueo en manos y pies, y sensibilidad intensa al calor y al frío. Tratamiento para la mielitis El tratamiento inicial será los corticoides intravenosos y la rehabilitación , que pueden llevar asociados el tratamiento necesario para la infección si la hubiera. Cuando no responde a los corticoides se puede usar la plasmaféresis que lo que hacen es retirar los anticuerpos contra la médula espinal de la sangre. El tratamiento rehabilitador se puede prolongar hasta 2 años. Pruebas complementarias del tratamiento de mielitis Las pruebas complementarias para el diagnóstico serán analítica de sangre con recuento celular y velocidad de sedimentación en la cual se hallará un aumento de los glóbulos blancos y de la velocidad de sedimentación. También se procederá a analítica en laboratorio de microbiología del líquido cefalorraquídeo con cultivo del mismo para reconocer el germen que produce la infección. Entre las pruebas de imagen se deberá de realizar lo antes posible una resonancia magnética para poder valorar la compresión medular si la hubiera o bien la inflamación de la médula espinal. Factores desencadenantes de mielitis Los factores desencadenantes de la mielitis serán las infecciones virales por herpes virus y enterovirus, enfermedades bacterianas como tuberculosis, sífilis, leptospirosis y neuroborreliosis. Factores de riesgo de mielitis Son factores de riesgo ciertas enfermedades como la esclerosis múltiple, la enfermedad de Lyme o el lupus. También ciertos fármacos como los antipalúdicos y antimicóticos , así como la heroína intravenosa y las anfetaminas. Complicaciones de la mielitis Dolor crónico. Espasmos musculares. Parálisis de brazos y piernas. Disfunción eréctil. Anosgarmia. Depresión Problemas cardiacos graves. Disestesias. Prevención de la mielitis No consumir heroína intravenosa. Vacunación de la poliomielitis. Tratamiento de la sífilis de modo precoz. Tratamiento de la tuberculosis de modo precoz. No consumir anfetaminas. Especialidades a las que pertenece la mielitis La mielitis va a ser tratada por médicos neurólogos. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la mielitis transversa? La mielitis transversa es la inflamación aguda de la sustancia blanca y gris de varios segmentos medulares adyacentes, en general a nivel torácico, suele afectar a la médula de forma difusa. ¿Es curable la mielitis? La mielitis es curable, puede tardar de hasta dos años en llegar a la normalidad , en aquellos casos en que los síntomas son muy rápidos de instauración, es más difícil la curación sin secuelas. Cuando la mejoría no se produce en los primeros cinco meses tras el tratamiento, la evolución suele ser peor, dejando secuelas al paciente. El diagnóstico rápido y el tratamiento precoz mejora el resultado final. ¿Qué es la mielosis? La mielosis funicular es la degeneración de la médula espinal. Se trata de una enfermedad desmielinizante, casi siempre combinada (afecta a varios cordones medulares), aparece vinculada a la anemia perniciosa (escasez de glóbulos en el organismo) en un 80% de los casos y a la aclorhidria gástrica (ausencia de ácido gástrico) y da lugar a parestesias, debilidad muscular y alteraciones de la sensibilidad. ¿Cuáles son las secuelas de una mielitis? Las secuelas de la mielitis no podrán ser valoradas hasta pasadas dos años. Pueden ser alteraciones de la sensibilidad, adormecimiento de extremidades y, en algunos casos, parálisis mantenida. ¿Qué es la neuromielitis óptica? La neuromielitis óptica es una enfermedad neurológica, que produce una desmielinización a nivel del nervio óptico y de la médula espinal . Suele ser una enfermedad que actúa en brotes y da lugar a una recuperación posterior no total, con una discapacidad que va aumentando según lo hace el número de brotes. Hasta un 50% de los pacientes se quedan ciegos en cinco años y hasta un 20% pueden morir. Se considera una enfermedad rara.
Glioblastoma
Enfermedad

Glioblastoma

¿Qué es glioblastoma? Es un tipo de t umor maligno y agresivo que se desarrolla en el cerebro o en la médula espinal. Es una enfermedad grave difícil de curar, a veces incurable. Tipos de cáncer en el cerebro Los principales tipos de cáncer cerebral son: Glioblastoma: es el tipo de tumor cerebral más grave. Se produce en el cerebro al aparecer células cancerosas que desarrollan un tumor  en los astrocitos, que son los encargados de dar apoyo a las neuronas. Ependimoma: Este tipo de cáncer se produce al formarse los tumores en los conductos que recubren el líquido cefalorraquídeo que conectan el cerebro con la médula espinal. Oligodendroglioma: En este caso las células cancerosas se desarrollan en los oligodendrocitos, que son los encargados de producir una sustancia para proteger a las neuronas. Causas del glioblastoma Como en la mayoría de los tumores la causa que produce el desarrollo de un glioma no es conocida, sin embargo, cuando se produce un glioma metastásico o secundario se debe a la presencia de un tumor en otra parte del cuerpo. Síntomas de glioblastoma Los síntomas que desencadena un glioblastoma varían según el paciente, el tamaño del tumor y su localización. Los principales síntomas son: Dolor de cabeza. Confusión. Náuseas y/o vómitos. Problemas de equilibrio, habla y vista. Cambios del estado de ánimo bruscos. Pérdida de la memoria. Tratamiento para el glioblastoma El tratamiento ante un glioblastoma se divide en diferentes fases: Cirugía: mediante una intervención quirúrgica se procede a extraer la mayor parte del tumor cerebral, sin embargo al crecer sobre el tejido del cerebro no se puede extraer por completo y se deben aplicar tratamientos posteriores. Radioterapia: se realiza tras la cirugía como medio para matar las células cancerosas que residen aún en el cerebro y evitar que vuelva a producirse un glioblastoma. Quimioterapia: se emplea para eliminar células cancerosas, siendo un tratamiento más invasivo. Cuidados paliativos : en casos en los que el tumor este muy avanzado el paciente recibirá cuidados paliativos cuyo principal fin es reducir los dolores y mejorar la calidad de vida del paciente. Si el paciente no puede someterse a cirugía los principales tratamientos serán la radioterapia y la quimioterapia. Pruebas complementarias del tratamiento de glioblastoma Para determinar un diagnóstico fiable ante la presencia de un glioblastoma se realizan diferentes pruebas: Análisis neurológico completo: se inicia mediante una entrevista médica entre el médico y el paciente sobre los síntomas y dolencias que padece, después se realizará un examen físico preliminar midiendo factores como la vista, coordinación, los reflejos, etc.  para valorar qué parámetros se encuentran alterados. Diagnóstico por imágenes: son la resonancia magnética y la tomografía computarizada, mediante estas pruebas se valorarán las dimensiones del tumor así como la localización exacta del mismo. Biopsia: La biopsia se puede realizar previamente a la cirugía o durante la misma para evaluar el tejido del que está compuesto el tumor. Factores desencadenantes de glioblastoma Los factores desencadenantes de un glioblastoma son desconocidos al igual que en la mayoría de tumores, cuyo origen se desconoce. Factores de riesgo de glioblastoma A pesar de que la causa de un glioblastoma suele ser desconocida hay una serie de factores de riesgo que pueden potenciar que un paciente lo desarrolle, son: La edad: en este tipo de tumor cerebral la edad es un factor influyente ya que son más frecuentes en pacientes de entre 60 y 80 años. No obstante puede aparecer a cualquier edad. Radiación ionizante:  las personas expuestas a este tipo de radiación tienen mayor probabilidad de sufrir un tumor cerebral. Antecedentes familiares: A pesar de que el glioblastoma no se ha demostrado que sea hereditario es importante conocer el historial clínico de los familiares que lo hayan padecido para realizar revisiones médicas rutinarias como prevención. Complicaciones de glioblastoma Edema. Daños cognitivos y psicológicos. Trastornos neurológicos y visuales. Hidrocefalia. Fallecimiento. Prevención de glioblastoma Realizarse chequeos médicos periódicos para en caso de padecer un glioblastoma poder empezar a tratarlo a tiempo. Especialidades a las que pertenece el glioblastoma Los especialistas encargados de tratar el glioblastoma en pacientes son los neurólogos y oncólogos. Preguntas frecuentes: ¿Cuál es la esperanza de vida de una persona con glioblastoma? La esperanza de vida varía según el nivel de gravedad de la enfermedad, estando comprendida entre los 6 meses y los 5 años. ¿Cuáles son los cuidados para una persona con glioblastoma? Una persona con glioblastoma deberá seguir las indicaciones médicas que le haya ordenado el especialista acudiendo a las sesiones de quimioterapia y radioterapia. Además deberá tomar la medicación pertinente y evitar contraer enfermedades ya que su sistema inmunitario está debilitado y puede agravar su enfermedad. Si el paciente lo necesita podrá recibir asistencia domiciliaria. ¿Cuáles son las fases de un tumor cerebral? Una vez diagnosticado el tumor cerebral se valorará el mejor tratamiento para el paciente. Si todavía no está demasiado extendido la primera fase será la intervención quirúrgica para extirpar la mayor parte del tumor, después el paciente será sometido a radioterapia y quimioterapia para reducir las células cancerosas. En caso de que el paciente entre en fase terminal será derivado a cuidados paliativos para reducir en todo lo posible los dolores. ¿Qué es un glioma en el cerebro? Los gliomas son tumores que se desarrollan en las células del tejido del cerebro . Pueden ser de origen primario si se han creado directamente en el tejido cerebral o de origen metastásico o secundario si se producen derivados de un tumor en otra parte del cuerpo. ¿Cuáles son las consecuencias de glioblastoma? El glioblastoma es un tipo de tumor cerebral en el que las células cancerosas afectan a los astrocitos encargados de dar soporte a las neuronas. Por tanto las principales consecuencias son las alteraciones neuronales en el paciente, así como las cognitivas y motoras.
Parkinson
Enfermedad

Parkinson

¿Qué es el Parkinson? El Parkinson o enfermedad de Parkinson idiopática, es un trastorno del movimiento crónico y progresivo . Es el síndrome parkinsoniano más común.  Aunque su frecuencia es similar en ambos sexos, predomina ligeramente en los varones, apareciendo en torno a los 55 años. Es el trastorno neurodegenerativo más frecuente (después de la enfermedad de Alzheimer), aunque su prevalencia varía ampliamente a lo largo del mundo. Se trata de una enfermedad grave, pues determina de forma progresiva una limitación importante en la vida del paciente, pudiendo llegar a convertirlo en una persona dependiente para la realización de las actividades de la vida diaria, a parte de desencadenar en complicaciones importantes. Tipos de Parkinson A parte de la enfermedad de Parkinson idiopática, existen otros síndromes parkinsonianos primarios o secundarios, que tienen en común la presentación clínica con síntomas similares, aunque sus orígenes sean diferentes: Primarios : enfermedad de Parkinson, parálisis supranuclear progresiva, degeneración corticobasal gangliónica, atrofia multisistémica, enfermedad por cuerpos de Lewy difusos, enfermedad de Machado-Joseph, enfermedad de Huntington, enfermedad Hallervorden-Spatz, y el complejo parkinsonismo-demencia-esclerosis lateral amiotrófica. Secundarios : se encuentran los parkinsonismos inducidos por fármacos o por tóxicos, parkinsonismos por alteraciones metabólicas, por infecciones, o por enfermedades vasculares. También encontramos los parkinsonismos por hidrocefalia a presión normal, por tumores, o el derivado del padecimiento del síndrome neuroléptico maligno. Causas del Parkinson La causa de la enfermedad de Parkinson es desconocida y se cree que es multifactorial. En el proceso se produce una degeneración neuronal en la sustancia negra (parte del cerebro que interviene en procesos como el movimiento), lo que conlleva una disminución en los niveles de dopamina, que es el neurotransmisor o molécula que sirve para la transmisión de información entre neuronas, que tiene entre otras funciones fundamentales, la coordinación del movimiento. Síntomas del Parkinson Los síntomas clínicos más importantes de la enfermedad de Parkinson son: Temblor en reposo, sobre todo en miembros superiores y más en antebrazos y manos, que empeora con el cansancio y el nerviosismo y desaparece durante el sueño. Rigidez, que consiste en un aumento del tono muscular. Lentitud en los movimientos (bradicinesia), que es el síntoma más invalidante, afectando a movimientos como el balanceo de los brazos al caminar, la escritura, la deglución o la expresión facial, mostrando una inexpresividad en el rostro. Inestabilidad postural, que suele aparecer en las fases avanzadas, adoptando el paciente una postura con flexión del tronco y de la cabeza. Pueden existir otras alteraciones menos frecuentes o secundarias como alteraciones digestivas (náuseas, vómitos o estreñimiento), dermatológicas (dermatitis seborreica), trastornos sensitivos (dolor o entumecimiento), síntomas psíquicos (depresión)...etc. Tratamiento para el Parkinson El abordaje del paciente en el tratamiento es multidisciplinar . Dentro de las terapias no farmacológicas se aplican entre otras la fisioterapia y la terapia ocupacional, y es conveniente tener el respaldo de los grupos de apoyo de asociaciones y grupos de enfermos y afectados. Es importante también mantener un buen estado nutricional en el paciente, a quien se le indica siempre la realización de una dieta rica en fibra, equilibrada y con una adecuada hidratación. El tratamiento farmacológico va orientado a potenciar la independencia y la calidad de vida del paciente. La Levodopa es el fármaco más eficaz en el control de los síntomas motores. Los fármacos agonistas dopaminérgicos (como Bromocriptina , Cabergolina y Apomorfina ), se utilizan solos ante afectaciones leves-moderadas o en asociación con Levodopa en fases avanzadas. Los agentes anticolinérgicos se utilizan sobre todo en pacientes jóvenes con predominio clínico de temblor en reposo. Los Inhibidores de la monoaminooxidasa-B (IMAO-B) (como la Selegilina o la Rasagilina ) aportan una leve mejoría de los síntomas en estadios iniciales. La Amantadina puede mejorar la bradicinesia, la rigidez y el temblor durante un periodo corto de tiempo. El tratamiento quirúrgico está indicado en pacientes relativamente jóvenes, con sintomatología incapacitante y que no responden a la medicación o presentan intolerancia o efectos secundarios debidos a la misma. Pruebas complementarias del diagnóstico del Parkinson El diagnóstico del Parkinson es fundamentalmente clínico , no hay pruebas analíticas propias de la enfermedad. La determinación de test genéticos estaría indicada solo en las formas familiares de esta enfermedad. Se pueden realizar pruebas de imagen neurológicas para realizar el diagnóstico diferencial con otras patologías y descartar otras causas de síndrome parkinsoniano, (alteraciones con síntomas y signos similares a los que aparecen en el Parkinson pero que son debidos a otras causas, como lesiones vasculares, tumores, hidrocefalia…etc), aunque no se realizan de forma rutinaria. Estas son: RMN, tomografía de emisión de fotones o de positrones, TAC craneal y ultrasonografía transcraneal. Factores de riesgo que pueden desencadenar en Parkinson Factores genéticos : se han descrito familias con enfermedad de Parkinson heredada, aunque se piensa que, además, deben concurrir otros factores determinantes para el desarrollo de la enfermedad. Factores ambientales : se sabe que el consumo de MPTP (metil-fenil-tetrahidropiridina) en pacientes drogadictos, puede desencadenar un cuadro de parkinsonismo parecido a la forma esencial de Parkinson. Se ha descubierto, además, que otras sustancias como el aluminio, el magnesio o el zinc, entre otros, pueden influir en el desarrollo de la enfermedad. El envejecimiento : constituye el factor de riesgo no modificable más importante para padecer enfermedad de Parkinson. Ser varón : ya que se ha visto que la aparición de la enfermedad se da más frecuentemente en este sexo. Sufrir un traumatismo craneoencefálico . Complicaciones del Parkinson Demencia y deterioro cognitivo. Incompetencia funcional, encamamiento. Padecimiento de efectos secundarios de los fármacos utilizados para el tratamiento. Aumento del riesgo de infecciones. Incontinencia de esfínteres. Aumento del riesgo de caídas. Alteraciones en el lenguaje que dificultan la comunicación. Patología psiquiátrica como ansiedad y/o depresión. Alteraciones del sueño. Prevención del Parkinson Se han realizado numerosos estudios en torno a qué factores ambientales pueden prevenir la aparición de la enfermedad, aunque sin resultados totalmente concluyentes . Se aconseja: Realizar ejercicio físico de forma habitual. Consumo de sustancias como la cafeína o la teína, té verde, por ejemplo. Realizar una dieta sana y variada rica en vitaminas. Especialidades a las que pertenece el Parkinson El Parkinson es una enfermedad evaluada y tratada por el especialista en neurología . Preguntas frecuentes ¿Qué es la sustancia negra en el Parkinson? La sustancia negra es una parte del cerebro medio donde se encuentra la base de alteración anatomopatológica de la enfermedad de Parkinson , ya que en esta enfermedad se produce una degeneración de las neuronas que se encuentran en dicho área. ¿Dónde se encuentra la sustancia negra en el cerebro? La sustancia negra está localizada en el mesencéfalo . Es un núcleo de los ganglios basales, localizados en una parte del cerebro llamado tálamo. ¿Cuál es la función de los ganglios basales? Los ganglios basales r egulan el flujo de información desde la corteza cerebral hacia las neuronas motoras de la médula espinal, controlando y modulando la actividad motora del organismo. ¿Están relacionados el Parkinson y la Esclerosis Múltiple? No , la esclerosis múltiple es una enfermedad inflamatoria multifactorial del SNC que afecta a una parte del tejido cerebral llamada sustancia blanca. Sí tienen un tipo de relación, sin embargo, el Parkinson y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). De hecho, existe una patología denominada complejo Parkinson-Demencia-ELA, enfermedad rara en la que aparecen síntomas de los tres tipos de enfermedad. ¿A qué velocidad avanza el Parkinson? La enfermedad de Parkinson tiene un curso crónico, lento y progresivo .
Los Tipos de Cáncer con Mayor Porcentaje de Metástasis
Artículo especializado

Los Tipos de Cáncer con Mayor Porcentaje de Metástasis

Aún hay esperanza: la aparición de metástasis no implica que no haya curación posible. Pese a que son un factor que indica que el tumor está más evolucionado y tiene peor pronóstico inicialmente, con el tratamiento adecuado, en muchas ocasiones se puede conseguir un control de la enfermedad e incluso su curación. ¿Qué son las metástasis? Una metástasis es la aparición de un tejido canceroso que aparece en un órgano o tejido lejano al que se originó. Recordemos que un cáncer se produce cuando una célula del organismo sufre una mutación que provoca que se reproduzca sin control. Ese crecimiento celular puede originar una tumoración en la zona donde ha aparecido la mutación, creando un tumor primario. Pero en algunas ocasiones, esas células que se reproducen sin control consiguen penetrar al sistema venoso o al sistema linfático y migrar a otra parte del cuerpo. Esas células que viajan a través del torrente circulatorio pueden adherirse a la altura de algún órgano a las paredes vasculares y comenzar a reproducirse a esa altura, originando un tumor en esa localización. Ese nuevo tumor, formado por células tumorales que se originaron en otro órgano recibe el nombre de metástasis. ¿A qué órganos afectan? La localización de las metástasis dependerá en gran medida del tipo de tumor primario de que se trate y de su localización. Ganglios linfáticos Un primer punto de aparición muy frecuente de las metástasis es a nivel de los ganglios linfáticos. Las células cancerosas pueden pasar al torrente sanguíneo pasando directamente al sistema venoso, pero lo más frecuente es que la llegada a la circulación venosa se haga a través de los vasos linfáticos. El sistema linfático, que forma parte del aparato circulatorio, es un sistema similar al sistema sanguíneo, pero que transporta el líquido linfático en lugar de sangre. El sistema linfático converge finalmente en el sistema venoso por lo que las células tumorales que puedan viajar por él, podrán acabar también en el sistema venoso. Sin embargo, es muy frecuente que, durante su viaje por el sistema linfático, parte de las células tumorales queden estacionadas a nivel de los ganglios linfáticos, donde prosigan su crecimiento tumoral ocasionando las llamadas adenopatías (ganglios linfáticos de gran tamaño). En este caso, hablaremos de adenopatías tumorales. Así pues, la aparición de adenopatías en muchos casos es un factor previo a la aparición de las metástasis y es un dato muy útil de cara a establecer el pronóstico de la enfermedad y el tratamiento idóneo para cada paciente. El mecanismo de diseminación tumoral a través de los vasos linfáticos es el más frecuente en tumores como la mama, el colon, el pulmón o el melanoma . Tumores como los óseos o de tejidos blandos (llamados sarcomas) suelen tener una diseminación directamente a través del sistema circulatorio, sin pasar por el sistema linfático, por lo que originarán metástasis sin presentar adenopatías.   Otros órganos A parte de en los ganglios linfáticos, las metástasis pueden aparecer en cualquier órgano. Sin embargo, hay factores que provocarán que unos tengan más predisposición a presentar metástasis que otros. Así pues, aquellos órganos que reciben más vascularización (mas aporte de sangre) son los más expuestos a presentar metástasis, como por ejemplo el hígado, el pulmón, el cerebro o los huesos . Pero el lugar de aparición de las metástasis también dependerá mucho del tipo tumoral del que se trate y de su localización. Por ejemplo, los tumores digestivos, como el tumor de colon, suelen ocasionar metástasis a nivel del hígado (la mayor parte de la sangre recogida del aparato digestivo se dirige al hígado), pero si el tumor se localiza en el recto (la parte final del intestino grueso), las metástasis pueden aparecer a nivel pulmonar. El cáncer de próstata tiene tendencia a ocasionar metástasis a nivel de las glándulas suprarrenales pero también de los huesos mientras que el cáncer de mama suele provocar metástasis a nivel pulmonar. ¿SABÍAS QUÉ? Es muy importante destacar que un cáncer con metástasis no significa que éste no sea curable. La potencial curación dependerá de la localización y número de metástasis . Bien es cierto que pueden considerarse un factor de mal pronóstico, pues significa que el tumor está más evolucionado, sin embargo, en algunas ocasiones, con un tratamiento adecuado se puede conseguir una remisión completa tumoral (desaparición completa del cáncer). ¿Cómo se manifiesta? Las metástasis, al igual que el cáncer primario, pueden ser asintomáticas (no provocar ninguna sintomatología). En general, las metástasis, igual que los tumores primarios, pueden ocasionar en un inicio una sintomatología inespecífica, como la pérdida de peso, pérdida de apetito, cansancio o anemia. En caso de que den algún síntoma más específico, éste dependerá de la localización de la metástasis y de su tamaño. Por ejemplo, las metástasis óseas pueden provocar fracturas (llamadas fracturas patológicas), las metástasis cerebrales pueden provocar dolor de cabeza, convulsiones o mareos. Las metástasis hepáticas pueden provocar ictericia (coloración amarillenta de la piel). ¿Qué implicaciones tienen? a aparición o no de metástasis tiene gran importancia para valorar el pronóstico de la enfermedad y el tratamiento a realizar. El cáncer metastásico generalmente suele precisar de un tratamiento con quimioterapia . Esto es debido a que la aparición de una metástasis implica que el tumor ha desarrollado la capacidad de viajar por el torrente sanguíneo , por lo que aparte de tratar el tumor primario, no podemos estar seguros de que no haya células tumorales viajando por la circulación. Por ello, para evitar que esas células que podrían estar circulando por la sangre hagan más metástasis en el futuro, debemos de dar un tratamiento que elimine las células tumorales allá donde se encuentren, y este tratamiento sería la quimioterapia. Sin embargo, el hecho de que la aparición de metástasis implique casi siempre un tratamiento con quimioterapia, esto no implica que no pueda realizarse un tratamiento quirúrgico. Existen ejemplos, como el cáncer de colon con metástasis hepáticas, en el que, según el número y localización de las metástasis en el hígado, se puede realizar una operación para eliminar la parte del hígado enferma, de igual forma que en los casos de aparición de metástasis únicas pulmonares, también candidatas a cirugía en determinadas ocasiones.  
Hidrocefalia
Enfermedad

Hidrocefalia

¿Qué es la hidrocefalia? También conocida como “agua en el cerebro” o líquido cefalorraquídeo en el cerebro, la hidrocefalia es una enfermedad que se desarrolla debido a la acumulación de líquido cefalorraquídeo en el cerebro . Es frecuente en bebés recién nacidos y en adultos a partir de los 65 años, pertenece a la especialidad de neurología y es considerada una enfermedad de tipo grave. Tipos de hidrocefalia La hidrocefalia se produce por la acumulación de líquido cefalorraquídeo en el cerebro, pero los motivos por los que sucede son distintos dando así lugar a distintos tipos de hidrocefalia: Hidrocefalia comunicante : en este caso el líquido cefalorraquídeo fluye perfectamente por los hemisferios, de forma que el problema se localiza en la conexión de los ventrículos (cada hemisferio tiene dos) con los vasos sanguíneos, lo que provoca que se acumule el líquido. Hidrocefalia no comunicante : se desarrolla cuando uno o los dos hemisferios del cerebro tienen los conductos que los conectan entre sí dañados, lo que no permite su comunicación. También se la conoce como hidrocefalia obstructiva. Hidrocefalia ex-vacuo : se produce ante una reducción de la masa del cerebro producida generalmente por traumatismos o procesos neurodegenerativos. Esto ocasiona que el cerebro tenga más espacio y que los ventrículos de este se llenen de más líquido. Hidrocefalia normotensiva : es un tipo de hidrocefalia más frecuente en personas de edad avanzada. Sus síntomas se pueden confundir con demencia. Es una hidrocefalia similar a la comunicante pero la presión con la que circula el líquido cefalorraquídeo es normal. Causas de hidrocefalia La hidrocefalia se produce por un desequilibrio entre la producción de líquido cefalorraquídeo y la cantidad de este que ingresa en la sangre, de manera que se produce un exceso de acumulación de líquido cefalorraquídeo en los ventrículos del cerebro, alterando el funcionamiento normal del mismo. Esto se debe principalmente a tres motivos: una obstrucción de los ventrículos que provoca que salga demasiado líquido entre ellos o fuera de los mismos, un problema de absorción del líquido cefalorraquídeo generalmente debido a una enfermedad o lesión o, por último, puede deberse a un exceso de producción del líquido cefalorraquídeo de manera que se produce más de lo que el cuerpo puede absorber. Síntomas de hidrocefalia A pesar de que los síntomas de la hidrocefalia son diferentes según la edad, los más importantes y similares en todas las edades son: Aumento desmesurado del tamaño de la cabeza en bebés. Vómitos. Convulsiones. Incremento de la irritabilidad. Ausencia de apetito. Descoordinación. Ojos fijos orientados hacia abajo. Visión doble. Letargo. Incontinencia urinaria. Pérdida de la memoria. Tratamiento para la hidrocefalia El tratamiento para solventar esta enfermedad es la cirugía, existiendo dos opciones: Drenaje : mediante la aplicación de un sistema de drenaje llamado “derivación” al paciente se le coloca en uno de los ventrículos del cerebro un tubo con una válvula, que se encargará de mantener la fluidez del líquido cefalorraquídeo en la velocidad y dirección adecuada. Ventriculostomía endoscópica : consiste en introducir un endoscopio en el cerebro, de manera que mediante la cámara que tiene el extremo, se localizan los ventrículos y se procederá a realizar un orificio en uno de ellos o entre los mismos para conseguir que el líquido cefalorraquídeo sobrante salga del cerebro. Pruebas complementarias del tratamiento de hidrocefalia Para diagnosticar la hidrocefalia el médico realizará primero una entrevista médica con el paciente para determinar los signos y síntomas que presenta, así como sus antecedentes clínicos. Después llevará a cabo una exploración física básica seguida de un examen neurológico para determinar el estado de los músculos y su nivel funcional. Por último, se solicitará un diagnóstico por imagen con pruebas como la Resonancia Magnética. Factores desencadenantes de hidrocefalia La hidrocefalia se produce por una desregulación del líquido cefalorraquídeo, el cual se acumula en exceso en el cerebro. Sin embargo, los factores desencadenantes de esta enfermedad no son claros pero cualquier traumatismo, complicación en el parto o malformación del feto en el útero puede ser un factor que lo origine. Factores de riesgo de la hidrocefalia Al no conocer claramente el motivo por el cual se desencadena la hidrocefalia es difícil determinar unos factores de riesgo, sin embargo, hay una serie de patrones que se han dado en la mayoría de los casos. Por tantos lo factores de riesgo son: Bebés recién nacidos : pueden nacer con la hidrocefalia debido a una malformación del sistema nervioso del feto o a una infección uterina durante el embarazo que haya producido la inflamación del cerebro fetal. También pueden desarrollarlo tras una complicación durante el parto por el sangrado ventricular. Antecedentes clínicos : si el paciente ha sufrido enfermedades que hayan afectado al sistema nervioso central o tumores en la médula y/o en el cerebro. Traumatismos : si el paciente ha sufrido algún traumatismo que le haya originado lesiones o sangrado en el cerebro o si ha sufrido daños cerebrovasculares. Complicaciones de la hidrocefalia Discapacidad físicas e intelectuales. Problemas de desarrollo. Pérdida de la memoria. Daños en el cerebro. Invalidez. Muerte. Prevención de la hidrocefalia La hidrocefalia no se puede prevenir, sin embargo, se puede evitar ser un paciente con factores de riesgo: Durante el embarazo, realizar las pruebas pertinentes para mantener la salud del feto. Reducir el riesgo de padecer infecciones. Usar protecciones seguras para el coche, moto, bicicleta...etc. Emplear el cinturón de seguridad en autobuses y automóviles. Llevar las medidas de protección adecuada para niños en los automóviles (sillitas). Especialidades a las que pertenece la hidrocefalia La hidrocefalia es una enfermedad que es tratada por los especialistas de neurología a la vez que también interviene la medicina genética. Preguntas frecuentes: ¿Cuáles son las consecuencias de una hidrocefalia? Padecer hidrocefalia puede superarse con éxito o quedar secuelas en el paciente que dificulten su desarrollo, como son pérdidas de memoria, invalidez y discapacidades físicas o intelectuales , entre otras. ¿Qué es la hidrocefalia congénita? La hidrocefalia congénita se produce cuando el recién nacido sufre esta enfermedad debido a que, durante el embarazo, el útero desarrolla alguna infección o una malformación del sistema nervioso central. ¿Cuáles son las funciones del líquido cefalorraquídeos? El líquido cefalorraquídeo tiene distintas funciones, siendo la principal la de proteger y amortiguar al cerebro y a la médula espinal. ¿Qué es líquido en la cabeza de un bebé? Líquido en el cerebro es lo que se conoce bajo el nombre de hidrocefalia. ¿Qué es la macrofelia? Alteración en la formación craneal, lo que provoca que su crecimiento sea excesivo.  
Operación Tumor Cerebral
Contenido de salud

Operación Tumor Cerebral

Definición La operación de tumor cerebral es aquella cirugía en la que se extrae una parte del cerebro afectada por un tumor . ¿Cómo es la operación de un tumor cerebral? La cirugía de tumor cerebral se realiza con anestesia general con el siguiente procedimiento: Se rasura la cabeza del paciente. Se extrae un trozo de hueso del cráneo que permite visualizar el cerebro. Se realiza un trépano (agujero) en el cráneo para poder meter por él el endoscopio. Se visualiza la zona del tumor y se extrae el mismo si es posible. En caso contrario se extrae una biopsia para conocer el mejor tratamiento a realizar. Se procede a fijar, en la mayoría de los casos, el hueso de nuevo en su sitio mediante material de osteosíntesis (dispositivos de metal quirúrgico). En situaciones en que hay edema cerebral (acumulación de líquido en los espacios intra o extracelulares del cerebro ), no se recoloca el hueso. ¿Para quién está indicada? La cirugía de tumor de cráneo está indicada para aquellas personas que presentan una tumoración cerebral operable, ya sea de índole maligna o benigna . ¿Por qué se realiza? La cirugía de tumor benigno de cráneo se suele realizar porque el crecimiento de este, aunque sea trate de un tumor benigno, da lugar a una compresión del cerebro, lo que se traduce en una sintomatología neurológica, o hipertensión intracraneal , produciendo un daño en el cerebro. En los caso de tumores malignos a estas causas antes mencionadas se une la malignidad del tumor, que puede diseminarse hacia otras zonas o ser localmente agresivo. Riesgos de la operación de un tumor cerebral Los riesgos de la operación de tumor cerebral son: Reacciones alérgicas a la anestesia. Infecciones. Hemorragias. Hemiparesias (pérdida de sensibilidad y movilidad) del lado derecho o izquierdo dependiendo de la zona intervenida. Afasias (dificultad para expresar lenguaje escrito y hablado). Alteraciones del carácter y estado de ánimo. Pérdida de la visión o audición. Inducir a un estado de coma. Convulsiones. Accidente cerebrovascular. Edema cerebral (acúmulo de líquido que comprime el cerebro). Hay que tener en cuenta que lo normal es que no todo esto aparezca en todos los pacientes. En gran medida dependerá de la zona del cerebro que se someta a cirugía, siendo lo más habitual que estos riesgos sean mínimos. Preparación La preparación para la cirugía de un tumor cerebral consiste en: Analitica de sangre, electrocardiograma, radiografía de tórax y consulta con el anestesista. Se realizarán pruebas de imagen como TAC, resonancia o PET (forma especial de tomografía), que permitirán conocer dónde se encuentran las lesiones y cuál es la mejor vía de abordaje a las mismas. El paciente no deberá beber alcohol, ni fumar al menos una semana antes de la cirugía. No consumir fármacos antiinflamatorios los cinco días previos a la cirugía. Si el paciente se encuentra anticoagulado deberá ponerlo en conocimiento de su médico, quien le indicará la pauta a seguir. Se debe de permanecer en ayunas al menos las 8 horas previas a la cirugía. Cómo es la recuperación de la operación de un tumor cerebral La recuperación de una cirugía por tumor cerebral puede ser complicada, dado que es posible que el paciente tenga efectos secundarios, que precisarán de rehabilitación durante un tiempo variable pero pudiendo llegar a ser hasta de un año tras la cirugía. El paciente suele permanecer ingresado en el hospital al menos siete días . Durante este tiempo la cabecera de la cama estará levantada para favorecer el drenaje de la inflamación que el paciente puede tener en la cara y el cerebro. Resultados Los resultados de la cirugía de tumor cerebral puede ser muy variables , desde pacientes que quedaron sin ningún tipo de secuelas, o secuelas muy leves, a pacientes que pueden tener secuelas muy graves que disminuyan de forma importante su calidad de vida. Preguntas frecuentes ¿Cuáles son los síntomas de un tumor en la cabeza? Los síntomas de un tumor cerebral dependen de la zona afectada y del tamaño que tenga, pero los más comunes son: Dolor de cabeza. Diplopía (visión doble). Convulsiones. Debilidad de una parte del cuerpo. Cambio en el carácter del paciente. Vómitos sin náuseas previas. Cambios en los sentidos de la vista, el gusto y el olfato (algunas personas describen olores que no existen). Mareo. Dificultad para leer, escribir o hablar. Hormigueo de una zona del cuerpo. Falta de control de esfínteres. Dificultad para tragar. Alteración en la percepción del frío y calor. Falta de menstruación. Alteración de las mamas. Crecimiento de manos y pies ¿Cuánto tiempo tarda una operación de tumor cerebral? La cirugía de un tumor cerebral es una cirugía compleja y de una gran precisión , para no dañar otras zonas cerebrales. Aunque cada una puede llevar un tiempo diferente, como mínimo serán tres horas de cirugía. ¿Cuáles son las posibilidades de superar un tumor cerebral? Las posibilidades de superar un tumor cerebral dependen en gran medida de la extensión del mismo, del lugar donde este se encuentre y del tipo de tumor que sea. Los tumores que se encuentran en la hipófisis (glándula de secreción interna del organismo que está en la base del cráneo ) en general son tumores benignos, que si se tratan con cirugía dan un supervivencia muy alta, sin embargo, tumores como el glioma multifocal o multicéntrico son tumores muy agresivos, con  una supervivencia muy corta que en la mayoría de los casos no llega a un año tras el diagnóstico. ¿Qué es un astrocitoma cerebral? El astrocitoma cerebral es un tumor cerebral no necesariamente maligno que se desarrolla a partir de las células conocidas como glía. Estas células están en el sistema nervioso central y tienen forma de estrella. Son más frecuentes a nivel de los hemisferios cerebrales. Existen cuatro grados de astrocitomas: Astrocitoma grado I: especialmente frecuente en niños, presenta buen pronóstico ya que al extraerlo no se vuelve a reproducir. Astrocitoma grado II: es un tumor infiltrante y con capacidad de malignización. Astrocitoma grado III: es un tumor infiltrante maligno que tiende a evolucionar a astrocitoma multiforme. Astrocitoma grado IV : es un tumor maligno que presenta una gran agresividad. ¿Qué es un glioma de alto grado? Los gliomas de alto grado son los que corresponden a grado tres o cuatro, también conocidos como astrocitoma anaplásico y astrocitoma multiforme . Son los más agresivos y los que presentan peor índice de supervivencia. Son los tumores primarios del sistema nervioso central más frecuentes en adultos y parten de las células conocidas como astrocitomas o glía.
Parálisis Cerebral
Enfermedad

Parálisis Cerebral

¿Qué es la parálisis cerebral? La parálisis cerebral es un trastorno motor, es decir, afecta al movimiento y la postura, que es persistente, secundario a una lesión no progresiva en un cerebro inmaduro, es decir, en desarrollo. Se trata de un grupo heterogéneo de patologías con causas diversas y síntomas y pronóstico variables. Se estima que afecta a 2-3 de cada 1.000 niños nacidos vivos. Es una patología grave con una afectación variable que conlleva una alteración en el desarrollo del niño. Tipos  según las causas de parálisis cerebral Según el momento y la causa que la produce puede clasificarse en: Prenatales : por alteraciones genéticas, cromosómicas, infecciones durante el embarazo, hipoxia-isquemia (falta de oxigenación y muerte celular cerebral), traumatismos, efectos de fármacos o tóxicos, o malformaciones cerebrales. Perinatales : por asfixia, traumatismo obstétrico en el nacimiento, hemorragia cerebral, infecciones o prematuridad. Postnatales : por parada cardíaca, traumatismo craneoencefálico grave o infecciones del sistema nervioso central. Tipos según los síntomas de la parálisis facial Según los síntomas que más prevalecen en el paciente, se clasifican en: Parálisis espástica : existe un aumento del tono muscular con escasez de movimientos espontáneos y según la afectación que se dé en el cuerpo se subdivide en : Hemipléjica : afecta a un lado del cuerpo, sobre todo a los miembros superiores de una sólo lado. Dipléjica : afecta a ambos miembros inferiores. El paciente tiene una inteligencia normal o límite. Tetrapléjica : es la más grave, afectando a todas las extremidades. Aparecen alteraciones visuales. Parálisis discinética : aparece disminución del tono generalizado y movimientos involuntarios en brazos y piernas. Parálisis atáxica : aparece disminución del tono muscular con alteraciones en el habla, temblor en los movimientos de las extremidades y ataxia, es decir, alteración en la coordinación de los movimientos y equilibrio con una marcha alterada. Parálisis hipotónica : poco frecuente, aparece una disminución del tono muscular. Parálisis mixta : aparecen manifestaciones mezcladas de las distintas mencionadas con el predominio de algún rasgo de ellas. Según  la gravedad de los síntomas, se ha desarrollado la clasificación GMFCS ( Gross Motor Functional Classification System ), en la que el nivel I es una mínima alteración del movimiento que permite al paciente tener autonomía para andar y correr, aumentando progresivamente la clasificación según la afectación del paciente, hasta un máximo nivel V, que corresponde a la tetraplejia espástica, en la que el paciente tiene una dependencia total de otra persona. Además de todas estas alteraciones, los pacientes suelen sufrir importantes problemas de salud , algunos de ellos derivados de la misma lesión cerebral que ocasionó la afectación del movimiento y otros derivados de la situación física, psicológica y/o social que padecen. Pueden presentar retraso mental, aunque esta asociación no es tal necesariamente. Así mismo aparecen alteraciones visuales o auditivas, problemas del lenguaje, déficit de atención, trastornos de la conducta, epilepsia, problemas de alimentación, trastornos respiratorios crónicos, dentales o digestivos. Tratamiento para la parálisis cerebral El principal tratamiento se basa en la atención a las alteraciones motoras que presenta el paciente con fármacos que disminuyan la espasticidad ( Benzodiacepinas , Piracetam , Dantroleno , Tizainidina y Baclofeno ). La rehabilitación y la fisioterapia son un tratamiento básico a lo largo de la vida del paciente y cuando es necesario se utilizan ortesis (dispositivos externos que ayudan al movimiento). La toxina botulínica se utiliza con inyecciones en los músculos afectados periódicamente (cada 6 meses) para reducir el tono muscular y evitar posturas anómalas, pudiendo así favorecer mejoras en los movimientos y el crecimiento del músculo. Pruebas complementarias del tratamiento de la parálisis cerebral La sospecha diagnóstica se realiza por los datos clínicos y exploración física . En caso de dudas diagnósticas se puede realizar una enorme lista de pruebas: análisis de sangre con determinaciones distintas (cobre o ceruloplasmina, enzimas lisosomales, ácido úrico, lactato y piruvato, anticuerpos frente a agentes causantes de infecciones, aminoácidos o ácidos grasos...etc), o determinaciones en orina (cetoácidos, ácido vanilmandélico...etc). Otras pruebas que se pueden realizar son electrocardiograma, ecografía cerebral, TAC, resonancia magnética, electromiograma y electroencefalograma, entre otras. Factores desencadenantes de una parálisis cerebral El factor desencadenante de la aparición de una parálisis cerebral es una lesión cerebral no progresiva en el transcurso del proceso madurativo de este. Factores de riesgo de la parálisis cerebral Algunos de los factores de riesgo de parálisis cerebral son: Inadecuada vacunación de la madre y/o del bebé. Prematuridad. Bajo peso al nacer y retraso del crecimiento intrauterino. Enfermedades maternas como hipertensión arterial , alteraciones de la coagulación, enfermedades autoinmunes, enfermedades tiroideas, fiebre, infecciones...etc. Alteraciones en la placenta (infecciones o alteraciones vasculares). Gestación múltiple . Intoxicación por medicamentos u otros tóxicos. Infecciones en el recién nacido. Complicaciones de la parálisis cerebral Alteraciones visuales (aparecen en un 50%). Disfunciones auditivas (se da en un 20%). Retraso cognitivo ( entre un 50-70%). Epilepsia. Alteraciones psicológicas . Problemas digestivos (dificultad en la alimentación, malnutrición, reflujo gastroesofágico y/o estreñimiento). Problemas respiratorios (aspiraciones y/o neumonías). Alteraciones bucodentales (caries y/o maloclusión dental). Alteraciones musculoesqueléticas (contracturas, escoliosis, luxación de caderas, etc). Prevención de la parálisis cerebral Prevención prenatal : consejo genético, vacunaciones adecuadas en la mujer antes del embarazo (rubéola), control obstétrico del embarazo, así como prevenir la prematuridad en el nacimiento. Prevención perinatal : asistencia correcta en el parto, tratamiento adecuado de la hipoxia (falta de oxigenación por el parto), de la hipoglucemia (disminución del azúcar en sangre), de las infecciones...etc. Prevención postnatal : vigilancia de los niños de alto riesgo, tratamiento precoz y adecuado de las infecciones en el lactante. Especialidades a las que pertenece la parálisis cerebral El tratamiento requiere un enfoque multidisciplinario por parte de pediatras, médicos rehabilitadores, fisioterapeutas, traumatólogos, logopedas, psicólogos, neurólogos, otorrinolaringólogos y oftalmólogos. Preguntas frecuentes ¿Qué es la parálisis cerebral espástica? Trastorno que afecta al movimiento y la postura en los que se produce un aumento del tono muscular con escasez de movimientos espontáneos. ¿Qué es la parálisis cerebral de carácter leve? La parálisis cerebral de carácter leve es aquella presentación de la parálisis cerebral que se manifiesta con mínimas alteraciones en el organismo que afecten al movimiento, así como escasas complicaciones que afecten al desarrollo cognitivo, los sentidos o el lenguaje . ¿Qué es la atetosis? La atetosis es un trastorno caracterizado por movimientos continuos involuntarios lentos y extravagantes de dedos y manos debido frecuentemente a una lesión en una parte del cerebro llamada núcleo estriado. ¿Qué es la parálisis flácida? La parálisis flácida es una afectación del músculo que produce una disminución de su tono con disminución y pérdida de la fuerza muscular . ¿Qué es la hipertonía muscular? La hipertonía muscular es un aumento del tono de la musculatura que se produce por una alteración en la regulación de la contracción-relajación del músculo, estando estos en estado de contracción y rigidez mantenida.
Glioblastoma
Artículo especializado

Glioblastoma

El glioblastoma multiforme es un tipo de cáncer cerebral muy agresivo que se forma a partir de unas células llamadas astrocitos , que son células de sostén del tejido cerebral, una tipología que da soporte a las conexiones neuronales. También llamado glioblastoma sin más o glioma de grado IV, puede resultar muy difícil de tratar, y con frecuencia no se puede curar. Los tratamientos pueden enlentecer la evolución del cáncer y reducir los signos y síntomas, pero con todo, el pronóstico es infausto, con una esperanza de vida de uno o dos años aproximadamente desde el momento del diagnóstico. Incidencia y causas El glioblastoma multiforme puede aparecer a cualquier edad, pero es más frecuente que lo haga en personas adultas de una edad ya avanzada. Es un tumor poco frecuente; de hecho, la mayoría de tumores cerebrales son metástasis de otros tumores primarios. En España se diagnostican unos 1.300 casos anualmente. No existe una causa conocida responsable de la aparición de los gliomas. Menos del 5% de los pacientes con glioblastoma multiforme presentan antecedentes familiares. Algunas enfermedades degenerativas cerebrales pueden predisponer a la aparición de un glioblastoma. Por el contrario, no se ha demostrado que utilizar con frecuencia los teléfonos móviles pueda tener relación con un aumento de la incidencia de estos tumores cerebrales. ¿Cómo se manifiesta? El glioblastoma multiforme es un tipo de cáncer que se comporta de manera diferente al resto de tumores. Es un tumor altamente agresivo , en parte debido a que muchas de sus células son parecidas a las células madre, lo cual les confiere una gran capacidad para regenerarse pese a los tratamientos y seguir invadiendo el tejido cerebral adyacente. Por el contrario, pese a su agresividad, nunca genera metástasis, es decir, no se propaga a otras partes del cuerpo. Los glioblastomas multiformes son asintomáticos inicialmente y no es hasta que han adquirido un cierto tamaño que comienzan a dar síntomas, en general debido al aumento de la presión intracraneal que provocan. Estos síntomas, inespecíficos por desgracia, son: Dolor de cabeza. Náuseas o vómitos. Convulsiones. Pérdida de memoria. Cambios de comportamiento. Alteraciones del equilibrio. Incontinencia urinaria. Alteraciones de la movilidad o la sensibilidad. Alteraciones del lenguaje. Trastornos cognitivos. Alteraciones de la visión. ¿Cómo se diagnostica? El diagnóstico de este tipo de cáncer se basará en la exploración neurológica y en las pruebas de imagen que solicite el neurólogo para observar su presencia, como son una resonancia magnética nuclear, la resonancia magnética funcional, el escáner o la tomografía por emisión de positrones (PET). En ocasiones se pueden realizarse otras pruebas complementarias como electromiogramas, analíticas de sangre, flujometrías urinarias y una biopsia de la lesión, en función de su ubicación. ¿Cómo se trata? La primera opción terapéutica será la cirugía , cuyo objetivo será obtener tejido tumoral para el diagnóstico, extirpar la mayor cantidad posible de tumor y reducir los síntomas provocados por el aumento de la presión intracraneal secundaria al tumor. Se intenta resecar la mayor cantidad posible de tumor. Sin embargo, en función de su localización, se pueden ver afectadas funciones como la motilidad, la sensibilidad o el habla, de manera que los tumores no se podrán extirpar en su totalidad. Asimismo, dado que las células de un glioblastoma multiforme tienen unas prolongaciones parecidas a tentáculos que se prolongan e invaden el tejido de alrededor, es difícil extirpar estos tumores cerebrales por completo. Tras la cirugía son varias las opciones terapéuticas, como la radioterapia, la quimioterapia o la inmunoterapia mediante anticuerpos monoclonales, así como fármacos para tratar los síntomas provocados por el tumor, como corticoides o hipotensores. Con todo, el pronóstico de este tipo de cáncer tan agresivo sigue siendo poco halagüeño. Ensayos Se están llevando a cabo diferentes ensayos clínicos para hacer frente mejor a este tumor y mejora la esperanza de vida de los pacientes. Uno de estos ensayos se basa en el uso de un adenovirus , un tipo de virus como el que causa el resfriado, que modificado genéticamente para que afecte solo a las células tumorales e inyectado directamente en el tumor activa al sistema inmunitario para que este ataque y destruya las células tumorales. Se está investigando el uso conjunto de este adenovirus con fármacos de inmunoterapia para aumentar la tasa de supervivencia de estos pacientes. Otro ensayo clínico está estudiando frenar la capacidad de replicación del ADN de los tumores y por lo tanto la multiplicación de sus células. Un tercer estudio está evaluando la posibilidad de eliminar la capacidad de cambiar que tiene el glioblastoma multiforme para hacerse resistente a diferentes tratamientos de quimioterapia o radioterapia. Por último, también se está investigando la capacidad que tiene el tumor de alterar unas células que se encuentran junto a los vasos sanguíneos, los pericitos , que son claves para activar la respuesta inmunitaria. Si se pudiese impedir esa alteración, el sistema inmunitario podría detectar el tumor y combatirlo. Son varias, pues, las líneas de investigación abiertas. Confiemos en que en unos años podamos disponer de nuevas vías para hacer frente a este agresivo tumor cerebral.
Qué Obtenemos en los Estudios de Potenciales Evocados
Artículo especializado

Qué Obtenemos en los Estudios de Potenciales Evocados

Es habitual salir de la consulta del médico asustado cuando nos proponen realizarle a nuestro/a hijo/a una prueba de la que no habíamos oído hablar en su vida: los potenciales evocados (PE). Aquí te daremos unas explicaciones que seguro te tranquilizarán . ¿Qué son los PE? Los PE son procedimientos neurofisiológicos objetivos, fidedignos, reproducibles y sin riesgo para el paciente, que sirven para evaluar la integridad de las vías nerviosas sensoriales y motora nido a distintas intensidades. Las respuestas se registran con unos electrodos pegados al cuero cabelludo y lóbulos de las orejas. En la audiología infantil, los PEATC permiten tener una idea objetiva de la audición, la intensidad de su pérdida y la localización de la lesión.  Los programas de detección temprana de hipoacusias (sorderas) no serían posibles sin ellos y son un apoyo a otras pruebas diagnósticas habitualmente utilizadas para ello como, por ejemplo, las otoemisiones acústicas . Ventajas respecto a otras pruebas diagnósticas Se trata de una prueba no invasiva y cuyos resultados no se ven afectados por la sedación del paciente. Es de corta duración (suele durar una ½ hora). Permiten diagnosticar con bastante precisión la enfermedad auditiva, sobre todo en los casos en que es difícil obtener tal resultado mediante otras pruebas subjetivas (niños, pacientes simuladores, disminuidos psíquicos…). Son pruebas reproducibles y se pueden repetir tantas veces como sea necesario. Los PEATC se pueden hacer desde la edad de concepción de 26 semanas  (pero preferiblemente desde las 38 semanas) en pacientes despiertos, dormidos, sedados, anestesiados o comatosos. Inconvenientes respecto a otras pruebas diagnósticas Un resultado normal de los PEATC no lleva implícito un desarrollo normal del lenguaje, puesto que la génesis de éste es multifactorial. Una ejecución técnica de la prueba inadecuada puede relegarnos a diagnósticos incorrectos (colocación errónea de los electrodos, inadecuada sedación, etc.). Es imprescindible estar inmóvil durante la realización de la prueba. No pueden considerarse una audiometría auténtica, ya que sólo estudian los sonidos de frecuencias agudas. Potenciales evocados visuales (PEV) Sirven para explorar el funcionamiento del nervio óptico y las vías visuales cerebrales. Se procede a la estimulación visual del paciente con destellos o patrones de imágenes contrastantes que aparecen en una pantalla. Se pueden obtener en pacientes despiertos, dormidos o sedados en edades superiores a 38 semanas de edad concepcional. Permiten evaluar los signos y síntomas de pérdida de la visión en personas que no se pueden comunicar. En los casos en los que se sospeche un trastorno específico en los receptores retinianos se recomienda realizar un electrorretinograma. Potenciales evocados somatosensoriales o somestésicos (PES) Estudian las vías de las sensaciones cutáneas desde la mano o el pie, pasando por los nervios periféricos y la médula espinal (localizada en el interior de la columna vertebral), hasta llegar al cerebro. Se estimula la piel con corriente eléctrica, que el paciente siente como una especie de latidos o golpes rápidos en la muñeca o el tobillo. También puede estimularse en otros niveles, en función de los nervios a explorar. Los PES se pueden obtener en pacientes despiertos, dormidos, sedados, anestesiados y comatosos mayores de 38 semanas de edad concepcional . Potenciales evocados motores (PEM) Evalúan la integridad de la vía motora corticoespinal y bulbar, desde las motoneuronas situadas en el cerebro (en el área motora primaria) hasta el nervio mediano (brazo) o peroneo (pierna).  El estímulo para despolarizar (activar) las motoneuronas primarias o superiores es electromagnético y se administra por vía transcutánea; o eléctrico (cuando es intraoperatoriamente) mediante el uso de electrodos que se incrustan en el cuero cabelludo. S e detectan con el paciente despierto, dormido, sedado, anestesiado … El procedimiento está contraindicado en pacientes portadores de marcapasos o estimulador eléctrico vesical y/o espinal,  en historia de trauma craneal, epilepsia o en aquellos pacientes que tienen presencia de cuerpos extraños metálicos en su cuerpo. Otros: potenciales evocados miogénicos vestibulares (VEMP); VEMP oculares (OVEMP) ; los VEMP cervicales (CVEMP)… Los VEMP miden el potencial miogénico evocado del músculo esternocleidomastoideo (situado a nivel cervical), a partir de una estimulación acústica o vibratoria del laberinto del oído (lugar donde se asienta el sentido del equilibrio). En aquellos pacientes con síntomas de vestibulopatía uni o bilateral (vértigo y ataxia), los VEMP pueden resultar inequívocamente anómalos. Hay pocas publicaciones en niños con resultados consistentes y, por tanto, hoy por hoy, no se puede dar una guía basada en la experiencia respecto a sus posibles aplicaciones. Riesgos o efectos secundarios de los PE Esta prueba no entraña ningún riesgo en sí misma, es decir, no produce ninguna consecuencia negativa importante previsible. Sólo se destaca que la estimulación eléctrica utilizada en los potenciales somatosensoriales puede resultar un tanto incómoda, pero absolutamente soportable. Muy rara vez los electrodos del cuero cabelludo pueden dejar una mínima irritación cutánea que desaparece espontáneamente en pocos días.
Neuralgia
Enfermedad

Neuralgia

¿Qué es una neuralgia? Una neuralgia es un dolor localizado en la distribución de uno (o más nervios) , donde se produce una lesión o irritación del mismo. Estos trastornos sensitivos pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. La neuralgia se produce en 25 de cada 100.000 personas y es el doble de frecuente en mujeres que en hombres, siendo más habituales en adultos mayores de 50 años, siendo muy poco frecuentes por debajo de esta edad. No pone en peligro la vida del paciente y aunque el dolor puede ser muy intenso, es una enfermedad considerada como leve. Tipos de neuralgias Neuralgia postherpética : es la que se produce en el nervio afectado por el herpes Zoster, que se mantiene tras la desaparición de las lesiones en la piel del herpes. Neuralgia de trigémino : es la que afecta a las ramas del trigémino, nervio que se encuentran en la zona de la cara y que produce un dolor lacerante intermitente. Neuralgia del glosofaríngeo : es la que afecta al nervio que da sensibilidad a la garganta. Neuralgia o nefropatía diabética : es el daño sobre el nervio que se produce por glucemias elevadas de forma mantenida. Causas de una neuralgia Las causas de las neuralgias son muy diversas, entre ellas están enfermedades metabólicas como la diabetes, problemas de insuficiencia renal avanzada, daño por productos químicos, infecciones por herpes , porfiria, presión sobre los nervios por huesos, ligamentos o músculos, así como traumatismos. Síntomas de una neuralgia El síntoma más importante es el dolor lacerante , que puede darse en la piel de forma que el contacto con esta da lugar a un dolor intenso. Puede producirse también dolor en todo el recorrido nervioso agudo y punzante, que puede ser intermitente, o por el contrario continúo. El dolor puede ser similar al de una quemadura, además de que puede existir debilidad o parálisis de los músculos que dependen del nervio afectado. Tratamiento para una neuralgia El tratamiento de la neuralgia será diferente dependiendo de la intensidad y localización del dolor, pudiendo ser farmacológico, rehabilitador y/o quirúrgico . También pueden usarse ciertas terapias alternativas como la acupuntura y la biorretroalimentación. En cuanto a los fármacos se usan antidepresivos, anticonvulsionantes, fármacos analgésicos, parches y cremas anestésicas. En cuanto a las terapias quirúrgicas podemos tener la inyección de sustancias anestésicos en el nervio, los bloqueos nerviosos, la ablación del nervio por calor o por radiofrecuencia, y cirugías que alivian la presión del nervio. La fisioterapia y la rehabilitación serán muy eficaces en caso de neuralgia postherpética. Pruebas complementarias del tratamiento de una neuralgia Para diagnosticar una neuralgia postherpética lo primero será un correcto examen clínic o con descripción del dolor por parte del paciente. Posteriormente se deberá explorar la sensibilidad, la fuerza y los reflejos de la zona afectada, pudiéndose observar incluso pérdida de masa muscular y de sudoración en la misma. Se realizará una analítica de sangre para descartar causas como la diabetes o los problemas de insuficiencia renal como causa de la neuralgia. Se podrá realizar una resonancia magnética o escáner para valorar la posibilidad de que el nervio se encuentre presionado por un músculo, hueso o tendón. Las ecografías también pueden ayudar al diagnóstico, y puede ser necesario el estudio con electromiograma para valorar la conducción nerviosa. Factores desencadenantes de una neuralgia Los factores desencadenantes de una neuralgia serán las infecciones por virus, el daño por compresión nerviosa por músculos, huesos y tendones, el daño por sustancias químicas, la diabetes y la insuficiencia renal. Factores de riesgo de una neuralgia Los principales factores de riesgo de una neuralgia son: Inmunodepresión : puede dar lugar a infecciones por herpes. Edad : las personas mayores de 50 años tiene mayor probabilidad de tener un neuralgia. Diabetes e insuficiencia renal : los pacientes con diabetes mellitus de larga evolución y con mal control glucémico, y las personas con insuficiencia renal grave. Complicaciones de la neuralgia Dolor intenso con difícil control. Complicaciones derivadas de la cirugía para el tratamiento (infecciones y/o hematomas) Adormecimiento secundario a la terapia anticonvulsiva. Problemas de concentración por fármacos antidepresivos. Prevención de la neuralgia Control estricto de las glucemias en pacientes diabéticos. Medicación antirretroviral usada en las primeras 24 horas tras un herpes Zoster. Control de la insuficiencia renal. Especialidades a las que pertenece la neuralgia La neuralgia será tratada por el neurólogo y el neurocirujano si hiciera falta intervención sobre el nervio, en algunos casos de compresión nerviosa por huesos, músculos o tendones, puede ser necesaria la intervención del traumatólogo para producir la descompresión del nervio.    Preguntas frecuentes: ¿Qué es una neuralgia del trigémino? La neuralgia del trigémino es el dolor que se produce por af ectación del nervio trigémino, que es el que produce la inervación de la cara . Dicho nervio tiene tres ramas diferentes, una rama oftálmica, una rama para el maxilar inferior y otra para la mandíbula. Dependiendo de la zona afectada por el dolor la rama afectada será una u otra. Aunque pueden estar afectadas las dos zonas de la cara, no se suele producir dolor en ambas al mismo tiempo y el dolor será más frecuente en el lado derecho. ¿Cuál es el nervio trigémino? El nervio trigémino o V par craneal es el nervio que inerva la cara . Es un nervio mixto, esto quiere decir, que tiene una parte motora y una parte sensitiva. La rama oftálmica da sensibilidad a la frente, el cuero cabelludo, al párpado superior, a la córnea, a la nariz, y a la mucosa nasal. La rama maxilar da inervación a: párpado inferior, mejilla, nariz, labio superior, dientes superiores, paladar y techo de la faringe. La rama mandibular da sensibilidad a la cara y la parte anterior de la cabeza ¿Es hereditaria la neuralgia? No, la neuralgia no es una enfermedad hereditaria, ya que no depende de ningún gen sino de factores externos que actúan sobre el nervio dando lugar a un daño del mismo.