1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Exceso de Ganas de Orinar

Exceso de Ganas de Orinar

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

La polaquiuria es el término médico que define el aumento en el número de micciones al día. Es decir, la necesidad de ir frecuentemente al lavabo, generalmente con diuresis (volumen de orina) normal o escasa. Hay que diferenciarla de la poliuria, que es un aumento en la cantidad de orina que se caracteriza por volúmenes de orina muy por encima de lo normal, pero sin mayor frecuencia en ir al baño.  Es importante esta diferencia pues las causas que provocan la poliuria pueden ser otras.  Si el exceso de ganas de orinar se da por la noche, obligando a levantarse, se denomina nicturia.
El diagnóstico es relativamente sencillo. Se ha de realizar una entrevista detallada al paciente para ver si se trata de una polaquiuria real.

¿Causas?

La polaquiuria no es una enfermedad, es un síntoma. En muchas ocasiones aparece con un conjunto de síntomas secundarios a la enfermedad que los produce. Por ejemplo, puede acompañarse de necesidad urgente para orinar, dolor pélvico, incontinencia, etc.

Las causas de la polaquiuria son múltiples, en su mayoría, secundarias a enfermedades del tracto urinario, si bien pueden darse en otros tipos de enfermedades.

  • Infecciones de las vías urinarias y aparato genital: cistitis, prostatitis.
  • Tumores e hipertrofia benigna de próstata.
  • Tumores y enfermedades de la vejiga (cistitis rádica, hiperactividad del músculo detrusor de la vejiga).
  • Lesiones de la médula espinal que afectan a la inervación de la vejiga.
  • Otras enfermedades urológicas como la estenosis de uretra (estrechez), el cistocele (caída de la vejiga) o litiasis (piedras).
  • Situaciones fisiológicas: embarazo (por aumento de presión sobre la vejiga).
  • Medicamentos y sustancias que aumentan la diuresis (café, alcohol).
  • Secuelas de radioterapia o cirugía sobre la zona pélvica.
  • Partos múltiples, generalmente se acompaña de incontinencia.
  • Diabetes tipo I, se acompaña de sed intensa y de un aumento en el volumen de la diuresis: poliuria.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico es relativamente sencillo. Se ha de realizar una entrevista detallada al paciente para ver si se trata de una polaquiuria real. Se indaga sobre los factores que la pueden favorecer (por ejemplo, consumo importante de cafeína o fármacos), si existen otros síntomas acompañantes que orienten hacia su origen (fiebre, sangre en la orina) y si el paciente tiene otras enfermedades o antecedentes que puedan estar relacionados.

Las exploraciones básicas a realizar son:

  • Exploración física.
  • Analítica en sangre y en orina.
  • Cultivo de orina.

En función de la sospecha diagnóstica se puede ampliar el estudio con exploraciones más específicas y dirigidas:

  • Pruebas para estudio del tracto urinario/genital: ecografía, TAC, uretrocistografía, cistoscopia, cistometría, etc
  • Pruebas neurológicas (sospecha de lesión neurológica): TAC, RM, electromiograma.

¿Cómo se trata?

El tratamiento depende de la causa, no se trata el síntoma sino la enfermedad que lo provoca. Así, el tipo de indicación terapéutica puede variar mucho.

  • En los casos más sencillos, debidos a abuso de sustancias o fármacos, simplemente se elimina o restringe su consumo.
  • Los antibióticos estarán indicados en los casos en los que haya sospecha de infección como cistitis o prostatitis.
  • En relación a los problemas de próstata agrandada, pueden estar indicados fármacos para disminuir el tamaño.
  • Casos más complejos (neurológicos, secuelas quirúrgicas, tumores) necesitarán tratamiento especializado que puede incluir cirugía, tratamiento oncológico, dispositivos de neuroestimulación, entre otros.