Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Escarlatina en la Infancia

Escarlatina en la Infancia

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

La escarlatina en una enfermedad causada por toxinas (cepas del estreptococo beta hemolítico del grupo A (EBHGA), productoras de toxina eritrogénica) que causan la colonización transitoria y asintomática del tracto respiratorio superior y de la piel.

La escarlatina es frecuente en niños de tres a seis años, hasta los 14. Es excepcional en menores de tres años, y se da con mayor frecuencia en los meses más fríos. Se localiza a nivel faringoamigdalar, y con menos frecuencia a nivel cutáneo afectando a heridas, quemaduras, impétigo (infección cutánea). Desde donde se encuentre el germen libera la toxina eritrogénica que actúa a nivel cutáneo, originando la erupción. El periodo de incubación es de uno a siete días.
Para evitar la escarlatina no olvidar el lavado de manos, y no compartir vasos ni botellas.

¿Qué síntomas produce?

Fase inicial (12-48 horas), antes de la fase de la erupción o exantemática:

  • Fiebre alta.
  • Vómitos.
  • Cefalea.
  • Faringoamigdalitis a veces con pus (que no se produce cuando la infección es en la piel).
  • Enantema puntiforme en el velo del paladar (puntos rojos) y en los pilares faríngeos.
  • Lengua muy saburral y pueden apreciarse adenopatías (ganglios) debajo de la mandíbula.
  • Escalofríos.
  • Dolor abdominal.

A las 12-24 horas:

  • Exantema maculopapuloso, rojo, punteado (en piel de gallina) que palidece al presionar con los dedos. Se inicia en el cuello y parte proximal de las extremidades y después va al tronco y parte distal de las extremidades. Suele ser más marcado a nivel de los pliegues (codos, ingles…) donde pueden aparecer pequeños puntitos rojos como manchitas.
  • Palidez peribucal: se forma una mancha en forma de triángulo alrededor de la boca en el surco nasogeniano signo de Filatov, en contraste con el enrojecimiento de las dos mejillas.

A las 48 horas:

  • Exantema generalizado confluente, que se extiende del cuello hasta las piernas.
  • Pliegues profundos de la piel en su interior hay hiperpigmentación que no blanquea, y se llama signo de Pastia.
  • Lengua aframbuesada con las papilas gustativas muy marcadas blancas o rojas.

Al final de la primera semana:

  • El exantema suele durar de tres a siete días y va seguido de una descamación fina más o menos intensa que suele iniciar en la cara y va hacia abajo.

Otra presentación característica del exantema escarlatiforme es “en esclavina” (en cuello, hombros y parte superior del tórax y axilas, casi siempre sin descamación).

¿Cómo se diagnostica

  • Clínico.
  • Frotis faríngeo: detección rápida del antígeno estreptococo pyogenes. Si es positiva se aconseja tratamiento antibiótico. Se utiliza cuando el diagnóstico clínico no es suficiente.
  • Cultivo: el más fiable, pero no se suele usar.

¿Cómo se trata?

  • Hidratación de la piel.
  • Penicilina oral: 25-50 mg/kg/día cada 8 horas, durante 10 días.
  • Amoxicilina: 40 mg/kg día en tres dosis.
  • En alérgicos a penicilina: macrólidos o clindamicina.

¿Puede complicarse?

Sin tratamiento pueden darse las siguientes patologías:

  • Glomerulonefritis primaria: es una inflamación del riñón.
  • Fiebre reumática, con tratamiento es muy poco frecuente.
  • Neumonía o infección del parénquima pulmonar.
  • Otitis.
  • Forúnculos de baja gravedad o alguna infestación de la piel.

CONSEJOS PARA LOS PADRES

  • En general esta enfermedad es frecuente en la edad infantil de tres a seis años, y se contagia en la escuela entre los niños, y en casa si hay niños en edad infantil.
  • No es grave, sino que es un proceso amigdalar unido a una afectación de la piel. Por ello, como cualquier otro tipo de infección en la edad pediátrica es mejor que el niño se quede en casa haciendo reposo de actividad física y siguiendo el tratamiento indicado por su médico. No deben ir a la escuela al menos hasta un día después de iniciado el tratamiento antibiótico.
  • No olvidar el lavado de manos, y no compartir vasos ni botellas.
  • Siempre hidrataremos a nuestros niños y fraccionaremos más las comidas, ya que tendrán menos apetito.
  • Como puede cursar con fiebre, no olvidarse de dar los antitémicos de manera adecuada.

Como recomendación general, no olvidéis visitar a vuestro pediatra para el control de los síntomas, pues siempre el estado general de nuestros pacientes será el indicador de cómo están.