1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Dolor de Cabeza y Cuello

Dolor de Cabeza y Cuello

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Marisa tiene 58 años, visita la consulta porque desde hace un mes y medio tiene un dolor muy fuerte en la zona derecha y alta del cuello, este dolor se acompaña con dolor de cabeza. En este tiempo, ha tomado medicación prescrita por el médico: antiinflamatorios y relajante muscular pero el dolor no ha cesado.

Le preguntamos si asocia ese dolor a alguna situación concreta, caída, malas posturas en el sillón, cargas pesadas…y nos cuenta que una semana antes de aparecer el dolor en el cuello tuvo una caída en la calle, llevaba una bolsa en la mano derecha y al subir un bordillo, tropezó y cayó de frente parando el golpe con las manos, la cabeza y las rodillas.
Una semana antes de aparecer el dolor en el cuello tuvo una caída en la calle.

A las pocas horas tenía un fuerte dolor en los dedos de la mano derecha y sentía que no podía moverlos con normalidad. Dada la situación decide ir a Urgencias, allí le realizan una radiografía y detectan una fractura de su dedo meñique. Le ponen un vendaje y le recomiendan guardar reposo. A las 3 semanas, la fractura del dedo está perfectamente consolidada y la movilidad recuperada.

En cuanto a dolor en el cuello, como no fue inmediato a la caída Marisa no puede relacionarlo. En ocasiones después de un golpe, caída o traumatismo el cuerpo comienza a expresar los síntomas después de unos días.

Cuando realizamos la exploración, observamos que:

  • La movilidad de las cervicales en la zona más alta está limitada en el lado derecho.
  • Uno de los músculos en la zona derecha de la cabeza tiene su punto gatillo activo, cuando presionamos la zona, el dolor en el cuello se intensifica y automáticamente Marisa nos describe como ese dolor aparece de la misma forma que ha sentido estos días atrás.
  • La mayoría de los músculos del cuerpo, tienen zonas específicas de tensión, se llaman Puntos gatillo miofasciales. Cuando el músculo sufre un aumento de tensión, estos puntos pueden activarse y dar dolor en la misma zona del punto o producir un dolor referido cercano a otras zonas del cuerpo.

En el caso de Marisa, la limitación de movilidad en las cervicales más altas y el aumento de tensión en los músculos de alrededor, ha originado la activación de uno de estos puntos gatillos en el cuello refiriendo el dolor a la zona de la cabeza.


Imágenes tomadas del libro Travell & Simons Myofascial Pain & Dysfunction: the trigger point manual. 2002

En la primera sesión de tratamiento

No tenemos una radiografía cervical para descartar cualquier tipo de lesión en las cervicales de Marisa, por eso, debemos tener precaución a la hora de realizar el tratamiento.

Nuestro objetivo principal será:

  • Valorar la movilidad de las articulaciones de la columna vertebral de Marisa, concretamente la zona cervical y dorsal y tratar con técnicas articulares las zonas que están más limitadas.
  • Valorar el estado de tensión de la musculatura de todo el miembro superior (mano, brazo, hombro) y tratar con técnicas manuales la musculatura afectada.
  • Identificar los puntos gatillos activos en la zona del brazo y del cuello y tratarlos con técnicas manuales.
  • Revisar la movilidad del dedo meñique para evitar futuras secuelas.

Tras realizar el tratamiento el dolor en la zona del cuello remite y la movilidad cervical está recuperada en un 90%.

Recomendamos a Marisa realizar ejercicios de movilidad para toda la columna y volver a consulta una semana después.

Ejercicios cervicales

  • Con una buena posición de tronco, girar la cabeza a ambos lados de forma lenta y llegando al final del recorrido.
  • Con la misma posición de tronco, hacer inclinaciones de cabeza a ambos lados cuidando de no mover los hombros.
  • Con el tronco recto, mirar hacia el suelo y al frente sin llevar la cabeza hacia atrás.

Realizar estos ejercicios 10 repeticiones dos veces al día.

En la segunda sesión de tratamiento

Marisa nos cuenta que se encuentra mejor, el dolor de cuello ha disminuido pero aún sigue sintiendo molestias, sin embargo el dolor de cabeza ha remitido casi por completo.

Volvemos a valorar la movilidad cervical, la tensión muscular en todo el brazo derecho y revisamos los puntos gatillo que estaban activos en la anterior sesión.

Observamos que aún siguen activos y que la intensidad del dolor es mucho menor que en la primera sesión.

  • Tratamos la tensión muscular del brazo y del cuello con técnica manuales.
  • Movemos de forma suave y controlada las articulaciones del cuello
  • Tratamos los puntos activos de la musculatura cervical.
  • Recomendamos a Marisa realizar los ejercicios cervicales en su domicilio durante los siguientes 15 días.

Después de un mes, Marisa nos informa de que se encuentra bien, sus dolores han cesado al 100% y puede realizar su vida con total normalidad.

Artículo escrito por Patricia de Maya. (Fisioterapeuta)