1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Dieta Mediterránea, Que Beneficios Aporta

Dieta Mediterránea, Que Beneficios Aporta

Atención presencial cuando la necesites
Videoconsulta para resolver tus dudas
Un médico te llama en menos de una hora
Chat médico 24 horas los 365 días del año
Regístrate

La dieta mediterránea es mundialmente conocida, hasta tal punto que en 2010 fue declarada Patrimonio inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Es más que un patrón alimenticio, es un estilo de vida, porque no sólo engloba la alimentación, sino también la actividad física, la socialización y la salud mental. Su simplicidad y variedad da lugar a una combinación equilibrada y completa de alimentos, basada en productos frescos, locales y de temporada en la medida de lo posible.

 Es una de las dietas con más estudios científicos, y uno de los más reconocidos (Predimed), concluye que mediante un estilo de vida mediterráneo se pueden prevenir multitud de enfermedades (cardiovasculares, diabetes y enfermedades crónicas como síndrome metabólico, enfermedades neurodegenerativas, enfermedades intestinales o diferentes tipos de cáncer). Pero cabe remarcar que, a día de hoy, nuestra alimentación se aleja mucho de lo que se considera dieta mediterránea, debido al consumo de productos procesados, la falsa creencia de que el consumo moderado de alcohol es saludable y al bajo consumo de frutas, verduras o legumbres.
La dieta mediterránea es mundialmente conocida, hasta tal punto que en 2010 fue declarada Patrimonio inmaterial de la Humanidad por la UNESCO

 Cómo seguir correctamente el estilo o dieta mediterránea

  • Consumir alimentos de origen vegetal en abundancia (frutas, verduras, tubérculos, legumbres y frutos secos). Son la fuente principal de vitaminas, minerales y fibra de la dieta, y aportan al mismo tiempo una gran cantidad de agua. La fruta fresca debería ser el postre la mayoría de las veces.
  • Es conveniente hacer uso de los alimentos frescos de temporada y de proximidad. En el caso de las frutas y las verduras nos permite consumirlas en su mejor momento, tanto a nivel nutritivo como por su aroma y sabor. Las verduras deben estar presentes tanto en la comida como en la cena, y por lo menos una de ellas debe ser cruda. La variedad de colores y texturas aporta diversidad de antioxidantes y de sustancias protectoras.
  • Los alimentos procedentes de cereales como el pan, la pasta, el arroz (en sus versiones integrales) es conveniente que estén presentes en la alimentación cotidiana.
  • Entre los alimentos de origen animal, preferir el pescado, tanto blanco como azul, las carnes magras (aves de corral) y los huevos ecológicos (o de gallinas camperas alimentadas a base de cereales). El consumo de carne roja y carne procesada debe de ser limitado tanto en cantidad como en frecuencia.
  • La bebida por excelencia debe ser el agua, no la copa de vino o la cerveza.
  • Hacer un consumo moderado de lácteos (leche, quesos, yogur, cuajada…), y si se toman que sean naturales y libres de azúcares añadidos.
  • El aceite de oliva debe ser la fuente principal de grasa empleada para cocinar, aliñar, o incluso para conservar alimentos. Es rico en vitamina E, y ácidos grasos monoinsaturados que le confieren propiedades cardioprotectoras. Según el estudio Predimed, una dieta enriquecida con aceite de oliva virgen o frutos secos (no fritos) reduce en un 30% la incidencia de eventos cardiovasculares tras unos cinco años de intervención en personas de alto riesgo cardiovascular. Además, por su particular composición en ácidos grasos y en antioxidantes es más resistente a la autooxidación y enranciamiento que otros aceites vegetales.

 No olvidemos el ejercicio

De poco sirve si comemos de manera saludable, pero somos sedentarios y no nos movemos lo suficiente. La combinación de buena alimentación y ejercicio físico son dos factores que deben ir de la mano. Lo ideal es practicar el ejercicio físico que más guste y que más nos haga disfrutar, así nunca se tomará como un sacrificio, sino como una desconexión.

Mantenerse activo de manera continua es otro de los pilares fundamentales del estilo mediterráneo.

Quedar con amigos o la familia para charlar, comer, tomar algo… es una parte fundamental del estilo mediterráneo, ayuda en nuestra desconexión y paz interior. El acto de comer con más gente debe ser algo agradable y que nos enriquezca.

 ¿Y qué beneficios nos aporta la dieta mediterránea?

Los beneficios que se le atribuyen a la dieta mediterránea se relacionan con mejoras en los niveles de colesterol, en la tensión arterial, el sistema inmunitario, la coagulación sanguínea e incluso el sistema hepático y cardiovascular.

 Hay evidencias científicas de que el estilo de vida mediterráneo (alimentación saludable, práctica de ejercicio físico, dormir lo suficiente y mantener relaciones sociales), previene o retrasa la aparición de enfermedades como:

  • Deterioro cognitivo, y demencias como el alzhéimer: esta dieta, suplementada con frutos secos, mejora la función cognitiva y la memoria.
  • Obesidad: el tipo de grasas saludable que predomina en esta alimentación ayuda a controlar el peso.
  • Diabetes: el consumo de aceite de oliva virgen extra y frutos secos se ha relacionado con hasta un 30% menos riesgo de sufrir esta patología. Al ser una alimentación rica en antioxidantes, evitará un envejecimiento prematuro de las células.
  • Reflujo laringofaríngeo: los alimentos característicos de la dieta mediterránea ayudan a aliviar el reflujo.
  • Osteoporosis: reduce además el riesgo de sufrir fracturas.
  • Cáncer: una dieta saludable también protege contra el desarrollo de ciertos tipos de cáncer.

Ejemplo de menú mediterráneo

DESAYUNO

COMIDA

CENA

MEDIA MAÑANA Y/O MERIENDA

Café (opcional) con:

·leche semidesnatada ó ·bebida vegetal sin azúcar ó

·yogur natural

Pan integral con semillas, aceite de oliva, tomate y tortilla francesa (1 huevo)

 1 pieza de fruta de temporada

Ensalada de garbanzos con tomate cherry, pimiento, cebolla, y anchoas, aliñado con aceite de oliva

Brocheta de pollo y hortalizas con salsa romesco

Yogur natural o cuajada

Berenjena asada rellena de verduritas y jamón ibérico.

 

Lubina al horno con patata

 

1 pieza de fruta de temporada

Yogur natural con avellanas, trozos de fruta natural, semillas de chía y una cucharadita de miel.

o

Pan de centeno con aguacate, tomate y queso fresco

Información adicional
Artículos relacionados Ver todos
Nuevo programa Nutricional en Savia: lo necesario para una buena alimentación
Artículo especializado

Nuevo programa Nutricional en Savia: lo necesario para una buena alimentación

  Es posible que la difícil situación que hemos vivido en los meses anteriores con la cuarentena y el confinamiento por la crisis de la COVID-19, haya pasado factura a tu cuerpo, debido a un cambio de hábitos, especialmente en lo relacionado con la alimentación. Por ello, en Savia hemos ideado un NUEVO PROGRAMA NUTRICIONAL integral con el objetivo de mejorar tu alimentación, sin olvidar la actividad física y la salud emocional. Regístrate en Savia , accede a tu área privada y compra el programa nutricional por 49€ (el programa tiene una duración de 3 meses). Importancia de la alimentación para la salud La alimentación es uno de los pilares esenciales de la salud y el bienestar. No en vano, el tipo de alimentación puede determinar la aparición de enfermedades como la obesidad, la diabetes, enfermedades cardiovasculares y diversos tipos de cáncer. Unos malos hábitos alimentarios son aquellos que no proporcionan la energía y los nutrientes que necesitamos para que nuestro organismo funcione correctamente y para que podamos desempeñar nuestras actividades cotidianas. También incluyen las pautas alimentarias que determinan un aporte excesivo de uno o varios nutrientes y también de calorías. De este modo, unos malos hábitos alimentarios tendrán como consecuencia un estado de salud deficiente y la aparición de enfermedades. En España, según señalan las encuestas dietéticas y los paneles de consumo, se ha ido produciendo un abandono de los hábitos alimentarios tradicionales, estableciéndose un paulatino mayor consumo de alimentos procesados. En general, se produce un consumo excesivo de carne y productos cárnicos, dulces y bollería, mientras que cereales y derivados, verduras y hortalizas, frutas y legumbres se consumen menos de lo que sería deseable. Esto se traduce en un consumo excesivo de proteínas, grasas y azúcares, mientras que existe un déficit de hidratos de carbono complejos, vitaminas y fibra. En cuanto a las grasas, son excesivas en su conjunto, pero también existe un exceso de grasa insaturada de la serie omega 6 (proveniente principalmente de aceites de semillas) frente al omega 3, que, en general, cumple con las recomendaciones. Buenos hábitos alimentarios Dentro de unos buenos hábitos de alimentación debemos contemplar la inclusión de todos los grupos de alimentos para que la dieta sea lo más variada posible y a la vez sea equilibrada, poniendo el acento en los elementos que se deben potenciar. De este modo, la dieta debería incluir: Los cereales integrales y sus derivados deben formar parte de la dieta de manera primordial. Esto se traduce en 4-6 raciones diarias de alimentos ricos en este nutriente (incluyendo cereales integrales y derivados, semillas y féculas). 5 raciones diarias o más de frutas, verduras y hortalizas. Consumir legumbres de 2 a 4 veces por semana. Consumir de 2 a 4 raciones de pescado por semana, incluyendo pescado azul. Utilizar mayoritariamente aceite de oliva virgen, para cocinar y aliñar. Disminuir el consumo de carnes, derivados cárnicos y embutidos. Disminuir el consumo de alimentos preparados, refinados, bollería y dulces. Se puede tener una dieta vegetariana equilibrada y saludable sustituyendo los alimentos de origen animal por alimentos vegetales, haciendo especial hincapié en el aporte de proteínas vegetales (legumbres, semillas, cereales y frutos secos) y en los nutrientes que escasean en los alimentos vegetales (vitamina B12, vitamina D, hierro, zinc y grasa omega-3). Regístrate en Savia , accede a tu área privada y compra el programa nutricional por 49€ (el programa tiene una duración de 3 meses). Obtención de energía y nutrientes de los alimentos El cuerpo humano es una máquina compleja que recibe alimentos sólidos y líquidos y los metaboliza o los procesa a fin de obtener la materia con la que nutre, estructura y repara sus tejidos, y la energía con la que se mantiene en funcionamiento. El propio mecanismo metabólico, la respiración, los esfuerzos musculares, los procesos mentales... y todas las actividades humanas precisan de energía para poder llevarse a cabo. Esta energía es fruto del aporte de nutrientes. De esta forma, el cuerpo actúa sintetizando muchas de las sustancias que necesita a partir de otras diferentes. Por ejemplo, la metabolización de los hidratos de carbono permite obtener glucosa, que es el combustible del tejido nervioso y de los músculos. Pero, a falta de hidratos de carbono, el organismo también es capaz de fabricar glucosa a partir de ciertos componentes de las proteínas (los aminoácidos) y de las grasas (el glicerol). La finalidad principal del metabolismo de las proteínas, los hidratos de carbono y las grasas es producir energía para mantener las funciones del organismo y permitir que realice trabajos químicos (como biosintetizar determinadas sustancias para fabricar otras que le son necesarias), trabajos de transporte (como intercambiar sustancias entre el interior y el exterior de las células, a través de las membranas celulares) y trabajos mecánicos (como contraer los músculos para moverse). Además, el calor generado por las combustiones celulares se emplea en mantener la temperatura corporal. Metabolismo basal: la parte más importante del gasto energético El gasto energético que realiza cada persona depende de varios factores (afectados a su vez por variables individuales como la edad, el sexo o el tamaño corporal): El metabolismo basal. Es la cantidad de energía necesaria para mantener los procesos vitales en reposo, después de doce horas de ayuno y a una temperatura neutra (es decir, cuando el cuerpo ya no tiene que hacer un esfuerzo especial para digerir alimentos o para mantener la temperatura corporal adecuada dentro de un ambiente caliente o frío en exceso). Para la mayoría de los adultos sanos sedentarios, el metabolismo basal representa aproximadamente entre el 50 y el 70% del gasto energético total. La termogénesis. Es el gasto energético en respuesta a estímulos como ingerir alimentos o exponerse al frío. De este modo, la termogénesis inducida por la digestión y el procesamiento de los alimentos representa aproximadamente el 10% del gasto energético total. La actividad física. Es el componente más variable del gasto energético diario. Puede representar el 10% del gasto total para los individuos que guardan cama y apenas realizan esfuerzos físicos voluntarios, el 20% para los individuos sedentarios y puede superar el 50% para las personas activas.   Las necesidades diarias de energía de una persona mantienen el peso corporal adecuado constante. De este modo, en caso de sobrepeso u obesidad, esto es, si se presenta un índice de masa corporal o IMC por encima de 25 ( sobrepeso ) o por encima de 30 ( obesidad ), se contempla una reducción de las calorías aportadas para que se normalice el peso. El IMC se calcula dividiendo el peso corporal (kg) entre la altura (m) al cuadrado.   Regístrate en Savia , accede a tu área privada y compra el programa nutricional por 49€ (el programa tiene una duración de 3 meses). Cuántas calorías necesitamos En función de las características individuales − entre ellas el peso, la altura, y la actividad física − tendremos unas necesidades calóricas que deberemos cubrir con los alimentos de la dieta. Las recomendaciones señalan que la mayor parte de las calorías que necesitamos deben proceder de los hidratos de carbono (más del 50%), cuanto menos refinados, mejor. Dado que estos proporcionan 4 calorías por gramo, en una dieta tipo de 2.500 calorías, necesitaremos a partir de 312 g de carbohidratos. Para hacernos una idea, si esto lo tradujéramos en pan, supondría 660 g o 367 g de arroz hervido o 2.080 gramos de patatas hervidas. Evidentemente, el aporte de hidratos de carbono tiene que estar diversificado, insistiendo en la idea de alimentos integrales y poco refinados. ¿Todas las calorías son iguales? Después de décadas esgrimiendo la aritmética frente a problemas como el sobrepeso y la obesidad, parece que llegó el momento de pararse a reflexionar, porque no salen las cuentas. La reducción de calorías por medio de reducir la grasa de la dieta − que pasa por ser el nutriente más calórico, con 9 calorías por gramo − no ha surtido efecto y las tasas de obesidad en lugar de disminuir han seguido creciendo. Por ello, el foco está ahora sobre los carbohidratos − especialmente los de absorción rápida y los azúcares − y su interacción con los niveles de insulina sanguínea, como factor dietético a controlar para reducir el peso corporal. En el aumento de peso influyen multitud de factores que componen un cuadro difícil de descifrar: la genética, la saciedad, cuestiones psicológicas y anímicas, la regulación hormonal, el sedentarismo, el exceso en la ingesta de calorías, el exceso del procesado y refinado de los alimentos, y la interacción de todos ellos. A falta de más investigaciones que proporcionen mayores evidencias, lo que sí parece claro es que no existe un tipo de dieta que funcione para todo el mundo. Las características genéticas, culturales y los hábitos determinan la necesidad de personalizar la dieta. De este modo, los estudios señalan que el principal factor relacionado con el éxito de una dieta es su seguimiento a largo plazo y esto solo se consigue con la personalización, atendiendo a los factores genéticos, preferencias, gustos, hábitos, etc. En cualquier caso, en general tiene sentido reducir el consumo de carbohidratos de absorción rápida, a la vez que se incrementa el consumo de alimentos no refinados como verduras, frutas, legumbres y cereales y derivados de grano entero. En qué te puede ayudar un nutricionista con apoyo multidisciplinar En ocasiones no tenemos muy claro si hay algo en nuestra dieta que estamos haciendo mal. O desconocemos qué dicen las nuevas evidencias sobre este o aquel alimento. Hoy en día, son muy comunes las informaciones basadas en nuevas evidencias científicas en las que se ponen en duda creencias muy consolidadas o, directamente, se pasa a considerar como bueno un alimento (o grupo de alimentos) hasta ahora considerado como ‘malo’ o poco recomendable. Encontramos los ejemplos del colesterol de los alimentos que ya no se considera un factor alimentario importante que se relacione con el aumento de colesterol sanguíneo. O la ausencia del desayuno, que según investigaciones recientes no tiene por qué estar relacionada con un aumento del peso corporal, como se creía hasta hace poco. Por todo ello, es recomendable ponerse en manos de un profesional de la nutrición que nos pueda ofrecer un plan nutricional personalizado. Además, contar con el apoyo de profesionales de otras disciplinas como entrenadores personales y psicólogos harán que el programa nutricional sea más exitoso. NUEVO PROGRAMA NUTRICIONAL DE SAVIA: Te ofrecemos un plan nutricional de 3 meses con seguimiento proactivo y pautas personalizadas para ti por sólo 49€. Qué incluye: Analítica (para evaluar tu estado de salud). Dieta personalizada (recomendaciones y pautas nutricionales personalizadas). Seguimiento de 3 meses (con sesiones periódicas con tu Nutricionista) Equipo multidisciplinar a tu servicio (incluyendo entrenador personal y psicólogo) Contenidos de apoyo.   Regístrate en Savia , accede a tu área privada y compra el programa nutricional por 49€ (el programa tiene una duración de 3 meses).
Hemartrosis
Artículo especializado

Hemartrosis

¿Qué es la hemartrosis? La hemartrosis o hemartros hace referencia a la presencia de sangre dentro de una cavidad articular producida por una hemorragia o derrame, que suele aparecer en grandes articulaciones como la rodilla. Síntomas de hemartrosis La hemartrosis produce un aumento de líquido dentro de la articulación y, con ello, un aumento de la presión intraarticular, lo que conlleva la aparición de dolor, inflamación, enrojecimiento, deformidad y disminución de la movilidad de la articulación afectada. Esta movilidad reducida, si persiste a largo plazo, puede desencadenar alteraciones musculares de aquellos músculos que movilizan la articulación. Causas de hemartrosis Una de las causas más frecuentes de la aparición de una hemartrosis es el padecimiento de hemofilia, ya que, debido a las alteraciones en la coagulación de la sangre que sufren estos pacientes, tienen mayor predisposición a alteraciones con sangrado espontáneo. Igualmente, puede aparecer en otras alteraciones o déficit de la coagulación de la sangre, así como en aquellos pacientes que deben tomar anticoagulantes orales.  Otra de las posibles causas es que el paciente deba ser sometido a un tratamiento trombolítico , por ejemplo, tras padecer un infarto, que precipite una hemorragia intraarticular. Enfermedades graves como neoplasias del aparato locomotor que puedan afectar a estructuras articulares (condrosarcomas, osteosarcomas, etc) u otro tipo de enfermedades que pueden producir hemartros son la sinovitis vellonodular pigmentada. Traumatismos que afecten a las estructura de la articulación también pueden producir una hemartrosis, por ejemplo, aquellos que puedan producir lesiones de algunos ligamentos, fracturas óseas, lesión de la membrana sinovial o de los meniscos en la articulación de la rodilla, etc. También pueden desencadenarlo aquellas enfermedades que producen inflamación articular ya sea por infecciones como la artritis séptica o por afecciones reumáticas o vasculares, como la osteocondritis disecante. Además, se puede producir una hemartrosis en aquellos procesos quirúrgicos o exploratorios de cualquier articulación como en las artroscopias o tras cirugías abiertas. Tratamiento de la hemartrosis Como tratamiento no farmacológico inicial para la disminución de la inflamación se puede aplicar frío local, además de la inmovilización transitoria de la articulación para que permanezca en reposo con vendaje compresivo. Además, debe controlarse el dolor con fármacos analgésicos y antiinflamatorios. En pacientes hemofílicos también suele ser preciso la administración de factores de la coagulación.  Si el derrame es severo, puede ser necesaria la evacuación del líquido acumulado en la articulación mediante una artrocentesis. En pacientes que padecen hemofilia, en ocasiones se precisa un tratamiento diferente para eliminar el sangrado de la membrana sinovia l de la articulación mediante la acción de una sustancia radioactiva , técnica llamada sinoviortesis, con lo que se consigue su destrucción. Otra alternativa es proceder a la eliminación quirúrgica de la membrana sinovial mediante una sinovectomía. En el proceso de recuperación tardía, la fisioterapia y rehabilitación es una terapia fundamental para poder recuperar de forma progresiva la movilidad de la articulación con la estimulación de la función muscular que moviliza la misma. Pruebas complementarias realizadas en caso de hemartrosis Para el diagnóstico de la hemartrosis, el médico realiza un interrogatorio al paciente sobre sus antecedentes personales, si padece una patología de la sangre, si toma algún medicamento que interfiere en la coagulación sanguínea, si ha tenido algún traumatismo, etc. Tras ello, procede a la exploración física de la articulación para objetivar los signos inflamatorios y la disminución de la capacidad funcional de la articulación. Después, se pueden realizar pruebas de imagen como una radiografía o una resonancia magnética nuclear. Pero, habitualmente, lo que determina el diagnóstico es la punción con aspiración intrarticular del líquido que ha derivado en la tumefacción de la articulación. Con ello, se analiza en el laboratorio el líquido extraído corroborando el diagnóstico con la detección de sangre dentro del líquido intraarticular, algo que puede observarse en la mayoría de las ocasiones a nivel macroscópico cuando se realiza la extracción del líquido. Factores desencadenantes de la hemartrosis El factor desencadenante es la rotura de un vaso sanguíneo con producción de una hemorragia a nivel intraarticular, provocado por un traumatismo, enfermedad inflamatoria o hematológica, o por una técnica diagnóstica o quirúrgica en la articulación. Complicaciones de la hemartrosis Dependiendo de la evolución de la hemartrosis y el tiempo de inmovilización de la articulación, así como de si los episodios se repiten o son causados por enfermedades graves de base, pueden aparecer complicaciones como la pérdida de masa muscular y fuerza de la musculatura que moviliza esa articulación, alteraciones de la estructura de la articulación (cartílago articular, etc.), deformidad de la articulación y dolor crónico de la misma, entre las complicaciones más frecuentes.  Prevención de la hemartrosis La prevención puede basarse, sobre todo, en los pacientes que padecen hemofilia, en evitar el estrés de actividades deportivas que impliquen impactos de alta energía como la carrera, fútbol, etc. Así como evitar situaciones en las que sea más fácil poder sufrir un accidente espontáneo (tropiezos, resbalones, caídas en escaleras, etc.). Además, estos pacientes, por las características de su patología, deben evitar determinados fármacos que favorecen el sangrado como el ácido acetilsalicílico, por ejemplo. Igualmente, deben tener precauciones de estas características aquellos pacientes que tomen fármacos anticoagulantes.  Preguntas frecuentes ¿Qué es la hemartrosis post artroscopia? Se trata de la presencia de una hemorragia intraarticular producida tras la realización de una artroscopia (técnica utilizada para la realización de un diagnóstico o un tratamiento en una articulación mediante la cual se introduce una cámara pequeña dentro de la articulación por medio de pequeñas punciones). Puede ser uno de los riesgos que se produzcan al realizar la técnica debido a la lesión de alguna estructura que sangre hacia la articulación. ¿Qué relación existe entre la hemartrosis y la hidrartrosis? Ambos términos determinan un aumento de líquido dentro de la articulación. En el caso de la hemartrosis, el aumento de líquido viene provocado mayoritariamente por un sagrado y, en la hidrartrosis, se establece un aumento de líquido sinovial, el líquido que encontramos de forma fisiológica en las articulaciones.
Dieta baja en carbohidratos
Artículo especializado

Dieta baja en carbohidratos

¿Qué son los carbohidratos? Los carbohidratos o hidratos de carbono son las moléculas formadas principalmente por hidrógeno, oxígeno y carbono . Estas se encuentran en los azúcares, la pasta, y las harinas, sobre todo. Su acción en el organismo es conseguir energía de forma rápida. Su exceso se almacena en forma de grasa para ser consumida por el organismo con posterioridad. Hay diferentes tipos de hidratos de carbono: los monosacáridos, los disacáridos, los oligosacáridos y los polisacáridos . Alimentos bajos en carbohidratos Los alimentos bajos en carbohidratos son principalmente:  Proteínas: carnes, pescado y huevos.  Frutas: melón, sandía, papaya, aguacate, ciruela, frambuesas y fresas. Frutos secos: cacahuetes, avellanas y almendras. Aceites de girasol y de oliva. Verduras: calabacín, berenjena, brócoli, acelgas, berro, espárragos, lechuga, zanahoria, coliflor, espinacas, pepino, rábano, repollo y tomate. Bebidas bajas en carbohidratos Las bebidas bajas en carbohidratos son el agua y las infusiones sin azúcar , café, té y manzanilla.  No es saludable consumir en ningún caso bebidas azucaradas como refrescos, ni zumos industriales, ya que contienen una gran cantidad de azúcar. Alimentos no recomendados en una dieta baja en carbohidratos En una dieta baja en carbohidratos se debe evitar el consumo de azúcar refinada o azúcar morena, se limita el consumo de harinas refinadas, arroz blanco, la pasta y, por supuesto, todo tipo de dulces, en especial, si estos son de fabricación industrial. No se debe consumir tampoco bebidas refrescantes y zumos envasados . En algunos casos puede ser necesario reducir el consumo de pan o consumir pan integral. Aunque también tienen hidratos de carbono, no se debe retirar de forma total alimentos como la patata , las legumbres como las lentejas o la calabaza, siempre y cuando se consuman de forma moderada. No se deben tomar alimentos procesados como los embutidos, ya que pueden contener hidratos de carbono. Ejemplo de dieta baja en carbohidratos Desayuno : café sin azúcar con una rebanada de pan con queso fresco y aguacate. Media mañana : yogur natural no azucarado y unas 20 almendras. Comida : calabacín y filete a la plancha acompañados de una ensalada con lechuga, tomate y cebolla. Media tarde : una taza pequeña de fresas sin azúcar. Cena : tortilla de espinacas con cebolla. El desayuno se puede variar combinando con otros productos como puede ser el salmón ahumado o los huevos. A media mañana se puede tomar un café sin azúcar y variar las frutas con toma de mandarinas, por ejemplo, y otros frutos secos como las nueces. En la comida se pueden introducir otras verduras y se puede variar con carne de pollo y pescados diferentes; los pescados azules son buenos para la salud. En la cena, nuevamente las verduras se pueden complementar con diferentes carnes y pescados. Otros consejos sobre la dieta pobre en hidratos de carbono  Las dietas pobres en carbohidratos se deben realizar bajo control médico. No se pueden realizar en ciertas enfermedades como problemas renales, diabetes o durante el embarazo, en las cuales la energía que proporcionan los hidratos carbono es necesaria. Pero, a pesar de ello, siempre es bueno evitar las bebidas azucaradas, los productos industriales, la bollería y los azúcares refinados para nuestra salud. Aportar los hidratos de carbono a través de alimentos como las legumbres o como los arroces y pastas integrales puede ser también una buena medida.
Alimentación para el hipertiroidismo
Artículo especializado

Alimentación para el hipertiroidismo

Introducción El hipertiroidismo, cuando no es tratado de forma eficiente, puede afectar a nuestra calidad de vida. Actualmente, hay múltiples estudios que demuestran el papel activo de la alimentación como parte del tratamiento médico para mejorar el curso de esta enfermedad. Sobre todo, en lo que respecta a limitar los nutrientes que ayudan a producir la hormona tiroidea, como el yodo, y potenciar aquellos antioxidantes que ayudan a regenerar las células sanas como el selenio . Si quieres saber más sobre este tipo de dieta, continúa leyendo. ¿Qué es el hipertiroidismo? El hipertiroidismo es la enfermedad de la glándula tiroidea con aumento, de forma exponencial, de la secreción hormonal de tiroxina, con el consecuente aumento de la tasa metabólica basal corporal expresada en pérdida de peso, taquicardia y/o arritmia, nerviosismo, ansiedad e irritabilidad, temblores distales, sudoración excesiva, cambios en los patrones de hábito intestinal, aumento de la glándula tiroidea, fatiga y debilidad muscular, dificultad para conciliar el sueño, aumento de la sensibilidad al calor y cambios en los patrones de menstruación en la mujeres. Tiene ciertas características familiares asociadas a enfermedades crónicas como la diabetes insulinodependiente, anemia perniciosa e insuficiencia suprarrenal primaria. Su mayor frecuencia se da en el sexo femenino. De no tratarse a tiempo y de forma indicada con medicamentos antitiroideos, pueden producir complicaciones cardiovasculares u óseas que pongan en peligro la calidad de vida del paciente. Alimentos recomendados para el hipertiroidismo Es importante consumir alimentos que disminuyen la absorción de yodo , entre los cuales destacan: Repollo, coliflor, brócoli, rábano y coles de Bruselas. Carnes de ternera, pavo, pollo y pescado ricos en selenio. Huevos. Frutas frescas, sobre todo, ciruela, melón, limón y naranjas. Piñones, champiñones, hortalizas y trigo, igualmente ricos en selenio que funciona como antioxidante celular. Patatas, endivias, cebollas y espárragos ricos en litio. Semillas de lino, que reducen la producción de tiroxina. Frutos secos, como castañas y nueces, y legumbres, como garbanzos y cacahuetes, contienen ácido cafeico y clorogénico que reducen la actividad tiroidea. El ácido cafeico, que disminuye la producción de tiroxina. También lo encontramos en el apio, naranja, limón, zanahoria, aguacate, ciruela, berenjena y melocotón. Alimentos a evitar si padeces hipertiroidismo Se deben evitar los alimentos ricos en yodo, por lo cual, se desaconseja el consumo de los siguientes alimentos : Verduras: tomates,  espinacas y ajo Legumbres: habas, soja, maíz, girasol, guisantes y lentejas Algas, sobre todo, el Fucus Vesiculosus Frutas: manzana, piña, mango, dátiles, coco, nueces de Brasil y fresas Cereales: avena Frutos secos: pistacho, avellana y anacardo Productos precocinados y bollería Sal yodada Mariscos Hierbas y especias: hinojo, hiedra terrestre, canela, ginseng y albahaca Ejemplo de menú diario DESAYUNO: Café con leche, tostada de centeno con hummus y melón COMIDA: Tallarines con tomate frito natural, pavo al horno con cebolla, brócoli y zanahoria salteada. Fruta fresca de postre. MERIENDA: Macedonia de pera, kiwi y arándano con queso fresco batido y nueces CENA: Tortilla francesa con espárragos y plátano. Preguntas frecuentes  ¿Son recomendables las infusiones en el hipertiroidismo? Las infusiones nos pueden ayudar en forma directa o indirecta siempre que estemos bajo tratamiento y supervisión del médico . Algunas de estas infusiones son: Menta de lobo: el ácido litospérmico disminuye los niveles de tiroxina y de TSH, es especialmente útil cuando hay síntomas que incluyen dificultad para respirar, palpitaciones y temblor. Hoja de limón/melisa: el bálsamo de limón ayuda a bloquear los receptores de hormonas que estimulan la tiroides, esto inhibe la unión de TSH a los tejidos de la tiroides. Colabora a mejorar los síntomas de nerviosismo, intranquilidad, migraña y palpitaciones. Agripalma: es una hierba de la familia de la menta conocida como bloqueador beta natural, por lo cual, debe ser ingerida bajo estricta observación médica para ayudar a aliviar los síntomas relacionados con la hiperactividad de la tiroides, tales como palpitaciones, ansiedad, falta de sueño e irritabilidad. Col: en conjunto con jugo de limón, posee grandes cantidades de ácido cafeico y clorogénico que reducen la producción hormonal. Rábano: este vegetal es efectivo para regular la producción de hormona tiroidea. Se puede ingerir dos veces a la semana. ¿En recomendable incluir ejercicio físico en mi dieta para el hipotiroidismo? El ejercicio físico es importante como tratamiento coadyuvante en cualquier patología. En el paciente con hipertiroidismo, es muy importante tener en cuenta que su patología debe estar compensada, ya que, los síntomas de la enfermedad descompensada como taquicardia, palpitaciones y arritmia en reposo, pueden ser exacerbadas con la realización de cualquier tipo de ejercicio físico, ocasionando alteraciones que pueden comprometer la vida. Por tanto, mientras la enfermedad se encuentra descompensada, es contraindicación absoluta la realización de actividad física, esta se puede ir iniciando paulatinamente conforme se optimicen los valores hormonales , y teniendo especial cuidado en medir la frecuencia cardiaca.
¿En qué consiste la dieta ayurvédica?
Artículo especializado

¿En qué consiste la dieta ayurvédica?

Introducción Actualmente, existen en el mercado miles de dietas rígidas para disminuir de peso y mantenernos sanos, pero, ninguna de ellas tienen en cuenta nuestros requerimientos individuales, ya que, están realizadas para personas promedios. La ciencia ayurveda se basa en la creencia de que nada es bueno para todo el mundo y que algo siempre es bueno para alguien. Esta creencia nace de la comprensión de que cada uno de nosotros es único y bioquímicamente diferente, por lo cual, debe existir un tipo de alimentación personalizada . Si quieres conocer más acerca de este tipo de alimentación, continúa leyendo. ¿Qué es la dieta ayurvédica? La dieta ayurvédica forma parte de la ciencia hindú ayurveda, que significa conocimiento de la vida. Es una ciencia holística que tiene en cuenta no solamente la salud física, sino también la mental, emocional y espiritual. Dentro de esta filosofía, es muy importante la alimentación física, pero, también la espiritual. Es importante antes de conocer los principios fundamentales de este tipo de alimentación, saber que existen tres tipos diferentes de personalidad o “doshas”: vata, pitta y kapha , la cual nos acompañará de por vida y nos hará elegir entre diferentes alimentos que regulen los excesos para conseguir el equilibrio. Además, todos tenemos un “agni” o fuego interior, que es nuestra capacidad para metabolizar los alimentos, eliminando aquellos que no necesitamos. Si este equilibrio se rompe, se genera una sustancia tóxica denominada “ama” que es la causante de generar enfermedades. Alimentos incluidos en la dieta ayurvédica Los alimentos en la dieta ayurvédica se clasifican según sus cualidades naturales : Alimentos Rajàsicos: son alimentos estimulantes que su consumo produce  adicción, inyectan gran cantidad de energía en corto tiempo originando que el paciente caiga en un círculo vicioso y dañino de querer comer más para otro corto impulso de energía. Ejemplo de estos alimentos: café, bebidas con cafeína, harinas blancas, azúcar blanca, chucherías, alimentos muy salados o condimentados y especias picantes. Alimentos Tamàsicos: alimentos que nos dejan pesadez en el cuerpo después de su ingestión, requiriendo mucha energía para ser metabolizados. Ejemplo de ello son las carnes, fritos, grasas saturadas y grasas trans. Alimentos Sàttvicos: son aquellos alimentos que nos proporcionan equilibrio, energía necesaria sin grandes requerimientos para su metabolización, además, de que no generan adicción. Ejemplos: vegetales, hortalizas, cereales, legumbres, semillas y aceites vegetales de calidad. Tipos corporales según la dieta ayurvédica Los tipos corporales según la dieta ayurvédica están gobernados por tres principios fundamentales llamados “ doshas ”, que controlan todas las funciones del cuerpo: Vata que regula movimiento, Pitta que regula el metabolismo y Kapha que regula la estructura; la predominancia de uno de ellos va a dar los tipos corporales. Vata: es el principio gobernante del movimiento. Una persona  vata suele ser delgada, realiza sus actividades deprisa, tiene sueño ligero con tendencia al insomnio, es entusiasta, viva e imaginativa, tiene tendencia al estreñimiento y a cansarse con facilidad por esforzarse al máximo. Su piel es seca y fría, le encanta el sol y no soporta bien el frío. Pitta: es el principio gobernante de la digestión y el metabolismo, son personas calientes, agudas y ácidas, de complexión mediana, piel clara y cabello claro. Tienen siempre mucha hambre y sed con aversión al sol y al calor. Caminan con paso decisivo, no soportan la pérdida de tiempo, son emprendedores y le gustan los desafíos. Kapha: es el principio gobernante de la estructura del cuerpo. El paciente kapha es pesado, frío, lento, suave, potente, con fuerza y resistencia física, con tendencia a engordar, piel suave y pálida. Su personalidad es tranquila y relajada con tendencia a ser posesivos y complacientes, su sueño es pesado y prolongado. ¿Cuáles son los principios básicos de la alimentación ayurveda? Los objetivos principales de la alimentación ayurveda es mantener la salud y prevenir enfermedades, así como tratar las mismas. Para eso hay que respetar las siguientes rutinas: Dinacharya o rutina diaria de yoga o meditación. Rutucharya o rutina estacional para superar los cambios climáticos y sus efectos en nuestro organismo. Sadvitta o rutina ética. el cual. es el comportamiento correcto hacia nosotros y los demás. Aahara o alimentación según nuestra constitución. Nidra o sueño reparador. Bramayarya o vida sexual estable sin excesos. Preguntas frecuentes  ¿Cómo se empieza la dieta ayurvédica? Debes conocer tu tipo corporal y el desequilibrio al cual te estás enfrentando, para conocer claramente como equilibrarte. Todas las mañanas debemos tomarnos un tiempo para sacar de nuestro cuerpo todas las toxinas que por la noche se procesaron. Esta rutina puede consistir en raspar la lengua, lavar los dientes, tomar agua tibia con limón en ayunas, lavarse la nariz y practicar yoga o meditación. Debemos coordinar los alimentos con el sol, sobre todo, la comida pesada más importante del día entre las 10 y 2 pm. Tomar agua tibia, ya que ayuda a liberar toxinas. Dormir temprano para darle la bienvenida al sol. Cómo puede afectar la dieta ayurvédica a mi salud? La dieta ayurvédica nos ayuda a  restaurar el equilibrio perdido  en nuestro cuerpo a través de la alimentación, para tratar enfermedades tanto físicas como mentales. Además, el yoga y la meditación van de la mano con este tipo de alimentación, ya que, ayudan a disminuir episodios de estrés emocional. 
Alimentación y Sintrom: ¿qué alimentos se deben evitar?
Artículo especializado

Alimentación y Sintrom: ¿qué alimentos se deben evitar?

Introducción El acenocumarol o, como es conocido popularmente, Sintrom, es un medicamento de uso común en España. Se estima que más de 700.000 personas en este país lo utilizan para evitar la formación de coágulos en el contexto de arritmias, válvulas protésicas o isquemia cardiovascular. La mayoría de los pacientes con este tratamiento anticoagulante saben que deben realizarse controles periódicos para el ajuste de la dosis por el riesgo de sobre o infra- dosificación, pero, son pocos los que reconocen a los alimentos como factores que disminuyen su eficacia. Si quieres saber más sobre este tema, te invitamos a que continúes leyendo. Riesgos del consumo de anticoagulantes como el Sintrom Los tratamientos anticoagulantes, al ser tratamientos orales, dependen de la capacidad del tubo digestivo para su absorción, pudiendo contribuir a dos tipos de complicaciones graves las hemorragias y las trombosis. El sangrado es el más frecuentemente encontrado. Si el mismo no es copioso, solo con medidas de soporte es suficiente para detenerlo, y hay que comentarlo con el médico de familia en la próxima consulta. Nunca se debe suspender el tratamiento sin indicación médica. Las hemorragias que requieran asistencia a urgencias por su localización (gastrointestinal, por ejemplo) o cantidad de sangre que puede comprometer la vida , frecuentemente obligan a la suspensión del tratamiento anticoagulante. Alimentos recomendados durante la toma de anticoagulantes Los alimentos de origen animal no suelen contener grandes cantidades de vitamina K, salvo el hígado, y pueden ser tomados sin preocupación. A pesar de ser el  aceite de oliva virgen el que mayor contenido de vitamina K tiene, es el más saludable para cocinar, y su contribución de vitamina no influye en los niveles de Sintrom. Consumir por lo menos tres piezas de frutas al día (a excepción del kiwi), y 30 gramos de frutos secos dos veces por semana. Tomar legumbres dos o tres veces por semana. Los lácteos desnatados no contiene cantidades importantes de vitamina k, por lo cual, pueden ser ingeridos sin problema. Se puede incorporar en el grupo de cereales pan, arroz, pasta, patatas y similares. Está permitido ingerir un vaso de cerveza o vino al día si es mujer y, hasta dos, si es hombre. Los condimentos como ajo, sal, vinagre, mostaza, chile y pimentón, son fuente de vitamina K, pero, no contribuyen al total ingerido diario, ya que, son consumidas en pequeñas partes . Alimentos a evitar si estás tomando Sintrom Si estamos en tratamiento con fármacos anticoagulantes , debemos evitar los siguientes alimentos: Alto contenido de vitamina K; coliflor, espinaca, espárragos, perejil, guisantes, coles de Bruselas, brócoli, nabos, garbanzos, lechuga, aguacate, kiwi, pasa, toronja, higos, uva y ciruelas. Contenido moderado de vitamina K: mayonesa, aceite de soja, margarina, manzana, pimientos, cacahuetes, cebolla, setas, pepino, tomate, apio y zanahorias. Carnes: hígado. Existen plantas medicinales que pueden alterar los tiempos de coagulación como el ginseng y ginko biloba. Alimentos fermentados como chucrut de repollo, pepinillos en vinagre y kimchi. Carnes procesadas y curadas como jamón, salchichas, embutidos, longaniza, fuet, mortadela, bacon, chorizo, paté y salchichas de pollo. Conservados de pescado: atún en lata, sardinas en aceite, surimi y salmón ahumado. Infusiones con regaliz. Salsa de soja. Salsas industriales tipo kétchup. Ejemplo de dieta DESAYUNO: café o infusión con leche desnatada, pan de centeno con aceite de oliva y pieza de fruta. COMIDA: pollo a la lancha, judías verdes rehogadas con vegetales y pieza de fruta. MERIENDA: macedonia de frutas con queso fresco batido y un puñado de frutos secos. CENA: crema de verduras (sin espinaca ni brócoli), tortilla de patatas y fruta. Preguntas frecuentes  ¿ Debo tomar el Sintrom a última hora ? Se le indica universalmente al paciente que debe ingerir el Sintrom entre las 17:00 y las 19:00, ya que, los controles de INR con el médico, suelen realizarse por la mañana antes de la toma y, así, se pueden realizar los cambios necesarios en el menor tiempo posible. Si olvida tomar la dosis , se puede tomar a otra hora, pero, jamás debe sumar dos dosis en un solo día si olvidó tomarla el día antero. Así como también es importante avisar al médico de familia de cualquier medicación por “natural que sea”, para saber si es seguro su consumo . ¿Puedo consumir alcohol con el Sintrom? La cantidad de bebidas alcohólicas permitidas diariamente es una cerveza para mujeres y hasta dos para hombres, pasando este límite, puede existir un aumento de la acción anticoagulante.
Diferencia entre alimentación y nutrición
Artículo especializado

Diferencia entre alimentación y nutrición

Introducción La alimentación y la nutrición son dos conceptos relacionados entre sí. Podemos decir que alimentarse es la acción de comer cuando tenemos hambre, mientras que la nutrición, es un proceso biológico que tiene lugar dentro del organismo que, para llevarse a cabo, es necesario haberse alimentado. En casos de ayunos, el organismo es capaz de nutrirse consumiendo sus reservas para conseguir energía. ¿Qué es la alimentación? La alimentación es la acción de comer cuando tenemos hambre, está relacionada con la ingesta de alimentos. Estos pueden ser sanos como es el caso de las frutas, verduras, carnes, pescados, huevos y cereales integrales, o no ser sanos como es el caso de los alimentos ultraprocesados como patatas de bolsa y la bollería industrial. Alimentarse es consumir alimentos sea cual sea su origen o forma, podemos estar bien alimentados en cantidad pero no necesariamente en calidad. Tipos de alimentación La alimentación se puede clasificar de diferentes formas :  Con respecto a la salud, es fácil clasificar una dieta como sana o insana. Se entiende por una dieta sana la que está formada por alimentos variados, con consumo moderado de todos ellos , aceite de oliva, frutas, verduras, pescados, carnes blancas, frutos secos, legumbres y derivados lácteos. Es, por tanto, una dieta equilibrada en la que se trata de consumir con poca frecuencia las grasas saturadas, las carnes rojas, el alcohol y los productos ultraprocesados. La dieta insana es la rica en alimentos ultraprocesados , carnes rojas y pobre en frutas, verduras, legumbres y con consumos excesivo de alcohol y azúcares. También se puede clasificar en función de los alimentos que se consumen o de la forma de procesarlos, así, tendremos alimentación omnívora, vegetariana, vegana, crudista y macrobiótica . En la omnívora, se come todo tipo de alimento, procedente tanto de verduras como de animales. Es la alimentación que podemos considerar normal , ya que, los seres humanos somos por definición animales omnívoros.  La alimentación vegetariana es aquella en la que se consume principalmente frutas y verduras. Algunas personas pueden consumir algún derivado lácteo o huevos, pero eliminan de sus dietas el pescado y la carne. La alimentación vegana no es solo una forma de alimentarse, sino que también rechazan los productos de origen animal para el consumo en la ropa al considerarlo una forma de explotación animal y no comen tampoco derivados lácteos. La dieta crudista está basada en el consumo de alimentos crudos , también de carne y pescado. La alimentación macrobiótica se basa en el consumo de nutrientes que se combinan para conseguir un determinado fin. ¿Qué es la nutrición? La nutrición es el proceso orgánico, por el cual, el alimento es procesado por el organismo para conseguir l os nutrientes macro y micro necesarios para mantenerlo bien regulado. Entre los micronutrientes se encuentran las vitaminas y ciertos minerales como el magnesio, el calcio, el fósforo, el hierro, y elementos como el sodio y el potasio, todos ellos necesarios para mantener nuestro organismo en buena condición . Los macronutrientes son las grasas, los hidratos de carbono y las proteínas, necesarios para obtener la energía necesaria y mantener en buena situación los músculos y huesos. Para mantener una buena nutrición y no presentar carencias, hay que seguir una alimentación sana y variada que permita tener todos los nutrientes necesarios, sin presentar un desequilibrio por aumento de unos respectos a otros o, incluso, con falta de ingesta de algunos de ellos. Nutrirse es pues una actividad involuntaria que realiza el organismo, a través del alimento que voluntariamente ingerimos. Tipos de nutrición Los tipos de nutrición son dos: la autótrofa y la heterótrofa .  La nutrición autótrofa es la que realizan los seres vivos que se alimentan produciendo su propia alimentación . Es la típica de las plantas, las cuales son capaces de tomar sustancias ambientales y producir su propio alimento. La nutrición heterótrofa es la típica de animales, estos consumen sustancias que han tomado previamente las sustancias ambientales para alimentarse . Se consumen, por tanto, plantas, carnes o bien ambos, como es el caso de los humanos y, a través de estos alimentos, se consiguen las sustancias necesarias para el organismo. Principales diferencias La alimentación es una acción voluntaria, la acción de comer, y es un proceso cultural, por eso, la alimentación es distinta en diferentes partes del mundo , en parte porque la alimentación disponible es distinta según cada lugar. La nutrición es involuntaria , es un proceso biológico que realiza el organismo y es, por tanto, un proceso similar en todos los humanos, por el cual, el organismo, procesa los alimentos para conseguir de ellos los nutrientes imprescindibles para la vida.
Alimentación para el hipotiroidismo
Artículo especializado

Alimentación para el hipotiroidismo

Introducción El hipotiroidismo es una enfermedad que se produce por la falta de producción de hormona tiroidea por parte del tiroides . Aunque esto se puede producir por daño en la glándula, también puede darse por falta de aporte de yodo al organismo. Es por ello que, una dieta rica en yodo, ayuda a lograr una buena función tiroidea. ¿Qué es el hipotiroidismo? El hipotiroidismo es la falta de producción de hormona tiroidea por parte del tiroides. El tiroides es una glándula endocrina que se encuentra a nivel del cuello. Cuando la glándula se daña, ya sea por fármacos como la amiodarona, enfermedades autoinmunes como la tiroiditis de Hashimoto, o deja de funcionar al no ser estimulada por alteración en la glándula hipófisis, se produce una disminución de la hormona tiroidea conocida como T4, esto se traduce en una serie de síntomas variados, debido a que la hormona tiroidea actúa en diferentes zonas del organismo ayudando a su control. El déficit de hormona tiroidea se traduce en estreñimiento, enlentecimiento mental, enlentecimiento físico, aumento de peso, aumento de la percepción del frío, alteraciones en el periodo menstrual que se vuelve irregular y abundante, dolores musculares y articulares, piel reseca y pelo quebradizo y estados depresivos. Estos síntomas se corrigen si se procede a dar al paciente hormona tiroidea en cantidad suficiente para permanecer en niveles normales . Alimentos recomendados para el hipotiroidismo El hipotiroidismo se debe corregir siempre con hormona tiroidea , pero, hay una serie de alimentos que favorecen el buen funcionamiento del tiroides. Por ejemplo: El uso de sal yodada frente a la sal común. La sal marina y del Himalaya también tienen más yodo que la sal común, pero no tanta como la sal yodada. El pescado también aporta yodo , se puede consumir toda clase de pescados blancos y azules, los mariscos y pescados enlatados también tiene un aporte suplementario de yodo, deberán ser consumidos al menos cuatro veces a la semana. Respecto a la ingesta de calorías , esta debe estar controlada, dado que el exceso de alimentación da lugar a un sobrepeso favorecido por la propia enfermedad. Una dieta de 1500 calorías es suficiente. Entre los vegetales; el ajo, tomate, espinacas, habas y guisantes, cereales como maíz, girasol, y la avena, y frutos secos y legumbres como las lentejas, pueden favorecer la absorción del yodo por el organismo. Alimentos a evitar si padeces hipotiroidismo Hay alimentos que impiden que el yodo sea absorbido de forma adecuada por el organismo, entre ellos están la col, coliflor, lombarda y rábano. También se deben evitar los caldos producidos con estas verduras, que son bociógenas (producen hipotiroidismo) al alterar la absorción de yodo . Hay que evitar también la soja , ya que altera la absorción de la hormona tiroidea que se indica al paciente. Ejemplo de un plan diario Desayuno: vaso de leche con pan y aceite de oliva. Media mañana: pieza de fruta. Comida: de primer plato, lentejas con arroz y, de segundo, pescado a la plancha con limón y una pieza de fruta de postre. Media tarde: frutos secos. Cena: ensalada con tomate y espinacas con huevo o atún y, de postre, una pieza de fruta. Preguntas frecuentes ¿Cómo afecta el yodo al hipotiroidismo? El yodo es un elemento esencial para que el tiroides sea capaz de producir las hormona tiroidea. Un déficit de esta sustancia se traduce en un bajada de la producción de hormona por parte del tiroides, sin embargo, la mayoría de los hipotiroidismos no son por esta causa, sino producidos por una alteración en la glándula tiroides, sobre todo, por una tiroiditis. Esto no quiere decir que no se debe mantener un aporte de yodo suficiente en estos casos, los alimentos ricos en yodo deben formar parte de la dieta tanto en pacientes hipotiroideos como en normotiroideos. Los alimentos más ricos en yodo son la sal yodada y los pescados, tanto frescos como enlatados. El aporte de yodo de estos alimentos es esencial para el buen funcionamiento de la glándula tiroidea. ¿Es recomendable incluir ejercicio físico en mi dieta para el hipotiroidismo? El ejercicio físico es esencial para todos los individuos, no debemos fomentar el sedentarismo ni en nosotros ni en los menores a nuestro cargo. El ejercicio físico siempre es necesario, en el caso d el hipotiroidismo , ayuda a controlar nuestro sobrepeso. Se recomienda realizar en mayores de 18 años un ejercicio físico vigoroso de al menos 150 minutos a la semana. Si se logra realizar unos 300 minutos de ejercicio físico, se mejorará aún más la situación de salud. Andar de forma mantenida y subir y bajar escaleras siempre que sea posible, es una forma de implementar el ejercicio como parte de nuestra vida .
¿Qué se debe comer para llevar una alimentación sana?
Artículo especializado

¿Qué se debe comer para llevar una alimentación sana?

Introducción Las personas necesitamos ingerir una equilibrada cantidad de alimentos para mantenernos sanos. Dado que somos omnívoros , no debemos eliminar de nuestra dieta ningún tipo de alimento, ni comerlos en exceso. Una dieta sana no es una dieta carencial, pero, sí se puede regular la cantidad de calorías que comemos, manteniendo un aporte necesario y proporcional de proteínas, hidratos de carbono y grasas. Definición Se define una dieta sana como la dieta que proporciona una cantidad suficiente de nutrientes para mantener el equilibrio del organismo , sin exceso de ninguno de ellos y también sin defecto de los mismos. Esto permite mantener una mejor calidad de vida. Una alimentación sana debe evitar los alimentos ultraprocesados, los alimentos ricos en azúcares refinados y, por supuesto, el alcohol. También se deben evitar las bebidas azucaradas como refrescos y zumos procesados. ¿Qué características debe tener una alimentación saludable? Una alimentación saludable debe mantenernos en nuestro peso ideal. No debe contener grasas saturadas, por ello es recomendable el aceite de oliva. Los lácteos que se consuman deben estar desnatados en su mayoría, las carnes deben ser, preferiblemente, blancas de aves y no carnes rojas y, los pescados, son parte fundamental de la misma, en especial, los pescados azules ricos en omega 3. Los huevos se pueden consumir en cantidades de hasta cuatro a la semana, y las verduras y frutas deben consumirse todos los días. Las ensaladas deben tomarse a diario. Los cereales, siempre que sea posible han de ser integrales, por el aporte de fibra que tienen y, las legumbres mezcladas con arroz, tomarlas al menos cuatro veces a la semana. Se tiene que evitar el consumo de sal y azúcar en exceso, y se tiene que realizar ejercicio físico regularmente. ¿Qué pilares fundamentales debe tener una dieta saludable? Los pilares fundamentales de una dieta sana son las grasas saturadas, evitando el exceso de azúcar y sal en la dieta, los alimentos ultraprocesados y disminuyendo o eliminando el consumo de carnes rojas, la ingesta de pescado, en especial, el azul, el consumo diario de verduras, hortalizas y frutas, tomando parte de ellas en ensalada, y el aumento de la cantidad de legumbres. ¿Qué cantidades de comida se debe ingerir? La cantidad de comida es variable, podemos dar por válida como estándar una cantidad de ingesta de 1500 calorías, teniendo en cuenta que lo mejor es pensar en raciones. Así, es necesario, al menos, la ración de proteínas de un peso de 100 gramos, si se trata de carne, y de 150 si es pescado, verduras en al menos tres o cuatro raciones, cada una de un peso de unos 150 gramos, hidratos de carbono de unos 50 gramos diarios , cereales de 50 gramos en unas dos raciones, dos o tres raciones de fruta con un peso de unos 150 gramos, lácteos en dos raciones de unos 150 gramos o 200 ml, legumbres con un peso de unos 100 gramos y unos 50 gramos de frutos secos.  Ejemplo de un plan diario Desayuno: vaso de leche y pan de 50 gramos con aceite o tomate.  Media mañana: pieza de fruta de unos 150 gramos. Comida: un primer plato con unos 150 gramos de verdura o 100 de legumbre, un segundo plato con 100 gramos de pollo o pavo y una ensalada como guarnición y, por último, una pieza de fruta. Media tarde: vaso de leche con galletas. Cena: sopa con unos 50 gramos de fideos y ensalada con atún y, de postre, una pieza de fruta. Preguntas frecuentes ¿Como se debe equilibrar  la alimentación sana con el deporte? El deporte forma parte de lo que consideramos una vida sana. Es necesario, siempre que se pueda, realizar ejercicio vigoroso al menos unos 150 minutos a la semana en personas mayores de 18 años. Los deportistas pueden tener necesidades nutricionales especiales, necesitando una mayor ingesta de calorías que se deberá calcular en función de la práctica deportiva. En términos generales, necesitarán al menos 2500 calorías diarias y aumentarán el consumo de hidratos de carbono y proteínas , pero siempre, con alimentación equilibrada, sin exceso de grasas y con un consumo bajo de carnes rojas, controlando los alimentos azucarados y ultraprocesados que nunca son convenientes. ¿Cómo puede afectar la alimentación sana en mi vida diaria? El hecho de mantener una alimentación sana, evita el sobrepeso y, por tanto, mejora los dolores articulares y de espalda. Una dieta sana aporta suficientes proteínas, vitaminas, hierro y calcio y, al no tener carencia de estas sustancias, nuestro organismo está más vigoroso y no nos cansamos con facilidad , evitamos enfermedades como el aumento de colesterol y de glucemia, y las avitaminosis que producen alteración en nuestro equilibrio orgánico.
¿Qué es la pirámide de la alimentación saludable?
Artículo especializado

¿Qué es la pirámide de la alimentación saludable?

Introducción La alimentación saludable es una de las bases, junto con el ejercicio, de una vida saludable. Si nos alimentamos de una forma correcta, evitaremos el sobrepeso , las dietas carenciales y el ajuste en colesterol, glucemia y vitaminas que nuestro cuerpo necesita, logrando que nuestro organismo funcione de forma acorde a nuestras necesidades. La pirámide de alimentación es una buen base para conseguir este objetivo. Definición Es una imagen en forma de pirámide que permite conocer qué alimentos deben estar en nuestra dieta diariamente y en qué proporciones. Se inicia en una base más amplia y se hace más pequeña según se eleva, siendo estos últimos los alimentos que se deben evitar o comer en menor medida. Es una manera sencilla de conocer la mejor forma de alimentarnos. Las primeras pirámides datan del año 1870, y han ido evolucionando hasta las pirámides actuales. ¿Para quién está indicada? La pirámide alimenticia está indicada para cualquier persona sana o enferma. Esta indica cuántas raciones y de qué alimentos debe constar nuestra dieta, señalando cuáles deben ser diarios, cuáles semanales y, de estos, cuantas veces a la semana se deben consumir. No es necesario estar enfermo para realizar una alimentación correcta, sino todo lo contrario, si queremos mantenernos sanos, una buen alimentación y ejercicio es la base para ello. Esta pirámide puede usarse desde la infancia hasta la edad adulta. ¿Qué alimentos debo consumir? Los alimentos de la base de la pirámide forman aquellos que son los de consumo más frecuente . Las frutas, verduras y hortalizas, se deben consumir de forma diaria. Las verduras y hortalizas en forma de raciones de 150 gramos se han de ingerir tres o cuatro veces al día, de ellas, una vez al día en forma de ensalada. Las frutas debemos consumirlas en dosis de dos o tres raciones diarias , con un peso de entre 150 y 200 gramos por ración. Los cereales , en la medida de lo posible, deben ser integrales y consumir tres raciones de un peso aproximado de 50 gramos diarios. Lácteos han de tomarse dos veces al día en raciones de entre 150 y 200 gramos . En cuanto a aceite, se recomienda cuatro cucharadas al día de unos 15 g por ración , preferiblemente aceite de oliva o de girasol. Los frutos secos han de tomarse sin sal añadida y en cantidad aproximada de unos 15 gramos al día Legumbres deben tomarse tr es veces por semana al menos, en raciones de unos 100 gramos diarios. Las carnes blancas, pescado o huevos han de ingerirse entre tres y cinco veces a la semana. Las raciones han de ser de pescado de unos 150 gramos y, de carne unos 100 gramos. Se ha de limitar el consumo de las carnes rojas que ha de ser esporádico. Ejercicio en la dieta El ejercicio es una parte muy importante de mantener una vida saludable, aunque no ha de ser igual para todas las edades y para todas las personas. Debe ser adaptado a la edad y características físicas de cada persona . En términos generales, la OMS recomienda que los niños realicen al menos una hora de ejercicio físico vigoroso diario, ya sea mediante gimnasia, juegos, carreras o saltos, y realizar actividades físicas al aire libre. Si el ejercicio se realiza durante más de una hora, se mejoran los beneficios para la salud del individuo. Las personas mayores de 18 y hasta los 64 años , deberán realizar al menos 150 minutos de actividad vigorosa a la semana. La actividad física debería tener una duración mínima de diez minutos. Si se realizan hasta 300 minutos de ejercicio físico, los resultados para la salud serán mejores. Los mayores de 65 años deben realizar 150 minutos semanales de actividad física moderada , a realizar en sesiones de al menos 10 minutos. Estos adultos deben realizar ejercicio físico que favorezca su equilibrio y mejore su actividad muscular. Como medida general, es importante intentar establecer el ejercicio físico dentro de las actividades de la vida diaria ; siempre que se pueda, subir y bajar escaleras, dejar el transporte más lejos de la parada correspondiente para caminar, aparcar el coche lejos del lugar de trabajo, etc., esto ayudará a mantenerse activo físicamente sin apenas notarlo. Ejemplo de un plan diario DESAYUNO: vaso de leche descremada con un trozo de pan con aceite. Media mañana: pieza de fruta. COMIDA: legumbres más pescado con ensalada y fruta. Media tarde: vaso de leche descremada con frutos secos. CENA: ensalada variada. Preguntas frecuentes ¿Cómo surgió la pirámide alimentaria? La pirámide alimentaria surge en el año 1870 como una tema publicitario de los agricultores en EEUU. Posteriormente, se van clasificando los alimentos y se descubren las vitaminas, esto hace que la pirámide alimentaria vaya evolucionando hasta la actual que data de 2005. Desde sus inicios, meramente publicitarios, fue evolucionando hasta el año de la segunda guerra mundial, cuando se consideró como parte de los grupos de alimentos y las necesidades básicas para el individuo en época de racionamiento, hasta evolucionar al momento actual, en el cual se consideran las necesidades básicas de un individuo. ¿Existen otras diferenciaciones en los grupos de la pirámide alimentaria? Los grupos básicos de la pirámide alimentaria son siempre los mismos y se pueden clasificar en carbohidratos, grasas y proteínas, adquiriendo estas sustancias de forma más sana cuanto menos carnes rojas se consuman y aumentando la ingesta de verduras y frutas, según lo que ha sido la dieta mediterránea .