Diástasis

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la diástasis?

La diástasis es la separación de dos músculos, la más frecuente es la de los rectos del abdomen, a consecuencia de alteraciones en el tejido conectivo asociado a aumento de volumen del abdomen. Los rectos anteriores se encuentran en la cara abdominal anterior y van desde las costillas hasta la parte superior del pubis, su función es mantener el cuerpo erguido, permitir la espiración, limitar la inspiración, proteger las vísceras y mantenerlas en posición, permitir la flexión del tronco e intervenir en parto, defecación, micción, risa, tos y estornudos.
Se puede presentar malestar en la espalda o en la zona lumbar.

Síntomas de la diástasis

En algunos pacientes, en etapas iniciales, suele ser asintomática, existiendo solo la deformidad a nivel de la línea alba abdominal. Otros pacientes, pueden presentar malestar en la espalda o en la zona lumbar, flatulencia, estreñimiento, sensación de hinchamiento después de las comidas, debilidad de suelo pélvico e incontinencia urinaria abdominal.

Causas de la diástasis

Entre las principales causas se encuentran:

  • Sedentarismo
  • Falta de tonicidad en la pared abdominal
  • Cirugías que afecten a la pared abdominal
  • Obesidad
  • Mala gestión de las cargas que permite que aumente la presión intra abdominal
  • Distensión abdominal por aumento de las vísceras abdominales o inflamación intestinal

Tratamiento de la diástasis

Existen varios tipos de tratamiento, dependiendo de la intensidad de la diástasis:

  • Fisioterapia: realización de ejercicios de tonificación del músculo transverso del abdomen. Además, en ella nos aconsejarán evitar realizar abdominales tradicionales y las maniobras de valsalva. También pueden indicarnos gimnasia abdominal hipopresiva y el uso de fajas específicas para diástasis abdominal.
  • Electroestimulación: no solamente funciona con los músculos de la pared abdominal, también es utilizada en los músculos del suelo pélvico.
  • Mejorar el estreñimiento y todo aquello que aumente la presión intra abdominal.
  • Cirugía: reservada para casos severos en los que los síntomas son múltiples y exista dolor al contraer la pared abdominal. Es importante continuar la fisioterapia antes y después de la operación para la correcta recuperación y evitar los factores desencadenantes para que no vuelva a suceder. El procedimiento es una abdominoplastia con reconstrucción de la pared abdominal y recolocación del ombligo.

Pruebas complementarias realizadas en caso de diástasis

El diagnóstico se puede realizar solamente mediante el examen físico realizado por un personal experimentado. Se le pide al paciente colocarse boca arriba con las rodillas flexionadas y los pies en el suelo y elevar ligeramente la cabeza haciendo un abdominal con la mano situada en el abdomen. En la posición de elevación se palpa con los dedos el límite entre ambos rectos del abdomen, si la misma es mayor a dos centímetros y medio se indica que existe diastasis de los rectos.

También puede realizarse en algunos casos una ecografía de partes blandas de la pared abdominal de manera orientativa, que en ningún caso supera la valoración del médico.

Factores desencadenantes de diástasis

Existen varios factores de riesgo que pueden producir diástasis:

  • Aumento de peso: el incrementos de peso corporal de predominio abdominal provoca un aumento de la presión intrabdominal alterando la línea alba.
  • Embarazo: se debe a la distensión en los tejidos de la pared abdominal, además de cambios hormonales como el aumento de concentración de progesterona, elastina, estrógeno y relaxina, que alteran la composición del colágeno haciendo que se debiliten. 
  • Embarazos múltiples, embarazos con feto de gran peso o en pacientes con debilidad previa de la pared abdominal.
  • Parto: los partos complicados con muchas horas de trabajo generan un aumento de la presión intra abdominal pueden dar lugar a la separación de los rectos del abdomen.
  • Ejercicio y aumento de presión intra abdominal: todo esfuerzo mantenido que eleve la presión intraabdominal como cargar objetos de peso o realizar ejercicios que provocan la separación de los rectos del abdomen puede causar esta patología.

Complicaciones de la diástasis

Las principales complicaciones son:

  • Aparición de hernias
  • Alteración de suelo pélvico
  • Dolor lumbar
  • Trastornos posturales
  • Problemas digestivos como gases y estreñimiento
  • Incontinencia urinaria

Prevención de la diástasis

La mejor prevención será la sugerida por un fisioterapeuta, quien nos indicará la realización de ejercicios hipopresivos aunque no tengamos diástasis, la corrección de la postura corporal, columna vertebral, miembros superiores e inferiores y suelo pélvico, y evitar los sobreesfuerzos, apneas y abdominales clásicos, son algunas de las recomendaciones para prevenir la diástasis. En el caso de embarazadas, se aconseja el uso de faja o cinturón abdominal para añadir soporte al abdomen.

Preguntas frecuentes:

¿Cómo se puede evitar la diástasis en el embarazo?

Durante el embarazo ,se puede evitar la diástasis aplicando estos pequeños consejos:

  • Uso de faja o cinturón abdominal para añadir soporte al abdomen.
  • Evitar ejercicios abdominales.
  • Realizar ejercicios sobre una pelota suiza que implica una extensión del cuerpo hacia atrás.
  • Realizar ciertas posturas de yoga y ejercicios hipopresivos.
  • No levantar o cargar objetos pesados.
  • Evitar el estreñimiento, la tos crónica y, en general, todo aquello que aumente la presión intra abdominal.
  • No aumentar exageradamente de peso durante el embarazo.

¿Cómo se relacionan la diástasis y los problemas digestivos?

Al ser los músculos los que sostienen los órganos internos y estabilizar la zona central de nuestro cuerpo, disminuir su tonicidad, trae como consecuencia alteraciones en la carga intra abdominal y reorganización, por lo cual, acarrea trastornos digestivos como dolor abdominal, flatulencia y mala digestión.

¿Puede la diástasis generar una hernia?

Sí, las diastasis severas de la pared abdominal pueden originar hernias de la pared abdominal o umbilical por herniación de las vísceras ante una pared abdominal muy debilitada.