Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Detección y Tratamiento de la Sífilis

Detección y Tratamiento de la Sífilis

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

La sífilis es una infección de transmisión sexual causada por una bacteria llama Treponema pallidum. Su fuente de infección son las lesiones en piel y mucosas que se producen en las personas infectadas, aunque también se puede encontrar en saliva, semen, sangre y en secreciones vaginales. Su transmisión se produce por contacto directo con las lesiones durante las relaciones sexuales, y muy raramente hay contagio a través de los besos o sexo oral. El periodo de incubación dura entre dos y cuatro semanas y la fase de transmisibilidad, es decir, el periodo en el que se puede producir el contagio, es entre la primera y la segunda fase.
La transmisión de sífilis se produce por contacto directo con las lesiones durante las relaciones sexuales, y muy raramente hay contagio a través de los besos o sexo oral.

Las fases de la sífilis

  • Fase primaria: se produce a las dos semanas del contagio y cursa con aparición de una única lesión erosiva ulcerada, superficial e indurada, pero no dolorosa en el punto de contagio. Esta lesión se denomina chancro sifilítico y normalmente aparece en la boca, en el ano o en genitales. Además, también suelen aparecer adenopatías regionales indoloras. Al mes, el chancro tiende a desaparecer.
  • Fase secundaria: es el estadio más florido. Este periodo sucede entre las seis y ocho semanas de la desaparición del chancro, y en él la bacteria se disemina por la sangre y aparecen síntomas generalizados: fiebre, odinofagia, anorexia, artromialgias, linfadenopatías generalizadas y lesiones cutáneas maculo-papulares exantemáticas en la zona de las palmas de las manos y las plantas de los pies. Estas lesiones en las áreas intertriginosas se agrandan y se erosionan dando lugar a placas infecciosas que también se pueden encontrar en las mucosas; son los llamados condilomas planos.
  • Fase tardía: aparece entre 10 y 30 años desde el contagio. Se caracteriza por la presencia de unos granulomas o gomas en la piel, mucosa y aparto musculo-esquelético. También manifestaciones viscerales cardiovasculares y neurológicas.

¿SABÍAS QUE…?

Se denomina sífilis benigna a la sífilis primaria y secundaria porque cursa con lesiones curables que no dejan secuelas. La sífilis tardía es grave y cursa con lesiones destructivas que, aunque se curan con el tratamiento, pueden provocar secuelas graves.

Cómo se diagnostica

El diagnóstico de la infección por Treponema pallidum se basa en dos tipos de métodos:

  • Métodos directos: consiste en la visión directa del patógeno con un microscopio de campo oscuro o mediante inmunofluorescencia directa en las muestras de lesiones cutáneas (chancro o condilomas).
  • Serología:
  • Test no treponémicos (test reagínicos). Son test inespecíficos por lo que cuando se positivizan hay que confirmarlos con un test treponémico. Son VDRL (Venereal Disease Research Laboratory) y RPR (Rapid Plasma Reagin Test). Estos test tardan en positivizarse aunque los títulos de anticuerpos se correlacionan con la actividad de la enfermedad y se negativizan tras el tratamiento.
  • Test treponemicos: estos tests se positivizan los primeros y son positivos de por vida. Son FTA-ABS (Fluorescent Treponemal Antibody Absorbed) y TP-TA (Treponema Pallidum Particle Agglutination).

Cómo se trata

El tratamiento para la sífilis en todos los estadios de la infección es el mismo: la penicilina, antibiótico de elección para esta bacteria. El tipo de preparado, la dosis y la duración del tratamiento varían en función del estadio de la enfermedad.

En la sífilis es importante tanto el diagnostico como el tratamiento precoz y la identificación de los contactos. Los contactos confirmados se tratarán con penicilina. La realización de test serológicos repetidos a los tres y seis meses son fundamentales para asegurar un tratamiento adecuado de la enfermedad.

Tanto para la sífilis como para el resto de enfermedades de transmisión sexual es de vital importancia la información y, sobre todo, la prevención.

La sífilis congénita

Es la enfermedad en el recién nacido, que se infecta con Treponema pallidum a través de la placenta o durante el parto. Se puede diferenciar entre sífilis congénita precoz y tardía

  • Sífilis congénita precoz: los síntomas aparecen antes de los dos años de vida. Es una infección diseminada, con lesiones muco-cutáneas, osteocondritis, anemia, hepatoesplenomegalia y afectación del SNC.
  • Sífilis congénita tardía: aparecen diversos síntomas a partir de los dos años de edad. Cursa con queratitis intersticial, deformación de huesos y dientes, sordera por afectación del VII par craneal, neurosífilis.

Para prevenir la sífilis congénita es fundamental el diagnóstico precoz en la mujer embarazada, por eso se realiza screening de esta infección en la analítica del primer trimestre y si la paciente tiene factores de riesgos deberá repetirse la determinación en el tercer trimestre.