Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Descubre Cómo Eliminar Tus Verrugas

Descubre Cómo Eliminar Tus Verrugas

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Las personas buscan la belleza, y las imperfecciones de la piel son algo que deseamos eliminar, tanto aquellas que tenemos desde el nacimiento como las que aparecen por la edad y el envejecimiento cronológico. Vivimos en una cultura en la que pensamos que todo tiene una solución idónea mientras se tenga dinero para pagarla, y no es del todo cierto. Las técnicas que los dermatólogos y médicos estéticos emplean para eliminar imperfecciones no lo pueden conseguir absolutamente todo, y en ocasiones no están exentas de complicaciones o efectos secundarios. Sin embargo, en la mayoría de los casos puede cumplirse el objetivo de mejorar el aspecto y la calidad de vida de las personas tratadas. Vamos a explicar las técnicas más frecuentemente empleadas: la crioterapia, la cirugía, el láser, la dermoabrasión, y los peelings químicos
La cirugía sirve para extirpar muchas lesiones de la piel, y permite hacer una biopsia de éstas. En muchos casos, ciertos crecimientos como nevus, fibromas y verrugas.

¿Qué es y para qué sirve la crioterapia?

La crioterapia o criocirugía consiste en eliminar lesiones de la piel mediante la congelación. Habitualmente se emplean aparatos de crioterapia con nitrógeno líquido, un gas que alcanza temperaturas muy bajas y que produce quemaduras por congelación. El dermatólogo puede controlar la profundidad y extensión de la quemadura modificando la distancia del aparato a la piel, el diámetro del haz del gas, y el tiempo de aplicación. La crioterapia sirve para tratar lesiones como las verrugas víricas o las queratosis seborreicas. También se usa para el tratamiento de lesiones precancerosas como las queratosis solares o la enfermedad de Bowen. En cambio, no debe utilizarse para tratar lesiones en las que hay que hacer un estudio histopatológico (biopsia) porque la congelación la destruye. Este es el caso de los nevus o pecas, el melanoma o la mayoría de los carcinomas, porque el diagnóstico se debe realizar con una biopsia, y además permite el control de los márgenes para asegurar que el tumor está completamente extirpado.

La crioterapia puede utilizarse para tratar los lentigos seniles o solares (manchas asociadas a la edad que aparecen en la cara o el dorso de las manos), pero muchas veces puede producir resultados antiestéticos, con manchas blancas residuales.

¿Qué lugar ocupa la cirugía?

La cirugía sirve para extirpar muchas lesiones de la piel, y permite hacer una biopsia de éstas. En muchos casos, ciertos crecimientos como nevus, fibromas y verrugas pueden “afeitarse” con un bisturí seguido de una electrocoagulación con un bisturí eléctrico o de radiofrecuencia.

Asimismo, la cirugía plástica se emplea en determinados procedimientos estéticos como el “lifting” o ritidectomía para eliminar arrugas, o la blefaroplastia para eliminar las bolsas de los párpados.

Todos estos procedimientos requieren de una anestesia previa que suele ser local.

¿Para qué se pueden emplear los láseres?

La tecnología láser puede eliminar diversos tipos de lesiones porque dirige la energía contra una estructura determinada de la piel. Así, hay láseres que eliminan pelo, pigmentación o lesiones vasculares como los capilares y varículas antiestéticas. El láser puede provocar dolor, y en general se utiliza para mitigarlo la anestesia local en crema o dispositivos de refrigeración.

También existen láseres llamados ablativos que pueden decapar la piel para mejorar su aspecto. En estos casos, la quemadura que provocan es profunda y el procedimiento requiere de reposo en domicilio y protección solar muy estricta durante semanas posteriores al mismo.

¿Qué son los peelings químicos?

El peeling es una técnica que consiste en la aplicación controlada de una sustancia abrasiva para la piel con el fin de decaparla y corregir imperfecciones y manchas. Las que más se emplean son el ácido glicólico, el ácido kójico o el ácido tricloroacético. Los peelings a altas concentraciones no están exentos de efectos secundarios y siempre deben ser aplicados por médicos.