Contenido Artículos especializados Conoce Todos los Detalles del Acné en Adultos

Dr. Jorge Romaní

Especialista en Dermatología

Médico colaborador de Advance Medical

Tienes 40 años y, de repente, una mañana, te levantas con algún granito en la cara. No le das importancia: serán las hormonas, habré comido algo más graso… Pero cuando es una situación que se repite ¡saltan las alarmas! ¿Acné otra vez, a mi edad, eso no pasaba en la adolescencia?

El acné en la pubertad y la adolescencia está provocado fundamentalmente por el aumento de las hormonas sexuales necesario para el desarrollo.

Pues sí, aunque en general todo el mundo piensa que el acné es un fenómeno de la pubertad y la adolescencia, los dermatólogos vemos casos de acné en la edad adulta. Este puede tener causas distintas al acné de los jóvenes, y también tiene un tratamiento diferente.

¿Qué es y cómo se produce el acné adulto?

El acné es un proceso muy común caracterizado por la inflamación y el taponamiento del folículo pilosabáceo (el pelo y la glándula de grasa de la piel).

El acné es una situación de la piel que comporta aumento de la grasa, inflamación, sobreinfección y taponamiento del poro en la piel. En la pubertad y la adolescencia está provocado fundamentalmente por el aumento de las hormonas sexuales necesario para el desarrollo. En niñas aparece hacia los 12 o 13 años, y desaparece a los 15-16, mientras que en los niños aparece a los 13-14 y suele persistir hasta los 18-19 años. Pero, ¿y en los adultos? Hay una base genética como veremos más adelante.

¿Qué mitos sobre el acné son o no ciertos?

  • El principal mito que hay que desmontar es que el acné tenga que ver con el consumo de embutidos, chocolate o comidas grasas. No es del todo cierto. Sí que se ha demostrado alguna relación del acné adolescente con el elevado consumo de azúcares (como los contenidos en dulces y bollería) y productos lácteos, por lo que debería limitarse su consumo en adolescentes, con la razón añadida de que el consumo de grandes cantidades de azúcares refinados no es sano. Deben ser sustituidos por otros carbohidratos de liberación lenta, como los que contienen los cereales integrales, la pasta, la fruta o las legumbres.
  • Otro mito es que el acné se soluciona con limpiezas de cutis, o sólo con limpieza y “exfoliantes”. Esto únicamente funciona en parte para los acnés de la pubertad donde no hay inflamación de los granos (enrojecimiento y pus), pero puede ser perjudicial para acnés con más inflamación (acnés inflamatorios).

¿El acné se hereda?

Es cierto que, en la mayoría de los acnés graves, con más inflamación y producción de cicatrices, hay una base hereditaria. Este factor pesa mucho más que la dieta, el estilo de vida o el estrés.

¿Por qué algunos adultos tienen acné?

El acné más allá de los 20 años, y que incluso puede estar activo hasta los 40 o 50 años, tiene sobre todo una base genética, es decir, una “forma de ser” de la piel, que muchas veces se hereda, y que se caracteriza por piel grasa y con predisposición al taponamiento de los poros. En las mujeres este acné está asociado con una piel especialmente sensible a la acción de las hormonas sexuales, y puede requerir de tratamientos que regulen el sistema hormonal.

Síntomas del acné de las personas adultas

  • En las mujeres, aparece un acné de “granos más interiores” que llamamos pápulas o nódulos, y que son distintos de los comedones o “puntos negros”. También aparecen en zonas diferentes, no en la frente o en la nariz, sino en la zona de la barbilla, las mandíbulas o alrededor de la boca. Es típico que este acné tenga los peores días antes de la menstruación, que mejore cuando la mujer toma anticonceptivos hormonales, y que empeore con el estrés. En muchas chicas que toman anticonceptivos desde los 18 años, el acné aparece cuando los dejan para buscar hijos. El anticonceptivo ha ido actuando como un “regulador” de las hormonas y, al dejarlo, es cuando aparece. El estrés puede causar también acné en las mujeres porque se activan ciertas hormonas producidas por la glándula suprarrenal y el ovario.
  • En los hombres, los acnés que persisten en la edad adulta afectan también en forma de pápulas y nódulos a las mejillas, el cuello, la nuca, el pecho y la espalda, con creación de cicatrices antiestéticas. También pueden asociarse con hidradenitis o “golondrinos”, bultos dolorosos en las axilas, la zona glútea o las ingles. No tiene tanta influencia el sistema hormonal como en las mujeres.

Diagnóstico del acné adulto

En las mujeres es importante que el dermatólogo haga un buen interrogatorio sobre el uso de anticonceptivos y el ciclo menstrual. En muchos casos, puede solicitarse un perfil hormonal en un análisis de sangre, buscando alteraciones de las hormonas sexuales producidas por la hipófisis, los ovarios o las glándulas suprarrenales. Es importante descartar en las mujeres el ovario poliquístico (quistes en los ovarios), un desarreglo hormonal que se acompaña de irregularidades en la regla o incluso infertilidad, obesidad, diabetes, acné y pérdida de cabello. Sin embargo, muchas mujeres con acné en la edad adulta tienen las hormonas en sangre completamente normales o sólo ligeramente elevadas, y el acné se atribuye a un aumento de la sensibilidad de la piel a las mismas, que no puede determinarse con las técnicas de laboratorio convencionales.

El dermatólogo debe interrogar también a los pacientes sobre el consumo de algunos fármacos o sustancias tóxicas que pueden causar acné, como algunos medicamentos para el alcoholismo (antabús) o las enfermedades psiquiátricas (neurolépticos, sales de litio).

Tratamiento del acné adulto

El tratamiento va a depender del grado de acné y de que existan o no enfermedades asociadas. Por ejemplo, el ovario poliquístico tiene un tratamiento específico. En muchas mujeres adultas con acné puede prescribirse un anticonceptivo para regular el sistema hormonal. El tratamiento del acné inflamatorio suele comenzar por preparados tópicos (cremas), continuar con antibióticos en pastillas si no responde, y en muchos casos debe tratarse con isotretinoína, un derivado sintético de la vitamina A, bajo supervisión dermatológica.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas?

Cuéntanos lo que necesitas e intentaremos ayudarte lo más rápido posible

¿Tienes dudas?