Contenido Artículos especializados Cómo Funciona el Método Ropa

Dra. Natalia Garcia Montaner

Especialista en Ginecología y Obstetricia

Médico colaborador de Advance Medical

El método ROPA es el acrónimo de Receptora de Óvulos de la Pareja. Se refiere a las parejas de mujeres homosexuales que desean un embarazo en común y una de ellas actúa como donante de óvulos para su pareja (madre genética) y la otra gesta el embarazo en su útero (madre biológica).

 Tiene un requisito legal: según la legislación española, para poder realizar esta técnica la pareja debe estar casada legalmente, no sirve ser pareja de hecho. Este detalle es importante y puede llamar la atención, pero simplemente es una formalidad pues en nuestro país hay una norma muy estricta según la cual cualquier donación de órganos, semen u óvulos, ha de ser anónima, y la única excepción es esta técnica, que lo permite. Asimismo, legalmente al hacer este tipo de tratamientos ambos miembros de la pareja se hacen responsables del hijo/a y así deberán inscribirlo como común en el libro de familia.

 Cuándo se indica este método

Las indicaciones son múltiples, simplemente para implicarse ambos miembros de la pareja y compartir los roles por elección personal. O por motivos médicos, en caso de que la receptora presente baja reserva ovárica o alteraciones en la calidad ovárica o cualquier tipo de enfermedad hereditaria o alteración genética o cromosómica o que sea portadora de alguna mutación que pueda ser heredada a la descendencia. O simplemente cuando han fallado previamente otros ciclos de tratamiento de fertilidad. O porque la donante presente alguna patología médica u obstétrica que contraindique embarazo o que condicione que el embarazo sea de riesgo.

Debe cumplirse, simplemente por sentido común, que la que dona sus óvulos tenga un buen perfil de donante, es decir, a nivel genético no tenga problemas y a nivel ginecológico tenga buena edad y buena reserva ovárica. Y que la receptora no tenga problemas de salud que puedan verse comprometidos con un embarazo y que su útero no presente patología que contraindique la gestación.

 Fases del método

Desde el punto de vista técnico hay que recurrir a una fertilización in vitro en varias fases:

  •         La paciente que actúa como donante de óvulos se ha de someter a un tratamiento de estimulación ovárica con una medicación que lo que pretende es que en el ovario durante la primera parte de un ciclo se desarrollen cuantos más óvulos mejor. Se realiza un control ecográfico regularmente, cada 48-72 horas de los ovarios para ir haciendo seguimiento de su evolución. En el momento óptimo de madurez de los óvulos se administra otra medicación que nos asegura que estén aptos para ser extraídos en el momento en que se programe su extracción. Esta se realiza en un quirófano, habitualmente bajo sedación y mediante la punción de los ovarios por vía vaginal guiándonos por ecografía, puncionando cada uno de los folículos, que son las bolsitas de líquido del ovario en el interior de las cuales flota el óvulo. Se aspira su contenido, con el óvulo incluido y se le entrega al laboratorio, donde se conservarán para su fecundación.
  •         En el laboratorio se incorpora a los óvulos una muestra de semen de donante anónimo para que un espermatozoide fertilice cada uno de ellos, a partir de ese momento se conservaran los embriones en medios de cultivo y bajo unas estrictas condiciones de humedad y temperatura. Se va supervisando su evolución durante los primeros días. Los embriones sanos se van dividiendo de forma uniforme y a una velocidad concreta, y a los tres o cinco días podremos escoger los que han tenido mejor evolución y aspecto para transferir el o los mejores. Cada vez es más común transferir un solo embrión porque cada vez los resultados de los tratamientos son mejores, sobre todo en este tipo de pacientes, las cuales no tienen por qué tener ninguna dificultad en gestar y en general tienen mejores resultados que las parejas heterosexuales que cuando recurren a tratamientos de fertilidad es cuando sí que han presentado problemas. De esta manera se ha reducido mucho la tasa de embarazos múltiples que eran tan frecuentes hace unos años motivados por la transferencia de múltiples embriones para aumentar la tasa de éxitos.
  •         Paralelamente, el otro miembro de la pareja, la receptora, tiene que recibir un tratamiento con estrógenos orales o transdérmicos (parche cutáneo) para madurar el endometrio y que esté condiciones idóneas en el momento de la transferencia. Seguramente será necesario hacer algún control ecográfico para asegurarnos de que evoluciona correctamente. En el momento en que el embrión esté listo para ser transferido se introducirá suavemente mediante una cánula en el interior del útero de la receptora en un procedimiento ambulatorio que no requiere de anestesia. Las primeras semanas se deberá administrar una medicación para mejorar la implantación y mantenimiento del embarazo.

 Si todo funciona habremos obtenido un embarazo en el cual ambos miembros de la pareja tienen un importante papel.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas?

Cuéntanos lo que necesitas e intentaremos ayudarte lo más rápido posible

¿Tienes dudas?