Cifosis

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la cifosis?

La cifosis es una deformidad exagerada de cualquiera de las curvaturas fisiológicas de la columna vertebral, en la cual, además, puede existir compresión nerviosa por la pérdida de alineamiento vertebral.
Puede existir compresión nerviosa por la pérdida de alineamiento vertebral.

Síntomas de la cifosis

En el caso de la cifosis leve o moderada, no se suelen presentar síntomas notorios, sin embargo, se podría presentar: 

  • Dolor en la espalda
  • Rigidez de la espalda
  • Deformidad en el área 

En los casos severos de la cifosis, se pueden presentar los siguientes síntomas: 

  • Apariencia redondeada de la espalda 
  • Curvatura anormal de la columna 
  • Dificultad para respirar 
  • Dolor agudo en la espalda 
  • Sensibilidad y rigidez en la columna 
  • Fatiga

Causas de la cifosis

Existen múltiples causas de la cifosis, entre las cuales destacan:

  • Osteoporosis: descalcificación ósea que debilita las vértebras haciéndolas más susceptibles de fracturas y deformidad.
  • Degeneración discal: los discos son superficies suaves de amortiguación entre vértebras que pueden ir perdiendo consistencia o deshidratándose, lo que hace que las vértebras prácticamente se deformen y contacten entre sí. 
  • Anomalías congénitas: no existe normal desarrollo vertebral produciéndose cifosis.
  • Oncológicos: cáncer primario o metastático que debilita la vértebra, la fractura y origina compresión.
  • Lesiones traumáticas directas.
  • Deslizamiento de una vértebra adelante sobre otra, llamado espondilolistesis. 

Tratamiento de la cifosis

Si el arqueamiento de la espalda no parece que va a causar ningún problema, lo más probable es que no se necesite ningún tipo de tratamiento

Se deberán hacer controles regulares hasta que se deje de crecer, para asegurar que la espalda se ha dejado de arquear. Cuando se detiene el proceso de crecimiento, la cifosis suele dejar de avanzar. 

El médico especialista, tras la evaluación, indicará analgésicos si su síntoma principal es el dolor, también algún fármaco para tratar la enfermedad de base como los medicamentos para la osteoporosis.

Otro tipo de tratamiento para la cifosis son las sesiones de fisioterapia y ejercicios de fortalecimiento de la espalda. Unos músculos fuertes ayudan a sostener mejor la columna.  

En ocasiones, se indica la utilización de un corsé ortopédico para evitar que la cifosis empeore y sostener la espalda de la persona mientras atraviesa la etapa de crecimiento, pero, no se puede arreglar la cifosis de forma permanente.  

En los casos más graves donde la cifosis causa dolor o problemas a la calidad de vida del paciente, se recomienda la cirugía de fusión vertebral, la cual consiste en introducir piezas óseas entre las vértebras y luego sujetarlas con barras y tornillos de metal hasta que la columna vertebral cicatrice en una posición corregida. 

Pruebas complementarias usadas en casos de cifosis 

Entre las pruebas utilizadas para el diagnóstico y tratamiento de la cifosis, se pueden incluir: 

  • Examen físico completo: el cual consiste en flexionar el tronco hacia adelante. La cifosis es más fácil de detectar cuando la espalda se coloca de esta forma.
  • Radiografías o tomografías: las cuales ayudan a determinar el grado de la curvatura y detectar deformidades en las vértebras.
  • Prueba de densidad ósea: permite cuantificar la mineralización del hueso para emplear el tratamiento adecuado.
  • Pruebas neurológicas: para comprobar los reflejos y la fuerza muscular.

Factores desencadenantes de cifosis 

Los factores desencadenantes de cifosis pueden ser:

  • Osteoporosis: este trastorno adelgaza los huesos, lo que puede desencadenar la curvatura de la columna. 
  • Anomalías congénitas: los huesos de la columna que no se desarrollan de la manera correcta antes del nacimiento pueden ocasionar cifosis.
  • Fracturas: las fracturas por compresión de las vértebras pueden ocasionar la curvatura de la columna vertebral.
  • Alteraciones en la postura vertebral por largos periodos.

Complicaciones de la cifosis 

La cifosis puede tener complicaciones como: 

  • Problemas de respiración: la curvatura de la columna puede producir comprensión en los pulmones. 
  • Problemas digestivos: la cifosis grave puede comprimir el sistema digestivo y causar problemas como el reflujo ácido y la dificultad para tragar.
  • Baja autoestima o problema con la imagen corporal: esto suele suceder con mayor frecuencia en adolescentes. 

Prevención de la cifosis

No hay maneras de prevenir esta enfermedad. El diagnóstico y tratamiento adecuado de la osteoporosis puede evitar que se genere la cifosis. Así como el diagnóstico temprano de la cifosis puede evitar que la enfermedad empeore y la necesidad de una cirugía. 

Preguntas Frecuentes 

¿Qué ejercicios se recomiendan para la cifosis? 

Es importante acudir a un fisioterapeuta para que indique los ejercicios que mejor se adapten a la necesidad de cada paciente. Algunos ejercicios pueden incluir estiramiento de la musculatura anterior del pecho y estiramiento del pectoral. 

¿En qué se diferencia la lordosis de la cifosis? 

La lordosis es una curvatura que se presenta en cervicales y lumbares, mientras que la cifosis es una curvatura que se presenta en dorsales y sacro. 

¿Qué zonas del cuerpo puede afectar la cifosis? 

La cifosis afecta a la columna vertebral, produciendo dolor de espalda y rigidez de la columna. En ocasiones, puede afectar a los pulmones cuando se produce una compresión por la curvatura de la columna. Se puede producir también, una compresión en el sistema digestivo.