1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Causas y Tratamientos de la Psoriasis

Causas y Tratamientos de la Psoriasis

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Placas rojas y descamación, acompañadas de picor y molestias, en cualquier zona del cuerpo. Es así como se presenta la psoriasis. Una enfermedad inflamatoria de la piel, que no es contagiosa y que tiene una base genética. Afecta sobre todo a los codos, las rodillas y el cuero cabelludo.

Es una enfermedad más frecuente de lo que pensamos, pues aparece hasta en un 3 % de la población. Además, hasta una tercera parte de los pacientes pueden desarrollar con el tiempo una forma de reumatismo llamada artritis o artropatía psoriática, que es una manifestación de la misma inflamación en las articulaciones o los tendones.
La psoriasis produce placas rojas, cubiertas de costra o descamación, en ocasiones acompañadas de picor y molestias. Puede afectar a cualquier zona de la piel, o incluso a todo el cuerpo.

¿SABÍAS QUE…

Aunque se conocen los mecanismos que producen la inflamación, y se han desarrollado medicamentos muy eficaces para controlarla, no se han podido identificar todavía todos los desencadenantes de la psoriasis.

¿Cómo se produce la psoriasis?

Hoy en día sabemos que la psoriasis es una enfermedad provocada por un mal funcionamiento del sistema inmunológico, es decir, el conjunto de mecanismos que en circunstancias normales nos defienden de la infección y de las agresiones externas. Este sistema está formado por células que, en el caso de la psoriasis, producen inflamación en la piel. Se ha realizado mucha investigación sobre la enfermedad en los últimos años. Sabemos que las personas con psoriasis tienen una forma de ser, determinada por la genética, que los predispone a desarrollarla. Los brotes de psoriasis pueden venir provocados por agentes externos como infecciones, o estímulos internos como el estrés emocional. También sabemos que las personas con psoriasis tienden a la obesidad, la hipertensión, la diabetes y el aumento de grasas en la sangre, padeciendo con mayor frecuencia el llamado “síndrome metabólico”, que a la larga provoca más riesgo de infarto o ictus.

Síntomas de la psoriasis

La psoriasis produce placas rojas, cubiertas de costra o descamación, en ocasiones acompañadas de picor y molestias. Puede afectar a cualquier zona de la piel, o incluso a todo el cuerpo. Las zonas más habituales donde aparece son los codos, las rodillas, y la cabeza. También existen tipos especiales de psoriasis, como la pustulosa (que produce granos de pus o pústulas), o la palmoplantar, que se caracteriza por placas en las palmas y las plantas que pueden agrietarse produciendo fisuras con mucho dolor. Asimismo, algunos pacientes pueden llegar a tener una psoriasis generalizada que puede ser grave e incluso mortal.

Como hemos dicho, hasta un tercio de los pacientes pueden desarrollar artritis o artropatía psoriática, que se manifiesta con dolor e hinchazón de las articulaciones de las manos o los pies, dolor de espalda o dolores en los tendones. Este “reuma” puede ser invalidante y conducir a la destrucción de las articulaciones de forma irreparable. Por suerte, si es detectada y controlada a tiempo por un reumatólogo o un dermatólogo, existen tratamientos muy eficaces para evitar la progresión y la invalidez.

Diagnóstico de la psoriasis

Los dermatólogos reconocemos la psoriasis fácilmente sólo por el aspecto de las lesiones de la piel. Sin embargo, en casos de duda puede ser necesaria una pequeña biopsia para diferenciarla de otros trastornos de la piel. Cuando se diagnostica, se realizan diferentes mediciones de la superficie afectada, el grado de enrojecimiento, grosor y descamación de las placas, para estimar la gravedad y decidir el tratamiento más adecuado. Además, podemos hacer hacer determinadas preguntas o pedir algunas pruebas al paciente (análisis en sangre) para descartar que no haya artropatía psoriásica o alteraciones sugestivas del síndrome metabólico (hipertensión, colesterol alto, obesidad, diabetes, etc). Por otro lado, casi siempre se necesita una analítica de sangre para decidir si el paciente puede seguir ciertos tratamientos.

Tratamiento, ¿cuáles son las expectativas de la psoriasis?

La psoriasis sigue siendo una enfermedad incurable, pero que podemos controlar de forma muy eficaz, incluso haciéndola desaparecer por completo, con los medicamentos disponibles en la actualidad. Existen psoriasis de curso clínico intermitente, con épocas de más y menos aparición de lesiones, que pueden controlarse realizando los tratamientos en algunas épocas del año, y psoriasis de curso continuo, que deben realizar el tratamiento de forma continuada. Es muy importante que el paciente entienda la enfermedad, que tenga consciencia de la misma, y que participe de su tratamiento colaborando con el dermatólogo.

¿Qué tratamientos existen?

Podemos clasificar los tratamientos en tópicos (cremas, pomadas, etc), fototerapia (tratamiento con diferentes modalidades de rayos ultravioleta), medicamentos sistémicos (administrados en pastillas o inyecciones), y medicamentos biológicos (siempre administrados en inyección, y reservados para los casos más graves o en el caso de fracaso de otros tratamientos.

  • Medicamentos tópicos

Las cremas, geles, champús o pomadas sirven para el tratamiento de las formas leves de la psoriasis. Puede ser suficiente con aplicarlos por la noche en la zona afectada. En el caso de la psoriasis del cuero cabelludo, hay que dejarlos actuar durante horas y después lavar la cabeza con un champú adecuado. Los medicamentos tópicos exigen paciencia y buen cumplimiento por parte del paciente. En los últimos años se han desarrollado preparados mucho más cosméticos, que no manchan la ropa ni huelen mal, y facilitan mucho su aplicación. La ventaja de un tratamiento tópico es que sólo estamos tratando la piel afectada, sin exponer a todo el organismo a un medicamento sistémico que pueden conllevar efectos secundarios. Sin embargo, sólo se emplean ya para psoriasis muy leves que afectan a pocas zonas y poca superficie de la piel.

  • Fototerapia

La fototerapia se basa en reducir la inflamación y eliminar la psoriasis con diferentes aparatos con rayos ultravioleta. Son tratamientos que sólo se realizan en los hospitales, y se debe acudir dos o tres días por semana. Las cabinas de bronceado a las que la gente acude para “ponerse moreno” no son útiles para la psoriasis, y pueden conllevar un riesgo de padecer cáncer de piel, por lo que están desaconsejadas.

Esta modalidad de tratamiento está indicada para psoriasis más extensas, y tiene la ventaja de que no se necesita tomar medicación (pastillas). Tiene el inconveniente de que no sirve para tratar la artritis psoriásica, y de que el paciente debe desplazarse al hospital para realizarlo.

  • Medicamentos sistémicos tradicionales

Desde hace años se emplean con éxito tratamientos en pastillas como la ciclosporina, el apremilast o el acitretino, y en pastillas o en una inyección semanal en el caso del metotrexato. El dermatólogo debe indicar cuál es el mejor para cada paciente, y controlar sus posibles efectos secundarios sobre el riñón, el hígado o la sangre. Son medicamentos muy seguros y avalados por muchos años de experiencia. Algunos de ellos se emplean para el control eficaz de la artritis psoriásica.

  • Medicamentos biológicos

Los biológicos se administran siempre en inyección, están indicados para las psoriasis más extensas, o cuando ha fallado la fototerapia o los sistémicos tradicionales. Son moléculas grandes, diseñadas para bloquear de forma muy específica la inflamación que existe en la psoriasis, y tienen un perfil de efectos secundarios mejor que el de los sistémicos tradicionales, aunque existe el riesgo que favorezcan la reactivación de algunas infecciones. Algunos de los más empleados son infliximab, adalimumab, ustekinumab o secukinumab. Su precio elevado hace que habitualmente tenga que ser cubiertos por el sistema nacional de salud. Por ello, es muy probable que no puedan ser prescritos en clínicas privadas, sino en los hospitales públicos.


Artículos relacionados Ver todos
Problemas en la piel relacionados con el nuevo coronavirus
Artículo especializado

Problemas en la piel relacionados con el nuevo coronavirus

Problemas en la piel relacionados con el nuevo coronavirus   Como tantos otros virus, el nuevo coronavirus conocido como SARS-CoV-2 puede tener distintas manifestaciones en la piel . Además, el confinamiento prolongado, y el uso de medidas de protección, como los geles desinfectantes o las mascarillas, también pueden ser el origen de problemas cutáneos.  A continuación repasamos algunos problemas asociados directa o indirectamente al coronavirus, algunos de los cuales pueden requerir la consulta con un dermatólogo . Probablemente, el problema más acuciante al que se están enfrentando los dermatólogos tras el confinamiento es el retraso en el diagnóstico de lesiones cutáneas potencialmente graves, ya que muchos pacientes no han acudido al médico por temor a infectarse por coronavirus. Tras la primera oleada de infecciones por coronavirus, en las consultas de dermatología se están empezando a recibir pacientes con lesiones con un tamaño superior al que veían antes de la pandemia, lo que conlleva un peor pronóstico para el paciente. Esto es especialmente grave en casos del melanoma , probablemente el tumor cutáneo mas agresivo. ialmente grave en casos del melanoma, probablemente el tumor cuttás agresivo. En este tipo de tumor de la piel, se sabe que el retraso de solamente de un mes en el diagnóstico supone una disminución de la supervivencia a los 5 años del 85% al 79%. Por ello, los dermatólogos recomiendan fomentar la autoexploración y consultar al dermatólogo en caso de duda. Estas consultas pueden ser presenciales o pueden ser más seguras para los pacientes si se hacen a distancia a través de servicios de teleconsulta . ¿Necesitas una consulta presencial con un dermatólogo? Encuentra un dermatólogo cerca de ti. Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat con uno de nuestros dermatólogos. Otras patologías cutáneas relacionadas indirectamente con el coronavirus y que están generando preocupación son los problemas derivados del uso de geles desinfectantes y las mascarillas . Los geles desinfectantes son soluciones hidroalcohólicas con un contenido en alcohol del 60 al 85%. El uso frecuente de estos geles puede llevar a irritaciones de la piel. Algunas personas con problemas previos como psoriasis o dermatitis atópica pueden ser especialmente propensas a presentar esta irritación cutánea. Desde la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) recomiendan que después del lavado, se asegure un correcto secado de las manos y de los espacios entre los dedos, y se utilicen con frecuencia cremas emolientes (cremas hidratantes que permitan reparar la función barrera de la piel) para prevenir la aparición o el agravamiento de problemas cutáneos. Es especialmente importante el uso de estas cremas durante el descanso nocturno . Si además se va a estar expuesto a la luz solar, puede ser necesario el uso de protectores solares libres de alcohol. En cualquier caso, es fundamental un tratamiento correcto de los problemas cutáneos previos por parte del dermatólogo. En el caso de las mascarillas , su uso prolongado, especialmente en días con altas temperaturas, puede causar dermatitis en las zonas de más fricción como la nariz, orejas o mejillas. También es frecuente que el uso prolongado de la mascarilla empeore problemas dermatológicos previos como el acné , la dermatitis atópica , la dermatitis seborreica , la rosácea , etc. Para minimizar estos problemas los dermatólogos recomiendan: evitar el uso de maquillaje, lavar la cara con agua templada y limpiadores suaves no jabonosos y sin fragancias, usar cremas hidratantes adecuadas para cada tipo de piel y según la edad del paciente, y usar por el tipo de mascarilla mas adecuado para cada entorno y circunstancia. ¿Necesitas una consulta presencial con un dermatólogo? Encuentra un dermatólogo cerca de ti.   Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat con uno de nuestros dermatólogos. Por otra parte, tras el confinamiento es necesario y saludable una exposición adecuada al sol. Los dermatólogos recuerdan la importancia de establecer unos hábitos adecuados frente a la radiación solar para poder aprovechar los beneficios del sol minimizando los posibles riesgos. Gracias a la radiación solar el cuerpo humano sintetiza la vitamina D , la cual es una sustancia esencial para numerosas funciones del organismo, incluyendo la lucha contra las infecciones . Sin embargo, la radiación ultravioleta del sol puede causar no solo un envejecimiento prematuro de la piel sino que puede asociarse al desarrollo de cáncer de piel. Por ello, se recomienda llevar a cabo una exposición progresiva a la luz solar, de menos a más. Se puede empezar por 5 minutos e ir incrementando el tiempo progresivamente. La exposición no debería ser superior a los 15-20 minutos sobre todo en la franja horaria de más riesgo que es entre las 12 y las 16 horas . Además hay que utilizar cremas fotoprotectoras u otras vías de protección para prevenir las quemaduras, y consumir líquidos suficientes para mantenerse siempre bien hidratado. Además, conviene revisar la piel cada mes durante unos minutos y consultar al dermatólogo sin demora en caso de que se vean lesiones que despierten alguna sospecha. Finalmente, aunque el coronavirus es un patógeno eminentemente respiratorio la infección se puede asociar a manifestaciones cutáneas muy diversas . En los pacientes con infección por coronavirus pueden aparecer erupciones con pápulas o pequeñas manchas rojas por el cuerpo; en ocasiones se dan lesiones cutáneas como habones o ronchas, similares a los que se dan en las urticarias; hay casos en los que aparecen vesículas con cierto parecido a las lesiones de la varicela; también pueden aparecer lesiones violácea, con vesículas y pústulas , especialmente en los dedos de las manos y los pies, parecido a los sabañones; y en casos más graves se han descrito lesiones violáceas e incluso necrosis asociadas a obstrucciones vasculares. En definitiva, la COVID-19 causada por el coronavirus, además de los síntomas característicos que conocemos, como fiebre, tos, o falta de aire, puede manifestarse con una amplia variedad de síntomas cutáneos que los dermatólogos están empezando a reconocer, y que en algunos casos se relacionan con la gravedad de la infección. En resumen, como tantos otros virus, el nuevo coronavirus puede asociarse a numerosas manifestaciones cutáneas . Además, el coronavirus también puede causar problema cutáneos de manera indirecta. El confinamiento y los nuevos hábitos higiénicos que estamos adquiriendo puede producir problemas relacionados con la piel como el retraso en el diagnóstico de lesiones cutáneas , problemas por el uso excesivo de geles desinfectantes y mascarillas , o riesgos por la exposición prolongada al sol . Muchas de las dudas que pueden surgir en estos tiempos de coronavirus se pueden solucionar fácilmente a través de una teleconsulta o una consulta presencial con un dermatólogo de confianza . ¿Necesitas una consulta presencial con un dermatólogo?  Encuentra un dermatólogo cerca de ti.   Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat con uno de nuestros dermatólogos. Para más información Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología. El efecto del confinamiento por COVID-19 en el tamaño y pronóstico de los tumores cutáneos: https://aedv.es/wp-content/uploads/2020/05/NP-Efectos-del-confinamiento-en-desarrollo-del-c%C3%A1ncer-de-piel.pdf Grupo Español de Investigación en Dermatitis de Contacto y Alergia Cutánea (GEIDAC), AEVD. recomendaciones para minimizar el daño cutáneo derivado del uso de equipos de protección individual frente el SARS-CoV-2: https://aedv.es/el-geidac-ofrece-recomendaciones-para-minimizar-el-dano-cutaneo-derivado-del-uso-de-equipos-de-proteccion-individual-frente-el-sars-cov-2/ Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología. Piel sana sin quemaduras: https://aedv.es/wp-content/uploads/2020/05/NP-Exponte-al-sol-con-sensatez.pdf Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología. Los cinco patrones cutáneos de la COVID-19: https://aedv.es/wp-content/uploads/2020/05/NP-Los-Cinco-Patrones-Cut%C3%A1neos-de-la-COVID-19.pdf
Verrugas: qué son y cómo tratarlas
Artículo especializado

Verrugas: qué son y cómo tratarlas

Prácticamente todas las personas, en algún momento de nuestra vida, sufriremos una o más verrugas. Se trata de las verrugas vulgares o víricas, que crecen en la piel como resultado de la infección por un tipo de papilomavirus humano (HPV), un virus que afecta a los seres humanos y se transmite de persona a persona, o a través de superficies húmedas, como duchas, suelo de los vestuarios o gimnasios, o cuartos de baño. Es muy frecuente, y suele afectarnos a todos en algún momento, especialmente en los niños. ¿Cómo se producen las verrugas? El papilomavirus infecta la piel y provoca la aparición de las verrugas, que pueden ser de diferentes tipos: vulgares, planas, plantares, o en mosaico, principalmente. Si no se tratan es posible que vayan creciendo y extendiéndose por contacto a zonas vecinas. Por otra parte, si se dejan sin tratamiento, en la mayoría de los casos desaparecerán espontáneamente cuando el sistema inmunológico de la persona las elimina. Síntomas  En general, todos sabemos qué es una verruga, aunque las verdaderas verrugas víricas deben ser distinguidas de otros crecimientos de la piel, como otros tipos de verrugas que no son contagiosas , o incluso otras infecciones de la piel y tumores benignos o malignos. Por ello, es conveniente que cualquier crecimiento sobre la piel sea valorado por el dermatólogo, pues somos los especialista que podremos descartar otras posibilidades diagnósticas. Las verrugas vulgares se manifiestan como pequeñas protuberancias en la piel, de superficie rugosa o espiculada. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque es más frecuente que lo hagan en las manos, sobre todo en los dedos y alrededor de las uñas, o en los pies. También en la cara o incluso en los labios o el interior de la boca o la nariz (en este caso los llamamos papilomas). Las verrugas plantares aparecen sobre la piel de las plantas de los pies. Como se trata de una zona con una piel muy gruesa, es común que crezcan hacia adentro presionando la fascia plantar, lo que ocasiona dolor y mal apoyo del pie al caminar. De hecho, las verrugas plantares son las más molestas por el dolor que producen, Las verrugas planas juveniles aparecen como pequeños crecimientos planos, muchas veces imperceptibles, ya que pueden tener el color de la piel normal. Son comunes en niños y adolescentes, en la frente o el dorso de las manos.  Diagnóstico  Habitualmente el diagnóstico es clínico, es decir, con la exploración visual el dermatólogo puede saber qué se trata de verrugas víricas. Sólo en casos de duda es posible que se tenga que hacer una biopsia para descartar otros crecimientos o tumores de la piel. El dermatólogo es el único especialista capaz de diagnosticar correctamente una verruga. En el caso de las verrugas plantares , es común su confusión con los helomas por presión, también llamados “ojos de gallo” o “clavos”, que se forman en la planta o en las superficies de contacto entre dos dedos del pie, por presión ocasionada por zapatos o por un pie con mala pisada. Habitualmente estos problemas los conoce el podólogo, que derivará al paciente a un dermatólogo si sospecha verrugas plantares. La forma más sencilla de diferenciar las dos cosas es que las verrugas plantares tienen “puntitos negros” en su interior, a diferencia de los helomas o clavos, que suelen ser más homogéneos, de color blanco amarillento. Tratamiento  No existe un tratamiento eficaz para eliminar el virus del papiloma, ya que estos virus no tienen “antivirales” eficaces todavía. En cuanto a las vacunas, existe una vacuna para papilomavirus pero no es eficaz para todos los tipos del virus, sólo para los que afectan a las zonas genitales (en este caso la verruga se llama condiloma o verruga genital), por lo que no es útil para prevenir las verrugas vulgares. Habitualmente, el tratamiento de las verrugas se basa en métodos destructivos, como diferentes preparados que las destruyen porque contienen diferentes ácidos o cáusticos: son los clásicos “líquidos antiverrugas” que suelen aplicarse en forma de una gota cada noche hasta la resolución de la verruga. Asimismo, un tratamiento muy habitual es la crioterapia con nitrógeno líquido, una forma de destruir las verrugas congelándolas con un aparato que debe manejar el dermatólogo. Los dispositivos de crioterapia que se venden en las farmacias para que se las aplique el propio paciente son poco eficaces, ya que no alcanzan la temperatura suficientemente fría para destruir las verrugas.  En algunas verrugas resistentes se requiere incluso tratamiento por destrucción con un electrobisturí o un láser, aunque no son más eficaces que la crioterapia. Sólo en algunos casos puede ser necesario el tratamiento intralesional , inyectando dentro de las verrugas sustancias más potentes como la bleomicina o el metotrexate.  Por último, en casos contados puede recurrirse a la cirugía, que es un método poco empleado, ya que requiere anestesia y se acompaña de cicatrices permanentes, que pueden resultar molestas y dolorosas en la planta del pie. En cualquier caso, el tratamiento de las verrugas no debe ser agresivo, y hay que valorar en cada caso la opción, recordando que en la mayoría de los casos el propio sistema inmunológico de la persona las eliminará de forma espontánea. Existen medicamentos que supuestamente “estimulan las defensas”, pero no hay estudios que avalen su eficacia. Medidas preventivas  Las medidas preventivas son sobre todo aplicables a las verrugas plantares, que se contraen por ducharse o caminar descalzo en lugares públicos, duchas, piscinas o vestuarios. En estos lugares debe de extremarse la precaución y utilizar chancletas o peúcos protectores.
Técnica Fue
Contenido de salud

Técnica Fue

Definición Un trasplante de cabello se realiza para tratar casos de calvicie y alopecia, habitualmente de origen hereditario. La calvicie es una de las principales preocupaciones estéticas de los varones. La técnica FUE es una de las técnicas más avanzadas y de las más utilizadas en España. Generalmente, un trasplante capilar se lleva a cabo a partir de los 25 años, antes puedes no ser aconsejado ya que la caída del pelo aún no se ha detenido. En estos casos es preferible utilizar algún método más conservador. ¿Qué es la técnica FUE de implante capilar? La técnica FUE es un procedimiento de microinjerto capilar que consiste en extraer, con un microbisturí y bajo anestesia local, los folículos de la zona donante (parte posterior y lateral de la cabeza), uno a uno, para introducirlos en zonas receptoras alopécicas . Se realiza mediante microincisiones que no dejan cicatrices visibles. El trasplante de pelo puede realizarse, por ejemplo, de la cabeza a las cejas, a la barba, etc. ¿Para quién está indicado? Puede realizarse este tratamiento cualquier persona que sufra caída de cabello limitada y controlada, es decir, alopecia leve, o, también, quien desee disimular cicatrices de otros trasplantes anteriores . Esta técnica está especialmente indicada para personas que tengan zonas a repoblar pequeñas y con una buena densidad capilar en la zona donante.   ¿Por qué se realiza? La técnica FUE de implante capilar se realiza, principalmente, porque se obtienen muy buenos resultados con una recuperación corta y sin dejar cicatrices apreciables. Riesgos de la intervención Los riesgos de un injerto capilar son mínimos , estos pueden ser: Edema frontal, ocasionada por la anestesia Prurito en las costras Pérdida de sensibilidad, por la lesión de algún nervio en la zona intervenida Dolor, aunque es poco frecuente Foliculitis (infección de un folículo) Caída del cabello de las zonas circundantes Hemorragia Reacción alérgica a la anestesia No se presentan riesgos de rechazo debido a que el pelo trasplantado es del propio paciente. Preparación Antes de la intervención, se realiza un estudio completo del caso. Conviene examinar el grosor del pelo (cuanto más fino, más complejo es), su tipología (es más difícil si es rizado), si está próximo a tejidos con cicatrices, etc. Tras ello, se planifica la intervención; se prevé la cantidad de folículos a trasplantar, el número de sesiones, se diseña un mapa con la distribución, etc. Y, se realizan diferentes fotografías de la cabeza para poder comparar con el resultado final. Posteriormente, se afeita el cuero cabelludo en el área donante y en la receptora, anestesiando de forma local al paciente, y se procede con la técnica.   Resultados Los resultados del trasplante son naturales y definitivos. Si no hay complicaciones, el paciente puede regresar a su domicilio el mismo día del injerto. La recuperación es rápida, pudiendo aparecer dolor en la zona donante, esta puede ser tratada con analgésicos habituales. Tras 24 h, puede aparecer un edema de la frente por la bajada de la anestesia, cederá en 1 o 2 días. En las zonas receptoras, los microinjertos se perciben al principio como pequeñas costras enrojecidas que irán desprendiéndose con el paso de los días. A partir del 5º día, el paciente puede reincorporarse a su actividad sociolaboral. El paciente debe seguir en su casa algunos cuidados como tomar antinflamatorios, seguir unas recomendaciones específicas de lavado del cabello, procurar no rascarse en exceso, hacer reposo relativo durante 24h y evitar el ejercicio físico al menos durante los siguientes 15 días. Tras 15 días, el paciente puede volver a la completa normalidad. Preguntas frecuentes ¿Qué otras técnicas de injerto capilar existen? Las técnicas de injerto capilar más utilizadas son: La técnica FUE ( Follicular Unit Extraction ), en ella se extraen los folículos y sus estructuras de forma individual y se trasplantan sin dejar cicatrices visibles. Se utiliza anestesia local y la recuperación es rápida. Esta técnica es más laboriosa que la FUSS, por lo que el tiempo de ejecución es mayor. El problema que presenta para algunas personas, es que requiere raparse el pelo, tanto de la zona donante como de la receptora. La técnica FUSS ( Follicular Unit Strip Surgery ), también conocida como la técnica de la tira, en ella se extrae una banda fina de piel con cabello, de unos 15 cm de longitud, y después se sutura, dejando una cicatriz casi invisible, siempre que el pelo de alrededor tenga al menos 0,5 cm. Puede requerir utilizar anestesia local y sedación, y la recuperación es más lenta que con la técnica FUE. En esta técnica solo se rasura el pelo de la parte de la tira que se extrae. ¿Cuánto dura la técnica FUE? La duración de la técnica FUE depende del tamaño de la zona a tratar, generalmente suele durar entre 4 y 8 horas . ¿Qué especialista puede realizar esta intervención? Esta intervención la debe realizar un cirujano estético y, debido a la complicación de esta técnica, resulta conveniente que sea realizada por un especialista en injerto capilar con una amplia y reconocida experiencia en la técnica FUE.
Psoriasis Tratamiento
Contenido de salud

Psoriasis Tratamiento

Definición El tratamiento de la Psoriasis son un conjunto de técnicas y medicamentos indicados en los pacientes que padecen esta patología, de forma individualizada en función de la edad, la forma de expresión de la enfermedad en el paciente, los tratamientos realizados previamente, etc. La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica, con gran variabilidad en presentación en el organismo, cuya causa es incierta, aunque se sabe que la predisposición genética, combinada con otros factores desencadenantes (agentes físicos, infecciones, fármacos, factores psíquicos,etc.) ejercen un papel fundamental en su aparición. Habitualmente afecta a la piel en mayor o menor extensión, aunque también puede alterar las uñas y las articulaciones.  La lesión típica en la piel es una placa de coloración roja bien delimitada, sobre la que aparece una descamación blanquecina, con tamaño variable.  ¿Cómo es el tratamiento para la psoriasis? La batería de fármacos y técnicas que se pueden utilizar en el tratamiento de la psoriasis son: Tratamientos tópicos:   aplicados de forma directa sobre la piel. Cremas hidratantes y queratolíticos (sustancias que ayudan a regular la descamación de la piel). Como tratamiento complementario para aumentar la hidratación y la elasticidad de la piel Corticoides tópicos: en crema, pomada o loción dependiendo de la localización de la lesión. Son fármacos que tienen actividad antiinflamatoria. El uso de corticoides más o menos potentes varía dependiendo del tipo de lesión y su localización. No deben aplicarse de forma continuada. Los alquitranes, breas, antralina son fármacos efectivos que no se usan mucho por intolerancia de los pacientes (coloración de la ropa, irritación de la piel,etc.). Se presentan en forma de champús, cremas, lociones y ungüentos.  Fármacos análogos de la vitamina D (calcipotriol, clcitriol, tacalcitol): actuan inhibiendo la proliferación de los queratinocitos (células superficiales de la piel que producen la descamación). Si se usan asociados a corticoides, aumentan su actividad. Retinoides tópicos (Taratozeno), considerados análogos de la vitamina A. Fármacos con amplio espectro de acción (modulan el sistema de defensa, el crecimiento y la diferenciación de las células, etc.), que se emplean en forma de gel aplicado a las placas de psoriasis leve-moderada, cuya acción se incrementa si se asocia al tratamiento con corticoides tópicos. Fototerapia: la exposición a las radiaciones ultravioletas (UV) en cabinas cerradas o la exposición en baños de sol, mejoran las lesiones. En la actualidad la terapia más utilizada es el llamado PUVA, aplicación de fármacos de forma tópica o por vía oral llamados psoralenos, que hacen que la piel sea más receptiva a la acción de las rayos UV aplicados posteriormente. Es una terapia utilizada en lesiones psoriásicas extensas, aplicada en el hospital. Tratamiento sistémico: administración de fármacos por vía oral. Se utilizan en pacientes con más del 10% de la superficie corporal afectada o con enfermedad grave, independientemente del porcentaje de afectación. Habitualmente indicados por el dermatólogo: Retinoides como la Acitretina. Son moléculas derivadas de la vitamina A. Se toma de forma diaria durante 3-4 meses. Es eficaz en todas las formas de psoriasis. Fármacos inmunosupresores como el Metrotexato y la Ciclosporina A, con acción en el sistema inmune del paciente, están indicados en casos de psoriasis moderada a severa. Otros tratamientos biológicos: igualmente regulan la respuesta inmune (de defensa) del paciente (anticuerpos monoclonales como adalimumab, etanercept, infliximab; Inhibidores de la interleuquina, etc.) Todos ellos son fármacos de uso exclusivamente hospitalario y su acción y uso se basa en los nuevos conocimientos sobre los mecanismos del organismo que generan la aparición de las lesiones. ¿Por qué se realiza? El tratamiento de la Psoriasis se realiza con el fin de aliviar los síntomas que presenta el paciente, para disminuir las lesiones e incluso hacerlas desaparecer, prevenir el empeoramiento y vigilar la aparición de nuevas lesiones a los largo del tiempo. La psoriasis es una enfermedad crónica que no tiene un tratamiento curativo para eliminar esta patología de forma definitiva. Se puede presentar de forma fluctuante, con épocas de mejoría y otras épocas en los que las manifestaciones y molestias sean más evidentes .   Riesgos del tratamiento de la psoriasis Los riesgos del tratamiento para la Psoriasis van asociados a los posibles efectos secundarios que pueden derivar de la utilización de los fármacos utilizados según el caso. Por ejemplo, en el caso de los corticoides tópicos su uso prolongado puede desencadenar aparición de estrías en la piel, alteración de su pigmentación, infecciones, atrofia (desectructuración) de la piel, etc . En el uso de la fototerapia hay que hacer una vigilancia estrecha y control para evitar efectos indeseables producidos por la radiación ultravioleta como aparición de tumores cutáneos (melanomas, etc). En el caso de los fármacos administrados por vía oral, se debe llevar habitualmente un control analítico para valorar posibles alteraciones en la sangre, la función renal o la hepática. Además, son fármacos teratogénicos, es decir, pueden producir malformaciones en el feto si la paciente está embarazada, con lo que es habitual asociarlos a la toma de anticonceptivos orales para prevenir situaciones de embarazo durante el tratamiento. Preparación Habitualmente no es necesario ningún tipo de preparación, salvo la realización de alguna analítica de sangre para verificar el adecuado funcionamiento de los riñones, el hígado, etc, antes de tomar los fármacos por vía oral . En general, se recomienda a los pacientes seguir normas básicas de higiene personal: no usar agentes agresivos (cepillos, guantes, jabones,etc), usar jabones de ph ácido (bajo), realizar baños con agua caliente y productos emolientes (que ablandan), lociones y cremas hidratantes tras el baño. Cómo es la recuperación del tratamiento de la psoriasis Habitualmente, la aplicación de los distintos tratamientos para la Psoriasis no requiere de una recuperación importante o específica, más allá de la recuperación propia del organismo ante la agresividad de la enfermedad con la ayuda de los tratamientos. Sí que puede repercutir en la recuperación global del paciente , la aparición de efectos secundarios tras la aplicación de los tratamientos, que son específicos dependiendo de los fármacos o técnicas utilizadas. Resultados La psoriasis es una enfermedad crónica y recidivante , es decir, no se cura y a lo largo de la vida desde el diagnóstico, pueden aparecer lesiones de forma intermitente, por brotes. La efectividad del tratamiento depende mucho de cómo se manifieste la enfermedad, de su extensión y la intensidad de las lesiones. El resultado del tratamiento puede variar de ser exitoso en la mayoría de los brotes de la enfermedad leve. Con aplicación, por ejemplo, de un sólo tratamiento tópico de corticoides o derivados de la vitamina D, que hacen remitir la lesión. A la dificultad de la desaparición de las lesiones que se mantienen casi de por vida, aun aplicando distintas estrategias terapéuticas y asociaciones de fármacos ( fototerapia con ultravioleta, fármacos inmunosupresores clásicos o fármacos biológicos , etc.).  Igualmente, dependiendo de la severidad de la expresión de la psoriasis, el seguimiento del paciente ha de hacerse por el dermatólogo,  o cuando hay manifestaciones más leves, el médico de familia puede hacer el tratamiento y seguimiento de la enfermedad. Preguntas frecuentes ¿Cuál es la principal causa de la psoriasis? La causa última de la psoriasis es desconocida. Se sabe que hay distintos factores que influyen en su aparición: un factor muy importante es la herencia familiar (hasta un tercio de los pacientes tienen antecedentes familiares), asociados a la acción de otros factores desencadenantes: factores físicos (traumatismo repetidos en la piel,  etc.), infecciones, algunos fármacos, el clima, el estrés, factores hormonales, el alcohol o el tabaco, factores inmunológicos, etc. Todos ellos pueden favorecer la aparición de la enfermedad. ¿Cuántos tipos hay de psoriasis? Existen distintas formas clínicas de psoriasis: Psoriasis vulgar o psoriasis en placas: forma más frecuente (90%). Aparecen placas rojizas con descamación blanquecina de tamaño variable y simétricas, más frecuentemente en extremidades, codos, rodillas, cuero cabelludo y región lumbosacra, que no producen habitualmente ningún síntoma. Psoriasis en gotas: pequeñas lesiones parecidas a gotas, rojizas con algo de descamación, que aparecen por todo el tronco y extremidades. Psoriasis invertida: aparecen lesiones de color rojo vivo, brillantes, que no se descaman y que aparecen sobre todo en grandes pliegues (región inframamaria, axilas, ingles, región genital).  Psoriasis pustulosa: aparición de pústulas (pequeñas lesiones en la piel parecidas a ampollas rellenas de material blanquecino) que pueden presentarse de forma localizada o de forma generalizada por todo el cuerpo. La forma generalizada, es la variante más severa y puede acompañarse de afectación de todo el organismo con fiebre, malestar, diarrea, aumento de glóbulos blancos (células de defensa) y disminución del calcio en la sangre. Psoriasis palmoplantar: se caracteriza por la aparición de enrojecimiento, descamación  en palmas de las manos y plantas de los pies, que pueden tener fisuras (heridas lineales superficiales), que aparece en combinación con la afectación de otras zonas del cuerpo o de forma aislada. Psoriasis ungueal: en una o varias uñas aparecen lesiones como pequeños puntitos deprimidos y surcos, despegamiento de la uña en la parte distal con aparición de una coloración pardo-amarillenta y uñas quebradizas. Psoriasis eritrodérmica: es una variante poco frecuente. Se presenta como un enrojecimiento generalizado, con descamación, que afecta a todo el cuerpo, habitualmente acompañado de infecciones, hipotermia (disminución de la temperatura corporal) y deshidratación secundaria. Artropatía psoriásica: en un 5-30% de los casos de psoriasis puede aparecer una afectación de las articulaciones, habitualmente de los dedos de las manos o pies, con aparición de deformidad y dolor, aunque pueden surgir otras formas que afectan también a la columna, sobre todo a nivel lumbosacro.  ¿Cuáles son los síntomas de la psoriasis? La lesión típica en la piel es la aparición de una o varias placas de color rojo o rosado, con bordes bien definidos, habitualmente ovaladas o redondeadas y en ocasiones algo elevadas, que están recubiertas por escamas secas de color blanco nacarado y cuyo tamaño es variable. Otros tipos de lesiones de la piel producidas en las distintas variedades de psoriasis, pueden asociarse a la aparición de pequeñas heridas (fisuras), dolor, sobreinfección por bacterias de la piel, o picor. Si afecta a las uñas, a parte de la alteración de su estructura, en ocasiones se puede desencadenar la pérdida de la uña.  Cuando hay afectación de las articulaciones, sobre todo de las manos, hay inflamación, dolor y deformidad de las mismas. ¿Es muy dolorosa la psoriasis? La forma de manifestación más frecuente de la psoriasis, la psoriasis vulgar, no produce habitualmente dolor. En otras formas de manifestación puede haber dolor según la afectación de la piel (si aparecen fisuras, etc.). ¿Qué es la psoriasis del cuero cabelludo? La psoriasis del cuero cabelludo es la manifestación de esta enfermedad en esa localización, pudiendo aparecer una afectación difusa en forma de descamación generalizada de la piel del cuero cabelludo, o manifestarse como placas redondeadas rojizas cubiertas de una descamación blanquecina. Estas placas a veces confluyen y se unen pudiendo formar una especie de caparazón más extenso. No producen pérdida del pelo (alopecia), pudiendo atravesar éste las lesiones. Es más frecuente que produzca picor.
Vitíligo Tratamiento
Contenido de salud

Vitíligo Tratamiento

Definición El tratamiento del vitíligo son aquellas acciones médicas basadas en la administración de fármacos por vía tópica (directamente en la piel) o sistémica (oral o intravenosa), o técnicas quirúrgicas con el fin de paliar los síntomas que produce la enfermedad. El vitíligo es una enfermedad de la piel en la que existe una despigmentación de esta, apareciendo manchas blancas, bien delimitadas, de contorno irregular, con cierta simetría y evolución irregular. El principal objetivo del tratamiento es el de detener la despigmentación y estimular los melanocitos residuales de la piel vecina a las lesiones para conseguir la repigmentación. ¿Cómo es el tratamiento del vitíligo? Los tratamientos utilizados en cada paciente dependen del tipo de vitíligo, su extensión, su actividad y del impacto psicológico que produzcan en el paciente. La primera medida que se le indica a un paciente con vitiligo es la fotoprotección para evitar quemaduras solares, que en las áreas despigmentadas de la piel pueden ser graves. Se pueden aplicar técnicas estéticas de camuflaje de las manchas mediante autobronceadores o maquillajes. Como tratamientos médicos principales están: Tópicos: aplicados directamente a la piel sobre todo en áreas con reciente aparición de despigmentación y localizadas. Se aplican sobre todo pomadas potentes de corticoides  (en tronco y extremidades), o de mediana potencia (en cara, cuello, pliegues y en niños), en ciclos cortos. También se utilizan fármacos tópicos llamados inhibidores de la calcineurina (tacrólimus, pimecrólimus) indicados especialmente para cara, cuello y pliegues. Y en general en niños, por no producir efectos secundarios. Pueden usarse otro tipo de fármacos ( khellina, fenilalanina, etc.), aunque no está probada su efectividad, pueden resultar útiles de manera aislada. La fototerapia (exposición a rayos UVA o UVB)  puede estar indicada en formas extensas y progresivas de vitiligo y tienen una buena efectividad en la repigmentación. Se utiliza de manera habitual la fotoquimioterapia con psoralénicos (sustancias capaces de aumentar la sensibilidad de la piel a los rayos ultravioletas) y posterior exposición a la radiación UVA (comúnmente denominado PUVA). Sistémicos: se utiliza la administración de corticoides vía oral generalmente. Su fin es estabilizar las lesiones y que no progresen, no para repigmentar. Se utiliza normalmente combinado con el tratamiento de fototerapia. Tratamientos quirúrgicos: aplicados en vitíligos estables y localizados. Se realizan trasplantes de melanocitos del propio paciente desde otras zonas cutáneas, consiguiéndolos mediante la producción de ampollas de succión, injertos delgados o miniinfertos en sacabocados. Y trasplantándolos directamente o cultivándolos (haciendo que se multipliquen) y después trasplantándolos. Existen otros tipos de tratamientos que se pueden utilizar cuando los anteriores no funcionan o de forma complementaria como antioxidantes e inmunomoduladores (combinados con fototerapia), fármacos biológicos tópicos, despigmentantes, etc. Además, algunos paciente precisan tratamiento psicológico y ansiolítico. ¿Para quién está indicado? La indicación del tratamiento viene determinado por la preferencia del paciente. Hay pacientes para los que es una opción el no tratamiento, ya que no les afecta las lesiones hipopigmentadas de su piel. Sin embargo, para otras personas el padecimiento del vitíligo produce un importante impacto psicológico con afectación de la calidad de vida, sobre todo en pacientes con piel oscura donde las lesiones son más llamativas. En esos casos sobre todo es cuando se indica el tratamiento. ¿Por qué se realiza? El fin del tratamiento es la estabilización de las lesiones para que no se amplíen, su repigmentación y mantenimiento.  Riesgos del tratamiento del vitíligo Los riesgos del tratamiento del vitíligo van asociados al uso de los distintos fármacos o técnicas. Por ejemplo los tratamientos tópicos con corticoides aplicados de forma repetida pueden producir atrofia de la piel, aparición de estrías, etc. En la aplicación de la fototerapia se puede producir enrojecimiento, aparición de ampollas, etc. La toma de tacrólimus puede producir diarrea, vómitos, dolor de cabeza, etc. En las técnicas quirúrgicas se pueden producir infecciones de la herida quirúrgica, dolor,etc. Preparación Se debe tener la piel limpia para la aplicación de los tratamientos tópicos. En el caso de los trasplantes de melanocitos es habitual se que se realice un tratamiento previo con antibiótico para evitar infecciones en la piel posteriormente.  Cuando se realizan los tratamientos quirúrgicos el paciente debe firmar un consentimiento informado donde se explica la técnica a realizar, sus riesgos y alternativas. El paciente debe informar siempre al dermatólogo si padece alguna enfermedad o tiene alergia a algún medicamento antes de iniciar cualquier tratamiento para el vitíligo. Cómo es la recuperación del tratamiento del vitíligo Habitualmente el tratamiento tópico del vitíligo no comporta una recuperación específica.   En las técnicas quirúrgicas puede precisarse mantener la región cubierta despues de realización del trasplante. En general los tratamientos son bien tolerados y el paciente presenta mejoría de su estado anímico si progresivamente va objetivando una disminución de las lesiones hipopigmentadas, con lo que se consigue uno de los objetivos fundamentales del tratamiento. Resultados Un tratamiento se considera eficaz si repigmenta más del 80% de las lesiones, manteniéndose al menos el 80% de la misma tras 6 meses. La repigmentación debe evaluarse periódicamente. Preguntas frecuentes ¿Cuál es la causa del vitíligo? El vitíligo se produce por la ausencia de las células que dan color a la piel llamadas melanocitos. La causa de esta desaparición de los melanocitos no es bien conocida y se establecen tres teorías: mecanismo autoinmune, basado en la asociación con otras enfermedades autoinmunes y por la presencia de anticuerpos antimelanocitos (proteínas producidas por el sistema inmune que “atacan” a estas células); un mecanismo neurológicos por medio de producción de sustancias (mediadores) que interfieren en la producción de los melanocitos; y un mecanismo autodestructivo por diversos mecanismos bioquímicos.  ¿Cuál es la enfermedad de la melancolía? Se utilizaba esta denominación, la enfermedad de la melancolía, para referirse al vitíligo, debido a la afectación psicológica que produce a algunos paciente su padecimiento. ¿Me puede dar el sol si tengo vitíligo? Si un paciente tiene vitíligo tiene que protegerse siempre del sol con la aplicación de fotoprotección extrema, evitando exposiciones prolongadas al sol y pudiendo utilizar medidas físicas de protección como sombreros, etc.. ¿Se puede llegar a curar del todo el vitíligo? El vitíligo es una enfermedad crónica, es decir, no tiene cura. Su curso dependiendo del tipo, puede ser impredecible. Con los tratamientos pueden conseguirse repigmentaciones de las lesiones en un porcentaje muy alto en algunos casos, pero pueden aparecer nuevas lesiones o volverse a despigmentar las existentes.  ¿Es contagioso el vitíligo? No, el vitíligo no se contagia. Como en este artículo hemos expuesto, no se sabe con exactitud la causa última de su orígen, pero se relaciona con alteraciones que se producen en el propio paciente, se piensa que tiene un origen multifactorial.
Bótox
Contenido de salud

Bótox

Definición El bótox es un nombre comercial de lo que se denomina toxina botulínica tipo A . Se trata en realidad de una neurotoxina, es decir, una sustancia producida por una bacteria, el Clostridium botulinum, que actúa a nivel neurológico produciendo parálisis y relajación muscular.   Esa sustancia, se puede obtener de manera biosintética. Se aprovecha esa capacidad de la toxina para aislarla y producirla en concentraciones controladas, buscando poder aplicarla como tratamiento de determinadas enfermedades. También es usado a nivel de medicina estética para mejorar la apariencia física. ¿Cómo es el tratamiento de bótox? Antes de iniciar la aplicación, el médico que realiza la técnica aplica un agente antiséptico para retirar los gérmenes en la piel donde se va a realiza la aplicación. En algunas ocasiones cuando se utiliza para tratar alguna enfermedad, antes se realiza la aplicación de un anestésico a nivel local. Con una aguja muy fina se realizan punciones en las zonas a tratar a nivel intramuscular o subdérmico dependiendo del efecto que se quiera conseguir, inyectando pequeñas dosis de botox, en el caso de su uso para fines estéticos. La dosis para el tratamiento de enfermedades no están estandarizadas y dependerá de la afectación del paciente y de la valoración médica. Habitualmente se requieren varios pinchazos en la misma zona. ¿Para quién está indicado? Está indicado como tratamiento en enfermedades como: hiperhidrosis (aumento de la sudoración), estrabismo, blefaroespasmo (contracción involuntaria de los músculos del párpado que cierran el ojo), espasticidad (aumento del tono muscular) de cualquier causa, distonías ( contracciones involuntarias de los músculos), migrañas, sialorrea (hipersalivación), tics, etc. También se utiliza como tratamiento estético para la prevención, eliminación y reducción de las arrugas faciales buscando retrasar o disimular los efectos de la edad. ¿Por qué se realiza? A nivel estético se busca mejorar la apariencia del paciente sin limitar la expresividad de su rostro. Cuando la toxina botulínica se utiliza como tratamiento de determinadas patologías, se realiza para disminuir la sintomatología específica que cada una de esas enfermedades pueden producir. No es un tratamiento curativo, sólo sirve para palíar los síntomas. Además esta técnica evita en muchos casos tener que recurrir a técnicas quirúrgicas que pueden presentar mayores efectos adversos. Riesgos del tratamiento con bótox El tratamiento con bótox tiene escasas complicaciones y frecuentemente estas son leves y autolimitadas: El riesgo más común es la debilidad excesiva del músculo donde se ha aplicado. Puede presentarse una pequeña molestia en el punto donde se introduce la aguja de inyección. En los días posteriores a la aplicación se puede presentar edema o hinchazón en la zona de inyección y enrojecimiento. Pueden existir pequeños hematomas en la zona donde se ha realizado la aplicación. A veces puede aparecer un dolor de cabeza o cefalea después del tratamiento que se resuelve habitualmente con la toma de analgésicos habituales. En muy raras ocasiones existe una migración de la toxina a otras zonas del organismo que produce una parálisis de esa región, pudiendo aparecer debilidad o falta de contracción de la musculatura.  Si se produce una mala administración, pueden aparecer problemas derivado de ello como asimetrías faciales, cefaleas, etc.. Preparación El paciente debe acudir el día que tiene la cita para la realización del tratamiento con la piel limpia en el sitio de aplicación. Debe haber una evaluación previa del paciente por parte del médico que realiza la terapia , tanto si se hace con fines estéticos como si es por el padecimiento de alguna enfermedad. El paciente debe informar al médico de si padece alguna enfermedad o si toma alguna medicación de forma habitual, sobre todo aquellos que interfieren en la coagulación de la sangre, ya que puede estar contraindicada la realización de la técnica en ese caso. En el caso de que el fin sea estético, el paciente debe explicar al médico qué líneas de expresión o arrugas quiere tratar para que el profesional evalúe adecuadamente la región donde se realizará la inyección del botox, y la cantidad que cree conveniente aplicar para alcanzar los efectos deseados . Para ello, el médico palpa la zona a tratar y puede solicitar al paciente que gesticule con el fin de reproducir aquellas líneas de expresión y arrugas que los movimientos faciales producen. Así mismo, se debe informar siempre de las posibles alergias que el paciente puede padecer. El paciente siempre debe firmar un consentimiento informado, que es un documento donde se detalla el procedimiento, sus alternativas y sus posibles efectos secundarios o riesgos. Cómo es la recuperación de una sesión de bótox. Después de una sesión de aplicación de bótox, generalmente, no requiere tiempo de inactividad, y las actividades normales se pueden retomar inmediatamente después. Se aconseja al paciente no tumbarse hasta que la toxina se estabilice en su lugar de acción. Igualmente se indica que el paciente evite realizar cualquier tipo de esfuerzo o ejercicio físico importante durante las siguientes 24 horas. Resultados Los resultados de efectividad del botox se estiman de un 80-90%. Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo, con gran seguridad y pocos efectos adversos. A nivel estético, el efecto del botox consigue habitualmente una disminución de las líneas de expresión y de las arrugas. Cuando estas últimas son más marcadas, se aconseja que este tratamiento se acompañe de otras técnicas de medicina estética para conseguir mejores resultados. Como los efectos son limitados en el tiempo, tanto en el tratamiento de patologías para las que está indicada su uso como para su uso con fines estéticos , puede requerir de la administración de más de una dosis a lo largo de un año (habitualmente dos para estética y más en el tratamiento médico). Preguntas frecuentes ¿Cuánto cuesta una sesión de tratamiento de bótox? El tratamiento de la aplicación a nivel estético del botox depende de la cantidad que se debe utilizar en función de la extensión que se quiere tratar. Así mismo, depende de la clínica donde se realice el tratamiento y las ofertas o precios que utilicen en cada una. De manera general, una sesión para la aplicación del botox en un área concreta de la cara (entrecejo, ojos, pómulos, región perioral,etc.) puede rondar entre 200-300 euros. ¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto el bótox? El tiempo que tarda el botox en hacer efecto oscila entre los primeros 5 días tras su aplicación hasta las dos semanas en tener unos resultados completos. ¿Cuánto dura el bótox? La acción del bótox en la relajación de la musculatura puede persistir en torno a 6 meses. Desde los 2 meses tras la aplicación en el organismo, de forma progresiva va desapareciendo el efecto de la toxina botulínica, pero sus efectos pueden estar presentes ese medio año aproximadamente. Sin embargo, para el tratamiento de enfermedades como las distonías, etc., el tiempo de reaplicación puede ser más frecuente, limitándose el efecto de la toxina a 2-4 meses. Para mantener lo resultados deseados, se aconseja repetir su aplicación pasado ese tiempo. ¿Es doloroso el bótox? La aplicación de botox es una técnica indolora o que produce mínimas molestias al introducir la aguja con la que se inyecta, que es muy fina. Esa molestia dura unos segundos. En los días siguientes a su aplicación, pueden aparecer hematomas en la región de la inyección que igualmente puedan provocar alguna pequeña molestia y que desaparecen en unos pocos días.
Lipólisis
Contenido de salud

Lipólisis

Definición La lipólisis hace referencia a un proceso bioquímico en el que se produce una descomposición o desdoblamiento de las grasas en partículas más pequeñas (ácidos grasos). De forma habitual se reconoce este término de lipólisis para hacer referencia a una terapia de medicina estética. En ella se busca reducir la grasa de alguna parte del cuerpo por medio de  la descomposición de la grasa, mediante un láser que provoca una reacción química, lo cual da lugar a la absorción natural de la grasa por parte del organismo. Es la técnica denominada lipolaser, lipolisis laser o laserlipolisis ¿Cómo es la lipólisis? La técnica de láser lipólisis se realiza de forma ambulatoria sin necesidad de ingreso hospitalario. Inicialmente se administra un anestésico local que adormece la zona a tratar. Se deja actuar durante aproximadamente 20 minutos. Posteriormente se inicia la aplicación del láser sobre la superficie corporal con una potencia variable dependiendo de la zona a tratar. Irá desplazándose 5cm/segundo y a través de un rodillo o con aspiración mediante un tubo fino (2mm), se va extrayendo la grasa transformada en moléculas de grasa más pequeñas. Habitualmente se ajusta la lipolisis y aspiración requerida. El tiempo de aplicación también puede variar según la necesidad para conseguir el proceso de lipólisis de la grasa corporal. El proceso completo puede durar entre 15-30 minutos. Se recomienda realizar el tratamiento de 2 a 3 veces por semana durante un mínimo de 3 semanas . ¿Para quién está indicada? El láser lipólisis es una técnica de la que se describe indicada de forma ideal para los pacientes que tengan un peso relativamente normal, y desean quitarse un exceso de grasa en un área concreta de su cuerpo (“papada”, “michelines”, “cartucheras”, parte interna del brazo, etc.) y poseen un piel firme y elástica. ¿Por qué se realiza? La lipólisis tiene el propósito de eliminar depósitos localizados de tejido graso en lugares que no responden a la dieta o ejercicio. Riesgos de la lipólisis Hemorragia. Si se produce después de la intervención debe realizarse un drenaje de la sangre de forma urgente. Si se produce un sangrado importante se precisará realizar una transfusión de sangre.  Infección del tejido subcutáneo o de la puerta de entrada    Cambios en la sensibilidad de la piel, habitualmente estas alteraciones se recuperan. Irregularidades en el contorno de la piel. Asimetría en el contorno del cuerpo y su apariencia simétrica. Reacciones alérgicas a los utensilios que se pueden utilizar en la técnica (cinta adhesiva,  material de sutura o preparaciones tópicas).  Complicaciones pulmonares como el síndrome de embolia grasa (gotas de grasa que quedan atrapadas en los pulmones). Dolor crónico. Preparación El paciente debe firmar un consentimiento informado donde se le explica el procedimiento y sus alternativas , así como los riesgos que presenta.    También debe informar de si padece alguna enfermedad o toma alguna medicación de forma crónica, y si tiene alguna alergia medicamentosa. Se indica beber abundantes líquidos antes de la terapia y posteriormente. Es aconsejable no tomar medicamentos antiinflamatorios diez días antes de la intervención, ya que pueden favorecer la aparición posterior de hemorragia durante o después de la intervención. Cómo es la recuperación de la lipólisis El paciente puede incorporarse a su vida habitual en 24 horas. Se aconseja no realizar deporte ni esfuerzos extremos hasta pasadas dos semanas tras la intervención. Es habitual durante la primera semana poder presentar inflamación y algún hematoma en la zona de aplicación del tratamiento . Resultados Los resultados informados en muchas páginas de clínicas de estética, etc. hacen referencia a que los beneficios se pueden apreciar desde la primera sesión, aunque inicialmente existe una reacción inflamatoria que produce una ligera hinchazón lo que puede retrasar la observación de esos resultados, que se objetivarán a los tres meses de forma completa. El paciente verá cómo se reduce el volumen corporal y su silueta, aunque el peso no sufre grandes modificaciones. Además se observa que en ocasiones el láser lipólisis se combina con otras  técnicas quirúrgicas como un estiramiento de la piel facial, la abdominoplastia u operaciones de estiramiento de la piel de muslos para estirar piel flácida, de esta manera se consiguen resultados más importantes en la reducción de volúmen y mejora estética en los pacientes. Sin embargo, hay que resaltar que según las declaraciones de Miguel Chamosa Martín, quien fue presidente de la  Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, para Europa Press en el año 2013 estas técnicas de lipólisis sin cirugía "no sirven para nada y es una auténtica tomadura de pelo porque si se quiere eliminar grasa es necesario que se extirpe fuera, dado que si no es imposible disolverla. Por mucho que se apriete o se hagan externamente cosas, el tejido adiposo no se inmuta y no cambia de forma. Por tanto, todos estos métodos son descartables y no pueden ser comparados con la liposucción que desde que fue inventada, en los años 70, sigue manteniéndose como la mejor técnica para el modelado corporal". Preguntas frecuentes ¿Qué es la lipólisis láser? Es un tratamiento de descomposición de grasa corporal localizada mediante la acción de una luz láser que actúa sobre el cuerpo mediante pequeños orificios en la piel, aplicando distintas intensidades de luz de forma automatizada.  ¿Cuál es la lipólisis no invasiva? La lipólisis no invasiva es el conjunto de t écnicas utilizadas para intentar la destrucción de las células grasas del organismo (adipocitos), con el fin de destruir esa grasa y reducirla en moléculas más pequeñas que se puedan extraer del organismo o que el propio cuerpo las pueda eliminar de forma progresiva. Dentro de estas técnicas se encuentra el láser lipolítico, la cavitación, lipólisis por radiofrecuencia o la lipólisis por ultrasonidos. ¿Cuánto cuesta una sesión de lipólisis? Los precios de las sesiones varían según la clínica donde se realiza la técnica. En algunos sitios ofrecen promociones por la contratación de varias sesiones, y los precios pueden variar desde los 600 - 1000 euros. ¿Cuánto dura una sesión de lipólisis? La duración de cada sesión oscila entre los 15 – 30 minutos aproximadamente. ¿Es lo mismo la lipólisis que una liposucción? No, la lipólisis no es lo mismo que una liposucción. Una liposucción es una cirugía invasiva, en la que se introduce una cánula en el tejido subcutáneo. La cánula está conectada a una máquina de vacío que aspira la grasa de la zona tratada. Requiere habitualmente anestesia general e ingreso hospitalario.    
Tratamiento Cáncer de Piel
Contenido de salud

Tratamiento Cáncer de Piel

Definición El tratamiento del cáncer de piel se basa en la aplicación de una serie de técnicas quirúrgicas y no quirúrgicas , de manera que, pudiendo utilizar una técnica o ambas, podamos conseguir la curación, disminuir el crecimiento del tumor y aumentar  la calidad de vida y supervivencia del paciente. Los especialistas médicos que pueden intervenir en el seguimiento de estos tratamientos dirigidos al paciente son el dermatólogo, el oncólogo y el médico de familia. ¿Cómo es el tratamiento para el cáncer de piel? Los tipos de tratamiento que se pueden utilizar en las distintas variantes  del cáncer de piel son:  Cirugía: consiste en la extirpación de la lesión tumoral incluyendo los márgenes de tejido que rodea al tumor y que a simple vista aparentan estar libres de enfermedad. Las técnicas quirúrgicas que se pueden utilizar son varias: excisión simple, cirugía micrográfica de Mohs (cirugía controlada por microscopio, con resección progresiva de las capas de piel afectadas por el tumor), escisión mediante rasurado, dermoabrasión (mediante aplicación de calor), criocirugía (mediante aplicación de frío con nitrógeno líquido), cirugía con láser, o electrodisecación (aplicando corriente de alta frecuencia). Si se sospecha la posible de afectación ganglionar (nódulos del sistema inmune), por medio del estudio del ganglio centinela (estudio del primer ganglio de la región afectada), se extirpará también toda la cadena ganglionar correspondiente a la región donde esté el tumor.  Radioterapia : aplicación de distintos tipos de radiación, sobre todo rayos X, para destruir las células tumorales. Se utiliza en ocasiones antes de la cirugía para reducir el tamaño del tumor o como terapia paliativa (no curativa), en los casos de enfermedad avanzada. Quimioterapia: utilizada en el tipo de cáncer de piel llamado melanoma, habitualmente de forma paliativa. En los tumores no melanomas se utiliza un fármaco (5-fluorouracilo) de aplicación tópica (en forma de crema o loción), y por vía endovenosa en aquellos casos en los que haya afectación de otros órganos. Terapia fotodinámica: se aplica una crema que contiene un fármaco que es captado por las células tumorales y que, tras la aplicación de la luz de una lámpara especial, elimina esas células tumorales. Se puede utilizar para el tratamiento de los tipos de cáncer de piel no melanoma. Terapia biológica o inmunoterapia:   se activa al sistema inmunológico para que actúe contra las células cancerígenas y así tratar el tumor. En los tipos de cáncer no melanoma se utiliza la aplicación tópica con un fármaco específico. En el melanoma también se utiliza esta terapia, habitualmente en los casos de enfermedad evolucionada. Terapias dirigidas: son tratamientos farmacológicos destinados de forma específica a actuar directamente en determinadas moléculas que intervienen en el crecimiento tumoral. En el melanoma, este tipo de terapias se utiliza sobre todo en estadios avanzados de la enfermedad. ¿Para quién está indicados? Los tratamientos del cáncer de piel están indicados para aquellos pacientes con lesiones cancerígenas en la piel. Según el tipo de tumor, afectación que tenga  y la evolución o estadio en que se encuentre ese tumor, será el dermatólogo y/u oncólogo el que tome la decisión sobre qué tipo de tratamiento aplicar. Generalmente, se puede dividir el cáncer de piel en melanoma y no melanoma. Existen otros tipos de tumores que pueden afectar a la piel y que pueden ser enfermedades tumorales que afecten a la vez a otros órganos. En todas las lesiones la primera indicación de tratamiento es la cirugía, siempre que la extensión del tumor lo permita. El los melanomas, habitualmente la utilización de otro tipo de terapias como la inmunoterapia, las terapias dirigidas, la radioterapia o la quimioterapia, se utilizan en estadios avanzados. ¿Por qué se realiza? El objetivo del tratamiento para el cáncer de piel es curativo y/o paliativo según la repercusión y extensión del tumor en el organismo. Riesgos del tratamiento para el cáncer de piel Los riesgos de los procedimientos varían según el tipo de tratamiento empleado :  La mayoría de los riesgos quirúrgicos son infección, sangrado, presencia de una cicatriz...etc. Si se realiza la extracción de los ganglios linfáticos puede aparecer linfedema en la zona (acúmulo de líquidos en los tejidos). La radioterapia puede producir irritaciones en las zonas próximas a su aplicación con aparición de enrojecimiento en la piel como “quemaduras” y/o irritación de las mucosas (revestimiento de las cavidades del cuerpo como la boca... etc.). Dentro de los riesgos de la quimioterapia están las náuseas y vómitos, la pérdida de pelo, los dolores musculares y articulares, la falta de apetito, las alteraciones de las células de la sangre...etc. Preparación El paciente deberá firmar un consentimiento informado en el que se le explique el tratamiento que se le va a aplicar, así como sus riesgos y alternativas. Antes de iniciar la terapia indicada, el paciente deberá informar al médico de las posibles enfermedades que padezca, alergias a medicamentos o tratamientos crónicos que tome. También de si es portador de marcapasos o de alguna prótesis. Antes de la cirugía, cuando sea precisa la administración de anestesia general, se le realizará un estudio preanestésico con radiografía de tórax, analítica de sangre y electrocardiograma, que será revisado por el  anestesista. Deberá mantener un ayuno de 8 horas antes de la intervención en el caso de utilizar anestesia general. No deberá portar elementos metálicos para la realización de la cirugía o aplicación de radioterapia. Antes de la administración de cada ciclo de quimioterapia, el médico evaluará cómo están las defensas del paciente y si tiene anemia (falta de glóbulos rojos). Determinará así si se le puede administrar la siguiente dosis. Cómo es la recuperación del tratamiento para el cáncer de piel A todos los pacientes se les recomienda tener  una adecuada higiene del área tratada. Evitar el sol y usar fotoprotector alto.  Según la extensión de las lesiones de la piel y su localización, la recuperación tras la cirugía será más o menos rápida. En ocasiones, para el cierre de la herida quirúrgica se realizan injertos o colgajos, obteniéndose piel de otras zonas del organismo, lo que conlleva la ampliación de la cirugía y del periodo de recuperación tras esta. Los pacientes deben cumplir un seguimiento, realizado por parte del dermatólogo o el equipo de atención primaria, para la realización de las curas de la herida quirúrgica y la extracción de los puntos de sutura pasados aproximadamente  10 días .  La recuperación de los tratamientos con radioterapia es a más largo plazo, ya que sus efectos secundarios se presentan no solo en el momento del tratamiento, sino también a posteriori. En general, salvo que la enfermedad esté más extendida, la recuperación de los tratamientos aplicados es buena, y habitualmente el paciente puede realizar sus actividades cotidianas en las primeras 4 - 6 semanas después del tratamiento.  Resultados Usualmente, tras la extirpación de la lesión mediante cirugía, se realiza un estudio del tejido extraído en el laboratorio de anatomía patológica para confirmar el diagnóstico. Además, se comprueba que se ha hecho una extracción con márgenes de seguridad, es decir, que el tejido próximo a la lesión que se ha extraído está libre de tumor. Los resultados de ese análisis se le dan al paciente en las consultas sucesivas de revisión, donde, además, se evalúa la recuperación del paciente tras los tratamientos administrados. El cáncer de piel no melanoma resulta curable en el 90% de los casos si se realiza un tratamiento temprano. La tasa de éxito del tratamiento del melanoma depende del estadio donde se encuentre el tumor en el momento del diagnóstico. Tras el tratamiento, el dermatólogo pactará las revisiones precisas dependiendo de las características del tumor y la localización, pudiendo variar entre trimestrales o anuales y bianuales. Preguntas frecuentes ¿Cómo se presenta el cáncer de piel? El cáncer de piel se presenta con lesiones dérmicas que pueden ser diferentes según el tipo de cáncer. Así, puede existir un cáncer en una “mancha” de la piel que sea de bordes irregulares, crezca rápido, con distintos tonos en su coloración, en la que puedan aparecer ulceraciones… etc. A veces se presenta a modo de nódulos o elevaciones redondeadas, con aparición de descamación o costras y/o sangrados. ¿Cómo es un melanoma? El melanoma es un tumor derivado de unas de las células de la piel llamadas melanocitos , que puede aparecer en cualquier región de la piel, más frecuentemente donde existen lesiones previas. Es el tumor cutáneo más agresivo por su capacidad de producir metástasis (crecimiento de tumor en otros sitios del organismo). ¿Cuáles son los factores de riesgo que pueden causar cáncer de piel? Los principales factores de riesgo para padecer cáncer de piel son: La exposición al luz ultravioleta a lo largo de la vida. La exposición a radiaciones ionizantes (como las que se utilizan para hacer radiografías). Padecer enfermedades que causan disminución de las defensas, como el SIDA,  el uso crónico de tratamientos con esteroides o el tratamiento inmunosupresor de los pacientes con trasplantes de órganos, que favorecen la supresión del sistema inmune (sistema de defensa). Tener enfermedades inflamatorias crónicas de la piel.  Las personas de raza blanca tienen 20 veces más riesgo de padecer melanoma que las de raza negra. Tener antecedentes de melanoma en la familia. Aproximadamente el 10% de todas las personas con melanoma tienen antecedentes familiares. Tener lesiones precursoras como lunares.
Test del Lavado Capilar
Contenido de salud

Test del Lavado Capilar

Definición El test de lavado capilar es una prueba sencilla pero muy agotadora por parte del paciente . Consiste en recoger todo el pelo que pierde tras los lavados indicados y contarlos, para que después sean analizados por el dermatólogo y clasificarlos de forma que se conozca el origen de la caída activa del cabello. T i pos de  enfermedades que diagnostica un test de lavado capilar Este tipo de prueba se realiza en pacientes que tienen una pérdida excesiva de cabello, para analizar la causa y dar un diagnóstico. Los tipos más frecuentes de alopecia son: Androgénica : vulgarmente se conoce como calvicie común y está asociada a la pérdida de cabello en los hombres, a partir de una edad debido a una causa hormonal. Los pelos tras el test del lavado capilar se verán que son cortos y finos. También se puede dar en mujeres. Androgénica con efluvio telógeno asociado: se produce una pérdida de cabello androgénico, pero también una pérdida de cabello maduro, en fase telogen, que es temporal. Por lo tanto, el test de lavado capilar deberá medir el porcentaje de cada tipo de alopecia y aplicar el tratamiento más adecuado. Otro caso de consulta médica por la pérdida de cabello, sobre todo en mujeres, es el efluvio telógeno: consiste en la pérdida de cabello de manera repentina, en su fase de madurez, conocida como fase telogen. Es una caída excesiva pero temporal, y mediante el lavado capilar se observa que la mayoría de los pelos que se han caído son largos, es decir, están en fase madura y se recuperarán con facilidad. Preparación Es una prueba no invasiva que se realiza en laboratorio. No requiere ingreso . El paciente deberá realizar los lavados capilares en su casa, cumpliendo con las indicaciones del dermatólogo, generalmente cada 48 horas. No deberá tomar ningún medicamento específico para el desarrollo de la prueba, pero sí debe indicar al médico si está tomando algún fármaco y aquellos que tomó antes de empezar a notar la caída de pelo. Cómo se realiza un test de lavado capilar El test capilar es recomendado por el dermatólogo para pacientes que tienen una caída activa de pelo. La prueba consiste en lavarse el pelo 4 veces, cada 48 horas, es decir, lavar el pelo 4 veces en un día y después estar dos sin lavarlo. Por lo que la prueba tiene una duración de 8 días. El paciente se lavará el cabello como de manera habitual y después deberá esperar dos días para lavarlo nuevamente y es en ese momento donde empieza el test capilar . Tras el primer lavado, se debe empezar a recoger todos los pelos que se le caigan. En el mismo día el paciente tendrá que realizar los otros tres lavados recogiendo todos los cabellos. Para facilitar la recogida del cabello se puede colocar en el desagüe de la ducha un filtro o gasa para acumularlos. Una vez recogidos todos los cabellos se deben clasificar según su longitud, separando los de menos 3 cm de los de más de 5 cm, y los de entre 3 y 5 cm se pueden tirar. También es recomendable que se dividan según el día que se recogieron. Una vez recogidos y contados todos los cabellos, el paciente deberá acudir nuevamente a una cita con el dermatólogo para entregarlos y proceder a su analisis. Complicaciones de un test del lavado capilar El test de lavado capilar no presenta complicaciones de salud en el paciente durante su realización, ya que el lavado frecuente del cabello no provoca su caída ni daña la raíz. Sin embargo, es un test que genera mucho trabajo en el paciente y requiere tiempo.   Resultados El dermatólogo te entregará un informe con un análisis del cabello y el diagnóstico frente a la muestra del número de cabellos recogidos, los principales resultados son: Más del 50% es caída de pelo corto y fino de 3 cm: alopecia androgénica. Mayor porcentaje de caída de pelo largo de más de 5 cm: efluvio telógeno. Porcentajes equilibrados y bajos: salud capilar. Porcentajes equilibrados y altos: alopecia androgénica con efluvio telógeno. El dermatólogo interpretará los resultados y pondrá el tratamiento más adecuado a cada paciente. Preguntas frecuentes ¿Cuánto cuesta un test de lavado capilar? En caso de que sea indicado por un dermatólogo de la seguridad social o del seguro privado del paciente no suele tener gastos. Si por el contrario se realiza en una clínica privada, y se emplea el test de lavado capilar como prueba para el diagnóstico, suele ser gratuita. ¿Es doloroso un test de lavado capilar? No. Es un test no invasivo que se basa en la recogida de los cabellos que pierda de manera natural el paciente tras lavarse el pelo las veces indicadas . ¿Es verdad que los hombres tienen más posibilidad de sufrir alopecia que las mujeres? Ciertamente el porcentaje de hombres que sufren alopecia es mayor que el de las mujeres. Se asocia a que la caída del cabello tiene su origen en las hormonas, principalmente debido a la producción de la hormona andrógina, que es segregada en mayor cantidad por los testículos del hombre que por los ovarios de la mujer .
Micropigmentación Capilar
Contenido de salud

Micropigmentación Capilar

Definición La micropigmentación capilar es una técnica estética que consiste en aplicar pigmentos bajo la piel del cuero cabelludo en las zonas frontal y parietal, para dar solución a los problemas de alopecias, calvicie y cicatrices . Es un tratamiento complementario a las intervenciones por trasplantes e injertos capilares. ¿Cómo es la micropigmentación capilar? La micropigmentación capilar es indolora y no invasiva. Bajo anestesia local se aplica el pigmento en la epidermis de la piel con unos finos aplicadores. Su cicatrización es muy rápida y no son necesarios procesos quirúrgicos ni hospitalización. El tratamiento con micropigmentación capilar es absorbido por el sistema inmune a través de la fagocitosis (proceso que cumplen un tipo de células especializadas con la capacidad de ingerir partículas), en un lapso de dos años como máximo. Son necesarias de 2 a 3 sesiones para completar el tratamiento. Una vez al año hay que realizar revisión y mantenimiento del proceso . ¿Para quién está indicada? La micropigmentación capilar está dirigida a personas que padecen de alopecia , calvicie, cicatrices o cualquier otro proceso de caída de pelo irreversible y que no son candidatos para la cirugía, es decir, pacientes con una pérdida de densidad que no permite la implantación de micro injertos por el riesgo de lesionar el pelo existente en la zona. ¿Por qué se realiza? La micropigmentación capilar se realiza porque la pérdida de cabello, sea cual sea la causa, puede afectar a la autoestima del paciente, ya que el pelo ejerce un papel importante en la imagen y apariencia de la persona. También se recomienda a personas que solo necesitan reconstruir la línea frontal o laterales del cabello que se van desvaneciendo . Riesgos de la micropigmentación capilar La micropigmentación capilar no suele dejar secuelas relevantes en los pacientes, pero puede presentar algunas complicaciones. En algunos casos se puede observar una leve inflamación en el cuero cabelludo que es normal y que desaparecerá en unos días , así como leve enrojecimiento o alguna pequeña costra que desaparecerán en el mismo periodo. Preparación La micropigmentación capilar debe de ser realizada por un profesional experto y puede precisar la aplicación de anestesia local si se considera necesario . En otros casos se puede aplicar lidocaína en gel y adormecer ligeramente la piel del cuero cabelludo de los pacientes más sensibles pero reacios a la utilización de anestesia. El resto del procedimiento es similar al de un tatuaje, con la diferencia de que las punzadas son más profundas, entre 0,25 y 1,75 milímetros. Es importante no consumir alcohol o sustancias anticoagulantes (como puede ser aspirina) antes del tratamiento para evitar un mayor sangrado durante el mismo. Cómo es la recuperación de la micropigmentación capilar Los primeros días aparecerá una ligera inflamación en el cuero cabelludo. Esto es normal, debido a la manipulación de las agujas. Todo el cuero cabelludo va a cubrirse con una fina costra producida por la cicatrización milimétrica de los poros. Entre los 10 y 20 días una vez finalizado el proceso, se pueden empezar a notar los resultados positivos de la micropigmentación . Resultados Los resultados son naturales y muy realistas , siendo apreciables desde la primera sesión. Como resultado, se obtiene una apariencia de cabeza afeitada o rasurada. La duración de estos resultados dependerá del tipo de piel y la profundidad con la que se haya realizado, pero por lo general, su efecto permanece en perfecto estado de 6 a 12 meses. A partir de entonces el color empieza a cambiar de forma gradual en su intensidad de tonalidad. Preguntas frecuentes ¿ Qué son los micro injertos capilares? Los micro injertos capilares son la extracción por la vía de microcirugía de los folículos capilares , y con micro pinzas, implantarlos en la parte receptora, es decir, en la zona que se necesita pelo. ¿ Qué es una prótesis de cabello? Las prótesis de cabello es un conjunto de cabellos naturales o sintéticos que están formados por fibras de pelos unidos a una base especial, que a su vez se adhiere al cuero cabelludo mediante un método de fijación: pegamentos especiales, pinzas o peinetas . El objetivo de esta prótesis es cubrir la calvicie por completo dándole un aspecto de cabello natural al paciente. ¿Cuánto cuesta un trasplante de pelo? El precio de transplante de pelo puede variar dependiendo de la cantidad de unidades foliculares necesarias para la implantación, y el número de sesiones que tome dicho procedimiento. Normalmente un trasplante de pelo puede costar desde 2.500 euros hasta 12.000 euros , o, en ocasiones, incluso más. ¿Qué es la microblading ? La microblading es una técnica de micropigmentación que da color y forma a las cejas con un acabado natural . Se suele realizar con pigmentos minerales hipoalergénicos y se colocan pelo a pelo. No es un tatuaje y los resultados son semipermanentes, pudiendo durar de 1 a 2 años, dependiendo de los cuidados y de el tipo de piel.