1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Brackets o Aparatología Removible

Brackets o Aparatología Removible

Atención presencial cuando la necesites
Videoconsulta para resolver tus dudas
Un médico te llama en menos de una hora
Chat médico 24 horas los 365 días del año
Regístrate

La elección del tipo de ortodoncia estará condicionada por diferentes factores como son la edad y el entorno médico del paciente, la maloclusión o malposición dental que se tenga que corregir, el estado del diente y del periodonto, la predisposición y las preferencias del paciente…

La aparatología removible, en cambio, nos permite una ingesta cómoda dado que la retiramos en las principales comidas y durante la higiene dental posterior, pero nos exige mucha constancia y perseverancia.

Tratamiento ortodóntico

Cuando hablamos de tratamiento ortodóntico se nos abren dos grandes posibilidades terapéuticas atendiendo a su tipo de fijación: la aparatología fija (que es aquella no extraíble) y serían los brackets, por excelencia, y la aparatología removible (o de quita y pon). Serían, por ejemplo, el alineador Invisalign® y la aparatología de resina y metal de uso generalmente nocturno).

  • La aparatología fija es efectiva durante las 24 horas del día, pero precisa de un entrenamiento del paciente en cuanto a la masticación y la higiene. Quienes la usan no pueden comer caramelos de consistencia semiblanda o chicle por suponer un peligro en la adhesión de los brackets y no pueden emplear hilo dental por ser portadores del arco tensor que dificulta su paso por el espacio interdental.
  • La aparatología removible, en cambio, nos permite una ingesta cómoda dado que la retiramos en las principales comidas y durante la higiene dental posterior, pero nos exige mucha constancia y perseverancia. Podemos tener grandes tentaciones de no usarla en más de una ocasión. Por ello requiere un compromiso y responsabilidad por parte del paciente.

Ortodoncia con o sin brackets

Dentro de la ortodoncia con brackets estarían los brackets de diferentes tipos de materiales. Dentro de la ortodoncia sin brackets tendríamos, por ejemplo, la aparatología removible de resina y metal y el alineador Invisalign®.

La estética influye

Atendiendo al punto de vista estético podríamos introducir dos grandes grupos de aparatología ortodóntica: la llamada ortodoncia invisible y la ortodoncia metálica.

  • La ortodoncia invisible es aquella fabricada en material transparente (tipo Invisalign®) o aquella no visible a simple vista (por ejemplo, los brackets colocados en la cara interna o lingual de los dientes, anclados en el interior de la arcada dentaria y por tanto no visibles en la cara expuesta de los dientes. Sobre todo, empleada en adultos profesionalmente activos).

La ortodoncia Invisalign® tiene la peculiaridad de ser removible e invisible. Es decir, de quita y pon y fabricada en material transparente (muy similar a las férulas empleadas para el bruxismo). Debe recambiarse cada 15 días aproximadamente para adaptarse al movimiento dental. Este tratamiento es de más larga duración.

  • La ortodoncia metálica (brackets metálicos) es estéticamente menos favorecedora, pero de alta resistencia, por ello se utiliza en pediatría. Fue la primera en comercializarse y posteriormente se lanzaron brackets elaborados con otros materiales más estéticos como la cerámica o porcelana (de color similar al diente, pero anclados a un arco tensor metálico. No cambian de color con el paso del tiempo) o el zafiro (prácticamente transparentes con arco tensor metálico o de teflón y que estéticamente serían los mejores). Existe un sistema con brackets metálicos, pero diferente al convencional, que es el llamado Sistema Damon. Emplea unos brackets metálicos especiales que se fijan al arco tensor directamente sin necesidad de las ligaduras elásticas de los brackets convencionales.

Tenemos que decir que la ortodoncia metálica con brackets es muy resolutiva y más económica que el resto de las opciones. Los brackets no metálicos confieren menor resistencia y, por tanto, mayor fragilidad y tienen un precio más elevado. Las alternativas son muy diferentes entre sí, pero cada una de ellas tiene un público determinado.

Elegir y acertar

La opinión o preferencia del paciente es relevante, pero no siempre se adapta a su necesidad terapéutica. Generalmente el paciente suele inclinarse por la opción más estética. Por ello tiene una gran demanda la ortodoncia invisible y removible. A estas alturas ya conoces que se trata de una ortodoncia de quita y pon y de color transparente, siendo el tratamiento Invisalign® la estrella de esta opción.

Sea cuál sea el tratamiento definitivo empleado, al finalizarlo se recomienda realizar un tratamiento retentivo. Normalmente consiste en la colocación de una férula metálica por la cara lingual o interior de la arcada que ayuda a mantener los dientes correctamente alineados.