Anquilosis
Atención presencial cuando la necesites
Videoconsulta para resolver tus dudas
Un médico te llama en menos de una hora
Chat médico 24 horas los 365 días del año
Regístrate

¿Qué es la anquilosis?

La articulación es una estructura que permite la unión de dos huesos mediante una cápsula articular, ligamentos y cartílagos recubiertas por una membrana sinovial que los protege. Al existir cambios en esta estructura perdiendo su capacidad de protección, se pierde igualmente su capacidad de movilidad de forma parcial o total. A esta limitación funcional ocasionada por diferentes causas, entre las cuales resaltan los procesos traumáticos e inflamatorios, se le llama anquilosis.
La anquilosis se puede clasificar según la región que se encuentre afectada.

Tipos de anquilosis

La anquilosis se puede clasificar según la región que se encuentre afectada:

  • Columna vertebral
  • Articulación temporomandibular 
  • Rodillas
  • Caderas

De acuerdo a su evolución:

  • Permanente: daño articular progresivo e irreversible.
  • Transitoria: el daño se produce a nivel extraarticular y, de ahí, su potencial para ser reversible como la mucositis y tendinitis.

De acuerdo a las estructuras comprometidas:

  • Anquilosis ósea: fusión de dos huesos dentro de la articulación.
  • Anquilosis fibrosis: inflamación de partes blandas de tejidos articulares.

Síntomas de anquilosis

Los principales síntomas de la anquilosis son:

  • Pérdida de movilidad de la articulación comprometida de forma gradual y dolorosa: cuando la articulación queda inmovilizada completamente, desaparece la sensación de dolor y el paciente ve comprometida su movilidad.
  • Inflamación: procesos intra articulares progresivos que destruyen la unión articular deformándola y se cree que es causa y consecuencia de la anquilosis.
  • Dolor: depende del umbral del mismo de cada paciente. En promedio, conforme avanza la anquilosis, es más fuerte el dolor hasta que existe fusión completa y desaparece.
  • Síntomas asociados: van a depender de la enfermedad que cause la anquilosis, entre los que podemos encontrar la presencia de fiebre, depresión, trastornos digestivos y cardiovasculares.

Causas de anquilosis 

Existen causas congénitas y causas adquiridas de anquilosis. 

  • Congénitas: defectos fetales en la formación de las estructuras articulares, normalmente incapacitantes e imposibles de resolver quirúrgicamente.
  • Traumatismos: debido a traumatismo directo o cuerpos extraños en la articulación no resueltos completamente que producen incapacidad.
  • Inflamación: mecanismos inmunológicos que destruyen la articulación, afectando progresivamente su movilidad.
  • Degeneración articular: desgaste por sobreuso de la articulación, ya sea por extra de peso o por la realización de movimientos repetitivos con mala higiene postural.
  • Infecciones: infecciones intra articulares producen fibrosis secundaria de la articulación con pérdida de la movilidad y, en algunos casos, como la osteomielitis, destrucción del hueso.

Tratamiento de anquilosis

El tratamiento consiste en:

  • Analgésicos antiinflamatorios no esteroideos que deben ser recetados por el médico para disminuir el dolor y la inflamación.
  • Corticoides, biológicos y diacereina para la inflamación, según sea el caso.
  • Fisioterapia con el objetivo de mejorar la movilidad articular.
  • Cirugía en aquellos casos en los que otras intervenciones terapéuticas fallan y sirve para reparar estructuras dañadas.

Se pueden realizar las siguientes pruebas complementarias:

  • Radiografía de la articulación.
  • Ecografía de partes blandas.
  • Resonancia magnética de la articulación, técnica en demanda creciente actualmente, ya que, permite observar en detalle la articulación, así como los pequeños cambios y el tejido perilesional.

Factores desencadenantes de anquilosis

El principal factor desencadenante de la anquilosis es la presencia de una articulación previamente desgastada o lesionada, a la cual se le agrega un daño progresivo o una articulación con daño crónico que se le suma un daño agudo.

Complicaciones de la anquilosis

La anquilosis es una complicación ella misma, en la cual se pierde la movilidad absoluta de la articulación con la pérdida de la motilidad del área del cuerpo, disminuyendo drásticamente la calidad de vida del paciente. Por ejemplo, si se anquilosa la articulación de cadera, el paciente ya no puede levantarse de la cama y se ve condicionado a la aparición de escaras con el tiempo.

Prevención de la anquilosis

En la prevención de la anquilosis lo fundamental es el tratamiento farmacológico oportuno y la fisioterapia supervisada que deberá contar con terapia manual, electroterapia, ejercicios terapéuticos activos, que se puedan realizar en cabina o en piscina, ejercicios de reeducación postural y de movilidad y flexibilidad general.

También existen unas pautas cotidianas como los baños de vapor, que ayudan a mejorar el dolor y la rigidez de la zona afectada.

Preguntas frecuentes

¿Qué relación existe entre la anquilosis y la rigidez articular?

La anquilosis no es lo mismo que la rigidez articular, ya que, esta última, suele estar asociada a enfermedades de tipo inflamatorio, temporal y no impide el movimiento.

¿Qué ejercicios se recomienda realizar en caso de anquilosis

Los ejercicios que se recomiendan son principalmente ejercicios de reeducación postural, movilidad articular y flexibilidad general.

Artículos relacionados Ver todos
Artroplastia
Contenido de salud
Artroplastia
Definición La artroplastia es una técnica de cirugía mayor en la cual el cirujano procede a retirar una articulación natural y poner en su lugar una prótesis; las causas para realizar este cambio son múltiples, por ejemplo el dolor producido por una artrosis, la necrosis producida en un hueso , o bien un fractura de difícil consolidación que daría lugar a una gran invalidez de la persona afectada. Tipos de Artroplastia Principalmente la artroplastia se divide en dos tipos en cuanto a las características de la cirugía: totales o parciales. Se trata de una artroplastia total si son sustituidas las dos partes articulares . Por ejemplo, en el caso de una prótesis de cadera, se sustituirá tanto el cotilo (que se encuentra en la pelvis) como la cabeza femoral que en él articula. Será una artroplastia parcial si únicamente se sustituye una parte, bien sea el cotilo o la cabeza femoral. En el caso de las prótesis de cadera podrían ser: Cementadas, si la prótesis se fija con cemento. No cementada si se adhiere directamente al hueso. Híbrida cuando una parte se cementa y la otra se adhiere al hueso. Preparación para la cirugía Se trata de una cirugía mayor, por tanto, antes de someterse a la misma se procederá a valorar el estado de salud del paciente mediante electrocardiograma, placa de tórax y analítica de sangre, así como se deberá hacer valoración por parte de un anestesista. Si el paciente está tomando anticoagulantes o antiagregantes plaquetarios tipo aspirinas, estos deberán de ser retirados con anticipación suficiente para la correcta coagulación sanguínea, ya que son cirugías en las que el sangrado puede ser importante. Tampoco deberá tomar antiinflamatorios al menos en las 48 horas previas a la cirugía, pues estos aumentan el riesgo de sangrado. El paciente que va a ser sometido a estas cirugías siempre deberá de advertir de toda la medicación que está tomando a su cirujano. Cómo se realiza la artoplastia Bajo anestesia general, se procede a extirpar la articulación dañada y posteriormente mediante cemento y material de fijación se procede a fijar la prótesis en el lugar de la extirpada. Complicaciones de la artroplastia Las complicaciones de esta cirugía son como la mayoría de las complicaciones de la cirugía mayor: Las derivadas de anestesia, por desconocimiento de posibles alergias a los anestésicos usados o una reacción anómala de la persona. Infecciones secundarias a la propia cirugía. El sangrado, que en algunos casos puede ser muy importante, llegando a tener que poner alguna transfusión de sangre o a tomar hierro tras la cirugía para una mejor recuperación del paciente. En algunos casos tras la cirugía por no seguir las indicaciones de su cirujano o por caídas, pueden darse lugar luxaciones de las articulaciones, las cuales pueden hacer necesaria una reintervención. Antes se producían procesos tromboembólicos por la inmovilidad, hoy en día con el uso de heparina estos han disminuidos en gran manera. Resultados En las prótesis de cadera se puede producir el llamado estiramiento del ciático, que es el daño del nervio ciático al poner la prótesis . Preguntas frecuentes ¿ Qué es la artroplastia de rodilla ? La artroplastia de rodilla es la sustitución de la articulación de la rodilla por una prótesis, puede ser sustituida la zona femoral o tibial únicamente, lo que sería una prótesis parcial y lateral en que sustituiremos los dos elementos; este tipo de prótesis se efectúa en mucho casos por artrosis. La prótesis suele permanecer en buenas condiciones entre 10 y 20 años, tras este tiempo en muchos casos hay que proceder a sustituirla por una nueva . ¿ Qué es la artroplastia de hombro ? La sustitución parcial o total de la articulación del hombro; esto es la cabeza humeral y la fosa glenoidea del omóplato, ya sea de una o de ambas. Las causas más frecuentes de prótesis de hombro son las fracturas complicadas del húmero. En esta artroplastia es muy importante la rehabilitación precoz para mejorar la funcionalidad de la articulación . ¿ Qué es la artroplastia de resección ? En la artroplastia de resección lo que se hace es extirpar una porción de la articulación de forma total o parcial , de forma que las superficies articulares ya no estarán en contacto, esto hace perder movilidad articular por lo cual nunca se hace en articulaciones con gran movilidad sino en articulaciones muy pequeñas y por tanto con poca movilidad. ¿ Qué es la artroplastia con prótesis de Thompson ? La artroplastia con prótesis de Thompson es la artroplastia de la articulación de la cadera, en la cual se respeta el acetábulo y se procede a poner prótesis de la cabeza de fémur que se sentara sobre el mismo . ¿ Qué es la artroplastia por abrasión ? La artroplastia por abrasión es un procedimiento quirúrgico menos agresivo que las artroplastias convencionales en las que se produce un sangrado en la zona cartilaginosa de la rodilla ; el sangrado se produce mediante el raspado en la zona cartilaginosa, de esta manera, se produce un coágulo de sangre sobre la zona cartilaginosa que reparará tras la cicatrización del cartílago afectado, mejorando el dolor de la persona que padece este daño articular.
Artroscopia de Cadera
Contenido de salud
Artroscopia de Cadera
Definición La artroscopia de cadera es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva cuyo fin principal es el diagnóstico y tratamiento de diferentes enfermedades que pueden afectar a la articulación. La indicación de esta técnica la realiza el traumatólogo dependiendo de la afección que el paciente presente en la articulación. Estas indicaciones son cambiantes a lo largo del tiempo, ya que cada vez son más las patologías que se pueden tratar con la artroscopia. Algunas de estas indicaciones pueden ser: presencia de cuerpos libres en la articulación, cadera dolorosa de causa desconocida, sinovectomía, patología del rodete… etc. Tipos de artroscopia de cadera La artroscopia de cadera se puede indicar como prueba diagnóstica o para realizar una intervención terapéutica . Según la posición en la que se realiza la prueba, se puede realizar la artroscopia con el paciente boca arriba (en decúbito supino), o de lado (decúbito lateral). Preparación Antes de la intervención se realizan algunas pruebas diagnósticas como analítica de sangre , radiografías o electrocardiograma . Además el paciente debe permanecer en ayunas 8 horas antes de la intervención. La artroscopia precisa anestesia, cuyo tipo y modalidad será indicada según la valoración del médico anestesista en la consulta de preanestesia. Se debe informar al médico de los fármacos que se toman, las patologías que se padecen y las posibles alergias. Puede que si se están tomando tratamientos que influyan en la coagulación de la sangre, se indique al paciente que deje de tomarlos unos días antes de la intervención. Cómo se realiza las artroscopia de cadera En el quirófano se anestesia al paciente colocado en una camilla en la posición elegida por el cirujano (boca arriba o de lado). Se utiliza un sistema de tracción de la pierna para separar la cabeza del fémur del acetábulo (la otra parte de la articulación que está en la pelvis), para aumentar el espacio intraarticular y poder acceder con mayor visión al interior de la articulación. Para mejorar la visión, además, se inyecta dentro de la articulación suero fisiológico que ayuda a expandirla. Se realizan unas pequeñas incisiones llamadas portales. A través de ellas se introduce el artroscopio, utensilio que tiene una cámara para ver el interior de la articulación. Las imágenes son visualizadas en una pantalla de vídeo. Se debe valorar toda la articulación (compartimento central, cartílago acetabular y compartimento periférico).  Por medio de otras pequeñas incisiones o portales, el cirujano puede introducir otras herramientas quirúrgicas que se precisen para tratar las lesiones según la patología que se padezca. Cuando el procedimiento se termina, las herramientas se extraen y se cierran las incisiones con puntos de sutura. Después se lleva al paciente a un área de recuperación y allí despertará de la anestesia. Complicaciones de la artroscopia de cadera Riesgos propios de la propia técnica operatoria como por la situación basal de cada paciente (patologías como diabetes, hipertensión, obesidad, cardiopatía… etc.), que pueden llevar a la aparición de complicaciones potencialmente serias que requieran otros tratamientos complementarios. Reacción alérgica o complicaciones derivadas de la anestesia. Infección de la herida quirúrgica o de la articulación. Producción de daño en el cartílago de la cadera o ligamentos de la articulación. Rigidez de la articulación que pueda requerir una segunda intervención para liberar posibles adherencias. Luxación o subluxación de la cadera. Lesión de vasos sanguíneos o nervios cercanos a la articulación que pueden producir alteraciones de la sensibilidad y la fuerza de la pierna. Hemorragias. Aparición de hematomas. Fractura de estructuras óseas cercanas a la articulación Aparición de trombos en la pierna o pulmones (trombosis venosa profunda o tromboembolismo pulmonar). Resultados Después de la cirugía el paciente puede precisar el uso de muletas durante 2 a 6 semanas .  Se le permitirá al paciente lentamente ir apoyando el peso cada vez más sobre la cadera que es intervenida. Durante este periodo se puede precisar tratamiento analgésico para mitigar el dolor que progresivamente irá desapareciendo. Igualmente se precisará la realización de ejercicios de fisioterapia para ayudar a la recuperación. El objetivo principal de la técnica es, en algunos casos, realizar un diagnóstico claro de la patología que afecta al paciente, y en los casos en los que se realiza como método de tratamiento, conseguir disminuir el dolor y la limitación funcional de la articulación de la cadera . Preguntas frecuentes ¿Cuál es el tiempo de baja para la artroscopia de cadera? El tiempo de incapacidad temporal (IT), puede variar dependiendo de la patología de base y de la evolución posterior a la intervención, aunque por lo general se puede retornar al trabajo al cabo de 2 semanas si el paciente en su trabajo puede sentarse la mayor parte del tiempo . Para trabajos que impliquen estar mayor tiempo de pie puede que se precise más tiempo, siendo un tiempo normal de recuperación de 1 a 2 meses. ¿Qué deporte se puede hacer después de una artroscopia de cadera? De forma general no se recomiendan ejercicios que impliquen un impacto importante en la articulación de la cadera (como correr, saltar… etc.). ¿Qué es una artroscopia de cadera por pinzamiento? El síndrome de pinzamiento de la cadera (también llamado pinzamiento femoroacetabular, o FAI) es una patología en la que se produce un roce anormal de los huesos de la cadera entre sí, ocasionando daños en sus estructuras y produciendo dolor. El traumatólogo puede tratar esta patología mediante la artroscopia, a través de la introducción por pequeñas incisiones, de una cámara y utensilios quirúrgicos precisos. Así mediante visión directa de la articulación, se retiran los excesos de hueso que puedan producir el “choque” o pinzamiento de la articulación, pudiendo ésta entonces volver a recuperar su movilidad.   ¿Qué es la artroscopia de cadera con contraste? No existe la artroscopia con contraste, existe la artroresonancia que es una técnica diagnóstica distinta. ¿Cómo es una operación de cadera con artroscopia? Se trata de una técnica quirúrgica mediante la cual, a través de pequeñas incisiones en la articulación, se introduce una pequeña cámara que permite ver el interior de la articulación, localizando las zonas lesionadas de esta. Por medio de otros útiles quirúrgicos que se introducen por las incisiones se puede realizar el tratamiento que requiera la patología que afecte a la cadera.
Cirugía de Escoliosis
Contenido de salud
Cirugía de Escoliosis
Definición Es un procedimiento quirúrgico que repara la curvatura anormal de la columna vertebral . La escoliosis es una deformidad de la columna vertebral que puede avanzar con el crecimiento. Cuando la curva progresa a límites peligrosos se plantea la solución mediante cirugía. La cirugía de la escoliosis se basa en la fusión de los niveles vertebrales afectados, lo que llamamos artrodesis. Para ello se cuentan las articulaciones posteriores y se usa un injerto de hueso para que se fusionen las vértebras. ¿Cómo es la cirugía de escoliosis? El procedimiento quirúrgico más común para corregir la escoliosis es la artrodesis o fusión espinal con instrumentación . En términos sencillos funciona de la siguiente manera: El cirujano mueve muy cuidadosamente la columna a su alineación normal, acoplando una vara de metal a cada lado de la columna vertebral del paciente, para lo que emplea tornillos que se sujetan a las vértebras. El cirujano fusiona las vértebras de la columna con fragmentos de hueso (puede ser del mismo cuerpo del paciente o de un donante) o una sustancia biológica que estimula el crecimiento del hueso. El hueso crece entre las vértebras y las mantiene juntas y alineadas. Esta cirugía puede durar aproximadamente 4 a 12 horas eso va a depender del tamaño de la curva del paciente y de cuantas vertebras necesitan ser fusionadas. Se realiza con anestesia general. ¿Para quién está indicada? Este tipo de cirugía está indicada para pacientes con malformaciones en la columna, en especial niños y adolescentes. Debido a que las probabilidades de recuperación casi completa son más eficientes en niños que en adultos. En personas con una curva mayor de 50 grados, que muy probablemente seguirá empeorando aún haya completado su crecimiento , se indica esta cirugía porque puede aumentar la deformidad de la columna y afectar a la función pulmonar si no se corrige a tiempo. ¿Por qué se realiza?   Entre las razones principales por la que se realiza este procedimiento están: La escoliosis: Con frecuencia causa dolor de espalda. Si la curvatura es lo suficientemente pronunciada puede afectar la respiración del paciente. La apariencia es una de las preocupaciones más importantes para la mayoría de los pacientes. Cuando la deformación tiene una amenaza directa para la vida del paciente o una comprensión importante de la médula espinal o el prolapso de un disco intervertebral. En la mayoría de los casos se indican corsés para evitar que el encorvamiento de la columna empeore, sin embargo, hay casos en la que este procedimiento no funciona y es necesario recurrir a la cirugía. Riesgos de la cirugía de escoliosis Como en todo procedimiento quirúrgico existen complicaciones, entre las principales de la cirugía de escoliosis están: Que el injerto de hueso no cure Infección o dolor en la región del injerto Coágulos de sangre en los pulmones Lesión a la médula espinal y/ o nervios Preparación Antes de realizar la cirugía se hace un examen físico completo: análisis de sangre, electrocardiogramas, etc. Es decir, una evaluación completa para que el cirujano pueda decidir cuál será la mejor manera en la que se operará la escoliosis. Si el paciente es fumador debe dejar de hacerlo al menos 2 semanas antes de la cirugía. No se deben consumir medicamentos que puedan dificultar la coagulación de la sangre, como la aspirina o el ibuprofeno. Cómo es la recuperación de la cirugía de escoliosis Después de una cirugía de escoliosis los resultados no serán inmediatos ni la columna se corregirá de un momento a otro. Los más seguro es que se deba guardar reposo absoluto las siguientes 24 horas y deba tomar medicación para el dolor de 2 a 4 semanas . Los cortes sanan en una a dos semanas y la fusión debería curar por completo de 6 a 9 meses. En torno a los 6 meses ya se deberían ver las mejoras. Resultados El grado de corrección de esta cirugía depende de cuán flexible sea la escoliosis antes de la cirugía . Mientras más flexible sea la escoliosis mejor será la corrección.  La fusión vertebral es muy buena para detener el crecimiento y enderezar la curva de una manera significativa. La columna vertebral deberá lucir mucha más derecha después de la cirugía, aunque quedara un poco de curvatura. Los pacientes no deberán sentir dolor o molestias tras la recuperación. Después de una completa recuperación, los pacientes deberán tener una mejor calidad de vida. Preguntas frecuentes ¿Qué es la escoliosis dorsolumbar? Es el tipo de escoliosis más frecuente. Se le llama de este modo porque presenta una curvatura en  la columna vertebral en la zona céntrica y baja de la espalda . ¿Qué es la escoliosis congénita? La escoliosis congénita se origina durante los procesos de formación y desarrollo espinal embrionario en el embarazo . Se produce cuando las costillas o vértebras del bebé no se forman apropiadamente. ¿Qué es la escoliosis en niños? La escoliosis en niños es la deformación de la curvatura estructural de la columna vertebral desde la gestación hasta la etapa adolescente . ¿Qué es la escoliosis idiopática? Es una deformidad de la columna vertebral que se produce en la etapa del desarrollo y el  crecimiento . No se nace con ella, por lo que puede aparecer en cualquier momento de la etapa del  desarrollo. Es la más común en niños y adolescentes. ¿Cuáles son los diferentes tipos de escoliosis? Existen diferentes tipos de escoliosis como son: escoliosis idiopática, escoliosis degenerativa, escoliosis neuromuscular, y escoliosis congénita .
Yesos Funcionales
Contenido de salud
Yesos Funcionales
Definición Los yesos funcionales son un vendaje rígido que se coloca en la zona del cuerpo del paciente que se quiere inmovilizar durante un periodo de tiempo determinado . Se suelen emplear ante una fractura ósea o esguince grave, o tras una cirugía para que no se mueva la zona y suelde bien la fractura. ¿Cómo es un yeso funcional? El yeso, de color blanco, está constituido por sustancias de calcio y tela, que mezcladas con agua permiten ser moldeadas. Este proceso genera una reacción exotérmica, que deriva calor, por ello cuando se aplica sobre el paciente se incrementa la temperatura de la zona.   Antes de aplicar el yeso, se ponen varias capas de algodón sobre la zona fracturada para proteger la piel del paciente . Después, se aplica una nueva capa de yeso, que cuando seca se convierte en una envoltura rígida permitiendo inmovilizar la zona sobre la que se aplica. De esta forma la funcionalidad de esa parte del cuerpo queda limitada y propicia la soldadura correcta de la fractura . ¿Para quién está indicado? Ante la presencia de fracturas limpias y siempre que no se encuentren abiertas , el paciente que las sufra podrá ser tratado con yesos funcionales. Además, tras la cirugía también se aplican, así como en caso de esguinces o lesiones musculares muy graves. Por otro lado, se deberá consultar con el paciente si tiene alergia a los materiales que lo componen. ¿Por qué se realiza? El cuerpo humano tiene un mecanismo de consolidación ósea mediante el cual se regenera el hueso , pero para que la soldadura y remodelación de este se realice con efectividad es necesario que los extremos fracturados se encuentren inmóviles durante el proceso para evitar complicaciones y favorecer su curación. Riesgos de los yesos funcionales Durante el tratamiento del yeso funcional se pueden producir algunas alteraciones cutáneas como la presencia de úlceras, descamación de la piel, picor o incluso trombos. Es frecuente que el paciente para solventar el picor intente rascarse por el interior del yeso funcional con objetos largos y punzantes lo que conlleva el riesgo sobrevenido de hacerse herida con riesgo de sangrado o infección. Por ello, será necesario que el paciente siga las indicaciones de su médico y ante cualquier sintomatología extraña acuda al hospital. Preparación Antes de proceder a la colocación del yeso, el médico realizará un examen clínico con pruebas médicas , como la radiografía y una exploración física, para colocar correctamente el yeso funcional. Además, la zona a enyesar deberá estar libre de objetos materiales o ropa que impidan su colocación. Cómo es la recuperación de un yeso funcional Tras haber llevado el yeso funcional, la musculatura de esa parte estará débil, dependiendo también del tiempo que el paciente la haya llevado. Por eso, tras ser retirada el médico puede indicar la realización de ejercicios rehabilitadores para mejorar la zona y acelerar una correcta recuperación. Resultados Los yesos son envolturas rígidas que reducen el dolor y la inflamación, y facilitan la curación y soldadura de las fracturas o desgarros de tejidos . De esta forma ayudan a que la zona dañada no se mueva, lo que permite que se cure de forma más rápida y sin riesgo de que aparezcan complicaciones graves. Preguntas frecuentes ¿Puedo mojar mi yeso? No. El yeso no se debe mojar ya que puede provocar que se ablande y que la parte lesionada pierda la inmovilidad necesaria . Además, mojarse puede generar reacciones cutáneas como el enrojecimiento de la piel y su irritación. Por tanto, para el aseo personal es necesario que el yeso quede cubierto, bien con bolsas de plástico o con protectores impermeables que son resistentes al agua y que venden en diferentes establecimientos. ¿Puedo lavar mi yeso? El yeso no debe mojarse, por lo que es recomendable que durante el tiempo que el paciente deba llevarlo lo mantenga lo más limpio posible, evitando que alimentos o bebidas caigan sobre él. La única forma recomendada para limpiar un yeso es la utilización de un pincel o brocha seco, para, en los bordes de la escayola, evitar la acumulación de polvo u otras sustancias. Pero nunca se debe limpiar con sustancias húmedas. ¿Puedo hacer deporte con el yeso? La mayoría de las veces la aplicación del yeso funcional va acompañada de indicaciones médicas de reposo. Por lo que no es aconsejable practicar deporte mientras dure el tratamiento, debido a que una caída puede romper la escayola y agravar la lesión, o al tener limitada la función de esa zona, provocar lesiones en otras partes del cuerpo. ¿Cuánto tiempo tardará en secarse mi yeso? El yeso, tarda entre 24 y 72 horas en secarse por completo. Lo normal es que esté seco en unas 48 horas . Durante este tiempo, el yeso no debe de apoyarse en superficies duras que puedan alterar su colocación, pudiendo ser colocado en superficies blancas y permeables, para que no se deforme ni acumule humedad. ¿Tendré que hacer rehabilitación después? Tras retirar el yeso, el médico establecerá un seguimiento para comprobar que la lesión se ha recuperado. Pero, ante la presencia de alguna dificultad en el desempeño de las funciones de la zona lesionada o ante la pérdida de musculatura , el médico puede indicar la realización de rehabilitación para recuperar el movimiento. En caso de tener que realizarla, un terapeuta evaluará la lesión y realizará un cuadro de actividades personalizado de acuerdo a las necesidades de cada paciente.
Artroscopia de Tobillo
Contenido de salud
Artroscopia de Tobillo
Definición Es una intervención quirúrgica con la que por mínimas incisiones se puede entrar en la articulación del tobillo con una cámara e instrumental médico , permitiendo la reparación de los tejidos de dicha articulación; esto permitirá un menor dolor y una rápida recuperación. Tipos de artroscopia de tobillo La prueba es una cirugía en la que no solo se podrá conocer la lesión exacta , sino que también se podrá proceder a la reparación de las lesiones. Se puede realizar con anestesia general, pero en algunos casos también se puede realizar con anestesia locoregional asociada a sedación, en estos últimos la recuperación postoperatoria será más rápida. Preparación para la prueba médica Como en toda cirugía se deben evitar los anticoagulantes y antiinflamatorios los días previos a la cirugía en tiempo suficiente para que la coagulación sea correcta el día que se deba someter a la misma. Si es diabético, hipertenso, cardiópata o tiene alguna enfermedad crónica, debe comunicárselo a su médico, que decidirá qué pruebas son las más adecuadas para usted; si se somete a cirugía general se le realizará electrocardiograma, analítica de sangre y radiografía de tórax, así como interconsulta con el anestesista. Deberá de permanecer en ayunas las horas previas a la cirugía y abstenerse de fumar. Todas estas condiciones serán pormenorizadas por su médico . Cómo se realiza la artroscopia de tobillo La técnica consiste en hacer tres o cuatro pequeñas incisiones; por una de ellas se introducirá el artroscopio, que es un sistema de cámaras que permite la visualización de la articulación del tobillo en un televisor; por las otras introducirán el material quirúrgico necesario para reparar las partes dañadas, así como un sistema para introducción de suero fisiológico para poder lavar el campo. Una vez realizada la reparación se extrae el material y se procede a suturar las pequeñas incisiones que se han hecho. Complicaciones de la artroscopia de tobillo Las complicaciones más frecuentes suelen ser las reacciones alérgicas a fármacos no conocidas , las hemorragias y las infecciones. Puede ocurrir que la técnica no permita la reparación total de la lesión, que el tobillo quede debilitado tras la misma , o que se lesione algún tendón, vaso sanguíneo o nervio. Resultados Los resultados suelen ser buenos y en comparación con la cirugía tradicional permite un menor dolor, menos problemas de rigidez y, en general, menos complicaciones. Las incisiones al ser mínimas curarán rápidamente. En cuanto a los resultados, estos dependerán en gran parte de la lesión que hayan encontrado y la posibilidad de reparación por esta técnica. Preguntas frecuentes ¿Qué es la artroscopia de tobillo osteocondritis astrágal ? La artroscópica de tobillo se puede realizar por diversas causas : daño en tendones, en partes blandas, en zonas de hueso o de cartílago. La osteocondritis es una enfermedad en la cual está dañado tanto el cartílago como el hueso , en este caso el astrágalo, que es el hueso inferior de la articulación del tobillo. En la artroscopia del astrágalo trata de reparar sus superficies articulares y con ello mantener la fuerza de la articulación , hacer desbridamiento retirando pequeñas cantidades de hueso o cartílago dañado y fijación de microfractura. ¿ Cuál es el tiempo de recuperación de la artroscopia de tobillo posterior ? El tiempo de recuperación variará dependiendo de la lesión que se haya encontrado en la artroscopia; en principio deberá de permanecer durante tres días en reposo y con el tobillo elevado para evitar que se produzca inflamación en el mismo. En algunos casos en que la reparación sea más extensa puede ser necesario llevar una férula de escayola y caminar con bastones durante algún tiempo. En casos de lesiones óseas esto se puede prolongar hasta más de un mes. ¿ Cuánto dura la recuperación de la artroscopia de tobillo ? La recuperación de una artroscopia de tobillo puede ser de unos quince días , pudiéndose alargar a varias semanas si la lesión era más extensa. ¿ Qué anestesia se usa en la artroscopia de tobillo ? Se puede usar anestesia general o bien anestesia local o regional con sedación asociada . ¿ Qué es una artroscopia de muñeca ? La artroscopia de muñeca es una operación quirúrgica en la cual se procede a la visualización de la articulación de la muñeca para poder reparar daños ligamentosos, óseos o cartilaginosos. La técnica quirúrgica consiste en la introducción de una pequeña cámara que permite ver la articulación en su interior y cuyas imágenes se verán en un televisor; esta cámara se introduce por unas pequeñas incisiones por las que se introducirá el material quirúrgico necesario para la reparación de la lesión. El aparataje que se usa para este tipo de cirugía de muñeca será mucho más pequeño que el usado en las grandes articulaciones como el hombro o la rodilla. La causa más frecuente por la que se indica esta cirugía es el daño del fibrocartílago triangular; también se usa para el tratamiento de la patología sinovial, ya sea para biopsias que permitan diagnósticos reumáticos o bien para extirpación de esta. Se puede usar también para tutelar la correcta reducción de las fracturas articulares de cúbito y radio lo que permitirán una mejor recuperación funcional.
Meniscectomía
Contenido de salud
Meniscectomía
Definición La meniscectomía es la extirpación quirúrgica parcial o en su totalidad de un menisco desgarrado . Un desgarro de dicho cartílago es una lesión común de la articulación de la rodilla.    Tipos de menisectomía Existen varios tipos de procedimientos para tratar las lesiones de meniscos, como son: Meniscectomía parcial, sutura meniscal que consiste en recortar o quitar parte del menisco que está roto o desgarrado, es decir el cartílago que ya no cumple su función y por tanto produce dolor, inflamación y bloqueo articular, dejando el menisco que no esta dañado y por ende cumple su función. es la más utilizada en traumatología. Meniscectomía total. consiste en la extracción total del menisco. Preparación Antes de iniciar el procedimiento se realiza examen físico completo, analiticas de sangre, electrocardiogramas y  estudios para determinar el grado de la lesión. No se debe comer ni beber durante 8-12 horas antes de la cirugía, a menos que el médico decida lo contrario. El paciente se coloca de modo que la rodilla sea claramente visible para el médico, y el área se limpie y esterilice. El procedimiento se hace bajo anestesia general o regional. La meniscectomía artroscópica  se hace con más frecuencia en un centro quirúrgico ambulatorio ya que el paciente una vez finalizada la cirugía y pasado el proceso de recuperación puede irse a su casa. por lo que se recomienda acudir acompañado. Cómo se realiza la menisectomía Existen varios procedimientos para realizar una meniscectomía, pero el más utilizado, con mejores resultados, y preferidos por los cirujanos ortopédicos es la artroscopia. Este último es un procedimiento utilizado para examinar y reparar el interior de una articulación sin la necesidad de abrirla completamente, es una técnica mínimamente invasiva que permitirá reparar la lesión sin problemas. Se aplica la anestesia que en estos casos es mayormente raquídea, que hará que se duerman las piernas y asi no sentira dolor ni molestias y no se podrá mover. El cirujano realiza dos pequeñas incisiones de aproximadamente 2 a 4 mm,   en la parte anterior de la rodilla por debajo de la rótula. Por un lado se introduce la cámara que hará que la rodilla se vea ampliamente en una pantalla y por el otro lado se introduce el instrumental de la artroscopia que permite valorar la lesión y tratarla. Al terminar la cirugía se infiltra un corticoide (antiinflamatorio de larga duración) y un anestésico para que cuando pase el efecto de la anestesia raquídea se tenga el menor dolor posible. La heridas quirúrgicas también llamadas en traumatología portales se suturan y se aplica un vendaje suave para prevenir la inflamación. la cirugía puede durar entre 30 a 60 minutos pero dependerá de la lesión y tipo de operación. Complicaciones de la menisectomía La meniscectomía suele ser bien tolerada pero generalmente puede causar complicaciones . Está el riesgo de dañar los nervios durante la operación . A corto plazo puede desarrollarse una infección, inflamación, puede aparecer un hematoma o puede haber complicaciones sistémicas, como por ejemplo una trombosis venosa profunda, debido a la quietud. Existen complicaciones más severas como: la necrosis del cóndilo femoral o del platillo tibial, la imposibilidad de recuperar la amplitud normal del movimiento y nuevos esguinces. Resultados Estos van a depender del grado de la lesión, Las personas que se realizan este procedimiento deben guardar completo reposo los primeros días después de realizarse la meniscectomía. Después de 2 a 4 semanas de realizar el procedimiento,  pueden volver a las actividades normales sin ningún tipo de molestia, con total movilidad de la articulación y sin dolor. Es importante mantener la pierna elevada el mayor tiempo posible, y realizar ejercicios suaves de rehabilitación , como flexionar la rodilla con cuidado y subir y bajar la pierna. Tendrá que esperar un tiempo para poder caminar, conducir y realizar las actividades más intensas.que dependerá del tipo y del alcance de la operación y por supuesto de la rehabilitación que realice el paciente. Preguntas frecuentes ¿Qué es el menisco interno? El menisco interno o medial, se localiza en la parte interna de la rodilla,  tiene forma semilunar y es más ancho y delgado por detrás que por delante. son estructuras fibrocartilaginosas, es decir, unos cojines elásticos. Su función es amortiguar el roce entre las superficies articulares, estabilizar y acomodar las superficies de los huesos y distribuir las fuerzas y el líquido sinovial. ¿Cuánto cuesta una operación de menisco? La operación de menisco no es un procedimiento muy complicado. El precio de esta técnica quirúrgica puede variar según el grado de la lesión del menisco y el material que se utilice para repararlo. Un estimado seria 2,500 a 3,000 euros. ¿Qué es la artroscopia de rodilla? Es una técnica de cirugía mínimamente invasiva que permite ver directamente el interior de la articulación de la rodilla y trabajar dentro de ella, sin necesidad de realizar intervenciones. Consiste en la introducción de un pequeño tubo con un sistema de luz que permite ver la rodilla desde su interior y realizar reparaciones o intervenciones quirúrgica. ¿Qué es una artroscopia en el tobillo? Es una técnica mínimamente invasiva, que permite ver el interior de la articulación del tobillo sin la necesidad de hacer grandes intervenciones. ¿Qué es la artroscopia de cadera? Es una técnica mínimamente invasiva que consiste en estudiar o tratar lesiones de la articulación de la cadera introduciendo a través de muy pequeñas incisiones una pequeña cámara y material quirúrgico.
Cirugía de Columna
Contenido de salud
Cirugía de Columna
Definición La cirugía de columna es una intervención quirúrgica que se realiza para tratar las lesiones y anomalías de las vértebras, como protrusión, degeneración de los discos, la curvatura anormal de la columna y la debilidad o la inestabilidad que puede ser provocada por infecciones o por tumores . Se utilizan técnicas innovadoras como la cirugía mínimamente invasiva, realizando las correcciones a las anomalías estructurales que originan el dolor de la columna. ¿Cómo es la cirugía de columna? Existen diferentes procedimientos quirúrgicos para tratar las anomalías o el tipo de lesión de la columna vertebral.  El tratamiento dependerá del tipo de enfermedad, la edad del paciente y la dificultad de la anomalía, malformación, o lesión de la columna vertebral. Entre las principales lesiones están: Hernia Discal, Conducto Lumbar Estrecho, Conducto Cervical Estrecho, Fracturas, Tumores, Infecciones, Espondilólisis, Espondilolistesis, Escoliosis, Cifosis etc . Las más comunes son fusiones de la columna. Por este procedimiento lo que se consigue es detener el movimiento en los segmentos de la columna vertebral más dolorosos, reduciendo así el dolor de la articulación, que puede implicar un injerto de hueso y se fusione y así se detenga el movimiento de ese segmento: Laminectomía : cirugía para extirpar la lámina, dos huesos pequeños que constituyen una vértebra, o los espolones óseos en su espalda, para aliviar la presión de los nervios raquídeos o de la columna vertebral. Discectomía :  cirugía para extirpar todo o parte del disco. Artrodesis vertebra l: fusión de dos huesos de la espalda para corregir problemas en la columna vertebral. Foraminotomía :  cirugía para ensanchar la abertura de la espalda donde las raíces nerviosas salen de la columna vertebral. ¿Para quién está indicada? Este tipo de procedimientos está indicado específicamente para pacientes que tengan algún tipo de lesión, anomalía, o malformación en la columna . Está indicada en los casos en los que hay una compresión importante de la médula o las raíces nerviosas, y cuando ésta se debe, sin lugar a duda, a la anomalía estructural detectada. ¿Por qué se realiza? El dolor es una de las principales razones por las que se realizan estos procedimientos, la mayoría de las anomalías en la columna producen dolor . Por eso es importante reparar las lesiones para que los pacientes puedan llevar una vida normal, tranquila, y tener una mejor calidad de vida. Riesgos de la cirugía de columna Los riesgos para estos procesos varían de la complejidad del diagnóstico , pero cada una de estas intervenciones quirúrgicas trae consigo una serie de consecuencias. Entre los principales riesgos están: daño a los nervios o discos de la columna, hemorragia, parálisis, daño en la raíz nerviosa,  infección en las heridas operatorias o en la columna, y que no se cure completamente la anomalía de la columna. Preparación Antes de la cirugía hay que realizar un examen físico completo , analíticas de sangre, radiografías de tórax y electrocardiogramas. Debe tener un diagnóstico completo sobre su anomalía o malformación en la columna para saber que tratamiento le conviene. Es importante que consulte con su médico qué medicamentos puede tomar o no. Evitar tomar medicamentos anticoagulantes como la aspirina. Informar al paciente sobre el tratamiento que se realizará. Mantenerse informado sobre que no comer o beber antes de la intervención quirúrgica. Cómo es la recuperación de la cirugía de columna La recuperación dependerá sobre el tipo de tratamiento utilizado. En la gran mayoría de los casos, el paciente permanece en el hospital hasta que no haya riesgos de infecciones o complicaciones después de la intervención quirúrgica. Los pacientes podrán volver a sus actividades cotidianas entre las 4-7 semanas después de realizarse la intervención. Resultados Como resultado, los pacientes obtienen una recuperación satisfactoria, sin dolor o molestias después de la cirugía . Pueden volver a sus actividades normales y tener una mejor calidad de vida. Preguntas frecuentes ¿Qué es la artrodesis lumbar? Es una lesión que se produce cuando se realiza un movimiento en las vértebras generando dolor  lumbar o compromiso nervioso. La artrodesis vertebral posterior se utiliza para unir o fusionar dos  o más huesos de la columna . Con el objetivo de evitar el movimiento de las vértebras. La cirugía  generalmente se utiliza para corregir la inestabilidad de la columna. ¿Cómo es la operación de hernia de disco? La hernia de disco es un problema de la columna vertebral que produce compresión de los nervios,  causando dolor, debilidad y pérdida de sensibilidad en uno de los miembros . La cirugía más común  es la extirpación de la parte herniada del disco, aliviando la compresión del nervio. En algunos  casos hay que eliminar la totalidad del disco intervertebral y las dos vértebras son fusionadas. Otra  opción es extraer el disco dañado y reemplazarlo con un disco artificial. ¿Qué es la microdiscectomía? Es un proceso quirúrgico que consiste en una pequeña incisión de 3 a 4 cm en la línea media de la  parte inferior de la espalda . Habitualmente se localiza el disco afectado mediante radiografías  dentro del quirófano. Los músculos de la espalda se separan del arco óseo de la columna. Debido a  que estos músculos de la espalda corren verticalmente, se pueden desplazar en lugar de tener que  cortarlos. Se accede al canal espinal. Una vez aquí, se emplean lentes quirúrgicos o un microscopio  quirúrgico para visualizar la raíz del nervio, y así proceder a su descompresión. ¿Cómo es el postoperatorio de la hernia discal? El postoperatorio de una cirugía de hernia discal, acostumbra a ser muy sencillo y habitualmente  no suele tener complicaciones . Por lo general, el paciente, tras la cirugía, permanece encamado  unas horas, al día siguiente el paciente puede levantarse y caminar. Entre las 4 y las 6 semanas el paciente podrá reincorporarse a sus actividades cotidianas sin ningún  tipo de problema. El postoperatorio de una cirugía de hernia discal, acostumbra a ser muy sencillo  y habitualmente no suele tener complicaciones. Por lo general, el paciente, tras la cirugía,  permanece encamado unas horas, al día siguiente el paciente puede levantarse y caminar. ¿Cómo es la operación de espalda lumbar con tornillos? La fijación de la columna lumbar se realiza para alinear la columna en casos de que exista una alteración . Esta fijación se realizará por medio de tornillos transpediculares, que se insertan en las vértebras a través del pedículo y el arco posterior de la vértebra. Este trayecto permite obtener un buen punto de anclaje para poder conseguir la corrección deseada.
Cirugía de Hernia Discal
Contenido de salud
Cirugía de Hernia Discal
Definición La cirugía de la hernia discal es una intervención quirúrgica dirigida a disminuir el dolor, la dificultad de movimientos y las alteraciones de la sensibilidad, así como otros síntomas en los casos graves, complicados y urgentes, producidos por la alteración degenerativa de la posición del los discos intervertebrales. Estos discos intervertebrales son estructuras fibrosas que, como su propio nombre indica, se sitúan entre vértebra y vértebra en el trayecto de la columna vertebral. Su función es amortiguar los movimientos y cargas que ésta soporta. Algunas personas sufren con la edad, una degeneración de los discos que produce la pérdida de sus propiedades elásticas, lo que puede suceder también por la realización de esfuerzos repetidos, por traumatismos o distintas enfermedades. Cuando eso ocurre, en ocasiones, los discos afectados pueden llegar a desplazarse de su localización normal. Eso es lo que se conoce como hernia discal. Este desplazamiento del disco o parte de éste, puede producir la compresión de estructuras nerviosas (raíces nerviosas, médula espinal), lo que se traducirá en síntomas en la espalda y a veces también en los brazos o en las piernas, como dolor, sensación de acorchamiento u hormigueo, debilidad y en casos más graves e infrecuentes, parálisis o pérdida del control de los esfínteres (con incontinencia de orina o heces). Las hernias discales se localizan sobre todo en el cuello (cervicales) y en la región lumbar, siendo mucho más raras e infrecuentes las producidas en la región dorsal. Dentro de las técnicas quirúrgicas que se utilizan para corregir esta patología y sus síntomas, se pueden diferenciar dos grandes grupos: las utilizadas para descomprimir las estructuras nerviosas afectadas por el disco y que son las responsables de que los síntomas se sientan en los brazos o en las piernas; y también, por otro lado, las técnicas que van dirigidas a unir los cuerpos de las vértebras para tratar el dolor que produce la degeneración y compresión del disco intervertebral sobre las estructuras nerviosas. ¿Cómo es la cirugía de hernia discal? Para la cirugía el paciente estará sometido a anestesia general o dependiendo del caso, epidural. La técnica quirúrgica empleada en cada caso depende de la afectación individual de cada paciente, la localización de la hernia o hernias discales, la edad del paciente, de si padece otras patologías, del equipo médico que realice la intervención y de su experiencia. El objetivo de la operación es extraer el disco herniado. La vía de acceso hasta la columna en las hernias discales cervicales puede ser anterior (a través de los pliegues de piel de la mitad derecha y anterior del cuello) o posterior (a través de una incisión mayor en la línea media del cuello). En general, podemos describir las siguientes técnicas que se pueden realizar: Laminectomía : en ella se quita o reseca el hueso de la parte posterior de la vértebra o vértebras, arcos posteriores, que cubre la médula espinal (lámina) y el tejido discal que está causando la compresión de las estructuras neurológicas (nervios y médula espinal). Fusión vertebral o artrodesis : es la unión de las vértebras usando injertos de hueso: un fragmento de hueso se interpone entre las vértebras y, para facilitar su unión y estabilidad, se coloca una placa con tornillos que fijan ambas vértebras. Se pueden utilizar injertos de hueso propio u otros materiales, que pueden ser biológicos, como hueso bovino, sustitutivos del hueso (hidroxiapatita), o materiales artificiales como cerámicas o metales (titanio). Microdiscectomía : habitualmente con el uso de un microscopio quirúrgico (microdiscectomía endoscópica) y con la ayuda del instrumental adecuado, se extraen los fragmentos del disco herniado o el disco completo y se liberan las estructuras nerviosas comprimidas. Para acceder al disco se practica la resección o corte de una mínima porción de hueso vertebral. Es habitual su uso en las hernias lumbares accediendo por la parte posterior de la columna mediante la realización de un pequeño corte en los tejidos (piel, músculos) de un centímetro y medio. En las hernias cervicales la vía de acceso suele ser por la parte anterior y lateral del cuello. Normalmente después se fijan las vértebras superior e inferior al disco extirpado. Discectomía : Igual que la anterior, pero sin utilizar microscopio. En resúmen, podemos decir que el tipo de cirugía más apropiada para la hernia discal cervical y la lumbar es la microdiscectomía o la discectomía, seguida en los casos de hernia cervical, de artrodesis o fijación de las vértebras superior e inferior al disco herniado. ¿Para quién está indicada? La indicación de la cirugía en las hernias discales sólo se expone cuando la hernia de disco es muy grande, existe lesión de los nervios, pérdida de fuerza, pérdida del control de los esfínteres urinario o anal, o han fracasado los tratamientos conservadores: reposo, fármacos para el control del dolor, rehabilitación durante al menos dos meses, cambio de actividad si es posible, etc., en función de las características personales del paciente, su evolución clínica y el resultado de las pruebas diagnósticas realizadas. Dos de cada tres enfermos de hernia discal no precisan intervención. ¿Por qué se realiza? En la mayor parte de los casos la cirugía de la hernia discal se realiza con intención curativa. No obstante, en ocasiones sólo se pretende estabilizar los síntomas y paliar en lo posible el dolor derivado de la compresión de estructuras nerviosas por parte del disco intervertebral. Riesgos de la cirugía de hernia discal Como todas las intervenciones quirúrgicas esta cirugía tiene los riesgos propios de una intervención de cirugía mayor como reacción alérgica a la anestesia u otros problemas derivados de su aplicación; hemorragias producidas por lesiones en los vasos sanguíneos que pueden ser más o menos graves y a veces, requerir de la administración de transfusiones de sangre; o infecciones superficiales de la herida, o más profundas y que aparezcan en los sitios donde se han implantado materiales extraños como tornillos o placas, o injertos de hueso. También hay un pequeño riesgo de que se produzcan infecciones de las membranas que cubren la médula espinal (meningitis), o la aparición de accesos. Puede existir el riesgo de producirse trombos en la circulación que produzcan obstrucción en el torrente circulatorio, en las venas de la pierna o en los pulmones que pueden llegar a ser graves. En la cirugía es necesaria realizar un sondaje vesical (poner un tubito hasta la vejiga para conducir la orina y recogerla en una bolsa y así controlar la micción), y a veces se pueden producir infecciones urinarias. Riesgos importantes que pueden surgir son: afectación de las raíces nerviosas (la salida de los nervios de la columna), inflamación del disco intervertebral (discitis), hematoma profundo de la herida, rotura de las membranas que cubren la médula (duramadre) con fuga de líquido cefalorraquídeo (fístula LCR) y, excepcionalmente, lesión medular. Otras complicaciones graves que se han descrito, aunque excepcionales, son las que se deben a la lesión de las zonas cercanas a la columna, a nivel cervical por ejemplo (perforación de esófago y tráquea, edema laríngeo), entrada de aire en el espacio que debe ocupar el tejido pulmonar (neumotórax). A nivel lumbar puede darse la persistencia de la compresión medular, lo que se conoce como persistencia del síndrome de cauda equina, con un aumento de la pérdida de sensibilidad y fuerza en miembros inferiores, o alteración en el control de esfínteres de larga evolución que no suelen recuperarse. En ocasiones, puede producirse el rechazo de los injertos que se ponen o de tornillos o placas de materiales externos al cuerpo. A veces pueden producirse aflojamientos o rupturas de esos materiales, siendo necesaria una segunda intervención. Además, las enfermedades que el paciente padece previamente a la cirugía condicionan posibles complicaciones en la propia intervención, el postoperatorio y la evolución subsiguiente. De todas formas hay que decir que las complicaciones de la intervención son poco frecuentes. Preparación Es fundamental haber sido objeto de un exhaustivo estudio por parte del equipo médico de su caso para determinar la adecuada indicación de la cirugía y la técnica a realizar. Para ello puede ser necesario someter al paciente a determinadas pruebas diagnósticas de imagen (como radiografías, TAC, resonancia magnética) o pruebas neurofisiológicas para valorar la función nerviosa (como la electromiografía). Se le informará al paciente del proceso quirúrgico y sus riesgos y beneficios mediante el Consentimiento Informado que deberá firmar antes de la intervención. Será valorado por el servicio de anestesiología quien, dependiendo de la cirugía que haya que realizar en cada caso, valorará qué tipo de anestesia se debe aplicar. Para ello, antes deberá realizar un estudio preoperatorio con radiografía de tórax, electrocardiograma y analítica de sangre. El paciente debe acudir el día de la cirugía con un ayuno previo de 8 horas. Debe informar al médico de las enfermedades que sufra, de los medicamentos que toma y de las posibles alergias a fármacos que pueda tener. Cómo es la recuperación de la cirugía de hernia discal Tras la cirugía, el paciente suele permanecer unas horas en el área de recuperación postanestésica. Posteriormente se le traslada a la planta de hospitalización donde permanece hasta el alta. Pueden administrársele al paciente tratamientos analgésicos para controlar el dolor, así como antibióticos de forma preventiva para evitar los riesgos de la sobreinfección de la herida quirúrgica. En la cirugía a nivel cervical en general, después de la operación, el paciente puede tener molestias y dificultad para poder tragar los alimentos, además de presentar una voz ronca. En el caso de los pacientes intervenidos de la zona lumbar, los primeros días tendrán molestias y dolor en la región lumbar donde se realiza la incisión de la cirugía, y también puede aparecer dolor en la pierna (parecido al que el paciente podía tener antes de la intervención), debido a la irritación del nervio. Así mismo, puede padecer dolor en la localización donde se extrae el injerto óseo que en algunas cirugías se utiliza para estabilizar las vértebras (habitualmente en la cadera). Todos estos síntomas habitualmente desaparecerán en unos días y para su control se utilizan analgésicos. Los pacientes intervenidos a nivel cervical podrán levantarse llevando un collarín cervical. La herida quirúrgica se revisará con curas locales y los puntos de sutura  de la herida se podrán retirar a los 7 días. El alta hospitalaria se da entre los 5 a 7 días después de la intervención, pudiendo adelantarse o retrasarse según el estado de cada paciente. Al alta, el paciente recibirá explicaciones referentes a los cuidados de la herida quirúrgica, la medicación que se debe tomar, cambios posturales y se le recomendará seguir reposo relativo, llevar collarín cervical. Se le dará la cita de revisión en las consultas para revisión por el neurocirujano para hacer el seguimiento de la evolución del paciente. En general, al cabo de unas semanas de la intervención (entre 4 y 6), los pacientes pueden volver a sus actividades normales, evitando esfuerzos físicos importantes, recomendándose una serie de medidas de rehabilitación y fisioterapia para ayudar a la recuperación, el fortalecimiento muscular y del movimiento de la columna vertebral. Resultados En más de un 90% de los casos los resultados son buenos o excelentes, aunque en alguno pacientes intervenidos una vez, puedan requerir posteriormente nuevas intervenciones dirigidas al mismo o a otros niveles de la columna vertebral. El fracaso de la intervención puede venir derivado por una mala indicación quirúrgica, porque existan otras alteraciones en la columna vertebral sobreañadidas a la hernia discal, porque se produzcan complicaciones en la cirugía, porque haya una recidiva de la hernia o porque no se cambien los comportamientos y esfuerzos inadecuados que se realizan con la columna vertebral. Es raro que como consecuencia de la intervención quirúrgica, a causa de una complicación, queden secuelas neurológicas permanentes, pero si antes de la intervención el paciente  tenía pérdida de de fuerza o una parálisis de la pierna o del pié, no se puede garantizar con la cirugía al 100% que se recupere tras la intervención. Eso dependerá del tiempo que haya tenido la lesión y compresión neurológica y de lo importante o intensa que sea la lesión. Igualmente puede pasar si existen previamente a la cirugía alteraciones sensitiva como sensación de acorchamiento, a veces la recuperación completa de la sensibilidad normal tarda meses o no se llega a recuperar. Preguntas frecuentes ¿Es peligroso operarse de hernia discal? Cada indicación de realización de intervención quirúrgica en la hernia discal, se plantea porque teóricamente las posibilidades de curación o mejoría son superiores a las que ofrece la naturaleza en el curso normal de la enfermedad. Como todas las cirugías, la intervención presenta una serie de riesgos derivados que comprenden incluso la muerte, pero siempre hay que sopesar que el riesgo-beneficio de la intervención cuando se decide plantear, conlleva a que, en la inmensa mayoría de las ocasiones la balanza se declina hacia el éxito del tratamiento. ¿Cómo es la operación de hernia discal cervical? La cirugía de la hernia discal cervical se realiza mediante una incisión o corte siguiendo un pliegue cutáneo de la región anterior y lateral del cuello para minimizar en lo posible, la cicatriz posterior. Se extirpa el disco afectado y se libera de la compresión que éste realiza sobre las raíces de los nervios y la médula espinal. Se coloca un injerto de hueso (que suele sacarse del propio cuerpo del paciente en la zona de la cadera), para que se fusionen las vértebras. Además para consolidar esa fijación, se suelen utilizar una placa metálica de titanio y unos tornillos. ¿Cuánto dura la recuperación de la cirugía de hernia discal? Depende de la técnica quirúrgica realizada la repercusión y cicatrización en el organismo es mayor o menor. No será igual el tiempo de recuperación para una cirugía abierta que en las técnicas con mínima invasión por el uso en el acceso de mínimas incisiones. Además dependerá también de la lesión propia de la hernia a tratar, si tiene más o menos repercusión en el organismo. Así en cirugías mínimamente invasivas el tiempo de recuperación total puede oscilar entre 6 semanas y 4 meses, mientras que en casos de grandes hernias con importante compresión de estructuras nerviosas y accesos más amplios en la cirugía, el tiempo para una actividad completamente normal puede ascender hasta los 6 meses e incluso, en algunos casos hasta 1 año. ¿Cómo es la operación de hernia discal por artroscopia? Es una cirugía mínimamente invasiva con la que a través de pequeñas incisiones, se introducen los utensilios quirúrgicos necesarios para la realizar la extracción del disco intervertebral, y por otra se introduce un tubo estrecho que tiene en su extremo una pequeña cámara con la que se puede ir viendo el interior de la lesión del disco y así dirigir el procedimiento quirúrgico desde fuera. ¿Cómo es la operación de hernia discal con tornillos? La cirugía de hernia discal con tornillos hace referencia a la técnica de fusión vertebral o artrodesis, que es la unión de las vértebras usando un injerto de hueso que se interpone entre las vértebras y, para facilitar su unión y estabilidad, se coloca una placa con tornillos que fijan ambas vértebras, estabilizándolas.
Cirugía Protésica
Contenido de salud
Cirugía Protésica
Definición La cirugía de prótesis o cirugía protésica es el cambio de una articulación o una parte de la misma, por una articulación artificial ya sea de titanio o de porcelana. ¿Cómo es la cirugía protésica / operación de prótesis? La cirugía de prótesis o cirugía protésica es una cirugía mayor que se hace, por tanto, con anestesia general. Se procede a hacer una incisión en la zona de la piel sobre la articulación a cambiar, posteriormente se procede a extraer la parte articular dañada y en su lugar se pone un prótesis articular que se puede mantener en su posición mediante un vástago con o sin cementación, la prótesis más conocidas son las de rodilla y cadera, pero también se pueden poner prótesis de hombro, de codo y otras articulaciones si fuera necesaria. Tras situar la prótesis en su lugar, se procede a cerrar los campos quirúrgicos. Es posible que el cirujano mantenga un drenaje en la zona, que se retirará los días posteriores. ¿Para quién está indicada? La cirugía protésica está indicada en aquellos pacientes que sufren un deterioro articular . Puede ser por proceso degenerativo con la artrosis, por antiguas fracturas que han lesionado una articulación, pero también por fracturas que no permiten otro tratamiento como es el caso de las fracturas de cuello de fémur en el anciano. ¿Por qué se realiza? La cirugía de prótesis o cirugía protésica se realiza para devolver la concordancia articular , de forma que se permita una buena movilidad del paciente sin dolor. Riesgos de la cirugía protésica / operación de prótesis Los riesgos de la cirugía protésica o cirugía de prótesis son los de una cirugía mayor , así puede haber riesgo de reacción a la anestesia, sangrado que dé lugar a anemia que precise de transfusiones sanguíneas o de tratamiento con hierro, en especial en protesis de femur y humero, infecciones, y puede aparecer también como complicación más tardía la mala adaptación de la prótesis. En ciertos casos, puede producir luxaciones o subluxaciones que pueden hacer necesaria la reintervención. Preparación La preparación de cirugia de protesis de rodilla o cirugía protésica será : Una analítica de sangre con recuento celular, electrocardiograma y radiografía de tórax, seguida de consulta con el  anestesista. Resonancia y radiografía de la zona afectada. Se deberá de evitar la toma de fármacos antiinflamatorios como el ibuprofeno o el diclofenaco, por lo menos una semana antes de la cirugía. Si el paciente toma anticoagulantes deberá de ponerlo en  conocimiento de su médico quien le indicará las pautas a seguir. No  deberá fumar al menos una semana antes, ni consumir alcohol. Deberá de poner en conocimiento del médico los fármacos de consumo habitual. En el hospital se le indicará al paciente en qué momento ingresar, debiendo de permanecer en ayunas durante al menos doce horas antes de la cirugía.   Cómo es la recuperación de la cirugía protésica / operación de prótesis La recuperación de la cirugía de prótesis o cirugía protésica será variable, dependiendo de qué articulación se haya intervenido y de la situación de partida del enfermo. Las prótesis de rodilla y cadera se van a movilizar de forma precoz y  se espera una recuperación total en unos seis meses. Las prótesis de hombro se comenzarán con movimientos pasivos al día siguiente de la cirugía pero permanecerá en cabestrillo durante unas tres semanas, necesitando rehabilitación posterior durante entre tres y seis meses. Resultados Los resultados de la cirugia de protesis suelen ser satisfactorios , y en aproximadamente cuatro a seis meses, el paciente podrá realizar su vida normal. Preguntas frecuentes ¿Cuál es la cirugía protésica más común? Las cirugías protésicas o cirugía de prótesis más común es, en primer lugar, la cirugía de prótesis de cadera , ya sea por artrosis avanzada o por fractura de cadera en pacientes ancianos, seguido de la prótesis de rodilla. Por último, la prótesis de hombro. Éstas son las tres más comunes. ¿Cuánto cuesta una cirugía protésica? El coste de la cirugía de prótesis o cirugía protésica dependerá de la articulación a tratar, de los días de ingreso que el paciente requiera, y, en general, serán entre 8.000 y 12.000 euros. ¿Cuánto se tarda en realizar una cirugía protésica? El tiempo de duración de una cirugía protésica va a ser variable , dependiendo de la articulación y de la situación del paciente, pero en términos generales podemos decir que un tiempo normal de cirugía será de entre 2 y 4 horas de quirófano. ¿Son 100% efectivas las cirugías protésicas? No se puede decir que las cirugías sean un 100&% efectivas, ya que las cirugías siempre pueden presentar complicaciones, pero el nivel de resultados positivos se acerca al 90%. ¿Cada cuánto hay que cambiar una prótesis? Las prótesis tienen un tiempo variable en su recambio . Las prótesis de cadera deberán de ser cambiadas alrededor de los 20 años de realizar la cirugía, aunque algunos pacientes pueden permanecer con la misma prótesis durante más tiempo y otros necesitar un recambio antes. Las prótesis de rodilla suelen cambiarse a los 10 años, y las prótesis de hombro duran entre 15 y 20 años.
Cirugía del Dedo en Martillo
Contenido de salud
Cirugía del Dedo en Martillo
Definición Es la cirugía traumatológica destinada a tratar el dedo en martillo. Esta es una deformación congénita o adquirida, habitualmente del segundo dedo del pie, aunque otras veces puede ser otro dedo, que desarrolla una deformidad fija en forma de Z , replegando el dedo sobre sí mismo: la falange proximal (la más cercana) se queda extendida y las falanges mediales (la del medio) y distal (la más alejada) se quedan flexionadas , lo que, además, puede producir la aparición de callosidades dolorosas. Esta deformidad puede ser por causa genética o por otras alteraciones biomecánicas del pie (frecuentemente por la aparición de hallux valgus o juanete en el primer dedo del pie) favorecidas por la utilización de un calzado corto, de tacón alto o de punta estrecha. Otras causas pueden ser traumatismos anteriores, enfermedades inflamatorias (como la artritis reumatoidea), o alteraciones neurológicas (como la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth ). ¿Cómo es la cirugía de dedo martillo? La intervención puede ser realizada mediante cirugía abierta con cortes longitudinales o mediante cirugía poco invasiva, a través de pequeños cortes. Antes de iniciar la intervención se administrará la anestesia al paciente. Esta puede ser de dos tipos, anestesia general, o de la extremidad que se va a intervenir. E incluso en ciertos casos es posible realizar la intervención bajo anestesia local. Los tipos de intervención quirúrgica que se pueden realizar para la corrección del dedo en martillo son: Corrección por artroplastia : consiste en resecar los extremos de las articulaciones interfalángicas afectadas y dejar que el espacio entre ellos se llene de tejido fibroso para reducir el dolor, modificar la desviación anatómica del dedo y mantener cierto grado de movilidad. Este suele ser el procedimiento más habitual para la corrección de los dedos en martillo. Corrección por artrodesis :  se fusionan las articulaciones afectadas por la deformidad en una posición funcional, eliminando el dolor, pero también la movilidad de la articulación. Puede ser necesaria la utilización de un dispositivo de fijación para mantener en la posición normal el dedo mientras el hueso se va regenerando. Corrección con artrodesis o artroplastia asociada a modificaciones en la estructura tendinosa del dedo : se puede requerir modificación en las inserciones tendinosas.  Habitualmente esta intervención va asociada con la corrección del hallux valgus o juanete. Será el traumatólogo quien determine la realización de una u otra técnica, dependiendo de la situación personal de cada paciente. ¿Para quién está indicada? Para pacientes en los que el tratamiento ortopédico y la modificación del calzado no consigue la corrección de la deformidad ni la mejora de los síntomas, o en caso de lesiones fijas (dedo totalmente rígido) y muy dolorosas. ¿Por qué se realiza? Se realiza porque con la intervención quirúrgica se recurre al último escalón del tratamiento cuando otros tratamientos han sido ineficaces . El objetivo principal de la operación es aliviar el dolor, corregir la deformidad del dedo y mejorar la marcha, así como prevenir el dolor en la planta del pie y la aparición de otras deformidades. Riesgos de la cirugía de dedo martillo Las complicaciones posibles derivadas de la cirugía pueden ser: Dolor o molestias en las zonas cercanas que se hagan continuas. La persistencia de edema o hinchazón del dedo durante unos meses. Este problema habitualmente se mejora con el tiempo. La recidiva o nueva deformidad del dedo en martillo. En el caso de cirugías poco agresivas puede pasar que la deformidad vuelva otra vez. Es necesario realizar nuevamente una cirugía de la deformidad del dedo. El dedo flotante. En el caso de deformidades muy severas o cirugías muy agresivas, puede suceder que el dedo pierda la tensión de los tendones flexores y extensores, y quede como "flotante". Pérdida de movilidad de las articulaciones cercanas y atrofia de los músculos próximos. Retraso en la consolidación (los fragmentos del hueso operado tardan más tiempo en lograr una unión satisfactoria). Cicatriz dolorosa o poco estética. Pseudoartrosis (los fragmentos del hueso operado no consiguen unirse, y esto suele requerir una nueva intervención). Anemia postoperatoria. Necrosis cutánea (pérdida del riego sanguíneo de la piel próxima a la herida puede hacer necesaria la extirpación de zonas de piel muerta y su cobertura con injertos ). Fractura del hueso que se manipule en la intervención. Infección de la herida quirúrgica. Hemorragia. Formación de trombos en la pierna con sus consecuentes complicaciones. Lesión de nervios de la extremidad que puede provocar distintos grados de pérdida de sensibilidad o parálisis. Lesión de un vaso sanguíneo principal de algún dedo. Si la lesión es irreparable puede requerir la amputación del dedo. Riesgos derivados de la anestesia. Riesgos derivados de las patologías de base que padecen los pacientes. Preparación Aunque el diagnóstico del dedo en martillo es clínico, cuando se decide la indicación de realización de cirugía, se realizará una radiografía del pie para la valoración por parte del traumatólogo de la técnica de la cirugía en la anatomía alterada del paciente. Se realizará un estudio preanestésico con analítica de sangre, electrocardiograma y radiografía de tórax. En la consulta, al anestesista determinará qué tipo de anestesia está indicada para cada paciente. Dependiendo del tipo de operación, de la necesidad de reposo y del estado de salud previo del paciente, este puede precisar medicación para disminuir el riesgo de infección o de trombosis. Se debe informar al médico previamente a la cirugía, de la toma de cualquier medicación y el padecimiento de cualquier enfermedad o alergia. Cómo es la recuperación de la cirugía de dedo martillo La mayoría de los pacientes son dados de alta el mismo día. En los primeros días, dependiendo del tipo de operación y de anestesia utilizada, el paciente puede necesitar una sonda de orina. Durante los primeros días tras la intervención se precisará mantener en reposo el pie intervenido en alto. Se puede precisar un vendaje corrector o férula de inmovilización durante las primeras semanas. En las primeras semanas se pueden tener molestias debidas a la cirugía y al proceso de cicatrización y requerir tratamiento analgésico. Al principio el paciente puede tener una sensación de pérdida de fuerza que recuperará a medida que vaya ejercitando la extremidad. Habitualmente se recomiendan ejercicios de rehabilitación para la recuperación del movimiento del pie. Es fundamental resaltar que una causa importante de la aparición de estas deformidades de los pies es el uso habitual de calzado inadecuado (tacones excesivos, puntas muy estrechas). Si después de la intervención se utiliza calzado de este tipo es más probable que las deformidades reaparezcan. Resultados En general los resultados son buenos y se consigue el objetivo fundamental, que es la disminución del dolor. Al inicio el pie puede permanecer durante unos meses algo hinchado, pero progresivamente esa hinchazón desaparece y el paciente puede iniciar una deambulación completamente normal, mejorando su calidad de vida con ello ya que desaparece la limitación de dolor en el pie que tan incómodo resulta. Preguntas frecuentes ¿Qué es la cirugía de hallux valgus ? El “juanete” o hallux valgus es una deformidad del pie en la cual el dedo gordo se desvía hacia los otros dedos, deformándolos secundariamente. La corrección quirúrgica tiene varias opciones, a elegir en función de la gravedad del diagnóstico. Todas las técnicas quirúrgicas c onsisten en la corrección de la desviación del hueso, para evitar que se produzcan los dedos martillo, además de eliminar las molestias causadas por el propio juanete. El procedimiento más frecuentemente utilizado es la osteotomía mediante el que se realizan uno o varios cortes en el hueso de forma controlada y se cambia su alineamiento, fijando los fragmentos del hueso en la posición deseada con tornillos. ¿Qué es el hallux valgus bilateral? El hallux valgus o juanete es la desviación lateral del primer dedo del pie. Se dice que es bilateral cuando afecta a ambos dedos gordos de los pies. ¿Qué es el dedo en gatillo? El dedo en gatillo o dedo en resorte consiste en el bloqueo del movimiento de la flexo-extensión de la segunda falange de un dedo sobre la primera debido a una desproporción entre el grosor del tendón flexor, en un punto determinado, y el calibre de la vaina (estructura que cubre al tendón) por donde se desliza. Se suele localizar en los dedos 2º, 3º y 4º de la mano a nivel de la articulación metacarpofalángica. ¿Qué es el pie varo? Se produce en deformidades del pie en las que se desvía hacia adentro, orientando la planta hacia la parte medial del cuerpo y apoyando el extremo externo del pie. ¿Qué es el pie talo? Es una deformidad en la que el pie mantiene una postura flexionada hacia la parte delantera de la pierna (dorsiflexión) de forma constante . A veces, además, el pie también está desviado hacia afuera eversión (pie talo valgo).