Alimentación para el hipotiroidismo

Concepción Sebastián Fernández

Licenciada en medicina y cirugía. Especialista en medicina familiar y comunitaria

Introducción

El hipotiroidismo es una enfermedad que se produce por la falta de producción de hormona tiroidea por parte del tiroides. Aunque esto se puede producir por daño en la glándula, también puede darse por falta de aporte de yodo al organismo. Es por ello que, una dieta rica en yodo, ayuda a lograr una buena función tiroidea.
El yodo es un elemento esencial para que el tiroides sea capaz de producir las hormona tiroidea.

¿Qué es el hipotiroidismo?

El hipotiroidismo es la falta de producción de hormona tiroidea por parte del tiroides. El tiroides es una glándula endocrina que se encuentra a nivel del cuello. Cuando la glándula se daña, ya sea por fármacos como la amiodarona, enfermedades autoinmunes como la tiroiditis de Hashimoto, o deja de funcionar al no ser estimulada por alteración en la glándula hipófisis, se produce una disminución de la hormona tiroidea conocida como T4, esto se traduce en una serie de síntomas variados, debido a que la hormona tiroidea actúa en diferentes zonas del organismo ayudando a su control.

El déficit de hormona tiroidea se traduce en estreñimiento, enlentecimiento mental, enlentecimiento físico, aumento de peso, aumento de la percepción del frío, alteraciones en el periodo menstrual que se vuelve irregular y abundante, dolores musculares y articulares, piel reseca y pelo quebradizo y estados depresivos.

Estos síntomas se corrigen si se procede a dar al paciente hormona tiroidea en cantidad suficiente para permanecer en niveles normales.

Alimentos recomendados para el hipotiroidismo

El hipotiroidismo se debe corregir siempre con hormona tiroidea, pero, hay una serie de alimentos que favorecen el buen funcionamiento del tiroides. Por ejemplo:

El uso de sal yodada frente a la sal común. La sal marina y del Himalaya también tienen más yodo que la sal común, pero no tanta como la sal yodada.

El pescado también aporta yodo, se puede consumir toda clase de pescados blancos y azules, los mariscos y pescados enlatados también tiene un aporte suplementario de yodo, deberán ser consumidos al menos cuatro veces a la semana.

Respecto a la ingesta de calorías, esta debe estar controlada, dado que el exceso de alimentación da lugar a un sobrepeso favorecido por la propia enfermedad. Una dieta de 1500 calorías es suficiente.

Entre los vegetales; el ajo, tomate, espinacas, habas y guisantes, cereales como maíz, girasol, y la avena, y frutos secos y legumbres como las lentejas, pueden favorecer la absorción del yodo por el organismo.

Alimentos a evitar si padeces hipotiroidismo

Hay alimentos que impiden que el yodo sea absorbido de forma adecuada por el organismo, entre ellos están la col, coliflor, lombarda y rábano. También se deben evitar los caldos producidos con estas verduras, que son bociógenas (producen hipotiroidismo) al alterar la absorción de yodo.

Hay que evitar también la soja, ya que altera la absorción de la hormona tiroidea que se indica al paciente.

Ejemplo de un plan diario

Desayuno: vaso de leche con pan y aceite de oliva.

Media mañana: pieza de fruta.

Comida: de primer plato, lentejas con arroz y, de segundo, pescado a la plancha con limón y una pieza de fruta de postre.

Media tarde: frutos secos.

Cena: ensalada con tomate y espinacas con huevo o atún y, de postre, una pieza de fruta.

Preguntas frecuentes

¿Cómo afecta el yodo al hipotiroidismo?

El yodo es un elemento esencial para que el tiroides sea capaz de producir las hormona tiroidea. Un déficit de esta sustancia se traduce en un bajada de la producción de hormona por parte del tiroides, sin embargo, la mayoría de los hipotiroidismos no son por esta causa, sino producidos por una alteración en la glándula tiroides, sobre todo, por una tiroiditis. Esto no quiere decir que no se debe mantener un aporte de yodo suficiente en estos casos, los alimentos ricos en yodo deben formar parte de la dieta tanto en pacientes hipotiroideos como en normotiroideos.

Los alimentos más ricos en yodo son la sal yodada y los pescados, tanto frescos como enlatados. El aporte de yodo de estos alimentos es esencial para el buen funcionamiento de la glándula tiroidea.

¿Es recomendable incluir ejercicio físico en mi dieta para el hipotiroidismo?

El ejercicio físico es esencial para todos los individuos, no debemos fomentar el sedentarismo ni en nosotros ni en los menores a nuestro cargo.

El ejercicio físico siempre es necesario, en el caso del hipotiroidismo, ayuda a controlar nuestro sobrepeso.

Se recomienda realizar en mayores de 18 años un ejercicio físico vigoroso de al menos 150 minutos a la semana. Si se logra realizar unos 300 minutos de ejercicio físico, se mejorará aún más la situación de salud.

Andar de forma mantenida y subir y bajar escaleras siempre que sea posible, es una forma de implementar el ejercicio como parte de nuestra vida.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas?

Cuéntanos lo que necesitas e intentaremos ayudarte lo más rápido posible

¿Tienes dudas?