Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Alimentación para bajar la tensión arterial

Alimentación para bajar la tensión arterial

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Alimentos para bajar la presión arterial

Cuando se diagnostica hipertensión arterial, es importante seguir una dieta adecuada en la que la cantidad de sal sea reducida. Un exceso de sal provoca en el organismo una retención de líquidos que puede provocar un aumento de presión arterial.

El sodio o la sal es necesaria en nuestro organismo, pero sin sobrepasar los 6 gr al día.

Hay alimentos que contienen sodio y es difícil de eliminar, pero sí se puede eliminar la sal que añadimos a la comida.

Los alimentos que nos ayudan a mantener niveles normales de tensión pueden ser:

  • Vegetales: sobre todo los de hoja verde y la zanahoria por sus nitratos.
  • Remolacha: por su efecto dilatador debido a los nitratos que contiene.
  • Alcachofa: por su efecto diurético y favorecedor de la eliminación de líquido y sodio.
  • Ajo: por su efecto vasodilatador, además de purificar la sangre y limpiar el intestino.
  • Legumbres: por contener, entre otros, calcio, magnesio, vitaminas y ser antioxidantes y bajas en grasa.
  • Patatas asadas por su contenido rico en potasio y magnesio.
  • Cereales: por contener entre otros, potasio, magnesio y ayudar a mantener las paredes de los vasos sanguíneos.
  • Fruta.
  • Limón, por su acción antioxidante y depurativa, además de su contenido vitamínico.
  • Plátano, por su alto contenido en potasio.
  • Frutos rojos, por su acción antioxidante que protege a las paredes de las arterias.
  • Lácteos bajos en grasa.
  • Pescado.
  • Aceite de oliva, 3 o 4 cucharadas al día.
  • Alimentos ricos en Vitamina A y C como naranja, limón, Kiwi, espinacas, tomate, mango pimiento, etc., que por su efecto antioxidante protege las paredes de los vasos sanguíneos. 
  • Alimentos ricos en minerales como el potasio que ayudan a regular la eliminación de líquidos y, por tanto, baja la tensión.
  • Alimentos ricos en calcio que ayudan a reforzar las paredes de las arterias.
  • Soja rica en potasio y magnesio.
  • Yogur desnatado, por ser rico en potasio, magnesio y bajo en grasas.
  • Chocolate negro, por ser rico en flavonoides y por tanto dilatan los vasos sanguíneos.

Qué es la hipertensión

La hipertensión arterial (HTA), es una enfermedad crónica que se manifiesta por un aumento de la presión arterial, es decir, la presión que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias. 

La tensión arterial tiene 2 componentes:

  • Tensión sistólica o “alta”, que es la presión que ejerce la sangre sobre las paredes del corazón al ser bombeada al resto del cuerpo.
  • Tensión diastólica o “baja”, que es la presión que ejerce la sangre sobre los vasos sanguíneos entre latido y latido.

Una cifra superior o que esté mantenida en el tiempo de 140/85 mmHg, se considera hipertensión.

Se trata de una enfermedad silenciosa, asintomática y fácil de diagnosticar, pero los síntomas tardan en aparecer, muchas veces las complicaciones son graves y, en ocasiones, las consecuencias pueden ser fatales como infartos o hemorragias cerebrales, entre otras.

Alimentos que pueden ayudar a la hipertensión

La mayoría de los alimentos que ingerimos durante el día contienen sal, aunque sean dulces, y juegan un papel fundamental en el aumento de tensión arterial. 

Algunos alimentos que favorecen la hipertensión y por tanto, hay que tomar con moderación son:

  • Quesos como el manchego, bola, azul o salados, entre otros
  • Embutidos 
  • Mantequillas y margarinas
  • Alimentos fritos
  • Bacalao tanto seco como en remojo
  • Carnes curadas
  • Carnes rojas
  • Pescados ahumados
  • Conservas
  • Anchoas en aceite o salazón
  • Pan
  • Toda la comida procesada como tortillas, bocadillos, sándwiches, pizzas
  • Frutos secos
  • Salsas de tomate y mayonesas
  • Snacks como patatas fritas y cortezas 
  • Sopas de sobre, en brik o pastillas concentradas de caldo
  • Evitar las bebidas con cafeína como el café y el té

Otros factores que pueden favorecer la hipertensión

Además de la dieta, existen una serie de factores que favorecen el aumento de presión arterial como: 

  • Obesidad o sobrepeso
  • Sedentarismo
  • Consumo alto de alcohol
  • Tabaco
  • Estrés
  • Enfermedades como la diabetes o las enfermedades renales
  • Edad: a partir de 60 años y de los 55 en mujeres, después de la menopausia 
  • Sexo: siendo los varones los más susceptibles 
  • Raza: los afroamericanos y los de ascendencia mejicana tienen más probabilidades de tener HTA
  • Predisposición por herencia: los antecedentes familiares juegan un papel importante en la HTA
  • Embarazo
  • Apnea del sueño

 ¿Cómo se puede controlar la tensión arterial?

Una vez hecho el diagnóstico de hipertensión arterial, es importante seguir una serie de consejos para cambiar el estilo de vida y ayudar a controlar la tensión como, por ejemplo:

  • Retirar el salero de la cocina y la mesa intentando que el consumo diario de sal no supere los 5-6 gr.
  • Consumo moderado de alcohol, su abuso favorece que suba la tensión.
  • Dieta equilibrada sin grasa y sin sal.
  • Evitar la obesidad o sobrepeso y mantener el peso ideal con un índice de masa corporal entre 20 y 25 Kg/m2 en las personas mayores de 60 años.
  • Mantener una actividad física de manera regular.
  • No fumar.
  • Lectura del etiquetado, debido a la cantidad de alimentos, aunque sean dulces que contienen en su composición sodio.
  • Vigilar los medicamentos que se toman. debido a que muchos utilizan sodio en su composición.